Conoce Palestina: Beit Al Karmeh

27 de junio de 2022

Al este de Kufr Aqab, a ocho kilómetros al norte de Jerusalén, hay un conjunto de edificios de la época otomana que han sido renovados recientemente por el Centro Riwaq de Conservación Arquitectónica. Uno de estos edificios históricos, Hosh Dar Barakat, ha sido alquilado por la Asociación Dalia y abierto con el nombre de Beit Al Karmeh (Casa de las Uvas). Alberga una cocina comunitaria llamada qout (alimento), salas de reuniones, una biblioteca, un espacio de co-working y dos habitaciones para invitados.

Un amplio patio al aire libre da la bienvenida a los visitantes -invitándoles a rememorar cómo vivían sus antepasados- y acoge actos comunitarios. La típica casa campesina de dos niveles con habitaciones con bóveda de crucería tiene una larga escalera exterior que conduce a un balcón desde el que se accede a una espaciosa sala de reuniones bien iluminada. Al lado hay una sala con el techo abierto que conduce a la biblioteca.

Hace seis meses, dos mujeres jóvenes tomaron la iniciativa de abrir una cocina comunitaria que sirve a la gente del barrio y atiende eventos del centro. Cuando la visité a finales de octubre, Abrar, de 29 años, y Samia, de 25, estaban ocupadas preparando platos locales. Detrás de la gran ventana arqueada de la cocina, Abrar preparaba dawali, un plato muy aromático y fragante de hojas de parra envueltas en arroz.

Los dawali de las dos mujeres se preparaban con una especia secreta que realzaba el sabroso sabor del relleno. Esta es una de las comidas palestinas más famosas y el plato que más piden sus clientes. Otras especialidades de la cocina qout son el musakhan, una popular creación palestina a base de pollo y cebollas caramelizadas servida sobre un pan plano bañado en aceite y espolvoreado con zumaque alimonado y piñones tostados. Igualmente popular es el mansaf, un plato de arroz y cordero servido sobre pan fino y cubierto con una generosa porción de una salsa de yogur preparada con jameed (yogur seco), que le da un sabor conmovedor.

La Roca, una estrecha sala con bóveda de crucería que recibe el nombre de una gran roca natural en su pared, sirve como espacio de reunión con ocho asientos. Otras dos habitaciones se utilizan como casa de huéspedes: Majdal, con una cama individual, y Bisan, con una cama doble. Todas las habitaciones están revestidas con azulejos ornamentales tradicionales. Con su moderno mobiliario y sus vivos colores, fusionan el pasado con el presente.

Al-eliyeh ( el ático) es una habitación grande y espaciosa con un amplio balcón que da a la calle principal y a las pintorescas colinas del este. Equipada con mobiliario moderno y la tecnología necesaria para celebrar reuniones, dispone incluso de una cocina americana. La biblioteca aún no se ha llenado de libros, pero ya se utiliza para eventos comunitarios, y acepta donaciones de libros.

Beit Al Karmeh forma parte del programa Al Saha (lit. arena) de la Asociación Dalia, que ofrece una plataforma para reuniones, actos y encuentros comunitarios en los que participantes y visitantes comparten ideas y recursos. Además de Beit Al Karmeh, el programa Al Saha incluye varias instalaciones con espacios de reunión, un huerto orgánico en la sede principal de la Asociación Dalia y el Dukkan, una tienda de segunda mano en Ramallah.

Fuente: This Week in Palestine

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner
A %d blogueros les gusta esto: