Palestina: Un año más, ¿hasta cuándo?

Foto: el mundo es testigo a diario de los más horrendos crímenes por parte de Israel y no pasa nada.

21 de diciembre de 2018

Por Elson Concepción Pérez

Donald Trump cumple una de sus promesas electorales y traslada la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, en franca violación de todas las resoluciones de la ONU y en desafío a la comunidad internacional.

Mueren 210 palestinos y unos 10 000 han sido heridos, baleados por militares israelíes en la Franja de Gaza en lo que va del 2018. Israel levanta otros cientos de asentamientos judíos en tierras ocupadas de Cisjordania. Suman 982 los niños palestinos presos en cárceles israelíes.

Donald Trump cumple una de sus promesas electorales y traslada la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, en franca violación de todas las resoluciones de la ONU y en desafío a la comunidad internacional.

Jair Bolsonaro gana las elecciones en Brasil y anuncia que seguirá los pasos de Trump y también trasladará la misión diplomática brasileña hacia Jerusalén…

Y lo más reciente: la Asamblea General de la ONU aprueba una nueva Resolución demandando la retirada de Israel del territorio sirio anexado en los altos del Golán. Pero para el actual Gobierno estadounidense y para Israel, el documento no tiene valor alguno. La ocupación sigue y seguirá, declaró el premier israelí.

Un editorial del diario español El País, de este 19 de diciembre, asegura que «lo ocurrido a lo largo del 2018 ha alejado la posibilidad de avanzar hacia una solución. La gestión de la presidencia de Trump ha sido nefasta, tanto por el traslado de su embajada a Jerusalén, lo que provocó un estallido de violencia, como por la reducción de los fondos que destina a los refugiados palestinos… Mientras, el Gobierno israelí de Netanyahu se ha convertido en el más nacionalista de la historia del país con su política de autorización de asentamientos ilegales –más de 400 000 colonos viven entre 2,6 millones de palestinos en Cisjordania– y el cierre de cualquier canal de diálogo».

Lo descrito son apenas botones de muestra de las noticias más recientes del año que termina. Otra vez la heroica Palestina, la que sufre y resiste, levanta su voz al mundo para preguntar ¿hasta cuándo?

Una especie de silencio cómplice es la respuesta. Todo hace indicar que en este mundo las instituciones internacionales como la onu y sus resoluciones, solo son aplicables cuando el gobierno de Estados Unidos quiere usarlas como escudo protector de sus crímenes por todo el mundo. El resto de la humanidad no cuenta.

Es duro decirlo, pero no encuentro otra explicación a que, en el caso palestino, el mundo sea testigo diario de los más horrendos crímenes por parte de Israel, y no pase nada.

Cada día los titulares de los despachos de agencias de prensa –de las que no se pueden abstraer de la realidad– suelen referirse a que «excavadoras israelíes destruyen propiedades palestinas en la ocupada Jerusalén Este». O que fueron demolidas en la acción decenas de tiendas de propiedad palestina en el campamento de refugiados de Shu fat.

Mientras esto sucede, se estima que 550 000 colonos judíos en territorio palestino reciben permisos de construcción y se les admite expandir sus hogares y propiedades, a pesar de vivir en lugares que violan el derecho internacional.

Altos del Golán. Historia de una ocupación ilegal

Hace apenas unos días que la Asamblea General de la onu aprobó una Resolución –otra más– que apoya la soberanía de Siria sobre los altos del Golán y se exige la retirada de los israelíes de la zona.

Por supuesto, Estados Unidos se opuso al igual que el agresor ocupante, Israel. Todos los demás países, 151 en total, aprobaron el texto.

Conocida la noticia, el Primer Ministro sionista reunió a su gabinete para agradecer a la embajadora estadounidense ante la onu, Nikky Haley, y al presidente Donald Trump por la «justa oposición» a la citada resolución. Y para que no haya dudas aseguró que «Israel permanecerá en los Altos del Golán y estos estarán siempre en nuestras manos».

Ese territorio, de 1 800 kilómetros cuadrados, es una meseta ubicada en la frontera entre Israel, Líbano, Jordania y Siria. Del área total, Israel ocupó ilegalmente unos 1 200 kilómetros del territorio sirio durante la Guerra de los Seis Días, en 1967.

La ONU, a través de la Resolución 242 del Consejo de Seguridad, adoptada por unanimidad, lo considera «territorio ocupado».

En 1981, otra Resolución de la onu, la 497, estipula que «la decisión de Israel de imponer sus leyes, jurisdicción y administración al Golán sirio ocupado era nula y sin efecto legal internacional, y exigía a Israel, potencia ocupante, que revocara su decisión».

De acuerdo con el sitio digital Monitor de Oriente, «la estrategia de Israel en el Golán es similar a la que aplica en Cisjordania: iniciar un proceso de colonización que vaya sustituyendo a los autóctonos sirios y palestinos por israelíes y dejar pasar el tiempo para que una realidad étnico-política se imponga en estas regiones y el control de esta área sea indiscutible, de tal forma que el Derecho Internacional resulte inútil».

El sionismo sabe que mientras tenga como protector ante la onu a las administraciones de Estados Unidos, no pasará nada. Para ambos gobiernos, la onu se desgasta en discusiones y resoluciones que no serán aplicadas porque el poder imperial de Washington no quiere.

Vale recordar que la Asamblea General de la onu ha aprobado otras ocho resoluciones condenando la política de Israel en los territorios palestinos ocupados, y en todas ellas Estados Unidos se posicionó del lado israelí. Y ninguna se ha cumplido.

Transcurre un año más y la población palestina se pregunta ¿hasta cuándo?  En todo caso, la comunidad internacional debía tener la respuesta.

LAS CIFRAS DEL SIONISMO EN PALESTINA

-El 60 % de Cisjordania está sometido al control absoluto israelí.

-Más de 100 000 hectáreas de terreno palestino apropiadas para uso de los asentamientos.

-50 000 viviendas y estructuras han sido demolidas por Israel.

-Más de 600 000 colonos israelíes viven en tierras palestinas ocupadas.

-Antes del 2005, más de 9 000 colonos israelíes vivían en Gaza.

-Más de 4,9 millones de palestinos sufren restricciones de circulación a diario.

-Cero investigaciones criminales sobre más de  mil denuncias de tortura.

-Miles de órdenes militares dictadas por Israel desde la imposición de medidas represivas a la población palestina en 1967.

-Hasta el 99 % de las causas celebradas ante tribunales militares israelíes en Cisjordania se resuelven con fallos condenatorios.

-Cada año se exportan productos de los asentamientos por valor de cientos de millones de dólares.

-Desde 1987 se ha dado muerte a más de 10 200 palestinos, a menudo en homicidios ilegítimos. En el mismo periodo, más de 1 400 israelíes han muerto a manos de palestinos.

-El consumo medio diario de agua de la población israelí es, como mínimo, cuatro veces superior al de la población palestina en todos los territorios palestinos ocupados.

-Más de dos millones de personas están atrapadas en la Franja de Gaza, sometidas a un bloqueo por tierra, mar y aire durante diez años. La onu cree que Gaza llegará a ser inhabitable en el 2020.

-El 96 % del agua de Gaza está contaminada y no es apta para el consumo.

El índice de desempleo en los territorios palestinos ocupados era del 27 % en el 2016, frente al 12 % en 1999.

DIEZ VIOLACIONES DE DERECHOS HUMANOS RESULTANTES DE LA OCUPACIÓN ISRAELÍ

-Construcción y expansión de asentamientos ilegales.

-Desalojos y demoliciones de viviendas.

-Desplazamiento forzado y traslado forzoso.

-Restricciones de circulación y castigo colectivo.

-Expropiación de recursos naturales.

-Restricciones del derecho a la vida familiar y a los medios de subsistencia.

-Arrestos arbitrarios, detención administrativa y juicios injustos.

-Tortura y otros malos tratos.

-Homicidios ilegítimos.

-Restricciones de la libertad de expresión, asociación y reunión.

Fuentes: Oficina Central Palestina de Estadística (PCBS),

Datos tomados de: resumenlatinoamericano.org

Fuente: Elson Concepción Pérez, Diario Granma 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner