Autoridades israelíes registran propiedades en Jerusalén a favor de colonos ilegales

29 de julio de 2022

La ONG israelí Planificadores por los Derechos de Planificación (BIMKOM) ha revelado que las autoridades de ocupación israelíes han registrado propiedades de palestinos en la Jerusalén Oriental ocupada para colonos ilegales.

“El registro tuvo lugar en el marco de un acuerdo sobre tierras sin el conocimiento de la población palestina”, señaló la ONG, que promueve la democracia y los derechos humanos relacionados con cuestiones de planificación.

Estos procedimientos se han llevado a cabo sin el conocimiento de los residentes, añadió. “Las propiedades han sido registradas a nombre de los judíos que supuestamente poseían las tierras antes de 1948”.

Las familias palestinas de la zona de Umm Haroun, en Sheikh Jarrah, se enfrentan a la amenaza de ser desalojadas de sus hogares, donde han vivido durante décadas.

“En los últimos años, el gobierno israelí ha impulsado el asentamiento de tierras en Jerusalén Oriental, lo que supone una amenaza para los palestinos que viven en la ciudad”, afirmó BIMKOM. También señaló que dicho asentamiento forma parte de una decisión gubernamental, pero la forma en que se está aplicando suscita preocupación, ya que promueve la construcción de más asentamientos ilegales u otros proyectos gubernamentales en la Jerusalén Oriental ocupada.

“Cuanto más tiempo pasa, más vemos que el asentamiento de la tierra se utiliza en interés del Estado [de Israel] y del proyecto de asentamiento, y no en interés de los habitantes originales de Jerusalén Oriental”, explicó el ingeniero de BIMKOM Sri Krunish.

Los palestinos han expresado su preocupación por el hecho de que la ley de asentamientos de tierra pretende confiscar sus propiedades en Jerusalén Este en beneficio de los colonos israelíes. Todos los asentamientos y colonos de Israel son ilegales según el derecho internacional.

Fuente: Palestine Chronicle

Un palestino en una prisión israelí suspende su huelga de hambre tras 113 días

Foto: palestinos, sosteniendo fotos de prisioneros palestinos, se reúnen para demostrar su solidaridad con los prisioneros palestinos en huelga de hambre en las cárceles israelíes en la ciudad de Gaza, Gaza 22 de mayo de 2022. [Mustafa Hassona – Agencia Anadolu].

29 de julio de 2022

Raed Rayan, preso palestino en una cárcel israelí, suspendió el jueves su huelga de hambre tras 113 días, informa la Agencia de Noticias Anadolu.

Hassan Abd Rabbo, portavoz de la Autoridad de Asuntos de Prisioneros y Ex-prisioneros, dijo que Rayan suspendió su huelga de hambre tras la mediación de los líderes del movimiento de prisioneros, así como los esfuerzos legales de la Autoridad de Asuntos de Prisioneros.

Dijo que varios representantes de los presos «entablaron negociaciones con la Autoridad Penitenciaria israelí, que terminaron con la suspensión de la huelga de Rayan».

Detenido administrativamente desde el pasado mes de noviembre, Rayan llevaba 113 días en huelga de hambre, exigiendo el fin de su detención administrativa y un plazo para su liberación.

Mientras tanto, Khalil Awawdeh, otro detenido, continuó su huelga de hambre iniciada hace 26 días, días después de suspender una huelga anterior que duró 111 días.

Según un comunicado del Club Al-Assir del jueves, «las fuerzas de ocupación incumplieron su promesa y emitieron una nueva orden de detención administrativa contra Awawdeh por cuatro meses».

La detención administrativa es una táctica militar para encarcelar a personas sin juicio durante un periodo de hasta seis meses, susceptible de ser prorrogado.

Fuente: Monitor Medio Oriente

Colonos israelíes se apoderan de una casa palestina en Hebrón

29 de julio de 2022

Colonos israelíes tomaron una casa palestina en la Ciudad Vieja de de Hebrón bajo la protección de las fuerzas de ocupación israelíes (IOF).

Fuentes locales dijeron que decenas de colonos irrumpieron en la casa de la familia Jrewi, cerca de la mezquita de Qaitun, en el centro de dicha ciudad con una fuerte escolta de las IOF.

Los palestinos de la Ciudad Vieja de Hebrón son acosados diariamente por colonos y soldados de las IOF con el objetivo de obligarlos a abandonar la zona.

Fuente: https://www.comunidadpalestinachile.cl/2022/07/29/9788/

La ayuda internacional ha normalizado el asedio de Israel a Gaza

29 de julio de 2022

Fuentes: Al Mayadeen

«Israel» exige que cualquier ayuda a Gaza pase por su control , ya sea físicamente o con su aprobación. Esto obliga a las organizaciones humanitarias a trabajar con el gobierno colonialista. Estas negociaciones por parte de grupos humanitarios internacionales legitiman implícitamente la autoridad del régimen.

En 2005 Israel anunció la retirada de sus bases militares, puestos de control y asentamientos de Gaza. El fin de la colonización israelí directa sobre Gaza fue eliminado en 2007 por un asedio.

El asedio israelí durante los últimos 15 años ha regulado todos los aspectos de la vida palestina, incluida la salud, la movilidad social, el acceso a los recursos naturales, la electricidad, el agua, las telecomunicaciones y la economía. Según un informe de la ONU de 2020, el bloqueo ha empujado a más de un millón de palestinos en Gaza por debajo del umbral de la pobreza y le ha costado al enclave 16.900 millones de dólares.  

Además del bloqueo total de Gaza, Israel ha llevado a cabo frecuentes ataques militares, matando a miles, hiriendo a decenas de miles y destruyendo casas, escuelas y hospitales. Como tal, lo que el régimen sionista llamó “retirada” en 2005 fue, de hecho, la introducción de una forma nueva y draconiana de gobernar a los más de dos millones de habitantes de Gaza. Una de las tácticas utilizadas  es el control minucioso de las mercancías que entran y salen de Gaza. Durante un tiempo, decidió prohibir productos básicos como el papel, la madera y el cemento.

En 2009,  Tel Aviv incluso rechazó las toallas sanitarias y el papel higiénico . Hizo esto porque podía hacerlo sin tener que rendir cuentas. En 2022, más del 96 por ciento del agua en Gaza no es segura para beber. La tasa de pobreza es del 59 por ciento  y el desempleo es del 45 por ciento.

El asedio israelí ha bloqueado rutinariamente la entrada de medicamentos y equipos médicos a Gaza. Esto ha significado que el tratamiento médico urgente se retrase para unos pocos afortunados y se niegue a la mayoría. Según la Comisión Europea , aproximadamente el 80 por ciento de las personas dependen de la asistencia humanitaria debido al asedio.

Normalizando el asedio

La crisis provocada por el asedio ha provocado que el mundo reaccione con una gran cantidad de ayuda humanitaria.

Durante los últimos 15 años, la comunidad internacional ha donado 5 mil 700 millones de dólares para ayudar a los palestinos en Gaza. Estos esfuerzos de ayuda humanitaria han salvado a los palestinos de Gaza del genocidio. Sin embargo, la ayuda humanitaria internacional se ha convertido sin saberlo en un medio para que Israel continúe con el asedio y lo normalice.

La ayuda ha venido a apoyar lo que dijo Dov Weisglass, como asesor principal del primer ministro Ehud Olmert, en 2006, “poner a los palestinos a dieta ”.

En 2012, se reveló que Israel había calculado permitir, en función del requerimiento promedio de una persona, 2 mil 300 calorías por día para ingresar a Gaza. Esto fue suficiente «para no hacerlos morir de hambre», como afirmó Weisglass.

El entendimiento común de asedio, por lo tanto, no refleja la práctica israelí y debería llamarse una “política de asedio neocolonial”. Esto opera de varias maneras.

Primero, Israel exige que cualquier ayuda a Gaza pase por su control , ya sea físicamente o con su aprobación. El dictado de Israel obliga a las organizaciones humanitarias a trabajar con el gobierno colonialista. Estas negociaciones por parte de grupos humanitarios internacionales legitiman implícitamente la autoridad colonial del régimen.

Además, la ayuda exterior ayuda a Israel como ocupante a desviar sus responsabilidades bajo el derecho internacional, la Convención de La Haya y la Cuarta Convención de Ginebra para proteger a la población palestina y sus propiedades.  Tel Aviv elude su deber porque la ayuda humanitaria está evitando que los palestinos mueran de hambre.

De hecho, Israel se presenta a sí mismo como benévolo al » permitir » que la ayuda humanitaria llegue a Gaza mientras refuerza el dominio. 

La política de asedio neocolonial de Israel también está dirigida a destruir la generosa ayuda humanitaria proporcionada por la comunidad internacional. Los ataques y el asedio a Gaza han causado daños económicos de más de 16 mil millones de dólares entre 2007 y 2018, según el estudio de la ONU .

Eso significa que el bloqueo neocolonial de Israel ha asegurado que, por cada dólar que la comunidad internacional envía a Gaza, Israel impone daños por más de dos dólares. La política de asedio israelí crea así un déficit perpetuo, dejando al pueblo de Gaza en un estado de  crisis humanitaria permanente . 

Es a través de estos y otros medios neocoloniales que Israel ha podido normalizar el sitio de Gaza.

Responsabilizar a Israel

Ahora que el bloqueo de Gaza entra en su decimosexto año, es hora de que la comunidad internacional no solo reforme la entrega de ayuda humanitaria a Gaza, sino que también responsabilice a Israel por su asedio y numerosas violaciones de derechos humanos.

Para exponer las violaciones israelíes y pedirle cuentas, los esfuerzos de socorro deben llevarse a cabo en paralelo a las demandas políticas. En la actualidad, las inversiones de las organizaciones internacionales en ayuda humanitaria superan con creces las campañas de cabildeo político, litigios, educación y movilización de la sociedad civil. 

Tiene que haber una presión sostenida sobre los gobiernos para aislar diplomática y económicamente a Israel .Igualmente, se deben apoyar los esfuerzos para hacer cumplir el derecho internacional. Debería exigirse a Israel que compense los estragos que está causando en el pueblo de Gaza y que responda a los cargos de crímenes de guerra.

La sociedad civil necesita ser educada y movilizada para levantarse en solidaridad. Deben estar preparados para presionar a sus respectivos gobiernos para que aboguen por la justicia, ayuden a poner fin al asedio neocolonial israelí y participen en boicots .

La tragedia que se desarrolla en Gaza no se debe a ninguna causa ambiental o “natural”, sino que está diseñada y provocada por Israel . Vale la pena repetirlo: la tasa de pobreza de Gaza está aumentando no porque sea “pobre”, sino porque a los palestinos en Gaza se les niegan los frutos de su tierra y trabajo por el asedio israelí.

La ayuda humanitaria ofrecida a través de la actual matriz israelí siempre será inadecuada. Nunca elevará a los palestinos de Gaza por encima del umbral de la pobreza.

Si bien la compasión humana une a las personas con el pueblo asediado de Gaza, se debe reconocer que sin una presión paralela (legal, política, económica, diplomática) sobre Israel, la ayuda humanitaria no puede convertir su sufrimiento en normalidad. Hasta que no haya medidas tangibles para poner fin al asedio, la esperanza de una vida mejor o la libertad de los palestinos en Gaza no llegará pronto.

Fuente: https://espanol.almayadeen.net/news/mediosinternacionales/1613475/la-ayuda-internacional-ha-normalizado-el-asedio-de-israel-a

Ejercito israelí asesinó a un adolescente palestino en Ramallah

29 de julio de 2022

Un adolescente palestino de 16 años fue abatido a tiros este viernes por las fuerzas israelíes en Cisjordania ocupada, mientras participaba de una manifestación contra los asentamientos de colonos judíos en su aldea, denunciaron autoridades palestinas.

“El niño de 16 años Amjad Nashaat Abu Alia murió a causa de heridas por balas reales en el pecho, en la aldea de Al Mughayer”, al noreste de Ramala, informó el ministerio de Salud palestino.

Por su parte, el ministerio de Relaciones Exteriores condenó “en los términos más enérgicos” lo que consideró la “ejecución” de Abu Alia por parte de las fuerzas israelíes, “durante una protesta pacífica contra los ataques de los colonos” judíos en la aldea cisjordana.

La manifestación de los palestinos fue “reprimida violentamente” por las fuerzas israelíes y los colonos, dando lugar a enfrentamientos, informó por su parte la agencia oficial de noticias de la Autoridad Nacional Palestina, Wafa.

“Los soldados, fuertemente armados, abrieron fuego real y dispararon balas de goma y gas lacrimógeno contra los participantes de la protesta”, añadió la misma fuente.

Las balas reales alcanzaron a Abu Alia, hirieron a otra persona y decenas más sufrieron intoxicación por el gas.

El gobierno palestino consideró “este nuevo crimen como parte de la serie diaria de asesinatos” contra sus ciudadanos.

“Las ejecuciones en el terreno son el resultado directo de la incursión de las fuerzas de ocupación y las milicias de colonos en los pueblos y ciudades palestinos”, subrayó el ministerio de Exteriores, que pidió a la Corte Penal Internacional investigaciones sobre crímenes de las fuerzas israelíes.

Fuente: Swissinfo

La familia de la periodista asesinada por tropas israelíes lamenta tener que persuadir EEUU para que investigue

29 de julio de 2022

La familia de la periodista palestina-estadounidense Shireen Abu Akleh, asesinada durante una incursión militar israelí, lamentó haber tenido que ir a Washington para pedir una investigación independiente de lo ocurrido, cuando es un procedimiento habitual con los asesinatos de ciudadanos de EE.UU. en el extranjero.

Anton, Lina y Victor Abu Akleh, hermano y sobrinos de la periodista fallecida, se quejaron en una rueda de prensa en los jardines del Capitolio de que el presidente de EE.UU., Joe Biden, ni siquiera los haya recibido, pese a que estuvo recientemente en Cisjordania e Israel durante una visita a principios de este mes a la región.

Los parientes de la reportera estuvieron acompañados por un grupo de legisladores del ala más izquierdista de la Cámara Baja de EE.UU., entre los que figuraron Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar y Rashida Tlaib, que se unieron a sus llamamientos para que Washington lance una investigación sobre lo sucedido el 11 de mayo en Yenin, Cisjordania.

Anton Abu Akleh dijo que cuando Biden visitó Jerusalén estaba seguro de que se reuniría con la familia de la periodista, «ciudadana de EE.UU».

«Biden estaba sólo a diez minutos (de nosotros) pero nunca vino a vernos, así que hemos tenido que venir aquí para pedir justicia», resumió.

Durante esta semana en la capital de EE.UU., los parientes de la reportera del canal Al Yazira se han encontrado con el secretario de Estado, Antony Blinken, y con legisladores estadounidenses.

Pese a estos contactos, los familiares denunciaron que Biden no haya aceptado aún reunirse con ellos y consideraron necesario que les escuche para que entienda su dolor y el de otras familias palestinas.

Por su parte, Lina Abu Akleh explicó que el martes acudieron al Departamento de Estado para verse con Blinken con una petición «específica»: el lanzamiento de una investigación «completa, creíble, independiente y transparente del asesinato de Shireen que lleve a una rendición de cuentas», subrayó la sobrina.

La joven reveló que Blinken les comunicó que el Gobierno de EE.UU. intentará ser más transparente y que les mantendrá informados de los pasos que se vayan tomando.

Lina Abu Akleh afirmó que cada vez que un ciudadano estadounidense es asesinado en el extranjero el Ejecutivo del país suele lanzar una investigación.

«La Administración de Biden no puede esperar que Israel lleve a cabo la investigación -indicó-. Los criminales de guerra no pueden investigar sus propios crímenes».

Tras la intervención de los familiares, algunos legisladores estadounidenses hablaron en la rueda de prensa, como André Carson, representante de Indiana, quien remarcó que el asesinato de Abu Akleh fue un ataque contra «la prensa libre» y apoyó la petición de la familia para que EE.UU. desarrolle sus propias pesquisas.

«Necesitamos que el Gobierno vea esto como un problema de la libertad de prensa», reflexionó.

Otra de los congresistas que hablaron fue Tlaib, de origen palestino, quien, emocionada, reconoció que no es fácil acudir al Capitolio para solicitar que la vida de tu pariente importe a su propio país.

En ese sentido, calificó de «vergonzoso» que la familia de la periodista haya tenido que venir a Washington para pedir al Gobierno que haga algo e investigue.

E insistió en que cuando un estadounidense es asesinado fuera del país hay un procedimiento habitual para llevar a cabo una investigación, lo que no se ha cumplido en este caso, ya que, afirmó, hay un «estándar» diferente cuando los perpetradores son soldados de Israel.

Ocasio-Cortez añadió que los legisladores que acudieron hoy a la rueda de prensa representan a unos 80 congresistas que respaldan que el Departamento de Estado y el de Justicia desarrollen una investigación independiente.

Fuente: www.lavanguardia.com

Sobrina de Shireen Abu Akleh: Estados Unidos debe acabar con la impunidad israelí

28 de julio de 2022

La familia de Shireen Abu Akleh solicitó a Estados Unidos que responsabilice a Israel de los “asesinatos de ciudadanos estadounidenses a manos de soldados israelíes”, y ha reiterado su exigencia de que se investigue a fondo el asesinato de la veterana periodista de Al Jazeera.

Abu Akleh, con doble nacionalidad palestino-estadounidense, fue asesinada por un francotirador israelí el 11 de mayo mientras cubría una redada militar en el campo de refugiados de Jenin, en la Cisjordania ocupada.
A pesar de las afirmaciones israelíes, testigos palestinos, periodistas y organizaciones de derechos humanos afirmaron que no había combatientes armados en las inmediaciones de Abu Akleh, ni hubo intercambio de disparos en el momento en que fue abatida.

El hermano de Abu Akleh, Tony, y su sobrina, Lina, han estado en primera línea, exigiendo a Estados Unidos que tome medidas concretas para responsabilizar a Israel, y han cuestionado la línea oficial del Departamento de Estado de principios de julio, que afirmaba que Estados Unidos no había “encontrado ninguna razón para creer que (el asesinato de Abu Akleh) fuera intencionado, sino más bien el resultado de circunstancias trágicas” durante una operación del ejército israelí contra facciones palestinas armadas.

La familia tiene previsto celebrar una conferencia de prensa en el Capitolio hoy, en su último paso para conseguir justicia, en la que se espera que estén presentes miembros del Congreso.

La conferencia de prensa se produce dos días después de que se reunieran con el Secretario de Estado estadounidense Antony Blinken en Washington, DC.

A pesar del llamado de la familia, Blinken se desentendió de la responsabilidad y dijo que la investigación completa del asesinato por parte de Estados Unidos correspondía al Departamento de Justicia, y no al de Estado.

Blinked dijo que reconocía el papel y el deber del gobierno de Estados Unidos de proteger a todos los ciudadanos estadounidenses, y añadió que se comprometía a ser transparente con la familia en el futuro.

“Sentí que salimos de la reunión con más preguntas. Y nuestras preguntas siguen sin tener respuesta”, dijo Lina Abu Akleh, de 27 años.

Añadió que Blinken se había negado a remitir a la familia a otros funcionarios estadounidenses con autoridad para llevar a cabo dicha investigación.

En un artículo de opinión escrito para The Washington Post, Lina dijo que la familia quiere reunirse con el presidente Joe Biden para que le demuestre que el caso de su tía es una prioridad para el gobierno estadounidense.

“Mi familia reiteró nuestra exigencia de que Estados Unidos lleve a cabo su propia investigación sobre lo ocurrido a Shireen, se retracte de su declaración del 4 de julio y sea más abierto y transparente con nosotros”, escribió Lina.

“No somos ingenuos”, continuó. “Sabemos que Estados Unidos no ha llevado a cabo sus propias investigaciones sobre anteriores asesinatos de ciudadanos estadounidenses a manos de soldados israelíes y que el gobierno estadounidense ha ayudado a Israel a evitar la rendición de cuentas por décadas de graves y sistemáticos abusos contra los derechos humanos y violaciones del derecho internacional.”

Biden se negó a reunirse con la familia Abu Akleh durante su reciente viaje a Cisjordania e Israel.

La familia se reunirá con otros funcionarios de la administración, legisladores y periodistas durante su estancia en Washington DC.

Shireen Abu Akleh, que vivía y trabajaba en los territorios ocupados de Jerusalén Oriental y Cisjordania, había pasado las Navidades con su sobrina en Estados Unidos. Se suponía que había pasado las vacaciones de verano con su sobrina y otros miembros de su familia ampliada en Estados Unidos.

“Era una ciudadana muy orgullosa”, dijo Lina. “Y, por desgracia, esa ciudadanía estadounidense no la ha ayudado a conseguir justicia”.

Fuente: Al Jazeera

Médicos Sin Fronteras: las múltiples dificultades de atención médica para la población palestina bajo ocupación militar

28 de julio de 2022

H2 es una de las zonas con más restricciones de Cisjordania, con 21 puestos de control permanentes operados por las fuerzas israelíes que regulan los movimientos de las y los residentes palestinos. “Es la peor representación del sufrimiento cotidiano del pueblo palestino que vive bajo la ocupación”

Por Médicos Sin Fronteras

En el corazón de la ciudad vieja de Hebrón, en Cisjordania, se encuentra una zona de la ciudad controlada por Israel conocida como H2, donde viven 42 mil personas palestinas y unos 700 colonos israelíes. Esta zona se ha convertido en un punto álgido de la violencia de los colonos, donde los movimientos de las y los residentes palestinos están sometidos a restricciones que impiden gravemente su acceso a la asistencia sanitaria y su capacidad para llevar una vida normal.

“El H2 es la peor representación del sufrimiento cotidiano del pueblo palestino que vive bajo la ocupación”, afirma Marietta Provopoulou, coordinadora general de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Palestina. “Es simplemente demasiado malo para ser cierto. MSF no solo pretende brindar servicios sanitarios en H2; queremos recordar a las personas que merecen ser respetadas y tratadas con dignidad”.

Barreras por dentro y por fuera

H2 es una de las zonas con más restricciones de Cisjordania, con 21 puestos de control permanentes operados por las fuerzas israelíes que regulan los movimientos de las y los residentes palestinos y suponen importantes barreras para el personal sanitario que pretende acceder a la zona. En H2 hay un centro médico gestionado por el Ministerio de Salud palestino para pacientes con enfermedades graves, pero aparte de Médicos Sin Fronteras, no hay otras organizaciones médicas que operen en la zona.

Los equipos de MSF empezaron a trabajar en H2 en agosto de 2021, cuando crearon una clínica con un equipo exclusivamente femenino que ofrecía consultas externas generales, servicios de salud sexual y reproductiva y atención mental, especialmente para mujeres, niñas y niños.

A menos que logren obtener un permiso especial, los palestinos tienen prohibido conducir vehículos en H2, lo que tiene graves consecuencias para las personas con discapacidad, las personas mayores, las mujeres embarazadas y las personas con problemas médicos urgentes que necesitan una consulta con el personal médico.

Las restricciones a los automóviles se aplican también a los que pertenecen a los servicios de emergencia, como los camiones de bomberos y las ambulancias. Una paciente contó a MSF que sus tres sobrinos pequeños, uno de ellos era un bebé, murieron cuando se incendió una casa y los soldados israelíes impidieron que los camiones de bomberos entraran en H2 a apagar el incendio, a pesar de las súplicas de la comunidad.

Con los limitados servicios médicos disponibles en H2, los residentes deben pasar por los puestos de control para acceder a los centros de salud fuera de la zona. Cuando se producen enfrentamientos entre los residentes palestinos y los colonos israelíes o con los soldados israelíes, los puestos de control suelen cerrarse, impidiendo a los residentes salir o entrar en la zona.

Una mujer de 23 años que acudió a MSF en busca de atención médica después de sufrir complicaciones en el embarazo contó al personal de la organización: “No puedo ir al médico para hacer las revisiones periódicas del embarazo. Todos los días hay enfrentamientos cerca del puesto de control por donde salgo para abordar un taxi, casi todos los días siento olor a gas y no puedo ver al médico”.

Dentro de H2, los palestinos que viven cerca de los colonos israelíes a menudo tienen restringida la libertad de movimiento incluso dentro de su propio barrio: se les prohíbe el acceso a ciertas calles y están sujetos a múltiples controles de seguridad. Algunos residentes de H2 tienen que pasar hasta cuatro puestos de control para llegar a la clínica de MSF, mientras que otros no pueden acceder a ella en absoluto.

Ningún lugar es seguro

Además de restringir su acceso a la asistencia sanitaria, la situación en H2 es perjudicial para la salud mental de los residentes palestinos de la zona, tanto personas adultas como menores. Muchos hogares palestinos son objeto de incursiones nocturnas por parte de las fuerzas israelíes, que se apoderan temporalmente de partes de sus viviendas. Según una encuesta de la ONU, entre 2015 y 2018, las fuerzas israelíes registraron el 75% de los hogares palestinos en H2 y, en un tercio de estos casos, un integrante de la familia sufrió algún tipo de agresión física. Durante el mismo periodo, uno de cada cinco hogares encuestados informó de que un niño había sido detenido por las fuerzas israelíes.

Una mujer de 41 años atendida por MSF, que tiene cuatro hijos y dos hijas, dijo al equipo de Médicos Sin Fronteras: “Sufrimos mucho en nuestras vidas; las fuerzas israelíes y los colonos asaltan nuestra casa muy a menudo. Tengo miedo permanentemente de que los soldados o los colonos les hagan daño a mis hijos. Vivo en un estado de ansiedad constante. Cuando mis hijos me dicen que han visto soldados o colonos cerca, me da mucho miedo. Espero ansiosa que vuelvan del colegio para cerrar la puerta con llave y no salir”.

Entre los pacientes infantiles de MSF, el personal médico suele observar síntomas de ansiedad que afectan a las interacciones de las niñas y los niños con sus familias y con otros menores. Entre los pacientes en edad adulta, el personal suele ver casos de trastornos mentales de moderados a graves, como la depresión, la ansiedad y las dificultades en las relaciones interpersonales.

Como consecuencia de las restricciones de acceso y los limitados servicios sanitarios disponibles en H2, MSF decidió ampliar sus servicios en octubre de 2021. Esto coincidió con un considerable aumento del volumen de pacientes que acudían a MSF para recibir atención médica. Entre agosto de 2021 y mayo de 2022, Médicos Sin Fronteras atendió a 5mil 135 pacientes, de los cuales alrededor de la mitad eran menores de 15 años. En el mismo periodo, el equipo de MSF brindó apoyo psicológico a 989 pacientes.

MSF considera que sigue siendo necesario aumentar los servicios médicos en H2. “Aunque reconocemos que lo único que mejorará significativamente la situación de la población en H2 son soluciones a largo plazo para hacer frente a las restricciones de acceso, instamos a que se ponga en práctica un enfoque a gran escala para aumentar los servicios sanitarios en H2 y acercarlos a la población”, concluye Provopoulou.

@MSF_Mexico

Fuente: www.animalpolitico.com

Colonos israelíes llaman a asaltar en masa mezquita de Al Aqsa para conmemorar “Destrucción del Templo”

26 de julio de 2022

Los colonos judíos israelíes de derechas han convocado asaltos masivos a la mezquita de Al-Aqsa para conmemorar la llamada “Destrucción del Templo” el 9 de agosto.

A través de las redes sociales, los colonos pidieron que se prepararan rituales talmúdicos en el interior del recinto.

Los colonos y sus dirigentes asaltan casi a diario el tercer lugar más sagrado del Islam, la mezquita de Al-Aqsa, bajo la protección de las fuerzas de ocupación israelíes.

Las excavaciones ilegales, que se han llevado a cabo en secreto, nunca han encontrado ninguna prueba de la existencia del supuesto Templo judío bajo los cimientos de la mezquita de Al-Aqsa.

Fuente: https://www.comunidadpalestinachile.cl

Vidas que sí importan

25 de julio de 2022

Por Alicia Alonso Merino

El pasado 2 de julio falleció en la cárcel israelí de Daemon la presa palestina Saadia Matar. No, no se trata de un número más de las 230 personas palestinas presas que han fallecido en las cárceles israelíes desde el año 1967. Tampoco se trata sólo de la segunda prisionera palestina que muere en cárceles israelíes, después del fallecimiento de Fatima Taqatqa en el año 2017. No era una más de las 32 presas palestinas o de las 4.700 personas encarceladas por Israel en ese momento. Su vida sí importa, como importan todas las vidas de las personas reclusas.

Saadia Matar tenía 86 años y era la progenitora de ocho hijos e hijas. Fue detenida por las fuerzas de ocupación israelíes algo más de un año atrás, cuando en una carretera, cerca de la mezquita de Ibrahim, un colono la acusó de haberle golpeado. Todo esto ocurrió en Hebrón que es un caso “especial” dentro de la situación de ocupación que se vive en Palestina. A diferencia de otras zonas, donde las colonias son instaladas fuera de las poblaciones, en esta ciudad los colonos israelíes se asentaron en el casco histórico. Los más de 2.000 soldados israelís que allí se encuentran para “proteger” a unos 800 colonos, se ubican por doquier, también en los tejados de las casas, donde vigilan y apuntan con sus armas a cualquiera que pasa. Decenas de alambradas, muros de separación, accesos bloqueados y puertas tapiadas, impiden el paso a las familias de Hebrón al centro de la ciudad. Los colonos israelíes atacan de forma continuada a los palestinos y palestinas que allí viven, quemando sus coches, escupiéndoles, arrojándoles piedras, insultándoles, disparando sobre los depósitos de agua de sus viviendas cuando no sobre sus personas, con la complicidad y, en muchos casos, apoyo del ejército israelí.

Después de su detención, Saadia Matar fue llevada a la prisión de Daemon, en el territorio de la palestina histórica, hoy territorio de la potencia ocupante y lejos de su familia. Esta estrategia de alejar a las personas presas palestinas de sus familias tiene la finalidad de hacer mella en su bienestar psicológico e infringir más sufrimiento y dolor. Los estándares de derechos humanos en la materia son claros al indicar que las reclusas deben ser enviadas a centros de reclusión cercanos a su hogar, teniendo presentes sus responsabilidades de cuidado de otras persona, cuestión que Israel no cumple. Como tampoco Israel cumple el Cuarto Convenio de Ginebra1 que prohíbe a la potencia ocupante deportar a las personas protegidas, y específicamente a los detenidos del territorio ocupado.

La prisión de Damon es un antiguo establo y almacén de tabaco lleno de humedades que no reúne las condiciones básicas para alojar a ninguna persona. Las condiciones de las prisiones en las que se encuentra la población palestina detenida son de suciedad, hacinamiento, presencia de insectos, falta de luz solar y aire fresco o mala alimentación. Esta situación favorece la aparición de enfermedades o el agravamiento de estas: provocan alternaciones en la menstruación de las mujeres, enfermedades cutáneas, renales, cardiovasculares, oculares y un fuerte deterioro de la salud mental, entre otras. Saadia Matar vio empeorar sus condiciones de salud en menos de un año de reclusión. Los niveles de glucosa se dispararon, lo mismo que la presión arterial produciéndose un retroceso general de su estado clínico.

El día de su juicio acudió en silla de ruedas y pese a que su abogado pidió que fuera vista por un equipo médico especializado, falleció a los pocos días sin recibir la atención médica que precisaba. La falta de asistencia médica y la negligente atención de la salud a la población palestina en las prisiones israelíes se ha convertido en una política deliberada de actuación. El Estado de Israel es responsable de esta muerte y como potencia ocupante tiene la obligación de suministrar atención médica y una alimentación adecuada a las personas presas, según determina el Cuarto Convenio de Ginebra.

La complicidad médica en la ocupación no es algo novedoso ya que son incontables los casos en que los médicos ayudan a encubrir los múltiples crímenes de la ocupación. Los principios de ética médica aplicables a la función del personal de salud, especialmente los médicos, en la protección de personas presas y detenidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes2 y las reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de los reclusos, también determinan que la prestación de servicios médicos es una responsabilidad del Estado y que estos deben tener los mismos estándares de atención sanitaria que estén disponibles en la comunidad exterior. Además, deben tener acceso gratuito a los servicios de salud sin discriminación por razón de su situación jurídica (regla 24).

La prisión política, como la que se aplicó a Saadia Matar, tiene un considerable alcance e impacto y supone que al menos un 20% de la población palestina y un 40% de la población masculina haya estado detenida alguna vez3. Es una estrategia más dentro de la ocupación que refuerza el apartheid, como lo son los chekpoints, el muro, las demoliciones de casas, la limitación de movimientos, arrancar olivos, cortar el agua y un largo etcétera. Todo esto con el fin de impedir una vida digna en Palestina y acabar con un pueblo.

El día de su juicio, Saadia Matar fue condenada por un tribunal militar a 15 años de prisión y una multa de 15.000 shekels, sin que la condena fuera definitiva. La intervención de un juez militar, que no es un profesional culturalmente independiente si no sometido a la obediencia jerárquica de su superior, vulnera el derecho a un juicio justo con las debidas garantía. Una realidad que se aplica a toda la población palestina.

El delito de Saadia Matar fue ser palestina, su condena fue la pena de muerte. Descanse en paz ella, no así sus verdugos.

1 IV. Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra, 1949. Aprobado el 12 de agosto de 1949 por la Conferencia Diplomática para Elaborar Convenios Internacionales destinados a protegera las víctimas de la guerra, celebrada en Ginebra del 12 de abril al 12 de agosto de 1949. Entrada en vigor: 21 de octubre de 1950.

2 Adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 37/194, de 18 de diciembre de 1982.

3 https://www.addameer.org/

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner