Recordando al gran literato palestino Gassan Kanafani, en el aniversario 85 de su natalicio

08 de abril de 2021

Gassan Kanafani, uno de los más brillantes literatos palestinos, nació hace 85 años en Akka el día 9 de abril de 1936. Solo alcanzó a vivir 36 años. Fue asesinado por militares sionistas, mediante un artefacto explosivo colocado en su vehículo el día, sábado 8 de julio de 1972 en Beirut. En este acto criminal falleció junto al gran literato palestino su sobrina Lamis de 17 años.

Gassan Kanafani, el más grande de los literatos palestinos, multifacético, fue historiados, pintor, diseñador, escritor y destacado periodista. Solo logró vivir 36 años, a pesar que nunca utilizó armas de fuego en la defensa de su pueblo, su mejor arma, su pluma, fue más eficaz, algo que el fascismo no soporta, ¡simplemente lo mataron!.

A través de la historia los bárbaros salvajes quemaron bibliotecas (Alejandría, Babilonia, Bagdad, Chile, Palestina), Cortaron los dedos de los canta autores (Víctor Jara) y asesinaron a Gassan Kanafani, pero olvidaron una vez más, que las personas podrán morir pero “la idea” “el pensamiento” “la esperanza” crecen, se fortalecen y se multiplican y son el pan de donde la humanidad y los amantes de la libertad se alimentan.

Gassan Kanafani uno de los más destacados valores de la literatura palestina contemporánea. Si Mahmud Darwish representa la poesía, Kanafani representa la narrativa, y específicamente la narrativa del exilio.

Kanafani, como la casi totalidad de los escritores palestinos, es un intelectual profundamente comprometido con la causa de su pueblo. Desde los 15 años ha estado involucrado activamente en la Resistencia, afiliándose primero, en 1953, al Movimiento de los Nacionalistas Árabes, y a partir de 1967, al Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP). En 1956 emigró a Kuwait y en 1960 se trasladó a Beirut en donde se destacó como un combativo periodista, llegando a ser redactor jefe del diario “Al-Muharrir” y fundador del semanario “Al-Hadaf”, órgano oficial del  FPLP. El 8 de julio de 1972, a los 36 años de edad, fue asesinado junto a su pequeña sobrina, por los servicios secretos israelíes, ya que, ”su Pluma era más eficaz que las armas”

Aparte de su intensa actividad periodística, Kanafani dejó una considerable obra narrativa (cuentos y novelas) que tienen como tema central el sufrimiento y el exilio del pueblo palestino. Esta obra fue dada a conocer plenamente a lo largo de los años 60 y 70 y constituyen un impresionante testimonio, tanto por su crudo realismo y su justa descripción de situaciones y personajes, como por la indiscutible calidad literaria que ha merecido el reconocimiento de la crítica especializada. A esta dimensión creadora hay que agregar sus ensayos literarios (La literatura de la resistencia en la Palestina ocupada, la Literatura sionista) y sus trabajos sobre la problemática política que revelan a un temperamento preocupado por las definiciones ideológicas y por el destino de su pueblo.

En 1988 la Editorial Arte y Literatura de Cuba, especializada en traducciones de literatura extranjera, publicó una de las obras más importantes de Kanafani, la que probablemente le ha dado más prestigio: Hombre en el sol, aparecida en Beirut (tradicional refugio de la inteligencia palestina) en 1963, con ilustraciones de Muna Al Saudi. Esta noveleta o novela corta trata directamente el problema del exilio, la necesidad imperativa de emigrar que tienen los palestinos pobres, oprimidos y humillados, la historia gira alrededor de tres palestinos pertenecientes a tres generaciones que luchan desesperadamente por llegar a Kuwait, espejismo de la “tierra prometida”, país que supuestamente les ofrecerá bienestar y les hará olvidar sus incontables penas.

A lo largo de una serie de episodios y estampas que definen la estructura de la obra, Kanafani logra poseer la atención del lector introduciéndolo de lleno en la tragedia de un pueblo cuya sobrevivencia constituye un reto para la humanidad entera, sin distingos de partidos, credos o naciones. Siguiendo la trayectoria del camino a Kuwait, Kanafani va delineando cuidadosamente la psicología de sus personajes populares: Abu Kais, el anciano que representa a la generación vencida; Assad y Marwan, representantes de las nuevas generaciones: personajes acosados por la miseria material y social que tienen como recuerdo común la experiencia en los campos de refugio; hombres de la Palestina eterna que huyen de sí mismos, de su sombra, de su pasado, pero que son incapaces todo por su individualismo extremo, de avizorar la alternativa liberadora. La muerte de los tres personajes en un camión cisterna es símbolo de esa impotencia.

Es notoria en la narrativa de Kanafani la presencia de elementos líricos que funcionan en la historia como recursos de intensificación emotiva o dramática/ La misma dispersión de la escritura, estructuración a base de episodios, escenas, instantáneas, recuerdos, propicia un clima eminentemente poético, a la descarnada temática realista y a la inocultable problemática política. “Los ojos se le llenaron de lágrimas. Las sentía brotar, ardientes, como un manantial que desde las entrañas le fluyera hasta anegarle en llanto. Hubiera querido decir algo, pero no podía. Se volvió y salió a la calle. A su alrededor todo flotaba tras un velo de lágrimas contenidas.

Otra vez el presente: el río que fundía con el cielo allá en el horizonte. Fragmento como éste nos da una idea del temperamento estético de Kanafani su capacidad de transmitir en imágenes la realidad.

Sus obras:

A pesar de haber muerto a la edad de 36 años, Kanafani fue un autor prolífico. Escribió cuatro novelas completas (y tres inacabadas), cincuenta y siete relatos breves (recogidos en cuatro recopilaciones) tres obras de teatro completas (y una incompleta) tres ensayos literarios y una multitud de artículos periodísticos. La temática de la obra de Kanafani plantea (e intenta dar respuestas) a cuestiones como la identidad palestina, la patria (y la tierra) perdida, la situación de los refugiados o la toma de conciencia individual y colectiva. Sin embargo, la obra de Kanafani excede los límites de la situación palestina planteando temas universales como la felicidad pasada, el drama de la inmigración o la relación entre tiempo y memoria.

Pero si un tema destaca entre todos los demás, éste es la construcción de la nación Palestina a través de la narración. La obra de Kanafani no sólo es una crónica de su tiempo o una forma de denunciar la situación del pueblo palestino. La obra de Kanafani responde a la necesidad de construir (textualmente) una nación que, hasta el desastre de 1948, no había tenido la necesidad de hacerlo. En su obra, la nación palestina es una narración que se construye mediante diferentes herramientas textuales (la idea nación-narración se define ampliamente en la obra de K. Bhabha Nation and Narration4 ).Kanafani utiliza diferentes recursos estilísticos como el simbolismo, el diálogo interior, el recuerdo o las impresiones sensoriales para, tal y como Yahya Hassan y Noritah Omar sugieren, crear una tierra, una nación y crearse un espacio para él y su gente.

Novelas:

Hombres en el sol. Beirut, 1963.

Lo que nos queda. Beirut, 1966.

Umm sa’d. Beirut, 1969.

Retorno a Haifa. Beirut, 1970.

Novelas en español:

Kanafani, Ghassan.Hombres en el sol; Lo que os queda; Un Saad.Madariaga, M. Rosa de (trad). Ediciones Libertarias-Prodhufi, 1988. 176 p. ISBN: 84-404-2758-1

Kanafani, Gassan. Un mundo que no es nuestro. Prieto González, María Luisa (trad). Huerga y Fierro Editores, 1995. 224 p. ISBN: 84-88564-66-X

Kanafani, Gassan. Umm sa’d. Abdallah El-Geadi, Mohamed (trad). Elgeadi Abdallah-Brahim, Mohamed, 1998. 96 p. ISBN: 84-404-2758-1

Obras de teatro:

La puerta. Beirut, 1964.

Un Mundo que no es nuestro. Beirut, 1965.

El sombrero y el profeta. Beirut, 1973. Incompleta

Puente hacia la eternidad. 1978.

Recopilaciones de relatos

Muerte en una cama nº 12. Beirut, 1961.

La tierra de las naranjas tristes. Beirut, 1963

Sobre hombres y rifles. Beirut, 1968.

La camisa robada y otras historias. 1982

Ensayos:

Literatura de Resistencia en Palestina Ocupada  1948-1966.

Sobre la Literatura Sionista. 1967.

Literatura Palestina de Resistencia bajo la ocupación 1948-1968). 1968

Descargar:

Descargar archivos editables (Word): 

 

Fuente: Palestinalibre.org 

El plan de normalización de Jordania e Israel fracasa estrepitosamente

09 de abril de 2021

Fuentes: The Electronic Intifada

Traducido del inglés para Rebelión por A. M.
A finales del mes pasado un vídeo de un encuentro de mujeres israelíes y jordanas abrazándose provocó un gran escándalo en Jordania. Se publicó en la página oficial de Facebook en árabe de Israel como reclamo para resaltar una iniciativa apoyada por el gobierno israelí con el nombre de Bendice tus manos.

La iniciativa afirma “apoyar el bienestar socioeconómico y medioambiental de las comunidades de mujeres israelíes y jordanas” de Wadi Araba, una zona al sur del Mar Muerto en la frontera entre Israel y Jordania. El proyecto convoca a mujeres israelíes y jordanas a “encuentros y seminarios tanto en Israel como en Jordania”. Va dirigido a mujeres jordanas que recogen y procesan lana de ovejas locales para exportarla a mujeres israelíes que la transforman en tejidos decorativos cuyo precio asciende a 1.100 dólares la pieza.

Uno de los tapices actualmente a la venta con descuento de 420 dólares se comercializa con el nombre de inquietante reminiscencia colonial de “Afrika” y se publicita como elaborado “con amor, esperanza e inspiración” por una “hermandad jordano-israelí”. La iniciativa afirma que pretende “proporcionar una alternativa económica a los ingresos de artesanas israelíes y jordanas” aunque su página web no indica cómo distribuye la organización –que es israelí– los ingresos que obtiene.

Bendice tus manos sostiene asimismo que quiere promover la “economía comunitaria sostenible”. Huele bastante a hipocresía habida cuenta de que el gobierno israelí, que respalda el proyecto, sistemáticamente impide y destruye todos los medios de subsistencia de las comunidades palestinas (especialmente de pastores) en el valle del Jordán de la Cisjordania ocupada, que también hace frontera con Jordania.

En este contexto, los jordanos que denuncian la iniciativa afirman que el colonialismo blanco israelí explota a mujeres jordanas empobrecidas para blanquear la imagen de Israel, crear una falsa imagen de reciprocidad y promover la normalización con Jordania, un país en el que la gran mayoría de la población considera a Israel como enemigo por el mantenimiento de la ocupación y la opresión de las y los palestinos.

Según aparece en su web, la iniciativa la ha fundado el Ministerio de Cooperación Regional de Israel y está patrocinada por varias organizaciones israelíes como el Consejo Regional de Arava Central, la Universidad Ben Gurion del Néguev y el desarrollador israelí de sitios web Wix. Ninguna organización jordana aparece como socia.

Motivaciones políticas
Hagar Baram, responsable israelí de Bendice tus manos, no oculta las motivaciones políticas del proyecto. “Con todo lo que se ha publicado recientemente sobre las relaciones entre Israel y Jordania queríamos transmitir que hay esperanza”, declaraba en la celebración del lanzamiento de la web. Tanto los grupos jordanos que integran la campaña BDS Jordania en apoyo al movimiento de boicot, desinversión y sanciones, como Ezarrak, que se opone a la normalización con Israel, han denunciado esta iniciativa. Como declara BDS Jordania “en la sociedad jordana, que se ha resistido a las iniciativas de normalización desde la firma del acuerdo de la vergüenza de 1994 (en referencia al tratado de paz entre Jordania e Israel) se siguen infiltrando ataques sionistas”.

BDS Jordania llama la atención sobre las entidades jordanas que han facilitado y coordinado la iniciativa, incluidas las visitas israelíes. Y apunta que la labor de las organizaciones internacionales de “desarrollo” está muy regulada por el gobierno, por lo que esta iniciativa difícilmente podría haber escapado a la atención oficial.

Asimismo se pregunta por qué se ha permitido durante tanto tiempo que estas mujeres y sus comunidades sigan siendo tan vulnerables económicamente, abandonadas en la tesitura de tener que elegir entre “hambre o alternativas de desarrollo manchadas de normalización”.

BDS Jordania plantea si estas mujeres jordanas entienden siquiera que su participación es una forma de normalización y “que están estableciendo relaciones con los asesinos de nuestros padres, abuelos y mujeres en suelo palestino”.

A pesar de que los objetivos políticos del proyecto pueden haberse ocultado al menos algunas mujeres jordanas son claramente conscientes de que están trabajando con israelíes, tal y como reconocen algunas explícitamente en el vídeo. Muestra también a mujeres israelíes que cruzan a Jordania y participan en talleres con mujeres jordanas en Ghor al Safi, una zona al sur del Mar Muerto. Una mujer israelí afirma que un grupo de mujeres jordanas también ha visitado Israel. Una mujer jordana identificada como Suhad dice que espera que jordanos e israelíes sigan trabajando “de la mano”. Otra, identificada como Umm Ahmad al Saudi, dice que ha formado a mujeres jordanas e israelíes y que han trabajado juntas produciendo piezas.

Reacciones contra el gobierno
Activistas y usuarios de las redes sociales han acusado a Israel de aprovecharse de que las personas de Ghor al Safi viven en la pobreza para proporcionarles ingresos con el propósito real de normalizar las relaciones entre israelíes y jordanos.

El vídeo ha sido retirado de la página oficial de Facebook en árabe de Israel después de que la indignación de los jordanos se extendiera por las redes sociales. Las páginas de propaganda de Israel en las redes sociales en árabe están dirigidas por el Ministerio de Asuntos Exteriores. La página de Facebook Bendice tus manos también ha sido eliminada y la de Instagram se ha configurado como privada.

Que los israelíes –y las entidades jordanas aún no identificadas– que están detrás de esta iniciativa no hayan previsto la indignación popular indica una enorme falta de comprensión de la profunda oposición que la ciudadanía jordana mantiene al colonialismo de Israel.

Una paz fría
Israel y Jordania normalizaron formalmente sus relaciones mediante el Acuerdo de Wadi Araba en 1994 a pesar de no haberse restablecido los derechos de los y las palestinas ni de haber puesto fin a la ocupación militar israelí de Cisjordania, Jerusalén Oriental y la Franja de Gaza. Pero aunque ambos países tiene relaciones diplomáticas formales ello nunca se ha traducido en una paz real entre ambos pueblos. Por lo general, los y las jordanas rechazan cooperar abiertamente con los israelíes. El Acuerdo de Wadi Araba sigue recibiendo una fuerte oposición por parte de la opinión pública jordana y también de miembros del parlamento.

El año pasado el gobierno jordano comenzó a importar gas desde Israel en el marco del acuerdo de gas entre Israel y Jordania respaldado por Estados Unidos, lo que implica que Jordania pague a Israel al menos 10.000 millones de dólares en 15 años, dinero que sin duda servirá para que Israel siga oprimiendo a palestinos y palestinas. La opinión pública y el parlamento jordanos se han opuesto con determinación a dicho acuerdo energético desde que se firmó en 2016 y han reclamado reiteradamente con campañas y protestas que se cancele.

El contenido del acuerdo, clasificado por el gobierno jordano pero revelado en 2019, confirma las sospechas de que el gobierno jordano engañó a la ciudadanía sobre su participación en él así como sobre las condiciones para su cancelación y sus implicaciones para la economía jordana.

Rally
Mientras tanto, del 18 al 20 de marzo los israelíes participaron en la edición de la Jordan Baja 2021, una carrera de motos anual entre el famoso Wadi Rum dy el puerto de Aqaba en el Mar Rojo, en Jordania. Dos pilotos israelíes, Rotem Costa y Amit Sadot, participaron en el rally.

La celebración del evento en medio del toque de queda y del confinamiento nacional por la pandemia de COVID-19 (que ha situado a Jordania en uno de los países más afectados del mundo) produjo una consternación generalizada. “Mientras el gobierno nos mantiene confinados permite que los sionistas se muevan libremente por nuestra tierra con la excusa del deporte”, denunciaba BDS Jordania.

Tensiones
Son ejemplos recientes de normalización que contrastan con las aparentemente tensas relaciones entre el rey Abdulá de Jordania y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. Las tensiones se pusieron de manifiesto cuando el 10 de marzo se canceló la visita del príncipe heredero Husein bin Abdulá a Jerusalén después de que Jordania e Israel discreparan sobre el dispositivo de seguridad del príncipe. El ministro de Asuntos Exteriores jordano, Ayman Safadi, explicó que la modificación del dispositivo de seguridad para el príncipe heredero por parte de Israel habría supuesto infringir el acceso de palestinos y palestinas a la mezquita de al Aqsa.

Tras el incidente, el 11 de marzo se canceló el que habría sido el primer viaje de Netanyahu a Emiratos Árabes Unidos, después de que Jordania retrasara la autorización de su vuelo. Netanyahu tomó represalias la semana siguiente al intentar bloquear el espacio aéreo controlado por Israel a los vuelos jordanos pero el Ministerio de Transporte de Israel se opuso a la orden antes de que afectara a los vuelos programados, según el diario de Tel Aviv Haaretz.

Netanyahu tampoco ha respondido a la petición de Jordania de finales del mes pasado para que le suministre agua, lo que ha agravado las desavenencias. Al parecer, la solicitud de Amán se presentó a través del comité conjunto israelí-jordano sobre el agua creado en virtud del tratado de 1994.

A pesar de las desavenencias diplomáticas, Amán no puede adoptar más que medidas cosméticas contra Israel si no quiere irritar a su principal patrocinador, Estados Unidos. Ni puede tomar el gobierno jordano acción alguna que pueda satisfacer a la oposición pública y parlamentaria a la normalización con Israel, pues ello requeriría medidas sustanciales como la cancelación del acuerdo de gas y del tratado.

Jordania sigue siendo parte integral de la hegemonía regional de Estados Unidos, especialmente porque comparte la frontera más larga con Israel. Sin embargo, Jordania ya no goza de la distinción de ser uno de los dos únicos países de la región –junto con Egipto– que mantienen relaciones diplomáticas con Israel.

Desde que Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Marruecos y Sudán acordaran establecer relaciones diplomáticas plenas con Israel el año pasado, el estatus diplomático de Jordania ha disminuido. Esto es especialmente cierto si se considera que la apuesta por la normalización de Emiratos Árabes Unidos y Bahrein ha sido pomposamente bienvenida: se ha fomentado la apertura de vínculos culturales, de inversión, educativos y científicos, algo que la gente en Jordania sigue rechazando un cuarto de siglo después de la firma del tratado.

Analistas del Washington Institute for Near East Policy, un centro de estudios afiliado al poderoso grupo de presión israelí AIPAC, abogan incluso por que Estados Unidos “explore formas para garantizar que Jordania se beneficie directamente de las nuevas dinámicas y oportunidades” que ofrecen los recientes acuerdos de Israel con los Estados del Golfo. Los grupos de presión israelíes esperan que apuntalar económicamente a Jordania asegure su firme permanencia en el campo estadounidense-israelí.

Fuente: https://electronicintifada.net/blogs/tamara-nassar/jordan-israel-normalization-scheme-backfires-badly

Palestinos lloran la muerte de un vecino de Jersusalén a manos de las fuerzas israelíes

09 de abril de 2021

El martes se celebró el funeral de Osama Siddiq Mansour, jerosolimitano de 42 años, en la aldea ocupada de Biddu.

Mansour murió después de que las fuerzas de ocupación israelíes abrieran fuego contra su coche en la madrugada del martes; su esposa resultó herida en el incidente. La pareja se dirigía a su casa.

Osama Mansour, de 42 años, y su esposa Sumayya, de 35, se dirigían a su casa hacia las 2:30 de la madrugada cuando fueron detenidos en un puesto de control móvil.

En una entrevista con el canal de noticias Palestine TV, Sumayya dijo que los soldados de la ocupación les pararon a ella y a su marido en el puesto de control y les dijeron que apagaran el vehículo, lo que, según ella, hicieron.

«Luego nos dijeron que volviéramos a encender el coche y nos fuéramos, y entonces empezaron a dispararnos», dijo desde su cama del hospital en la ciudad cisjordana de Ramallah.

La Autoridad Palestina (AP) condenó el «crimen atroz», calificándolo como «uno más de una larga y continua serie de ejecuciones extrajudiciales» cometidas por las fuerzas israelíes.

Mientras que Hamás llamó a intensificar todas las formas de resistencia en Cisjordania para castigar a la ocupación israelí por sus crímenes contra los palestinos.

«Un nuevo crimen, cometido por la ocupación contra una familia palestina, condujo a la muerte de Osama Mansour e hirió gravemente a su esposa en el oeste de la Jerusalén ocupada», dijo el portavoz del movimiento, Hazem Qasem.

«Estos crímenes continuos implican la intensificación de todas las formas de resistencia para castigar a la ocupación, hacerle pagar caro sus crímenes y frenar el comportamiento agresivo de su ejército y sus colonos», añadió.

El ejército israelí afirmó en un comunicado que el vehículo de los Mansour aceleró hacia un grupo de soldados «de forma que puso en peligro sus vidas», y que los soldados respondieron con disparos «para frustrar la amenaza». Una afirmación negada por la familia.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Israel aprueba 540 unidades de asentamientos en Jerusalén Este

09 de abril de 2021

Foto: una vista general de Ma’ale Adumim, un asentamiento ilegal israelí a siete kilómetros de Jerusalén con una población aproximada de 70.000 personas, en el que viven casi medio millón de judíos en más de 250 asentamientos ilegales, en Jerusalén el 16 de marzo de 2021. [Mostafa Alkharouf – Agencia Anadolu]. 

Israel aprobó ayer la construcción de cientos de unidades de asentamientos ilegales en la Jerusalén Oriental ocupada, una de las primeras desde que el presidente estadounidense Joe Biden asumió el cargo en enero, informa Haaertz.

Según el informe, las 540 viviendas propuestas se construirán en los barrios palestinos de Beit Safafa y Sharafat, y crearán una continuidad territorial entre los dos principales asentamientos de Har Homa y Givat Hamatos, al sur del Jerusalén Este ocupado.

La Autoridad Palestina condenó la decisión israelí, y el portavoz presidencial Nabil Abu Rudeineh dijo en un comunicado que esta decisión es «condenada y rechazada».

«Viola todas las resoluciones de las Naciones Unidas que condenan los asentamientos, especialmente la Resolución 2334 que afirma que todas las formas de asentamientos en tierras palestinas son ilegales», dijo Abu Rudeineh.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Hoy 09 de abril se conmemora la masacre de Deir Yassin

Foto: imágenes de archivo de la masacre 

La masacre de Deir Yassin se refiere al asesinato de entre 107 y 120 civiles palestinos, entre el 9 de abril y 11 de abril de 1948 por los grupos paramilitares sionistas conocidos como “Irgún” y “Leji”. Deir Yasin era un pueblo pacífico de unos 400 habitantes.

El 6 de abril se puso en marcha la “Operación Nachshon”, una ofensiva para ganar control del camino a Jerusalén. El pueblo de Deir Yassin fue incluido en la lista de aldeas palestinas para ser ocupadas como parte de la operación. Los comandantes sionistas ejecutaron la operación destinada a abrir un corredor por Jerusalén.

El 9 de abril 132 hombres, 72 del Irgún y 60 del Leji, atacaron el pueblo. Estas acciones en las que entre 107 y 120 aldeanos palestinos, la mayoría ancianos, mujeres y niños, fueron asesinados,​ se le conoce como la masacre de Deir Yassin. Adicionalmente las fuerzas paramilitares sionistas impidieron que los cadáveres fueran enterrados.

Las fuerzas judías que invadieron Deir Yassin formaban parte de dos grupos extremistas paramilitares clandestinos; la Irgun (Organización Militar Nacional) y los Lehi (Combatientes por la Libertad de Israel, también conocidos como la Banda Stern), ambos alineados con el movimiento sionista de derechas, han sido descritos como grupos “judíos terroristas”. Los dos grupos asaltaron el pueblo para eliminar a los ciudadanos palestinos de Jerusalén, así como para enviarles un mensaje a los demás palestinos de la región. La Palmach, una unidad de Haganah (el precursor de las ¨Fuerzas de Defensa de Israel¨), también formó parte de la masacre, aunque en menor grado.

Las autoridades israelíes por unos días negaron la masacre e impidieron el acceso a la zona a la Cruz Roja. Posteriormente Jack Rinier, representante oficial de la Cruz Roja en aquel entonces en Jerusalén visitó el pueblo. En su informe mencionó la forma como encontró los cadáveres insepultos y las condiciones posteriores del ataque.

El 14 de abril, el Inspector General Adjunto de la policía británica en Palestina, Richard Catling, entrevistó a las mujeres supervivientes de la masacre que se refugiaron en la ciudad cercana de Silwan. En un informe posterior, concluyó que “no había duda” de que los grupos judíos habían cometido varias atrocidades sexuales contra las habitantes del pueblo.

Aunque los dos principales grupos responsables de la masacre se consideraban milicias extremistas clandestinas, sus dos líderes – Menachem Begin, de Irgun, y Yitzhak Shamir, de la Banda Stern – se convirtieron más tarde en primeros ministros del Estado de Israel.

Fuente: http://palestina.int.ar/hoy-09-de-abril-conmemoramos-la-masacre-de-deir-yassin/

Palestina, entre la ocupación y la pandemia

08 de abril de 2021

Por Alexander Arciniegas

Mucho se habla del éxito israelí en la vacunación de su población, pero poco se dice sobre el flagrante incumplimiento de sus obligaciones como potencia ocupante. 

Durante más de cincuenta años el pueblo palestino ha sufrido la ocupación ilegal de su territorio por parte de Israel y la sistemática violación de todos sus derechos. Por esto el “apartheid” sanitario que el Estado sionista impone a casi cinco millones de palestinos, en plena pandemia, es solo uno más de sus crueles abusos.

Mucho se habla del éxito israelí en la vacunación de su población, pero poco se dice sobre el flagrante incumplimiento de sus obligaciones como potencia ocupante, según el derecho internacional, en lo relativo a garantizar a la población palestina de Gaza y Cisjordania, servicios hospitalarios, vacunas contra la COVID-19 y medidas para prevenir nuevos contagios.

Aunque Israel comenzó desde diciembre la vacunación de sus 9 millones de ciudadanos entre los que se cuentan 600 mil colonos en 256 asentamientos ilegales, solo hasta finales de febrero y en medio de críticas de organizaciones de derechos humanos, entregó una minúscula cantidad de vacunas para personal sanitario en Palestina. Esa misma criticas forzaron a Tel Aviv a levantar transitoriamente el inhumano bloqueo a Gaza, permitiendo la entrada de 60 mil dosis cedidas por Emiratos Árabes, pero insuficientes para inmunizar a 2 millones de personas.

A comienzos de 2021 la pandemia había contagiado a más de 159 mil palestinos y matado a 1.600 y hoy en pleno tercer pico, este país como muchos otros, enfrenta las consecuencias de la llegada tardía y a cuenta gotas de vacunas. Ciudades palestinas como Ramala y Hebrón muestran un dramático aumento de los enfermos graves por variantes del virus; un número insuficiente de camas UCI y personal médico sobrecargado. Mientras las autoridades palestinas están desbordadas por la emergencia y dependen de la ayuda internacional vía COVAX o Médicos Sin Fronteras.

Si el pueblo palestino enfrenta hoy los devastadores impactos de la COVID-19 no es debido a un atavismo cultural que lo lleva a irrespetar el distanciamiento social y el uso de tapabocas, sino a la sistemática discriminación de las autoridades israelíes a quienes recientemente la Corte Penal Internacional abrió una investigación por crímenes de guerra anteriores a la pandemia y cometidos en el marco de su condenable ocupación.

Fuente: https://www.vanguardia.com

Pfizer suspendió el envío de vacunas a Israel por falta de pago: Lo calificó de «república bananera»

07 de abril de 2021

En medio del sostenido crecimiento de casos que azota al mundo, Pfizer decidió detener los envíos de vacunas hacia Israel luego de haber denunciado una demora en los pagos. Según publicó The Jerusalem Post, las autoridades de la farmacéutica estadounidense advirtieron que el país no transfirió el dinero correspondiente a las últimas 2,5 millones de dosis, por lo que decidieron interrumpir la entrega de 700.000 vacunas que debían arribar este domingo. De acuerdo a lo difundido, Pfizer calificó la conducta israelí como de «república bananera».


El diario israelí informa que «altos funcionarios de Pfizer manifestaron que están muy preocupados porque el actual gobierno de transición no les paga y que la empresa no va a permitir que se aprovechen de ella». También consigna que «no entienden cómo esto puede ocurrir en un país organizado».

Todo el incidente se da en medio de una situación en que Israel llevó adelante la más abarcativa campaña de vacunación en todo el mundo, gracias al privilegiado acceso a la vacuna. El laboratorio que ahora lo llama «república bananera», explicó en su momento que le concedió semejante cantidad de vacunas porque el país ofreció a cambio libre acceso a su centralizado sistema de salud, lo que le permitiría a Pfizer enormes ahorros en su investigación clínica sobre los efectos de su producto. 


Además, por supuesto, de que Israel, como lo consigna el Jerusalem Post, aceptó pagar «un precio mucho más alto por cada dosis que cualquier otro país». En el caso argentino, el laboratorio impuso condiciones especiales para garantizarse tanto el cobro como la indemnidad encaso de litigios judiciales. Aunque el Ministerio de Salud llegó a cerrar acuerdos con las autoridades locales de Pfizer, estos fueron desechados por la conducción mundial de la empresa. Los funcionarios evalúan que la decisión tuvo más que ver con el faltante mundial de vacunas que con la negociación en sí.

De acuerdo a la información aportada por altos funcionarios de la farmacéutica, ya se completaron todas las entregas a Israel comprometidas en el acuerdo inicial de noviembre de 2020. «La compañía está trabajando actualmente con el gobierno israelí para actualizar el acuerdo, para suministrar vacunas adicionales al país. Mientras continúe este trabajo, los envíos pueden ajustarse», dijo Pfizer en un comunicado. El Ministerio de Salud no quiso comentar sobre la declaración.

Lo que ocurrió, explicó la empresa, fue que si bien Israel pagó las 10 millones de dosis pautadas en ese primer acuerdo, en febrero el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, llegaron a un nuevo acuerdo para suministrar al país dosis adicionales. El retraso en los pagos de estas últimas vacunas  habría desatado la decisión de la farmacéutica de detener los envíos.

Según el periódico israelí, el Ministerio de Salud Yuli Edelstein viene presionando a las autoridades para que aprueben la compra de nuevas vacunas. Tras algunas conversaciones, el gobierno había programado una reunión para el lunes pasado, que finalmente decidió posponerse «indefinidamente» por un conflicto entre Netanyahu y el líder del partido opositor Partido Kajol-Laban, Benny Gantz.

La reunión fue cancelada por Gantz, luego de que Netanyahu se negara a aprobar su nombramiento como ministro permanente de Justicia, ya que su mandato como ministro terminó el 2 de abril, tres meses después de que asumiera el cargo en lugar de Avi Nissenkorn, quien había dimitido.

Yuli Edelstein intentó vanamente este domingo persuadir a Gantz para retomar las negociaciones y poder seguir adelante con el acuerdo de Pfizer. «Si esta reunión es tan urgente para Edelstein», dijo un portavoz de Gantz, «todo lo que tiene que hacer es llamar al primer ministro Netanyahu y pedirle que nombre un ministro de justicia».

La oficina de Gantz afirmó, además, que la compra de los 2,5 millones de vacunas ya estaba aprobada y que cualquier retraso en el pago era responsabilidad del Ministerio de Salud. También recordó que el país ya había comprado 27 millones de dosis, que incluyen vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca, «que deberían ser suficientes para el futuro cercano». 


Mientras tanto, a los funcionarios de salud les preocupa que Israel pierda la oportunidad de comprar las vacunas. El comisionado de coronavirus, el profesor Nachman Ash, dijo al Post que si Israel no firma rápidamente los contratos necesarios, es posible que no pueda vacunar a sus niños o proporcionar a los ciudadanos inyecciones de refuerzo contra las variantes más resistentes a la vacuna.

«Existe una competencia real para comprar vacunas en países de todo el mundo», advirtió Ash en una entrevista la semana pasada. “Queremos reservar nuestro lugar en la parte superior de la lista y no ser empujados hasta el final para que no podamos obtenerlas cuando más se necesitan”, insistió.

Fuente: Página 12 

Palestina registra 2.672 nuevos casos de Covid-19 y 18 muertes

RAMALLAH, 7 de abril de 2021 (WAFA) – Palestina registró hoy 2.672 nuevos casos de Covid-19 y 18 muertes, según la ministra de Salud, Mai Al-Kaileh.

Anunció que 2.672 palestinos dieron positivo por el virus altamente contagioso y otros 18 murieron en los territorios ocupados.

Entre los nuevos 2.672 casos, se registraron 756 en Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental, y otros 1.916 en la sitiada Franja de Gaza.

En Cisjordania, el distrito de Jenin ocupó el primer lugar con (200) casos, seguido por los casos de Naplusa (153), los casos de Ramallah y al-Bireh (98), los casos de Hebrón (91), los casos de Tulkarm (87), los casos de Tubas ( 41) casos, Qalqiliya (36) casos, Belén (31) casos, suburbios de Jerusalén (9) casos, Salfit (6) casos además de Jericó y el Valle del Jordán (4) casos.

Al-Kaileh detalló 12 muertes en Cisjordania, incluida Jerusalén, y otras seis en la sitiada Franja de Gaza.

En cuanto al número de muertes, el distrito de Hebrón ocupó el primer lugar entre los distritos de Cisjordania con 4 muertes, seguido de Tulkarm (3 muertes), Jenin (2 muertes) además de Qalqiliya, Nablus y Ramallah & al-Bireh, cada uno distrito del cual registró una muerte.

Añadió que se recuperaron 1.538 pacientes de Covid-19; 1.023 casos de recuperación en Cisjordania, incluido el distrito de Jerusalén, y otros 515 en la Franja de Gaza.

Señaló que 203 pacientes de Covid-19 están recibiendo tratamiento en unidades de cuidados intensivos, incluidos 65 que están conectados a ventiladores, mientras que otros 578 están actualmente hospitalizados en Cisjordania.

Las recuperaciones representan el 88,3 por ciento del total de casos desde el brote pandémico en marzo, los casos activos el 10,7 por ciento y el número de muertos representa el 1,0 por ciento.

Con respecto al lanzamiento de la vacuna Covid-19, al-Kaileh dijo que hasta ahora 120.772 personas han recibido la vacuna, incluidas 11.620 personas que recibieron la segunda dosis de la vacuna.

Fuente: WAFA

Anciano palestino muere tras ser golpeado por colono al sur de Hebrón

Foto: archivo 

HEBRON, miércoles 7 de abril de 2021 (WAFA) – Una anciana palestina murió hoy después de ser golpeada por un colono israelí cerca de la ciudad de As-Samu ‘, al sur de la ciudad de Hebrón, según fuentes de seguridad.

Confirmaron que Shafiqa Abu Aqeel, de 73 años, fue atropellado por un colono que conducía su automóvil en la entrada occidental de la ciudad.

Abu Aqeel fue trasladada de urgencia al Hospital Soroka en el sur de Israel, donde los médicos la declararon muerta poco después.

Fuente: WAFA 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner