La ayuda internacional ha normalizado el asedio de Israel a Gaza

29 de julio de 2022

Fuentes: Al Mayadeen

«Israel» exige que cualquier ayuda a Gaza pase por su control , ya sea físicamente o con su aprobación. Esto obliga a las organizaciones humanitarias a trabajar con el gobierno colonialista. Estas negociaciones por parte de grupos humanitarios internacionales legitiman implícitamente la autoridad del régimen.

En 2005 Israel anunció la retirada de sus bases militares, puestos de control y asentamientos de Gaza. El fin de la colonización israelí directa sobre Gaza fue eliminado en 2007 por un asedio.

El asedio israelí durante los últimos 15 años ha regulado todos los aspectos de la vida palestina, incluida la salud, la movilidad social, el acceso a los recursos naturales, la electricidad, el agua, las telecomunicaciones y la economía. Según un informe de la ONU de 2020, el bloqueo ha empujado a más de un millón de palestinos en Gaza por debajo del umbral de la pobreza y le ha costado al enclave 16.900 millones de dólares.  

Además del bloqueo total de Gaza, Israel ha llevado a cabo frecuentes ataques militares, matando a miles, hiriendo a decenas de miles y destruyendo casas, escuelas y hospitales. Como tal, lo que el régimen sionista llamó “retirada” en 2005 fue, de hecho, la introducción de una forma nueva y draconiana de gobernar a los más de dos millones de habitantes de Gaza. Una de las tácticas utilizadas  es el control minucioso de las mercancías que entran y salen de Gaza. Durante un tiempo, decidió prohibir productos básicos como el papel, la madera y el cemento.

En 2009,  Tel Aviv incluso rechazó las toallas sanitarias y el papel higiénico . Hizo esto porque podía hacerlo sin tener que rendir cuentas. En 2022, más del 96 por ciento del agua en Gaza no es segura para beber. La tasa de pobreza es del 59 por ciento  y el desempleo es del 45 por ciento.

El asedio israelí ha bloqueado rutinariamente la entrada de medicamentos y equipos médicos a Gaza. Esto ha significado que el tratamiento médico urgente se retrase para unos pocos afortunados y se niegue a la mayoría. Según la Comisión Europea , aproximadamente el 80 por ciento de las personas dependen de la asistencia humanitaria debido al asedio.

Normalizando el asedio

La crisis provocada por el asedio ha provocado que el mundo reaccione con una gran cantidad de ayuda humanitaria.

Durante los últimos 15 años, la comunidad internacional ha donado 5 mil 700 millones de dólares para ayudar a los palestinos en Gaza. Estos esfuerzos de ayuda humanitaria han salvado a los palestinos de Gaza del genocidio. Sin embargo, la ayuda humanitaria internacional se ha convertido sin saberlo en un medio para que Israel continúe con el asedio y lo normalice.

La ayuda ha venido a apoyar lo que dijo Dov Weisglass, como asesor principal del primer ministro Ehud Olmert, en 2006, “poner a los palestinos a dieta ”.

En 2012, se reveló que Israel había calculado permitir, en función del requerimiento promedio de una persona, 2 mil 300 calorías por día para ingresar a Gaza. Esto fue suficiente «para no hacerlos morir de hambre», como afirmó Weisglass.

El entendimiento común de asedio, por lo tanto, no refleja la práctica israelí y debería llamarse una “política de asedio neocolonial”. Esto opera de varias maneras.

Primero, Israel exige que cualquier ayuda a Gaza pase por su control , ya sea físicamente o con su aprobación. El dictado de Israel obliga a las organizaciones humanitarias a trabajar con el gobierno colonialista. Estas negociaciones por parte de grupos humanitarios internacionales legitiman implícitamente la autoridad colonial del régimen.

Además, la ayuda exterior ayuda a Israel como ocupante a desviar sus responsabilidades bajo el derecho internacional, la Convención de La Haya y la Cuarta Convención de Ginebra para proteger a la población palestina y sus propiedades.  Tel Aviv elude su deber porque la ayuda humanitaria está evitando que los palestinos mueran de hambre.

De hecho, Israel se presenta a sí mismo como benévolo al » permitir » que la ayuda humanitaria llegue a Gaza mientras refuerza el dominio. 

La política de asedio neocolonial de Israel también está dirigida a destruir la generosa ayuda humanitaria proporcionada por la comunidad internacional. Los ataques y el asedio a Gaza han causado daños económicos de más de 16 mil millones de dólares entre 2007 y 2018, según el estudio de la ONU .

Eso significa que el bloqueo neocolonial de Israel ha asegurado que, por cada dólar que la comunidad internacional envía a Gaza, Israel impone daños por más de dos dólares. La política de asedio israelí crea así un déficit perpetuo, dejando al pueblo de Gaza en un estado de  crisis humanitaria permanente . 

Es a través de estos y otros medios neocoloniales que Israel ha podido normalizar el sitio de Gaza.

Responsabilizar a Israel

Ahora que el bloqueo de Gaza entra en su decimosexto año, es hora de que la comunidad internacional no solo reforme la entrega de ayuda humanitaria a Gaza, sino que también responsabilice a Israel por su asedio y numerosas violaciones de derechos humanos.

Para exponer las violaciones israelíes y pedirle cuentas, los esfuerzos de socorro deben llevarse a cabo en paralelo a las demandas políticas. En la actualidad, las inversiones de las organizaciones internacionales en ayuda humanitaria superan con creces las campañas de cabildeo político, litigios, educación y movilización de la sociedad civil. 

Tiene que haber una presión sostenida sobre los gobiernos para aislar diplomática y económicamente a Israel .Igualmente, se deben apoyar los esfuerzos para hacer cumplir el derecho internacional. Debería exigirse a Israel que compense los estragos que está causando en el pueblo de Gaza y que responda a los cargos de crímenes de guerra.

La sociedad civil necesita ser educada y movilizada para levantarse en solidaridad. Deben estar preparados para presionar a sus respectivos gobiernos para que aboguen por la justicia, ayuden a poner fin al asedio neocolonial israelí y participen en boicots .

La tragedia que se desarrolla en Gaza no se debe a ninguna causa ambiental o “natural”, sino que está diseñada y provocada por Israel . Vale la pena repetirlo: la tasa de pobreza de Gaza está aumentando no porque sea “pobre”, sino porque a los palestinos en Gaza se les niegan los frutos de su tierra y trabajo por el asedio israelí.

La ayuda humanitaria ofrecida a través de la actual matriz israelí siempre será inadecuada. Nunca elevará a los palestinos de Gaza por encima del umbral de la pobreza.

Si bien la compasión humana une a las personas con el pueblo asediado de Gaza, se debe reconocer que sin una presión paralela (legal, política, económica, diplomática) sobre Israel, la ayuda humanitaria no puede convertir su sufrimiento en normalidad. Hasta que no haya medidas tangibles para poner fin al asedio, la esperanza de una vida mejor o la libertad de los palestinos en Gaza no llegará pronto.

Fuente: https://espanol.almayadeen.net/news/mediosinternacionales/1613475/la-ayuda-internacional-ha-normalizado-el-asedio-de-israel-a

Palestinos se esfuerzan por detener erosión de la costa de Gaza con hormigón y escombro

28 de julio de 2022

Las autoridades de Gaza han ordenado que se arrojen bloques gigantes de hormigón a lo largo de la costa, ya que el mar, cada vez más fuerte, devora las playas que proporcionan a los residentes de la densamente poblada franja un raro espacio público para relajarse.

Los bloques, colocados en las playas y en el mar, tienen como objetivo contrarrestar las olas que han crecido en fuerza, comiendo los cimientos de algunos cafés y edificios junto al mar.

Pero las autoridades, residentes de las zonas de playa y expertos temen que las barricadas de hormigón no resistan otro invierno tormentoso y que las altas olas puedan provocar el colapso de la carretera costera y amenazar las viviendas.

Nasser Thabit, funcionario del ministerio de Obras Públicas y Vivienda del territorio, dijo que las olas que alcanzaron hasta 6 metros el año pasado, al acentuarse los efectos del cambio climático, habían empezado a mordisquear los bordes de la carretera.

“Hay varias zonas frágiles en la Franja de Gaza que se verían afectadas directamente por la subida del mar. Existe el temor de que, si las olas suben, se produzca una catástrofe y se ahoguen muchas de esas zonas residenciales”, dijo.

Thabit dijo que una intervención adecuada y duradera – rompe olas verticales y muros de contención a lo largo de toda la costa, o al menos de las zonas de mayor riesgo – podría costar unos 150 millones de dólares y pidió ayuda a los donantes internacionales.

Con una superficie de 375 kilómetros cuadrados, Gaza es una de las zonas más densamente pobladas del mundo, con una población de 2,3 millones de palestinos; la mayoría de ellos viven en campos de refugiados, algunos frente al océano.

En el campo de refugiados de Beach, en la ciudad de Gaza, donde viven 90.000 personas, los residentes han visto en los últimos años cómo la subida del mar ha erosionado la playa por completo. Se han arrojado frigoríficos rotos, grandes neumáticos y ladrillos a lo largo de la orilla para contener el mar, sin ningún efecto.

“El campo de refugiados no tiene playa, no hay lugar para que la gente se siente, por lo tanto, la gente se ve obligada a pagar para ir al norte o (al sur)”, dijo Abdel-Karim Zaqout, un profesor de historia, cuya casa en el campo limita con el océano.

Con las fronteras terrestres de Gaza fuertemente controladas por los vecinos Israel y Egipto, la orilla del mar es un recurso precioso para la gente que busca escapar de sus tensiones cotidianas.

En el centro de la Franja de Gaza, Radwan Al-Shantaf, del municipio de Al-Zahra, dijo que las autoridades habían utilizado grandes cantidades de escombros de casas destruidas en el bombardeo israelí de mayo de 2021 para construir barricadas en las playas.

Dijo que las altas olas habían obligado a los propietarios de un banco a evacuar a un edificio más profundo de la ciudad, y a los operadores de una central eléctrica a construir un muro de hormigón para reforzar la valla exterior.

Fuente: Middle East Monitor

Fuerzas de ocupación israelíes llevan a cabo múltiples ataques en Gaza

20 de julio de 2022

Las fuerzas de ocupación israelíes lanzaron ataques aéreos contra varias zonas de Beit Hanoun, atacaron barcos de pesca frente a las costas de Gaza y secuestraron a dos palestinos en sus tierras.

Fuentes locales afirmaron que los soldados atacaron a varios agricultores palestinos al este de la ciudad de Jabalia, en las zonas del norte de la región costera, y secuestraron a dos agricultores antes de trasladarlos a un destino desconocido.

Las fuentes añadieron que las fuerzas aéreas israelíes dispararon al menos tres misiles contra lugares de Beit Hanoun, en el norte de la Franja de Gaza, causando daños considerables.

Asimismo, los barcos de la marina israelí dispararon docenas de proyectiles reales contra los barcos de pesca palestinos cerca de las costas de Rafah, Khan Younis y las zonas del norte de la Franja de Gaza, obligándoles a marcharse.

La ocupación israelí dijo que había disparado misiles en Gaza supuestamente después de que “una bala disparada desde la costa impactara en un edificio de Netiv HaAsara”, y añadió que sus “aviones de combate dispararon misiles contra un puesto de Hamás”.

El martes por la mañana, los barcos de la marina israelí atacaron numerosos barcos de pesca palestinos en el norte de la asediada Franja de Gaza.

El sábado pasado, los soldados israelíes dispararon muchas balas automáticas y bombas de gas contra agricultores y pastores palestinos al este de Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza asediada.

El sábado por la mañana, barcos de la armada israelí dispararon muchas balas reales contra barcos de pesca palestinos cerca de la costa en la parte norte de la Franja de Gaza.

En la madrugada del sábado, el ejército israelí disparó misiles contra dos zonas de la ciudad de Gaza y la parte central de la región costera.

Los ataques forman parte de las constantes violaciones israelíes contra los palestinos, especialmente los pescadores, agricultores, pastores y trabajadores de la asediada y empobrecida Franja de Gaza, y han provocado decenas de víctimas, incluidas las mortales, además de graves daños materiales y la confiscación de muchas embarcaciones tras secuestrar a los pescadores.

En marzo de 2021, el Ministerio del Interior palestino en Gaza dijo que las minas israelíes eran responsables de una explosión que provocó la muerte de tres pescadores.

Fuente: https://www.comunidadpalestinachile.cl

La cosecha de mazorcas de Gaza se traduce en quioscos de maíz con queso

14 de julio de 2022

Si das un paseo por Gaza puedes conseguir maíz con yogur y queso calentado en una olla de barro, cultivado localmente, ¿la probarías?.

 

Fuente: Monitor Medio Oriente 

Gaza, la herencia arqueológica de una tierra que acogió muchas civilizaciones

07 de julio de 2022

Gaza fue un próspero lugar de paso mediterráneo que acogió un sinfín de civilizaciones. Todas ellas dejaron su huella. Recientemente se encontraron, una estatua de la diosa cananea Anat de unos 4.500 años de antigüedad, un cementerio de época romana, arqueología de los filisteos, los cananeos, los faraones de Egipto, el imperio greco-helenístico, los romanos, Bizancio y ruinas que atestiguan el asedio de Alejandro Magno o la invasión de los mongoles, entre otros.

Por Saud Abu Ramadán

Gaza, hoy una pequeña lengua de tierra bajo bloqueo marcada por la pobreza y la devastación de varias guerras con Israel, fue en su día un próspero lugar de paso mediterráneo que acogió un sinfín de civilizaciones. Todas ellas dejaron su huella arqueológica, una rica herencia que a veces aflora accidentalmente.

En febrero, las excavadoras perforaban el suelo en la localidad de Yabalia para alzar un inmueble como parte de un proyecto financiado por Egipto, principal valedor de la reconstrucción de la Franja tras la dura escalada bélica con Israel de 2021. De golpe toparon con una tumba de dos milenios de antigüedad que paró la construcción.

No era el único sepulcro, sino que había al menos 20 sepulturas que formaban parte de un cementerio de época romana cercano a la playa, un descubrimiento que resultó ser «el más importante» de la última década, y que podría arrojar mucha más información sobre la presencia de los romanos en el enclave, destaca a Efe Jamal Abu Rida, director general del Ministerio de Antigüedades de Gaza.

Por ahora, las pesquisas arqueológicas siguen su curso, y se estima que el yacimiento -de 50 metros cuadrados- podría llegar a contener hasta 80 tumbas y pertenecer a figuras de alto rango del Imperio Romano durante el primer siglo después de Cristo.

Hasta el momento se han abierto dos tumbas, una de las cuales contenía restos óseos y de cerámica, y su forma, más bien ostentosa, podría ser indicativo de que en ellas se enterró a miembros de las clases altas de la época.

Gaza, bloqueada por Israel desde que el grupo islamista Hamás tomó el poder en 2007, fue en el pasado un epicentro comercial importante del Mediterráneo que dio cobijo a imperios y culturas muy diversas, algunas de ellas clave en la historia de la humanidad.

La Franja fue testigo del ascenso y la caída de civilizaciones que van desde los filisteos mencionados en la Biblia hasta los cananeos, los faraones de Egipto, el imperio greco-helenístico, los romanos, Bizancio o el califato islámico. Entre medio, los cruzados también dejaron su rastro en la zona, reflejo de un más amplio Oriente Medio marcado por una dinámica histórica de conquistas y más conquistas.

Según la arqueóloga gazatí Hiyam al Bitar, Gaza es «un gran sitio arqueológico lleno de urbes, murallas, fuertes y artefactos» bajo tierra, pero problemáticas como el conflicto con Israel, la precariedad derivada del bloqueo o la mala situación económica han hecho que prácticamente no haya recursos para la arqueología.

Las iniciativas de las autoridades locales para excavar, restaurar y proteger los espacios arqueológicos son pocas, pese a que en Gaza se conoce la existencia de al menos 45 yacimientos. Estos incluyen restos de mezquitas, iglesias, palacios, tumbas, mercados o estructuras que se remontan a tiempos prehistóricos.

Con la arqueología incluso se han encontrado ruinas que atestiguan el asedio de Alejandro Magno o la invasión de los mongoles, pero quedan muchas cosas por descubrir e investigaciones por realizar.

«Ya sea por la falta de apoyo financiero o problemas relacionados con la ocupación israelí», la capacidad para impulsar proyectos arqueológicos es muy limitada, remarca Al Bitar.

Sin embargo, la tierra nunca olvida y bajo la superficie de Gaza hay un legado histórico profundo que a veces se traduce en curiosos hallazgos arqueológicos hechos de casualidad por la misma población.

La estatua de Anat de 4.500 años de una diosa cananea encontrada recientemente en la Franja de Gaza

Este fue el caso del cementerio romano hallado en Yabalia, o del descubrimiento de un agricultor palestino que este abril encontró una estatua de la diosa cananea Anat cuando cultivaba sus campos en el sur de la Franja.

Se trataba de una estatua esculpida en piedra caliza de unos 4.500 años de antigüedad y 22 metros de altura, que representa a la diosa de la belleza, el amor y la guerra.

Esta era una de las divinidades más importantes para los cananeos y data del año 2.500 a.C. (Edad de Bronce), lo que evidencia la presencia de sociedades ya desarrolladas en la Gaza antigua.

A inicios de 2022, las autoridades locales inauguraron también una iglesia bizantina reformada de hace unos 1.700 años en el norte del enclave. Se convirtió en un museo público.

Con ello, así como con los hallazgos arqueológicos recientes y otros recintos reformados como el Monasterio de San Hilarion -uno de los más antiguos de Tierra Santa, del siglo IV- se busca promover el turismo interno y dar valor al legado histórico propio de Gaza.

La Franja «siempre fue corredor de mercaderes y reyes del mundo», dice a Efe Jawdat al Khodari, empresario gazatí que compra casas viejas de época mameluca y otomana para reformarlas y museizarlas.

La preservación de la identidad histórica va más allá de las instituciones, y pese a las dificultades, es un deber que recae «a todos», asegura Al Khodari.

Fuentes EFE y Swiss Info

15 años de experimentos fallidos: mitos y realidades sobre el asedio israelí a Gaza

Foto: Palestinos en Gaza protestan contra los cierres impuestos por la ocupación israelí el 22 de julio de 2019 [Mohammed Asad/Monitor de Oriente].

05 de julio de 2022

Por Ramzy Baroud

Han pasado quince años desde que Israel impuso un asedio total a la Franja de Gaza, sometiendo a casi dos millones de palestinos a uno de los bloqueos más largos y crueles de la historia por motivos políticos. En aquel entonces, el gobierno israelí justificó su asedio como la única forma de proteger a Israel del «terrorismo y los ataques con cohetes» palestinos. Esta es la línea oficial del Estado de ocupación hasta el día de hoy, y sin embargo no hay muchos israelíes -desde luego no en el gobierno, los medios de comunicación o incluso la gente de a pie- que argumenten que Israel es hoy más seguro que antes de junio de 2007.

Se entiende que Israel impuso el asedio como respuesta a la toma de la Franja por parte de Hamás, tras un breve y violento enfrentamiento entre el movimiento, que es el actual gobierno de facto en Gaza, y su principal rival político, Al Fatah, que domina la Autoridad Palestina en la Cisjordania ocupada. Sin embargo, el aislamiento de Gaza se planificó años antes del enfrentamiento entre Hamás y Al Fatah, o incluso de la victoria electoral legislativa de Hamás en enero de 2006.

De hecho, el difunto primer ministro israelí Ariel Sharon estaba decidido a redesplegar las fuerzas israelíes fuera de Gaza mucho antes de esas fechas, lo que hizo posible el asedio. El plan, que culminó con la retirada israelí de Gaza en agosto-septiembre de 2005, fue propuesto por Sharon en 2003, aprobado por su gobierno en 2004 y finalmente adoptado por la Knesset en febrero de 2005.

La «desconexión» era una táctica israelí destinada a sacar a unos cuantos miles de colonos judíos ilegales de la Gaza ocupada -para que se fueran a otros asentamientos judíos ilegales en la Cisjordania ocupada-, al tiempo que se redistribuía al ejército israelí de los centros de población atestados en la Franja de Gaza a las zonas fronterizas nominales. Este fue el inicio real del asedio a Gaza.

La afirmación anterior estaba clara incluso para James Wolfensohn, que fue nombrado por el Cuarteto de Oriente Medio como enviado especial para la desconexión de Gaza. En 2010, llegó a una conclusión similar: «Gaza había quedado efectivamente aislada del mundo exterior desde la retirada israelí… y las consecuencias humanitarias y económicas para la población palestina eran profundas».

El motivo último de la «desconexión» no era la seguridad de Israel, ni siquiera matar de hambre a los palestinos de Gaza como forma de castigo colectivo. Esto último era el resultado natural de un complot político mucho más siniestro, como lo comunicó el propio asesor principal de Sharon en ese momento, Dov Weisglass. En una entrevista con el periódico israelí Haaretz en octubre de 2004, Weisglass lo dijo claramente: «El significado del plan de retirada es la congelación del proceso de paz». ¿Cómo? «Cuando se congela el proceso [de paz], se impide el establecimiento de un Estado palestino y se impide una discusión sobre los refugiados, las fronteras y Jerusalén».

No sólo era éste el motivo último de Israel tras la desconexión y el posterior asedio de Gaza, sino que además, según el experimentado político israelí, todo se hizo «con la bendición presidencial y la ratificación de ambas cámaras del Congreso [estadounidense]». El presidente de EE.UU. en ese momento no era otro que George W. Bush.

Todo esto tuvo lugar antes de las elecciones legislativas de Palestina, de la victoria de Hamás y del enfrentamiento Hamás-Fatah. Este último simplemente sirvió como una justificación conveniente para lo que ya se había discutido, «ratificado» por Washington y aplicado.

Fin del asedio a Gaza – Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente]

Para Israel, el asedio era una estratagema política que adquiría un significado y un valor adicionales con el paso del tiempo. En respuesta a la acusación de que Israel estaba matando de hambre a los palestinos de Gaza, Weisglass se apresuró a responder: «La idea es poner a los palestinos a dieta, pero no hacerles morir de hambre».

Lo que entonces se entendió como una declaración jocosa, aunque irreflexiva, resultó ser una política israelí real, como se reveló en un informe de 2008 que se hizo público en 2012. Gracias a la organización israelí de derechos humanos Gisha, se dieron a conocer las «líneas rojas [para] el consumo de alimentos en la Franja de Gaza» -compuestas por el Coordinador Israelí de Actividades Gubernamentales en los Territorios-. Salió a la luz que Israel estaba calculando el número mínimo de calorías necesarias para mantener con vida a la población de Gaza, una cifra que se «ajusta a la cultura y la experiencia» de la Franja.

El resto es historia. El sufrimiento de Gaza es absoluto: el 98% del agua de la Franja no es potable; los hospitales carecen de suministros esenciales y de medicamentos que salvan vidas; y la circulación dentro y fuera del territorio está más o menos prohibida, con relativamente pocas excepciones menores.

Aun así, Israel ha fracasado estrepitosamente, sin lograr ninguno de sus objetivos. Tel Aviv esperaba que la «retirada» obligara a la comunidad internacional a redefinir el estatus legal de la ocupación israelí de Gaza. A pesar de la presión de Washington, eso nunca ocurrió. Gaza sigue formando parte de los Territorios Palestinos Ocupados, tal y como los define el derecho internacional.

Además, la designación por parte de Israel en septiembre de 2007 de Gaza como «entidad enemiga» y «territorio hostil» cambió poco, aparte de permitir al gobierno israelí llevar a cabo varias guerras devastadoras contra los palestinos del enclave, a partir de finales de 2008.

Ninguna de estas guerras ha servido con éxito a la estrategia israelí a largo plazo. Por el contrario, Gaza sigue contraatacando a una escala mucho mayor que antes, frustrando los cálculos de los dirigentes israelíes, hecho que quedó claro en el lenguaje desconcertante y perturbador al que recurrieron. Durante una de las guerras israelíes más mortíferas contra Gaza, en julio de 2014, la miembro derechista de la Knesset Ayelet Shaked escribió en Facebook que la guerra «no era una guerra contra el terror, y no una guerra contra los extremistas, y ni siquiera una guerra contra la Autoridad Palestina.» En cambio, según Shaked, que un año después se convirtió en ministra de Justicia de Israel, se trataba de «una guerra entre dos personas». ¿Quién es el enemigo? El pueblo palestino».

A fin de cuentas, los gobiernos de Sharon, Tzipi Livni, Ehud Olmert, Benjamin Netanyahu y Naftali Bennett no consiguieron aislar a Gaza del conjunto palestino, ni doblegar la voluntad de los palestinos de la Franja, ni garantizar la seguridad israelí a costa de los palestinos.

Además, Israel ha sido víctima de su propia arrogancia. Mientras que la prolongación del asedio no logrará ningún valor estratégico a corto o largo plazo, el levantamiento del asedio, desde el punto de vista de Israel, equivaldría a una admisión de la derrota, y podría facultar a los palestinos de Cisjordania para emular el modelo de Gaza. Esta falta de certeza acentúa aún más la crisis política y la falta de visión estratégica que ha definido a todos los gobiernos israelíes durante casi dos décadas.

El experimento político de Israel en Gaza ha fracasado, inevitablemente. La única salida es el levantamiento total del asedio a Gaza. No que se alivie, sino que se levante. Completamente. Y esta vez, para siempre.

Ramzy Baroud es periodista, autor y editor de Palestine Chronicle. Es autor de varios libros sobre la lucha palestina, entre ellos «La última tierra»: Una historia palestina’ (Pluto Press, Londres). Baroud tiene un doctorado en Estudios Palestinos de la Universidad de Exeter y es un académico no residente en el Centro Orfalea de Estudios Globales e Internacionales de la Universidad de California en Santa Bárbara. Su sitio web es www.ramzybaroud.net.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

La marina israelí hiere a 3 pescadores palestinos frente a la costa de Gaza

 

16 de junio de 2022

Tres pescadores palestinos han resultado heridos esta mañana después de que los barcos navales de Israel les dispararan frente a la costa de la Franja de Gaza.

El capitán Nizar Ayyash declaró a los medios de comunicación que el pescador Nasr Ali Bakr resultó gravemente herido, mientras que los pescadores Muhammad Jaber Bakr y Muhammad Fakhri Bakr fueron alcanzados por balas recubiertas de goma después de que los barcos de la ocupación atacaran su barco pesquero mientras trabajaban en el mar. El activista de derechos humanos Zakaria Bakr dijo que los pescadores fueron atacados con ametralladoras a pesar de que estaban trabajando dentro de la región de seis millas permitida bajo el asedio de la ocupación.

Según la Asociación de Pescadores Palestinos de Gaza, hay unos 4.000 pescadores trabajando en el sector pesquero de Gaza, que cuidan de unos 50.000 dependientes.

La profesión ha sido considerada peligrosa por las organizaciones de derechos debido al acoso de Israel a los pescadores en el mar.

En 2020, las fuerzas de ocupación israelíes atacaron a los pescadores palestinos frente a la costa de la Franja de Gaza en al menos 320 ocasiones, según informó la Unión de Comités de Trabajo Agrícola (UAWC), 63 ataques más que el año anterior. Además, Israel cerró la zona de pesca por completo durante 16 días en agosto.

Fuente: Monitor Medio Oriente 

80% de los niños de Gaza sufren depresión debido al bloqueo y constantes ataques de Israel

15 de junio de 2022

Cuatro de cada cinco niños de la Franja de Gaza sufren depresión, tristeza y miedo como consecuencia de vivir bajo el asfixiante bloqueo de Israel, según ha informado Save the Children en un informe publicado hoy.

Titulado “Atrapados”, el informe de la organización benéfica británica incluye detalles de entrevistas con 488 niños y 168 padres y cuidadores en Gaza, y reveló un drástico deterioro desde su última investigación en 2018.

El número de los que reportan síntomas de “depresión, dolor y miedo”, ha aumentado del 55% al 80%.

El informe mostró un aumento significativo en el número de niños que reportaron sentirse temerosos, el 84% en comparación con el 50% en 2018, mientras que los que se sienten nerviosos aumentaron al 80% en comparación con el 55%, y la tristeza o la depresión escalaron al 77% desde el 62%.

Mientras tanto, la pena ha subido al 78% desde el 55%. Ayer mismo, el Centro Al-Mezan para los Derechos Humanos reveló que los ataques militares israelíes han matado a 5.418 palestinos en la asediada Franja de Gaza desde 2007.

Jason Lee, director de Save the Children en los Territorios Palestinos Ocupados, dijo:

Los niños con los que hemos hablado para este informe describen que viven en un estado perpetuo de miedo, preocupación, tristeza y dolor, esperando que estalle la siguiente ronda de violencia, y sintiéndose incapaces de dormir o concentrarse.

“Las pruebas físicas de su angustia -mojarse en la cama, perder la capacidad de hablar o de realizar tareas básicas- son espeluznantes y deberían servir de llamada de atención a la comunidad internacional”, añadió.

Save the Children también informó de que más de la mitad de los niños de Gaza pensaron en el suicidio y tres de cada cinco se autolesionaron.

Israel ha impuesto un asedio paralizante a la Franja de Gaza desde el verano de 2007, que ha afectado gravemente a los medios de vida en el territorio palestino.

Save the Children ha instado al gobierno israelí a tomar medidas inmediatas para levantar el bloqueo y poner fin a la actual ocupación.

“Hacemos un llamamiento a todas las partes para que aborden las causas profundas de este conflicto y tomen medidas para proteger a todos los niños y familias que merecen vivir con seguridad y dignidad. Necesitamos que se ponga fin de inmediato al conflicto y a las privaciones económicas, que son enormes factores de estrés en la vida de los niños, así como que se lleven a cabo actividades para apoyar el potencial de afrontamiento y la resiliencia de los niños y sus familias en la Franja de Gaza”, señaló en un comunicado.

Fuente: Middle East Monitor

Israel mató a 5.418 palestinos en Gaza a lo largo de 15 años, según un grupo de derechos humanos

15 de junio de 2022

Foto: un hombre palestino lleva a una niña herida en un hospital del norte de la Franja de Gaza en medio de un recrudecimiento de la violencia israelo-palestina, el 10 de mayo de 2021 [MOHAMMED ABED/AFP via Getty Images].

A lo largo de 15 años, los ataques militares israelíes han matado a 5.418 palestinos en la asediada Franja de Gaza, según anunció ayer el Centro Al-Mezan para los Derechos Humanos.

En un informe titulado «15 años demasiado largos», la organización explicó que el 23% de las víctimas eran «niños y el 9% mujeres».

«Entre el 14 de junio de 2007 y el 14 de junio de 2022, los ataques israelíes han destruido 3.118 instalaciones comerciales, 557 fábricas, 2.237 vehículos, 2.755 instalaciones públicas, 12.631 unidades residenciales y han dañado parcialmente otras 41.780», añadió el informe.

Señaló que las fuerzas de ocupación israelíes habían empleado «una fuerza excesiva y letal contra los niños palestinos que intentaban cruzar la valla perimetral», y añadió que habían detenido a «204 niños».
El grupo de derechos afirmó que las autoridades israelíes habían establecido un «régimen de permisos prohibitivo y complejo» para los palestinos que deseaban salir de Gaza para acceder a tratamiento médico.

«Entre 2010 y febrero de 2022, las autoridades israelíes rechazaron o retrasaron el 30 por ciento de las solicitudes de permiso de los pacientes», dijo, y señaló que los permisos denegados y aplazados habían provocado la muerte de 72 pacientes, diez de los cuales eran niños y 25 mujeres.

La organización humanitaria hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que «desista del doble rasero a la hora de tratar las violaciones de los derechos humanos» y para que «asuma sus responsabilidades legales y morales a la hora de poner fin al asedio impuesto a Gaza».

«También deben exigir responsabilidades y procesar a todos los que cometan crímenes de guerra contra los palestinos», subrayó el informe.

En 2007, Israel impuso un asedio a Gaza que provocó el deterioro de las condiciones de vida. El desempleo se disparó hasta el 50%.

El Observatorio Euromediterráneo de Derechos Humanos informa de que las tasas de desempleo y pobreza han aumentado considerablemente en la Franja desde que Israel impuso su bloqueo ilegal, y que más de la mitad de los 2,3 millones de habitantes de Gaza viven por debajo del umbral de la pobreza.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Escultura cananea que data de alrededor del 2500 a. C. descubierta en la Franja de Gaza

Foto: La escultura cananea que data del 2500 a. C. encontrada en la Franja de Gaza.

KHAN YUNIS, lunes, 25 de abril de 2022 (WAFA) – Un agricultor en la ciudad de Khan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza, y mientras cultivaba su tierra hoy, encontró una escultura cananea que data de alrededor del 2500 a. C.

La escultura mide 22 cm de alto, está hecha de piedra caliza, con cabeza pero sin cuerpo, y adosada a la cabeza estaba la corona de la serpiente, que era utilizada por los dioses como símbolo de fuerza e invencibilidad.

La escultura cananea pertenece a la diosa cananea Anah, la diosa del amor, la belleza y la guerra, según la mitología cananea, y se llama victorias y felicidad.

Vale la pena señalar que se realizaron muchos descubrimientos arqueológicos e históricos en Gaza durante el último período luego de excavaciones y registros en las tierras y hogares de los ciudadanos, lo que indica la sucesión de diferentes civilizaciones en Palestina.

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner