Avigdor Feldman: «mientras reflexionaba sobre crímenes de guerra en Ucrania, se cometió un crimen de guerra delante de mis narices»

Foto: bombardeo israelí mata a cuatro niños en una playa de Gaza, año 2014

29 de abril de 2022

Aclaración del traductor: Una ayuda para comprender la lógica detrás de la afamada justicia del Estado Judío

AVIGDOR FELDMAN: “MIENTRAS REFLEXIONABA SOBRE CRÍMENES DE GUERRA EN UCRANIA, SE COMETIÓ UN CRIMEN DE GUERRA DELANTE DE MIS NARICES”

Los abogados Michael Sfard, Dan Yakir y Hassan Jabarin y yo fuimos elegidos por el Conde Munchausen, presidente honorario de la Cruz Roja, para ser enviados a Ucrania a investigar si las partes en conflicto están cumpliendo con las leyes humanitarias de guerra. No hay nadie como nosotros que entienda las leyes de la guerra y la paz, que sepa distinguir entre territorio ocupado y campo de batalla, entre guerreros y civiles no involucrados, entre necesidades de seguridad y saqueo, entre violación y relaciones consentidas entre hombre y mujer.

Adquirimos nuestro extraordinario conocimiento en los cientos de peticiones que presentamos a la Corte Suprema en Jerusalén. Aunque en comparación con los tribunales de Washington, París, Ginebra y Bruselas, nuestro Tribunal Supremo parece un tribunal rural en un koljoz remoto, pero, de hecho, es el único tribunal del mundo que escucha cuestiones de derecho internacional casi todos los días.

Empacamos una pequeña maleta de emergencia, que incluía el libro de Schwarzenegger sobre las leyes de la guerra, el libro de Yoram Dinstein “Derecho internacional parte II”, perdí la parte I, una cinta para el brazo que decía en ruso: “Guardia de la Cruz Roja” y una visera. gorra marcada con una cruz roja fluorescente que brilla en la oscuridad. En el último minuto, el abogado Hassan no viajó, debido a una audiencia urgente en una petición importante en la Corte Suprema. Nos volveremos a encontrar. Del camión vimos fosas comunes, vimos edificios civiles en ruinas, vimos vehículos quemados, vimos los cuerpos de niños y adultos que murieron en el fuego, el frío y el hambre.

—Hasta aquí —dijo el chofer bigote de comadreja, un trabajador ucraniano encubierto de la Cruz Roja, deteniendo el camión con un chirrido de frenos. Descendimos con cuidado por la escalera colgante, directo a un ruidoso gallinero. Michael los saludó con la Cuarta Convención de Ginebra, Dan tenía en sus manos el Tratado de Roma y yo me equipé de la Convención de La Haya de 1899, cerca de mi corazón porque prohíbe disparar de globos aerostáticos.

“Llévanos a tu Corte Suprema”, nos solicitó una joven ucraniana, envuelta en un pañuelo de flores, que se acercó para ver quién había aterrizado en su patio trasero. “Solicitaremos las ordenes Habeas Corpus y Mandamus para dejar de matar civiles”. La dama ucraniana convocó a reservistas uniformados que estaban comiendo en un pequeño buffet de una gasolinera abandonada sin combustible. Armados con rifles checos, los soldados nos condujeron al avión de la Cruz Roja que estaba estacionado en el borde de una pista de aterrizaje. El conde Munchausen nos estaba esperando en el avión. “Informen”, nos ordenó. “Escucha”, dijimos, “nadie obedece las disposiciones de la Convención de Ginebra o las disposiciones humanitarias del derecho internacional. Esto no es Ginebra, nos dijeron, esto es Mariupol, aquí es donde los niños juegan al fútbol con calaveras sin ojos. Israel es aparentemente el único país que enfrenta con cara amarga la protección de civiles en territorios ocupados “.

Cuando regresamos, Hassan nos estaba esperando en el aeropuerto Ben Gurion y su rostro estaba tan oscuro como los bordes de una olla quemada. “¿Qué quieres decir, Hassan?” Le preguntamos y nos habló sobre HCJ 8008/20. El 16 de julio de 2014, en el octavo día del operativo Margen Protector, las fuerzas del ejército de Israel identificaron figuras sospechosas en la playa de Khan Yunis, en la Franja de Gaza. Las figuras estaban cerca de un contenedor utilizado para almacenar armas y atacado el día anterior por las fuerzas de Israel. En estas circunstancias se decidió atacar a las figuras sospechosas desde el aire. Como parte del ataque, se disparó un misil contra el contenedor y, como resultado aparente, uno de los sospechosos fue alcanzado. Después del impacto, las otras figuras comenzaron a correr en dirección a la salida del recinto, y les dispararon otro misil, y fueron alcanzados. En un gran discurso, “desafortunadamente, resultó que, como resultado del ataque, cuatro niños fueron asesinados, todos miembros de la familia Bachar que se encontraban en el complejo”.

NIÑO PALESTINO RESCATADO TRAS ATAQUE ISRAELÍ EN GAZA

Lamentablemente, y en retrospectiva, en un día de verano en la playa de Gaza, Ismail Bachar, de 9 años, Ahad Bachar, 10, Zakaria Bachar, 10 y Muhammad Bachar, 11, fueron asesinados, su estatura promedio era 1.38. El jefe de la Fiscalía Militar decidió no abrir una investigación y dictaminó que el incidente tuvo lugar en un área conocida como complejo naval de Hamas, y en este contexto se formó la idea de que los combatientes de Hamas se reunirían en el complejo para prepararse para luchar contra las fuerzas de Israel. Durante el incidente, se supuso que se trata de combatientes de Hamás. El ataque estaba dirigido precisamente a las figuras sospechosas, respetando el principio de proporcionalidad y utilizando armamento preciso que no se esperaba que causara daños a edificios cercanos o civiles.

El veredicto se dio cuando estábamos en una misión secreta en Ucrania. El Tribunal Supremo rechazó la petición presentada por Hassan Jabarin y Muna Haddad en nombre de la familia Bachar, la Asociación Adalah, la Asociación Al-Mizan y el Centro Palestino de Derechos Humanos. El tribunal se basó principalmente en una audiencia a puertas cerradas celebrada con el consentimiento de los demandantes y sin la presencia de los demandantes. ¿Qué explicaron los representantes estatales solo a la presidenta Esther Hayut y a los jueces Yitzhak Amit y Alex Stein? Podemos adivinar que susurraron que fue durante la temporada de verano en julio, en la playa de Gaza, y los sospechosos eran particularmente bajos y vestían trajes de baño, y que el segundo misil que mató a tres de los niños fue disparado después de que comenzaron a huir, pero fuentes fidedignas dijeron que la fuerza naval de Hamás, que aún no se ha formado, seguramente ya está reclutando gente particularmente baja para tripular submarinos de bolsillo que tienen previsto comprar a los enanos marinos que viven en las Islas Seychelles. Los submarinos enanos, disfrazados de medusas, se lanzarán a las playas de Tel Aviv y Bat Yam y quemarán a los bañistas sin piedad. Entonces, ¿por qué dispararon un misil y mataron a los tres niños que escaparon? Para que nunca lo cuenten al mundo.

La demanda fue denegada, todo está claro y ¿qué más hay que investigar? Como de costumbre, la corte lamenta el decepcionante resultado: niños asesinados y no guerreros enanos. Los jueces incluso encendieron una pequeña luz de justicia en la última línea de la sentencia: “Dadas las circunstancias del caso y en vista de las lamentables consecuencias del incidente, no se impondrán gastos a los demandantes”.

Avigdor Feldman – Abogado

Haaretz, 29-4-22

Traducción

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 29-4-2022

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner