Organizaciones sociales piden a los Estados de la UE que apoyen las resoluciones sobre Palestina en la sesión del Consejo de DD.HH.

24 de febrero de 2021

El 8 de febrero de 2021 el Instituto de Estudios de Derechos Humanos de El Cairo (CIHRS), junto con Al-Haq, Al Mezan, el Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR), 11.11.11 y CNCD.11.11.11, enviaron una carta conjunta a los Estados miembros de la UE adelantándose a la próxima 46ª sesión del Consejo de Derechos Humanos (CDH). En dicha carta instaban a los Estados a apoyar las resoluciones del CDH en relación a Palestina, en particular las referidas a las responsabilidades y la empresa de asentamientos ilegales de Israel.

El llamamiento conjunto se produce a la luz de las continuas violaciones, generalizadas y sistemáticas de Israel contra los palestinos, algunas de las cuales constituyen crímenes internacionales, y de la continua inacción de la comunidad internacional a la hora de abordar la impunidad generalizada de Israel. Las resoluciones basadas en el derecho internacional en relación a la empresa de asentamientos ilegales de Israel, así como la garantía de rendición de cuentas por todas las violaciones del derecho internacional en los territorios palestinos ocupados (TPO), incluido Jerusalén Oriental, están recibiendo, particularmente, un apoyo cada vez menor de los Estados miembros de la UE. 

Las organizaciones destacaron que el apoyo de la UE a estas resoluciones sería coherente con el compromiso adquirido con el marco jurídico internacional y con un enfoque de la cuestión de Palestina basado en los derechos humanos. El apoyo a la rendición de cuentas de Israel y a la justicia en los territorios palestinos ocupados a través de las resoluciones del CDH estaría en consonancia con la firme posición de la UE acerca de la rendición de cuentas en términos más generales, mientras que el apoyo a la resolución sobre los asentamientos confirmaría la posición pública de larga data y los principios de la UE en cuanto a la ilegalidad de los asentamientos israelíes en los territorios ocupados. Los Estados miembros de la UE deben actuar para promover y proteger los derechos humanos en la Palestina ocupada de acuerdo con su responsabilidad como Estados miembro elegidos para el CDH. 

CARTA 

Su Excelencia:

Antes de la 46a sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH) las organizaciones abajo firmantes le instan, como Estado miembro de la ONU y de la UE, a que apoye las resoluciones destinadas a abordar la grave, y cada vez peor, situación del pueblo palestino, especialmente de los que viven en los Territorios Palestinos Ocupados. Las resoluciones abordan las responsabilidades, los derechos humanos, los asentamientos israelíes y el derecho a la autodeterminación. En medio de las violaciones generalizadas y sistemáticas de Israel, hay una urgente necesidad de justicia y rendición de cuentas. Algunas de estas violaciones son equivalentes a crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, y se ven, además, envalentonadas por la impunidad incondicional que la comunidad internacional le brinda a Israel. 

Las graves violaciones de los derechos humanos de los palestinos, cometidas por Israel persisten incluso durante una pandemia mundial, incluido el uso excesivo de la fuerza, la ejecución extrajudicial y el continuo cierre ilegal de la Franja de Gaza. Israel, además, ha intensificado la demolición ilegal de viviendas y propiedades palestinas, que ha alcanzado el máximo nivel en los últimos cuatro años, [1] con el objetivo de continuar alterando la realidad demográfica sobre el terreno y expandiendo su empresa colonial [2]. 

Durante las últimas décadas la ONU ha adoptado numerosas resoluciones y ha establecido diez mecanismos diferentes para investigar y abordar una amplia gama de violaciones israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados [3]. Según la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), de las 551 recomendaciones emitidas desde 2009 por los mecanismos pertinentes del Consejo de Derechos Humanos, Israel aplicó plenamente solo el 0,4%. [4] 

Más recientemente la Comisión de Investigación (CoI) de la ONU de 2018, en relación a las protestas en los Territorios Palestinos Ocupados, [5] instó a Israel, el ACNUDH y los Estados miembros de la ONU a garantizar la rendición de cuentas y las reparaciones por las violaciones cometidas. La CoI también instó a Israel a levantar de inmediato el cierre ilegal y el bloqueo de la Franja de Gaza, que se considera un castigo colectivo. Como seguimiento, la resolución 40/13 (2019) del CDH, adoptada a pesar del escaso apoyo de la UE, [6] exhortó a todos los Estados a promover el cumplimiento del derecho internacional respetando y garantizando el respeto del derecho internacional humanitario en los Territorios Palestinos Ocupados, así como cumpliendo sus obligaciones en materia de sanciones penales e infracciones graves. 

Lamentablemente, los Estados miembros no han cumplido la resolución 40/13 (2019) ni las recomendaciones de la CoI, incluido el deber de ejercer la jurisdicción penal e imponer sanciones y prohibiciones de viaje a los perpetradores. Hoy Gaza permanece completamente aislada bajo un brutal bloqueo aéreo, terrestre y marítimo, y el cierre impuesto por Israel durante casi 14 años. El bloqueo niega los derechos y libertades básicas de los dos millones de palestinos de Gaza y tiene unos efectos devastadores en todos los aspectos de su vida. Las consecuencias son nefastas y deshumanizadoras. 

Mientras tanto, Israel continúa expandiendo exponencialmente su empresa de asentamientos ilegales junto con la escalada de la demolición de casas y propiedades palestinas, lo que sirve para afianzar aún más su anexión de facto de Cisjordania. Una vez más, la inacción de la comunidad internacional y su continuo fracaso en hacer que Israel rinda cuentas, incluso por las anexiones ilegales de Jerusalén Oriental y el Golán sirio, ha permitido que su proyecto de asentamiento colonial prosiga sin tregua. 

Si bien varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, la Asamblea General y el Consejo de Derechos Humanos han reafirmado la ilegalidad de los asentamientos y el no reconocimiento de la anexión de territorios ocupados por parte de Israel, la comunidad internacional no ha tomado medidas para obligar a Israel a poner fin a sus acciones ilegales. 

En 2014 46 de los 47 Estados miembros de la ONU votaron a favor de la resolución sobre los asentamientos 25/28 (2014) en el CDH [7]. Sin embargo, desde entonces el apoyo de la UE a la resolución del acuerdo ha disminuido. La resolución 25/28 (2014) instó a todos los Estados a garantizar que no se tomaran medidas que ayudasen a la expansión de los asentamientos, a implementar los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos en relación con los Territorios Ocupados y a proporcionar información a las personas y empresas sobre los impactos sobre los derechos humanos y las repercusiones legales de la realización de actividades económicas con la empresa de asentamiento. Sin embargo, la publicación de la base de datos de las Naciones Unidas de 2020 de las empresas involucradas en la empresa de asentamientos de Israel expuso la constante complicidad de las corporaciones israelíes, multinacionales y europeas para contribuir a los asentamientos y operar en ellos. 

Su excelencia, 

Una solución sostenible en relación a la cuestión de Palestina debe basarse en los principios del derecho internacional, la responsabilidad y la justicia. Por tanto, es imperativo que la comunidad internacional, incluidos la UE y sus Estados miembros, apoye los esfuerzos para garantizar la rendición de cuentas de Israel en Palestina sin más demora. Una forma de lograrlo es votando a favor de las resoluciones pertinentes sobre la rendición de cuentas y los asentamientos israelíes en la próxima sesión del CDH, mientras se anima a los demás Estados miembros a hacer lo mismo. Como mínimo, los Estados, incluidos los de la UE, deben abstenerse de obstruir cualquier resolución que busque abordar la impunidad y los asentamientos ilegales en los Territorios Palestinos Ocupados a través de un marco compatible con el derecho internacional. 

De acuerdo con el compromiso reiterado de la UE con el marco legal internacional y un enfoque basado en los derechos humanos en los Territorios Palestinos Ocupados, una reanudación europea del apoyo a la resolución del acuerdo es una acción tangible que puede tomarse en consonancia con las declaraciones y la posición de larga data de la UE que afirman la ilegalidad de los asentamientos israelíes. También es fundamental respaldar y proteger el mandato del ACNUDH de actualizar anualmente la base de datos de las Naciones Unidas de empresas involucradas en asentamientos ilegales. 

Al mismo tiempo, un voto a favor de la rendición de cuentas en el CDH complementaría la posición firme de la UE en apoyo de la rendición de cuentas y constituiría un primer paso esencial para abordar la impunidad sistémica de Israel. Para garantizar la no repetición de crímenes internacionales y violaciones graves en los territorios palestinos ocupados, la ONU y los Estados miembros de la UE deben adoptar medidas efectivas que garanticen que los perpetradores rinden cuentas. 

Gracias por su consideración. 

Atentamente, 

Las organizaciones abajo firmantes: 

  1. Cairo Institute for Human Rights Studies (CIHRS) 
  2. Palestinian Center for Human Rights (PCHR) 
  3. Al-Haq 
  4. Al Mezan Centre for Human Rights 
  5. 11.11 
  6. 11.11.11 

Traducido por Pepa Conde, Rumbo a Gaza

Notas:

[1] Véase, por ejemplo, B’Tselem, «En pandemia, de todos los tiempos: El número de palestinos a los que Israel ha dejado sin hogar ha alcanzado su record de los últimos cuatro años” 4 de noviembre de 2020, disponible en: 

https://www.btselem.org/press_ 

[2] Entre marzo de 2020 y enero de 2021 Israel demolió 470 estructuras, incluidas 211 estructuras residenciales, 166 de las cuales estaban habitadas, lo que provocó el desplazamiento de 811 palestinos, incluidos 382 niños. Véase Al Haq et al., “Llamamiento urgente conjunto a los procedimientos especiales de las Naciones Unidas sobre las continuas demoliciones de Israel en medio de una pandemia global”, del 25 de enero de 2021, disponible en: https://www.alhaq.org/cached_ 

[3] Esto se debe en gran parte al fracaso deliberado de Israel de proporcionar a los palestinos un remedio a través de sus mecanismos judiciales. Véase https://www.ohchr.org/EN/ los tiempos: número de palestinos que Israel ha dejado sin hogar, récord de cuatro años», 4 de noviembre de 2020, disponible en: https://www.btselem.org/press_ 

[4] Informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la garantía de la rendición de cuentas y la justicia por todas las violaciones del derecho internacional en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental: revisión integral del estado de las recomendaciones dirigidas a todas las partes desde 2009, junio de 2017 disponible en: https://undocs.org/en/A/HRC/35/19 

[5] El CoI se estableció en el contexto de las protestas de la Gran Marcha del Retorno durante las cuales Israel mató al menos a 214 palestinos, incluidos 46 niños, e hirió a más de 36.000. Ver https://www.un.org/unispal/ 

[6] España fue el único Estado de la UE que votó a favor, con la abstención de Italia, el Reino Unido (entonces) e Islandia; y Austria, Chequia, Hungría y Bulgaria en contra. 

[7] De la UE, Austria, Chequia, Estonia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia y el Reino Unido (entonces) votaron a favor. Estados Unidos votó en contra. 

El texto original: https://cihrs.org/civil-society-urge-eu-member-states-to-support-resolutions-on-palestine-in-upcoming-human-rights-council-session/?lang=en

 
LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner