Suecia «pacífica» se abastece de armas israelíes

06 de abril de 2022

Por Ali Abunimah y BDS Beat 

La semana pasada, Jenny Ohlsson, ministra de desarrollo internacional de Suecia, realizó una visita a Israel y Cisjordania ocupada.

Mientras estaba en Hebrón, posó para una sesión de fotos con niños palestinos y afirmó que le habían hecho la “pregunta más difícil” a la que se había enfrentado en toda la semana.

“¿Por qué no se trata a todos los países y personas por igual en los asuntos globales cuando se trata de atención y apoyo?” preguntaron los niños, dijo ella en un tuit.

“Respondí que es una pregunta justa y prometí luchar contra esa tendencia. Siempre”, dijo Ohlsson. Agregó que “plantearía su preocupación cuando pueda. ¡Voila!”.

La respuesta a la pregunta no es difícil: los palestinos, iraquíes, afganos, yemeníes y otros reciben un trato diferente en Suecia que, digamos, en los ucranianos, porque Suecia, como el resto de Europa, es vasallo de Estados Unidos. Hacen más o menos lo que se les dice.

También hay una fuerte dosis de racismo en sus políticas exteriores: las vidas de los blancos son simplemente más valiosas para ellos.

La promesa de Ohlsson de plantear la “preocupación” de los niños es además una evasión y un intento de encubrir la complicidad directa de Suecia en la ocupación, persecución, colonización y asesinato de palestinos por parte del régimen del apartheid israelí.

Esta complicidad incluye las crecientes compras de armas israelíes por parte de Suecia y la reciente decisión de ofrecer un hogar a un notorio fabricante de armas israelí.

Mientras Ohlsson estaba en Palestina, las fuerzas de ocupación israelíes mataron a Sanad Abu Atiya, de 16 años, durante una incursión en Jenin.

Según un testigo presencial , Sanad recibió un disparo mortal cuando intentaba prestar ayuda a Yazid al-Saadi, un joven de 22 años al que los atacantes israelíes acababan de dispararle en la nuca.

Este último asesinato de un niño palestino no suscitó comentarios, y mucho menos indignación o condena, de Ohlsson o de cualquier otro funcionario europeo, hasta donde este escritor pudo determinar.

Lamentablemente, esa aprobación tácita de los crímenes israelíes es la norma.

Suecia premia la masacre de Gaza

En mayo, Israel bombardeó la Franja de Gaza durante 11 días, matando a más de 250 palestinos, entre ellos casi 70 niños.

Múltiples generaciones de más de una docena de familias fueron aniquiladas en ataques israelíes como la masacre de la calle al-Wihda el 16 de mayo de 2021.

Ese bombardeo israelí en particular de edificios residenciales en la ciudad de Gaza mató a más de 40 palestinos en sus hogares, casi la mitad de ellos niños.

Aunque la llamada comunidad internacional, Estados Unidos y sus clientes euroatlánticos, continuaron apoyando a Israel mientras atacaba la infraestructura civil y mataba a civiles, hubo una ola mundial de solidaridad con los palestinos.

Israel, como suele hacer, anunció que se negaría a cooperar con una investigación independiente sobre crímenes de guerra ordenada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

No satisfechos con no hacer nada mientras Israel masacraba una vez más a civiles indefensos en un territorio ocupado y sitiado, algunos países se aseguraron de recompensar a Israel y tal vez incentivar futuras masacres.

En cuestión de meses, el Reino Unido y los Países Bajos firmaron acuerdos con Israel para aumentar la cooperación militar.

Suecia también, que se promociona a sí misma como una defensora de los derechos humanos y la paz, incluso afirma tener una » política exterior feminista «, participó en el acto.

Poco después de la última matanza masiva en Gaza, la nación nórdica se jactaba de que estaba reforzando sus lazos con el estado del apartheid.

Pero los ministros suecos no pregonaron un desarrollo en particular.

En junio de 2021, ni siquiera dos meses después de la masacre de Gaza, Suecia permitió que Elbit Systems, uno de los mayores fabricantes de armas de Israel, abriera una sucursal en Suecia .

«Suecia es un mercado importante para Elbit Systems y una piedra angular para una mayor expansión en Europa», afirmó Haim Delmar, presidente de Elbit Systems Suecia.

Las ofertas de armas siguieron rápidamente. En enero, la marina sueca firmó un contrato de 27 millones de dólares con Elbit para «sistemas de gestión de combate».

El mes pasado, el ejército sueco firmó otro contrato de 27 millones de dólares con la empresa israelí, esta vez para comprar proyectiles de tanque de 120 mm.

“Creo que esta selección de Suecia subraya el creciente reconocimiento por parte de los ejércitos occidentales de la calidad única de nuestra cartera de productos”, dijo Yehuda Vered de Elbit.

Los palestinos en Gaza pueden atestiguar los terriblemente destructivos efectos de los “productos” de Elbit, que se prueban rutinariamente en ellos.

Es notable que Suecia esté ofreciendo a Elbit Systems una nueva base justo cuando las protestas de acción directa en el Reino Unido están obligando a la compañía israelí a cerrar sus instalaciones allí.

Irónicamente, el fondo de pensiones del gobierno sueco ha prohibido desde 2010 las inversiones en Elbit Systems porque fabrica equipos que Israel utiliza para “violar el derecho internacional”.

Comercio de armas en auge

Aunque se promociona a sí misma como una fuerza para la paz, Suecia es el decimotercer mayor exportador de armas del mundo, según los últimos datos del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo.

De hecho, según SIPRI, los países de América del Norte y Europa representaron el 87 por ciento de las exportaciones de armas del mundo en 2017-21.

En ese período, Israel era el décimo mayor exportador de armas del mundo. Desde su nueva base en Suecia, Elbit quizás pueda expandir aún más esa participación de mercado.

El gobierno socialdemócrata ostensiblemente de izquierda de Suecia ha estado presionando para que se impongan las sanciones más duras posibles contra Rusia por su invasión de Ucrania.

También ha enviado grandes cantidades de armas a Ucrania para luchar contra Rusia.

Rusia “será responsable de su agresión brutal y que viola la ley internacional contra Ucrania”, declaró la ministra de Relaciones Exteriores de Suecia, Ann Linde.

Mientras tanto, Estocolmo se asegura de que Israel sea recompensado por su brutal agresión violatoria del derecho internacional en Palestina durante décadas.

Fuente: https://electronicintifada.net

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner