Declaración de la presidencia palestina con motivo de la visita del presidente estadounidense Joe Biden a Palestina

RAMALLAH, viernes 15 de julio de 2022 (WAFA) – El presidente Mahmoud Abbas, presidente del Estado de Palestina, dio la bienvenida a la importante visita oficial del presidente de los Estados Unidos de América, el presidente Joseph Biden, a Belén, la cuna de Jesucristo, la ciudad de la paz y la esperanza, rica en el patrimonio civilizatorio y cultural del pueblo palestino.

El presidente Abbas consideró que esta visita y encuentro con el presidente Biden contribuirá a fortalecer las relaciones bilaterales entre los dos países y los pueblos palestino y estadounidense, esperando que también contribuya a crear el ambiente para relanzar un horizonte político basado en resoluciones de legitimidad internacional. En este sentido, agradecemos al presidente Biden por su reconfirmación del compromiso de la administración estadounidense con la solución de dos estados en las fronteras de 1967, y que el establecimiento de un Estado palestino independiente, soberano, viable y contiguo que viva al lado del Estado de Israel es la mejor solución para que los dos pueblos vivan con seguridad y paz.

El presidente Abbas también acogió con beneplácito la visión de EE. UU. de que los palestinos e israelíes merecen las mismas medidas de libertad, seguridad, prosperidad y democracia, y pidió al presidente Biden que tome medidas políticas concretas para garantizar que esta visión se implemente sobre el terreno.

El presidente Abbas enfatizó la necesidad de poner fin a los pasos unilaterales que violan el derecho internacional y socavan la solución de dos estados, lo que incluye detener el desplazamiento forzado de palestinos, detener las demoliciones de casas y los asesinatos diarios, responsabilizar a los asesinos de la periodista Shirin Abu Aqla y detener el colonialismo. actividades de asentamiento, porque todos los asentamientos coloniales israelíes son ilegales, y que se requiere detener estas medidas y pasos unilaterales para crear las condiciones para un regreso a la vía política y para resolver todos los problemas del estatus permanente, incluido el problema de los refugiados palestinos, de conformidad con las normas internacionales. resoluciones de legitimidad, la Iniciativa de Paz Árabe y acuerdos firmados.

El presidente Abbas dijo que Jerusalén Este, ocupada desde 1967, es la capital del Estado de Palestina, y subrayó la necesidad de detener las incursiones de los grupos extremistas en la bendita Mezquita de Al-Aqsa, y preservar el estatus histórico en el santuario cristiano e islámico. sitios en Jerusalén Este bajo la custodia del Reino Hachemita de Jordania.

“Hemos acordado con el presidente Biden trabajar con su administración en muchos temas críticos para promover la paz, la seguridad, la estabilidad y promover la economía palestina”, se lee en el comunicado.

El presidente Abbas subrayó su plena disposición a cooperar con la administración estadounidense del presidente Biden para eliminar todos los obstáculos a las relaciones bilaterales sólidas entre las partes palestina y estadounidense, incluida la eliminación del nombre de la OLP de las listas estadounidenses de terrorismo, la reapertura del consulado estadounidense en el este Jerusalén y la reapertura de la oficina de la OLP en Washington.

En conclusión, el presidente Abbas valoró la decisión del presidente Biden de reanudar la ayuda estadounidense al pueblo palestino, incluido el apoyo a la UNRWA y los hospitales de Jerusalén Este.

Expertos de la ONU instan a Israel a liberar al joven Ahmad Manasra

15 de julio de 2022

Expertos en derechos humanos de la ONU han instado a las autoridades de ocupación israelíes a poner en libertad inmediatamente a Ahmad Manasra, un palestino de 20 años detenido en prisiones israelíes desde los 14 años y que padece graves problemas de salud mental.

Los expertos son Francesca Albanese, relatora especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado desde 1967; Fionnuala Ni Aolain, relatora especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo; Tendayi Achiume, relatora especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia; y Tlaleng Mofokeng, relatora especial sobre el derecho a la salud.

“El encarcelamiento de Ahmad durante casi seis años le ha privado de su infancia, de su entorno familiar, de su protección y de todos los derechos que se le deberían haber garantizado cuando era niño”, dijeron los expertos.

“Este caso es atormentador en muchos aspectos y su continua detención, a pesar de su deterioro mental, es una mancha para todos nosotros como parte de la comunidad internacional de derechos humanos”.

En 2015, Ahmad Manasra, que entonces tenía 13 años, y su primo de 15 fueron acusados de apuñalar a dos israelíes en el asentamiento de Pisgat Zeev, en la Cisjordania ocupada. Su primo murió de un disparo en el lugar de los hechos, mientras que Ahmad fue atropellado por un coche y sufrió graves heridas en la cabeza mientras una multitud israelí se mofaba de él. Tras su detención, las imágenes de vídeo, ampliamente difundidas en los medios de comunicación, mostraban al joven y angustiado Ahmad siendo tratado con dureza e interrogado severamente sin la presencia de sus padres ni de su representante legal.

“Las escenas desgarradoras de un niño con los huesos rotos tumbado en el suelo bajo un aluvión de insultos y amenazas gritadas por adultos armados en un idioma extranjero; de ese mismo niño siendo alimentado con una cuchara por manos desconocidas mientras estaba encadenado a una cama de hospital y luego interrogado violentamente en violación de las normas y principios de derechos humanos relativos al arresto y la detención de un niño, siguen atormentando nuestra conciencia”, dijeron los expertos.

“A Ahmad le decimos que lamentamos no haberle protegido”.

“El arresto y la detención de Ahmad se produjeron en un periodo de tiempo que es absolutamente crítico para el desarrollo emocional, intelectual y social de un niño. En todas las acciones relacionadas con los niños, el interés superior del niño debe ser una consideración primordial”, dijeron los expertos. “En violación de este principio fundamental, la consideración primordial en este caso parece ser la concentración de Israel en la contención de quienes ellos etiquetan como amenazas terroristas”, dijeron.

A pesar del agravamiento de las condiciones mentales de Ahmad, las autoridades de ocupación israelíes han rechazado las peticiones de los abogados de Ahmad para su pronta liberación. Las autoridades israelíes sostienen que el delito por el que Ahmad fue condenado constituye un acto terrorista, por lo que no puede ser puesto en libertad anticipada en virtud de la Ley Antiterrorista. Sin embargo, esta Ley no entró en vigor hasta noviembre de 2016, y las enmiendas a la Ley Antiterrorista que prohíben la libertad anticipada para los condenados por delitos graves que impliquen actos terroristas se introdujeron en diciembre de 2018, mucho después de que Ahmad fuera condenado por intento de asesinato en mayo de 2016.

“Como se ha reiterado en repetidas ocasiones a las autoridades israelíes, su mal definida y excesivamente amplia Ley Antiterrorista ha dado lugar a demasiados casos de arbitrariedad y abuso. El caso de Ahmad es otra consecuencia moral y legalmente injustificable de la Ley. Su aplicación retroactiva a Ahmad, que dio lugar a la denegación de su libertad anticipada, es ilegal, desproporcionada y discriminatoria”, dijeron los expertos.

Fuente: Days of Palestine

Periodista israelí Yossi Melman: La quema viva de soldados egipcios por parte de Israel y otros crímenes de guerra demuestra inmoralidad

14 de julio de 2022

Melman dijo que el ejército de ocupación israelí quemó vivos al menos a 20 soldados egipcios y al día siguiente usó una excavadora para cavar y enterrar sus cuerpos en una fosa común sin identificación. El diario israelí Haaretz estimó que el número era tan alto como 80 víctimas enterradas no identificadas y sin marcar.

El destacado periodista israelí Yossi Melman reveló el viernes detalles de un crimen de guerra del ejército israelí cometido durante la Guerra de los Seis Días en 1967, cuando Israel ocupó Cisjordania, la Franja de Gaza, los Altos del Golán sirio y la Península del Sinaí en Egipto.

En un hilo en Twitter, Melman, un corresponsal de seguridad dijo que el ejército de ocupación israelí quemó vivos al menos a 20 soldados egipcios y al día siguiente usó una excavadora para cavar y enterrar sus cuerpos en una fosa común sin identificación.

El área de la fosa común se anexó al kibutz israelí Nahshon, que se construyó en la tierra de un barrio palestino llamado Wadi El-Latrun, 25 kilómetros al oeste de Jerusalén y 14 kilómetros al sureste de Al-Ramla. Según un periódico israelí Haaretz la historia fue «silenciada y los campos se convirtieron en parte del parque denominado Mini Israel».

«Después de 55 años de fuerte censura», Melman escribió «Puedo revelar que al menos 20 soldados egipcios fueron quemados vivos y enterrados por el ejército israelí en una fosa común, que no estaba marcada ni identificada contrariamente a las leyes de guerra, en Latrun. Esto sucedió durante la Guerra de los Seis Días».

Mientras que Melman encontró que al menos 20 soldados egipcios fueron quemados vivos en ese incidente, otras fuentes, incluyendo Haaretz, estimó que el número era tan alto como 80 víctimas enterradas no identificadas y sin marcar.

Melman dijo que el incidente tuvo lugar en tierra de nadie, pero Haaretz revelando que la tierra era un barrio palestino «cuyos habitantes habían huido o habían sido expulsados recientemente, y cuyas casas habían sido arrasadas». Se refiere a la limpieza étnica de los palestinos de 1948: la Nakba.

Para todos los observadores objetivos de todo el mundo, Israel es claramente un estado rebelde que ha cometido numerosos crímenes de guerra y tiene el peor y más inmoral ejército que continúa cometiendo crímenes diarios contra los palestinos en los territorios palestinos ocupados y en toda Palestina histórica.

Cuando este estado canalla comete un delito, su ejército y sus funcionarios políticos afirman que tales incidentes son hechos aislados. En 1995, tres meses antes de ser asesinado, el difunto primer ministro israelí Ishak Rabin dijo: «Las Fuerzas de Defensa de Israel ganaron su gloria como un ejército humano cuyos soldados están bendecidos con valores morales especiales». Sin embargo, la realidad es la contraria y la revelación o el crimen de quemar vivos a soldados egipcios es parte de la prueba.

El entonces comandante del ejército israelí, Ze’ev Bloch, que ahora tiene 90 años, le dijo a Melman y a otros medios de comunicación que, en el momento de quemar a los soldados egipcios, vio cómo los soldados israelíes «saqueaban sus pertenencias personales». y los dejaron en la fosa común sin marcar». Saquear y dejar las tumbas sin marcar sin notificar al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) es una violación de la Cuarta Convención de Ginebra.

Estoy seguro de que más investigaciones en la zona proporcionarán pruebas de otros crímenes de guerra.

El informe de Haaretz sugiere que el ejército de ocupación israelí utilizó bombas de fósforo prohibidas para iniciar el fuego en la selva que mató a los soldados egipcios, que se rindieron o huyeron. Esto también plantea la cuestión de otra violación de la Cuarta Convención de Ginebra, que impide matar a los soldados que están fuera de combate a causa de heridas o rendición.

La escena de quemar y matar a los prisioneros de guerra fue horrible, según el testigo presencial Bloch, quien dijo: «Estábamos avergonzados», pero enfatizó que el asesinato fue una «decisión de las FDI».

En 1995, Arye Biro habló de cómo ejecutó a 49 prisioneros de guerra egipcios en 1956. Dijo a los periodistas, según AP News, que estaba listo para hacer lo mismo otra vez; sin embargo, dijo: «No creo que sea un criminal de guerra».

Biro dijo que estaba protegiendo a otros que compartían la decisión sobre el asesinato de prisioneros de guerra.

De acuerdo con la nota de AP News, en el informe, los historiadores israelíes dijeron que las acciones de Biro estaban lejos de ser únicas, ya que el veterano y autor israelí Michael Bar-Zohar dijo que los asesinatos de prisioneros ocurrieron «en todas las guerras de Israel» y «fueron tratados con indulgencia» y silenciados por los líderes.

Mientras tanto, el informe citó al historiador militar israelí, Aryeh Yitzhaki, diciendo que las tropas israelíes llevaron a cabo varias masacres en la guerra de 1967, cuando Rabin, ganador del Premio Nobel de la Paz, era jefe del ejército, en las que murieron unos 1.000 prisioneros egipcios.

Bar-Zohar también dijo: «Dos cocineros con cuchillos… simplemente sacrificaron a tres prisioneros. Este incidente me ha perseguido durante mucho tiempo».

El 9 y 10 de junio de 1967, unos 400 prisioneros egipcios y palestinos fueron asesinados en las dunas de arena de El-Arish, dijo Yitzhaki, y agregó que hubo otros seis o siete incidentes en los que las tropas israelíes abrieron fuego contra los prisioneros de guerra. Los líderes del »ejército moral» sabían de esto y probablemente estaban contentos con eso. Yitzhaki le dijo que un informe sobre los asesinatos presentado a sus superiores ha sido guardado bajo llave en una caja fuerte en el cuartel militar. «Todos los líderes del ejército, incluidos (entonces) el ministro de Defensa Moshe Dayan y el jefe de Estado Mayor Rabin y los generales sabían de estas cosas. Nadie se molestó en denunciarlas», dijo Yitzhaki. Entonces, ¿dónde está la moralidad?

En Twitter, Melman afirmó que tanto los árabes como los israelíes «cometieron crímenes de guerra» durante las guerras, pero culpó a Israel por «presentarse como una democracia», mientras oculta su vergonzoso pasado con el pretexto de la seguridad nacional. Agregó que «la democracia real debe enfrentar su pasado».

Fuente: https://noticiasdelmundo.news

 

‘No puedo ver pero espero que mi voz al cantar sea suficiente para mostrar la belleza de nuestra cultura palestina’

15 de julio de 2022

Yara a punto de salir a cantar en una de sus actuaciones Imagen cedida por Yara Qawariq

Por Duha Hmedan

“Cuando me paro en el escenario y empiezo a cantar, siento una especie de gran luz sale de mi voz y me ilumina el lugar. Sé que soy ciega y no veo a otras personas pero espero que mi voz sea suficiente para mostrarle a la gente la belleza de las palabras que reflejan nuestra cultura palestina”.

No es solo la belleza de la voz, sino la sinceridad del discurso de lo cantado lo que hace que una interpretación sea distinta de las demás, y esto es lo que hizo que Yara Qawariq, de 21 años, destacara desde muy pequeña. La familia materna de Yara provenía del pueblo de Beit Natif, y más tarde buscó refugio en el pueblo de Beit Jala en Belén. La madre de Yara fue la principal impulsora del desarrollo artístico de su hija tras descubrir que a la temprana edad tres años la pequeña demostraba un talento innato.

Yara nació con una discapacidad visual total y creció amando la música tradicional. Se formó participando en bandas y orquestas populares de su escuela, pasó por el Instituto de Música Al Kamandjati, y hoy en día, domina tres instrumentos: el laúd, el piano y la percusión con la tabla.

“Me apasiona el arte. Incluso mis colegas y profesores de la universidad de Birzeit me dicen que nací para la música. Aunque sé tocar 3 instrumentos, el laúd es mi preferido, ya que es una enciclopedia de instrumentos orientales. Puedo tocar todos los maqams musicales orientales y occidentales. Además, la mayoría de las melodías de las canciones palestinas están relacionadas con el laúd. Siempre digo que el laúd es lo más cercano a la voz humana y que puede imitar nuestro idioma y transmitir sentimientos con precisión, y lo ves en todos los lugares, desde entornos beduinos y hasta urbanos”.

Los niños y niñas palestinas siempre han crecido con las canciones de sus abuelas que surgen de las cosas que les ocurren en su día a día. Son canciones que han sido capaces de reflejar la situación en la que vive el palestino y la palestina. Durante la temporada de cosecha, los agricultores cantaban la canción ‘Oh, macetas de sésamo’, una de tantas que reflejan el apego del palestino y la palestina a sus tierras, cultivos y árboles: ‘Te plantaré en la casa, oh almendra verde, y regaré la tierra con mi sangre hasta que se vuelva clara y verde’. La agricultura y los olivos, además de ser una fuente de ingresos importante para las familias palestinas, también representa el símbolo de sus raíces. En muchas ocasiones dichas tierras son confiscadas y atacadas por fuerzas y colonos israelíes y poder contar estas situaciones a través de la música, con historias personales, es una forma de acercar esta realidad más allá de sus fronteras.

“Cada una de las canciones tradicionales contiene los detalles de una historia y transmite significados. Por ejemplo, hay una canción que es la historia de un apuesto joven que apareció como un extraño en una de las aldeas palestinas, trabajaba como carpintero, y era conocido por sus buenos modales. La novela cuenta que grupos israelíes atacaron el pueblo y mataron a 3 jóvenes. Cuando buscaron al joven, éste no apareció y la gente del pueblo pensó que resistió. Pero nunca más apareció. Y le cantan: ‘en el corazón de nuestro país, las heridas se saturan’”.

Yara cree que las canciones palestinas y sus melodías pueden transmitir el mensaje palestino al mundo de forma sencilla y sin complicaciones. La joven cuenta siempre la anécdota en la que ella interpretaba una actuación musical frente a la comunidad alemana. Allí delante de decenas de alemanes y alemanas interpretó canciones tradicionales relacionadas con las bodas y las temporadas agrícolas. “Sentí que podía transmitir a esta comunidad la historia del pueblo palestino con canciones que tienen más de 70 años, es decir, antes incluso de que Israel estuviera en la tierra de Palestina. Así es como veo que la música introduce a Palestina en el mundo, su legado y lo que ha experimentado de una manera más tolerante”.

“Me gusta que el sonido de las canciones tradicionales llegue a todas partes del mundo. Esta es la historia de un pueblo antiguo y un patrimonio que merece ser contado y conocido por todo el mundo, a través del arte palestino y su folklore”.

Fuente: www.eldiario.es

Amnistía Internacional: Biden debe condenar sistemáticas violaciones de derechos humanos por parte de Israel

14 de julio de 2022

Amnistía Internacional ha pedido al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que “cumpla su promesa de situar los derechos humanos en el centro de su primera visita a Medio Oriente y el Norte de África desde que asumió el cargo y que haga todo lo que esté en su mano para presionar por un cambio inmediato y sustancial”.

El 13 de julio, Biden aterrizó en Tel Aviv y se espera que se reúna con varios líderes, entre ellos el primer ministro de ocupación israelí, Yair Lapid, y el líder de la oposición, Benjamin Netanyahu.

El viernes está previsto que se reúna con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, en Belén.

“El gobierno de Biden debe poner fin a su descarado apoyo a los escandalosos crímenes de derecho internacional y a otras graves violaciones de derechos humanos cometidas por sus aliados, facilitando a sabiendas los rampantes abusos con impunidad”, afirmó Paul O’Brien, director ejecutivo de Amnistía Internacional en Estados Unidos, en un comunicado publicado ayer.

“El presidente Biden debe aprovechar esta oportunidad para priorizar el avance de los derechos humanos sobre los intereses a corto plazo, y dejar claro que no puede haber un doble rasero cuando se trata de promover los derechos humanos. Si EE.UU. sigue su curso actual, sólo envalentonará a los gobiernos abusivos para que silencien aún más las voces disidentes, opriman a las minorías y aplasten despiadadamente los derechos de millones de personas en la región.”

El principal grupo de derechos humanos se refirió al asesinato por parte de Israel de la periodista palestina Shireen Abu Akleh mientras cubría una redada militar israelí en Cisjordania el 11 de mayo, y dijo que su asesinato “proporcionó un crudo recordatorio de los crímenes cometidos por las autoridades israelíes para mantener su sistema de opresión y dominación sobre los palestinos, y del papel de Estados Unidos para proteger a Israel de la rendición de cuentas”.

“Los homicidios ilegítimos, las detenciones arbitrarias, la tortura y otros malos tratos, los castigos colectivos y los desplazamientos forzosos se producen en el contexto de un sistema de apartheid contra los palestinos en todo Israel y los Territorios Palestinos Ocupados”, añadió el grupo.

“El gobierno israelí ha desplazado por la fuerza a comunidades palestinas enteras y ha demolido cientos de miles de hogares palestinos. En Masafer Yatta, en el sur de Cisjordania, y en Ras Jrabah, en la zona de Naqab/Negev de Israel, los residentes corren un riesgo inminente de desplazamiento forzoso.”

“Durante el último conflicto armado en la Franja de Gaza en mayo de 2021, las fuerzas israelíes cometieron aparentes crímenes de guerra, dejando cientos de muertos y miles de heridos. Los hospitales, las viviendas y otras infraestructuras esenciales no pueden reconstruirse debido al bloqueo de Israel sobre Gaza desde 2007.”

“La falta de rendición de cuentas por las graves violaciones cometidas por el gobierno de Israel, incluidos los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad, se ve perpetuada por la política de Estados Unidos. En lugar de dar cobertura a la impunidad, Estados Unidos debe apoyar investigaciones independientes, exhaustivas y creíbles sobre estos crímenes, como la que ha abierto la Corte Penal Internacional”, ha declarado Paul O’Brien.

“El gobierno de Biden y el Congreso de EE.UU. deben detener el suministro de armas al ejército israelí hasta que se garantice que dicho equipo no se utilizará para cometer graves violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos.”

El destacado grupo también mencionó la continua represión por parte de las autoridades palestinas de “la libertad de expresión y de reunión pacífica”. Las fuerzas de seguridad respondieron a las protestas contra la tortura y el asesinato de Nizar Banat, crítico político, el 24 de junio de 2021, con el uso de la fuerza ilegal, detenciones y torturas y otros malos tratos”.

Fuente: Qudsnen

La cosecha de mazorcas de Gaza se traduce en quioscos de maíz con queso

14 de julio de 2022

Si das un paseo por Gaza puedes conseguir maíz con yogur y queso calentado en una olla de barro, cultivado localmente, ¿la probarías?.

 

Fuente: Monitor Medio Oriente 

Diario israelí Haaretz: La nueva embajada de EE. UU. en Jerusalén ocupada será construida sobre terrenos palestinos confiscados -robados-

14 de julio de 2022

Esto no es algo inédito o aislado. Todas las propiedades palestinas cuyos legítimos propietarios fueron asesinados o expulsados por las bandas paramilitares sionistas antes de 1948, han sido confiscadas y ocupados por los colonos extranjeros -hoy son ciudadanos israelíes-. Después de expulsar a los palestinos y cometer masacres en sus pueblos y ciudades, los israelíes se apoderaron de sus casas, tierras, fábricas, santuarios, cementerios, iglesias, mezquitas, etc.

Antes de la visita del presidente norteamericano Biden a Israel y Cisjordania, las familias palestinas que hoy viven en EE. UU. y en Jerusalén Este presentan documentos legales, escrituras y contratos de alquiler que se remontan a décadas, que testifican que eran dueños de la tierra donde será construida la nueva embajada norteamericana antes de que Israel se apoderara ilegalmente de esta propiedad palestina después de la guerra de 1948, informó el diario israelí Haaretz.

Esto no es algo inédito o aislado. Todas las propiedades palestinas cuyos legítimos propietarios fueron asesinados o expulsados por las bandas paramilitares sionistas antes de 1948, han sido confiscadas y ocupados por los colonos extranjeros -hoy son ciudadanos israelíes- que por millones llegaron desde todos los rincones de la tierra para poblar propiedades y tierras ajenas y cuyos legítimos dueños hoy son los refugiados palestinos, donde muchos de ellos aún viven en campamentos de refugiados.

Hace un par de semanas, y como una estrategia comunicacional para consagrar los robos, el nuevo primer ministro de Israel anunció que se mudará a una casa palestina anterior a la Nakba cuyo propietario fue expulsado por los paramilitares israelíes y las bandas terroristas de 1948. Yair Lapid ocupará la casa conocida como la Villa Hanna Salameh en Jerusalén ocupada, construida en la década de 1930 por un empresario palestino que fue expulsado al Líbano. Después de expulsar a los palestinos y cometer masacres en sus pueblos y ciudades, los israelíes se apoderaron de sus casas, tierras, fábricas, santuarios, cementerios, iglesias, mezquitas, etc.

Para “legalizar” los robos, Israel inventó una ley especial denominada “Ley de Ausencias”, donde permitió al gobierno israelí confiscar los bienes de los palestinos, incluidos dinero en efectivo, acciones, muebles, libros, empresas, bancos y otros bienes muebles. Es decir, si el propietario del bien que fue forzado a estar ausente, sus bienes pasan a ser propiedad de otros, aún que este propietario es “ausente” no por opción propia. Israel no le permite regresar a su casa hasta el día de hoy.

Hoy, la mayoría de los palestinos expulsados guardan los documentos legales y escrituras de sus propiedades robadas.

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada

El presidente estadounidense, Joe Biden, llega a la región para reunirse con líderes israelíes, palestinos y árabes

 

Foto: el primer ministro israelí Yair Lapid y el presidente Isaac Herzog dan la bienvenida al presidente estadounidense Joe Biden en el Aeropuerto Internacional Ben Gurion cerca de Tel Aviv, Israel, el 13 de julio de 2022. © Amir Cohen, Reuters

JERUSALÉN, miércoles 13 de julio de 2022 (WAFA) – El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, llegó esta tarde a Medio Oriente en su primer viaje a la región desde que asumió la presidencia durante el cual se reunirá con líderes israelíes, palestinos y árabes.

Se espera que Biden sostenga dos días de conversaciones con funcionarios israelíes antes de viajar el viernes a Belén, donde tiene previsto reunirse con el presidente Mahmoud Abbas antes de volar a Arabia Saudita para reunirse con líderes árabes.

También se espera que visite el jueves el hospital Augusta Victoria en el Monte de los Olivos, en el este de Jerusalén ocupado, en una muestra de apoyo a los hospitales palestinos de la ciudad que están muy afectados.

Los informes dijeron que los estadounidenses rechazaron una solicitud israelí de que un funcionario de salud israelí acompañara a Biden durante su visita al hospital Augusta Victoria, ya que se encuentra en territorio ocupado.

Fadi Kattan | Chef palestino al rescate de la gastronomía de Palestina

13 de julio de 2022

Cada mañana, Fadi Kattan sale del patio de piedra que rodea su restaurante gourmet palestino, Fawda, o “caos” en árabe, en busca de inspiración. Al detenerse en las carnicerías, panaderías y tiendas de especias que rodean el mercado al aire libre, bordeado de adoquines, a las afueras de su establecimiento de Belén, Kattan trabaja con ingredientes que han estado en el patio trasero culinario de los palestinos, literal y figurativamente, durante siglos.

Eso incluye el freekeh, un supergrano de trigo verde y terroso que suele servirse caliente junto a la carne; el suculento cordero de las granjas cercanas, que combina bien con sus delicados condimentos; y los ingredientes del musakhann, un plato de pollo sazonado con zumaq, cebolla y azafrán, servido con piñones fritos sobre un pan plano de taboon empapado en caldo.

“Al crecer en Belén, me enamoré de la cocina en la cocina de Julia, mi difunta abuela materna, y alrededor de la mesa en la casa de Nakhleh, mi abuelo paterno. En casa, mis padres me dieron la oportunidad de aprender el arte de la hospitalidad y la apreciación de la buena comida que aprecio no sólo en casa sino también en el extranjero”, afirma con orgullo el chef.

Fadi Kattan, junto a otros destacados cocineros palestinos forman la nueva camada que busca en sus raíces reconvertir la comida palestina y sueñan con internacionalizarla. “Mi sueño es que la comida palestina se celebre en todas partes, en armonía con sus raíces, sus historias y los fabulosos artesanos que la hacen posible cada día. Mi sueño es ver que los chefs palestinos honran nuestro terruño local aquí y en el extranjero, celebrando simultáneamente los productos locales de donde están y los sabores palestinos”.

En ese intento de modernizar la comida palestina Kattan fundó el restauranta Fawda (desorden en árabe) donde muestra diversos productos propios de Palestina, con la que intenta modernizarla. “He fundado mi restaurante Fawda en un intento de modernizar la cocina palestina, celebrando al mismo tiempo la belleza de nuestros productos locales y compartiendo una visión muy personal de nuestros platos. Mi pasión son los productos locales: el khobeizeh y el moloukhiyeh de Jericó, el cordero awassi y el laban jameed de Hebrón, el aceite de oliva de Beit Jala y el freekeh de Jenín”.

Fadi Kattan a su vez posee en canal de Youtube con la historia y recetas de su abuela “Tetas Kitchen”. “Me enorgullece cada vez que alguien ve mi serie de YouTube La cocina de Teta y se acerca con la historia de su abuela; me enorgullece cada vez que veo los ojos de mi madre y mi padre brillando de felicidad por un nuevo plato que he creado. Me enorgullece cada plato que hace que un invitado descubra nuestra cocina palestina, cada episodio hace que un espectador anhele Palestina”.

Fuente: https://www.comunidadpalestinachile.cl

A medida que el caos se agrava, la inestabilidad política es ya la norma en Israel

Foto: Naftali Bennett, nuevo primer ministro israelí y líder del partido Yamina, a la derecha, habla con Yair Lapid, nuevo ministro de Asuntos Exteriores de Israel y líder del partido Yesh Atid, durante una reunión del nuevo gobierno en la Knesset en Jerusalén, Israel, el domingo 13 de junio de 2021 [Kobi Wolf/Bloomberg vía Getty Images].

Por Ramzy Baroud

El colapso del efímero gobierno israelí de Naftali Bennett y Yair Lapid valida el argumento de que la crisis política en Israel no fue totalmente instigada y sostenida por el ex primer ministro Benjamin Netanyahu. El gobierno de coalición de Bennett estaba formado por ocho partidos, que unieron posiblemente una de las coaliciones más extrañas de la tumultuosa historia de la política israelí. El gabinete mixto incluía grupos de derecha y extrema derecha como Yamina, Yisrael Beiteinu y Nueva Esperanza, junto con los centristas Yesh Atid y Azul y Blanco, el izquierdista Meretz e incluso un partido árabe, la Lista Árabe Unida (Ra’am). La coalición también contaba con representantes del Partido Laborista, antaño el campo político israelí dominante, ahora casi completamente irrelevante.

Cuando se formó la coalición en junio de 2021, Bennett fue celebrado como una especie de mesías político, que estaba dispuesto a liberar a Israel de las garras del obstinado, egoísta y corrupto Netanyahu. Sin embargo, la confianza en el gobierno de Bennett era errónea. El millonario político era un protegido de Netanyahu y, en muchas ocasiones, parecía situarse a la derecha del líder del partido Likud en diversas cuestiones. En 2013, por ejemplo, Bennett declaró con orgullo: «He matado a muchos árabes en mi vida… y no hay ningún problema con eso.» En 2014, fue muy crítico con Netanyahu por no conseguir los objetivos de Israel en una de las guerras más mortíferas contra los palestinos en la asediada Gaza. Además, el apoyo principal de Bennett proviene del sector más extremo y de extrema derecha de Israel.

OPINIÓN: Antes de que Israel alegue «antisemitismo» en el extranjero, debería erradicar la plaga en casa

Muchos querían ignorar todo esto, con la esperanza de que Bennett lograra desbancar a su antiguo jefe. Esa posibilidad se hizo muy real cuando Netanyahu fue acusado oficialmente en noviembre de 2019 de varios cargos graves de corrupción.

Cuando el gobierno de Bennett y Lapid juró oficialmente el 13 de junio de 2021, parecía que había comenzado una nueva era de la política israelí. Se entendía que los campos políticos de Israel habían encontrado por fin su denominador común. Netanyahu, mientras tanto, estaba exiliado en las filas de la oposición. Sus noticias empezaron a agotarse, especialmente a medida que se hundía en su actual juicio por corrupción.

Aunque algunos analistas siguen culpando a Netanyahu de las diversas crisis sufridas por la coalición de Bennett -cuando Idit Silman dimitió de su cargo el 6 de abril, por ejemplo, dejando al gobierno de coalición con sólo 60 escaños en la Knesset-, hay pocas pruebas de ello. Este particular y efímero gobierno israelí se ha derrumbado bajo el peso de sus propias contradicciones.

¿Habrían sido diferentes las acciones del gobierno que gobernó Israel entre junio de 2021 y junio de 2022 si Netanyahu siguiera siendo el primer ministro? En absoluto. Los asentamientos judíos ilegales siguen creciendo sin obstáculos; las demoliciones de viviendas, el despojo de las comunidades palestinas en Cisjordania y el Jerusalén ocupado y varios actos rutinarios de agresión israelí contra sus vecinos árabes no han cambiado.


Israel: es probable que las quintas elecciones desemboquen en un estancamiento político – Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente]

Según datos de la ONU, 79 palestinos fueron asesinados en Cisjordania por el ejército israelí entre junio de 2021 y mayo de 2022. La región de Masafer Yatta, una zona de 36 kilómetros cuadrados situada en las colinas del sur de Hebrón, ha sido designada para su anexión total por el ejército israelí. La expulsión de los 1.200 residentes palestinos de la zona ya ha comenzado.
En cuanto a la Jerusalén ocupada, concretamente en el caso de la llamada Marcha de las Banderas, Bennett demostró ser aún más extremista que Netanyahu. Bernard Avishai escribió en The New Yorker que, en 2021, «el gobierno de Netanyahu cambió el recorrido de la marcha lejos de la Puerta de Damasco para minimizar la posibilidad de violencia». El «gobierno del cambio» -una referencia a la coalición de Bennett- «reinstauró la ruta, e incluso permitió que más de dos mil activistas nacional-ortodoxos, incluido el miembro de la Knesset del campo nacional extremista Itamar Ben-Gvir» realizaran sus provocadoras «visitas» a Haram Al-Sharif, el Noble Santuario de Al-Aqsa, uno de los lugares más sagrados del Islam.

Esto no quiere decir que un retorno de Netanyahu, tras las elecciones de noviembre, ahora previstas -las quintas elecciones generales de Israel en menos de cuatro años-, sería un cambio bienvenido. La experiencia ha demostrado que, independientemente de quién gobierne Israel, lo más probable es que la actitud política del país, especialmente hacia los palestinos, no cambie.

Si bien es cierto que la política israelí es conocida por ser inestable, esta inestabilidad ha empeorado en las últimas décadas. Desde 1996, el gobierno israelí medio no ha durado más de 2,6 años. Sin embargo, desde abril de 2019, la media se ha reducido drásticamente a menos de un año por gobierno. El argumento de siempre fue que la actitud dominante y polarizadora de Netanyahu era la culpable. El último año, sin embargo, ha demostrado que Netanyahu era un mero síntoma del malestar político preexistente en Israel.

Algunos analistas israelíes sugieren que la crisis política de Israel sólo puede terminar cuando el país instituya reformas electorales y constitucionales. Eso, sin embargo, sería un arreglo superficial; después de todo, muchas de las leyes parlamentarias y electorales de Israel han estado en vigor durante muchos años, incluso cuando los gobiernos eran relativamente estables.

Para que Israel cambie, un lenguaje de paz y reconciliación tendría que sustituir el actual ambiente de incitación y guerra. En la actualidad, los políticos israelíes avivan el fuego, compitiendo por su posición y alimentando los cánticos violentos de sus partidarios. Tendrían que transformarse en algo totalmente distinto, algo casi imposible en la actual atmósfera llena de odio en todo el país.

OPINIÓN: Un Estado palestino no debe definirse como un interés israelí

En una entrevista con la CNN, el ex miembro de la Knesset Yohanan Plesner dijo que el problema es la necesidad de Israel de «reformas electorales y constitucionales, como hacer que cualquier intento de iniciar elecciones anticipadas dependa de una mayoría de dos tercios en el parlamento y modificar la ley actual que exige nuevas elecciones cuando no se aprueba un presupuesto».

Lo que los israelíes se niegan a afrontar es el hecho de que los gobiernos que se basan en circunscripciones de derecha, extrema derecha y extremistas son intrínsecamente inestables. Incluso si un primer ministro supuestamente centrista o incluso de izquierdas se encuentra al frente del gobierno, los resultados no cambiarán cuando la Knesset -de hecho, la mayor parte del país- esté gobernada por una mentalidad militarista, chovinista y colonial.

Lo más probable es que las crisis políticas de Israel sigan acechando; que se armen coaliciones, sólo para derrumbarse poco después; y que los políticos continúen moviéndose hacia la derecha incluso mientras dicen ser miembros de otros campos ideológicos. Mientras el caos se agrava, la inestabilidad política de Israel es ahora la norma, no la excepción.

Ramzy Baroud es periodista, autor y editor de Palestine Chronicle. Es autor de varios libros sobre la lucha palestina, entre ellos «La última tierra»: Una historia palestina’ (Pluto Press, Londres). Baroud tiene un doctorado en Estudios Palestinos de la Universidad de Exeter y es un académico no residente en el Centro Orfalea de Estudios Globales e Internacionales de la Universidad de California en Santa Bárbara. Su sitio web es www.ramzybaroud.net.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner