Irán afirma que agentes vinculados a Israel planearon un ataque a una planta militar

28 de julio de 2022

Irán declaró el miércoles que un equipo de sabotaje detenido por sus fuerzas de seguridad eran militantes kurdos que trabajaban para Israel y que planeaban volar un centro «sensible» de la industria de defensa en la ciudad de Isfahan, informaron los medios de comunicación estatales.

El Ministerio de Inteligencia iraní había anunciado las detenciones el sábado, en medio del aumento de las tensiones con su archienemigo, Israel, por el programa nuclear de Teherán, sin dar la nacionalidad de los detenidos, informa Reuters.

El Ministerio dijo en un comunicado difundido por los medios de comunicación estatales que los detenidos pertenecían al grupo de oposición kurdo iraní Komala, que habían sido reclutados por la agencia de espionaje israelí, el Mossad, y a los que se les habían suministrado explosivos de gran potencia para el atentado.

La oficina del primer ministro israelí, que supervisa al Mossad, declinó hacer comentarios sobre el primer anuncio del Ministerio sobre las detenciones el sábado.

Irán, que suele manifestar su preocupación por la supuesta presencia del Mossad en la región autónoma del Kurdistán iraquí, atacó la zona con misiles balísticos en marzo diciendo que apuntaba a «centros estratégicos» israelíes. Teherán sugirió que era una venganza por los ataques aéreos israelíes que mataron a personal militar iraní en Siria.

El gobierno regional kurdo iraquí dijo que el ataque tenía como objetivo zonas residenciales civiles, no sitios pertenecientes a países extranjeros, y pidió una investigación internacional.

A principios de este mes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro israelí, Yair Lapid, firmaron un compromiso conjunto para negar a Irán las armas nucleares. Teherán afirma que su programa nuclear es pacífico y niega estar buscando armas nucleares.

Por otra parte, una agencia de noticias iraní cercana a la línea dura de la Guardia Revolucionaria sugirió el miércoles que Irán debería atacar con drones y misiles al grupo opositor exiliado Mujahedin-e Khalq (MEK), con sede en Albania.

«(Utilizar) los drones ofensivos y los misiles balísticos de Irán para golpear el cuartel general del MEK en Albania no tiene ninguna prohibición legal, y las autoridades de Teherán deberían incluir la acción militar en la agenda después de emitir la advertencia necesaria al gobierno albanés», dijo la agencia de noticias Fars.

El grupo paraguas del MEK pospuso la semana pasada una reunión en Albania, diciendo que se hizo a petición de los funcionarios albaneses por motivos de seguridad. La embajada de Estados Unidos en Tirana había advertido por separado en Twitter sobre una «amenaza potencial» dirigida a la reunión.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español

Médicos Sin Fronteras: las múltiples dificultades de atención médica para la población palestina bajo ocupación militar

28 de julio de 2022

H2 es una de las zonas con más restricciones de Cisjordania, con 21 puestos de control permanentes operados por las fuerzas israelíes que regulan los movimientos de las y los residentes palestinos. “Es la peor representación del sufrimiento cotidiano del pueblo palestino que vive bajo la ocupación”

Por Médicos Sin Fronteras

En el corazón de la ciudad vieja de Hebrón, en Cisjordania, se encuentra una zona de la ciudad controlada por Israel conocida como H2, donde viven 42 mil personas palestinas y unos 700 colonos israelíes. Esta zona se ha convertido en un punto álgido de la violencia de los colonos, donde los movimientos de las y los residentes palestinos están sometidos a restricciones que impiden gravemente su acceso a la asistencia sanitaria y su capacidad para llevar una vida normal.

“El H2 es la peor representación del sufrimiento cotidiano del pueblo palestino que vive bajo la ocupación”, afirma Marietta Provopoulou, coordinadora general de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Palestina. “Es simplemente demasiado malo para ser cierto. MSF no solo pretende brindar servicios sanitarios en H2; queremos recordar a las personas que merecen ser respetadas y tratadas con dignidad”.

Barreras por dentro y por fuera

H2 es una de las zonas con más restricciones de Cisjordania, con 21 puestos de control permanentes operados por las fuerzas israelíes que regulan los movimientos de las y los residentes palestinos y suponen importantes barreras para el personal sanitario que pretende acceder a la zona. En H2 hay un centro médico gestionado por el Ministerio de Salud palestino para pacientes con enfermedades graves, pero aparte de Médicos Sin Fronteras, no hay otras organizaciones médicas que operen en la zona.

Los equipos de MSF empezaron a trabajar en H2 en agosto de 2021, cuando crearon una clínica con un equipo exclusivamente femenino que ofrecía consultas externas generales, servicios de salud sexual y reproductiva y atención mental, especialmente para mujeres, niñas y niños.

A menos que logren obtener un permiso especial, los palestinos tienen prohibido conducir vehículos en H2, lo que tiene graves consecuencias para las personas con discapacidad, las personas mayores, las mujeres embarazadas y las personas con problemas médicos urgentes que necesitan una consulta con el personal médico.

Las restricciones a los automóviles se aplican también a los que pertenecen a los servicios de emergencia, como los camiones de bomberos y las ambulancias. Una paciente contó a MSF que sus tres sobrinos pequeños, uno de ellos era un bebé, murieron cuando se incendió una casa y los soldados israelíes impidieron que los camiones de bomberos entraran en H2 a apagar el incendio, a pesar de las súplicas de la comunidad.

Con los limitados servicios médicos disponibles en H2, los residentes deben pasar por los puestos de control para acceder a los centros de salud fuera de la zona. Cuando se producen enfrentamientos entre los residentes palestinos y los colonos israelíes o con los soldados israelíes, los puestos de control suelen cerrarse, impidiendo a los residentes salir o entrar en la zona.

Una mujer de 23 años que acudió a MSF en busca de atención médica después de sufrir complicaciones en el embarazo contó al personal de la organización: “No puedo ir al médico para hacer las revisiones periódicas del embarazo. Todos los días hay enfrentamientos cerca del puesto de control por donde salgo para abordar un taxi, casi todos los días siento olor a gas y no puedo ver al médico”.

Dentro de H2, los palestinos que viven cerca de los colonos israelíes a menudo tienen restringida la libertad de movimiento incluso dentro de su propio barrio: se les prohíbe el acceso a ciertas calles y están sujetos a múltiples controles de seguridad. Algunos residentes de H2 tienen que pasar hasta cuatro puestos de control para llegar a la clínica de MSF, mientras que otros no pueden acceder a ella en absoluto.

Ningún lugar es seguro

Además de restringir su acceso a la asistencia sanitaria, la situación en H2 es perjudicial para la salud mental de los residentes palestinos de la zona, tanto personas adultas como menores. Muchos hogares palestinos son objeto de incursiones nocturnas por parte de las fuerzas israelíes, que se apoderan temporalmente de partes de sus viviendas. Según una encuesta de la ONU, entre 2015 y 2018, las fuerzas israelíes registraron el 75% de los hogares palestinos en H2 y, en un tercio de estos casos, un integrante de la familia sufrió algún tipo de agresión física. Durante el mismo periodo, uno de cada cinco hogares encuestados informó de que un niño había sido detenido por las fuerzas israelíes.

Una mujer de 41 años atendida por MSF, que tiene cuatro hijos y dos hijas, dijo al equipo de Médicos Sin Fronteras: “Sufrimos mucho en nuestras vidas; las fuerzas israelíes y los colonos asaltan nuestra casa muy a menudo. Tengo miedo permanentemente de que los soldados o los colonos les hagan daño a mis hijos. Vivo en un estado de ansiedad constante. Cuando mis hijos me dicen que han visto soldados o colonos cerca, me da mucho miedo. Espero ansiosa que vuelvan del colegio para cerrar la puerta con llave y no salir”.

Entre los pacientes infantiles de MSF, el personal médico suele observar síntomas de ansiedad que afectan a las interacciones de las niñas y los niños con sus familias y con otros menores. Entre los pacientes en edad adulta, el personal suele ver casos de trastornos mentales de moderados a graves, como la depresión, la ansiedad y las dificultades en las relaciones interpersonales.

Como consecuencia de las restricciones de acceso y los limitados servicios sanitarios disponibles en H2, MSF decidió ampliar sus servicios en octubre de 2021. Esto coincidió con un considerable aumento del volumen de pacientes que acudían a MSF para recibir atención médica. Entre agosto de 2021 y mayo de 2022, Médicos Sin Fronteras atendió a 5mil 135 pacientes, de los cuales alrededor de la mitad eran menores de 15 años. En el mismo periodo, el equipo de MSF brindó apoyo psicológico a 989 pacientes.

MSF considera que sigue siendo necesario aumentar los servicios médicos en H2. “Aunque reconocemos que lo único que mejorará significativamente la situación de la población en H2 son soluciones a largo plazo para hacer frente a las restricciones de acceso, instamos a que se ponga en práctica un enfoque a gran escala para aumentar los servicios sanitarios en H2 y acercarlos a la población”, concluye Provopoulou.

@MSF_Mexico

Fuente: www.animalpolitico.com

¿Qué significa realmente la «Declaración de Jerusalén»?

Foto: el presidente estadounidense Joe Biden (izq.) es recibido por el primer ministro israelí Yair Lapid (der.) en Tel Aviv el 13 de julio de 2022 [Oficina de Prensa del Gobierno israelí/Anadolu News Agency].

Dr Mohammad Makram BalawiJulio 26, 2022 a las 3:15 PM

Un análisis lingüístico de la «Declaración de Jerusalén» firmada por el presidente estadounidense Joe Biden y el primer ministro israelí Yair Lapid el 14 de julio pone al descubierto la naturaleza del documento. Está claro que Lapid está siendo comercializado como un primer ministro a largo plazo antes de las próximas elecciones generales en Israel, con la declaración haciendo hincapié en las cuestiones más importantes que preocupan a los votantes israelíes como la continuidad del patrocinio de EE.UU., la seguridad y la instalación de Israel como el estado hegemónico regional.

Aunque el documento no representa ningún cambio o desarrollo real en la naturaleza de las relaciones entre EE.UU. e Israel, creó la impresión de ser un desarrollo extraordinario al utilizar una abundancia de adjetivos positivos para describir la relación y los asuntos relacionados. Conté al menos 30, incluyendo inquebrantable, duradero, valores e intereses compartidos, firme, indispensable y sin parangón. Además, tuvo la desfachatez de afirmar que las relaciones con el Estado ocupante son morales, esenciales, increíbles y extraordinarias, además de las habituales estratégicas, vitales, sin precedentes, duraderas, históricas, extensas, robustas, duraderas, consistentes, extensas, críticas, innovadoras, únicas, extensas, descomunales y notables. Dar 3.000 millones de dólares cada año a un Estado que trata el derecho internacional con desprecio es ciertamente «increíble» y «notable», aunque sólo sea por eso.

También hay muchas inferencias relacionadas con el verdadero objetivo de la declaración, que es obviamente abordar la sensación de inseguridad de Israel y su temor a perder el apoyo de Estados Unidos. Por ejemplo, mientras que la «economía» se menciona dos veces, la palabra «seguridad» se menciona 12 veces; «defensa» y «apoyo» cinco veces cada una; «amenaza», «terror o terrorista» tres veces cada una; y «militar» dos veces. Incluso cuando se menciona la paz, es en el contexto de la normalización con los países árabes o de lo que los estadounidenses llaman «integrar» a Israel en la región. Una de las cosas interesantes dentro del mismo contexto es que mientras la Autoridad Palestina, el supuesto «socio para la paz» de Israel, se menciona una vez en la declaración, su rival político y enemigo número uno de Israel, Hamás, se menciona tres veces. Del mismo modo, los supuestos socios de Israel, Egipto, Jordania, Arabia Saudí, Marruecos y Bahréin, sólo se mencionan una vez, pero el archienemigo Irán recibe dos menciones.

Además, aunque el documento se llama «Declaración de Jerusalén», no menciona nada sobre la situación de Jerusalén. Sin embargo, los fanáticos religiosos israelíes, que se empeñan en pintar Jerusalén con su pincel, asaltan uno de los lugares más sagrados del Islam, la mezquita de Al-Aqsa, las 24 horas del día, bajo la protección de la policía y las fuerzas armadas israelíes, y podrían desencadenar otra guerra, como ocurrió el año pasado. El documento tampoco hacía referencia a la judaización por parte de Israel de la ciudad ilegalmente ocupada, y mucho menos se retractaba del traslado ilegal de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a la ciudad santa, ni siquiera sugería la reapertura del consulado de Estados Unidos que solía servir de embajada estadounidense en Palestina. La declaración simplemente utilizó «Jerusalén» para decirle al mundo que Israel, con el apoyo de Estados Unidos, ha creado nuevos hechos sobre el terreno en la ciudad ocupada y el statu quo está muerto, las discusiones sobre la ciudad han terminado, y no importa lo que diga la comunidad internacional, el Consejo de Seguridad de la ONU y el derecho internacional, el expediente de Jerusalén está cerrado para siempre.

Sorprendentemente, el documento no se limitaba a la retórica habitual sobre la democracia y la libertad. En su lugar, estaba cargado de terminología y celo religiosos, utilizando la expresión hebrea Tikkun Olam – «salvar el mundo»-, que es el tipo de lenguaje que uno no espera oír de Biden y Lapid; es más adecuado para Trump y Benjamin Netanyahu.

Hablar de «salvar el mundo» es oscuramente cómico, dado que los que quieren «salvar el mundo» son responsables de mucha inestabilidad y destrucción. Israel se fundó sobre la base de la limpieza étnica de Palestina; ha estado ocupando Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén durante las últimas seis décadas; y estuvo en guerra con todos sus vecinos mientras se convertía en un estado de apartheid basado no en la ciudadanía, sino en la etnia y la religión.

Estados Unidos, por supuesto, tiene un larguísimo historial de socavar gobiernos extranjeros y ocupar otros países; de financiar organizaciones terroristas, y a veces de crearlas; de hacer un mal uso de las organizaciones internacionales; y de aplicar las leyes internacionales de forma selectiva. Y lo que es más pertinente en términos de «salvar el mundo», Estados Unidos es uno de los pocos países que se ha retirado de los Acuerdos Climáticos de París, que supuestamente van a «salvar» al mundo de la contaminación causada por países como Estados Unidos. Y lo que a menudo se pasa por alto es que Estados Unidos es el único país que ha utilizado armas nucleares en una guerra.

Biden tiene un compromiso ideológico con Israel. Es un sionista confeso y no deja de señalar que «no hace falta ser judío para ser sionista». Dio el juego cuando dijo: «Si no hubiera un Israel, tendríamos que inventar uno». No es de extrañar que al Estado de ocupación se le permita actuar con impunidad.

La intención declarada del documento -la integración de Israel en la región- es una confesión indirecta de que Israel ha fracasado como Estado. Más de setenta años después de la fundación del Estado de ocupación, Estados Unidos sigue haciendo todo lo posible para integrar a Israel en la región. ¿En qué otro lugar del mundo, aparte de Israel, necesita un Estado todo el poderío de la única superpotencia mundial para ser «integrado» de esta manera? Esto confirma por sí solo que Israel es un estado extraño impuesto donde no pertenece.

El Dr Mohammad Makram Balawi es un autor palestino establecido en Estambul. Preside el Asia-Middle East Forum.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com

Colonos israelíes llaman a asaltar en masa mezquita de Al Aqsa para conmemorar “Destrucción del Templo”

26 de julio de 2022

Los colonos judíos israelíes de derechas han convocado asaltos masivos a la mezquita de Al-Aqsa para conmemorar la llamada “Destrucción del Templo” el 9 de agosto.

A través de las redes sociales, los colonos pidieron que se prepararan rituales talmúdicos en el interior del recinto.

Los colonos y sus dirigentes asaltan casi a diario el tercer lugar más sagrado del Islam, la mezquita de Al-Aqsa, bajo la protección de las fuerzas de ocupación israelíes.

Las excavaciones ilegales, que se han llevado a cabo en secreto, nunca han encontrado ninguna prueba de la existencia del supuesto Templo judío bajo los cimientos de la mezquita de Al-Aqsa.

Fuente: https://www.comunidadpalestinachile.cl

El ministro de Justicia israelí se encuentra en Marruecos para firmar un acuerdo de cooperación jurídica

26 de julio de 2022

El ministro israelí de Justicia, Gideon Sa’ar, inició ayer una visita oficial a Marruecos durante la cual está previsto que firme un memorando de cooperación jurídica con Rabat, informó Anadolu.

Sa’ar escribió en Facebook que está viajando a Rabat para reunirse con funcionarios políticos y de seguridad y jefes de las comunidades judías.

El embajador israelí en Marruecos, David Govrin, tuiteó: «Damos la bienvenida al señor Sa’ar, en su primera visita oficial a Marruecos, por invitación de su homólogo marroquí, el señor Abdellatif Wehbe».

«Se espera que las dos partes firmen una declaración conjunta para la cooperación jurídica entre los dos países para modernizar y digitalizar los sistemas jurídicos».

Govrin también anunció otra próxima visita, la del ministro de Cooperación Regional, Issawi Freij, que «se reunirá con varios ministros marroquíes.»

Aviv Kohavi, jefe del Estado Mayor del ejército israelí, visitó Marruecos la semana pasada y habló de proyectos conjuntos en el ámbito de las industrias de defensa.

A finales de noviembre de 2021, Israel y Marruecos firmaron un memorando de entendimiento en materia de seguridad durante la primera visita del ministro de Defensa, Benny Gantz, a Rabat, con el objetivo de poner en marcha una cooperación en materia de inteligencia, adquisiciones de seguridad y formación conjunta.

En ese momento, el sitio web de noticias Times of Israel dijo que se trataba del primer acuerdo de este tipo entre Tel Aviv y cualquier país árabe.

Esto se produce después de que Israel y Marruecos anunciaran la reanudación de sus relaciones diplomáticas en diciembre de 2020. Marruecos es el cuarto país árabe que acepta la normalización con el Estado de ocupación de Israel en 2020, después de los EAU, Bahréin y Sudán, mientras que Egipto y Jordania firmaron acuerdos de paz con Israel en 1979 y 1994, respectivamente.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com

Vidas que sí importan

25 de julio de 2022

Por Alicia Alonso Merino

El pasado 2 de julio falleció en la cárcel israelí de Daemon la presa palestina Saadia Matar. No, no se trata de un número más de las 230 personas palestinas presas que han fallecido en las cárceles israelíes desde el año 1967. Tampoco se trata sólo de la segunda prisionera palestina que muere en cárceles israelíes, después del fallecimiento de Fatima Taqatqa en el año 2017. No era una más de las 32 presas palestinas o de las 4.700 personas encarceladas por Israel en ese momento. Su vida sí importa, como importan todas las vidas de las personas reclusas.

Saadia Matar tenía 86 años y era la progenitora de ocho hijos e hijas. Fue detenida por las fuerzas de ocupación israelíes algo más de un año atrás, cuando en una carretera, cerca de la mezquita de Ibrahim, un colono la acusó de haberle golpeado. Todo esto ocurrió en Hebrón que es un caso “especial” dentro de la situación de ocupación que se vive en Palestina. A diferencia de otras zonas, donde las colonias son instaladas fuera de las poblaciones, en esta ciudad los colonos israelíes se asentaron en el casco histórico. Los más de 2.000 soldados israelís que allí se encuentran para “proteger” a unos 800 colonos, se ubican por doquier, también en los tejados de las casas, donde vigilan y apuntan con sus armas a cualquiera que pasa. Decenas de alambradas, muros de separación, accesos bloqueados y puertas tapiadas, impiden el paso a las familias de Hebrón al centro de la ciudad. Los colonos israelíes atacan de forma continuada a los palestinos y palestinas que allí viven, quemando sus coches, escupiéndoles, arrojándoles piedras, insultándoles, disparando sobre los depósitos de agua de sus viviendas cuando no sobre sus personas, con la complicidad y, en muchos casos, apoyo del ejército israelí.

Después de su detención, Saadia Matar fue llevada a la prisión de Daemon, en el territorio de la palestina histórica, hoy territorio de la potencia ocupante y lejos de su familia. Esta estrategia de alejar a las personas presas palestinas de sus familias tiene la finalidad de hacer mella en su bienestar psicológico e infringir más sufrimiento y dolor. Los estándares de derechos humanos en la materia son claros al indicar que las reclusas deben ser enviadas a centros de reclusión cercanos a su hogar, teniendo presentes sus responsabilidades de cuidado de otras persona, cuestión que Israel no cumple. Como tampoco Israel cumple el Cuarto Convenio de Ginebra1 que prohíbe a la potencia ocupante deportar a las personas protegidas, y específicamente a los detenidos del territorio ocupado.

La prisión de Damon es un antiguo establo y almacén de tabaco lleno de humedades que no reúne las condiciones básicas para alojar a ninguna persona. Las condiciones de las prisiones en las que se encuentra la población palestina detenida son de suciedad, hacinamiento, presencia de insectos, falta de luz solar y aire fresco o mala alimentación. Esta situación favorece la aparición de enfermedades o el agravamiento de estas: provocan alternaciones en la menstruación de las mujeres, enfermedades cutáneas, renales, cardiovasculares, oculares y un fuerte deterioro de la salud mental, entre otras. Saadia Matar vio empeorar sus condiciones de salud en menos de un año de reclusión. Los niveles de glucosa se dispararon, lo mismo que la presión arterial produciéndose un retroceso general de su estado clínico.

El día de su juicio acudió en silla de ruedas y pese a que su abogado pidió que fuera vista por un equipo médico especializado, falleció a los pocos días sin recibir la atención médica que precisaba. La falta de asistencia médica y la negligente atención de la salud a la población palestina en las prisiones israelíes se ha convertido en una política deliberada de actuación. El Estado de Israel es responsable de esta muerte y como potencia ocupante tiene la obligación de suministrar atención médica y una alimentación adecuada a las personas presas, según determina el Cuarto Convenio de Ginebra.

La complicidad médica en la ocupación no es algo novedoso ya que son incontables los casos en que los médicos ayudan a encubrir los múltiples crímenes de la ocupación. Los principios de ética médica aplicables a la función del personal de salud, especialmente los médicos, en la protección de personas presas y detenidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes2 y las reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de los reclusos, también determinan que la prestación de servicios médicos es una responsabilidad del Estado y que estos deben tener los mismos estándares de atención sanitaria que estén disponibles en la comunidad exterior. Además, deben tener acceso gratuito a los servicios de salud sin discriminación por razón de su situación jurídica (regla 24).

La prisión política, como la que se aplicó a Saadia Matar, tiene un considerable alcance e impacto y supone que al menos un 20% de la población palestina y un 40% de la población masculina haya estado detenida alguna vez3. Es una estrategia más dentro de la ocupación que refuerza el apartheid, como lo son los chekpoints, el muro, las demoliciones de casas, la limitación de movimientos, arrancar olivos, cortar el agua y un largo etcétera. Todo esto con el fin de impedir una vida digna en Palestina y acabar con un pueblo.

El día de su juicio, Saadia Matar fue condenada por un tribunal militar a 15 años de prisión y una multa de 15.000 shekels, sin que la condena fuera definitiva. La intervención de un juez militar, que no es un profesional culturalmente independiente si no sometido a la obediencia jerárquica de su superior, vulnera el derecho a un juicio justo con las debidas garantía. Una realidad que se aplica a toda la población palestina.

El delito de Saadia Matar fue ser palestina, su condena fue la pena de muerte. Descanse en paz ella, no así sus verdugos.

1 IV. Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra, 1949. Aprobado el 12 de agosto de 1949 por la Conferencia Diplomática para Elaborar Convenios Internacionales destinados a protegera las víctimas de la guerra, celebrada en Ginebra del 12 de abril al 12 de agosto de 1949. Entrada en vigor: 21 de octubre de 1950.

2 Adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 37/194, de 18 de diciembre de 1982.

3 https://www.addameer.org/

Fuerzas de ocupación secuestran a una madre y aterrorizaron a sus hijos

25 de julio de 2022

Fuerzas de ocupación israelíes detuvieron a una mujer palestina, identificada como Wafaa Al-Azazma, dejando a sus 5 hijos solos en la casa.

Fuentes locales informaron de que las fuerzas israelíes detuvieron a Al-Azazma durante dos horas y media. Mientras tanto, sus hijos se quedaron solos en la casa sin nadie que los calmara.

Las fuentes informaron de que Wafaa Al-Azazma llamó a su padre para que viniera a cuidar de los niños en su ausencia, pero las fuerzas de ocupación israelíes la detuvieron antes de que su padre llegara a casa.

Al detener a Wafaa, las fuerzas israelíes la interrogaron con dureza para presionar a su marido a fin de que autodesalojara parte de su casa construida en la zona de Shaqib Al-Salaam.

Hace semanas, las fuerzas de ocupación israelíes secuestraron, sin ninguna pizca de humanidad, a un padre y una madre palestinos cuando se dirigían a su casa en Jerusalén, dejando a sus hijos llorando de miedo en el coche. Los niños, entre ellos un bebé, pasaron largas horas llorando solos antes de que un lugareño se diera cuenta y los sacara del coche.

Fuente: Days of Palestine

Más enfrentamientos armados contra las fuerzas de ocupación de Israel en Cisjordania

Foto: las fuerzas israelíes interfieren con los manifestantes palestinos utilizando gas lacrimógeno durante una protesta contra los asentamientos judíos en el pueblo de Beit Dajan de Nablus, Cisjordania, el 27 de mayo de 2022. [Nedal Eshtayah – Agencia Anadolu].

El jueves por la mañana se produjeron nuevos enfrentamientos armados entre los combatientes de la resistencia y las fuerzas de ocupación israelíes que irrumpieron en Yenín, en la Cisjordania ocupada. Al parecer, las fuerzas de ocupación tenían como objetivo a presos liberados para volver a detenerlos, así como a un funcionario de la Yihad Islámica.

En mayo, durante una incursión armada de las tropas israelíes en Yenín, la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh fue abatida por un francotirador del ejército. Israel y Estados Unidos han blanqueado el asesinato, afirmando que no fue deliberado a pesar de las pruebas que demuestran lo contrario.

En Al-Bireh, mientras tanto, también se produjeron violentos enfrentamientos con las fuerzas de ocupación, durante los cuales dos jóvenes recibieron disparos en la pierna por parte de las tropas israelíes con munición real. Un vehículo del ejército israelí se incendió al ser alcanzado por un cóctel molotov.

En otros disturbios, los combatientes de la resistencia abrieron fuego contra los soldados de ocupación ayer por la tarde cerca del asentamiento ilegal israelí de Itamar, construido en tierras palestinas robadas al sur de Nablus.

Según el Centro de Información Palestino, durante el mes de junio se registraron 649 actos de resistencia, que causaron heridas a 26 israelíes, algunos de ellos graves. El centro confirmó que en la Cisjordania ocupada siguen aumentando las actividades de resistencia, en medio de advertencias de más «violencia revolucionaria» contra la ocupación y sus colonos ilegales.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español

Visita de Biden a Israel: el pueblo judío más fuerte que nunca y EE. UU. cada día más sometido a los judíos e Israel

18 de julio de 2022

Por Daniel Kupervaser

La guerra del Sinaí, liderada por Inglaterra, Francia e Israel contra Egipto, finalizó el 5 de noviembre de 1956, después que el ejército de Israel ocupara la Franja de Gaza y gran parte de la península del Sinaí. Tres días después, Dwight D. Eisenhower, entonces presidente de EE.UU. se dirigió telefónicamente a David Ben Gurion, entonces primer ministro de Israel, exigiéndole la inmediata retirada de las fuerzas israelíes de los territorios conquistados. A los 3 días Ben Gurion anunció el repliegue de las fuerzas israelíes.

Apenas finalizada la primera guerra del golfo en febrero de 1991, George Bush (padre), en su tiempo presidente de EE.UU. y líder de la coalición que derrocó a Sadam Hussein en ese conflicto, forzó a Israel a participar en una conferencia internacional para tratar de imponer un acuerdo de paz en Medio Oriente. Pese a la tradicional posición israelí que promovía negociaciones directas entre las partes sin intervención externa y se oponía a convenciones internacionales, Yitzhak Shamir, el conocido halcón intransigente, se vio obligado a rendirse ante las presiones de Washington, y por esta vía, aceptar de participar en la Conferencia de Paz de Madrid de 1991 donde israelíes debieron sentarse en una misma mesa junto con representaciones de países árabes y palestinos.

Estos dos históricos acontecimientos reflejan los aspectos básicos que caracterizaron la diplomacia estadounidense en relación a Israel durante las primeras décadas de la independencia del estado judío: apoyo a la seguridad de Israel siempre condicionado a visiones diplomáticas y supremacía de intereses de EE.UU. en su diplomacia.   

La reciente visita del presidente Biden en Israel demuestra que, durante las últimas décadas, ese histórico orden dio un giro de 180 grados en el que EE.UU. dejó de ser ese factor internacional que fija las reglas de juego diplomático en Medio Oriente según sus visiones estratégicas, para convertirse en un estado sometido a intereses de Israel. Lo que en su momento dictó la necesidad de Israel y los judíos de congraciarse con EE.UU., hoy es el presidente de EE.UU. quien siente la necesidad de congraciarse con Israel y el pueblo judío.

Dos significativos choques de visiones estratégicas totalmente opuestas flotaban en el aire como trasfondo de la reciente visita de Biden a Israel: el marco de la solución del conflicto palestino israelí y la posibilidad de restaurar la vigencia del acuerdo de las potencias del mundo (incluido EE.UU.) de limitación de desarrollo nuclear de Irán firmado en 2015 (JCPOA) y que Trump se retirara del mismo en 2018 presionado por Netanyahu.  

Biden, al igual que todos los presidentes de USA de las últimas décadas, se posicionó claramente detrás de la solución de dos estados para los dos pueblos sobre la base de los límites de antes de la guerra de 1967 como fórmula para finalizar conflicto. Inclusive, el plan de paz del siglo de Trump de 2020 se apoyó en ese principio cuando fijó la entrega de territorios israelíes del Negev a los palestinos como contrapartida a territorios de colonias en Cisjordania que quedarían bajo soberanía israelí. Israel, por supuesto no lo aceptó. Con Biden, Israel fue mucho más preciso y categórico. Arrodilló y “convenció” al presidente en funciones de EE.UU. de la necesidad de encajonar indefinidamente su fórmula de solucionar el conflicto, de declarar públicamente que como estadounidense puro “es sionista” y que ni siquiera hay oportunidades de negociaciones. No es el momento de molestar a Israel con ese tema.

Respecto a la posibilidad de renovar la vigencia de JCPOA entre las potencias e Irán, en su visita a Israel, Biden insistió en su posición de siempre. Mientras continúan las negociaciones con Irán, es preferible dar oportunidad a la diplomacia. Israel le respondió que, no solo se opone a la posición estadounidense, sino que dio a entender claramente su intención de sabotear por la fuerza militar todo acuerdo con Irán. A las pocas horas que el avión de Biden despegó de Israel, el General Kochavi, jefe del Estado Mayor del Ejército de Israel se encargó de poner a Biden en su lugar. Biden puede hablar, pero Israel no lo escucha. Para ser más preciso declaró: “Los preparativos para la guerra contra el programa nuclear iraní están en el centro de los planes de acción en el ejército de Israel” (Haaretz, 17-7-2022). Como en el caso del conflicto palestino-israelí, nadie se debe sorprender de un repentino alistamiento de Biden del lado israelí.

¿Qué procesos se dieron para semejante viraje del liderazgo de EE.UU. que lo convirtieron en sirvientes de intereses israelíes?

Paralelamente al fortalecimiento israelí en materia militar y de informaciones, que lo convirtieron en una potencia no solo regional sino también con aspiraciones en territorios alejados, comenzó a tomar relevancia el creciente posicionamiento económico de ciertas capas del judaísmo estadounidense con aspiraciones en el campo político de Washington. La insólita posibilidad que el orden legal de EE.UU. permite el uso del dinero privado para influenciar sobre la conducta de candidatos a posiciones políticas claves, conformó un mecanismo que creó las bases de una significativa y tal vez excepcional injerencia judía en favor de Israel tanto en el Congreso, Senado y la Casa Blanca.

CANDIDATOS FINANCIADOS POR ORGANIZACIONES JUDÍAS EN ELECCIONES DE EE.UU. NOVIEMBRE 2022 – MÁS DE 400 DE UN TOTAL DE 469 BANCAS . Fuente: Forward.com      

Con el tiempo, ese entramado tomó importancia y volumen hasta que la participación judía en el financiamiento de campañas electorales en EE.UU. se convirtió en un factor de suma importancia y hasta critico en un país en donde dinero invertido en propaganda rinde en la urna. Según un estudio de las elecciones de 2016, la participación de dinero judío alcanzó el 25% del presupuesto del partido republicano y el 50% del presupuesto del partido demócrata (“Así es como los judíos se convirtieron en factor influyente en las elecciones en EE.UU.”, Ynet, 5-11-2016).

Para las próximas elecciones de noviembre 2022, la organización judía AIPAC publicó en todos los medios y sin desparpajo alguno, su intención de apoyar financieramente a miembros del parlamento y senado, como así también a nuevos candidatos, en sus esfuerzos de reelección o elección, solo bajo la condición que se comprometan a un accionar a favor de Israel. Para formarse una idea de la magnitud desproporcionada de la inversión, se debe tomar en cuenta que financian a mas de 300 candidatos en un total de 469 bancas en disputa en el Congreso y Senado. El resto de organizaciones judías financian a otros 100 candidatos

El incentivo económico funciona a la perfección, especialmente ante un insólito desinterés de la sociedad estadounidense a la vista de sus políticos activando en favor de intereses foráneos como como exigencia de la financiacion. El servilismo incondicional a Israel se convirtió en la norma de una significativa parte del poder ejecutivo y legislativo de los distintos gobiernos de EE.UU. de los últimos tiempos. Esta actitud permitió a Israel un mayor fortalecimiento a nivel internacional, si se tiene en cuenta que Jerusalén supo aprovechar ese servilismo estadounidense para promover favores a terceros países en EE.UU. a condición de apoyo diplomático en organizaciones internacionales. Seguramente se recordará la larga fila de lideres sudamericanos y africanos que periódicamente se arriman a Israel jurando lealtad a los judíos e Israel para promover intereses de sus países en Washington.

Hoy Israel y el pueblo judío se sienten mas fuertes que nunca como consecuencia de su posicionamiento como potencia regional y aún más allá, logro obtenido en gran medida gracias al aporte de dinero judío a elecciones en EE.UU. y así convertir al liderazgo de la potencia más grande del mundo en sirvientes de los judíos e Israel.

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 18-7-2022

http://daniel.kupervaser.com/

kupervaser.daniel@gmail.com

@KupervaserD     

La Autoridad Palestina advierte que las elecciones israelíes se utilizan como tapadera para la expansión de los asentamientos

20 de julio de 2022

La Autoridad Palestina advirtió el martes que la campaña de las elecciones generales en curso en Israel puede ser utilizada por los candidatos parlamentarios para fomentar la construcción y expansión de los asentamientos ilegales. El Ministerio de Asuntos Exteriores y Expatriados dijo que observa con recelo el «peligroso» uso de la campaña con este fin.

El ministerio renovó su advertencia sobre los preparativos en curso por parte de grupos y organizaciones de asentamientos, respaldados por facciones políticas de derecha y otras extremistas, «que están planeando construir docenas de puestos de asentamiento en la Cisjordania ocupada durante la campaña electoral».
Nombró al Movimiento de Asentamientos Nachala, un grupo de derecha que se enorgullece de que su principal objetivo sea la construcción de asentamientos. Todos los asentamientos israelíes y los llamados puestos de avanzada son ilegales según el derecho internacional, y los propios puestos de avanzada son incluso ilegales según la legislación israelí.

Sin embargo, el gobierno israelí ha decidido legalizar el puesto de avanzada de Mitzpe Dani, que se está construyendo al este de Ramallah, y ha aprobado un plan para añadir 114 nuevas viviendas de asentamiento allí. Estas decisiones han sido condenadas por la AP.

La autoridad pidió a la comunidad internacional que cumpliera con sus obligaciones contenidas en la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, que penaliza los asentamientos ilegales israelíes en los territorios palestinos ocupados.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner