Palestina insta al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a detener las escaladas israelíes

06 de mayo de 2022

Palestina ha pedido al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que asuma sus responsabilidades y detenga la escalada israelí contra los palestinos y sus santidades, informó la agencia de noticias Anadolu.
Una declaración emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Palestina también instó al Consejo de Seguridad a “tomar las medidas necesarias para presionar al gobierno israelí para que detenga su agresión y escalada contra los palestinos y lo obligue a cumplir con el derecho internacional”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores condenó las violaciones cometidas por el ejército israelí y los colonos en todo el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Este, especialmente los llamados de grupos de colonos extremistas para asaltar la Mezquita Al-Aqsa, izar la bandera israelí en sus terrenos y realizar oraciones judías en sus patios. .

También condenó la destrucción por parte del ejército israelí de grandes extensiones de tierras palestinas, el arranque de cientos de olivos y la agresión a pastores palestinos en Masafer Yatta y las aldeas de Duma y Kufur Malik, y la construcción de una sinagoga en el barrio de Silwan, al sur de Al -Mezquita de Aqsa en Jerusalén Este ocupada.

La declaración señaló que estas violaciones y ataques reflejan la posición oficial israelí de continuar intensificando la situación e implementando sus planes para perpetuar la ocupación, profundizar su sistema de apartheid y aumentar los ataques contra la Mezquita Al-Aqsa para consolidar su división temporal y espacial.

El Ministerio de Relaciones Exteriores palestino responsabilizó plenamente al gobierno israelí por las repercusiones de las continuas escaladas que amenazan con sabotear los esfuerzos internacionales, regionales y estadounidenses destinados a calmar la situación.

“El abandono del Consejo de Seguridad de la ONU de sus responsabilidades y el incumplimiento de sus obligaciones se ha convertido en una tapadera para las violaciones y crímenes racistas y coloniales israelíes contra nuestro pueblo”, agregó.

Durante el mes sagrado del Ramadán, la mezquita de Al-Aqsa y la ciudad de Jerusalén fueron testigos de la tensión entre la policía israelí y los jóvenes palestinos, como resultado de las incursiones diarias en la mezquita por parte de los colonos israelíes.

Grupos extremistas israelíes han llamado a asaltar la Mezquita Al-Aqsa en el Día de la Independencia de Israel a finales de este mes.

Fuente: https://see.news

No le des la espalda a Palestina, Patrick Brown

Foto: Patrick Brown, alcalde de Brampton, Toronto, Canadá. (Foto: Molly Banerjei, vía Wikimedia Commons)

06 de mayo de 2022

Por Pablo Salvatori

Patrick Brown, alcalde de Brampton (un suburbio de Toronto) y candidato a líder del Partido Conservador de Canadá, recientemente tomó una postura inesperada sobre Palestina. Cuando se le preguntó si cree que hay un doble estándar en la forma en que Canadá aborda de manera proactiva el daño innecesario causado a los ucranianos pero no a Palestina, respondió :

«Hago. Por eso he estado denunciando la violencia en Palestina. … Creo que Canadá necesita tener una política exterior equilibrada y con demasiada frecuencia no ha sido equilibrada en el Medio Oriente. … No me interesa ser una oveja que sigue a los demás. Si soy primer ministro, haré lo que crea que es correcto”.

Sin embargo, según el National Post, «el equipo de Brown sugirió que las opiniones del contendiente al liderazgo ‘no estaban representadas con precisión en el artículo».

Esto ya suena como si sus odiosos oponentes le advirtieran a Brown que no defendiera a Palestina. Quizás no deberíamos sorprendernos. La presencia del lobby israelí es omnipresente y siempre está rechazando, si no amenazando, a aquellos que incluso aluden al sufrimiento de los palestinos bajo el opresivo gobierno israelí.

Patricio. Nosotros, aunque nunca amigos cercanos, fuimos juntos a la escuela secundaria: St. Michael’s College. Era un lugar que nos enseñaba principios sobre cómo ser buenos. Sin embargo, está claro que desde que nos graduamos, usted y yo tomamos caminos diferentes en la forma en que buscamos manifestar eso políticamente. Tú estás a la derecha, yo estoy a la izquierda. Tú eres capitalista, yo soy socialista. Aspiras a la dirección de los partidos políticos; Generalmente los detesto. Porque, como observa astutamente la anarquista y filósofa cristiana Simone Weil:

“Los partidos políticos son un mecanismo maravilloso que, a escala nacional, hace que ninguna mente pueda atender al esfuerzo de percibir los asuntos públicos comunes, lo que es bueno, lo que es justo, lo que es verdad. En consecuencia —salvo un ínfimo número de incidencias fortuitas— nada se decide, nada se ejecuta, sino medidas contrarias al interés público, a la justicia y a la verdad”.

Si uno tuviera que confiar la organización de la vida pública al diablo, no podría inventar un artificio más ingenioso.

A pesar de nuestras diferencias, de acuerdo con lo que St. Michael nos enseñó, nunca debemos comprometer nuestra determinación, desviarnos de los juicios moralmente sólidos una vez que los hemos hecho. Por favor recuerda esto. Los felicito por ponerse del lado de Palestina, pero parece que algunos están tratando de hacer que se desvíen. Quieren que te disculpes por tu declaración.

No.

Sabes lo que dijiste bien. El pueblo palestino nunca debería verse obligado a sufrir en absoluto, y mucho menos a causa de la complicidad del gobierno canadiense, como poner armas a disposición de Israel . Conserve al menos el grado de valentía que demostró al criticar la respuesta de Canadá a la opresión palestina, algo que la mayoría de los líderes canadienses no harán ni una sola vez durante su mandato. Di no al vestíbulo. Corresponde a todos los líderes canadienses participar en ese «mal» comportamiento. Cuando se encogen ante el lobby, esos líderes traicionan a Palestina.

Llámalo mal o pecado. No es necesario ser religioso para reconocer que dar la espalda a Palestina es totalmente deplorable. Puede, en ciertos círculos, ganarle votos; más importante aún, significa que Israel, con mayor facilidad, puede continuar oprimiendo y brutalizando a Palestina.

No creo que quieras eso. San Miguel nos enseñó mejor.

Defender lo que es correcto, la verdad de que Palestina debe ser libre de una vez por todas, triunfa sobre la popularidad.

– Paul Salvatori es un periodista, trabajador comunitario y artista residente en Toronto. Gran parte de su trabajo sobre Palestina involucra la educación pública, como a través de su serie de entrevistas recientemente creada, “Palestine in Perspective” ( The Dark Room Podcast ), donde habla con escritores, académicos y activistas. Contribuyó con este artículo a The Palestine Chronicle.
 
Fuente: https://www.palestinechronicle.com

Colonos israelíes incendian tres vehículos de propiedad palestina en Nablus

03 de mayo de 2022

Grupos de colonos israelíes incendiaron tres vehículos de propiedad palestina en la localidad de Urif, al sur de la ciudad de Nablus, en el norte de la Cisjordania ocupada.

Fuentes locales informaron de que los grupos de colonos irrumpieron en la localidad de Urif, atacaron las viviendas palestinas e incendiaron los tres vehículos propiedad de los ciudadanos palestinos Mashhour Shehada, Mahmoud Shehada e Ismael Shehada.

En otro incidente, varios ciudadanos palestinos resultaron heridos y varios vehículos también sufrieron daños durante los ataques perpetrados por los colonos en la ciudad de Nablus el jueves por la noche.

Los colonos israelíes atacan a diario a los palestinos en los territorios ocupados bajo el lema “Price Tag”. Estos ataques siempre quedan impunes para las autoridades de ocupación israelíes.

Estos ataques suelen incluir agresiones a palestinos, pinchazos de neumáticos, pintadas de lemas antiárabes, además de la tala de árboles pertenecientes a agricultores palestinos.

Fuente: Qudsnen

Recordando el ataque de 2021 de Israel a Gaz

06 de mayo de 2022

Qué: La guerra de 2021 de Israel contra Gaza

Cuándo: 6 de mayo de 2021 – 21 de mayo de 2021

¿Qué ocurrió?

La guerra de mayo de 2021 de Israel contra Gaza fue su cuarta gran agresión militar contra la Franja asediada desde que el Estado ocupante impuso un bloqueo total en 2007, creando un desastre humanitario. Semanas de violencia por parte de las fuerzas israelíes y de los colonos de extrema derecha sobre los palestinos en la Jerusalén Oriental ocupada y en el recinto de la Mezquita de Al-Aqsa, precedieron a la ofensiva terrestre y aérea a gran escala sobre Gaza, que denominó «Guardián de los Muros».

En las condiciones ya volátiles creadas por décadas de ocupación, las fuerzas israelíes fueron autorizadas, un mes antes de la ofensiva de Gaza, a desalojar a familias palestinas del barrio de Sheikh Jarrah, en el Jerusalén Oriental ocupado. Las familias habían estado librando una feroz batalla legal en los tribunales israelíes para detener su traslado forzoso y permitir que los colonos israelíes ilegales se hicieran con sus casas y propiedades. Las Naciones Unidas han advertido que las expulsiones previstas podrían constituir «crímenes de guerra».

La expulsión de familias palestinas de sus hogares fue el catalizador de amplias protestas palestinas en todo el territorio palestino ocupado y, posteriormente, dentro de Israel. Las protestas fueron reprimidas brutalmente por las fuerzas israelíes, incluyendo redadas en la mezquita de Al-Aqsa durante el mes sagrado del Ramadán, que coincidió con la escalada de violencia. 100 palestinos resultaron heridos después de que Israel disparara contra los fieles en la mezquita de Al-Aqsa.

Al mismo tiempo, las turbas israelíes de extrema derecha arrasaron los barrios palestinos atacando a los palestinos en Jerusalén mientras cantaban «Muerte a los árabes». En escenas que recuerdan a los pogromos, grupos armados de colonos de extrema derecha judíos atacaron casas y propiedades palestinas, provocando la condena internacional.

Jaled Meshaal, jefe de la oficina en la diáspora del movimiento de resistencia palestino Hamás, calificó de «limpieza étnica» el desalojo de familias palestinas de sus hogares en el barrio de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este. Hamás, considerado un grupo terrorista por Israel y sus aliados en Occidente, también amenazó con tomar represalias en respuesta a la agresión contra los residentes palestinos de Jerusalén y la mezquita de Al-Aqsa. Advirtió que los ataques al lugar sagrado son una «línea roja».

La Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU en los Territorios Palestinos Ocupados (OCHA) afirmó que las fuerzas israelíes hirieron a 1.000 palestinos en Jerusalén Este entre el 7 y el 10 de mayo. Sin embargo, se cree que el número real de heridos es mucho mayor.

Israel siguió a su represión de los palestinos en Jerusalén Oriental con una ofensiva militar total en Gaza. Alegó que la guerra era una respuesta a los cohetes lanzados contra el Estado ocupante por el movimiento de resistencia palestino Hamás.

¿Qué ocurrió después?

Mientras que, por un lado, Israel cedía a la presión internacional y retrasaba el desalojo forzoso de familias palestinas de sus hogares, intensificaba su asalto a Gaza. Más de 253 personas murieron, entre ellas 66 niños y 35 mujeres, tras 11 días de ataques indiscriminados contra la población asediada de Gaza. Otras dos mil resultaron heridas y decenas de miles se vieron obligadas a abandonar sus hogares.

En uno de los ataques con misiles más controvertidos, Israel bombardeó la Torre Al-Jalaa, de 13 plantas, que albergaba importantes agencias de noticias, entre ellas Associated Press. El editor ejecutivo de la agencia estadounidense pidió una investigación independiente. Tras su propia investigación, Human Rights Watch (HRW) desestimó las afirmaciones israelíes sobre que el edificio albergaba terroristas y concluyó que no se encontraron pruebas de operaciones militares en los edificios cuando el bloque fue atacado. En un informe publicado dos meses después, HRW afirmó que «las fuerzas israelíes llevaron a cabo ataques en Gaza en mayo que devastaron familias enteras sin ningún objetivo militar aparente en las cercanías».

En escenas que no se veían en años, hubo imágenes de «despertar» cuando los palestinos de las ciudades de mayoría árabe dentro de Israel marcharon en solidaridad con Gaza y Jerusalén Este contra el Estado de ocupación. Se celebraron protestas en Jaffa, Haifa, Umm Al-Fahm, Nazaret, Lydda, Ramleh, Acre, Tiberíades, Beersheba y otros lugares dentro de lo que los palestinos llaman la Palestina de 1948. Inspirados, los palestinos de Jordania y Líbano, hogar de millones de refugiados cuyos abuelos fueron expulsados por los paramilitares sionistas durante la creación de Israel, también marcharon en solidaridad hacia la frontera de Palestina.

En el interior de Israel, turbas israelíes de extrema derecha lincharon a palestinos, sacando a un hombre de su coche y golpeándolo casi hasta la muerte. Los comercios de los barrios palestinos fueron objeto de actos de vandalismo y las turbas irrumpieron en las casas, aterrorizando a los que estaban dentro. También se incendiaron sinagogas durante la violencia intercomunitaria que desafió las pretensiones de los sionistas de coexistir pacíficamente con sus vecinos «árabes».

Un día antes de que terminara la guerra, Hamás expuso sus condiciones para el alto el fuego diciendo: «Uno, las fuerzas israelíes deben detener las incursiones en el recinto de Al-Asqa y respetar el lugar. Dos, Israel debe detener el desalojo forzoso de los residentes palestinos en el barrio de Sheikh Jarrah. Esta condición se ajusta al derecho internacional, no es sólo una condición esperada por la autoridad de Hamás».

Israel ha intentado comercializar sus logros en la operación de 2021 como un gran éxito, pero muchos vieron la guerra como una derrota para el Estado de ocupación. En los 11 días murieron casi el doble de civiles en Israel que en los 51 días de la guerra de Gaza de 2014. La capacidad de Hamás de disparar andanadas de cohetes contra el Estado de ocupación también expuso las vulnerabilidades del país. Además, la decisión de los palestinos dentro de Israel de unirse en solidaridad fue una poderosa señal de unidad no vista en décadas. Expuso las grietas subyacentes en la sociedad israelí que se manifestaron en el linchamiento de los ciudadanos palestinos de Israel.

Los comentaristas israelíes describieron cómo «‘El Guardián de los Muros’ en Gaza se ha convertido en la guerra fronteriza más fallida e inútil de Israel». Dentro de Israel, resurgió la preocupación por una tercera Intifada en Cisjordania, y muchos expertos advirtieron que las condiciones están maduras para un levantamiento popular. La guerra también supuso un golpe para los llamados «Acuerdos de Abraham». Expuso la mentira y la inutilidad de normalizar las relaciones con Israel, mientras los palestinos siguen viviendo bajo una brutal ocupación militar.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com

Unión Europea: Israel tiene la obligación de proteger a los palestinos y no desplazarlos

La Unión Europea criticó  la sentencia del Tribunal Supremo israelí que aprueba el desalojo de más de 1.000 palestinos en la zona de Masafer Yatta, al sur de la provincia ocupada de Cisjordania, Hebrón.

El miércoles, el Tribunal Supremo israelí dictó una sentencia que allana el camino para la demolición de ocho pequeñas aldeas en Masafer Yatta, una zona situada en el extremo sur de la provincia de Hebrón, en la Cisjordania ocupada.

Como resultado de esta decisión, unos 1.200 palestinos de la zona corren el riesgo de ser trasladados por la fuerza de sus hogares y de que se destruyan sus comunidades de forma inminente.

“Según el derecho internacional, los traslados forzosos individuales o masivos y la deportación de personas protegidas de los territorios ocupados están prohibidos, independientemente de su motivo”, dijo la UE en un tuit.

La UE añadió: “Como potencia ocupante, Israel tiene la obligación de proteger a la población palestina y no desplazarla”.

Los residentes de Masafer Yatta y los grupos de derechos israelíes afirman que muchas de las familias palestinas que viven allí han residido permanentemente en la zona desde antes de que Israel capturara Cisjordania en la Guerra de los Seis Días de 1967.

La Asociación para los Derechos Civiles en Israel (ACRI), que junto con los residentes de Masafer Yatta presentó una petición contra la expulsión, dijo que el veredicto tendría “consecuencias sin precedentes”.

“El Tribunal Superior ha autorizado oficialmente que se deje a familias enteras, con sus hijos y sus ancianos, sin un techo sobre sus cabezas”, dijo la ACRI en un comunicado.

Fuente: WAFA

La Suprema Corte israelí ordena expulsar a 1.300 palestinos en Cisjordania ocupada y la destrucción de sus hogares

06 de mayo de 2022

La «Justicia» israelí que no tiene jurisdicción ni autoridad o poder para intervenir en asuntos de territorios ajenos ocupados, nuevamente se presta para servir y dar un aparente carácter legal a los planes estratégicos de la colonización israelí y el despojo de las propiedades y tierras palestinas que de acuerdo con todos los convenios y resoluciones de la legalidad internacional corresponden a territorios ocupados

La Suprema Corte israelí aprobó la expulsión de mil 300 ciudadanos palestinos, así como la destrucción de sus hogares de la comunidad beduina palestina de Masafer Yatta, una zona rural de ocho aldeas en el sur de Cisjordania, tras hacer oficial que el área es una zona de entrenamiento del ejército de Tel Aviv.

Después de una batalla legal de dos décadas, la Corte emitió su fallo la noche del miércoles con el argumento de que estos enclaves palestinos, cuyos habitantes han mantenido un modo de vida nómada distintivo durante generaciones, viviendo de la agricultura y el pastoreo, no eran residentes permanentes de la zona cuando el ejército israelí la declaró por primera vez zona de tiro en la década de 1980.

“Sin aviso, en medio de la noche, el Tribunal Superior de Justicia de Israel publicó un veredicto con consecuencias sin precedente”, denunció la Asociación por los Derechos Civiles en Israel, que ha representado a los residentes durante todo el proceso.

Roni Pelli, abogado de la agrupación, expuso que el fallo es definitivo y que no está claro si se pueden tomar más medidas legales. El desplazamiento forzado de las comunidades podría ocurrir en cualquier momento, señaló a Ap.

Las autoridades de Tel Aviv argumentaron que los residentes sólo usaban el área para la agricultura estacional y que no tenían estructuras permanentes allí en ese momento. En noviembre de 1999, las fuerzas de seguridad expulsaron a unos 700 aldeanos y destruyeron viviendas, sostuvo la asociación. La batalla legal comenzó al año siguiente.

La zona es conocida por los pobladores como Masafer Yatta y por los israelíes como Colinas del Sur de Hebrón.

Los residentes de Masafer Yatta y los grupos de derechos israelíes afirman que muchas de familias musulmanas han residido permanentemente en la zona de 3 mil hectáreas desde antes de que las autoridades de Israel capturaran Cisjordania, en la Guerra de los Siete Días de 1967, y que su desa-lojo constituiría una violación del derecho internacional.

La Corte destacó que la puerta seguía abierta para que los aldeanos se pusieran de acuerdo con los militares sobre el uso de partes de la tierra con fines agrícolas e instó a los involucrados en buscar una avenencia.

“Esto demuestra que este tribunal forma parte de la ocupación”, comentó Nidal Abu Younis, alcalde de Masafer Yatta. “No vamos a abandonar nuestros hogares. Nos quedaremos aquí”.

El grupo israelí de derechos humanos B’Tselem hizo un llamado a la comunidad internacional el jueves para evitar que se lleve a cabo la transferencia, en lo que sería uno de los mayores desplazamientos de palestinos en décadas.

Alrededor de 600 mil israelíes viven actualmente en más de 200 asentamientos dentro de los territorios palestinos ocupados, una situación que en 2016 el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas describió como una clara violación del derecho internacional, por lo que pidió a Israel que pusiera fin a esta agresión.

Cisjordania ha estado bajo el gobierno militar de Tel Aviv durante casi 55 años. Masafer Yatta se encuentra en 60 por ciento del territorio donde la Autoridad Nacional Palestina tiene prohibido operar. Los palestinos quieren que Cisjordania forme la parte principal de su futuro Estado.

Fuente: www.jornada.com.mx

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner