Legan 20 funcionarios de la UE a Gaza para evaluar las necesidades humanitarias

Foto: Miembros de una delegación de la UE escuchan a un empleado durante una visita a una planta desalinizadora en Deir al-Balah, en el centro de la Franja de Gaza, el 24 de noviembre de 2021 [SAID KHATIB/AFP via Getty Images].

24 de noviembre de 2021

Veinte diplomáticos de la Unión Europea (UE) han llegado esta mañana a la asediada Franja de Gaza para evaluar la situación humanitaria en el lugar.

Shadi Othman, portavoz de la oficina de la Unión Europea en Jerusalén, dijo a la agencia de noticias WAFA que se trata de la mayor delegación diplomática europea que visita la Franja de Gaza de una sola vez.

La visita de dos días tiene como objetivo permitir a los funcionarios ver de primera mano los acontecimientos en Gaza y enviar un mensaje político pidiendo el levantamiento del bloqueo inhumano sobre Gaza y la curación de la grieta nacional en el ámbito palestino de una manera que permita al gobierno palestino para llevar a cabo plenamente sus funciones en Gaza al máximo.

La delegación va a reunirse con varios funcionarios palestinos, figuras nacionales y ciudadanos para escucharles sobre los últimos acontecimientos y situaciones sobre el terreno.

Los diplomáticos tienen la intención de visitar granjas de fresas en Beit Lahia y en la zona de As-Sudaniya, en el norte de Gaza, y reunirse con los agricultores.

También visitarán la planta desalinizadora de agua de Deir Al-Balah, en el centro de Gaza, el paso fronterizo de Rafah con Egipto y el paso comercial de Karm Abu Salem (Kerem Shalom) con Israel, antes de celebrar una conferencia de prensa en el puerto de pescadores, al oeste de la ciudad de Gaza, según Othman.

Fuente: Monitor Medio Oriente 

Apple demanda a la empresa israelí de software espía NSO

Foto: esta ilustración fotográfica de estudio muestra un smartphone con el portal web del grupo israelí NSO que incluye el programa espía «Pegasus», expuesto en París el 21 de julio de 2021 [JOEL SAGET/AFP vía Getty Images].

24 de noviembre de 2021

Apple comunicó ayer que había presentado una demanda contra la empresa israelí NSO y su empresa matriz OSY Technologies, en un intento de impedir que la empresa de software espía utilice alguno de sus dispositivos.

Esto se produce después de que EE.UU. incluyera a la empresa en la lista negra comercial tras ser acusada de suministrar tecnología a gobiernos extranjeros para atacar maliciosamente a funcionarios, periodistas, empresarios, activistas, académicos y trabajadores de embajadas.

La empresa israelí se dedica a burlar la seguridad de productos informáticos y telefónicos y a vender ese software en forma de herramientas de piratería informática a gobiernos extranjeros.

En su demanda presentada ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Norte de California, Apple dijo que las herramientas de NSO se utilizaron en «esfuerzos concertados en 2021 para atacar a los clientes de Apple».

La compañía añadió que «los ciudadanos estadounidenses han sido vigilados por el software espía de NSO en dispositivos móviles que pueden cruzar, y de hecho lo hacen, las fronteras internacionales.»

NSO aún no ha respondido a las preguntas relacionadas con la demanda o las afirmaciones de vigilancia que se han hecho contra ella.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Malasia rechaza la entrada de jugadores de squash israelíes

24 de noviembre de 2021

Malasia se ha negado a conceder a los jugadores israelíes la entrada a los campeonatos de squash del próximo mes.

El Campeonato Mundial de Squash Masculino por Equipos se celebrará en Malasia el 7 de diciembre. Kuala Lumpur alegó motivos de seguridad para negar la entrada a los jugadores israelíes.

Según los medios de comunicación israelíes, Gerard Monteiro, residente de la Asociación de Raquetas de Squash de Malasia, dijo que Malasia «no podría garantizar la seguridad y el bienestar [de los jugadores israelíes]» durante los juegos.

Israel y Malasia no tienen relaciones diplomáticas.

La Asociación Israelí de Squash dijo que tiene previsto llevar el asunto al Tribunal de Arbitraje Deportivo si no se resuelve. El mes pasado, el ministro de Asuntos Exteriores de Malasia, Saifuddin Abdullah, refutó las afirmaciones israelíes de que su país se sumará «al tren de la normalización con la entidad sionista».

Fuente: Gente jugando al squash el 10 de abril de 2021 [REMKO DE WAAL/ANP/AFP via Getty Images].

El arresto de una pareja israelí en Turquía demuestra la hipocresía de Israel

Por Gideon Levy | 23/11/2021 | 
Fuentes: Haaretz

Traducción de J.M.
A veces parece que no hay límites para la hipocresía y el doble rasero; que los israelíes tienen récord en carencia de autoconciencia y los medios israelíes pueden oscurecer y negar la realidad y lavarle el cerebro al público dirigiendo los contenidos a su corazón.

Es cierto que el camello nunca ve su joroba, pero se puede suponer que al menos sabe que tiene una. Israel, por sí mismo, no se da cuenta de su propia joroba.

Una pareja de turistas israelíes, aparentemente inocentes, es arrestada en Turquía. Las sospechas son pesadas y la atmósfera está cargada, después de que los informes descubrieran 15 agentes del Mossad en Turquía. Más allá de esto, Turquía no es un país modelo en lo que respecta al estado de derecho.

Varios días después de su arresto, la pareja logra reunirse con su abogado. El cónsul israelí les trae ropa y comida. Apenas son interrogados, y, ciertamente, no son golpeados ni torturados mientras que las condiciones de su confinamiento son aparentemente razonables. Por el momento, esta es una historia triste y quizás kafkiana de arrestos falsos a menos que se demuestre lo contrario, y, se espera, terminará bien.

Ante el cínico rumbo que tomaron los medios de comunicación, esa empresa nacional que trafica emociones y enciende pasiones, Israel está ansioso. No pasará mucho tiempo antes de que todas las ventanas del país estén adornadas con una cinta amarilla en apoyo de la liberación de Natalie y Mordi Oknin.

Ellos son objeto de titulares, informes especiales y noticias de última hora entregados por corresponsales especiales que fueron enviados inmediatamente a Estambul. Y todo el mundo sabe que es Erdogan y lo cruel que es. A veces es conmovedor presenciar la preocupación por una única pareja anónima. Pero a veces resulta desagradable por su loca exageración, y siempre alejada de la realidad.

Israel, y en particular los medios de comunicación israelíes, no tienen ningún derecho moral a desquiciarse por un solo arresto falso. Una sociedad que no se interesa en los arrestos falsos diarios propios y una escena mediática que nunca informa sobre ellos como debería, para no enojar a su clientela, carece de derecho a causar un escándalo por un arresto falso en otro país y a poner a prueba su régimen como lo ha hecho.

Claramente, Turquía está gobernada hoy por un régimen antidemocrático, pero ciertamente no es más dictatorial que el gobierno militar de Israel en los territorios. Además, en ciertos aspectos, el gobierno militar en los territorios es incluso más cruel y totalitario que el reinado de terror de Recep Tayyip Erdogan.

Nuestros Natalie y Mordi son ahora la niña de los ojos de la sociedad israelí. Es esa misma sociedad que nunca se ha preocupado por las masas de Natalies y Mordis que han sido arrestadas en los territorios, en una gran parte de los casos siendo inocentes. Estos sufren una prueba de interrogatorios y humillaciones que Natalie y Mordi nunca experimentarán. Solo podrían soñar con que un cónsul los visitara y les trajera comida y ropa, y a veces son condenados a muchos años de prisión por nada, por un sistema político-militar-judicial obediente que no tiene conexión alguna con hacer justicia.

Sin embargo, la mayoría de la prensa israelí permanece desinteresada en lo que sucede allí al mismo tiempo que envía corresponsales especiales a Estambul que hablan sobre el sistema de justicia turco. A los israelíes les encantan las historias sobre víctimas judías, pero nunca se les ocurriría conducir una hora desde su casa para visitar a un detenido palestino, uno que ha estado en huelga de hambre durante cinco meses en protesta por su detención sin juicio y sin cargos en su contra.

Mordi y Natalie han sido «secuestrados», dicen quienes nunca recurrirían al mismo lenguaje para describir los brutales secuestros que el ejército israelí lleva a cabo todas las noches por orden del Shin Bet. En Israel, siempre se llama arresto y guerra contra el terrorismo.

Si la preocupación por los derechos humanos fuera lo que guiara a la sociedad israelí y a los medios de comunicación israelíes, entonces se podría entender la intensidad del impacto por la detención de los Oknin. “Natalie pidió calcetines”, relató el abogado que la visitó, mientras que en Israel la gente se enjugaba una lágrima.

Pero, ¿qué pasa con los calcetines para Kayed Fasfous, que está muriendo en el hospital en huelga de hambre? Natalie preguntó por sus hijos y lloró. Pero, ¿qué pasa con el llanto de Fasfous y su añoranza por su propia hija, Joan?

La gente en Israel se ha quejado de que los medios turcos no han informado sobre el arresto de los Oknin. Y realmente, ¿cómo es posible que se arreste falsamente a personas inocentes y que los medios propagandistas que hacen las órdenes del gobierno no informen al respecto? Qué extraño, qué impactante.

Fuente: https://www.haaretz.com

Irán se mofa de nuevo escándalo “ridículo” de Israel ante la ONU

24 de noviembre de 2021

Foto:  una sesión de la Segunda Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU).

Israel, que siempre tiene en su agenda las acusaciones infundadas contra Irán, intentó cometer otra atrocidad ante la ONU, pero la parte iraní lo hizo fallar.

El martes, durante una sesión de la Segunda Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), el embajador del régimen de Israel Gilad Erdan acusó, sin base alguna, a Irán y Siria de “antisemitismo” por votar en contra de una resolución, presentada por el régimen de ocupación, sobre la tecnología agrícola para el desarrollo sostenible.

En reacción, Ali Hayilari, representante de Irán, calificó de “ridículos” estos comentarios y dijo que la República Islámica “no participó en absoluto en esta votación” y, por lo tanto, “no votó a favor ni en contra de la resolución”.

“La República Islámica de Irán básicamente no reconoce a una entidad llamada Israel para que quiera votar negativa o positivamente sobre su resolución, por lo que es necesario que el presidente de la reunión advierta al embajador del régimen sionista de este ridículo descuido”, afirmó el diplomático iraní.

Hayilari lamentó que la delegación israelí haya hecho perder el tiempo valioso de los Estados miembros de las Naciones Unidas, tratando de aprovechar la reunión haciendo “acusaciones infundadas”, para poner a prueba la paciencia de los representantes de los países.

Por lo tanto, pidió al presidente de la reunión que advirtiera al régimen israelí, y le recordara leer primero el título de la agenda de la reunión con atención, y, en lugar de hacer tales acusaciones, rindiera cuentas por sus vergonzosas acciones y crímenes.

El representante persa también consideró que las absurdas acusaciones hechas son tan “infundadas e irreverentes” que ni siquiera vale la pena contestarles. “Si queremos presentar sólo una lista concisa y muy breve del historial negro de este régimen y sus crímenes en la ocupada Palestina y la región de Asia Occidental, la Segunda Comisión debería dedicar todo su tiempo a presentar esta lista”, agregó.

La respuesta decisiva del diplomático iraní a la picardía del embajador israelí hizo reír a los representantes de los países participantes; por lo tanto, Erdan abandonó el encuentro enojado con su delegación acompañante por este torpe error.

Por su parte, el representante de Siria, el único país que se opuso a la resolución israelí, también explicó que, dadas las “atrocidades que ha cometido contra el pueblo palestino y sirio”, Israel carece de autoridad moral para presentar un texto de dicha índole.

Fuente: HispanTV 

‘Justicia’ militar israelí al servicio de la ocupación: ONG palestinas no recurrirán su ilegalización por temor a un ‘juicio injusto’

23 de noviembre de 2021

«El juicio sería injusto y estaría basado en pruebas falsas e información secreta. No podríamos defendernos legítimamente. “Israel está atacando a las oenegés, por trabajar y buscar la rendición de cuentas para que se acabe la impunidad.


Aseel AlBajeh y Sahar Francis, activistas y representantes palestinas de dos de las seis ONG designadas como “terroristas” por Israel el pasado 22 de octubre, afirmaron hoy en Madrid que no recurrirán su «ilegalización” porque saben que «el juicio sería injusto y estaría basado en pruebas falsas e información secreta».

Las activistas intervinieron en un evento organizado por la Red Solidaria contra la ocupación de Palestina (Rescop), durante su visita a la capital española.

“Conocemos el sistema judicial israelí y si recurrimos el caso, no podríamos defendernos legítimamente. Nuestra estrategia pasa por contar con el apoyo de la opinión pública local e internacional, los partidos políticos palestinos y las distintas organizaciones internacionales”, explicó Francis, quien dirige Addameer Prisoner Support and Human Right Association, una organización no gubernamental que apoya legalmente a presos políticos palestinos en cárceles israelíes y palestinas.

“Israel está atacando a las oenegés, solo trabajamos buscando la rendición de cuentas para que se acabe la impunidad. Aunque nos hayan ilegalizado, esto no para, solo podemos continuar alzando la voz contra las injusticias”, añadió por su parte AlBajeh, experta legal de Al-Haq in Service of Man, organización que se define como independiente, pro derechos humanos y radicada en Ramala (Cisjordania).

En su intervención, las activistas dieron su versión sobre lo que para ellas supone la «criminalización de las organizaciones palestinas».

Asimismo, AlBajeh y Francis profundizaron en las denuncias que sus organizaciones llevaron a la Corte Penal Internacional por supuestos crímenes de guerra y de «apartheid» por parte de Israel.

“Israel ha diseñado un sistema de leyes que discrimina a los palestinos, confiscan propiedades y aplican un sistema de no retorno que supone un verdadero ‘apartheid’, (…) apoyados en la división territorial y dificultando nuestras vidas, fomentando el éxodo palestino”, argumentó AlBajeh.

Fuente: Swiss Info

La película sobre la ocupación que nadie quiere exhibir en Israel da la vuelta al mundo

21 de noviembre de 2021

Por Juan Carlos Sanz*

El cineasta Avi Mograbi sortea el ostracismo que sufre en su país el documental que ha dirigido sobre los territorios palestinos al programarlo en decenas de muestras internacionales.

Avi Mograbi ya no es profeta en Israel, su tierra de profetas. El veterano cineasta ha presentado este domingo en el Festival Internacional de Cine de Gijón The First 54 Years. An Abbreviated Manual for Military Occupation (Los primeros 54 años. Un manual abreviado de la ocupación militar), un documental que entremezcla testimonios de exsoldados israelíes sobre sus misiones en los territorios palestinos con crudas imágenes de archivo de más de medio siglo de sometimiento militar. Salvo unos pocos pases en las filmotecas de Jerusalén y Tel Aviv, nadie ha querido mostrarlo en Israel. Ni las salas comerciales, ni las televisiones en abierto, ni los canales de documentales de las plataformas por cable, ni los festivales de cine locales.

“Fuera, el filme está teniendo bastante éxito”, resalta Mograbi, de 65 años, en su piso en el corazón del distrito de estilo Bauhaus de Tel Aviv. “Acabo de volver de una gira por la Costa Este de Estados Unidos. El documental se ha exhibido antes en la Berlinale y en el festival de Nueva York; en Suiza, Portugal, Alemania, Austria… y también en Japón, Australia o India…”, detalla con una mueca de frustración el cineasta, ataviado con el peculiar desaliño de los israelíes. En la pared del salón de la casa, un raído mapa de Israel de su época escolar, en los primeros años sesenta del siglo pasado, muestra Cisjordania y la franja Gaza como países vecinos.

“Aquí solo han podido verse unos pocos pases del documental en las filmotecas de Jerusalén y Tel Aviv”, puntualiza el director, bien conocido en su país por polémicos filmes –entre ellos el documental Cómo aprendí a superar mi miedo y amé a Ariel Sharon (1997)– que fueron estrenados en cines y emitidos en televisión. El cineasta aparece en su última película como un maquiavélico presentador –”emulando el humor negro de los chistes que los mismos judíos hacen sobre el Holocausto”–, para describir las “ventajas de la ocupación”. Lo ha producido la compañía francesa Les Films d´Ici, con la que Mograbi colabora desde hace 25 años. “No es filantropía”, precisa, “el canal Arte está detrás de la financiación”.

La evolución de la obra cinematográfica de Mograbi discurre en paralelo al vuelco político experimentado en Israel en las tres últimas décadas. “La izquierda israelí era muy fuerte (en 1992 logró la victoria electoral con un 45% de los votos antes de impulsar los Acuerdos de Oslo con los palestinos) y ahora está bajo mínimos, integrada en minoría (apenas suma un 10% de los sufragios) en un Gobierno compartido con ultraconservadores y centristas. Lo único importante que ha hecho ha sido apartar del poder a Benjamín Netanyahu”, opina, sin abandonar el tono cáustico.

“Al principio de mi carrera era muy ingenuo y creía que podía cambiar la realidad con mis películas”, recuerda Mograbi entre sorbos a una taza de té. “Ahora, me guste o no, mis filmes van dirigidos a una izquierda que está en vías de extinción en Israel y precisa verse reforzada con ideas para seguir con vida”, razona el marcado sesgo político de su obra.

“Un director hace películas pensando en su propia sociedad. El desinterés mostrado en Israel por mi obra es descorazonador”
Avi Mograbi, cineasta israelí

El mensaje sarcástico que destila el documental ahora presentado en España salpica imágenes marcadas por la violencia. Fueron grabadas por soldados israelíes y por civiles palestinos en unos hechos en los que participaban, unos como perpetradores otros como víctimas. En una escena, un veterano del Ejército describe cómo tuvo que ejecutar la orden de obligar a un niño a retirar una bandera palestina plantada en lo alto de una torre de una línea eléctrica. Acto seguido se reproduce una secuencia de archivo con la escena real. “El poder de las imágenes históricas refuerza el valor de la palabra”, enfatiza el director israelí.

“Si quieres montar tu propia ocupación militar, aquí tenemos muchas ideas que ofrecerte”, resume el eje argumental de ‘Los primeros 54 años’. “Sirve para el Sáhara Occidental, para Tíbet, para Cachemira… Yo mismo lo cuento encarnando a un personaje cínico a quien no le importan los daños colaterales que tienen que pagar los civiles, solo el método para lograr su ambición territorial”, remacha con semblante serio.

Avi Mograbi se crio en el cine que regentaba su familia en el centro de Tel Aviv. “Mi abuelo proyectó las primeras películas sonoras en Oriente Próximo y yo trabajaba de adolescente como acomodador los fines de semana”, rememora su particular Cinema Paradiso sin asomo de nostalgia. Trabajó como asistente de producción y ayudante de dirección antes de emprender una carrera de más de tres décadas como realizador de documentales con carga política de profundidad. “Y con algún elemento de ficción”, matiza.

“Yo intento provocar una discusión en la audiencia, pero tengo una tendencia natural a la ironía. La vida es una tragicomedia”, alega en su descargo. Cree que incluso en el cine palestino se observan pinceladas de humor sobre la Nakba (el desastre, en árabe, desplazamiento de cientos de miles de civiles tras el nacimiento del Estado de Israel en 1948). “Forma parte de la naturaleza de ambas comunidades ver los momentos más duros en clave mordaz”, apunta.

El cineasta israelí Avi Mograbi.
El cineasta israelí Avi Mograbi.QUIQUE KIERSZENBAUM

Rompiendo el Silencio

Empezó rodando cortos durante la Primera Intifada, como el documental Deportación (1989), sobre el secuestro de líderes palestinos y su expulsión a Líbano. “Intenté mostrar la inmoralidad que suponía echar a alguien de su propio país”, evoca. La versión de los protagonistas viene ahora avalada en ‘Los primeros 54 años’ por la visualización de los hechos. Mograbi considera que los testimonios de veteranos del Ejército, en gran parte afiliados a la ONG antiocupación Breaking the Silence (Rompiendo el Silencio), constatan que Israel solo persigue un objetivo con la ocupación: “Quedarse con la tierra”.

Ni un solo festival de cine en Israel ha querido programar su película. Ni el especializado en documentales Docaviv, en Tel Aviv, ni los generalistas de Jerusalén y Haifa. “Los propios organizadores me llamaban para decirme que el filme era bueno, pero no iban a exhibirlo. Uno se puede imaginar, a la vista de los ataques políticos que ha sufrido Breaking the Silence en los últimos años, que hoy en día no se toleran que circulen sus declaraciones políticas”, aduce Mograbi,

La exministra de Cultura Miri Regev introdujo bajo el Gobierno de Netanyahu la llamada Legislación de Lealtad, que priva de financiación pública a las obras de creadores que “causan daño” al Estado con sus críticas. En Israel el término “izquierdista” llegó a convertirse en peyorativo, rayano con el insulto, durante los 12 años de poder de Netanyahu. Algunos creadores se enfrentan todavía al ostracismo cultural.

“Es extremadamente frustrante. Un director hace películas pensando en su propia sociedad. El desinterés mostrado en Israel por mi obra es descorazonador”, reconoce Mograbi, quien no se resigna a que deje de ser visto por el público de su tierra. “El hecho de que no quieran escucharte no significa que debas callarte”, concluye. Ha decidido subir el documental íntegro a Facebook (solo para el área de Oriente Próximo). “Hemos invertido mucho en promocionarlo en las redes sociales hasta alcanzar las 800.000 visualizaciones; vamos camino del millón”, desvela con un gesto final de vindicación. “Y los comentarios están escritos casi a partes iguales en hebreo y árabe”.

Fuente: https://elpais.com

*Es el corresponsal para Oriente Próximo en Jerusalén desde 2015. Antes fue jefe de Internacional. En 20 años como enviado de EL PAÍS ha cubierto conflictos en los Balcanes, el Magreb, Irak y Turquía, entre otros destinos. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid.

‘House of Palestine’ abre en el famoso parque mundial de California

23 de noviembre de 2021

SAN DIEGO, EEUU: El Parque Balboa de California es el hogar de la Casa de las Relaciones del Pacífico, un pueblo de cabañas internacionales. Dentro de cada uno hay un museo de la historia y la cultura de un país específico. Recientemente, se agregaron nueve nuevos países, incluida la Casa de Palestina.

«La adición y construcción de los nueve nuevos países fue dirigida por un grupo de profesionales palestinos: abogados, ingenieros y arquitectos», dijo Susan Hamideh, coordinadora de eventos culturales de la Casa de Palestina. «Estamos muy orgullosos de estar aquí para representar no solo a Palestina, sino a todos los países panárabes».

La Casa de Palestina se une a la Casa de las Relaciones del Pacífico como el único país árabe oficialmente representado en el parque. Aquí los visitantes de todo el mundo pueden aprender y experimentar estas culturas con festivales públicos, muestras de comida y exhibiciones de museos.

“Tenemos en la pared fotos del museo del archivo nacional en Washington, DC de antes de 1948. También tenemos documentos que pertenecen a miembros de la comunidad de sus familias antes de 1948 ”, nos dijo.

«También tenemos una exhibición cultural, tenemos bordados palestinos, tenemos cerámica de Gaza y todavía estamos recolectando artefactos de Palestina y de miembros de la comunidad».

La incorporación de Palestina a la Casa de las Relaciones del Pacífico ha sido un proceso lento a partir de 2002. Pero ahora la bandera palestina se une a las muchas banderas internacionales que ondean en los cielos de California.

“Como palestinos, siempre enfrentamos obstáculos y obstáculos, pero como personas persistentes, siempre logramos lo que queremos lograr”, dijo Hamideh. «Se necesitaron 20 años para llegar tan lejos y esto fue con la ayuda de personas de todo el mundo, ya sean árabes palestinos o simplemente amigos de palestinos de todo el mundo».

Fuente: https://www.arabnews.com/node/1973316/offbeat

Los presidentes ruso y palestino se reunirán el martes

Foto: el presidente palestino Mahmoud Abbas (izq.) y el presidente ruso Vladimir Putin (der.) se dan la mano antes de su reunión en la Residencia Presidencial en Sochi (Rusia), el 10 de mayo de 2017 [Palestinian Presidency Handout/Anadolu Agency].

22 de noviembre de 2021

El presidente ruso, Vladimir Putin, se reunirá mañana con su homólogo palestino, Mahmoud Abbas, en la ciudad turística rusa de Sochi, según un comunicado del Kremlin e informa la Anadolu News Agency.

Putin y Abbas discutirán el desarrollo de la cooperación bilateral y la situación en Oriente Medio, «teniendo en cuenta los esfuerzos de Rusia para la resolución del conflicto palestino-israelí», dice el comunicado.

El conflicto palestino-israelí se remonta a 1917, cuando el gobierno británico, en la ahora famosa Declaración Balfour, pidió «el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío».

Fuente: Monitor Medio Oriente 

A los 13 ya era reconocida como una de las ‘periodistas’ más jóvenes del mundo

Por José Luis Goin

A la edad de 4 años Janna Jihad solo quería jugar pero los soldados israelíes se lo impedían. Su instinto la llevo a protestar, a decirles que solo quería jugar, que no tenían que estar ahí. A los siete años las fuerzas armadas mataron a un tío y a un primo, …

A la edad de 4 años Janna Jihad solo quería jugar con sus amiges en las calles en su aldea natal de Nabi Saleh en Cisjordania. A menudo los soldados israelíes se lo impedían con sus irrupciones, a los gritos y en ocasiones arrojando gases y disparando armas. Su instinto la llevo a protestar, a decirles que solo quería jugar, que no tenían que estar ahí. A los siete años las fuerzas armadas mataron a un tío y a un primo, entonces empezó a documentar estos episodios con el celular de su madre y a levantarlos en las redes. Estos videos caseros mostraban a niños pateando la pelota contra los soldados y estos arrojándole gas lacrimógeno, o disuadiendo a los empujones a chicas y chicas cuando les decían ¡fueras de aquí! «La cámara es más fuerte que una pistola porque puedo enviar mi mensaje a todo el mundo», comenta.

A los 13 ya era reconocida como una de las «periodistas» más jóvenes del mundo. Sus notas mostraban las demoras para ir a la escuela a causa de los retenes, la falta de respeto por elementales derechos como el de circular, la constante discriminación de las autoridades ocupantes, así como la detención de menores que arrojan piedras, o de sus padres a media noche como amedrantamiento. Los palestinos deben sortear innumerables barreras para ir a trabajar y ni mencionar las dificultades para acceder a un hospital. También registro la demolición de viviendas y hasta de escuelas.

Ella vive amenazada, bajo un constante hostigamiento. “Quiero saber el significado de la palabra libertad en mi tierra natal, lo que significan la justicia, la paz y la igualdad sin sufrir racismo sistemático” declara. Todo empezó porque solo quería tener una infancia normal.

Fuente: www.elcordillerano.com.ar

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner