Incluso si el partido de los colonos pierde, los asentamientos ganan.

Por: Amira Hass

25 de septiembre

Ojalá pudiese, como Gideon Levy, ver el bajo número de asientos en el Knesset ganados por
Yamina como una derrota para los colonos(“The mouse thatroared”, 22 Septiembre). Ojalá
pudiese compartir su punto de vista sobre los asentamientos como un proyecto de los colonos,
quienes están concentrados en este partido. Ojalá pudiera verlos como una minoría que
ingeniosamente creó este monstruo y que es responsable del proyecto más perjudicial y
dañino de la historia del estado. Pero desafortunadamente, los colonos son el producto, no el
creador, de esta política perjudicial. Es el estado el que posee el copyright de proyecto
asentador.

Justo después de 1967, el estado, bajo el gobierno de Mapai, halcones y palomas por igual,
pusieron mira en territorio palestino deseando “arreglar” la oportunidad perdida en 1948.
Los colonos no podrían haberchantajeado ni embaucado a los siguientes gobiernos israelíes si
estos no lo hubieran querido .Y estos gobiernos siguiendo las pautas del secularismo como
YigalAllon, Levi Eshkol, YisraelGalili, GodlaMeir, ShimonPeres and Yitzhak Rabin. Solo por las
definiciones erróneas de la ciencia política y los vestigios de su ideología son llamados
“izquierdistas”.

El supuesto socialista Mapai desarrolló métodos de engaño para retratar a Israel delante de
sus partidos políticos hermanos alrededor del mundo, los cuales les veían a como progresistas,
como un estado que busca la paz y creía en la defensa de los Derechos Humanos. Al mismo
tiempo, se trabajó para evitar que los palestinos desarrollaran un colectivo nacional que
exigiera sus derechos. En este propósito Israel falló, pero no ha parado de anexionarse
territorios.

Los gobiernos de Likud deben mucho a Mapai: Los mecanismos de expulsión y asentamiento
que estaban antes de la operación y después de la fundación del estado, la presente ausencia
de ley de propiedad, la demolición de pueblos en la zona de Latrun y la expulsión de sus
residentes junto con los de los Altos del Golán, la anexión de Jerusalén Este y los pueblos que
lo rodean. Además, la expropiación de las tierras privadas y la construcción de asentamientos
en ellos, diseñando áreas como zonas de fuego cruzado para bloquear el acceso de los
palestinos, en concreto en el valle del Jordán y el monte Hebrón, y negando a las autoridades
locales el derecho a planear y construir en su propia tierra.

Aquellos que creían que el gobierno del segundo Rabino pondría fin a las antiguas injusticias
solo se estaban poniendo en evidencia. Los negociadores de su gobierno plantearon las
trampas de Oslo para los palestinos y el campamento de paz: construyendo
circumbalacionesdurante la fase intermedia, lo cual hace que cualquier negociación para
eliminar los asentamientos en la fase final sea redundante.

Más tarde, continuaron con la partición de Cisjordania y su división en las zonas A, B y C lo que se suponía iba a ser un movimiento temporal. (“No hay fechas sagradas” dijo Rabin) El asentamiento en Hebrón no fue eliminado incluso después de la masacre cometida por Baruch Goldstein y los palestinos
fueron castigados con toques de queda y restricciones de libremovimiento. El bloque de Etzion
recibió un gran obsequio en forma de túnel, los beduinos fueron expulsados para la expansión
de Ma’alehAdumim y la población de Gaza fue expulsada de Cisjordania. Todo encaminado a
impedir el establecimiento de un estado palestino.

La noción de que los colonos se impusieron y su proyecto de una mayoría silenciosa y apática
es parte de la mitología. El gobierno vio como muchos israelíes podrían beneficiarse del
proyecto de asentamientos: Las empresas de construcción y marketing, los generales, la
industria de las armas y la vigilancia, las comunidades ortodoxas no sionistas… Por ello, una
gran red de respaldo fue asegurada entro la gente viviendo fuera de los asentamiento
también.

Una cosa es segura, los colonos han pulido e intensificado la arrogancia parte de cualquier
empresa colonial. Su mesianismo religioso, su egolatría y el peligro que significan. Los procesos
demográficos y económicos han convertido a los sionistas devotos en una avara alta clase
media capitalista. Estos mismos procesos, y la necesidad de guardar el botín, asientan el
camino a los cuerpos de estado como el ejército, ShinBety el Ministerio de Justicia. La
aceptación por parte del estado de los actos de violencia y engaños (lo que deja en manifiesto
a la violencia y engaños del propio estado y ejercito) no derivan del miedo de los colonos, sino
de compartir la misma causa.

https://www.haaretz.com/opinion/.premium-even-if-the-settlers-party-lost-the-settlements-
won-1.7898953
Traducida al español por: Julio Mateos Basco

 

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner