Amnistía Internacional: «La policía israelí atacó a los palestinos con detenciones discriminatorias, tortura y uso de fuerza ilegal»

24 de junio de 2021

  • Arrestos radicales contra activistas palestinos
  • Uso ilegal de la fuerza contra manifestantes palestinos
  • Tortura de detenidos palestinos
  • No proteger a los palestinos de los ataques planeados por grupos de supremacistas judíos

La policía israelí ha cometido un catálogo de violaciones contra los palestinos en Israel y la Jerusalén oriental ocupada, llevando a cabo una campaña represiva discriminatoria que incluyó detenciones masivas, utilizando la fuerza ilegal contra manifestantes pacíficos y sometiendo a los detenidos a torturas y otros malos tratos durante y después de la hostilidades armadas en Israel y Gaza, ha dicho hoy Amnistía Internacional.

La policía israelí tampoco ha protegido a los ciudadanos palestinos de Israel de los ataques premeditados de grupos de supremacistas judíos armados, incluso cuando los planes se publicitaron de antemano y la policía los conocía o debería haberlos conocido. 

“Las pruebas reunidas por Amnistía Internacional pintan un cuadro condenatorio de discriminación y despiadada fuerza excesiva por parte de la policía israelí contra los palestinos en Israel y en la Jerusalén oriental ocupada”, dijo Saleh Higazi, director adjunto para Oriente Medio y África del Norte de Amnistía Internacional. 

“La policía tiene la obligación de proteger a todas las personas bajo el control de Israel, ya sean judías o palestinas. En cambio, la gran mayoría detenidos en la represión policial que siguió al estallido de violencia entre comunidades eran palestinos. Los pocos ciudadanos judíos de Israel arrestados fueron tratados con más indulgencia. Los supremacistas judíos también continúan organizando manifestaciones mientras los palestinos enfrentan la represión ”.

Los investigadores de Amnistía Internacional hablaron con 11 testigos y su Laboratorio de Evidencia de Crisis verificó 45 videos y otras formas de medios digitales para documentar más de 20 casos de violaciones de la policía israelí entre el 9 de mayo y el 12 de junio de 2021. Cientos de palestinos han resultado heridos en la represión y un Un chico de 17 años fue asesinado a tiros. 

Represión discriminatoria 

A partir del 10 de mayo, cuando las manifestaciones se extendieron a ciudades con poblaciones palestinas dentro de Israel, estalló la violencia entre comunidades. Decenas de personas resultaron heridas y dos ciudadanos judíos de Israel y un ciudadano palestino murieron. Las sinagogas y los cementerios musulmanes fueron objeto de vandalismo. En Haifa, el 13 de mayo se destruyeron 90 coches de propiedad de palestinos y se arrojaron piedras contra los palestinos en sus hogares. En Jerusalén Oriental, los colonos israelíes continuaron hostigando violentamente a los residentes palestinos.

En respuesta, el 24 de mayo, las autoridades israelíes lanzaron la «Operación Ley y Orden» dirigida principalmente a manifestantes palestinos. Los medios israelíes dijeron que la operación tenía como objetivo «ajustar cuentas» con los involucrados y «disuadir» más manifestaciones.   

Según Mossawa, un grupo palestino de derechos humanos, antes del 10 de junio, la policía arrestó a más de 2.150 personas, más del 90% de ellos ciudadanos palestinos de Israel o residentes de Jerusalén Este. El grupo también dijo que se presentaron 184 acusaciones contra 285 acusados. Según Adalah, otro grupo de derechos humanos, un representante de la Fiscalía del Estado dijo el 27 de mayo que solo 30 ciudadanos judíos de Israel estaban entre los acusados.

La mayoría de los palestinos arrestados fueron detenidos por delitos como «insultar o agredir a un oficial de policía» o «participar en una reunión ilegal» en lugar de por ataques violentos a personas o propiedades, según el Comité de Seguimiento de Ciudadanos Árabes de Israel. 

“Esta represión discriminatoria fue orquestada como un acto de represalia e intimidación para aplastar las manifestaciones pro palestinas y silenciar a quienes hablan para condenar la discriminación institucionalizada de Israel y la opresión sistémica de los palestinos”, dijo Saleh Higazi.

 

Uso ilegal de la fuerza contra manifestantes

Amnistía Internacional ha documentado el uso innecesario y excesivo de la fuerza por parte de la policía israelí para dispersar las protestas palestinas contra los desalojos forzosos en Jerusalén Oriental y contra la ofensiva de Gaza. Las protestas fueron en su mayoría pacíficas, aunque una minoría atacó la propiedad policial y arrojó piedras. En contraste, los supremacistas judíos continúan organizando manifestaciones libremente. El 15 de junio, miles de colonos judíos y supremacistas marcharon provocativamente por los barrios palestinos de Jerusalén Oriental. 

Los relatos de testigos y los videos verificados confirman que en una protesta del 9 de mayo en el barrio de la colonia alemana de Haifa, en el norte de Israel, un grupo de alrededor de 50 manifestantes protestaba pacíficamente cuando la policía armada los atacó, sin provocación, y golpeó a algunos de ellos.   

El 12 de mayo, Muhammad Mahmoud Kiwan, un muchacho de 17 años, recibió un disparo en la cabeza cerca de Umm el-Fahem, en el norte de Israel, y murió una semana después. Testigos presenciales dijeron que estaba sentado en un automóvil cerca de una protesta cuando la policía israelí le disparó. La policía disputa el reclamo y dijo que estaban investigando.   

El mismo día, agentes de policía dispersaron violentamente una protesta pacífica de unas 40 personas en la plaza St Mary’s Well en Nazaret, en el norte de Israel, sin previo aviso, agrediendo físicamente a los manifestantes. 

“La policía israelí debería proteger el derecho a la libertad de reunión, no lanzar ataques contra manifestantes pacíficos. La Comisión de Investigación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, establecida en mayo de 2021, debe investigar el alarmante patrón de violaciones por parte de la policía israelí ”, dijo Saleh Higazi. 

La policía israelí también ha utilizado la fuerza ilegalmente en la Jerusalén Oriental ocupada. El 18 de mayo, la policía disparó a Jana Kiswani, de 15 años, por la espalda cuando entraba en su casa en Sheikh Jarrah. Una protesta había tenido lugar unas horas antes frente a su casa. Su padre, Muhammad, dijo a Amnistía Internacional que tenía las vértebras rotas y que los médicos no saben si volverá a caminar. Imágenes de video verificadas muestran a Jana Kiswani cayendo al suelo mientras recibe un disparo por detrás. Otro video verificado muestra a un oficial de policía israelí disparando casualmente un lanzagranadas Stand Alone IWI GL 40 a una persona fuera de la pantalla, seguido de gritos.  

Violencia policial, tortura y otros malos tratos

Ibrahim Souri recibió un disparo en la cara de agentes de policía israelíes mientras utilizaba su teléfono móvil para filmar a la policía que patrullaba la calle desde el balcón de su casa en Jaffa, al sur de Tel Aviv, el 12 de mayo.

En un video verificado, se escucha a uno de los policías decir: «¿Qué está sosteniendo?» Ibrahim Souri responde a gritos: “Estoy filmando, ¿no está permitido? Dispara, está todo grabado «. Más tarde dijo a Amnistía Internacional: “No imaginaba que realmente dispararían. Pensé que tenía derechos y que estaba a salvo en un país democrático ”. Las fotografías revisadas por el patólogo forense de Amnistía Internacional y los informes médicos indican que lo más probable es que un KIP de 40 mm lo golpeara y le fracturara los huesos faciales.

Amnistía Internacional también documentó torturas en la comisaría de policía del complejo ruso (Moskobiya) en Nazaret el 12 de mayo. Un testigo dijo que vio a fuerzas especiales golpeando a un grupo de al menos ocho detenidos atados que habían sido arrestados en una protesta:

“Era como un campo de prisioneros de guerra brutal. Los oficiales golpeaban a los jóvenes con palos de escoba y los pateaban con botas con gorra de acero. Cuatro de ellos tuvieron que ser trasladados en ambulancia y uno tenía un brazo roto ”, dijo. 

El abogado de Ziyad Taha, otro manifestante detenido en el centro de detención de Kishon, cerca de Haifa, el 14 de mayo, dijo que su cliente fue atado por las muñecas y los tobillos a una silla y privado de sueño durante nueve días. 

No proteger a los palestinos de los ataques de los supremacistas judíos

La policía tampoco protegió a los palestinos de los ataques organizados por grupos de supremacistas judíos armados, cuyos planes a menudo se publicitaban de antemano.  

Amnistía Internacional verificó 29 mensajes de texto y audio de canales abiertos de Telegram y WhatsApp, revelando cómo se utilizaron las aplicaciones para reclutar hombres armados y organizar ataques contra palestinos en ciudades con poblaciones judías y árabes, como Haifa, Acre, Nazaret y Lod entre 10 y 21 de mayo.                                 

Los mensajes incluían instrucciones sobre dónde y cuándo reunirse, tipos de armamento a usar e incluso ropa para evitar confundir a los judíos de origen del Medio Oriente con los árabes palestinos. Los miembros del grupo compartieron selfies posando con armas y mensajes como: “Esta noche no somos judíos, somos nazis”.

El 12 de mayo, cientos de supremacistas judíos se reunieron en Bat Yam Promenade, en el centro de Israel, en respuesta a los mensajes recibidos del partido político Jewish Power y otros grupos. Imágenes de video verificadas muestran a decenas de activistas atacando empresas de propiedad árabe y alentando a los atacantes. Uno de los golpeados fue Said Musa, quien también fue atropellado con una scooter por atacantes judíos. Solo seis israelíes se enfrentan a un proceso judicial por el ataque.

El reiterado fracaso de la policía israelí para proteger a los palestinos de los ataques organizados por grupos de supremacistas judíos armados y la falta de rendición de cuentas por tales ataques es vergonzoso y muestra el desprecio de las autoridades por la vida palestina. 
Molly Malekar, directora de Amnistía Internacional Israel

Los políticos y funcionarios gubernamentales también han incitado a la violencia. El 11 de mayo estallaron disturbios después de que Itamar Ben-Gvir, representante parlamentario del partido Poder Judío, reuniera a sus partidarios para que fueran a Lod y otras ciudades y pidieran que se fusilara a los que lanzaban piedras. 

Un día antes, Musa Hassuna fue asesinado a tiros por un ciudadano judío de Israel en Lod durante la violencia entre comunidades. Un video muestra cómo le dispararon mientras estaba cerca de un grupo de palestinos que lanzaban piedras. Su padre culpó al alcalde de la ciudad, Yair Revivo, de «convocar a extremistas para cometer este crimen» en referencia a una declaración en la que el alcalde describió los acontecimientos en Lod como un pogromo contra los judíos. Cuatro sospechosos fueron arrestados por el asesinato, pero liberados bajo fianza tres días después. El ministro de Seguridad Pública de Israel, Amir Ohana, condenó abiertamente las detenciones y las calificó de «terribles».

En un ejemplo de discriminación, Kamal al-Khatib, líder adjunto del Movimiento Islamista del Norte, fue arrestado el 14 de mayo y acusado de incitación a la violencia y apoyo a una organización terrorista por comentarios públicos en los que expresó su orgullo por la solidaridad con la gente de Gaza y Jerusalén Este y dijo que los cambios en el estado de los lugares sagrados de Jerusalén han llevado a la violencia entre palestinos y judíos. 

“El reiterado fracaso de la policía israelí para proteger a los palestinos de los ataques organizados por grupos de supremacistas judíos armados y la falta de responsabilidad por tales ataques es vergonzoso y muestra el desprecio de las autoridades por la vida palestina”, Molly Malekar, directora de Amnistía Israel. 

«El hecho de que a los ciudadanos judíos de Israel, incluidas las figuras prominentes, se les haya permitido incitar abiertamente a la violencia contra los palestinos sin que se les haga responsables, destaca el alcance de la discriminación institucionalizada que enfrentan los palestinos y la urgente necesidad de protección». 

Fuente: https://www.amnesty.org

El gigante alemán de los medios de comunicación invita a sus empleados pro-palestinos a buscar otro trabajo

Foto: Mathias Döpfner, director general de Axel Springer en Berlín, Alemania, el 18 de marzo de 2021 [Bernd von Jutrczenka/Pool/Getty Images].

24 de junio de 2021

El director general de la agencia Axel Springer, con sede en Berlín, ha dicho a los 16.000 empleados de la empresa que se busquen otro trabajo si tienen algún problema con una bandera israelí colocada en el exterior de la mayor editorial digital de Europa.

Al parecer, varios empleados se quejaron cuando la empresa izó una bandera israelí en su sede durante los 11 días de ataques aéreos de Israel sobre la asediada Franja de Gaza el mes pasado.

«Creo, y estoy siendo muy franco con ustedes, que una persona que tiene un problema con una bandera israelí que se izó durante una semana aquí, después de las manifestaciones antisemitas, debe buscar un nuevo trabajo», dijo Mathias Döpfner durante una videoconferencia celebrada la semana pasada con los empleados de todo el mundo.

Durante 11 días, Israel lanzó ataques contra la Franja de Gaza bloqueada. Las autoridades sanitarias de Gaza afirman que 254 palestinos, entre ellos 66 niños y 39 mujeres, murieron y más de 1.900 resultaron heridos en los bombardeos.

Axel Springer, la mayor editorial digital de Europa, fue fundada en Alemania Occidental en 1946. Es propietaria de Bild, Die Welt, Business Insider, Politico Europe y muchas otras marcas de noticias, así como del mayor portal web de anuncios clasificados de Israel, Yad2, según el Jerusalem Post.

En su portal web, Axel Springer ha incluido «Apoyamos al pueblo judío y el derecho a la existencia del Estado de Israel» como uno de los cinco valores esenciales de la empresa.

VIDEO: Palestina busca renovar el acuerdo de intercambio de un millón de vacunas con Israel

En relación con las quejas de algunos empleados sobre la bandera israelí izada frente a la sede de la empresa, Dopfner dijo: «Después de estas semanas de terribles manifestaciones antisemitas, en la sede de nuestro edificio dijimos que junto a la bandera europea, y a la bandera alemana y a la bandera de Berlín, vamos a izar durante una semana la bandera israelí como gesto de solidaridad. No aceptamos este tipo de movimientos antisemitas agresivos».

Añadió que algunos empleados expresaron su negativa a trabajar para una empresa que apoya a Israel de esta manera. Dijo: «Por lo tanto, creo que también es un buen punto. Esta persona no encaja con la empresa y sus valores… Es muy sencillo».

La bandera israelí se colocó frente a la sede después de que se produjeran manifestaciones pro-palestinas en toda Alemania, coreando consignas de apoyo a Palestina.

El escritor judío alemán Fabian Wolff criticó recientemente a los medios de comunicación del país por su evidente sesgo pro-israelí, diciendo: «El enfoque de los medios de comunicación alemanes no se centra en los judíos o en cómo combatir mejor el antisemitismo. Se trata más bien de hacer que los alemanes se sientan bien consigo mismos y de alimentar el complejo de superioridad alemán».

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

¿Por qué Israel prohíbe a las madres palestinas acompañar a sus hijos enfermos para recibir tratamiento desde Gaza a Cisjordania?

Foto: un niño palestino que resultó herido durante los ataques aéreos israelíes sobre la Franja de Gaza, recibe tratamiento en el Hospital Al-Shifa el 19 de mayo de 2021 en la ciudad de Gaza, Gaza. Fatima Shbair/Getty Images]. 

Por Eman Abusidu

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló en su informe anual de 2020 que «todos los pacientes y acompañantes de pacientes de la Franja de Gaza deben solicitar permisos israelíes para salir de la Franja de Gaza con el fin de acceder a los hospitales de Cisjordania, incluido Jerusalén oriental, y de Israel».

El bloqueo israelí de la Franja de Gaza desde 2006 ha provocado un dramático deterioro de los servicios de salud pública; el sector está colapsado. El suministro de medicamentos esenciales, material médico desechable, material de laboratorio y equipos está muy restringido por el asedio. Los palestinos de la Gaza bloqueada que padecen enfermedades graves suelen tener que buscar tratamiento en el extranjero, en Israel o en la Cisjordania ocupada por Israel. Sin embargo, para salir de Gaza, los pacientes deben obtener permisos especiales de Israel, cuyas solicitudes suelen ser rechazadas por «razones de seguridad». En algunos casos, Israel permite salidas temporales de Gaza, pero no en todos. Incluso si los pacientes son niños, el Estado de ocupación suele impedir que los padres o tutores los acompañen para recibir tratamiento en Israel o Cisjordania.

Según la OMS, en 2019 hubo más de 1.750 solicitudes de permiso cada mes para pacientes de Gaza y más de 7.000 solicitudes al mes para pacientes de Cisjordania. «El acceso ha sido particularmente problemático en 2019, con la tasa de aprobación de permisos de pacientes disminuyendo», dijo. Según un informe de The Guardian, se han concedido menos de 2.000 permisos para que los padres acompañen a sus hijos. Cincuenta y seis bebés de Gaza han sido separados de sus madres y padres al ir a recibir tratamiento fuera de la Franja desde principios de 2020.

El Centro Palestino para los Derechos Humanos en Gaza me informó de las razones por las que se bloquea a las madres palestinas de Gaza para que viajen con sus hijos enfermos a Cisjordania: la edad de la madre es un factor, sobre todo las que tienen entre 18 y 45 años; razones de seguridad; y errores en los datos personales de la madre acompañante, como su número de teléfono, por ejemplo. En cuanto las autoridades de ocupación israelíes descubren que el teléfono de la madre no está registrado a su nombre o lo utiliza otra persona, le impiden acompañar a su hijo. Esto es un problema grave porque es normal que una mujer palestina en Gaza utilice un teléfono que está registrado a nombre de su padre, hermano o marido. Las autoridades israelíes no lo tienen en cuenta a la hora de tramitar las solicitudes de permiso.

Madres palestinas esperando en la frontera para salir de Gaza para recibir tratamiento [OMS/Centro Palestino de Derechos Humanos].

Mohammed Bseiso es un abogado del Centro Palestino de Derechos Humanos. Me dijo que estas «razones» no tienen sentido», son sólo excusas. Y dar esas «razones» es algo nuevo. Hasta hace relativamente poco tiempo, las autoridades israelíes nunca daban razones a menos que nuestros abogados lo pidieran».

El PCHR ha conseguido obtener permisos de viaje para los palestinos de Gaza, pero es un proceso arduo que requiere visitas a varias oficinas israelíes. «Como abogado del PCHR, me dirijo directamente al asesor jurídico del puesto de control de Erez después de comprobar cuidadosamente los expedientes. Si el asesor jurídico no responde, voy a la Fiscalía israelí. Si sigue sin haber respuesta, acudo a los tribunales israelíes».

Solo en 2019, el PCHR recibió 1.041 solicitudes para acompañar a pacientes que salían de la Franja de Gaza para recibir tratamiento. De ellas, finalmente consiguieron que se aprobaran 550 tras los rechazos iniciales para viajar a Cisjordania. Las demás fueron rechazadas por razones de seguridad y médicas o siguen en la lista de espera.

Debido a las restricciones de los permisos, la mayoría de los niños viajan para recibir tratamiento acompañados por una abuela o una tía, lo que aumenta la carga psicológica del niño y viola su derecho a acceder a la atención médica con el apoyo de sus padres. Osama tiene un año y es de la ciudad de Gaza; le diagnosticaron leucemia en junio de 2020. El cierre de la Franja de Gaza por parte de Israel hizo que necesitara un permiso emitido por Israel para viajar para recibir tratamiento. Después de que la familia se enfrentara a numerosas dificultades, el hospital de Cisjordania intervino y pudo coordinar un permiso para él. Cuando viajó se le separó de su madre, aunque todavía estaba amamantando. En su lugar, tuvo que ir acompañado de su abuela, ya que la familia fue advertida de que su madre podría no recibir un permiso debido a su edad.

En la Franja de Gaza viven más de dos millones de palestinos, de los cuales alrededor del 40% son niños que sufren el dramático deterioro del sector sanitario. Casi un tercio de las solicitudes de permisos de viaje son para pacientes con cáncer; otros requieren cirugía especializada, diagnóstico por imagen u otros servicios no disponibles en Gaza.

El resultado es que personas como Hanan Al-Khudari, a quien las autoridades israelíes impidieron acompañar a su hijo de 3 años, Luay, a Cisjordania para recibir tratamiento contra el cáncer, seguirán siendo noticia. Según Haaretz, Al-Khudari es pariente cercana de un miembro de Hamás, y por eso las autoridades rechazaron su solicitud de permiso.

Luay, un niño de tres años de Gaza, ha sido trasladado a la Cisjordania ocupada para recibir tratamiento contra el cáncer [Centro Palestino de Derechos Humanos].

El acceso a la atención médica es un derecho humano básico disponible en casi todo el mundo. Pero no en Gaza. Las autoridades de ocupación israelíes ponen todos los obstáculos posibles, mediante la burocracia y otros medios, a quienes necesitan un tratamiento urgente y a menudo vital. Los pacientes deben proporcionar detalles de su historial médico; cartas de cita; pruebas de apoyo financiero; y la confirmación de que el tratamiento no está disponible en Gaza. Y el importantísimo número de teléfono que no esté registrado a nombre de nadie que no sea el padre acompañante. En muchos casos, la aprobación se da en el último momento, a veces la noche anterior a la fecha propuesta para el viaje.

¿Cuántas personas han muerto, me pregunto, esperando que las autoridades de ocupación israelíes se abran paso a través de los procedimientos que han creado para sí mismas? Sea cual sea el número, es demasiado. Nadie debería tener que pasar por procedimientos tan humillantes y que ponen en peligro su vida simplemente para obtener un tratamiento médico esencial.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

El ministro de Defensa israelí pide una nueva investigación sobre los casos de corrupción de Netanyahu

Foto: Benny Gantz, líder del partido Azul y Blanco asiste a una conferencia de prensa después de no conseguir formar un gobierno el 20 de noviembre de 2019 en Tel Aviv, Israel. [Amir Levy/Getty Images]. 

24 de junio de 2021

El ministro de Defensa israelí y líder de la coalición Azul y Blanco, Benny Gantz, pidió el sábado una nueva investigación sobre la compra de submarinos a Alemania por parte de Tel Aviv, en un caso en el que el ex primer ministro Benjamin Netanyahu se enfrenta a cargos de corrupción.

Conocido como el Caso 3000, gira en torno a las acusaciones de soborno en la compra por parte de Israel de buques de guerra, incluyendo submarinos y barcos, por valor de miles de millones de chelines, al constructor naval alemán Thyssenkrupp, informó el Times of Israel.

El caso también implica la venta de dos submarinos de la clase Dolphin y dos buques de guerra antisubmarinos por parte de Alemania a Egipto, supuestamente aprobada por Netanyahu, que no consultó ni notificó al entonces ministro de Defensa y al jefe del Estado Mayor del Ejército de Israel.

El Channel 12 de Israel informó de que la ministra del Interior, Ayelet Shaked, dijo a Gantz que su nueva iniciativa está fuera del alcance de los acuerdos del gobierno de coalición.

Mientras que el Channel 13 dijo que el ministro de Justicia y líder del partido derechista Nueva Esperanza, Gideon Sa’ar, ha criticado a Gantz, diciendo que «la urgencia y la falta de consultas regulares es inaceptable».

Netanyahu está enredado en cuatro escándalos políticos: El caso 1000, en el que se acusa al primer ministro y a su esposa de haber aceptado regalos ilegales de empresarios; el caso 2000, en el que se acusa a Netanyahu de haber intentado comprar una cobertura periodística favorable; el caso 3000, también conocido como el «escándalo de los submarinos», en el que Israel habría comprado buques de guerra y submarinos a una empresa alemana con millones de shekels supuestamente «sustraídos» de los acuerdos para beneficio personal; y el caso 4000, en el que se sospecha que un estrecho colaborador de Netanyahu proporcionó información confidencial a la mayor empresa de telecomunicaciones de Israel.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Nuevo gobierno de Israel aprueba construir nuevas colonias ilegales en la Cisjordania ocupada

Foto: imágenes de archivo de asentamientos colonos ilegales 

24 de junio de 2021

Gran parte de la comunidad internacional considera que la construcción de asentamientos israelíes es ilegal bajo la ley internacional y un obstáculo para lograr la paz con los palestinos. Un órgano del Ministerio de Defensa israelí dio a conocer el miércoles planes para 31 proyectos de construcción en asentamientos de Cisjordania, la primera de dichas medidas bajo el nuevo gobierno del país.

Los planes aprobados por la Administración Civil incluyen un centro comercial, una escuela de necesidades especiales, y una serie de proyectos de infraestructura y cambios de zonificación en los asentamientos existentes en Cisjordania, reportó la prensa israelí.

El nuevo gobierno del primer ministro Naftali Bennett fue juramentado a mediados de mes, desplazando a Benjamin Netanyahu después de cuatro elecciones que terminaron en punto muerto. Su coalición gobernante está compuesta por ocho partidos que representan un amplio espectro de posturas políticas, desde judíos ultranacionalistas hasta facciones liberales y un pequeño partido islamista.

Gran parte de la comunidad internacional considera que la construcción de asentamientos israelíes es ilegal bajo la ley internacional y un obstáculo para lograr la paz con los palestinos. Desde que Israel capturó el territorio en la guerra del Medio Oriente de 1967, ha construido decenas de asentamientos en Cisjordania, en donde viven más de 400.000 israelíes junto con casi 3 millones de palestinos.

Los palestinos quieren a Cisjordania como el centro de un futuro Estado independiente. Las conversaciones de paz entre ambas partes han estado paralizadas por años.

Estados Unidos ha exhortado a Israel y a los palestinos a evitar acciones que pudieran entorpecer los esfuerzos de paz, incluida la actividad en asentamientos. El ministro de exteriores israelí, Yair Lapid, volará el domingo a Roma para reunirse con el secretario de Estado de Estados Unidos Antony Blinken.

Ayman Odeh, director de los partidos árabes Lista Conjunta en el parlamento de Israel, dijo tras la aprobación de la construcción en asentamientos que “la izquierda se rindió a la derecha y ha puesto de lado el problema diplomático, pero la derecha sigue perjudicando las posibilidades de paz y profundiza la ocupación, opresión y desposeimiento de millones de palestinos”.

Bennett ha dicho que todos los partidos tendrán que dejar a un lado las diferencias ideológicas para que funcione el nuevo gobierno. Un ministro del partido Meretz dijo que el nuevo gobierno ha acordado “por lo menos en esta fase, no lidiar con” el problema palestino.

Fuente: https://elcomercio.pe

El cortometraje sobre Sheikh Jarrah que se volvió un video viral

24 de junio de 2021

Por Redacción Diario Sirio Libanés

«The Place», que solo dura un minuto y medio, resume el desplazamiento que enfrentan 28 familias palestinas en el barrio Sheikh Jarrah de Jerusalén Este, donde colonos israelíes están tratando de apropiarse de las tierras.

Cuando el director de cine palestino Omar Rammal, de 23 años, publicó su cortometraje «The Place» (El lugar) en su canal de YouTube, nunca esperó que se hiciera viral y llegara a tantos espectadores

El video, publicado por primera vez en su cuenta de Instagram el 15 de mayo, obtuvo más de 6 millones de visitas y varios otros canales compartieron su film. Rammal publicó su cortometraje sin derechos de autor, para que esté disponible y cualquiera pueda volver a postearlo en redes, para transmitir la realidad en Palestina, y en Sheikh Jarrah en particular, al mundo entero.

Rammal publicó deliberadamente su película en el aniversario del Día de la Nakba para decir que el robo de viviendas palestinas ha estado ocurriendo desde entonces y que el vecindario de Sheikh Jarrah no será el último, ya que todos los «lugares» en Palestina son atacados a la luz de la ocupación en curso.

«The Place» dura un minuto y medio, y resume el desplazamiento que enfrentan las familias palestinas en el barrio Sheikh Jarrah de Jerusalén Este, donde los grupos de asentamientos israelíes están tratando de expandirse.

El autor se centró en el factor humano a través de la historia de una familia palestina hablando de su hogar, con la madre hablando de su cocina «sazonada con amor», la niña que ama su dormitorio y sus juguetes, el niño que representa la juventud palestina, y el padre que heredó su casa con un árbol en el jardín que plantó su abuelo, que es lo que más ama de la casa.

Detrás de estas escenas comunes, aparecen los colonos, llevándose los recuerdos de la familia quitando las pertenencias de su hogar.

Rammal se aseguró de tener subtítulos en inglés con un simple comentario al final que resumiera el mensaje de la película: «El lugar somos nosotros, nuestra existencia, nuestros recuerdos y nuestro futuro».

La película tardó tres días en filmarse, pero Rammal nunca creyó que su película fuera lo suficientemente fuerte para lograr tener una repercusión en el público. Sin embargo, todo cambió cuando filmaron la escena de la madre, interpretada por la actriz jordana Hind Hamed. “Sentí un escalofrío en mi cuerpo mientras miraba la escena después de filmarla. Fue entonces cuando me dije a mí mismo que esta película tendría un gran impacto”, dijo.

El autor cree que además de publicar la película en las redes sociales en un momento en que el mundo mostraba una gran solidaridad con la causa palestina y el barrio de Sheikh Jarrah, el secreto de su éxito fue la forma en que transmitió el mensaje humanitario de la causa.

Rammal es de la ciudad de Salfit, en el norte de Cisjordania, y completó sus estudios cinematográficos en la capital de Jordania, Amman. Dirigió «Fatimah», un cortometraje documental sobre una niña refugiada siria en Jordania, y participó en varios festivales de cine árabes e internacionales como el Festival de Cine Franco-Árabe, el Festival de Cortometrajes de Elia y los Winter Film Awards en New York.

«The Place» no solo transmitió un mensaje palestino al mundo. También demostró que el cine palestino puede comunicar la verdadera narrativa palestina mediante el uso inteligente de las herramientas disponibles y las redes sociales para dominar la narrativa israelí, que distorsiona la imagen de los palestinos.

El autor señaló que el cine palestino y árabe, a pesar de la falta de capacidades, puede comunicar la narrativa palestina al mundo entero si se usa de una manera inteligente y humana.

Fuente: http://www.diariosiriolibanes.com.ar/Secciones/Cine/El-cortometraje-sobre-Sheikh-Jarrah-que-se-volvi%C3%B3-un-video-viral

Palestina busca renovar el acuerdo de intercambio de un millón de vacunas con Israel

23 de junio de 2021

La Autoridad Palestina planea renovar un acuerdo para recibir 1,4 millones de vacunas de Pfizer de Israel, después de rechazar el suministro original debido a que las vacunas están demasiado cerca de su fecha de caducidad.

Según la agencia de noticias Wafa, la ministra de Sanidad de la AP, Mai Alkaila, confirmó ayer que su oficina renegociará con Pfizer y el Ministerio de Sanidad israelí la forma de completar la aplicación del acuerdo de forma que se garantice la seguridad de las dosis.

«Reanudaremos las conversaciones con Pfizer para obtener las vacunas que caducan a finales del mes de julio lo antes posible, de modo que tengamos tiempo suficiente para vacunar a todos los grupos establecidos según el plan nacional de vacunación», con el que la AP espera alcanzar una tasa de inmunidad del 70%, dijo Alkaila.

La entrega inicial de las dosis de Pfizer-BioNtech no se ajustaba «a las especificaciones contenidas en el acuerdo y, en consecuencia, el primer ministro Mohammad Shtayyeh dio instrucciones al ministro de Sanidad para que cancelara el acuerdo», dijo el portavoz de la AP, Ibrahim Melhem.

«El gobierno se niega a recibir vacunas que están a punto de caducar», añadió.

Entre los problemas estaba la objeción de Israel a la firma del acuerdo con el «Estado de Palestina», así como el intento de impedir que las vacunas llegaran a la Franja de Gaza, lo que fue rechazado categóricamente por el Ministerio de Sanidad, explicó Alkaila.

Afirmó que la responsabilidad del ministerio incluye a todos los palestinos. «Hemos confirmado que enviaremos las dosis a cualquier lugar, y nadie impone su voluntad en este asunto», dijo.

Israel, que ha reabierto totalmente sus puertas tras vacunar a cerca del 85% de su población adulta, se ha enfrentado a críticas por el apartheid médico y por no compartir sus vacunas con los 4,5 millones de palestinos que viven bajo su ocupación en Cisjordania y Gaza.

Los grupos de derechos han dicho que Israel, como potencia ocupante, está obligado a proporcionar vacunas a los palestinos.

Israel niega tener tal obligación, señalando los acuerdos de paz provisionales alcanzados con los palestinos en la década de 1990.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

‘Terrorista’, ‘fascista’: los diputados lanzan insultos al evento de ‘ocupación-apartheid’ de la Knesset

Foto: lista conjunta MK Osama Saadi (R) y Sionismo religioso MK Itamar Ben Gvir (L) discuten durante un evento en la Knesset titulado, Después de 54 años: De la ocupación al apartheid, 22 de junio de 2021. (Yonatan Sindel / Flash90). 

22 de junio de 2021

Itamar Ben Gvir, de extrema derecha, se ha enfrentado a gritos con legisladores árabes de izquierda en una reunión en el parlamento a la que asistieron grupos de derechos humanos y coanfitrión de la coalición Mossi Raz.

Una pelea a gritos estalló entre diputados de extrema derecha y legisladores árabes y de izquierda en la Knesset el martes, interrumpiendo un evento titulado «Después de 54 años: de la ocupación al apartheid».

El evento fue organizado por MK Aida Touma-Sliman del partido de oposición Lista Conjunta y MK Mossi Raz de Meretz, un partido que es miembro del gobierno del primer ministro Naftali Bennett.

La participación de Raz seguramente provocaría problemas dentro de la coalición, que se formó bajo el entendimiento de que sus partidos de derecha e izquierda evitarían los temas contenciosos para no sacudir el barco. Uno de los diputados de derecha que asistió al evento es el partido Yamina de la coalición Abir Kara de Bennett.

Durante el evento, representantes de varios grupos de derechos humanos de izquierda presentaron informes sobre la situación en Cisjordania desde 1967. Entre las organizaciones se encontraban B’Tselem, Adalah, Peace Now, Yesh Din, Gisha, Breaking the Silence y Human Rights Watch.

El diputado extremista del sionismo religioso Itamar Ben Gvir asistió al evento y lanzó insultos a varios legisladores árabes, llamando a los organizadores Touma Sliman y Raz «terroristas» y «partidarios del terrorismo» y gritando la misma acusación a los diputados de la Lista Conjunta Ofer Cassif y Ahmad Tibi.

Cassif respondió diciendo: «Cierra la boca, pedazo de mierda, fascista racista».

“Aida, no lo condenas cuando un soldado es asesinado”, le gritó Ben Gvir a Touma-Sliman. “Eres un terrorista, estoy dispuesto a quitar mi inmunidad [parlamentaria], demándame. Te enseñaremos qué es la democracia ”.

El sionismo religioso MK Itamar Ben Gvir argumenta durante un evento titulado ‘Después de 54 años: entre la ocupación y el apartheid’ en la Knesset, el 22 de junio de 2021 (Yonatan Sindel / FLASH90).

Amichai Chikli, un rebelde Yamina MK, calificó el evento como «una vergüenza» y el lunes envió una carta pidiendo al asesor legal y al departamento de eventos de la Knesset que eviten la participación de organizaciones que, dijo, estaban socavando a Israel en la arena internacional.

«Este es un acto serio de sabotaje político y es insoportable que tenga lugar dentro de los muros de la Knesset», dijo Chikli.

Chikli dijo que estaba más preocupado por la participación de Human Rights Watch, uno de los grupos de derechos más conocidos del mundo, y dijo que la organización trabaja para la deslegitimación de Israel y que no debería permitírsele participar. Omar Shakir de HRW, director del grupo de derechos humanos con sede en Nueva York para Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza, fue expulsado de Israel en 2019 después de una larga batalla judicial cuando el país lo acusó de apoyar boicots al estado judío.

Las autoridades dijeron en ese momento que la expulsión de Shakir fue la primera desde dentro de Israel bajo una ley de 2017 que permite la deportación de extranjeros que apoyan un boicot. La medida fue condenada por organismos internacionales, y las Naciones Unidas advirtieron sobre un «espacio cada vez más reducido para que operen los defensores de los derechos humanos» en Israel, Cisjordania y Gaza.

Cuando Shakir comenzó a hablar por video en el evento del martes, Ben Gvir gritó: «¿Cómo podemos dejarlo hablar aquí, en la Knesset?»

A principios de este año, HRW dijo que Israel era culpable de los crímenes de apartheid y persecución debido a políticas discriminatorias hacia los palestinos dentro de sus propias fronteras y en Cisjordania y Gaza. Israel rechazó enérgicamente las acusaciones.

Fuente: https://www.timesofisrael.com

Declaración pública de la COPLAC por la decisión del Gobierno de Honduras de trasladar la Embajada de su país a la ciudad de Jerusalén

26 de junio de 2021

Ante la decisión del Gobierno de la hermana República de Honduras, de trasladar la Embajada de su país desde Tel Aviv a la ciudad de Jerusalén, nosotros, la Confederación Palestina Latinoamericana y del Caribe, COPLAC, en representación de las comunidades palestinas del continente, venimos a precisar lo siguiente:

FINAL HONDURAS DECLARACIÓN (1)
LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner