Mohammed Hamada coloca a Gaza en el olimpo de los deportes

 

Foto: Mohammed Hamada entrenando en Gaza. Foto por Haneen Harara

02 de septiembre de 2021

Por Haneen Harara

Por primera vez en la historia, Palestina ha participado en la disciplina de levantamiento de peso en los Juegos Olímpicos de Tokio con un jovencísimo atleta gazatí. «Salir de Gaza para competir a nivel profesional, y moverse libremente entre los cruces de Erez o Rafah, es muy complicado por el bloqueo impuesto”

La puesta de sol ilumina el tejado de la casa de Mohammed, mientras entrena con sus pesas. Tiene cara de niño pero sus convicciones y determinación como atleta profesional dejan claro que las apariencias engañan. Con tan solo 19 años se ha convertido en el primer palestino que ha competido en unos Juegos Olímpicos como levantador de peso. Mohammed Hamada vive en el barrio de Toffah en el este de Gaza y recientemente participó en la competición masculina de halterofilia de 96Kg en Tokio 2020. A la temprana edad de 8 años comenzó a practicar este deporte junto a su hermano y entrenador, quién consiguió la medalla de plata en los Juegos Árabes. Inspirado por él, empezó a entrenar con un objetivo bien marcado: ser campeón de Palestina.  “Soy superviviente de tres guerras, viví mi infancia como el resto de los niños de Gaza, una infancia lamentablemente llena de miseria y dolor. Como deportista, lo que me distingue del resto es que mi hermano es mi entrenador, lo sabe todo sobre mí, hace seguimiento de mis ejercicios e intereses y tenemos mucha confianza», comenta Mohammed. En 2018, el atleta comenzó sus primeros viajes de competición a nivel profesional. Participó en el campeonato de Asia Occidental, en los Campeonatos Asiáticos y en el Campeonato Mundial de Uzbekistán. Además, participó en las seis pruebas de clasificación a nivel mundial para llegar hasta Japón, donde le esperaban los Juegos Olímpicos de Tokio. Mohammed se ha convertido en el jugador palestino más joven en participar dos veces en competiciones internacionales en la disciplina de levantamiento de peso y en izar la bandera palestina en foros internacionales. «Durante los Juegos Olímpicos fui el competidor más joven en la categoría de 96Kg. Mi objetivo era lograr un nuevo récord. Hice todo lo posible y obtuve el puesto número 13. Nada más regresar a Gaza, me puse a trabajar duro para prepararme bien para los próximos Juegos en París 2024».  Como palestino y deportista enfrenta numerosas dificultades que podrían hacerle abandonar su pasión y medio de vida. “El rendimiento de los equipos deportivos en los clubes de Gaza está muy desgastado. Salir de la zona para competir a nivel profesional, y moverse libremente entre los cruces de Erez o Rafah, es muy complicado por el bloqueo impuesto a la franja de Gaza desde hace 14 años”.   Su familia y hermanos son sus principales apoyos y le animan en su objetivo de convertirse en un campeón, “me brindan todo lo que necesito para continuar en esta pasión”. El esfuerzo y los entrenamientos que requiere no son más que un sacrificio añadido a la ya extremadamente difícil situación y contexto en el que vive.  Las tensiones en Gaza no ven su fin. Recientemente se han llevado a cabo manifestaciones en la valla perimetral entre Gaza e Israel donde los movilizados reclamaban el fin del bloqueo por parte de Israel. Las manifestaciones dieron lugar a enfrentamientos violentos que hirieron a 40 palestinos, entre ellos un menor de 13 años con un disparo en la cabeza que lamentablemente ha fallecido esta semana. El enclave costero alberga la incertidumbre de todos y todas sus habitantes, incluidos los atletas de élite como Mohammed que tuvo que programar su salida con tiempo para eludir cualquier suceso o inconveniente que le dejara fuera de la competición.  «Viajé antes de la fecha programada a Tokio para evitar cualquier emergencia que pudiera surgir en los cruces».“Es un deporte maravilloso y que me apasiona. Dejé de estudiar tras terminar bachillerato debido a la exigencia de los campamentos deportivos y entrenamientos. Era la única forma de llegar a participar en campeonatos árabes e internacionales”, comenta. Aún así, afirma que su sueño es completar estudios universitarios enfocados en la ciencia deportiva, algo que, según cuenta, le ayudará a ser más profesional. Las guerras y la violencia no le frenan porque su persistencia se inspira en algo más que ganar una medalla, en ganar libertad y reconocimiento para su pueblo.

Fuente: https://www.eldiario.es

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner