La ayuda internacional ha normalizado el asedio de Israel a Gaza

29 de julio de 2022

Fuentes: Al Mayadeen

«Israel» exige que cualquier ayuda a Gaza pase por su control , ya sea físicamente o con su aprobación. Esto obliga a las organizaciones humanitarias a trabajar con el gobierno colonialista. Estas negociaciones por parte de grupos humanitarios internacionales legitiman implícitamente la autoridad del régimen.

En 2005 Israel anunció la retirada de sus bases militares, puestos de control y asentamientos de Gaza. El fin de la colonización israelí directa sobre Gaza fue eliminado en 2007 por un asedio.

El asedio israelí durante los últimos 15 años ha regulado todos los aspectos de la vida palestina, incluida la salud, la movilidad social, el acceso a los recursos naturales, la electricidad, el agua, las telecomunicaciones y la economía. Según un informe de la ONU de 2020, el bloqueo ha empujado a más de un millón de palestinos en Gaza por debajo del umbral de la pobreza y le ha costado al enclave 16.900 millones de dólares.  

Además del bloqueo total de Gaza, Israel ha llevado a cabo frecuentes ataques militares, matando a miles, hiriendo a decenas de miles y destruyendo casas, escuelas y hospitales. Como tal, lo que el régimen sionista llamó “retirada” en 2005 fue, de hecho, la introducción de una forma nueva y draconiana de gobernar a los más de dos millones de habitantes de Gaza. Una de las tácticas utilizadas  es el control minucioso de las mercancías que entran y salen de Gaza. Durante un tiempo, decidió prohibir productos básicos como el papel, la madera y el cemento.

En 2009,  Tel Aviv incluso rechazó las toallas sanitarias y el papel higiénico . Hizo esto porque podía hacerlo sin tener que rendir cuentas. En 2022, más del 96 por ciento del agua en Gaza no es segura para beber. La tasa de pobreza es del 59 por ciento  y el desempleo es del 45 por ciento.

El asedio israelí ha bloqueado rutinariamente la entrada de medicamentos y equipos médicos a Gaza. Esto ha significado que el tratamiento médico urgente se retrase para unos pocos afortunados y se niegue a la mayoría. Según la Comisión Europea , aproximadamente el 80 por ciento de las personas dependen de la asistencia humanitaria debido al asedio.

Normalizando el asedio

La crisis provocada por el asedio ha provocado que el mundo reaccione con una gran cantidad de ayuda humanitaria.

Durante los últimos 15 años, la comunidad internacional ha donado 5 mil 700 millones de dólares para ayudar a los palestinos en Gaza. Estos esfuerzos de ayuda humanitaria han salvado a los palestinos de Gaza del genocidio. Sin embargo, la ayuda humanitaria internacional se ha convertido sin saberlo en un medio para que Israel continúe con el asedio y lo normalice.

La ayuda ha venido a apoyar lo que dijo Dov Weisglass, como asesor principal del primer ministro Ehud Olmert, en 2006, “poner a los palestinos a dieta ”.

En 2012, se reveló que Israel había calculado permitir, en función del requerimiento promedio de una persona, 2 mil 300 calorías por día para ingresar a Gaza. Esto fue suficiente «para no hacerlos morir de hambre», como afirmó Weisglass.

El entendimiento común de asedio, por lo tanto, no refleja la práctica israelí y debería llamarse una “política de asedio neocolonial”. Esto opera de varias maneras.

Primero, Israel exige que cualquier ayuda a Gaza pase por su control , ya sea físicamente o con su aprobación. El dictado de Israel obliga a las organizaciones humanitarias a trabajar con el gobierno colonialista. Estas negociaciones por parte de grupos humanitarios internacionales legitiman implícitamente la autoridad colonial del régimen.

Además, la ayuda exterior ayuda a Israel como ocupante a desviar sus responsabilidades bajo el derecho internacional, la Convención de La Haya y la Cuarta Convención de Ginebra para proteger a la población palestina y sus propiedades.  Tel Aviv elude su deber porque la ayuda humanitaria está evitando que los palestinos mueran de hambre.

De hecho, Israel se presenta a sí mismo como benévolo al » permitir » que la ayuda humanitaria llegue a Gaza mientras refuerza el dominio. 

La política de asedio neocolonial de Israel también está dirigida a destruir la generosa ayuda humanitaria proporcionada por la comunidad internacional. Los ataques y el asedio a Gaza han causado daños económicos de más de 16 mil millones de dólares entre 2007 y 2018, según el estudio de la ONU .

Eso significa que el bloqueo neocolonial de Israel ha asegurado que, por cada dólar que la comunidad internacional envía a Gaza, Israel impone daños por más de dos dólares. La política de asedio israelí crea así un déficit perpetuo, dejando al pueblo de Gaza en un estado de  crisis humanitaria permanente . 

Es a través de estos y otros medios neocoloniales que Israel ha podido normalizar el sitio de Gaza.

Responsabilizar a Israel

Ahora que el bloqueo de Gaza entra en su decimosexto año, es hora de que la comunidad internacional no solo reforme la entrega de ayuda humanitaria a Gaza, sino que también responsabilice a Israel por su asedio y numerosas violaciones de derechos humanos.

Para exponer las violaciones israelíes y pedirle cuentas, los esfuerzos de socorro deben llevarse a cabo en paralelo a las demandas políticas. En la actualidad, las inversiones de las organizaciones internacionales en ayuda humanitaria superan con creces las campañas de cabildeo político, litigios, educación y movilización de la sociedad civil. 

Tiene que haber una presión sostenida sobre los gobiernos para aislar diplomática y económicamente a Israel .Igualmente, se deben apoyar los esfuerzos para hacer cumplir el derecho internacional. Debería exigirse a Israel que compense los estragos que está causando en el pueblo de Gaza y que responda a los cargos de crímenes de guerra.

La sociedad civil necesita ser educada y movilizada para levantarse en solidaridad. Deben estar preparados para presionar a sus respectivos gobiernos para que aboguen por la justicia, ayuden a poner fin al asedio neocolonial israelí y participen en boicots .

La tragedia que se desarrolla en Gaza no se debe a ninguna causa ambiental o “natural”, sino que está diseñada y provocada por Israel . Vale la pena repetirlo: la tasa de pobreza de Gaza está aumentando no porque sea “pobre”, sino porque a los palestinos en Gaza se les niegan los frutos de su tierra y trabajo por el asedio israelí.

La ayuda humanitaria ofrecida a través de la actual matriz israelí siempre será inadecuada. Nunca elevará a los palestinos de Gaza por encima del umbral de la pobreza.

Si bien la compasión humana une a las personas con el pueblo asediado de Gaza, se debe reconocer que sin una presión paralela (legal, política, económica, diplomática) sobre Israel, la ayuda humanitaria no puede convertir su sufrimiento en normalidad. Hasta que no haya medidas tangibles para poner fin al asedio, la esperanza de una vida mejor o la libertad de los palestinos en Gaza no llegará pronto.

Fuente: https://espanol.almayadeen.net/news/mediosinternacionales/1613475/la-ayuda-internacional-ha-normalizado-el-asedio-de-israel-a

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner
A %d blogueros les gusta esto: