El lobby pro-israelí ve cómo más activistas palestinos salen libres de los tribunales

Foto: activistas de Acción Palestina ocupan el balcón de las oficinas de la empresa de armas israelí Elbit Systems el 6 de agosto de 2021 en Londres, Inglaterra [Guy Smallman/Getty Images].

21 de enero de 2022

Por Yvonne Ridley

Todos sabemos que los grupos de presión política pueden ser influyentes, y que los que apoyan al Estado ocupante de Israel son más influyentes que la mayoría en Occidente. Sin embargo, parece que dicha influencia puede estar disminuyendo, especialmente en lo que respecta a los tribunales británicos. Se ha visto que se ha hecho justicia y, una vez más, se ha hecho a favor de los activistas pro-palestinos que atacaron las mortíferas fábricas de drones de Israel en el Reino Unido.

En lo que se considera otra sorprendente victoria judicial para los activistas de Acción Palestina, el último caso contra el grupo se ha derrumbado después de que el juez haya ordenado que se retiren los cargos. Durante la vista del jueves, la fiscalía no ofreció ninguna prueba después de que los graves fallos de la policía impidieran que los tres activistas tuvieran un juicio justo.

El juicio se centró en una jornada de acción celebrada el 5 de julio del año pasado, cuando tres mujeres de Palestine Action cerraron las instalaciones de Vine Property Management en Birmingham como parte de una campaña más amplia dirigida a los proveedores, socios y arrendadores del fabricante israelí de aviones no tripulados Elbit Systems Ltd. Antes de esto, otros activistas encadenaron las puertas, ocuparon el techo y rociaron el sitio con pintura roja para señalar su complicidad en el asesinato de palestinos. La acción consiguió paralizar las operaciones, ya que los activistas exigieron que se pusiera fin a la complicidad de la empresa inmobiliaria en las operaciones de Elbit y, por extensión, en los crímenes de guerra israelíes.

Las tres mujeres fueron acusadas de daños penales, allanamiento de morada y resistencia a la autoridad tras ocupar las oficinas de Vine Property Management. La empresa opera bajo el nombre de Fisher German y administra la propiedad utilizada por la fábrica de armas de Elbit en Shenstone.

La decisión del tribunal llega apenas un mes después de que otros tres activistas fueran también absueltos de daños penales durante el bloqueo de otra fábrica de Elbit. En diciembre, el Tribunal de Magistrados de Birmingham emitió un veredicto de «no culpabilidad» contra los llamados «Tres de Elbit», que fueron absueltos de causar daños penales cuando bloquearon la fábrica de motores para aviones no tripulados de Elbit en Shenstone (Staffordshire), la misma fábrica gestionada por Vine Property Management. Los abogados de la defensa dijeron durante el juicio que la empresa era cómplice del negocio de derramamiento de sangre de Elbit, y acusaron a la fiscalía de abuso de proceso.

De este modo, los miembros de Palestine Action han ganado de hecho las dos causas judiciales emprendidas contra ellos. Incluso los tribunales parecen entender la necesidad, y la proporcionalidad, de tomar medidas para socavar la complicidad británica en los crímenes de guerra israelíes.

Manifestación en apoyo al grupo de activistas «Acción Palestina» en Leicester, Reino Unido, el 21 de mayo de 2021 [Vudi Xhymshiti/Anadolu Agency].

Lo diferente de este último caso en el que estaban implicados los activistas de Acción Palestina es que se derrumbó prácticamente antes de empezar, lo que permitió a los tres acusados salir en libertad tras un segundo resultado humillante para Elbit. Los activistas, representados por Lydia Dagostino de Kelly’s Solicitors, ni siquiera tuvieron tiempo de presentar su caso sobre la necesidad de tomar medidas para acabar con la complicidad británica en los crímenes de guerra israelíes. Tras el caso, se mostraron exultantes. «Este activismo es necesario y proporcionado a la luz de los crímenes de guerra y los abusos contra los derechos humanos cometidos con los productos de Elbit», explicaron.

«Si incluso el sistema judicial es capaz de reconocer esto, y el CPS es incapaz de presentar un caso viable, Palestine Action ha pedido que se ponga fin al acoso policial, a la intimidación y a que provoquen lesiones físicas cuando detienen a los activistas, detenciones que no terminan sistemáticamente en un juicio exitoso», dijo el grupo en una declaración escrita.

Quizás los policías británicos estarían mejor empleados persiguiendo a los verdaderos villanos que son cómplices de los crímenes de guerra israelíes contra los palestinos. Los drones Hermes y Watchkeeper de Elbit tienen capacidades letales y se despliegan contra civiles palestinos en la asediada Franja de Gaza. El avión no tripulado Hermes es descrito como la «columna vertebral» de las misiones de vigilancia y de selección de objetivos de Israel.

En un caso relacionado, grupos de campaña en Gran Bretaña han reclamado una «enorme victoria» contra Elbit Systems, que según ellos se ha visto obligada a cerrar una de sus fábricas en el Reino Unido tras una protesta directa de 18 meses por parte de Palestine Action. Elbit vendió su negocio Ferranti Power and Control en Manchester a TT Electronics por 12 millones de dólares en un acuerdo que la empresa israelí completó, aparentemente, como parte de la reestructuración de sus operaciones en el Reino Unido.

«La producción de armas, aviones no tripulados y tecnología militar depende de una red interconectada y masiva de empresas cómplices», dijo Palestine Action. «Estamos comprometidos con el desmantelamiento de esta red, exigiendo que las empresas cesen su asociación con Elbit a menos que quieran ser cerradas junto con ellos». El mensaje a todas las demás empresas con las manos manchadas de sangre palestina es sencillo: hasta que no pongan fin a su facilitación de la brutal represión de los palestinos por parte de Israel y rompan sus vínculos con Elbit, Palestine Action les cerrará el grifo y pondrá fin a su contribución al genocidio por ustedes.»

Aunque este mensaje resuena claramente en los tribunales británicos, todavía no ha dado sus frutos en el Parlamento británico, donde, lamentablemente, algunos políticos siguen estando en el bolsillo de Israel. Esto es así a pesar de la impactante exposición de Al Jazeera y la investigación televisiva en cuatro partes The Lobby, que reveló el escandaloso papel de un empleado de la Embajada de Israel en el cabildeo y la selección de políticos británicos. El hecho de que el lobby se sienta capaz de «derribar» a un parlamentario electo, y que tenga el dinero para intentarlo, es una mancha en la política británica.

Yvonne Ridley: La periodista y autora británica Yvonne Ridley ofrece análisis políticos sobre asuntos relacionados con el Oriente Medio, Asia y la Guerra Mundial contra el Terrorismo. Su trabajo ha aparecido en numerosas publicaciones de todo el mundo, de Oriente a Occidente, desde títulos tan diversos como The Washington Post hasta el Tehran Times y el Tripoli Post, obteniendo reconocimientos y premios en los Estados Unidos y el Reino Unido. Diez años trabajando para grandes títulos en Fleet Street amplió su ámbito de actuación a los medios electrónicos y de radiodifusión produciendo una serie de películas documentales sobre temas palestinos e internacionales desde Guantánamo a Libia y la Primavera Árabe.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner