Jerusalén: una familia de 11 personas se queda sin hogar tras ser ocupada su casa por colonos 

25 de octubre de 2018

Ayer al mediodía un piso situado en el distrito de Silwan fue ocupado por colonos israelíes, después de que sus habitantes palestinos fueran desalojados por soldados israelíes que emplearon fuego real para obligarles a abandonar el edificio.


Después de desahuciar a la familia que vivía en él, el piso fue entregado a una organización de colonos denominada Ateret Cohanim. El piso forma parte de un edificio de cinco plantas situado en el barrio de Batn Al-Hawa en Silwan, al sur de la mezquita de Al-Aqsa. El resto del edificio ya había sido ocupado por colonos en 2015.

Jawad Abu Snaineh había alquilado el piso y había vivido en él durante años con su familia, compuesta por 11 personas, que ahora se ha quedado sin hogar.

Según el Centro de Información de Wadi Hilweh, la familia Abu Snaineh ha evitado durante años que el edificio entero pasara a estar bajo control de los colonos. Esta zona de Jerusalén Este es uno de los objetivos de la organización israelí de extrema derecha Ateret Cohanim, que pretende entregar todas las propiedades palestinas en Jerusalén a manos de los colonos.

Este mismo mes, colonos israelíes se hicieron con el control de tres propiedades palestinas en Jerusalén Este. Posteriormente, los tribunales israelíes legitiman estas ocupaciones. De acuerdo con un informe reciente de la organización israelí de derechos humanos Peace Now:

«Las organizaciones de colonos, provistas de grandes sumas de dinero de donantes anónimos, a través de compañías offshore, están tratando de cambiar de forma esencial el carácter de Jerusalén Este».

Desde 2002, 700 palestinos han sido desalojados de sus casas en Batn Al-Hawa. Sus propiedades pertenecen ahora a la Fundación Benvenisti, que asegura que compró las tierras en fideicomiso a finales del s. XIX para alojar en ellas a judíos procedentes de Yemen. El pasado junio, Israel admitió que la decisión de desahuciar a familias palestinas de Batn Al-Hawa «contenía fallos» y que la naturaleza del fideicomiso no había sido examinada antes de que las tierras fueran transferidas a nombre de los colonos.

A pesar de esta admisión, cientos de palestinos siguen siendo incapaces de acceder a sus propiedades, y se encuentran atrapados en largas y costosas batallas legales en tribunales israelíes que tratan el caso como si se tratara de una disputa de tierras entre dos adversarios iguales.

Fuente: Monitor de Oriente

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner