Prisioneros bajo la barbarie

 

¿Cuando una entidad ilegal y que se denomina en su carta de definición como compuesta de una sola raza que desprecia a los restantes seres humanos puede detener a alguna persona?: Nunca. Las entidades ilegales son delincuenciales y deben ser desarmadas y disueltas para que sus miembros, empezando por los máximos responsables sean puestos a disposición de los Tribunales Internacionales.

Habría que ir a la carta fundacional de las Naciones Unidas y comprobar como, en contra de sus principios, la mayoría anglosajona aprobó dividir Palestina como Inglaterra había negociado con el mundo financiero sionazi, para después incentivar la ocupación de Palestina por colonos extraídos de los lugares más apartados del mundo, gentes sin ningún conocimiento ni vínculo con el país que asaltaban.

Pasados 73 años la Resistencia de la población de Palestina da ejemplo admirable de amor a su Patria y causa admiración entre los pueblos, tanto como miedo entre sus agresores, que, sabiendo de su falta de razón buscan por todos los medios de propaganda encubrir su acto general desde su instalación en 1948.

El ente ocupante creó de inmediato prisiones en las que enterrar a quienes, – si sobrevivían a sus expulsiones y crímenes -, capturaban pensando que con aquella Palestina o Palestino entre rejas, en jaulas colgadas al aire día y noche, en celdas de un metro y poco bajo tierra, en mazmorras infectadas de roedores, infestadas por las basuras y malolientes, sin luz y sin ventilación, estuviesen enfermos o enfermas, o con heridas que les habían causado en su secuestro o bajo las torturas más bárbaras, torturas que ellos, los sionazis, declaran ante el mundo que las aplican en cuarteles y prisiones, y como todo lo que se hace llamar Israel es letal para el Derecho Internacional, los Acuerdos de Ginebra y todos los Tratados Internacionales. Luego, si hoy persiste la ilegalidad por encima de los Derechos acordados que procuraban la paz tras la 2ª Guerra Mundial, es que los imperialistas se encubrieron con las declaraciones de entendimiento que burlan desde el primer día de su creación, como tenían acordado desde mucho antes para apropiarse de los bienes de Medio Oriente en alianza con un grupo ansioso de poder y supremacista, con semejante fórmula continúa siendo dominante el modelo imperial, la barbarie que durante todos los siglos de humanización los pueblos llevan intentando superar mediante el entendimiento, los derechos iguales, las independencias y la paz.

Como prueba de semejante barbarie imperante regida por la entidad sionazi, respaldada por sus promotores que hoy dirige EEUU, y ayudan a su sostenimiento regímenes como los europeos convirtiendo a la entidad racista y del apartheid en su mayor socio comercial, como prueba de semejante barbarie, decía, traigo aquí el ejemplo de los Prisioneros Palestinos que están realizando una huelga de hambre porque no tienen otro modo de defender su derecho a la libertad y a la vida. Hay que aclarar que ese mismo acto de autodefensa lo han realizado miles y miles de Prisioneros y Prisioneras, en muchas ocasiones dejándose la vida por reclamar lo más elemental ante semejante monstruo como es el sionazismo.

Los Prisioneros que hoy combaten con sus estómagos vacíos al ocupante extranjero de Palestina son:

Kayed Fasfous, de 36 años, lleva 87 días sin comer.

Miqdad Qawasmeh, de 24 años, lleva 80 días sin comer.

Alaa Al-Araj, de 34 años, lleva 62 días sin comer.

Hisham Abu Hawash, de 39 años, lleva 54 días sin comer.

Rayek Bisharat, de 44 años, lleva 49 días sin comer.

Shadi Abu Aker, de 37 años, lleva 46 días sin comer.

Los tres primeros han sido hospitalizados en estado grave, y otros dos prisioneros en huelga de hambre y por último de sed han caído en un estado de gravedad tal que los han trasladado a la clínica de la prisión. Todos ellos permanecen en prisión bajo lo que los sionazis llaman “detención administrativa”, es decir, sin acusación ni juicio, y su caso es revisable cada 6 meses por la “autoridad” militar.

Hay un caso que tiene que ver directamente con el estado español, es el de la cooperante en salud Juana Ruíz, lleva más de 6 meses en prisión por “detención administrativa”, lo que significa que no hay ni pruebas, ni causa contra la detenida, sometida a las torturas de los sionazis, y se encuentra en una celda en las condiciones ya descritas. El gobierno español. un punto de apoyo más del sionazismo, “impasible el ademán” da todas las señales de encontrarse conforme. Las organizaciones solidarias con Palestina desde el estado español manifiestan su solidaridad con Juana Ruíz y hacen públicos comunicados exigiendo su libertad, sin embargo la entidad ocupante la ha tomado como rehén tratando de que llegue a las organizaciones médicas que ayudan al Pueblo Palestino el mensaje amenazante. La persecución de las misiones humanitarias siempre ha sido una labor de los incivilizados que a lo largo de la Historia han existido, y si tenemos en cuenta la enseñanza nazi de la que han mamado los dirigentes de la entidad sionista, la que aplican renovada, queda claro que la lucha por la libertad de Juana va a ser una reclamación constante ante el régimen español y ante los organismos internacionales.

Otro caso de secuestro por los sionazis es el del profesor y escritor Ahmad Qatamesh. Fue sacado de su casa violentamente asaltada a las tres de la noche por las tropas ocupantes y arrastrado al convoy militar sin que su familia sepa que ha sido de él, ni en qué condiciones está ni dónde le han llevado. El profesor Ahmad Qtamesh, que ha sufrido prisión durante 6 años bajo “detención administrativa” y ha sufrido otras catorce capturas que le han tenido en las mazmorras sionazis durante otros 4 años, y después otro secuestro último en 2019 sin acusación ni juicio para encerrarlo en prisión durante otros 7 meses. Como el profesor hay a lo largo de la historia de los últimos 73 años de ocupación neocolonial cientos de miles de Palestinos y Palestinas, Niños y Niñas y adultos.

En el último comunicado de la Alianza en Defensa de los Detenidos Palestinos se solicita a la Cruz Roja y a la Organización Mundial de la Salud que envíen médicos y especialistas para atender a los Prisioneros y Prisioneras que se encuentran enfermos y heridos y no son atendidos por los neocolonialistas, para que además pueda saberse de sus necesidades y en qué fase de sus enfermedades y sus heridas se encuentran. Hay 700 enfermos en estado grave que necesitan una intervención inmediata, quirúrgica y medicinal, de cáncer, necesitados de tratamientos siquiátricos y sicológicos, que sufren grandes quemaduras y heridas, que tienen Covid-19, … ninguno/ninguna recibe tratamiento porque sus carceleros lo impiden.

Los hijos, las hijas de Palestina en prisión son lo más querido del Pueblo que tanto Resiste al ocupante neocolonial. Solidaridad con Palestina Prisionera.

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista e integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN

Fuente: Rebelión 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner