Discurso del Presidente de la COPLAC en la III Convención de la Diáspora en Bethlehem

Su Excelencia, Mahmud Abbas, Presidente del Estado de Palestina
Excelentísimo Señor Primer Ministro del Estado de Palestina,
Mohammad Shtayyeh
Querido y respetado Hermano Anton Salman, Alcalde de la Ciudad
de Bethlehem.
Hermanos Alcaldes de Beit Jala y Beit Sahour
Autoridades civiles y eclesiásticas
Queridas Hermanas y Hermanos de la Diáspora Palestina.
Una vez más y con profundo orgullo, vengo a representar a la
COPLAC, Confederación Palestina Latinoamericana y del Caribe a
esta Convención, cuya finalidad es mantener y sostener el vínculo
indivisible entre el Pueblo Palestino que vive en el territorio de
nuestra Madre Patria, y aquellos que emigraron o que nacieron y
crecieron rodeados por la mística de la añoranza y del amor a la
tierra ancestral representada por nuestra amada Palestina.
Porque esta Convención representa exactamente eso, la
reafirmación de nuestra cultura, de nuestras artes, de nuestra
identidad como pueblo, y cuya preservación es también una forma
de lucha contra aquellos que intentan borrar nuestro origen,
nuestras aspiraciones, nuestro anhelo de libertad y nuestro sueño
de construir una patria palestina independiente y soberana.
También será una oportunidad de confirmar que la identidad
palestina es una sola, más allá del lugar de residencia de cada cual.
Pero también será el ámbito, donde quienes residimos fuera de la
Madre Patria, podamos establecer las iniciativas de cooperación y
solidaridad con quienes más lo necesitan en el territorio palestino,
porque como Diáspora, es nuestro mayor deber y responsabilidad.
Porque es tiempo de que las diferencias sean apartadas para forjar
caminos sólidos de unidad que nos lleven a establecer que nuestra
prioridad, es contribuir como un solo cuerpo a la solidaridad y el
compromiso ineludible con nuestra causa nacional.
Como COPLAC, entendemos y respetamos las diferencias en todos
los ámbitos, pero aquello no puede de manera alguna significar un
impedimento para que, en esa diversidad y en esas diferencias,
abordemos de común acuerdo las tareas y las prioridades que este
tiempo nos imponen. Por nuestros mártires, por nuestros niños,
por nuestros hermanos prisioneros, por nuestros jóvenes, por
nuestros hombres y mujeres que viven día a día enfrentando la
ocupación, nosotros como Diáspora no tenemos el derecho de
distraernos con cuestiones secundarias y muchas veces ajenas al
interés mayor.
Palestina no puede esperar. Y es en ese espíritu que como COPLAC
convocamos a toda la Diáspora a establecer criterios comunes para
que el apoyo y la solidaridad para con nuestro Pueblo, se traduzcan
en hechos reales, en una participación masiva y activa en todas las
instancias que signifiquen el incremento del compromiso que por
nuestro origen y nuestra identidad tenemos para con la Madre
Patria.
Gracias, Hermano Anton Salman por esta invitación. Gracias a todos
quienes han trabajado para que esta Convención realizada en
tiempos difíciles por la pandemia. Sin duda, el éxito acompañara
este gran esfuerzo.
Que Dios guarde a Palestina
Viva Palestina Libre
Y como nos enseñara el Che Guevara: “El presente es de lucha, el
futuro es nuestro”.
Muchas gracias.

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner