Colonos israelíes atacan a pastores palestinos cerca de Belén

19 de julio de 2022

Colonos ilegales israelíes atacaron a pastores, agricultores y hogares palestinos en la aldea de Kisan, al este de la ciudad de Belén, al sur de Cisjordania, causando lesiones y pánico, según un funcionario local.

El miembro del consejo de la aldea de Kisan, Nabil Ibayyat, dijo que cinco colonos armados, protegidos por soldados, atacaron a pastores y agricultores con gas pimienta, causándoles quemaduras en la cara, y lanzaron piedras contra las casas.

Dijo que los ataques causaron pánico en el pueblo, principalmente entre los niños.

Kisan se enfrenta a diario a las agresiones de colonos y soldados que intentan expulsar a los pastores y agricultores del pueblo y de la zona con el fin de tomarla para la expansión de los asentamientos.

Fuente: https://www.comunidadpalestinachile.cl

Fuerzas israelíes detienen a 15 palestinos, entre ellos un periodista y un menor

19 de julio de 2022

Las fuerzas de ocupación israelíes detuvieron al menos a 15 palestinos durante redadas en los territorios ocupados, entre ellos un periodista y un menor, informó la agencia oficial de noticias palestina WAFA.

En la localidad de Deir Samet, al suroeste de la ciudad de Hebrón (Al-Jalil), en el sur de Cisjordania, los soldados israelíes irrumpieron en el domicilio del periodista Amer Abu Arafeh, de 39 años, y lo detuvieron tras registrar y saquear su casa, según el hermano de Abu Arafeh, Mohammad.

Los soldados también detuvieron a Omar Naim, de 16 años, y a su padre Ahmad, durante una redada en la localidad de Zeita, al norte de la ciudad de Tulkarm, en el norte de Cisjordania.

También en el norte de Cisjordania, los soldados hicieron una redada en la localidad de Al Yamoun y detuvieron a cuatro personas, entre ellas un hombre y su hijo, otras tres de la ciudad de Nablus y dos más de la localidad de Kufl Haris, al norte de la ciudad de Salfit.

También se detuvo a dos palestinos durante las redadas en el campo de refugiados de Aida, al norte de Belén, y en la ciudad de Beit Jala, al oeste de Belén.

En la Jerusalén Oriental ocupada, los soldados detuvieron a un palestino durante una redada en el campo de refugiados de Shufat, al norte de Jerusalén.

Fuente: Palestine Chronicle

Amnistía Internacional: Programa espía israelí ‘Pegasus’ siguen operando como ‘Instrumento de represión’ con ‘vigilancia selectiva e ilegítima’ de personas defensoras de DDHH

18 de julio de 2022

Israel se jacta de espiar a gobiernos, políticos y perseguir a defensores de los derechos humanos, e inclusive cometer actos de terrorismo asesinando a “enemigos” en países extranjeros. Dentro de esta lógica, venden este ilegal software beneficiándose de violaciones de derechos humanos por lo que «ha llegado la hora de someter a control a este sector, que continúa operando en la sombra».

La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) señaló este lunes (18.07.2022) que, un año después de las revelaciones sobre el Proyecto Pegasus, sigue sin acordarse la suspensión global de la venta de programas espía, con lo que el sector de la vigilancia continúa operando sin control, como ha sucedido en el último año con ataques individuales en España.

En un comunicado, la organización no gubernamental señala que este proyecto puso en evidencia cómo Gobiernos de todo el mundo estaban utilizando el programa espía Pegasus, de la empresa NSO Group, para vigilar de manera ilegítima a activistas de derechos humanos, liderazgos políticos, periodistas y profesionales del derecho.

Tras reiterados llamados para regular el sector de la vigilancia, se han dado ciertos pasos en la dirección adecuada, pero la actuación de los Gobiernos sigue sin ser suficiente, puntualiza la organización defensora de los derechos humanos.

«Un año después de que las revelaciones sobre el programa espía Pegasus conmocionaran al mundo, resulta alarmante que las empresas de vigilancia sigan beneficiándose de violaciones de derechos humanos cometidas a escala global», señaló Danna Ingleton, directora adjunta de Amnesty Tech, grupo parte de AI. «El Proyecto Pegasus vino a recordar la necesidad de actuar con carácter de urgencia para regular un sector que carece de control. Es vergonzoso que los Gobiernos del mundo sigan sin dar un paso al frente para abordar en su integridad esta crisis de vigilancia digital», añadió.

«Toda persona que haya sido atacada con el programa espía de NSO Group tiene derecho a un recurso efectivo. La falta de medidas de calado por parte de los Gobiernos de todo el mundo supone un insulto para quienes han sufrido física o psicológicamente a causa de los ataques de este invasivo software», puntualizó. Ingleton agregó que la «vigilancia selectiva e ilegítima» de personas defensoras de los derechos humanos y de la sociedad civil es «un instrumento de represión», por lo que «ha llegado la hora de someter a control a este sector, que continúa operando en la sombra».

A lo largo del 2022, AI ha descubierto nuevos ataques con Pegasus en Marruecos, Sáhara Occidental y en Polonia, mientras que ha confirmado que, en numerosos casos, se seguía utilizando para atacar a determinadas personas en países como El Salvador, Israel, Palestina y España. La «vigilancia ilegítima» viola el derecho a la intimidad, y puede violar también los derechos a la libertad de expresión, de opinión, de asociación y de reunión pacífica, según AI.

Amnistía Internacional dice que lleva muchos años investigando este tipo de vigilancia y resalta que cada vez hay más pruebas de violaciones de derechos humanos cometidas por Gobiernos.

Fuente: DW

Israel lleva a cabo campañas de detenciones por toda la Cisjordania ocupada

Foto: Las fuerzas israelíes llevan a cabo una redada en una casa en la ciudad de Rummanah, cerca de la ciudad conflictiva de Jenin, en la Cisjordania ocupada, el 8 de mayo de 2022 [JAAFAR ASHTIYEH/AFP].

18 de julio de 2022

Las fuerzas de ocupación israelíes han lanzado una campaña de detenciones masivas en varias ciudades y pueblos de la Cisjordania ocupada. Se enfrentaron a la población local que intentaba impedir las redadas.

Al amanecer del lunes, las fuerzas israelíes hicieron redadas en barrios de Ramallah, Belén, Nablus y Hebrón, así como en el campo de refugiados de Jalazone. Al menos diez palestinos han sido detenidos durante las últimas redadas.

En el barrio de Marhaba y Tira se produjeron enfrentamientos armados entre los combatientes de la resistencia y las fuerzas de ocupación el domingo por la noche. Las fuerzas de ocupación asaltan el barrio con frecuencia para asegurar a los colonos ilegales que atacan sus alrededores con el pretexto de que hay yacimientos arqueológicos y tumbas judías en la parte occidental de Tira.

Los tres jóvenes del campo de refugiados de Jalazone que fueron detenidos se llaman Muhammad Abdullah Nakhleh, Musa Issa Sharakah y Salam Shehadeh Al-Tarawih. Tras registrar sus casas, las fuerzas israelíes los llevaron a un destino desconocido.

En el campamento se produjeron algunos enfrentamientos entre decenas de jóvenes y las fuerzas de ocupación, durante los cuales se dispararon bombas de gas lacrimógeno y balas de metal recubiertas de goma. No se registraron heridos.

Anoche, las fuerzas israelíes detuvieron a tres palestinos de Belén. Fuentes locales informaron de que una unidad militar israelí detuvo un vehículo cerca de la aldea de Wadi Fukin, en la zona húmeda de la ciudad, y detuvo a sus pasajeros antes de que fueran arrestados. Los nombres de los pasajeros son: Raafat Nafeth Jawabra, ex preso y ex alcalde del municipio de Aldoha; Alaa Ali Al-Satagi; y Basel Abdelfattah Al-Jabri.

En el distrito de Hebrón, las fuerzas de ocupación detuvieron a Diaa Amro y Hamza Amro de Dura y a Omar Burqan de la propia ciudad. También fue detenido Hamed Jasser, de Beita, al sur de Nablus.

Fuente: Monitor Medio Oriente

Exigen protección jurídica para los palestinos retenidos por Israel

18 de julio de 2022

Palestinos de la Franja de Gaza organizaron una concentración el lunes para exigir protección legal para los detenidos por Israel, informa la Agencia de Noticias Anadolu.

“Libertad para los detenidos” y “No a la detención administrativa” eran algunas de las pancartas que agitaban los manifestantes durante la concentración celebrada ante la oficina del Comité Internacional de la Cruz Roja en la ciudad de Gaza.

“La resistencia palestina no estará atada de pies y manos a las políticas racistas israelíes”, declaró Zaki Dababesh, coordinador del Comité de Detenidos, que organizó la protesta.

Hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que intervenga “para detener las violaciones israelíes contra los detenidos”.

Taghreed Abu Jameh, abogado de la Fundación Addameer para los Derechos Humanos, dijo que los detenidos son objeto de diversas violaciones, citando el confinamiento en solitario y la denegación de las visitas familiares, como ejemplos de las violaciones diarias israelíes.

“La ONU debe adoptar una postura clara sobre los crímenes de guerra israelíes contra los detenidos”, dijo en la manifestación.

Las autoridades israelíes no hicieron ningún comentario sobre las acusaciones.

Según las organizaciones palestinas de derechos humanos, Israel mantiene a unos 4.700 presos palestinos en sus cárceles, incluidos 700 detenidos administrativos.

Fuente: Middle East Monitor

Israel reanudó las actividades de asentamiento en el momento en que el presidente estadounidense Biden abandonó la región, dice el primer ministro Shtayyeh

RAMALA, lunes, 18 de julio de 2022 (WAFA) – El gobierno de Israel reanudó sus actividades y planes de asentamiento en el momento en que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, abandonó la región, dijo hoy el primer ministro Mohammad Shtayyeh.

Hablando al comienzo de la reunión semanal del gabinete celebrada en Ramallah, Shtayyeh dijo que Israel ha anunciado planes para apoderarse de cientos de dunums de tierra palestina en los distritos de Belén y Ramallah en Cisjordania ocupada para construir 30.000 nuevas viviendas en asentamientos, un paso enfatizó que socavaría el acuerdo de dos estados.

Israel debe detener de inmediato todas las actividades de asentamiento, como lo exigen las resoluciones de las Naciones Unidas, para preservar el derecho del pueblo palestino a establecer su estado independiente, dijo.

Biden visitó la región la semana pasada, comenzando con una visita a Israel y Palestina, y luego viajó a Arabia Saudita para una reunión cumbre con líderes árabes.

Shtayyeh aplaudió el resultado de la reunión de los líderes árabes con Biden por enfatizar la importancia de un arreglo justo para el conflicto palestino-israelí sobre la paz y la seguridad en la región y el mundo.

Walsh en Palestina, los artículos de un periodista revolucionario

14 de julio de 2022

Por Enric Llopis

Fuentes: Rebelión

¿Quién fue Rodolfo Walsh (Lamarque Río Negro, 1927-Buenos Aires, 1977)? “Un ejemplo de periodista revolucionario”, subrayó el director del periódico Resumen Latinoamericano, Carlos Aznárez, en un artículo del pasado 25 de marzo, con motivo del 46 aniversario del golpe de Estado que instauró la dictadura cívico-militar en Argentina (30.000 desaparecidos).

Una de las experiencias de lucha y resistencia destacadas por Aznárez es la Agencia de Noticias Clandestina (ANCLA), promovida por Rodolfo Walsh en junio de 1976. Unos años antes, el autor de Operación Masacre trabajó en la agencia cubana Prensa Latina, surgida en el contexto de la Revolución Cubana (enero de 1959).

El 25 de marzo de 1977 Walsh “hizo conocer públicamente la Carta a la Junta Militar genocida. En ella detalló con minuciosidad las atrocidades cometidas contra el pueblo por las tres fuerzas armadas y policiales (…). Firmó la carta con su nombre”; la misiva fue distribuida por los medios de comunicación y corresponsales; el mismo día, tras una emboscada, el escritor, traductor y miembro de  Montoneros (organización guerrillera peronista) fue asesinado por efectivos de la Marina.

Dyskolo ha editado, en la colección Crónicas, el libro La revolución palestina, con la serie de artículos publicados por Walsh en el diario Noticias, entre el 14 y el 17 de junio de 1974 (el periódico fue fundado en 1973, estuvo vinculado a los montoneros y alcanzó tiradas de más de 100.000 ejemplares; en Noticias participaron periodistas como Juan Gelman, Horacio Verbitsky, Silvia Rudni o Paco Urondo). El libro con la selección de textos fue editado en mayo de 2005 por Último Recurso.

El primer artículo, titulado La revolución palestina, vio la luz tras la presencia -en mayo de 1974- de Rodolfo Walsh en Beirut; “caminó entre las ruinas de las aldeas libanesas bombardeadas por la aviación israelí; entrevistó a los principales dirigentes de la resistencia palestina”, apunta la editorial Dyskolo.

Después de la guerra de Yom Kipur (20 días en octubre de 1973, saldada con la derrota de Egipto y Siria frente a Israel), se convocó la Conferencia de Paz de Ginebra. “Tres millones de palestinos despojados de su patria cuestionan todo arreglo de paz en Medio Oriente”, escribió en Noticias el autor de ¿Quién mató a Rosendo? (la cifra hace referencia la expulsión o desplazamiento de la población autóctona palestina –la Nakba– a partir de 1948: en mayo se constituyó el estado de Israel).

Rodolfo Walsh entrevistó a un niño palestino, de 7 años, en una escuela de huérfanos al sur de la capital libanesa; su padre –ya fallecido-, fue fedaí (combatiente de la guerrilla palestina) y él afirma que también lo será; a continuación, Walsh reproduce las palabras de Golda Meir, primera ministro de Israel entre 1969 y 1974: “¿Palestinos? No sé lo que es eso?” Agrega que es el argumento utilizado en Argelia, Vietnam y las colonias portuguesas “para negar la existencia de los movimientos de liberación”.

El artículo aborda otros episodios relevantes, como la batalla del 21 de marzo de 1968 en la ciudad jordana de Karameh; Rodolfo Walsh entrevistó en Beirut, en la oficina de Fatah (Movimiento Nacional de Liberación de Palestina), a uno de los integrantes del Comité Central, Abu Hatem; “En karameh la Revolución Palestina creó las circunstancias de su propio crecimiento. Todo el mundo árabe se acercó a nosotros. Inversamente nuestros enemigos redoblaron sus esfuerzos para destruirnos”, declaró el dirigente palestino.

El también autor de referencia en literatura policíaca (Vacaciones en rojo Diez cuentos policiales argentinos) menciona la masacre de Deir Yassin como ejemplo de “terror sionista”, un “modelo de escarmiento” ante 100 millones de árabes; 20 años antes (abril de 1948), en esta aldea ubicada en las cercanías de Jerusalén, miembros de la organizaciones paramilitares sionistas Irgun y Banda Stern “entraron a sangre y fuego casa por casa, masacrando a 254 hombres, mujeres y niños (…)”.

Los crímenes provocaron la huida masiva de civiles palestinos. Walsh señala –entre los responsables de la escabechina- a Menájem Beguín, comandante en la época del Irgun; primer ministro de Israel (1977-1983) por el partido de derechas Likud y Premio Nobel de la Paz en 1978.

Un artículo del intelectual y luchador argentino –Terror en Medio Oriente-, fechado el 24 de junio de 1974 en Buenos Aires, se refiere al impacto de los cohetes Rocket en las aldeas del Líbano (el país de Oriente Próximo acogía entonces a 300.000 refugiados palestinos). Señalado oficialmente como una “base guerrillera”, la aviación israelí destruyó el campamento de refugiados palestinos de Nabatiyeh (sur del Líbano), en mayo de 1974.

En otro campamento ubicado en el sur libanés -Ain el Hue-, y por las mismas fechas, “no quedó siquiera el mercado, bajo las bombas israelíes de 250 kilogramos”, escribió Rodolfo Jorge Walsh, y concluyó: “La lista es interminable. Entre 1949 y 1964 los países árabes denunciaron 63.000 actos de agresión (…); después ya nadie llevó la cuenta, la ‘represalia’ se convirtió en costumbre”.

¿Tienen vigencia los textos sobre Palestina de Rodolfo Walsh? Naciones Unidas ha responsabilizado a las fuerzas de seguridad israelíes -en un nota informativa del 24 de junio- del asesinato de la periodista palestina Shireen Abu Akleh; la reportera del canal Al-Jazeera estaba trabajando en la ciudad de Yenín (Cisjordania ocupada) cuando murió a causa de los disparos.

Asimismo Telesur y Prensa Latina se han hecho eco del arresto de más de 3.800 ciudadanos palestinos -durante el primer semestre de 2022- por parte de las fuerzas israelíes (9.700 detenciones durante el último año); actualmente, agregaron, 4.650 palestinos permanecen presos en las cárceles de Israel.

Las informaciones procedían de la Comisión de Prisioneros y Exprisioneros palestinos; la Sociedad Palestina de Prisioneros; la ONG de Apoyo a Prisioneros y Derechos Humanos Addameer; y el Centro de Información de Wadi Hilweh. En junio fueron detenidas 464 personas en los territorios ocupados, denunciaron las ONG (entre ellos 18 mujeres y 70 menores).

Expertos de la ONU instan a Israel a liberar al joven Ahmad Manasra

15 de julio de 2022

Expertos en derechos humanos de la ONU han instado a las autoridades de ocupación israelíes a poner en libertad inmediatamente a Ahmad Manasra, un palestino de 20 años detenido en prisiones israelíes desde los 14 años y que padece graves problemas de salud mental.

Los expertos son Francesca Albanese, relatora especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado desde 1967; Fionnuala Ni Aolain, relatora especial sobre la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo; Tendayi Achiume, relatora especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia; y Tlaleng Mofokeng, relatora especial sobre el derecho a la salud.

“El encarcelamiento de Ahmad durante casi seis años le ha privado de su infancia, de su entorno familiar, de su protección y de todos los derechos que se le deberían haber garantizado cuando era niño”, dijeron los expertos.

“Este caso es atormentador en muchos aspectos y su continua detención, a pesar de su deterioro mental, es una mancha para todos nosotros como parte de la comunidad internacional de derechos humanos”.

En 2015, Ahmad Manasra, que entonces tenía 13 años, y su primo de 15 fueron acusados de apuñalar a dos israelíes en el asentamiento de Pisgat Zeev, en la Cisjordania ocupada. Su primo murió de un disparo en el lugar de los hechos, mientras que Ahmad fue atropellado por un coche y sufrió graves heridas en la cabeza mientras una multitud israelí se mofaba de él. Tras su detención, las imágenes de vídeo, ampliamente difundidas en los medios de comunicación, mostraban al joven y angustiado Ahmad siendo tratado con dureza e interrogado severamente sin la presencia de sus padres ni de su representante legal.

“Las escenas desgarradoras de un niño con los huesos rotos tumbado en el suelo bajo un aluvión de insultos y amenazas gritadas por adultos armados en un idioma extranjero; de ese mismo niño siendo alimentado con una cuchara por manos desconocidas mientras estaba encadenado a una cama de hospital y luego interrogado violentamente en violación de las normas y principios de derechos humanos relativos al arresto y la detención de un niño, siguen atormentando nuestra conciencia”, dijeron los expertos.

“A Ahmad le decimos que lamentamos no haberle protegido”.

“El arresto y la detención de Ahmad se produjeron en un periodo de tiempo que es absolutamente crítico para el desarrollo emocional, intelectual y social de un niño. En todas las acciones relacionadas con los niños, el interés superior del niño debe ser una consideración primordial”, dijeron los expertos. “En violación de este principio fundamental, la consideración primordial en este caso parece ser la concentración de Israel en la contención de quienes ellos etiquetan como amenazas terroristas”, dijeron.

A pesar del agravamiento de las condiciones mentales de Ahmad, las autoridades de ocupación israelíes han rechazado las peticiones de los abogados de Ahmad para su pronta liberación. Las autoridades israelíes sostienen que el delito por el que Ahmad fue condenado constituye un acto terrorista, por lo que no puede ser puesto en libertad anticipada en virtud de la Ley Antiterrorista. Sin embargo, esta Ley no entró en vigor hasta noviembre de 2016, y las enmiendas a la Ley Antiterrorista que prohíben la libertad anticipada para los condenados por delitos graves que impliquen actos terroristas se introdujeron en diciembre de 2018, mucho después de que Ahmad fuera condenado por intento de asesinato en mayo de 2016.

“Como se ha reiterado en repetidas ocasiones a las autoridades israelíes, su mal definida y excesivamente amplia Ley Antiterrorista ha dado lugar a demasiados casos de arbitrariedad y abuso. El caso de Ahmad es otra consecuencia moral y legalmente injustificable de la Ley. Su aplicación retroactiva a Ahmad, que dio lugar a la denegación de su libertad anticipada, es ilegal, desproporcionada y discriminatoria”, dijeron los expertos.

Fuente: Days of Palestine

Periodista israelí Yossi Melman: La quema viva de soldados egipcios por parte de Israel y otros crímenes de guerra demuestra inmoralidad

14 de julio de 2022

Melman dijo que el ejército de ocupación israelí quemó vivos al menos a 20 soldados egipcios y al día siguiente usó una excavadora para cavar y enterrar sus cuerpos en una fosa común sin identificación. El diario israelí Haaretz estimó que el número era tan alto como 80 víctimas enterradas no identificadas y sin marcar.

El destacado periodista israelí Yossi Melman reveló el viernes detalles de un crimen de guerra del ejército israelí cometido durante la Guerra de los Seis Días en 1967, cuando Israel ocupó Cisjordania, la Franja de Gaza, los Altos del Golán sirio y la Península del Sinaí en Egipto.

En un hilo en Twitter, Melman, un corresponsal de seguridad dijo que el ejército de ocupación israelí quemó vivos al menos a 20 soldados egipcios y al día siguiente usó una excavadora para cavar y enterrar sus cuerpos en una fosa común sin identificación.

El área de la fosa común se anexó al kibutz israelí Nahshon, que se construyó en la tierra de un barrio palestino llamado Wadi El-Latrun, 25 kilómetros al oeste de Jerusalén y 14 kilómetros al sureste de Al-Ramla. Según un periódico israelí Haaretz la historia fue «silenciada y los campos se convirtieron en parte del parque denominado Mini Israel».

«Después de 55 años de fuerte censura», Melman escribió «Puedo revelar que al menos 20 soldados egipcios fueron quemados vivos y enterrados por el ejército israelí en una fosa común, que no estaba marcada ni identificada contrariamente a las leyes de guerra, en Latrun. Esto sucedió durante la Guerra de los Seis Días».

Mientras que Melman encontró que al menos 20 soldados egipcios fueron quemados vivos en ese incidente, otras fuentes, incluyendo Haaretz, estimó que el número era tan alto como 80 víctimas enterradas no identificadas y sin marcar.

Melman dijo que el incidente tuvo lugar en tierra de nadie, pero Haaretz revelando que la tierra era un barrio palestino «cuyos habitantes habían huido o habían sido expulsados recientemente, y cuyas casas habían sido arrasadas». Se refiere a la limpieza étnica de los palestinos de 1948: la Nakba.

Para todos los observadores objetivos de todo el mundo, Israel es claramente un estado rebelde que ha cometido numerosos crímenes de guerra y tiene el peor y más inmoral ejército que continúa cometiendo crímenes diarios contra los palestinos en los territorios palestinos ocupados y en toda Palestina histórica.

Cuando este estado canalla comete un delito, su ejército y sus funcionarios políticos afirman que tales incidentes son hechos aislados. En 1995, tres meses antes de ser asesinado, el difunto primer ministro israelí Ishak Rabin dijo: «Las Fuerzas de Defensa de Israel ganaron su gloria como un ejército humano cuyos soldados están bendecidos con valores morales especiales». Sin embargo, la realidad es la contraria y la revelación o el crimen de quemar vivos a soldados egipcios es parte de la prueba.

El entonces comandante del ejército israelí, Ze’ev Bloch, que ahora tiene 90 años, le dijo a Melman y a otros medios de comunicación que, en el momento de quemar a los soldados egipcios, vio cómo los soldados israelíes «saqueaban sus pertenencias personales». y los dejaron en la fosa común sin marcar». Saquear y dejar las tumbas sin marcar sin notificar al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) es una violación de la Cuarta Convención de Ginebra.

Estoy seguro de que más investigaciones en la zona proporcionarán pruebas de otros crímenes de guerra.

El informe de Haaretz sugiere que el ejército de ocupación israelí utilizó bombas de fósforo prohibidas para iniciar el fuego en la selva que mató a los soldados egipcios, que se rindieron o huyeron. Esto también plantea la cuestión de otra violación de la Cuarta Convención de Ginebra, que impide matar a los soldados que están fuera de combate a causa de heridas o rendición.

La escena de quemar y matar a los prisioneros de guerra fue horrible, según el testigo presencial Bloch, quien dijo: «Estábamos avergonzados», pero enfatizó que el asesinato fue una «decisión de las FDI».

En 1995, Arye Biro habló de cómo ejecutó a 49 prisioneros de guerra egipcios en 1956. Dijo a los periodistas, según AP News, que estaba listo para hacer lo mismo otra vez; sin embargo, dijo: «No creo que sea un criminal de guerra».

Biro dijo que estaba protegiendo a otros que compartían la decisión sobre el asesinato de prisioneros de guerra.

De acuerdo con la nota de AP News, en el informe, los historiadores israelíes dijeron que las acciones de Biro estaban lejos de ser únicas, ya que el veterano y autor israelí Michael Bar-Zohar dijo que los asesinatos de prisioneros ocurrieron «en todas las guerras de Israel» y «fueron tratados con indulgencia» y silenciados por los líderes.

Mientras tanto, el informe citó al historiador militar israelí, Aryeh Yitzhaki, diciendo que las tropas israelíes llevaron a cabo varias masacres en la guerra de 1967, cuando Rabin, ganador del Premio Nobel de la Paz, era jefe del ejército, en las que murieron unos 1.000 prisioneros egipcios.

Bar-Zohar también dijo: «Dos cocineros con cuchillos… simplemente sacrificaron a tres prisioneros. Este incidente me ha perseguido durante mucho tiempo».

El 9 y 10 de junio de 1967, unos 400 prisioneros egipcios y palestinos fueron asesinados en las dunas de arena de El-Arish, dijo Yitzhaki, y agregó que hubo otros seis o siete incidentes en los que las tropas israelíes abrieron fuego contra los prisioneros de guerra. Los líderes del »ejército moral» sabían de esto y probablemente estaban contentos con eso. Yitzhaki le dijo que un informe sobre los asesinatos presentado a sus superiores ha sido guardado bajo llave en una caja fuerte en el cuartel militar. «Todos los líderes del ejército, incluidos (entonces) el ministro de Defensa Moshe Dayan y el jefe de Estado Mayor Rabin y los generales sabían de estas cosas. Nadie se molestó en denunciarlas», dijo Yitzhaki. Entonces, ¿dónde está la moralidad?

En Twitter, Melman afirmó que tanto los árabes como los israelíes «cometieron crímenes de guerra» durante las guerras, pero culpó a Israel por «presentarse como una democracia», mientras oculta su vergonzoso pasado con el pretexto de la seguridad nacional. Agregó que «la democracia real debe enfrentar su pasado».

Fuente: https://noticiasdelmundo.news

 

Amnistía Internacional: Biden debe condenar sistemáticas violaciones de derechos humanos por parte de Israel

14 de julio de 2022

Amnistía Internacional ha pedido al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que “cumpla su promesa de situar los derechos humanos en el centro de su primera visita a Medio Oriente y el Norte de África desde que asumió el cargo y que haga todo lo que esté en su mano para presionar por un cambio inmediato y sustancial”.

El 13 de julio, Biden aterrizó en Tel Aviv y se espera que se reúna con varios líderes, entre ellos el primer ministro de ocupación israelí, Yair Lapid, y el líder de la oposición, Benjamin Netanyahu.

El viernes está previsto que se reúna con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, en Belén.

“El gobierno de Biden debe poner fin a su descarado apoyo a los escandalosos crímenes de derecho internacional y a otras graves violaciones de derechos humanos cometidas por sus aliados, facilitando a sabiendas los rampantes abusos con impunidad”, afirmó Paul O’Brien, director ejecutivo de Amnistía Internacional en Estados Unidos, en un comunicado publicado ayer.

“El presidente Biden debe aprovechar esta oportunidad para priorizar el avance de los derechos humanos sobre los intereses a corto plazo, y dejar claro que no puede haber un doble rasero cuando se trata de promover los derechos humanos. Si EE.UU. sigue su curso actual, sólo envalentonará a los gobiernos abusivos para que silencien aún más las voces disidentes, opriman a las minorías y aplasten despiadadamente los derechos de millones de personas en la región.”

El principal grupo de derechos humanos se refirió al asesinato por parte de Israel de la periodista palestina Shireen Abu Akleh mientras cubría una redada militar israelí en Cisjordania el 11 de mayo, y dijo que su asesinato “proporcionó un crudo recordatorio de los crímenes cometidos por las autoridades israelíes para mantener su sistema de opresión y dominación sobre los palestinos, y del papel de Estados Unidos para proteger a Israel de la rendición de cuentas”.

“Los homicidios ilegítimos, las detenciones arbitrarias, la tortura y otros malos tratos, los castigos colectivos y los desplazamientos forzosos se producen en el contexto de un sistema de apartheid contra los palestinos en todo Israel y los Territorios Palestinos Ocupados”, añadió el grupo.

“El gobierno israelí ha desplazado por la fuerza a comunidades palestinas enteras y ha demolido cientos de miles de hogares palestinos. En Masafer Yatta, en el sur de Cisjordania, y en Ras Jrabah, en la zona de Naqab/Negev de Israel, los residentes corren un riesgo inminente de desplazamiento forzoso.”

“Durante el último conflicto armado en la Franja de Gaza en mayo de 2021, las fuerzas israelíes cometieron aparentes crímenes de guerra, dejando cientos de muertos y miles de heridos. Los hospitales, las viviendas y otras infraestructuras esenciales no pueden reconstruirse debido al bloqueo de Israel sobre Gaza desde 2007.”

“La falta de rendición de cuentas por las graves violaciones cometidas por el gobierno de Israel, incluidos los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad, se ve perpetuada por la política de Estados Unidos. En lugar de dar cobertura a la impunidad, Estados Unidos debe apoyar investigaciones independientes, exhaustivas y creíbles sobre estos crímenes, como la que ha abierto la Corte Penal Internacional”, ha declarado Paul O’Brien.

“El gobierno de Biden y el Congreso de EE.UU. deben detener el suministro de armas al ejército israelí hasta que se garantice que dicho equipo no se utilizará para cometer graves violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos.”

El destacado grupo también mencionó la continua represión por parte de las autoridades palestinas de “la libertad de expresión y de reunión pacífica”. Las fuerzas de seguridad respondieron a las protestas contra la tortura y el asesinato de Nizar Banat, crítico político, el 24 de junio de 2021, con el uso de la fuerza ilegal, detenciones y torturas y otros malos tratos”.

Fuente: Qudsnen

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner