“Jordania concedería ciudadanía a un millón de palestinos dentro del plan de paz de Trump”

Foto: el rey Abdallah II y Donald Trump Foto: Shealah Craighead Casa Blanca Wikimedia Dominio Público

05 de abril de 2019

El diario libanés Al Akhbar reportó que el plan de paz para el Oriente Medio de la Administración Trump, llamado el “Acuerdo del Siglo”, incluye la masiva naturalización de palestinos por parte de Jordania, la cesión de territorios jordanos a Israel y la formación de una confederación tripartita entre Jordania, la Autoridad Palestina y la Administración Civil, un órgano del ministerio de Defensa de Israel que se desempeña como oficina de enlace con los palestinos de Cisjordania.

De acuerdo con el rotativo, que sale a la luz en Beirut, fuentes en Jordania y Egipto indicaron que el esperado plan de paz incluiría un acuerdo regional con un rol activo de varios países árabes en el acuerdo.

A Jordania se le pediría que asiente en forma definitiva a un millón de palestinos que figuran actualmente anotados como “refugiados”. Según el reporte, bajo el marco del plan Jordania concederá la ciudadanía a 300 mil palestinos, incluyendo a aquellos que ya viven en ese país, y que actualmente según el informe no superan la cifra de 200 mil.

El reporte no aclara sobre dónde están ubicados los 800 mil restantes.

En forma similar, se le instará al Líbano otorgar la ciudadanía a todos los palestinos que viven en ese país. Alrededor de 450 mil palestinos (incluyendo en esta cifra a los refugiados originales y sus descendientes nacidos en territorio libanés) residen en el Líbano. El país del cedro les niega a todos ellos la ciudadanía y les restringe sus derechos desde que ingresaron en 1948.

Además, se le pedirá al Reino Hachemita de Jordania que cesa a Israel dos áreas que actualmente el Estado judío le está arrendando.

Naharayim (Al Bqoura), ubicado en el norte de la frontera entre Israel y Jordania, y Tzofar (Al Ghamr) adyacente al distrito israelí de Aravá, en el sur, fueron cedidos en arrendamiento a Israel bajo el telón de fondo del tratado de paz entre Israel y Jordania en 1994.

Sin embargo, en 2018, el rey Abdallah de Jordania anunció que no extendería el arrendamiento por otros 25 años, dejando a los agricultores israelíes que explotan el sitio en la incertidumbre sobre su futuro acceso a esas zonas.

De acuerdo con el reporte de Al Akhbar, tanto Naharayim como Tzofar serían cedidos a Israel.

A cambio, el Reino Hachemita recibiría una compensación de alrededor de 45 mil millones de dólares en subvenciones internacionales y financiamientos para varios proyectos. Además, Arabia Saudita cedería a Jordania, territorio sobre la frontera saudita-jordana equivalente en tamaño a Naharayim y Tzofar.

Se le pediría a Jordania integrar una confederación tripartita con la Autoridad Palestina y con la Administración Civil israelí en Cisjordania, según el reporte. Se trata de un pedido sobre el que Jordania ha señalado sus preocupaciones.

El reporte de Al Akhbar añade que fuentes egipcias dijeron que funcionarios estadounidenses propusieron la idea de facilitar franjas de la península de Sinaí, cerca de la Franja de Gaza, para el establecimiento  de una zona industrial para la creciente población de Gaza.

Mientras que esos territorios no serían anexados a Gaza, según el informe, Egipto les  otorgaría a los trabajadores de Gaza acceso a porciones del norte del Sinaí.

A cambio y como parte de los esfuerzos para desarrollar zonas industriales, Egipto recibiría alrededor de 65 millones de dólares en calidad de subvenciones internacionales y financiamientos para proyectos.

De acuerdo con Al Akhbar, el presidente egipcio Abdel Fatah al Sisis, sería actualizado sobre detalles adicionales del plan, durante su visita a la Casa Blanca, el 9 de abril.

Se prevé que el plan de paz de la Administración Trump sea presentado después de las elecciones en Israel.

Fuente: resumen de distintos medios electrónicos

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner