Cómo Israel ataca a su población nativa palestina

Por Yousef M. Aljamal | 08/02/2022 

Todos los indicios sugieren que, desde mayo de 2021, las autoridades israelíes han convertido a los palestinos que viven en Israel en su próximo objetivo. Los israelíes siempre han atacado a los palestinos en Israel y en otros lugares utilizando diferentes métodos, como arrestos y demoliciones de casas; sin embargo, la escalada de mayo de 2021 ha desencadenado un proceso novedoso en el que todos los palestinos de Cisjordania, la Franja de Gaza e Israel comenzaron a actuar como un solo cuerpo, rompiendo la narrativa divisiva de Israel de gazaties, cisjordanos y los “árabes israelíes”. Por un momento real, todos se han convertido en palestinos.

Las autoridades israelíes atacan a los palestinos en Israel aislándolos de sus compatriotas palestinos que viven en la Franja de Gaza, Cisjordania y la diáspora. Un número cada vez mayor de incidentes revela que Israel ve cualquier conexión que los palestinos en Israel tienen con otros palestinos, ya sea cultural, política o económica, como una amenaza a su existencia, un discurso profundamente arraigado en la mentalidad colonialista. Esta campaña israelí de aislamiento de los palestinos ha empujado previamente a los palestinos a usar las redes sociales bajo el hashtag #Mutawasiloun (contactados en árabe), expresando su derecho a estar conectados entre sí.

Esta lógica tiene como objetivo mantener a los palestinos divididos y explica por qué Israel aísla la Franja de Gaza del resto de Palestina. Sin duda, existe una división política palestina, pero la división geográfica israelí ha contribuido en gran medida a ello. Es más, esta división política tiene que ver con la política posterior a Oslo y no incluye a gran parte de la diáspora palestina.

Israel ha mantenido durante mucho tiempo una política que trata a Gaza como una entidad separada y los palestinos que residen allí han recibido un trato más severo, a pesar de que, tras los Acuerdos de Oslo de 1993, llevan los mismos documentos de identidad que se entregaron a los palestinos de Cisjordania. Hoy en día, Israel sigue teniendo la sartén por el mango a la hora de expedir estos documentos de identidad palestinos.

El caso de la estudiante de doctorado, la palestina Somaya Falah, matriculada en la Facultad de Ingeniería Civil y Medioambiental del Instituto Tecnológico Technion-Israel de Haifa, habla de esta realidad. El activismo y los escritos de Falah exponen la destrucción del medio ambiente palestino por parte de Israel y los peligros medioambientales que la ocupación israelí provoca en el entorno. Falah fue interrogada el 27 de enero de 2022 y sometida a arresto domiciliario durante 10 días por participar en una conferencia de la diáspora palestina en España en noviembre de 2021, conocida como Masar Badil, Movimiento de la Ruta Revolucionaria Alternativa Palestina, durante la cual, según las autoridades israelíes, habló con Khaled Barakat, escritor palestino y activista político que reside en Canadá.

«La opresión israelí aumenta después de que nuestro pueblo se haya levantado en mayo de 2021, y existe la intención de ‘darles una lección’. Los palestinos están acostumbrados a esta experiencia», dijo Barakat, natural de Jerusalén, a Politics Today en una entrevista exclusiva, la primera desde la detención de Falah.

«La razón por la que se menciona mi nombre es para que Israel intente ocultar la verdadera historia, que es el ataque a los estudiantes palestinos y el derecho al retorno. Estos fueron los debates de la conferencia que molestaron a los israelíes. Obviamente, asistí a la conferencia en Madrid, ya que fui uno de los organizadores, y vi a todas las personas que asistieron a la conferencia. Fue un acto legítimo y público al que asistieron personas de los cinco continentes», dijo Barakat.

Según las autoridades israelíes, Falah habló del movimiento estudiantil palestino en Israel con otros palestinos de la diáspora, incluido Barakat. En octubre de 2021, las autoridades israelíes clasificaron como terroristas a seis ONG palestinas, entre ellas la Asociación de Apoyo a los Prisioneros y Derechos Humanos Addameer y la Defensa de los Niños Internacional – Palestina (DCIP), que hacen campaña por los derechos de los prisioneros palestinos.

Según la legislación israelí, el hecho de que Falah hable con Barakat está prohibido porque se considera que contacta con «un agente extranjero«. Según esta lógica israelí, un agente extranjero puede ser un activista político, un defensor de los derechos humanos, un estudiante, un familiar o simplemente cualquier palestino que se atreva a pedir la igualdad de derechos para los palestinos después de que Israel se haya negado claramente a concederles un Estado, como ha subrayado una vez más el actual primer ministro de Israel, Naftali Bennet. Bennet dijo que sería «un terrible error crear una entidad diplomática palestina en nuestra tierra». Bennet señaló que Yair Lapid y Benny Gantz, a quienes describió como políticos de izquierda en su gabinete, pueden seguir apoyando la creación de un Estado palestino, pero su «campo» no.

Fuente original: Politics Today

Traducción de Jaldía Abubakra – @Jaldia1 , para PalestinaLibre.org

Fuente: https://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=78003

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner