Palestina critica a Israel por no renovar el mandato a los observadores internacionales en Hebrón

30 de enero de 2019

El Gobierno saliente de Palestina ha criticado este martes la decisión del Gobierno de Israel de no renovar el mandato de los observadores internacionales de la Presencia Internacional Provisional en Hebrón (TIPH, por sus siglas en inglés), lo que ha descrito como una violación de todos los acuerdos firmados entre las partes.

«El Gabinete pide a los países que apoyan el acuerdo que se posicionen contra esta peligrosa postura israelí y que presionen al Gobierno de ocupación inmediatamente para que aplique el acuerdo y deje de actuar por encima de la ley», ha dicho en el comunicado en el que ha anunciado su dimisión en bloque para permitir al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, nombrar un nuevo Ejecutivo.

Por su parte, palestinos residentes en Hebrón han criticado igualmente la decisión del Gobierno de Benjamin Netanyahu, adoptada tras varios incidentes entre miembros del grupo y colonos instalados en la zona durante el último año.

Hebrón es una ciudad cisjordana de 200.000 personas en la que residen alrededor de mil colonos judíos, que cuentan con la protección de un importante despliegue de seguridad por parte de las fuerzas israelíes.

«Los ataques de los colonos aumentarán», ha dicho Aref Yaber, residente en la ciudad, en declaraciones a la agencia de noticias Reuters.

Por su parte, Yishai Fleisher, portavoz de la comunidad judía de la ciudad, ha señalado que los observadores del TIPH «crearon una atmósfera de conflicto, no una atmósfera de paz».

Así, ha señalado que judíos y palestinos han vivido en la ciudad desde hace siglos. «Nos conocemos y estoy seguro de que encontraremos una forma de llevarnos bien si la ayuda noruega», ha remachado.

Los observadores de la TIPH son civiles de Noruega, Dinamarca, Suecia, Suiza, Italia y Turquía que según recoge su misión «observan e informan para mantener la vida cotidiana en la ciudad de Hebrón para crear una sensación de seguridad entre los palestinos de Hebrón».

El Ministerio de Exteriores noruego ha resaltado durante la jornada que la decisión podría suponer una violación de la aplicación de los Acuerdos de Oslo.

«La decisión unilateral puede significar que la aplicación de una parte importante de los Acuerdos de Oslo es interrumpida», ha dicho la ministra de Exteriores noruega, Ine Eriksen Soereide.

«La situación en Hebrón es inestable y caracterizada por el conflicto», ha dicho, antes de agregar que el fin de la misión de observación es «preocupante»

En sus informes, la TIPH recoge violaciones de Derechos Humanos desde 1994 y es garante del Acuerdo de Hebrón de 1997. Consta de una docena de observadores en Hebrón y 64 personas más que trabajan desde el extranjero.

El acuerdo de Hebrón

El propio Netanyahu y el entonces presidente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasir Arafat, firmaron el Acuerdo de Hebrón, que suponía la división efectiva de la ciudad más poblada de Cisjordania en dos sectores: el H1, que incluye el 80 por ciento de la ciudad y que está bajo control absoluto palestino, y el H2, una zona bajo control militar israelí donde varios cientos de colonos judíos viven atrincherados rodeados de 40.000 palestinos cuyos desplazamientos están estrechamente controlados.

Debido al carácter intrínsecamente provisional de la TIPH conforme al Acuerdo de Hebrón, Israel debe renovar su mandato cada seis meses. En el último año los colonos y la derecha israelí han exigido el fin de la misión de observadores tras la difusión de grabaciones de seguridad de un miembro de la TIPH rajando las ruedas de un coche israelí y de otro abofeteando a un niño judío. Ambos fueron expulsados de la misión, pero la presión política sobre Netanyahu no ha dejado de crecer.

El ministro de Seguridad Pública israelí, Gilad Erdan, se ha felicitado por la expulsión y ha asegurado que la TIPH «cooperaba con organizaciones extremistas y fomentaba la deslegitimación de Israel». Para el diputado de Hogar Judío Moti Yogev, la TIPH estaba integrada por «personas que odian a Israel, estaba sesgada y recientemente incluso causó daño personal y material a los judíos».

El consejo de Yesha que aglutina a las colonias judías de Cisjordania ha valorado la «importante noticia» y ha señalado que la TIPH «ha sido durante años una organización activa contra el Estado y ahora dejará de ser parte del panorama de la región».

Cisjordania –incluida Jerusalén Este–, la Franja de Gaza y los Altos del Golán fueron ocupados militarmente por Israel en la guerra de 1967, por lo que la construcción de asentamientos y la colonización de estos territorios supone un crimen de guerra desde el punto de vista del Derecho Internacional.

En Cisjordania viven unos 531.000 colonos judíos, según datos de 2012, parte en colonias consideradas legales por Israel y parte en asentamientos considerados ilegales incluso por el Gobierno israelí. Las cifras actuales podrían ser superiores.

Fuente: Agencia Europa Press

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner