Israel no cooperará con la investigación de las Naciones Unidas sobre presuntos crímenes de guerra

Foto: fieles musulmanes palestinos rezan cerca de los escombros de una mezquita destruida en Beit Lahia en mayo de 2021. Credit: THOMAS COEX / AFP

17 de febrero de 2022

Por jonathan lis

En una carta redactada enérgicamente del Ministerio de Relaciones Exteriores, Israel acusa a los miembros de la comisión de investigación de la ONU sobre la última guerra de Gaza de parcialidad ‘políticamente motivada’ y posiciones antiisraelíes.

“Israel no cooperará con la investigación de las Naciones Unidas sobre presuntos crímenes de guerra cometidos durante su última guerra en Gaza el año pasado, y ha rechazado una solicitud del presidente de la Comisión de Investigación para reunirse con funcionarios israelíes.

El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo en una carta enviada el jueves a Navi Pillay, ex jefa de derechos humanos de la ONU, que su comisión es parcial y que sus tres miembros, Pillay, Chris Sidoti y Miloon Kothari, tienen posiciones contrarias a Israel.

La carta, redactada con dureza, emitida por el enviado de Israel a las instituciones de las Naciones Unidas en Ginebra, el embajador Meirav Eilon Shahar, ataca personalmente a Pillay por sus posiciones y al Consejo de Derechos Humanos por una decisión «políticamente motivada» de nombrar la comisión.

Funcionarios israelíes temen que la comisión pueda concluir que Israel mantiene un régimen de apartheid contra los palestinos. En marzo, un informe de la ONU acusó a Israel de imponer un “régimen de apartheid”, la primera vez que un organismo de la ONU utiliza ese lenguaje, pero el informe fue retirado más tarde.

Pillay, un jurista sudafricano, ha ocupado varios cargos de alto nivel en la ONU, incluido el de juez en la Corte Penal Internacional.

“Simplemente no hay razón para creer que Israel recibirá un trato razonable, equitativo y no discriminatorio del Consejo, o de esta Comisión de Investigación que usted fue designado para dirigir”, escribió el embajador Eilon Shahar. “Los tres miembros de la Comisión, incluido usted mismo, han asumido repetidamente posiciones públicas y hostiles contra Israel sobre el mismo tema que están llamados a investigar ‘independiente e imparcialmente’”.

Según la carta, Pillay es «bien conocido por defender personalmente una agenda antiisraelí y por numerosos pronunciamientos antiisraelíes, incluido el vergonzoso libelo que compara a Israel con el Apartheid de Sudáfrica, así como por defender la campaña radical de BDS contra Israel».

Otro miembro de la comisión, Kothari, «ha utilizado, terriblemente, términos como ‘limpieza étnica’ y ‘masacre’ en relación con las acciones israelíes», acusó además el embajador. “Curiosamente, ninguna de la información anterior aparece en la biografía oficial de los miembros de la Comisión, tal como se publica en el sitio web del COI”.

En julio, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una propuesta presentada por Pakistán para establecer la comisión. En una medida inusual, no se impuso ningún límite de tiempo al trabajo de la comisión y se encargó a sus miembros que reunieran pruebas que responsabilizaran legalmente a los responsables.

La propuesta de Pakistán, al igual que las propuestas anteriores presentadas por los organismos de la ONU durante los combates, no mencionaba a Hamás ni el lanzamiento de cohetes hacia Israel, ni tampoco las operaciones militares israelíes dentro de la Franja, lo que otorga a la comisión autoridad para investigar los delitos cometidos también dentro del territorio israelí.

La decisión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU permite que el comité investigue los hechos que comenzaron alrededor del 13 de abril, aunque la salva de cohetes hacia Jerusalén que inició la ronda de combates ocurrió el 10 de mayo.

Los funcionarios israelíes creen que el marco de tiempo designado permitirá a la comisión incluir los enfrentamientos que tuvieron lugar en el Monte del Templo y la Puerta de Damasco en la Ciudad Vieja de Jerusalén antes de los combates.

El embajador israelí argumentó que los miembros de la comisión fueron «designados porque estaban contaminados por prejuicios, y en base a su historial de activismo y acusaciones hostiles contra Israel, para garantizar un resultado políticamente motivado que se adapte de antemano… No debería sorprendernos». que Israel, y cualquiera que realmente se preocupe por los derechos humanos y el estado de derecho, tratará el establecimiento del COI, su funcionamiento y sus hallazgos en consecuencia».

Fuente: https://www.haaretz.com

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner