Atletas defienden los derechos del pueblo palestino mientras los organismos deportivos occidentales optan por la hipocresía

05 de mayo de 2022

El pueblo palestino celebra las valientes posturas de atletas y equipos internacionales que se niegan a normalizar el apartheid israelí y denuncian la hipocresía de la acción selectiva de los organismos deportivos internacionales dominados por Occidente en casos de graves violaciones de los Derechos Humanos.

Los organismos deportivos que rigen el fútbol, el tenis, la natación, el judo, la esgrima, el rugby, el voleibol, el atletismo, el baloncesto, el ciclismo, el remo, el boxeo y la gimnasia, entre otros, promulgaron rápidas sanciones contra Rusia por su agresión ilegal contra Ucrania a las pocas semanas de su invasión ilegal de Ucrania. Atletas que han usado sus plataformas para solidarizar con el pueblo ucraniano han sido aplaudidos y celebrados por estos organismos. Sin embargo, muchos de estos mismos organismos, como la FIFA, la UEFA, o la UCI, no sólo han ignorado los crecientes llamados para que Israel se atenga a los mismos principios, sino que también han multado a los clubes de aficionados y han suspendido a atletas que han expresado su solidaridad con el pueblo palestino y que se han manifestado en contra de la agresión y el sistema de ocupación militar, colonialismo y apartheid que Israel lleva a cabo desde hace décadas.

Amnistía Internacional es sólo la última organización de Derechos Humanos que ha declarado a Israel culpable del crimen contra la humanidad que representa el ejercicio de un régimen de apartheid contra la población palestina. En su detallado informe, Amnistía concluye que Israel ha «introducido leyes, políticas y prácticas que discriminan sistemática y cruelmente al pueblo palestino» y pide a los organismos internacionales que cumplan con su deber de defender el derecho internacional.

Mientras los organismos deportivos internacionales no aplican normas moralmente coherentes al tratar las violaciones de los Derechos Humanos, incluso por parte de Estados Unidos y la OTAN, un número cada vez mayor de atletas está optando por hacer importantes sacrificios personales al negarse a limpiar con el deporte la imagen del apartheid israelí. Sólo desde principios de este año, los kuwaitíes Muhammad Al-Fadhli, Abdul-Razzaq Al-Baghli y Muhammad Al-Awadi, los jordanos Musa Al-Qutob, Muhammad Al-Saud, Mahmoud Al-Khatib, Ahmed Al-Borini Muhammad Farhan y Ahmad Al-Battoush, la libanesa Aquilina Al-Shayeb y el argelino Ibrahim Sarkama, y el equipo de hockey femenino iraní se han negado a competir contra representantes deportivos del apartheid israelí.

Tras su victoria en el Campeonato de Optasia de Wimbledon, el campeón de squash egipcio Ali Faraj lo explico muy bien:

«Nadie debería aceptar ninguna matanza en el mundo, ni la opresión, pero nunca se nos ha permitido hablar de política en el deporte, pero de repente ahora se permite. Y ahora que está permitido, espero que la gente también vea la opresión en todo el mundo. Los palestinos han pasado por eso durante los últimos 74 años, pero supongo que como no encaja en la narrativa de los medios de comunicación de Occidente, no podíamos hablar de ello. Así que ahora podemos hablar de Ucrania, podemos hablar de Palestina».

El futbolista español de la primera división, Héctor Bellerín, también comentó:

«Es muy duro ver cómo estamos tan consumidos sólo por esta guerra, pero hay muchas otras que hemos ignorado. No sé si es porque se parecen más a nosotros, o porque este conflicto podría afectarnos más directamente, económicamente o en términos de refugiados. Pero la guerra contra los palestinos ha sido completamente silenciada. Nadie habla de ella. De Yemen. De Irak. Ahora se excluirá a Rusia del Mundial, pero al fin y al cabo, otros países han estado haciendo lo mismo durante muchos años, y nosotros hicimos la vista gorda. Me parece insensible que sólo se dé importancia a ciertos casos, con una determinada narrativa repetida por la prensa. Para ser sincero, me parece muy racista y muy poco solidario, porque la gente está perdiendo la vida en muchos conflictos».

Durante la escalada de violencia de Israel contra la sociedad civil palestina en mayo de 2021, deportistas y equipos enteros expresaron valientemente su solidaridad con el pueblo palestino que vive bajo una brutal opresión del apartheid israelí sin precedentes.

El mundo del deporte se está pronunciando. Es hora de que los órganos de gobierno internacionales tomen medidas moralmente coherentes.

Pedimos a todos los organismos deportivos internacionales que pongan fin a su hipocresía y suspendan al apartheid israelí hasta que respete el derecho internacional y los Derechos Humanos palestinos.

Además, pedimos que se indemnice a todos los atletas, equipos y clubes de aficionados árabes e internacionales que han sido sancionados por defender los derechos de los palestinos en el deporte.

Fuente: Movimiento BDS

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner