¿La primera mujer carpintera de Gaza?

17 de marzo de 2021

Walaa Abu Aisha trabaja en un rinconcito del centro de la Sociedad de Rehabilitación El Amal, en la asediada Franja de Gaza.

Walaa, una mujer palestina, coge sus herramientas y talla piezas de madera convirtiéndolas en arte, un oficio normalmente reservado a los hombres en esa sociedad.

Después de que Walaa trabaje en la creación de sus piezas tradicionales, éstas llegan al mercado, donde los beneficios se destinan al centro que apoya a los discapacitados de Gaza.

En declaraciones a MEMO, Walaa afirma: «Estas actividades formaban parte de mi carrera universitaria, incluida la carpintería».

«Tengo miedo de la motosierra; requiere que sea muy cautelosa, pero tengo fuerza de voluntad para superarlo. La visión que la sociedad tiene de mí también es un obstáculo con el que tengo que lidiar, se preguntan cómo una chica puede trabajar en una carpintería, pero me encanta esta forma de arte y la uso para aportar a través de mis habilidades», añade.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com

Camino despejado para la justicia penal internacional

11 de febrero de 2021
Fuentes: Alainet
 

En una muy esperada decisión dada a conocer este 5 de febrero del 2021, la Sala de lo Preliminar de la Corte Penal Internacional (CPI) decidió que la CPI tiene plena jurisdicción para conocer de exacciones cometidas por Israel y ello, en todos los territorios palestinos, sin excepción de ningún tipo (véanse los comunicados de prensa de la CPI en inglés y en francés).

Por parte de la sociedad civil son varias las organizaciones que expresaron su profunda satisfacción con esta decisión (véase, entre muchos otros textos, el comunicado de prensa de Human Rights Watch).

Esta Sala de la CPI estuvo integrada por tres miembros: una jueza (oriunda de Benín), y dos jueces (de Francia y de Hungría); y fue presidida por el juez húngaro, el cual optó por separarse del criterio de sus dos colegas.

La conclusiones a las que llega la Sala de la CPI en breve

 En su larga sentencia (véase texto completo de 60 páginas), la Sala de la CPI concluye en su parte dispositiva que:

«- that Palestine is a State Party to the Statute; (…)

–  by majority, Judge Kovács dissenting, that, as a consequence, Palestine qualifies as ‘[t]he State on the territory of which the conduct in question occurred’ for the purposes of article 12(2)(a) of the Statute; and (…)

– by majority, Judge Kovács dissenting, that the Court’s territorial jurisdiction in the Situation in Palestine extends to the territories occupied by Israel since 1967, namely Gaza and the West Bank, including East Jerusalem«. 

Como se puede observar, dos jueces de los tres optaron por considerar que la justicia penal internacional es competente para examinar lo que ocurre en todos los territorios palestinos, incluyendo Gaza y Jerusalén Oriental: un escenario particularmente temido por Israel. Algunos de sus aliados (Alemania, Australia, Austria, Brasil, Hungría, República Checa y Uganda) intentaron en los amici curiae presentados en La Haya, convencer a la CPI de declararse incompetente y de limitar su competencia territorial, sin lograr mayores éxitos en su gestión.

Habíamos tenido la oportunidad de analizar el alcance de la demanda presentada por Palestina en el 2018, así como los intentos (desesperados) de Israel y de sus aliados para intentar evitar a toda costa que se concretara lo que se escuchó en La Haya este 5 de febrero del 2021 y que viene a confirmar en todos sus extremos la interpretación hecha por la Fiscalía de la misma CPI (véase nuestra breve nota titulada «Solicitud de investigación contra exacciones militares israelíes procede en todos los territorios palestinos, Gaza incluida. Fiscal de la Corte Penal Internacional«, publicada en el Portal de la UCR, sección Voz Experta, edición del 12/05/2020, y disponible en este enlace).

La actitud desafiante de Israel y de su incondicional aliado norteamericano ante la justicia penal internacional

Cabe recordar que cuando la Fiscalía de la CPI anunció que había procedido a iniciar formalmente una investigación en Palestina en diciembre del 2019,  en Israel, el Primer Ministro y el Ministro de Defensa calificaron a la CPI como antisemita (véase nota del Jerusalem Post y este cable de la agencia Reuters), como parte de las gesticulaciones iracundas del aparato estatal israelí que ya no impresionan mayormente.

Hay que tener presente que Israel pudo beneficiar como nunca antes en la historia de un ocupante de la Casa Blanca (hasta enero del 2021) dispuesto a satisfacer cada una de sus pretensiones y de sus caprichos, tanto en el plano bilateral como multilateral: como parte del abanico de presiones ejercidas sobre la CPI, Estados Unidos adoptó de manera insólita sanciones contra el personal mismo de la CPI en junio del 2020, que tuvimos la oportunidad de analizar (véase nuestra breve nota titulada «A propósito de las sanciones anunciadas por Estados Unidos contra el personal de la Corte Penal Internacional (CPI)» y disponible en este enlace). 

Anteriormente, y como expresión de solidaridad absoluta con Israel, Estados Unidos optó por retirarse del Consejo de Derechos Humanos cuando este órgano de Naciones Unidas votó  una resolución creando un mecanismo para investigar las exacciones israelíes contra los manifestantes palestinos que participaron a la denominada «Marcha del Retorno«, en junio del 2018 (véase al respecto nuestra breve nota titulada «El retiro de Estados Unidos del Consejo de Derechos Humanos: breves apuntes» y disponible  en este enlace). 

Foto de la Embajadora de Estados Unidos en Naciones Unidas saliendo de la sala de sesiones del Consejo de Seguridad al iniciar su alocución el Embajador de Palestina, el 15 de mayo del 2018 en Nueva York. Foto extraída de nota de prensa titulada «EE.UU. se queda solo en la ONU» (La Vanguardia, edición del 16/5/2018)

Más  allá de posturas, vociferaciones y de las amenazas puestas a ejecución por el aliado norteamericano, en julio del 2020 se filtró en la prensa israelí que las autoridades preparaban un lista secreta de cientos de integrantes de sus fuerzas de seguridad  involucrados en actos susceptibles de calificar como crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad (véase nota de Haaretz del 16/07/2020 titulada «Israel drafts secret list of hundred of officials who may stand trial at Internacional Court» y esta otra nota publicada en la misma fecha en The Times of Israel). 

A modo de conclusión

Esta sentencia del 5 de febrero del 2021 viene a finalizar un largo recorrido procesal desde la solicitud de investigación preliminar presentada en mayo del 2018 por Palestina (véase cronograma seguido en este documento oficial de Naciones Unidas) y abrir una nueva y decisiva etapa. 

Con esta decisión, la justicia penal internacional ve despejado el camino para examinar todo lo observado, documentado y denunciado en el territorio palestino desde el mes de junio del 2014, y que tiene enlutadas a tantas familias en Palestina, esperando desde entonces por justicia y clamando por ella. 

El hecho que una jurisdicción internacional como la CPI, por vez primera en la historia del derecho internacional público, se pronuncie sobre el estatuto de Palestina como Estado y acepte examinar lo que ocurre dentro de su territorio, confiere a esta decisión un alcance ya no solamente jurídico, sino altamente simbólico y esperanzador.  

Nicolás BoeglinProfesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, UCR.

Fuente original: https://www.alainet.org/es/articulo/210881

 

Bajo presión, el ejército israelí acepta la alianza con EE.UU

Foto: el jefe del Estado Mayor del ejército de ocupación israelí, Aviv Kochavi, el 12 de noviembre de 2019 en Tel Aviv [Amir Levy/Getty Images].

En el transcurso de las discusiones político-seguridad, el Jefe del Estado Mayor del ejército de Israel, Aviv Kochavi, ha acordado formar una alianza de defensa con Estados Unidos, informó ayer Arabs48.

El sitio árabe informó a Haaretz de que Kochavi aceptó la alianza tras recibir presiones del primer ministro Benjamin Netanyahu.

La cuestión de la adhesión a la alianza cobró mayor importancia durante las elecciones celebradas en marzo de 2020, cuando Netanyahu se presentaba a las mismas y calificó de «gran objetivo» tener esos vínculos con Estados Unidos. Los analistas creen que Netanyahu estaba dispuesto a dar este paso en un esfuerzo por impulsar su posición y hacerle aparecer como una potencia mundial.

El ejército israelí se negó a comentar este asunto, diciendo: «No hablaremos de las discusiones llevadas a cabo por el nivel político a puerta cerrada».

LEER: El Mossad participa en la investigación de la explosión de la embajada israelí en la India

Un funcionario de seguridad dijo que ese paso no podía darse sin la aprobación del jefe del Estado Mayor del Ejército, pero reiteró que Kochavi se había unido a esta alianza bajo presión.

Haaretz señaló que los funcionarios de seguridad criticaron la alianza, señalando que Israel ha estado llevando a cabo la cooperación de defensa mutua con los EE.UU. sin un acuerdo de este tipo. Subrayaron que dicha unión tendría grandes desventajas.

Los funcionarios de seguridad dijeron que tal alianza sería un desafío para Rusia, restringiría los ataques israelíes en Siria, obligaría a Israel a considerar los intereses de EE.UU. en Irak y evitaría posibles ataques israelíes contra objetivos iraníes en Irak, mientras que EE.UU. podría pedir a Israel que no utilice armas estadounidenses en cualquier misión israelí en Oriente Medio.

Sin embargo, los ayudantes de Netanyahu han afirmado que Israel se beneficiaría de ser defendido por sus socios en la alianza.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Durante una conferencia solidaria, 7 países de América Latina reafirman su apoyo a Palestina

02 de diciembre de 2020

En conjunción con el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, por parte de varias instituciones amigas de Palestina, ayer se celebró una conferencia que reunió a 8 parlamentarios de 7 países de América Latina.

Como continuación de la semana de solidaridad con el pueblo palestino en América Latina, que se inició el viernes pasado (27) en conjunción con el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino por parte de varias instituciones amigas de Palestina, ayer se celebró una conferencia que reunió a 8 parlamentarios de 7 países de América Latina.

La conferencia fue inaugurada por la ex parlamentaria argentina y actual miembro del Parlamento de Euralat, Julia Berry, quien moderó la conferencia, que se llevó a cabo a través de Zoom y de varias páginas de medios sociales durante una hora.

Berry dijo en su discurso que «El pueblo palestino está pasando por un momento muy difícil, vemos constantemente imágenes de la encarcelación, la represión y la destrucción de hogares palestinos, es una destrucción que no tiene fin», y subrayó que «los pueblos del mundo, los gobiernos del mundo, las organizaciones del mundo, no pueden mirar fijamente estas terribles imágenes como las que vemos todos los días desde Palestina y no hacer nada».

La conferencia continuó con un discurso del Ingeniero Ricardo Canese, parlamentario uruguayo del Mercosur y Srio. de Relaciones Internacionales del Frente Guasu, quien dijo que: «Es muy importante llegar a la opinión pública, debemos continuar una campaña activa dirigida a otros pueblos para informarlos sobre el reconocimiento de Palestina como el Estado palestino»

Como dijo el ex representante de Guatemala Enrique Álvarez en su discurso: «A pesar de las resoluciones de la ONU, Israel sigue ocupando nuevas tierras. Violando más derechos, el pueblo palestino tiene derecho a vivir en paz, a recuperar sus tierras y a la soberanía. Estos derechos están respaldados con obligaciones internacionales para muchos parlamentarios y diputados.

A las actas de la conferencia siguió un discurso de la representante del Undécimo Distrito Federal, el Grupo Parlamentario de Ecatepec en el Consejo Legislativo de Morena LXIV, Eugenia Hernández, en el que pidió a la comunidad internacional que «presione a sus gobiernos para que reconozcan la necesidad de fortalecer el acuerdo histórico que incluye la lealtad al pueblo palestino en la causa de su independencia». La solidaridad mexicana con el pueblo palestino por su derecho a la libertad. «

Refiriéndose a los derechos del pueblo palestino, la política argentina Cristina Heredia indicó en su discurso que «los principios básicos de los Derechos Humanos no permiten que el pueblo palestino sea violado, y es necesario insistir a todos los pueblos y a sus representantes en que cuanto más representantes tengan, mayor será el número de responsabilidades para defender al pueblo palestino». .

Como destacó el activista político ecuatoriano Camilo Chico en su discurso: «El problema del sistema capitalista es que reprime a este pueblo todos los días, y es nuestro deber como jóvenes defender al pueblo palestino y sus derechos». Es importante mostrar el compromiso de todos los ecuatorianos en este tema».

Al final de la conferencia, y en un mensaje que envió, el ex legislador venezolano Julio Chávez destacó la importancia de apoyar al pueblo palestino y sus derechos. También dijo que «las próximas elecciones en Venezuela el próximo domingo 6 de diciembre, son muy importantes para determinar la posición de la mayoría en el país para apoyar al pueblo palestino en la obtención de sus derechos legítimos».

Cabe destacar que esta conferencia se enmarca dentro de la semana de solidaridad con el pueblo palestino, iniciada por varias instituciones amigas de Palestina, que se prolongará hasta el miércoles 2 de diciembre próximo.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

¿Los reales ganadores del acuerdo Israel-Emiratos Árabes Unidos? Traficantes de armas

15 de octubre de 2020

Foto: 972mag: : El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, el presidente estadounidense Donald Trump, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de los Emiratos Árabes Unidos Abdullah binZayed Al Nahyan y Abdullatifbin Rashid Al-Zayani, ministro de Asuntos Exteriores de Bahréin en la ceremonia de firma de los Acuerdos de Abraham en la Casa Blanca en Washington, 15 de septiembre de 2020. (Avi Ohayon / GPO)]. 

Por Sahar Vardi 

El acuerdo de normalización entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos se presentó como un acuerdo de paz. En realidad es una licencia para que los fabricantes de armas amplíen su base de clientes.

El acuerdo de normalización entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos es, según los líderes de la industria armamentística israelí, una situación en la que todos ganan. Al hablar a fines de agosto en una conferencia de negocios en línea sobre el potencial del acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos, el director ejecutivo adjunto de Israel Aerospace Industries, Eyal Younian (IAI), se mostró exaltado aludiendo al conocimiento regional de Israel y los bolsillos profundos de los Emiratos Árabes Unidos y su «gran apetito por tecnologías avanzadas». IAI es el mayor fabricante de armas de propiedad estatal de Israel y las declaraciones de Younian en la conferencia fueron parte de un enfoque claro sobre posibles acuerdos de armas. Desde esta perspectiva, la normalización fue de hecho una victoria tanto para Israel como para los Emiratos Árabes Unidos, y quizás también para los Estados Unidos, una situación en la que todos ganan.

También hay una historia de que los EAU utilizaron el software de vigilancia israelí. En 2007 los Emiratos Árabes Unidos contrataron a 4D Security Solutions, una empresa con sede en Estados Unidos dirigida por un expatriado israelí, Mati Kochavi, para implementar un sistema de vigilancia «inteligente» en todo Abu Dhabi.

En realidad una parte crucial de la tecnología fue proporcionada por una subsidiaria con sede en Israel, Kochavi’s Logic Industries. (En 2015, la compañía despidió a más de un tercio de su fuerza laboral israelí para mantener un contrato con un cliente del Golfo). Este proyecto, completado en 2016, resultó en «Falcon Eye«, uno de los sistemas de vigilancia de la ciudad más intrusivos del mundo.

En 2016 los Emiratos Árabes Unidos utilizaron el software espía israelí Pegasus, operado por el infame NSO Group, en un intento de piratería informática contra Ahmed Mansoor, un defensor de los derechos humanos emiratí. Hoy Mansoor está cumpliendo una condena de 10 años por su trabajo en derechos humanos.

Dark Matter, un programa de inteligencia cibernética emiratí dedicado a la vigilancia de otros gobiernos, militantes y activistas de derechos humanos críticos con la monarquía, también tiene vínculos con Israel.

Estos son solo los acuerdos que se han hecho públicos hasta ahora. Según algunos en la industria cibernética israelí, que prefieren no hacer público, es un secreto a voces que las nuevas empresas israelíes se establecieron en Chipre para acomodar las ventas a los países del Golfo que prefieren ocultar negocios con empresas israelíes. Solo podemos asumir que esto incluyó a los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin.

Sin embargo, el escenario de beneficio mutuo para las industrias de armas es mucho más grande que una expansión del mercado negociada diplomáticamente. Al margen del acuerdo de tres vías entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos y los Estados Unidos, los dos últimos países llegaron a un acuerdo en el que Estados Unidos venderá aviones de combate F-35 estadounidenses de quinta generación al estado del Golfo a un precio mínimo de 77,9 millones de dólares por unidad. Israel está ahora en el proceso de sopesar qué tipo de «paquete de compensación» obtener del Gobierno de los Estados Unidos a cambio de la ventaja percibida en su «ventaja militar cualitativa» en la región, cuyo mantenimiento ha impedido previamente tales acuerdos de armas. Esta «compensación» se manifestará como parte de la ayuda militar de Estados Unidos a Israel.

An F-35 at the Tinker AFB Air Show in Oklahoma City, May 21, 2017. (Kool Cats Photography/CC BY-NC 2.0)

Un F-35 en el Tinker AFB Air Show en Oklahoma City, 21 de mayo de 2017 (Fotografía de Kool Cats / CC BY-NC 2.0)

En resumen, el acuerdo de normalización permite que tanto la industria de armas israelí como la estadounidense aumenten las ventas a los Emiratos Árabes Unidos, que la industria de armas estadounidense posiblemente aumente (o al menos acelere) las ventas de armas a Israel a través del acuerdo de ayuda militar y, como resultado, Emiratos Árabes Unidos para tener en sus manos sistemas de armas más avanzados.

También hay una capa más de ganancias israelíes en el acuerdo, precisamente en el área donde se supone que Israel “saldría perdiendo”. A mediados de septiembre el gigante de armas estadounidense Lockheed Martin otorgó a Elbit Systems de Israel un contrato para suministrar ensamblajes para el F35. El contrato se suma a otras partes del F35, como sus sistemas de visualización montados en el casco y la pantalla panorámica de la cabina, que Elbit Systems ha estado fabricando durante años.

Con este ganar-ganar-ganar para las industrias de armas, ¿quién sale perdiendo? Dado que los EAU ya están utilizando tecnologías israelíes para evitar la disidencia y la oposición entre sus propios ciudadanos, y considerando el papel de Abu Dhabi en la guerra contra Yemen, los verdaderos perdedores de esta «normalización» son evidentes: los pueblos.

En Jerusalén la pérdida local también es evidente: en primer lugar los palestinos, que acaban de ver a países que históricamente han afirmado apoyar sus derechos e independencia firmar un acuerdo de normalización con su ocupante.

En segundo lugar los israelíes, que ahora se encuentran en un segundo bloqueo total por la COVID-19 en medio de una recesión económica devastadora, tienen que ver a su primer ministro gastar su tiempo y energía en acuerdos de normalización que no tienen ningún efecto en su vida diaria y que solo benefician a los escalones superiores de la sociedad israelí.

Para los ciudadanos estadounidenses, mientras tanto, este acuerdo es solo otro reflejo del complejo militar-industrial-diplomático del país con el cual Estados Unidos comprometió un billón de dólares en el desarrollo del avión de combate F35, dinero que podría haberse gastado en educación, bienestar y,  ahora más que nunca, en sanidad. Perder-perder-perder.

Como activista por la paz, es extraño hacer algo más que apoyar cualquier tipo de tratado de paz. Pero este acuerdo de normalización, que el Gobierno israelí está tratando de vender como un acuerdo de paz, nos obliga a recordarnos lo que realmente queremos decir con paz. Un acuerdo en el que los principales beneficiarios son las industrias armamentistas y las élites económicas y los perdedores son los pueblos, no es un acuerdo de paz. Es un acuerdo de guerra, de gobiernos contra el pueblo.

Sahar Vardi es una activista antimilitarista israelí y está entre los fundadores de Hamushim, un proyecto que desafía la industria militar y el comercio de armas de Israel.

Fuente: https://www.972mag.com/israel-uae-deal-arms-industry/

“Presidente Abbas: las preparaciones están en camino para llevar a cabo elecciones parlamentarias y presidenciales”

Ramallah, viernes 25 de septiembre de 2020 (WAFA)

Presidente Mahmoud Abbas dijo hoy, durante su discurso ante el Debate General del 75º Periodo de Sesiones de la Asamblea General de la ONU que los palestinos se están preparando para llevar a cabo elecciones parlamentarias, seguidas de elecciones presidenciales, y en las cuales participarán todas las facciones y partidos políticos palestinos.

Read More…

La enviada de EE.UU. afirma que otro estado árabe reconocerá a Israel en 2 días

25 de septiembre de 2020

El embajador de EE.UU. ante la ONU afirmó ayer que otro estado árabe reconocerá a Israel en los próximos días, tras los recientes acuerdos de normalización realizados por los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein.

“Bueno, podría ser hoy”, dijo Kelly Craft a Al-Arabiya. “Habrá uno en los próximos días, quizá dos.”

Aunque Craft no nombró explícitamente el próximo país árabe, dijo: “Ciertamente acogeremos con satisfacción el hecho de que Arabia Saudita sea el próximo, pero lo importante es que nos centremos en los acuerdos y no permitamos que el régimen iraní explote las buenas intenciones de Bahrein, los Emiratos o Israel”.

Read More…

Mons. Auza en la ONU: los refugiados palestinos han estado esperando la paz durante 70 años

Refugiados palestinos en Gaza. (AFP or licensors)

13 de noviembre de 2019

La Agencia de las Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) nació en 1949: hasta la fecha, la ONU ayuda a más de 5 millones de refugiados. La Santa Sede todavía espera una solución justa y duradera entre las partes en conflicto.

Read More…

Comunicado de la COPLAC a todas las comunidades de América Latina y el Caribe

20 de mayo de 2019

El Comité Ejecutivo de la COPLAC, como producto de un largo y riguroso trabajo realizado
en conjunto con las instancias correspondientes de la Organización para la Liberación de
Palestina, de la que es parte integrante en calidad de organización de masas , y en uso de
las atribuciones que le competen, ha resuelto convocar a un Congreso Extraordinario a
todas las Federaciones y Organizaciones palestinas en nuestro continente en el plazo más
breve posible, con vistas a cumplir con el mandato estatutario promulgado en el 4º
Congreso de la COPLAC, realizado en octubre de 2017 en la ciudad de Managua, República
de Nicaragua y que dice relación con promover y plasmar los objetivos de unidad entre
todos los palestinos de América Latina y el Caribe.

Read More…

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner