Las declaraciones de Bennett son hostiles y anti-paz

Foto: primer ministro israelí Naftali Bennett habla en Jerusalén el 12 de octubre de 2021 en Jerusalén [Amir Levy/Getty Images].

Por Ali Abu Hableh

19 de octubre de 2021

El primer ministro del gobierno de ocupación israelí, Naftali Bennett, descartó la firma de un acuerdo de paz con los palestinos, o la creación de un Estado para ellos, durante su gobierno. Prometió continuar con el «crecimiento natural» de los asentamientos y consideró que Jerusalén es la capital de Israel. Estas declaraciones se hicieron durante una conferencia de prensa celebrada el domingo en Jerusalén con la canciller alemana, Angela Merkel. Bennett reiteró su oposición al establecimiento de un Estado palestino independiente, expresando su convicción de que «el significado de un Estado palestino significa que, muy probablemente, se establecerá un Estado del terror, aproximadamente a siete minutos de mi casa y desde casi cualquier punto de Israel».

Bennett se describió a sí mismo como una «persona muy pragmática», señalando que su gobierno está «emprendiendo una serie de acciones sobre el terreno para facilitar las cosas a todos, a los judíos, a los árabes, en Judea y Samaria (término que Israel utiliza para describir Cisjordania) y en Gaza».

A su vez, Merkel expresó su firme apoyo a la solución de los dos Estados, subrayando al mismo tiempo que la seguridad de Israel será una prioridad para cualquier futuro gobierno alemán. Esto se produce en la última visita de Merkel a Israel antes de su retirada de la política.

El portavoz oficial de la presidencia palestina, Nabil Abu Rudeineh, respondió a las declaraciones del primer ministro israelí, Naftali Bennett, diciendo que «la ocupación es la esencia del terrorismo» y explicó que las declaraciones de Bennett son «rechazadas y expresan la ideología colonialista que rechaza la paz y la estabilidad». En su declaración del domingo por la noche, Abu Rudeineh añadió: «El Estado palestino, con Jerusalén Este como capital, es un Estado reconocido mundialmente y es miembro observador de las Naciones Unidas desde el 29 de noviembre de 2012 y, por lo tanto, no necesita la aprobación o el rechazo de Bennett porque el pueblo palestino no renuncia a sus derechos, independientemente de la presión.»

Y añadió: «La verdadera paz no se logrará a menos que se ponga fin a la ocupación israelí de nuestros territorios y lugares sagrados. El pueblo palestino no renunciará a sus derechos y santidades y preservará sus territorios y derechos inalienables.»

Las declaraciones de Bennett transmiten a la administración estadounidense y a la Unión Europea el mensaje de que los israelíes no quieren volver a la mesa de negociaciones para discutir el proceso de paz que conduzca a la creación de un Estado palestino independiente, con Jerusalén como capital. Quienes apuestan por el gobierno de Bennett para lograr la paz, o para volver potencialmente a las negociaciones, se equivocan porque el gobierno de Bennett-Lapid es un gobierno de asentamientos y racista más extremo que el anterior. No es diferente del gobierno de Netanyahu, que también es un gobierno de ocupación, asentamiento colonial y discriminación racial, como el anterior y el anterior.

 

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, en la ceremonia en memoria de los soldados caídos en la Guerra de Yom Kippur de 1973, en Jerusalén, el 19 de septiembre de 2021 [OHAD ZWIGENBERG/POOL/AFP vía Getty Images].

Bennett, con sus declaraciones, es más extremo que Netanyahu. Niega los derechos nacionales palestinos y considera a los palestinos como una comunidad que no tiene derechos políticos, diciendo: «No estamos ignorando a los palestinos, son nuestros vecinos. No van a ir a ninguna parte; nosotros no vamos a ir a ninguna parte». Sin embargo, siguió con su declaración: «Al mismo tiempo, hemos aprendido de la experiencia que un Estado palestino significa que es muy probable que surja un estado terrorista a siete minutos de mi propia casa… Soy una persona muy pragmática. Estamos llevando a cabo una serie de acciones sobre el terreno para facilitar las cosas a todos, a los judíos, a los árabes, en Judea y Samaria, y en Gaza». Cree que lo máximo que su gobierno puede ofrecer a los palestinos son facilidades económicas en el contexto de la seguridad para la economía.

Existe un conflicto en las visiones políticas de los componentes del gobierno de ocupación, especialmente entre el Primer Ministro y el Ministro de Defensa, Benny Gantz, que visitó a Abbas en Ramallah recientemente. Bennett afirmó que «lo que hay es progreso en el campo comercial y económico. Todo el mundo entiende que no hay un camino político hacia un Estado palestino; eso es completamente irrelevante». En opinión de Bennett, «esto no significa que no haya que hacer nada. Al contrario, hay un área en la que podemos avanzar y reducir el tamaño del conflicto; intelectual, comercial y económicamente». En cuanto a la continuación del estado de tensión con Gaza, afirma que está trabajando para detener completamente los cohetes y los globos y devolver a los soldados capturados. También señaló que está tratando de lograr un acuerdo y una tregua con Hamás, que gobierna la Franja de Gaza.

El gobierno de Bennett-Lapid tiene una estructura compleja y es, al mismo tiempo, un gobierno frágil. Su debilidad radica en su inflexibilidad y en su negativa a negociar y reconocer los derechos nacionales y políticos del pueblo palestino, y en las declaraciones de su extremista ministra del Interior, Ayelet Shaked, de que «el primer ministro no se reunirá con él y no tiene intención de hacerlo», refiriéndose al presidente de la AP, Mahmud Abbas, señalando que éste no es un interlocutor. Esto es un fiel reflejo de este gobierno, con el que no podemos contar para lograr la paz». Las declaraciones de Bennett en la rueda de prensa con Merkel reflejan la verdad y la esencia de las opiniones de este gobierno racista de derechas hacia el pueblo palestino.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner