Amnistía denuncia el proyecto de ley «autoritario» pro-israelí destinado a negarle la financiación federal de EE.UU.

Foto: la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnes Callamard, ofrece una rueda de prensa en Jerusalén Este el 1 de febrero de 2022. [Mostafa Alkharouf – Anadolu News Agency]

08 de abril de 2022

Amnistía Internacional ha denunciado un proyecto de ley presentado por dos congresistas republicanos acérrimos pro-israelíes, cuyo objetivo es negar la ayuda financiera federal a la organización de derechos humanos. Los senadores Rick Scott y Mike Braun presentaron el proyecto de ley por lo que dicen es la «agenda anti-Israel» del grupo.

«Esta legislación sigue a los informes de que Amnistía Internacional, que ha recibido más de 2,5 millones de dólares en fondos federales en las últimas dos décadas, está utilizando su plataforma como Organización No Gubernamental (ONG) Internacional para fomentar y difundir informes falsos y antisemitas que atacan a Israel, el aliado más fuerte de Estados Unidos en Oriente Medio», dijeron los senadores en un comunicado de prensa presentando el proyecto de ley.

«Amnistía Internacional ha demostrado ser una farsa de organización de ‘derechos humanos’ que perpetúa la propaganda antisemita y se niega a exigir responsabilidades a los regímenes peligrosos y genocidas del mundo, como la China comunista, Irán, Rusia y Venezuela», dijo Scott, insistiendo en que el dinero de los contribuyentes estadounidenses no debe utilizarse para «demonizar a nuestro gran aliado, Israel».

«Amnistía no es ajena a ser blanco de ataques por su trabajo», dijo la rama estadounidense del grupo en un comunicado. «Nuestros llamamientos a la acción para garantizar los derechos humanos para todos nos han obligado a cerrar nuestras oficinas en India y Hong Kong. El gobierno ruso bloqueó recientemente el acceso a Internet en nuestra oficina de Moscú», continuó sugiriendo que el proyecto de ley pro-Israel presentado por Scott y Braun es el tipo de ataque que cabe esperar de los regímenes autoritarios.

Insistiendo en que no le afecta la amenaza, Amnistía dijo: «Si el senador Scott hubiera hablado con algunos de nuestros 10 millones de simpatizantes en Estados Unidos y en todo el mundo, sabría que no nos dejamos intimidar por tácticas autoritarias».

Amnistía afirmó que las acciones de los dos congresistas representan un intento de distraer y desacreditar su investigación. Refutando la acusación de Scott y Braun de que Amnistía es antisemita, el grupo dijo que condenaba todas las formas de odio «en los términos más fuertes posibles».

Tras la publicación de su informe en febrero, en el que Amnistía se unió a otro destacado grupo de derechos humanos para calificar a Israel de Estado de apartheid, los defensores del Estado de ocupación han acusado a Amnistía de antisemitismo. Los partidarios de Amnistía han rechazado la acusación como un intento de difamar al grupo argumentando que durante años ha elaborado innumerables informes en los que se exponen los abusos contra los derechos humanos en todo el mundo y que nadie acusó a Amnistía de racismo hasta que publicó un informe en el que se exponían los crímenes contra la humanidad cometidos por Israel.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner