Publicación: La creación de la política exterior de Hamás

Foto: portada de Engaging the World: The Making of Hamas’s Foreign Policy

26 de febrero de 2021

Engaging the World: The Making of Hamas’s Foreign Policy es el primer informe exhaustivo sobre la forma en que el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina, Hamás, lleva a cabo sus relaciones internacionales, sus intentos de desarrollar una política exterior coherente y dinámica, y su aprovechamiento de esta política exterior para reforzar su legitimidad y credibilidad a nivel mundial. Habiendo crecido a partir de los campos de refugiados de Gaza, y contando sobre todo con su apoyo dentro de Palestina y de la diáspora palestina, el movimiento se vio empujado a la escena mundial por una serie de acontecimientos que se le impusieron. Su victoria en las elecciones parlamentarias palestinas de 2006, su posterior demonización y la imposición de un asedio israelí y egipcio a Gaza lo convencieron de la necesidad de una proyección internacional visible y coordinada.

Compra online

Este libro evalúa los principios que guiaron las relaciones exteriores del movimiento, examina su evolución, sus éxitos y fracasos y el impacto general de la política exterior del grupo en el movimiento nacional palestino.

Se ha escrito mucho sobre los orígenes históricos de Hamás, su ideología y algunos de sus líderes. Este libro llena un vacío en esa literatura en lo que respecta a las relaciones internacionales del movimiento. Es un texto útil para académicos, responsables políticos y lectores ocasionales interesados en la lucha palestina y el equilibrio de poder entre palestinos e Israel.

He repasado con gran interés el bien documentado trabajo del Dr. Daud Abdullah, que ilumina un aspecto esencial de la evolución de Hamás, concretamente, su dimensión internacional

Prof. Celso Amorim, ex ministro de Asuntos Exteriores de Brasil

Daud Abdullah simpatiza con Hamás y con sus orígenes en los Hermanos Musulmanes, por lo que su relato es comprensivo pero no carente de crítica.Se trata de un libro valioso y de fácil lectura y lo recomiendo encarecidamente.

Clare Short, ex secretaria de Estado para el Desarrollo Internacional del Reino Unido

Este libro desafía con éxito la tergiversación común de Hamás en Occidente. Es una lectura obligada para cualquier persona comprometida con la cuestión de Palestina e interesada en una introducción honesta a este importante movimiento palestino.

Profesor Ilan Pappé, Colegio de Ciencias Sociales y Estudios Internacionales, Universidad de Exeter

Sobre el autor

Daud Abdullah es el director de Middle East Monitor (MEMO). Antiguo investigador principal del Centro Palestino para el Retorno (Londres), también ha sido profesor de historia en la Universidad de Maiduguri (Nigeria) y de estudios islámicos en el Birkbeck College de la Universidad de Londres.

 

Editor: Centro Afro-Oriental (AMEC)

Publicado: Enero 2021

Páginas: 272

Idioma: Inglés

ISBN: 978-0-9947048-2-5

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Un régimen de supremacía judía desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo: esto es apartheid

12 de enero de 2021

Más de catorce millones de personas, aproximadamente la mitad de ellos judíos y la otra mitad palestinos, viven entre el río Jordán y el mar Mediterráneo bajo un mismo gobierno. La impresión generalizada en el discurso público, político, legal y mediático es que dos regímenes diferentes actúan lado a lado en esta área, separados por la Línea Verde.

Informe BTselem_ESP (1)

Traducción informe de B’Tselem

https://www.btselem.org/publications/fulltext/202101_this_is_apartheid

La hegemonía de Israel explicada: el caso de la temporada de cosecha de aceitunas en Palestina

Foto: Olivier Fitoussi/Flash90

06 de enero de 2021

“Si los olivos conocieran las manos que los plantaron, su aceite se convertiría en lágrimas.”
 Mahmoud Darwish

La temporada anual de cosecha de aceitunas, un acontecimiento transcendental a nivel social, cultural y económico, es una ocasión muy esperada y celebrada en la que participan familias y comunidades enteras de toda Palestina. Hay alrededor de un millón de dunums de tierras agrícolas palestinas, y unas 100.000 familias palestinas se benefician, directa o indirectamente, sólo de la cosecha de aceitunas[1]. El olivo es un símbolo de la existencia, la resistencia y el potencial de Palestina. A lo largo de la historia, los palestinos han seguido cosechando sus arboledas y campos para proporcionar al país aceitunas y aceite y celebrar nuestra identidad nacional y la conexión con nuestra patria ancestral.[2]

Bajo el gobierno militar de Israel, la Potencia ocupante, la cosecha de olivos se ha convertido en un acto de resistencia. A medida que Israel sigue confiscando más tierras palestinas para ampliar su empresa de asentamientos coloniales, y sólo en el último decenio, las fuerzas de ocupación y los colonos israelíes han destruido más de 165.000 olivos, la mayoría de los cuales tienen siglos de antigüedad, causando enormes pérdidas económicas a los agricultores y a la economía palestina, que ascienden a 50.849.265 dólares.

Este breve informe enfoca en las restricciones israelíes y la violencia de los colonos israelíes contra los agricultores palestinos durante la temporada de cosecha de aceitunas de 2020, entre octubre y noviembre.

Acceso a las tierras agrícolas

Israel no sólo se apoderó de tierras palestinas para sus asentamientos ilegales, el muro de anexión y las restricciones a la circulación, sino que ha restringido el acceso de los propietarios y agricultores palestinos a otras tierras que posteriormente fueron aisladas y cerradas con decenas de puertas militares. Al menos 40.000 dunums de olivos, en estrecha proximidad a los asentamientos israelíes o cortados detrás del muro de anexión, fueron declarados zonas militares cerradas.[3] Los agricultores palestinos se ven obligados a obtener un permiso de acceso que, de concederse, sólo les permitiría un número limitado de días al año que no son suficientes para cosechar sus campos adecuadamente. Sólo en 2018, Israel rechazó el 72% de las solicitudes de permiso a los agricultores palestinos.

Acceso a los recursos hídricos

La mayoría de los olivos de Palestina son de secano. Cuando las precipitaciones son inferiores a la media anual, los agricultores palestinos se enfrentan a una sequía que provoca una disminución sustancial de la producción de aceitunas. A medida que Israel sigue controlando plenamente nuestros recursos hídricos y aplicando políticas discriminatorias que nos niegan el derecho a acceder a un suministro de agua adecuado, los agricultores palestinos no pueden utilizar otras técnicas de riego para mejorar la generación de cultivos.

Mientras que los agricultores palestinos dependen principalmente de los manantiales de agua dulce y de las aguas subterráneas para el riego, Israel sigue controlando más de 150 manantiales en la Cisjordania ocupada debido a la continua confiscación de tierras palestinas de propiedad privada para la expansión de su empresa de asentamientos coloniales. Los recursos de aguas subterráneas también siguen bajo el control total de Israel. El más grande es el acuífero de la montaña, cuya agua proviene en un 80% de la Cisjordania ocupada. No obstante, Israel extrae anualmente el 89% del agua de este acuífero, dejando sólo el 11% para uso palestino, menos aún hoy en día debido a las continuas extracciones de los asentamientos israelíes y a la sequía de los últimos diez años.

Es importante señalar que, para el uso exclusivo de riego, los agricultores palestinos de la Cisjordania ocupada necesitan 250 millones de metros cúbicos de agua al año, de los cuales sólo reciben alrededor del 20% o unos 50 millones de metros cúbicos. Esto, además de la expansión de los asentamientos coloniales de Israel, ha provocado una fuerte disminución de la contribución del sector agrícola al PIB en el territorio palestino ocupado, del 36% en 1970 al 9,5% en 2000. En 2019, era menos del 3%.

Aceite de oliva y productos de los asentamientos israelíes

En los últimos años ha aumentado la producción de aceite de oliva de Israel en sus asentamientos ilegales, incluso en el Golán árabe sirio y en Cisjordania en Palestina.[4]En varios casos, los productos palestinos robados se llevan a Israel para ser procesados y etiquetados como «Made in Israel» para todos los mercados internacionales. Otros productores tienen su sede en asentamientos israelíes ilegales, entre ellos «Tura Winery» en el asentamiento ilegal de «Rehelim», construido en tierras pertenecientes a la aldea palestina de As-Sawiya, que recientemente anunció lo que describió como una medida «histórica» al firmar un acuerdo para distribuir su vino y aceite de oliva en los Emiratos Árabes Unidos. El sitio web de la compañía ofrece envíos a todo el mundo, y su aceite de oliva se vende en Alemania, Reino Unido, EE.UU. y Hong Kong.

Otra empresa israelí se llama «Land of Choice Olive Oil», que opera en el asentamiento ilegal de «Shilo» con una prensa de aceitunas situada en el asentamiento de «Achiya». Según el sitio web de la empresa, algunos de sus consumidores son destacados hoteles y restaurantes israelíes, como el Waldorf Astoria de Jerusalén, el Hotel David Citadel y el Hotel Dan. Internacionalmente, sus productos están disponibles en China, Rusia, Suiza y el Reino Unido. La empresa también ha participado en festivales internacionales utilizados como parte de la propaganda del gobierno israelí para normalizar su ocupación ilegal.

Hay otro productor israelí de aceite de oliva en la instalación colonial ilegal de «Einot Kedem» en el Valle del Jordán. Certificada por el Ministerio de Salud israelí, también ofrece envíos al extranjero. Otros productores operan en los asentamientos coloniales ilegales de «Kedumim», «Nokedim» y «Elkana».

Los olivos del «Parque del Canadá», construido sobre las aldeas palestinas de Imwas, Yalu, Bayt Nuba y Dayr Ayoob, que fueron destruidas y limpiadas étnicamente en el anexionado Valle de Latrun, se promueven como una atracción turística. En la parte oriental de la gobernación de Belén, la visita a un colono israelí que produce aceite de oliva en el asentamiento colonial ilegal de «Nokdim» se presenta como una «experiencia educativa y agrícola».

Ataques israelíes

Con el pleno respaldo y protección de las fuerzas de ocupación, los colonos israelíes suelen intimidar y agredir físicamente a los agricultores palestinos mientras están en sus campos. También queman y arrancan sus olivos y, en muchos casos, roban los productos de los agricultores. La organización israelí de derechos humanos Yesh Din determinó que entre 2005 y 2019, el 91% de las investigaciones sobre los ataques de los colonos contra los palestinos y sus propiedades se cerraron sin que los autores rindieran cuentas de sus ataques terroristas.

Un ejemplo explícito tuvo lugar durante la temporada de cosecha de aceitunas en 2019 en la gobernación de Nablus, que suele ser la zona donde se registra la mayor tasa de ataques de colonos israelíes. Los soldados de la ocupación israelí colaboraron con los colonos para interrumpir el trabajo de los agricultores palestinos en las aldeas de Qaryut y a-Lubban Ash-Sharqiya durante cinco días consecutivos y negarles el acceso a sus tierras. Durante ese tiempo, los soldados israelíes defendieron a los colonos del asentamiento de «Eli» y exigieron que los agricultores palestinos abandonaran sus tierras con el pretexto de una «zona militar cerrada». Cuando los agricultores se resistieron, los soldados israelíes dispararon granadas de aturdimiento y botes de gas lacrimógeno.

Desde que el presidente Trump asumió el cargo en 2017, los colonos israelíes cometieron más de 2.200 ataques contra los palestinos y sus propiedades.[5] El año 2019 fue testigo de la mayor tasa de violencia de los colonos con al menos 48 ataques contra agricultores palestinos y sus olivos, la mitad de los cuales se produjeron en la gobernación de Nablus, dañando más de 1.700 olivos.[6]

En 2020, desde el comienzo de la temporada de cosecha de aceitunas en octubre, los colonos israelíes perpetraron al menos 40 ataques, casi la mitad de ellos en la gobernación de Nablus, que causaron heridas a 26 palestinos, dañaron más de 1.700 olivos y robaron cosechas de aceitunas de más de 1.800 árboles.[7]

Selección de los principales incidentes durante la temporada de cosecha de aceitunas en Palestina en 2020[8]

  • El 7 de octubre, los agricultores de la ciudad de Huwara (gobernación de Nablus) fueron atacados por colonos que les tiraron piedras y los golpearon con palos. Las fuerzas de la ocupación israelí no hicieron nada a los colonos, sino que dispararon botes de gas lacrimógeno contra los agricultores palestinos. Un agricultor fue empujado al suelo por un soldado israelí y posteriormente golpeado por los colonos.[9]
  • El 9 de octubre, los colonos israelíes del asentamiento «Mevo Dotan», construido ilegalmente en tierras palestinas al sur de la ciudad de Ya’bad (provincia de Jenin), incendiaron alrededor de 446 olivos en el campo palestino cercano. Los colonos también impidieron que el agricultor palestino Rafa’ Abu Baker, residente en la ciudad de Ya’bad, cosechara su campo situado cerca del asentamiento.
  • El 12 de octubre, los colonos israelíes atacaron a los agricultores palestinos en la aldea de Burqa (gobernación de Nablus), causando heridas leves a cinco de ellos. En el lugar, las fuerzas israelíes dispararon balas de acero recubiertas de caucho, bombas sónicas y botes de gas lacrimógeno contra los agricultores mientras los colonos los empujaban fuera de sus tierras.
  • El 12 de octubre, los colonos israelíes del asentamiento «EtzEfraim», construido ilegalmente en tierras palestinas robadas en las aldeas de Masha y Bidiya (gobernación de Salfit), robaron la cosecha de aceitunas. Destruyeron las ramas de unos 60 olivos, aislados por el muro de anexión, pertenecientes a los aldeanos de Masha.
  • El 14 de octubre, el agricultor palestino Khaled Masha’leh, de la aldea de al-Jab’a (gobernación de Belén), descubrió que los colonos israelíes habían arrancado 200 olivos de su campo situado al norte de la aldea.
  • El 12 de noviembre, las fuerzas de ocupación israelíes atacaron con sus armas a un anciano palestino, Muhammad Salibi, de 77 años de edad, mientras cosechaba sus aceitunas en sus tierras cerca del asentamiento ilegal de «Beit Ain», construido ilegalmente en tierras pertenecientes a la aldea palestina de Beit Ummar (provincia de Hebrón). Las fuerzas israelíes golpearon brutalmente a Salibi después de negarse a cumplir las órdenes de abandonar sus tierras.

Conclusión

El Gobierno de Israel y sus colonos, alentados por una cultura de impunidad sin precedentes, siguen impulsando el programa de anexión y desplazamiento o traslado forzoso de palestinos para seguir ampliando su empresa de asentamientos.  Con ese fin, la violencia y los ataques terroristas israelíes contra los agricultores y campos palestinos durante la temporada de cosecha de la aceituna, que también se ha convertido en un símbolo palestino de firmeza, tienen por objeto amenazar la identidad nacional y la existencia de Palestina.

Hace cuatro años, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la resolución 2334, en la que se reafirman las obligaciones de Israel como Potencia ocupante en virtud del Cuarto Convenio de Ginebra y la ilegalidad de los asentamientos israelíes. La resolución exige el cese total de las actividades de asentamiento de Israel, el respeto del derecho internacional, en particular las obligaciones de Israel en virtud del derecho internacional humanitario. También exige a los Estados miembros que cumplan con su obligación legal y distingan en sus tratos oficiales entre el territorio palestino ocupado e Israel.

Además de hacer responsable a Israel de sus bien documentadas violaciones y de la impunidad concedida a los responsables de atacar al pueblo de Palestina, la comunidad internacional tiene la responsabilidad jurídica y moral de prohibir todos los productos y servicios de los asentamientos israelíes, incluida, en este caso, la producción de aceite de oliva de los colonos.

Documento emitido por NAD-PLO

Traducción: Misión Diplomática de Palestina en España

http://www.embajadadepalestina.es

 E.MAIL: khaldun@embajadadepalestina.es

[1] Ministerio de Agricultura de Palestina

[2] Ibid

[3] Ibid

[4]El productor israelí de aceite de oliva «Halutza» se refiere a una parte de la Palestina ocupada como «Samaria» y parte de Israel: http://halutza.co.il/olive-oil-israel/?lang=en

[5]PLO-NAD, el Grupo de Vigilancia Palestina

[6]UNOHA – oPt

[7] Ibid

[8]La principal fuente de incidentes: PLO-NAD, el Grupo de Vigilancia Palestina

[9]Yesh Din

 

La “definición” de antisemitismo adaptada por la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto

29 de diciembre de 2020

¿Qué es IHRA?
La IHRA, la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto, (IHRA por sus siglas en inglés) es una organización intergubernamental enfocada exclusivamente a tratar las cuestiones vinculadas al Holocausto, incluyendo el antisemitismo. Está formada por 31 países, 24 de los cuales son miembros de la UE. Además, hay 11 países con estatus de país observador y 7 países con estatus de socio permanente internacional. Los países miembros de la IHRA se adhirieron a la Declaración de Estocolmo y como consecuencia tienen la responsabilidad de tratar la cuestión del antisemitismo. Así que, la Declaración de Estocolmo se considera el documento fundador de la IHRA y sirve como la fuente principal de los miembros de la IHRA en la lucha contra el antisemitismo y fortalece los esfuerzos para promocionar la educación sobre el Holocausto.

La “definición” de antisemitismo adaptada por IHRA (2)

Fuente: Misión Diplomática de Palestina en España
http://www.embajadadepalestina.es
E.MAIL: khaldun@embajadadepalestina.es 

Dando a luz a la nación: la matria palestina

Publicado en este medio el 03 de diciembre de 2020

por Clarisa Danae Fonseca Azuara

Este artículo analiza la feminización de la nación palestina partiendo del marco teórico elaborado por Nira Yuval-Davis y Floya Anthias en su obra Woman, Nation, State (1989), donde identifican las vías por las que las mujeres participan en los procesos de construcción de la nación. Se va a prestar especial atención a la mujer como participante en las contiendas
nacionales y como símbolo de identidad.

9781-Texto del artículo-22481-1-10-20180705

Fuente: file:///C:/Users/Carolina/Downloads/9781-Texto%20del%20art%C3%ADculo-22481-1-10-20180705.pdf

Libro para descargar de Ilan Pappé: «Los palestinos olvidados. Historia de los palestinos de Israel»

24 de noviembre de 2020

En memoria de los 13 ciudadanos palestinos asesinados a tiros
por la Policía israelí en octubre de 2000. 

Desde la proclamación del Estado de Israel, hace ya setenta años, varias generaciones de palestinos han vivido como ciudadanos israelíes dentro de las fronteras surgidas del conflicto de 1948. Su situación precaria, a caballo entre los ciudadanos judíos de Israel y los desposeídos palestinos de la Franja de Gaza y de Cisjordania, les ha hecho desarrollar una relación extremadamente compleja con la tierra a la que llaman hogar por más que, en los innumerables debates surgidos a raíz del conflicto palestino-israelí, sus desventuras y vivencias sean a menudo olvidadas y desdeñadas

LospalestinosolvidadoshistoPappeIlan_201122_173445 (1)

 

Julio Cortázar entrevistado por la Revolución Palestina

Foto: traducción y comentarios críticosde Shadi Rohana

03 de noviembre de 2020

Visto desde Latinoamérica, el número más interesante de la revista
palestina Al Karmel es el 3, del verano de 1981. América Latina tenía un lugar prestigioso en aquel número de la revista, que fue publicada por la Unión General de Escritores y Periodistas Palestinos y editada por el poeta Mahmoud Darwish desde las varias etapas de su exilio.

Julio_Cortazar_entrevistado_por_la_Revol (1)

Fuente: https://www.academia.edu/35598960/Julio_Cort%C3%A1zar_entrevistado_por_la_Revoluci%C3%B3n_Palestina?email_work_card=title

Canasta de poetas mexicanos para la Revolución palestina

Imagen: mural ubicado en México: «Viva Zapata, héroe de la Revolución Mexicana – 1915. Viva Abd al Kader al Husseini, héroe de la Revolución Palestina- 1948 ″. Por Burhan Karkoutly»

Por Shadi Rohana

Todos conocemos a Ikram Antaki (Damasco, 1948­Ciudad de México, 2000), cuyas aportaciones eran no solo para entender el pensamiento y cultura árabe aquí en México, sino que, como una intelectual siria y mexicana, abordaba temas tan universales desde la filosofía hasta la actualidad de México. Además, era poeta y novelista en la lengua que adoptó en México, el español, y publicó ensayos en árabe, español y francés.

Canasta_de_poetas_mexicanos_para_la_Revo

Fuente: Https://www.academia.edu/35598982/Canasta_de_poetas_mexicanos_para_la_Revoluci%C3%B3n_palestina?email_work_card=title

Influencia de la poesía de Mahmud Darwish en las nuevas generaciones

14 de agosto de 2020

Por Ahmad Yacoub (Escritor, poeta, investigador y trabajador de la cultura palestino)

Hoy conmemoramos el inicio del viaje a la eternidad del gran poeta Mahmud Darwish; quien como un sol vivo filtra la luz en las páginas de los periódicos árabes; su brillante presencia se extiende hasta Las Profundidades de la Ausencia, como él lo expresaba, lo que deja entrever que su voz está profundamente arraigada en la conciencia árabe y con certeza para la eternidad.

Read More…

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner