Un palestino en una prisión israelí suspende su huelga de hambre tras 113 días

Foto: palestinos, sosteniendo fotos de prisioneros palestinos, se reúnen para demostrar su solidaridad con los prisioneros palestinos en huelga de hambre en las cárceles israelíes en la ciudad de Gaza, Gaza 22 de mayo de 2022. [Mustafa Hassona – Agencia Anadolu].

29 de julio de 2022

Raed Rayan, preso palestino en una cárcel israelí, suspendió el jueves su huelga de hambre tras 113 días, informa la Agencia de Noticias Anadolu.

Hassan Abd Rabbo, portavoz de la Autoridad de Asuntos de Prisioneros y Ex-prisioneros, dijo que Rayan suspendió su huelga de hambre tras la mediación de los líderes del movimiento de prisioneros, así como los esfuerzos legales de la Autoridad de Asuntos de Prisioneros.

Dijo que varios representantes de los presos «entablaron negociaciones con la Autoridad Penitenciaria israelí, que terminaron con la suspensión de la huelga de Rayan».

Detenido administrativamente desde el pasado mes de noviembre, Rayan llevaba 113 días en huelga de hambre, exigiendo el fin de su detención administrativa y un plazo para su liberación.

Mientras tanto, Khalil Awawdeh, otro detenido, continuó su huelga de hambre iniciada hace 26 días, días después de suspender una huelga anterior que duró 111 días.

Según un comunicado del Club Al-Assir del jueves, «las fuerzas de ocupación incumplieron su promesa y emitieron una nueva orden de detención administrativa contra Awawdeh por cuatro meses».

La detención administrativa es una táctica militar para encarcelar a personas sin juicio durante un periodo de hasta seis meses, susceptible de ser prorrogado.

Fuente: Monitor Medio Oriente

Vidas que sí importan

25 de julio de 2022

Por Alicia Alonso Merino

El pasado 2 de julio falleció en la cárcel israelí de Daemon la presa palestina Saadia Matar. No, no se trata de un número más de las 230 personas palestinas presas que han fallecido en las cárceles israelíes desde el año 1967. Tampoco se trata sólo de la segunda prisionera palestina que muere en cárceles israelíes, después del fallecimiento de Fatima Taqatqa en el año 2017. No era una más de las 32 presas palestinas o de las 4.700 personas encarceladas por Israel en ese momento. Su vida sí importa, como importan todas las vidas de las personas reclusas.

Saadia Matar tenía 86 años y era la progenitora de ocho hijos e hijas. Fue detenida por las fuerzas de ocupación israelíes algo más de un año atrás, cuando en una carretera, cerca de la mezquita de Ibrahim, un colono la acusó de haberle golpeado. Todo esto ocurrió en Hebrón que es un caso “especial” dentro de la situación de ocupación que se vive en Palestina. A diferencia de otras zonas, donde las colonias son instaladas fuera de las poblaciones, en esta ciudad los colonos israelíes se asentaron en el casco histórico. Los más de 2.000 soldados israelís que allí se encuentran para “proteger” a unos 800 colonos, se ubican por doquier, también en los tejados de las casas, donde vigilan y apuntan con sus armas a cualquiera que pasa. Decenas de alambradas, muros de separación, accesos bloqueados y puertas tapiadas, impiden el paso a las familias de Hebrón al centro de la ciudad. Los colonos israelíes atacan de forma continuada a los palestinos y palestinas que allí viven, quemando sus coches, escupiéndoles, arrojándoles piedras, insultándoles, disparando sobre los depósitos de agua de sus viviendas cuando no sobre sus personas, con la complicidad y, en muchos casos, apoyo del ejército israelí.

Después de su detención, Saadia Matar fue llevada a la prisión de Daemon, en el territorio de la palestina histórica, hoy territorio de la potencia ocupante y lejos de su familia. Esta estrategia de alejar a las personas presas palestinas de sus familias tiene la finalidad de hacer mella en su bienestar psicológico e infringir más sufrimiento y dolor. Los estándares de derechos humanos en la materia son claros al indicar que las reclusas deben ser enviadas a centros de reclusión cercanos a su hogar, teniendo presentes sus responsabilidades de cuidado de otras persona, cuestión que Israel no cumple. Como tampoco Israel cumple el Cuarto Convenio de Ginebra1 que prohíbe a la potencia ocupante deportar a las personas protegidas, y específicamente a los detenidos del territorio ocupado.

La prisión de Damon es un antiguo establo y almacén de tabaco lleno de humedades que no reúne las condiciones básicas para alojar a ninguna persona. Las condiciones de las prisiones en las que se encuentra la población palestina detenida son de suciedad, hacinamiento, presencia de insectos, falta de luz solar y aire fresco o mala alimentación. Esta situación favorece la aparición de enfermedades o el agravamiento de estas: provocan alternaciones en la menstruación de las mujeres, enfermedades cutáneas, renales, cardiovasculares, oculares y un fuerte deterioro de la salud mental, entre otras. Saadia Matar vio empeorar sus condiciones de salud en menos de un año de reclusión. Los niveles de glucosa se dispararon, lo mismo que la presión arterial produciéndose un retroceso general de su estado clínico.

El día de su juicio acudió en silla de ruedas y pese a que su abogado pidió que fuera vista por un equipo médico especializado, falleció a los pocos días sin recibir la atención médica que precisaba. La falta de asistencia médica y la negligente atención de la salud a la población palestina en las prisiones israelíes se ha convertido en una política deliberada de actuación. El Estado de Israel es responsable de esta muerte y como potencia ocupante tiene la obligación de suministrar atención médica y una alimentación adecuada a las personas presas, según determina el Cuarto Convenio de Ginebra.

La complicidad médica en la ocupación no es algo novedoso ya que son incontables los casos en que los médicos ayudan a encubrir los múltiples crímenes de la ocupación. Los principios de ética médica aplicables a la función del personal de salud, especialmente los médicos, en la protección de personas presas y detenidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes2 y las reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de los reclusos, también determinan que la prestación de servicios médicos es una responsabilidad del Estado y que estos deben tener los mismos estándares de atención sanitaria que estén disponibles en la comunidad exterior. Además, deben tener acceso gratuito a los servicios de salud sin discriminación por razón de su situación jurídica (regla 24).

La prisión política, como la que se aplicó a Saadia Matar, tiene un considerable alcance e impacto y supone que al menos un 20% de la población palestina y un 40% de la población masculina haya estado detenida alguna vez3. Es una estrategia más dentro de la ocupación que refuerza el apartheid, como lo son los chekpoints, el muro, las demoliciones de casas, la limitación de movimientos, arrancar olivos, cortar el agua y un largo etcétera. Todo esto con el fin de impedir una vida digna en Palestina y acabar con un pueblo.

El día de su juicio, Saadia Matar fue condenada por un tribunal militar a 15 años de prisión y una multa de 15.000 shekels, sin que la condena fuera definitiva. La intervención de un juez militar, que no es un profesional culturalmente independiente si no sometido a la obediencia jerárquica de su superior, vulnera el derecho a un juicio justo con las debidas garantía. Una realidad que se aplica a toda la población palestina.

El delito de Saadia Matar fue ser palestina, su condena fue la pena de muerte. Descanse en paz ella, no así sus verdugos.

1 IV. Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra, 1949. Aprobado el 12 de agosto de 1949 por la Conferencia Diplomática para Elaborar Convenios Internacionales destinados a protegera las víctimas de la guerra, celebrada en Ginebra del 12 de abril al 12 de agosto de 1949. Entrada en vigor: 21 de octubre de 1950.

2 Adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 37/194, de 18 de diciembre de 1982.

3 https://www.addameer.org/

Fuerzas israelíes detienen a 15 palestinos, entre ellos un periodista y un menor

19 de julio de 2022

Las fuerzas de ocupación israelíes detuvieron al menos a 15 palestinos durante redadas en los territorios ocupados, entre ellos un periodista y un menor, informó la agencia oficial de noticias palestina WAFA.

En la localidad de Deir Samet, al suroeste de la ciudad de Hebrón (Al-Jalil), en el sur de Cisjordania, los soldados israelíes irrumpieron en el domicilio del periodista Amer Abu Arafeh, de 39 años, y lo detuvieron tras registrar y saquear su casa, según el hermano de Abu Arafeh, Mohammad.

Los soldados también detuvieron a Omar Naim, de 16 años, y a su padre Ahmad, durante una redada en la localidad de Zeita, al norte de la ciudad de Tulkarm, en el norte de Cisjordania.

También en el norte de Cisjordania, los soldados hicieron una redada en la localidad de Al Yamoun y detuvieron a cuatro personas, entre ellas un hombre y su hijo, otras tres de la ciudad de Nablus y dos más de la localidad de Kufl Haris, al norte de la ciudad de Salfit.

También se detuvo a dos palestinos durante las redadas en el campo de refugiados de Aida, al norte de Belén, y en la ciudad de Beit Jala, al oeste de Belén.

En la Jerusalén Oriental ocupada, los soldados detuvieron a un palestino durante una redada en el campo de refugiados de Shufat, al norte de Jerusalén.

Fuente: Palestine Chronicle

Israel lleva a cabo campañas de detenciones por toda la Cisjordania ocupada

Foto: Las fuerzas israelíes llevan a cabo una redada en una casa en la ciudad de Rummanah, cerca de la ciudad conflictiva de Jenin, en la Cisjordania ocupada, el 8 de mayo de 2022 [JAAFAR ASHTIYEH/AFP].

18 de julio de 2022

Las fuerzas de ocupación israelíes han lanzado una campaña de detenciones masivas en varias ciudades y pueblos de la Cisjordania ocupada. Se enfrentaron a la población local que intentaba impedir las redadas.

Al amanecer del lunes, las fuerzas israelíes hicieron redadas en barrios de Ramallah, Belén, Nablus y Hebrón, así como en el campo de refugiados de Jalazone. Al menos diez palestinos han sido detenidos durante las últimas redadas.

En el barrio de Marhaba y Tira se produjeron enfrentamientos armados entre los combatientes de la resistencia y las fuerzas de ocupación el domingo por la noche. Las fuerzas de ocupación asaltan el barrio con frecuencia para asegurar a los colonos ilegales que atacan sus alrededores con el pretexto de que hay yacimientos arqueológicos y tumbas judías en la parte occidental de Tira.

Los tres jóvenes del campo de refugiados de Jalazone que fueron detenidos se llaman Muhammad Abdullah Nakhleh, Musa Issa Sharakah y Salam Shehadeh Al-Tarawih. Tras registrar sus casas, las fuerzas israelíes los llevaron a un destino desconocido.

En el campamento se produjeron algunos enfrentamientos entre decenas de jóvenes y las fuerzas de ocupación, durante los cuales se dispararon bombas de gas lacrimógeno y balas de metal recubiertas de goma. No se registraron heridos.

Anoche, las fuerzas israelíes detuvieron a tres palestinos de Belén. Fuentes locales informaron de que una unidad militar israelí detuvo un vehículo cerca de la aldea de Wadi Fukin, en la zona húmeda de la ciudad, y detuvo a sus pasajeros antes de que fueran arrestados. Los nombres de los pasajeros son: Raafat Nafeth Jawabra, ex preso y ex alcalde del municipio de Aldoha; Alaa Ali Al-Satagi; y Basel Abdelfattah Al-Jabri.

En el distrito de Hebrón, las fuerzas de ocupación detuvieron a Diaa Amro y Hamza Amro de Dura y a Omar Burqan de la propia ciudad. También fue detenido Hamed Jasser, de Beita, al sur de Nablus.

Fuente: Monitor Medio Oriente

Exigen protección jurídica para los palestinos retenidos por Israel

18 de julio de 2022

Palestinos de la Franja de Gaza organizaron una concentración el lunes para exigir protección legal para los detenidos por Israel, informa la Agencia de Noticias Anadolu.

“Libertad para los detenidos” y “No a la detención administrativa” eran algunas de las pancartas que agitaban los manifestantes durante la concentración celebrada ante la oficina del Comité Internacional de la Cruz Roja en la ciudad de Gaza.

“La resistencia palestina no estará atada de pies y manos a las políticas racistas israelíes”, declaró Zaki Dababesh, coordinador del Comité de Detenidos, que organizó la protesta.

Hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que intervenga “para detener las violaciones israelíes contra los detenidos”.

Taghreed Abu Jameh, abogado de la Fundación Addameer para los Derechos Humanos, dijo que los detenidos son objeto de diversas violaciones, citando el confinamiento en solitario y la denegación de las visitas familiares, como ejemplos de las violaciones diarias israelíes.

“La ONU debe adoptar una postura clara sobre los crímenes de guerra israelíes contra los detenidos”, dijo en la manifestación.

Las autoridades israelíes no hicieron ningún comentario sobre las acusaciones.

Según las organizaciones palestinas de derechos humanos, Israel mantiene a unos 4.700 presos palestinos en sus cárceles, incluidos 700 detenidos administrativos.

Fuente: Middle East Monitor

Expertos de la ONU instan a Israel a liberar al joven Ahmad Manasra

15 de julio de 2022

Expertos en derechos humanos de la ONU han instado a las autoridades de ocupación israelíes a poner en libertad inmediatamente a Ahmad Manasra, un palestino de 20 años detenido en prisiones israelíes desde los 14 años y que padece graves problemas de salud mental.

Los expertos son Francesca Albanese, relatora especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado desde 1967; Fionnuala Ni Aolain, relatora especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo; Tendayi Achiume, relatora especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia; y Tlaleng Mofokeng, relatora especial sobre el derecho a la salud.

“El encarcelamiento de Ahmad durante casi seis años le ha privado de su infancia, de su entorno familiar, de su protección y de todos los derechos que se le deberían haber garantizado cuando era niño”, dijeron los expertos.

“Este caso es atormentador en muchos aspectos y su continua detención, a pesar de su deterioro mental, es una mancha para todos nosotros como parte de la comunidad internacional de derechos humanos”.

En 2015, Ahmad Manasra, que entonces tenía 13 años, y su primo de 15 fueron acusados de apuñalar a dos israelíes en el asentamiento de Pisgat Zeev, en la Cisjordania ocupada. Su primo murió de un disparo en el lugar de los hechos, mientras que Ahmad fue atropellado por un coche y sufrió graves heridas en la cabeza mientras una multitud israelí se mofaba de él. Tras su detención, las imágenes de vídeo, ampliamente difundidas en los medios de comunicación, mostraban al joven y angustiado Ahmad siendo tratado con dureza e interrogado severamente sin la presencia de sus padres ni de su representante legal.

“Las escenas desgarradoras de un niño con los huesos rotos tumbado en el suelo bajo un aluvión de insultos y amenazas gritadas por adultos armados en un idioma extranjero; de ese mismo niño siendo alimentado con una cuchara por manos desconocidas mientras estaba encadenado a una cama de hospital y luego interrogado violentamente en violación de las normas y principios de derechos humanos relativos al arresto y la detención de un niño, siguen atormentando nuestra conciencia”, dijeron los expertos.

“A Ahmad le decimos que lamentamos no haberle protegido”.

“El arresto y la detención de Ahmad se produjeron en un periodo de tiempo que es absolutamente crítico para el desarrollo emocional, intelectual y social de un niño. En todas las acciones relacionadas con los niños, el interés superior del niño debe ser una consideración primordial”, dijeron los expertos. “En violación de este principio fundamental, la consideración primordial en este caso parece ser la concentración de Israel en la contención de quienes ellos etiquetan como amenazas terroristas”, dijeron.

A pesar del agravamiento de las condiciones mentales de Ahmad, las autoridades de ocupación israelíes han rechazado las peticiones de los abogados de Ahmad para su pronta liberación. Las autoridades israelíes sostienen que el delito por el que Ahmad fue condenado constituye un acto terrorista, por lo que no puede ser puesto en libertad anticipada en virtud de la Ley Antiterrorista. Sin embargo, esta Ley no entró en vigor hasta noviembre de 2016, y las enmiendas a la Ley Antiterrorista que prohíben la libertad anticipada para los condenados por delitos graves que impliquen actos terroristas se introdujeron en diciembre de 2018, mucho después de que Ahmad fuera condenado por intento de asesinato en mayo de 2016.

“Como se ha reiterado en repetidas ocasiones a las autoridades israelíes, su mal definida y excesivamente amplia Ley Antiterrorista ha dado lugar a demasiados casos de arbitrariedad y abuso. El caso de Ahmad es otra consecuencia moral y legalmente injustificable de la Ley. Su aplicación retroactiva a Ahmad, que dio lugar a la denegación de su libertad anticipada, es ilegal, desproporcionada y discriminatoria”, dijeron los expertos.

Fuente: Days of Palestine

Israel traslada a 17 detenidos de Silwad a detención administrativa

08 de julio de 2022

La Comisión para Asuntos de Detenidos y Ex-Detenidos informó que las fuerzas de ocupación israelíes transfirieron a 17 detenidos de la ciudad de Silwad, cerca de Ramallah, a detención administrativa, tras su arresto como parte de la última campaña de detenciones.

A primera hora del miércoles, las fuerzas de ocupación israelíes lanzaron una campaña de detenciones masivas y redadas crueles en la ciudad de Silwad, al noreste de Ramallah, en la Cisjordania ocupada.

El Club de Prisioneros Palestinos informó de que la campaña de detenciones en Silwad afectó a 24 ciudadanos

Cabe destacar que las instituciones de prisioneros palestinos declararon en su informe mensual que las autoridades de ocupación israelíes detuvieron a 464 ciudadanos de los territorios palestinos ocupados, entre ellos (70) niños y (18) mujeres, durante el mes de junio.

El número mencionado se distribuye entre las zonas palestinas de la siguiente manera 159 de Jerusalén, con el mayor índice de detenciones, y (15) de la Franja de Gaza. El número de órdenes de detención administrativa emitidas durante el mismo mes ascendió a (153), incluyendo (58) nuevas órdenes, y (95) renovación de órdenes.

Cabe destacar que la detención administrativa es el encarcelamiento sin juicio y sin que el detenido haya cometido un delito, por motivos especulativos de la posibilidad de que esta persona cometa un delito en el futuro.

La detención administrativa no tiene límite de tiempo, ya que la persona es detenida sin proceso judicial, basándose en supuestas pruebas clasificadas que no se revelan a nadie, ni siquiera al propio detenido ni a su equipo legal.

Esto deja a los detenidos indefensos: se enfrentan a acusaciones desconocidas sin poder refutarlas, sin saber cuándo serán liberados y sin ser acusados, juzgados o condenados.

El detenido no conoce la duración de su condena ni los cargos que se le imputan. El detenido administrativo suele ser sometido a la renovación del periodo de detención más de una vez, cada renovación puede variar entre un periodo de tres meses, seis meses u ocho. A veces hasta un año.

Fuente: Days of Palestine

Israel rechaza la puesta en libertad de un prisionero palestino de edad avanzada

Foto: Fuad Al-Shobaki, de 83 años, es el preso palestino de mayor edad en las cárceles israelíes.

06 de julio de 2022

Un tribunal israelí rechazó ayer la petición de liberar al preso palestino de mayor edad, Fuad Al-Shobaki, informó Quds Press.

Rania, la hija del anciano de 83 años, dijo que su familia presentó una solicitud al tribunal israelí para que liberara a su padre siete meses antes de la fecha prevista para su puesta en libertad.

«Sin embargo, el tribunal rechazó la petición de liberar a mi padre a pesar de su edad y su grave enfermedad», declaró a Quds Press.

Añadió que su padre sufre a consecuencia de un cáncer de vejiga, problemas de vista, una úlcera de estómago, dolores cardíacos e hipertensión.

Al mismo tiempo, dijo que el Servicio Penitenciario Israelí (IPS) lo trasladó de la prisión de Al-Naqab a Askalan para que estuviera cerca del hospital, pero no ha puesto fin a su aislamiento ni lo ha trasladado al hospital cuando lo ha necesitado.

En 2006, las fuerzas de ocupación israelíes secuestraron a Al-Shobaki, al líder del Frente Popular para la Liberación de Palestina Ahmad Saadat y a otras personas en la prisión de la Autoridad Palestina de Jericó.

Fue condenado a 20 años de prisión, que posteriormente se redujeron a 17, por un supuesto intento de contrabando de un barco cargado de armas a Gaza.

Fuente: Monitor Medio Oriente 

Palestinos entregan una carta de 100 metros a la Cruz Roja en la que exponen las violaciones de Israel contra los presos

Foto: Los palestinos entregan una carta de 100 metros a la Cruz Roja en la que exponen las violaciones de Israel contra los prisioneros [Mohammed Asad/Middle East Monitor].

30 de junio de 2022

En un esfuerzo por poner de manifiesto el sufrimiento de sus familias, los hijos de los presos palestinos recluidos en las cárceles israelíes entregaron ayer una carta de 100 metros de largo al funcionario de la Cruz Roja en la ciudad de Gaza en la que se exponían las violaciones de la ocupación contra los detenidos.

Actualmente hay seis presos palestinos en huelga de hambre, en protesta por las condiciones de su detención, mientras que más de 4.700 palestinos están recluidos en las cárceles de la ocupación. A muchos de ellos no se les permite recibir visitas de sus familiares o están recluidos en régimen de aislamiento durante periodos prolongados.

De los detenidos, más de 500 se encuentran en régimen de detención administrativa -sin cargos ni juicio- durante periodos renovables de seis meses. Amnistía Internacional ha descrito la política de detención administrativa de Israel como una «práctica cruel e injusta que contribuye a mantener el sistema de apartheid de Israel contra los palestinos».

Al recibir la carta, el jefe adjunto de la oficina del CICR en Gaza, Nicholas Gerard, dijo: «No puedo ni siquiera imaginarme el sufrimiento y el dolor que deben sentir los niños cuando son separados de sus seres queridos».

La carta fue entregada al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) porque desde 1968 facilita las visitas de los familiares a los detenidos palestinos en los centros de detención israelíes.

«Esta actividad es fundamental» para el CICR, dijo Gerard, «y ponemos todo nuestro empeño en poder llevar a cabo esta misión».

Las visitas se suspendieron «durante dos años debido a COVID-19», explicó Gerard, pero se han «reanudado desde marzo».

Los delegados del CICR visitan a los detenidos palestinos en las cárceles israelíes, incluidos los que están en huelga de hambre. Garantizan los contactos familiares críticos a través de mensajes de la Cruz Roja, saludos orales y el programa de visitas familiares del CICR, coordinado con las autoridades israelíes, explica la organización en su portal web.

 
Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

La capacidad de las prisiones israelíes está «sobresaturada» con 15.000 detenidos

Foto: fuerzas israelíes frente a la prisión de Ofer, en Cisjordania, el 12 de julio de 2021 [Issam Rimawi/Anadolu Agency].

20 de mayo 2022

El número de presos en los centros de detención israelíes aumentó en 900 entre febrero y mayo, hasta llegar a unos 15.000, informó Haaretz.

El drástico aumento se debe principalmente al incremento de las detenciones en las comunidades árabes, así como a la disminución de las liberaciones anticipadas después de que la Knesset impusiera condiciones más duras para estos casos.

Como resultado del aumento del número de detenidos, los presos están ahora superpoblados y no cumplen con una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de 2017, que exige que el Estado asigne a cada preso un espacio mínimo para vivir.

Había 13.600 reclusos a finales de 2022, 14.084 en febrero y 14.961 la semana pasada, según la información obtenida por la ONG Hatzlacha de la autoridad penitenciaria.

El profesor Oren Gazal-Ayal, experto en derecho penal, dijo que el 40% de la población carcelaria está formada por detenidos que aún no han sido condenados, frente al 30% de hace cuatro años.

Otra de las razones del aumento son las nuevas restricciones que impiden la liberación de los presos antes del final de su condena. «La restricción se deriva principalmente del hecho de que la Knesset prohibió este año la liberación anticipada de presos condenados por violencia grave, violencia doméstica y delitos sexuales», añadió Gazal-Ayal a Haaretz.

Según estadísticas recientes, más de 4.500 presos palestinos y árabes están recluidos en cárceles israelíes por resistirse a la ocupación.

En los últimos años, los presos palestinos detenidos en Israel han lanzado múltiples protestas para exigir mejores condiciones, incluido el fin de la injustificada política israelí de asaltar las celdas de los presos.

El Servicio Penitenciario de Israel ha declarado que «hace todo lo que puede para contribuir a la lucha contra la delincuencia y mantener la seguridad de los residentes de Israel». Naturalmente, el gran número de detenciones acaba en la puerta del Servicio Penitenciario de Israel, que debe dar una respuesta en sus instalaciones. Es difícil prever el número de presos y detenidos que absorberá el servicio. Pero estamos invirtiendo grandes esfuerzos en el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior».

Fuente: https://www.monitordeoriente.com

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner