Embajador palestino ante la ONU: hay decenas de personas desplazadas por las demoliciones de Israel

30 de junio de 2021

En tres meses, el ejército y las fuerzas israelíes demolieron al menos 72 viviendas, provocando el desplazamiento de 78 palestinos, incluyendo 15 mujeres y 47 niños. Más de 350 personas se han visto afectadas de diversa manera por las demoliciones. Casi mil personas aguardan que el tribunal se pronuncie en el caso de las expropiaciones, mientras se despliega una nueva campaña de demoliciones. Las fuerzas israelíes y los grupos de colonos judíos han incrementado los ataques «violentos y racistas» contra los palestinos en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén Oriental. La acusación proviene del embajador palestino ante las Naciones Unidas, Riyad Mansour, quien se expresó al respecto en varias cartas enviadas al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, al presidente de turno del Consejo de Seguridad (Estonia) y al presidente de la Asamblea General, el turco Volkan Bozkir.

Según Mansour, en apenas tres meses, las «fuerzas de ocupación» demolieron 72 edificios, provocando el desplazamiento de 78 palestinos, incluyendo 15 mujeres y 47 niños que ahora se han quedado sin hogar. En total, más de 350 personas se han visto afectadas de diversa manera por las demoliciones. Además, hay 218 familias palestinas -970 personas (incluidos 424 niños)- que aguardan la sentencia en un caso de expropiación, pendiente en los tribunales.

Para los palestinos, Israel sigue utilizando el pretexto de la seguridad para demoler viviendas, expropiar tierras y proseguir la política de expansión de los asentamientos a lo largo de las carreteras que los conectan. En los hechos, así se impide el surgimiento de un futuro Estado palestino unido. Por otro lado, la mayoría de los edificios se encuentran en zonas que debieran estar bajo el control de la Autoridad Civil Palestina, en base a lo estipulado en los Acuerdos de Oslo.

El diplomático palestino ante la ONU se refiere a la nueva campaña de demoliciones anunciada por el Estado judío. Próximamente se ejecutarán cientos de órdenes de demolición en diferentes partes de Cisjordania, incluida Jerusalén Este: se trata de casas que supuestamente se construyeron «sin permiso». Mansour recuerda el estudio realizado por la ONG israelí Breaking the Silence, según el cual las autoridades rechazan casi el 99% de las solicitudes de construcción presentadas por los palestinos, lo que hace efectivamente imposible construir una vivienda o desarrollar una comunidad de acuerdo con la ley.

Por último, el enviado palestino ante la ONU recuerda la violencia de los colonos armados, que siembran el terror y atacan a los palestinos, mientras se benefician de la protección del ejército y las fuerzas de ocupación. Estos grupos actúan principalmente en Beita, cerca de Nablus, donde operan grupos de colonos extremistas como Lehava, La Familia, Price Tag y Hilltop Youth. Recientemente, los hechos de violencia entre las partes culminaron con la muerte de Ahmed Zaher Bani Shamsa, un muchacho de solo 16 años que recibió un tiro en la cabeza, disparado por las fuerzas israelíes.

«Los niños palestinos se enfrentan a un sinfín de peligros y graves violaciones a manos de Israel, como demuestran los informes del secretario general”, señala Mansour. “Privar a los más jóvenes de la protección que les reserva el derecho internacional”, concluyó, “es un estímulo para «seguir cometiendo crímenes».

Fuente: Asia News

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner