Israel vuelve a esconderse tras los inútiles muros de su discurso sobre seguridad

03 de febrero de 2022

Por Adnan Abu Amer

Tras años de enfrentarse a las actividades de resistencia palestinas, que se han desarrollado de forma significativa, Israel recurrió a esconderse detrás de los muros. Esta tendencia fue precedida por graves actos de violencia contra los palestinos en Cisjordania y Gaza ocupadas, antes de que Israel recurriera al muro del apartheid construido en tierras palestinas, lo que ha confirmado sus intenciones colonialistas. Sigue controlando y discriminando a los palestinos.

Ahora, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, ha amenazado con construir un «muro de hierro» contra los palestinos en el Néguev, poniendo de manifiesto su incapacidad para enfrentarse y contener a la población beduina residente. Aunque el ejército y la policía israelíes querían aparecer como los verdaderos vencedores en la represión de las protestas de los beduinos en el Néguev, esta demostración de fuerza llevó a Israel a una importante coyuntura: se vio impotente ante decenas de beduinos, a pesar del uso de la fuerza armada.

No es ningún secreto que la resistencia palestina ha infligido grandes pérdidas a la ocupación israelí y ha hecho que los ciudadanos israelíes se manifiesten con sus demandas. Insisten en una línea de separación entre los palestinos y ellos porque los grupos de resistencia han demostrado su capacidad para superar las medidas de seguridad israelíes.

La idea de construir un muro de «seguridad» fue propuesta originalmente por el ala izquierda israelí, como medio para impedir las operaciones de resistencia iniciadas por los palestinos dentro de la Línea de Armisticio («Verde») de 1949, que denota el territorio ocupado en 1948. El ala derecha adoptó la idea como medio para lograr sus objetivos ideológicos de expansión y asentamiento, manteniendo el control sobre todas las zonas palestinas mientras finge que se va.

Mientras que Israel se lamentaba de estar rodeado por un muro de Estados enemigos, ha empezado a construir muros de acero y hormigón dentro y a lo largo de sus fronteras nominales (nunca ha declarado dónde están sus fronteras). Inicialmente modestos y construidos en respuesta a incidentes concretos, los muros han crecido para ajustarse a una determinada visión estratégica de la derecha. La idea fue concebida principalmente para impedir la infiltración de cuadros de la resistencia en la parte de Palestina ocupada en 1948. Los grupos de la resistencia han tenido que encontrar formas de sortear los muros, los túneles, el alambre de espino, las vallas eléctricas y las cámaras de seguridad.

Un manifestante lleva un cartel en el que se lee «Israel es un Estado de apartheid» durante una manifestación en Cisjordania, el 23 de enero de 2019 [ABBAS MOMANI/AFP/Getty Images].

Aunque a la derecha israelí no le gustaba la idea de ningún muro que separara a Israel de sus ambiciones expansionistas, la presión pública insistió en estas precauciones de seguridad, especialmente después de que las operaciones del ejército israelí contra la resistencia fracasaran más o menos. Puede que muchas infraestructuras de la resistencia hayan sido golpeadas, pero la determinación de los combatientes palestinos se ha mantenido firme; están incluso más dispuestos a resistir y ser martirizados que antes.

La construcción de muros alrededor de Israel tiene implicaciones políticas y de seguridad muy importantes relacionadas directamente con la tendencia del Estado colonial a retroceder y esconderse al reconocer que no puede derrotar a la resistencia militarmente. Los muros israelíes son un tributo a la persistencia de la resistencia y un reconocimiento de la derrota por parte de las Fuerzas de «Defensa» de Israel, a pesar de las armas de que disponen.

Esta conclusión ha sido confirmada por una serie de importantes figuras gubernamentales y políticas israelíes, que admiten que la construcción de estos muros representa una gran victoria para los palestinos y un símbolo de la derrota militar de Israel. No son muros de «seguridad» en sí mismos; representan líneas de retirada, más allá de las cuales el ejército sabe que no tiene el control total. Los palestinos no pueden esperar más de lo que ya han conseguido al obligar a Israel a cerrar filas tras los muros de hormigón y el alambre de espino.

Además, algunos israelíes comparan estos muros con prisiones, que encierran a los judíos en lugar de encerrar a los palestinos y que, irónicamente, fueron construidos por los judíos, no por sus enemigos. Los nuevos muros no sólo confinan a Israel en las fronteras de 1967, sino que suponen la pérdida del sueño sionista del «Gran Israel», lo que los convierte en un desastre para Israel desde el punto de vista ideológico, con pocos beneficios para la seguridad. Decenas de miles de colonos judíos ilegales existen «más allá del muro» en las profundidades de la Cisjordania ocupada, lo que ha llevado a muchos a llamarlo el «muro de las ilusiones».

Los propios datos de Israel indican que la mayoría de los cuadros de la resistencia cruzan la Línea Verde hacia el Estado de ocupación a través de los puestos de control y cruces «ordinarios», y no a campo abierto, donde se ha construido la mayor parte del muro del apartheid. Y los muros no pueden detener los misiles y los proyectiles de artillería, a la vez que inmovilizan a los miles de efectivos necesarios para hacer guardia. Por tanto, desde el punto de vista de la seguridad, los muros son ineficaces.

Los círculos de seguridad israelíes también son conscientes de que los combatientes de la resistencia no seguirán utilizando los métodos tradicionales para llevar a cabo sus operaciones, sino que adoptarán nuevas formas, como túneles, documentos de identidad falsos y drones. Todo esto confirma que hay una serie de problemas de seguridad relacionados con los muros de apartheid, de seguridad o de separación de Israel, lo que los hace obsoletos para impedir las operaciones de la resistencia. Creo que acabarán siendo derribados, porque dan más problemas de los que valen.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner