Diario israelí Haaretz: La nueva embajada de EE. UU. en Jerusalén ocupada será construida sobre terrenos palestinos confiscados -robados-

14 de julio de 2022

Esto no es algo inédito o aislado. Todas las propiedades palestinas cuyos legítimos propietarios fueron asesinados o expulsados por las bandas paramilitares sionistas antes de 1948, han sido confiscadas y ocupados por los colonos extranjeros -hoy son ciudadanos israelíes-. Después de expulsar a los palestinos y cometer masacres en sus pueblos y ciudades, los israelíes se apoderaron de sus casas, tierras, fábricas, santuarios, cementerios, iglesias, mezquitas, etc.

Antes de la visita del presidente norteamericano Biden a Israel y Cisjordania, las familias palestinas que hoy viven en EE. UU. y en Jerusalén Este presentan documentos legales, escrituras y contratos de alquiler que se remontan a décadas, que testifican que eran dueños de la tierra donde será construida la nueva embajada norteamericana antes de que Israel se apoderara ilegalmente de esta propiedad palestina después de la guerra de 1948, informó el diario israelí Haaretz.

Esto no es algo inédito o aislado. Todas las propiedades palestinas cuyos legítimos propietarios fueron asesinados o expulsados por las bandas paramilitares sionistas antes de 1948, han sido confiscadas y ocupados por los colonos extranjeros -hoy son ciudadanos israelíes- que por millones llegaron desde todos los rincones de la tierra para poblar propiedades y tierras ajenas y cuyos legítimos dueños hoy son los refugiados palestinos, donde muchos de ellos aún viven en campamentos de refugiados.

Hace un par de semanas, y como una estrategia comunicacional para consagrar los robos, el nuevo primer ministro de Israel anunció que se mudará a una casa palestina anterior a la Nakba cuyo propietario fue expulsado por los paramilitares israelíes y las bandas terroristas de 1948. Yair Lapid ocupará la casa conocida como la Villa Hanna Salameh en Jerusalén ocupada, construida en la década de 1930 por un empresario palestino que fue expulsado al Líbano. Después de expulsar a los palestinos y cometer masacres en sus pueblos y ciudades, los israelíes se apoderaron de sus casas, tierras, fábricas, santuarios, cementerios, iglesias, mezquitas, etc.

Para “legalizar” los robos, Israel inventó una ley especial denominada “Ley de Ausencias”, donde permitió al gobierno israelí confiscar los bienes de los palestinos, incluidos dinero en efectivo, acciones, muebles, libros, empresas, bancos y otros bienes muebles. Es decir, si el propietario del bien que fue forzado a estar ausente, sus bienes pasan a ser propiedad de otros, aún que este propietario es “ausente” no por opción propia. Israel no le permite regresar a su casa hasta el día de hoy.

Hoy, la mayoría de los palestinos expulsados guardan los documentos legales y escrituras de sus propiedades robadas.

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada

A medida que el caos se agrava, la inestabilidad política es ya la norma en Israel

Foto: Naftali Bennett, nuevo primer ministro israelí y líder del partido Yamina, a la derecha, habla con Yair Lapid, nuevo ministro de Asuntos Exteriores de Israel y líder del partido Yesh Atid, durante una reunión del nuevo gobierno en la Knesset en Jerusalén, Israel, el domingo 13 de junio de 2021 [Kobi Wolf/Bloomberg vía Getty Images].

Por Ramzy Baroud

El colapso del efímero gobierno israelí de Naftali Bennett y Yair Lapid valida el argumento de que la crisis política en Israel no fue totalmente instigada y sostenida por el ex primer ministro Benjamin Netanyahu. El gobierno de coalición de Bennett estaba formado por ocho partidos, que unieron posiblemente una de las coaliciones más extrañas de la tumultuosa historia de la política israelí. El gabinete mixto incluía grupos de derecha y extrema derecha como Yamina, Yisrael Beiteinu y Nueva Esperanza, junto con los centristas Yesh Atid y Azul y Blanco, el izquierdista Meretz e incluso un partido árabe, la Lista Árabe Unida (Ra’am). La coalición también contaba con representantes del Partido Laborista, antaño el campo político israelí dominante, ahora casi completamente irrelevante.

Cuando se formó la coalición en junio de 2021, Bennett fue celebrado como una especie de mesías político, que estaba dispuesto a liberar a Israel de las garras del obstinado, egoísta y corrupto Netanyahu. Sin embargo, la confianza en el gobierno de Bennett era errónea. El millonario político era un protegido de Netanyahu y, en muchas ocasiones, parecía situarse a la derecha del líder del partido Likud en diversas cuestiones. En 2013, por ejemplo, Bennett declaró con orgullo: «He matado a muchos árabes en mi vida… y no hay ningún problema con eso.» En 2014, fue muy crítico con Netanyahu por no conseguir los objetivos de Israel en una de las guerras más mortíferas contra los palestinos en la asediada Gaza. Además, el apoyo principal de Bennett proviene del sector más extremo y de extrema derecha de Israel.

OPINIÓN: Antes de que Israel alegue «antisemitismo» en el extranjero, debería erradicar la plaga en casa

Muchos querían ignorar todo esto, con la esperanza de que Bennett lograra desbancar a su antiguo jefe. Esa posibilidad se hizo muy real cuando Netanyahu fue acusado oficialmente en noviembre de 2019 de varios cargos graves de corrupción.

Cuando el gobierno de Bennett y Lapid juró oficialmente el 13 de junio de 2021, parecía que había comenzado una nueva era de la política israelí. Se entendía que los campos políticos de Israel habían encontrado por fin su denominador común. Netanyahu, mientras tanto, estaba exiliado en las filas de la oposición. Sus noticias empezaron a agotarse, especialmente a medida que se hundía en su actual juicio por corrupción.

Aunque algunos analistas siguen culpando a Netanyahu de las diversas crisis sufridas por la coalición de Bennett -cuando Idit Silman dimitió de su cargo el 6 de abril, por ejemplo, dejando al gobierno de coalición con sólo 60 escaños en la Knesset-, hay pocas pruebas de ello. Este particular y efímero gobierno israelí se ha derrumbado bajo el peso de sus propias contradicciones.

¿Habrían sido diferentes las acciones del gobierno que gobernó Israel entre junio de 2021 y junio de 2022 si Netanyahu siguiera siendo el primer ministro? En absoluto. Los asentamientos judíos ilegales siguen creciendo sin obstáculos; las demoliciones de viviendas, el despojo de las comunidades palestinas en Cisjordania y el Jerusalén ocupado y varios actos rutinarios de agresión israelí contra sus vecinos árabes no han cambiado.


Israel: es probable que las quintas elecciones desemboquen en un estancamiento político – Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente]

Según datos de la ONU, 79 palestinos fueron asesinados en Cisjordania por el ejército israelí entre junio de 2021 y mayo de 2022. La región de Masafer Yatta, una zona de 36 kilómetros cuadrados situada en las colinas del sur de Hebrón, ha sido designada para su anexión total por el ejército israelí. La expulsión de los 1.200 residentes palestinos de la zona ya ha comenzado.
En cuanto a la Jerusalén ocupada, concretamente en el caso de la llamada Marcha de las Banderas, Bennett demostró ser aún más extremista que Netanyahu. Bernard Avishai escribió en The New Yorker que, en 2021, «el gobierno de Netanyahu cambió el recorrido de la marcha lejos de la Puerta de Damasco para minimizar la posibilidad de violencia». El «gobierno del cambio» -una referencia a la coalición de Bennett- «reinstauró la ruta, e incluso permitió que más de dos mil activistas nacional-ortodoxos, incluido el miembro de la Knesset del campo nacional extremista Itamar Ben-Gvir» realizaran sus provocadoras «visitas» a Haram Al-Sharif, el Noble Santuario de Al-Aqsa, uno de los lugares más sagrados del Islam.

Esto no quiere decir que un retorno de Netanyahu, tras las elecciones de noviembre, ahora previstas -las quintas elecciones generales de Israel en menos de cuatro años-, sería un cambio bienvenido. La experiencia ha demostrado que, independientemente de quién gobierne Israel, lo más probable es que la actitud política del país, especialmente hacia los palestinos, no cambie.

Si bien es cierto que la política israelí es conocida por ser inestable, esta inestabilidad ha empeorado en las últimas décadas. Desde 1996, el gobierno israelí medio no ha durado más de 2,6 años. Sin embargo, desde abril de 2019, la media se ha reducido drásticamente a menos de un año por gobierno. El argumento de siempre fue que la actitud dominante y polarizadora de Netanyahu era la culpable. El último año, sin embargo, ha demostrado que Netanyahu era un mero síntoma del malestar político preexistente en Israel.

Algunos analistas israelíes sugieren que la crisis política de Israel sólo puede terminar cuando el país instituya reformas electorales y constitucionales. Eso, sin embargo, sería un arreglo superficial; después de todo, muchas de las leyes parlamentarias y electorales de Israel han estado en vigor durante muchos años, incluso cuando los gobiernos eran relativamente estables.

Para que Israel cambie, un lenguaje de paz y reconciliación tendría que sustituir el actual ambiente de incitación y guerra. En la actualidad, los políticos israelíes avivan el fuego, compitiendo por su posición y alimentando los cánticos violentos de sus partidarios. Tendrían que transformarse en algo totalmente distinto, algo casi imposible en la actual atmósfera llena de odio en todo el país.

OPINIÓN: Un Estado palestino no debe definirse como un interés israelí

En una entrevista con la CNN, el ex miembro de la Knesset Yohanan Plesner dijo que el problema es la necesidad de Israel de «reformas electorales y constitucionales, como hacer que cualquier intento de iniciar elecciones anticipadas dependa de una mayoría de dos tercios en el parlamento y modificar la ley actual que exige nuevas elecciones cuando no se aprueba un presupuesto».

Lo que los israelíes se niegan a afrontar es el hecho de que los gobiernos que se basan en circunscripciones de derecha, extrema derecha y extremistas son intrínsecamente inestables. Incluso si un primer ministro supuestamente centrista o incluso de izquierdas se encuentra al frente del gobierno, los resultados no cambiarán cuando la Knesset -de hecho, la mayor parte del país- esté gobernada por una mentalidad militarista, chovinista y colonial.

Lo más probable es que las crisis políticas de Israel sigan acechando; que se armen coaliciones, sólo para derrumbarse poco después; y que los políticos continúen moviéndose hacia la derecha incluso mientras dicen ser miembros de otros campos ideológicos. Mientras el caos se agrava, la inestabilidad política de Israel es ahora la norma, no la excepción.

Ramzy Baroud es periodista, autor y editor de Palestine Chronicle. Es autor de varios libros sobre la lucha palestina, entre ellos «La última tierra»: Una historia palestina’ (Pluto Press, Londres). Baroud tiene un doctorado en Estudios Palestinos de la Universidad de Exeter y es un académico no residente en el Centro Orfalea de Estudios Globales e Internacionales de la Universidad de California en Santa Bárbara. Su sitio web es www.ramzybaroud.net.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español

DAIA perdió la cabeza, denuncia a un argentino en tribunales por antisionismo

05 de julio de 2022

Por Daniel Kupervaser

DAIA, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, institución que se asume como la representación política de la comunidad judía local, acostumbra periódicamente a llevar ante la justicia a instituciones y personas que se expresan en términos o conductas que los catalogan como antisemitas. En este último tiempo, DAIA, aparentemente incitada por la posibilidad de ganar terreno en la realidad política argentina, decidió dar un paso más adelante y, al conocido cargo de antisemitismo en sus demandas de enjuiciamiento, agregó otro insólito: “antisionismo”.

Ante esta disparatada acusación, no se dispone del menor indicio de la actitud que pueda tomar la justicia argentina, que de por sí no demuestra estar equipada de una infraestructura básica capaz de garantizar un orden jurídico estable y propio de un estado de derecho reconocido internacionalmente. Lo que se debe tener claro es que, si la justicia argentina demuestra estar dispuesta a investigar, enjuiciar, o lo que es peor, penar al enjuiciado ante el cargo de “antisionismo”, necesariamente deberá asumir la responsabilidad de enfrentar la realidad y dar las explicaciones correspondientes ante un hecho irrefutable y dos problemáticas implicancias.

En el marco del pueblo judío, tanto en Israel como en varios países de la diáspora, conviven grupos de cientos de miles de judíos guiados por una visión y autodefinidos “antisionistas”. Sus posiciones no solo la expresan verbalmente, sino que se manifiestan violentamente en repetidas oportunidades quemando en público la bandera de Israel y vociferando “Nazis” en contra de todo personaje identificado con el Estado de Israel. Por supuesto, como son judíos, no en Israel y no en ningún país del mundo, estos antisionistas son considerados delincuentes que requieren ser enjuiciados o penados. ¿Estará dispuesta la justicia argentina a exigir explicaciones de esta actitud racista por parte de DAIA que tanto acostumbra a defender y adular a Israel?

JUDIOS ANTISIONISTAS

Cuando la justicia argentina considere la acusación de DAIA, seguramente no podrá desentenderse del hecho que un ciudadano argentino es acusado de agraviar verbalmente a un movimiento de liberación nacional de otro pueblo (judío), por parte de ciudadanos argentinos que defienden intereses de un movimiento de liberación foráneo (judíos argentinos) con el que tienen vinculaciones étnicas. En la práctica se trata de una nueva demostración de una conducta que acentúa una mayor lealtad a Israel que a Argentina. No por casualidad, tiempo atrás fue exactamente la DAIA que informó el resultado de una investigación. El 68% de los argentinos sostiene que los judíos argentinos son mas leales a Israel que a Argentina (DAIA, Informe antisemitismo 2018).

INFORME ANTISEMITISMO DAIA 2018

El argumento principal de DAIA para su acusación de “antisionismo” contra el líder sindical Bodart se basa en sus feroces ataques al movimiento de liberación nacional del pueblo judío y en contra del Estado de Israel. En caso que la justicia argentina encuentre algún motivo razonable para progresar con esta causa, o inclusive llevarla a juicio o penarla, necesariamente deberá enfrentarse con la necesidad de ser muy estricta con el principio de la equidad. En ese sentido muy probablemente deberá hacerse cargo de decenas de miles de casos muy similares de judíos que repetida y públicamente niegan el derecho de liberación nacional al pueblo palestino y apoyan su sometimiento, en parte bajo un orden de Apartheid, pese a que instituciones como la Asamblea General de ONU reconoce la necesidad de la instauración de una Estado Palestino independiente y que el Consejo de Seguridad de ONU considera la colonización judía en Cisjordania como una transgresión de normas de la justicia universal. ¿Estará dispuesta la justicia argentina a la apertura de miles de causas contra esos judíos, o se someterá a la excepcionalidad que solo reconoce ese derecho a los judíos?

Toda predisposición de la justicia argentina a ajustarse a las exigencias de DAIA en esta acusación, necesariamente convertirá a los ciudadanos argentinos en escudo protector de intereses del pueblo judío, y de por si incrementará significativamente su desgastada imagen de hoy.

Por el bien del pueblo judío, y la colectividad judía argentina, el mejor resultado que se podría obtener en este caso sería aquel en que la justicia argentina envíe a DAIA devuelta a su casa. 

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 5-7-2022

http://daniel.kupervaser.com/

kupervaser.daniel@gmail.com

@KupervaserD  

EE.UU. planea construir un complejo diplomático en tierras palestinas en Jerusalén Este

12 de julio de 2022

Estados Unidos planea construir un complejo diplomático en una propiedad privada confiscada a los palestinos en la Jerusalén Oriental ocupada, según ha declarado el domingo una organización de derechos, informa Anadolu News Agency.

En un comunicado, el Centro Legal para los Derechos de las Minorías Árabes en Israel (Adalah) dijo que han encontrado nuevas pruebas de que el terreno en el que se va a construir el complejo diplomático en virtud de un plan conjunto de EE.UU. e Israel se encuentra en una propiedad privada tomada de los palestinos.

«El terreno en el que se construirá el complejo diplomático de EE.UU. está registrado a nombre del Estado de Israel, pero fue confiscado ilegalmente a los refugiados palestinos y a los desplazados internos palestinos utilizando la Ley de Propiedad de Ausentes de Israel de 1950», señaló.

Recordando una próxima visita del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Israel, Adalah dijo que los descendientes de los propietarios originales de la propiedad, incluidos los ciudadanos estadounidenses y los residentes palestinos de Jerusalén Este, exigen la «cancelación inmediata del plan».

«Si se construye, el complejo de la embajada de EE.UU. se ubicará en un terreno que fue arrebatado a los palestinos en violación del derecho internacional», añade el comunicado.

Está previsto que Biden llegue a Israel el 13 de julio, en el marco de una gira que también incluirá la ciudad cisjordana de Ramala y Arabia Saudí.

Fuente: Monitor Medio Oriente 

Amnistía Internacional de Reino Unido anunció una nueva línea de productos titulada “Terminar con el apartheid israelí”

12 de julio de 2022

Amnistía Internacional Reino Unido anunció una nueva línea de productos titulada “End Israeli Apartheid”. El anuncio fue hecho en un tuit por Kristyan Benedict, responsable de la campaña de Amnistía Internacional Reino Unido para Israel/Palestina y Siria.

“Nuevas camisetas de Amnistía Reino Unido, sesiones informativas y otra mercancía para apoyar la campaña global #EndIsraeliApartheid – más en breve”, tuiteó Benedict.

“Nuestra campaña para ayudar a poner fin al cruel sistema de apartheid de Israel contra los palestinos ha tenido una excelente respuesta por parte de las personas que se oponen al racismo y la discriminación”, dijo Kristyan Benedict, directora de Respuesta a la Crisis de Amnistía Internacional Reino Unido, en declaraciones a la prensa.

“Esperamos que las camisetas y otros productos de la campaña End Israeli Apartheid sean populares. El primer juego de camisetas estará disponible en los próximos días, y se están desarrollando más en colaboración con artistas palestinos.”

En febrero de este año, el grupo detalló en un informe histórico “cómo Israel ha establecido un sistema de discriminación institucional, opresión y dominación contra el pueblo palestino”.

Fuente: Days of Palestine

Israel mató a 78 niños palestinos en 2021, dice jefe de la ONU

Foto: Secretario General de la ONU Antonio Guterres

NUEVA YORK, martes, 12 de julio de 2022 (WAFA) – El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo ayer en el informe anual «Los niños y los conflictos armados» que las fuerzas de ocupación israelíes mataron a 78 niños palestinos, mutilaron a otros 982 y detuvieron a 637 en 2021.

“Si la situación se repite en 2022, sin una mejora significativa, Israel debería figurar en la lista”, advirtió Guterres en el informe.

El jefe de la ONU dijo que estaba «conmocionado por el asesinato y las lesiones de niños palestinos por parte de las fuerzas israelíes en ataques aéreos en áreas densamente pobladas, mediante el uso de munición real, y por la continua falta de rendición de cuentas por estas violaciones».

Reiteró su llamamiento a «las fuerzas israelíes para que ejerzan la máxima moderación a fin de proteger vidas y poner en marcha medidas preventivas, y revisar y fortalecer sus procedimientos para poner fin y prevenir cualquier uso excesivo de la fuerza contra los niños» en una advertencia sin precedentes.

Guterres pidió a «Israel que investigue todos los casos en los que se utilizó munición real», ya que reconoció por primera vez que «hay una falta sistemática de rendición de cuentas por las violaciones israelíes contra los niños palestinos».

El informe también destacó el problema de los niños palestinos en las cárceles israelíes, donde Guterres enfatizó «la necesidad de que Israel se adhiera a los estándares internacionales con respecto a la detención de niños y ponga fin a la detención administrativa, los malos tratos y la violencia».

En su informe, el Secretario General expresó su preocupación por «los crecientes ataques israelíes contra escuelas e instituciones educativas que atienden a niños», destacando la necesidad de brindar la asistencia humanitaria y de salud necesaria a los niños sin obstáculos israelíes.

El informe agregó que al menos 2.425 niñas y 13.663 niños fueron víctimas de violaciones verificadas que incluyeron secuestros, violencia sexual, ataques a escuelas y hospitales, y negación de ayuda durante conflictos durante el último año.

 

Unión General de Periodistas Árabes rechazó anuncio de EEUU sobre examen a bala que mató a periodista Shireen Abu Akleh

11 de julio de 2022

El Sindicato General de Periodistas Árabes rechazó el anuncio de Estados Unidos sobre el examen de la bala que mató a la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh.

El sindicato afirmó en un comunicado que el informe no era profesional y que se trataba de un informe político y de seguridad sesgado hacia Israel.

El director del sindicato, Muayyad al-Lami, dijo que este informe tendencioso pretende eludir la responsabilidad de Israel por haber atacado y asesinado deliberadamente a Abu Akleh.

Al-Lami expresó la plena solidaridad de su sindicato con los periodistas palestinos en la adopción de todas las medidas para llevar a los responsables ante el Tribunal Penal Internacional, especialmente a los mandos del ejército israelí.

Hizo un llamamiento a todas las instituciones de los medios de comunicación árabes e internacionales para que sigan esforzándose por conseguir justicia para Abu Akleh y no permitan que los autores escapen a la rendición de cuentas, subrayando que el sindicato renueva su demanda de una investigación internacional imparcial y transparente sobre el asesinato de Abu Akleh.

Fuente: Days of Palestine

Pruebas revelan que plan conjunto de EE.UU. e Israel para embajada en Jerusalén está ubicada en una propiedad privada palestina

11 de julio de 2022

Nuevos descubrimientos de registros de archivo realizados por Adalah – Centro Jurídico para los Derechos de las Minorías Árabes en Israel, con sede en Haifa, ofrecen pruebas de la propiedad palestina de los terrenos designados para la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

El 15 de febrero de 2021, el Departamento de Estado de EE.UU. y la Autoridad de Tierras de Israel (ILA) presentaron un plan renovado para un complejo diplomático de EE.UU. en Jerusalén a las autoridades de planificación israelíes, después de que un plan anterior expirara en 2008, según Adalah.

El terreno en el que se construirá el complejo diplomático estadounidense está registrado a nombre del Estado de Israel, pero fue confiscado ilegalmente a los refugiados palestinos y a los desplazados internos palestinos en virtud de la Ley de Propiedad de los Ausentes de Israel de 1950. Los descendientes de los propietarios originales de los terrenos, entre los que se encuentran ciudadanos estadounidenses y palestinos residentes en Jerusalén Este, exigen a la Administración Biden y al gobierno israelí que actúen para cancelar el plan.

El plan (Plan 101-0810796 – “Recinto diplomático – EE.UU., carretera de Hebrón, Jerusalén”) se encuentra actualmente en la fase avanzada del proceso de aprobación de la zonificación en el Comité de Planificación del Distrito de Jerusalén Occidental.

Los documentos de los archivos estatales demuestran que el terreno era propiedad de familias palestinas y estaba arrendado temporalmente a las autoridades del Mandato Británico antes de 1948. El terreno fue confiscado a sus propietarios palestinos en 1950 después de que se convirtieran en refugiados durante la Nakba.

Los contratos de arrendamiento de los archivos ofrecen detalles vívidos sobre quiénes eran los propietarios de la tierra antes de que Israel se apoderara de ella. Los documentos de arrendamiento revelan los nombres de los propietarios palestinos, entre los que se encuentran personas de las familias Habib, Qleibo, Khalidi, Razzaq y al-Khalili, entre otras.

La propiedad en cuestión incluye una parcela perteneciente a la dotación de la familia del jeque Mohammad Khalili (Waqf Dhirri), y debería beneficiar a sus descendientes, entre los que se encuentran tanto residentes de Jerusalén Este como ciudadanos estadounidenses.

Según Rashid Khalidi, ciudadano estadounidense y descendiente de algunos de los propietarios de estas fincas, “el hecho de que el gobierno estadounidense participe ahora activamente con el gobierno israelí en este proyecto significa que está infringiendo activamente los derechos de propiedad de los legítimos propietarios de estas fincas, entre los que se encuentran muchos ciudadanos estadounidenses”.

Si se construye, el complejo de la embajada de Estados Unidos se ubicará en un terreno que fue confiscado a los palestinos en violación del derecho internacional. Israel se apoderó de estas tierras en virtud de la Ley de Propiedad de los Ausentes, que se utilizó ampliamente para despojar a los refugiados palestinos y a los palestinos desplazados internamente de sus propiedades en los años posteriores a la Nakba y de nuevo en 1967.

Tanto Human Rights Watch como Amnistía Internacional, en sus recientes informes sobre Israel, identificaron la Ley de Propiedad de los Ausentes como una importante herramienta de opresión y dominación de los palestinos por parte de Israel dentro de un sistema de apartheid más amplio. El Plan de la Embajada de Estados Unidos violará los derechos de propiedad privada de los propietarios palestinos y el derecho internacionalmente establecido de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares y obtener la restitución de sus propiedades, dijo Adalah.

Utilizar la Ley de Propiedad de los Ausentes para confiscar tierras en Jerusalén también viola el estatus especial de la ciudad según el derecho internacional. La comunidad internacional sostiene que la soberanía sobre Jerusalén sigue siendo controvertida y, para la mayoría de los Estados, indeterminada. Según las resoluciones de la Asamblea General de la ONU, Jerusalén tiene un estatus especial separado (corpus separatum) y la aplicación de la Ley de Propiedad de los Ausentes en Jerusalén viola el estatus legal especial de la ciudad. De hecho, el Departamento de Estado de EE.UU. basó en 1953 su oposición al traslado de la oficina de asuntos exteriores de Israel a Jerusalén y su negativa a trasladar la embajada de EE.UU. a la ciudad en el derecho internacional.

Dadas estas flagrantes violaciones, en opinión de Adalah, EE.UU. e Israel deben cancelar este plan inmediatamente para evitar la construcción de un complejo diplomático en este terreno, que pertenece a los descendientes de los propietarios palestinos originales, que son tanto residentes de Jerusalén Este como ciudadanos estadounidenses.

Además, el Estado de Israel debe devolver los terrenos confiscados ilegalmente a sus propietarios palestinos. Según la propia Ley de Propiedad de los Ausentes, el “Custodio” de la propiedad está destinado a mantener la tierra, pero el artículo 28(a) estipula que el Custodio tiene la facultad exclusiva de devolver la tierra a sus propietarios o a sus descendientes en cualquier momento.

El Director Jurídico de Adalah, Suhad Bishara, está consultando a los descendientes de los propietarios originales de estas fincas para determinar las posibles vías de acción legal para oponerse a la aprobación del Plan y exigir la restitución de la propiedad en cuestión.

Fuente: Days of Palestine

Los palestinos encaran la visita de Biden con escepticismo y poca expectativa

11 de julio de 2022

Biden visitará los dos países donde mas violaciones a los derechos humanos se cometen. Es cuestión de revisar los informes de todos los organismos humanitarios del mundo para darse cuenta de que Israel y Arabia Saudí son récord mundial en cometer crímenes lesa humanidad… ¡A Biden, esto no le importa! Su agenda geopolítica está por encima de la legalidad y los derechos humanos…

La falta de expectativas marca a los palestinos ante la visita esta semana del presidente de EE.UU., Joe Biden, que durante su estancia en la región se centrará en asuntos de interés para Israel y dejará el conflicto palestino-israelí y la cuestión palestina en un plano secundario.

Desde que asumió el cargo, Biden buscó retomar los lazos de EE.UU. con la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que se rompieron con su predecesor, Donald Trump (2017-2021), pero un año y medio después el liderazgo palestino cree que el demócrata no ha cumplido con gran parte de los compromisos hechos ni ha sido contundente ante la creciente expansión colonial israelí a la que formalmente se opone.

El escepticismo palestino ante EE.UU. es amplio en la calle y en las instituciones. Según analistas y medios, la visita de Biden a Israel y territorio palestino entre miércoles y viernes no arrojará resultados de importancia para los intereses palestinos.

Esto contrasta con visitas en décadas previas de otros presidentes, cuando los asuntos vinculados al conflicto eran centrales, pero ahora parecen ser cada vez menos prioritarios en un contexto regional y mundial donde la causa palestina pierde peso.

A esto se suma la mayor inclusión israelí en el mundo árabe, algo que Trump aceleró al auspiciar la normalización de lazos del Estado judío con Emiratos Árabes Unidos, Bahréin o Marruecos.

Biden quiere seguir adelante con este proceso, y en su paso por la región se focalizará en buscar un acercamiento entre Israel y Arabia Saudí, así como un aumento de la coordinación militar contra Irán.

«Como palestinos, nuestras expectativas ante esta visita son muy bajas. Los principales objetivos de la estancia de Biden son otros», lamenta a Efe Ghassan Khatib, catedrático y exministro palestino, que asegura que EE.UU. mantiene su tradicional política a favor de Israel que se aplica «a expensas de los derechos palestinos».

A diferencia de Trump, que durante su mandato se alineó con las posturas ideológicas de la derecha israelí e impulsó medidas que le enemistaron con los palestinos, Biden intentó recuperar una posición más equilibrada en relación al conflicto y retomó la defensa de la solución clásica de dos Estados como estandarte.

Sin embargo, no ha tomado pasos para reactivar el proceso de paz -algo que tampoco se espera que haga en su visita de estos días- ni ha revertido muchas de las polémicas políticas adoptadas por Trump.

Biden no ha reabierto el Consulado para asuntos palestinos de Jerusalén que Trump cerró en 2019, pese a las peticiones palestinas y que se comprometió a ello. Israel también presiona para impedirlo.

A consultas de Efe, una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca dijo que EE.UU. mantiene el compromiso de reabrir la institución para atención diplomática a la población palestina.

«Continuamos hablando sobre esto con nuestros socios israelíes y palestinos», agregó la misma fuente. Según aseguró «mientras tanto hay un dedicado grupo de compañeros que trabaja en Jerusalén en la Oficina de Asuntos Palestinos».

Este organismo, en la embajada de EE.UU. ante Israel, fue creado en junio y tiene la particularidad de que informa y se coordina directamente con el Departamento de Estado en Washington.

Otro elemento de malestar es en relación a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que aglutina a gran parte de sus facciones históricas. Trump cerró sus oficinas en Washington durante su mandato, en lo que se interpretó como una represalia tras la ruptura de lazos de las autoridades palestinas con su Gobierno.

Posteriormente, la ANP pidió a Biden que quitara a la OLP del listado de organizaciones terroristas de EE.UU. y le permitiera la reapertura de sus oficinas, un paso por ahora tampoco materializado.

Tras asumir el poder, los demócratas también restauraron parte de la ayuda financiera que Trump retiró a los palestinos. Esta fue para la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, para las fuerzas de seguridad de la ANP y en concepto de apoyo humanitario.

Sin embargo, la cantidad de ayudas económicas no ha alcanzado los niveles previos al mandato de Trump, lo que también molesta a las autoridades palestinas, señalan analistas.

Se espera que el presidente palestino, Mahmud Abás, exprese estas cuestiones en su reunión con Biden el viernes en la urbe cisjordana de Belén. Según medios, también exigirá que ejerza mayor presión a Israel para frenar la expansión de colonias en territorio ocupado y la demolición de viviendas palestinas construidas sin permiso.

Aún así, muchos ven este encuentro como un mero evento de cara a la galería que, como en ocasiones anteriores, no cambiará en gran medida la situación sobre terreno.

La reunión también se verá empañada por el malestar del liderazgo palestino ante el papel estadounidense en el caso de la periodista Shireen Abu Akleh, después de que la semana pasada acusara a EE.UU. de encubrir la responsabilidad israelí en la muerte de la reportera tras el anuncio de Washington de que su examen balístico no ofreció una «conclusión definitiva».

Fuente: Swiss Info

ONU y la UE advierten que desplazamiento de palestinos en Masafer Yatta es una clara violación del derecho internacional

08 de julio de 2022

Los jefes de Misión de la Unión Europea, junto con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), visitaron la zona rural de Masafer Yatta, al sur de Hebrón, y advirtieron que el desplazamiento forzoso israelí es una “clara violación del derecho internacional”.

Durante la visita, los diplomáticos de la UE y de la ONU escucharon a los palestinos de Masafer Yatta, su sufrimiento y su preocupación por las amenazas israelíes de desplazarlos, así como por las continuas violaciones israelíes contra ellos.

La misión de la UE afirmó en un comunicado: “Esta visita se produce después de que las autoridades israelíes hayan incrementado las medidas coercitivas en la zona, incluyendo el entrenamiento militar, las demoliciones de viviendas, el bloqueo de la circulación de civiles, la obstaculización de las operaciones de ayuda humanitaria y la emisión de órdenes de demolición.”

Hasta 1.200 palestinos que viven en Masafer Yatta siguen bajo las amenazas israelíes de desplazarlos de sus propias casas en favor del entrenamiento militar israelí.

El 4 de mayo, una sentencia israelí dio luz verde al ejército de ocupación israelí para empezar a evacuar a los palestinos de sus casas. Desde entonces, decenas de casas palestinas han sido demolidas.

Fuente: Days of Palestine

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner