Atletas defienden los derechos del pueblo palestino mientras los organismos deportivos occidentales optan por la hipocresía

05 de mayo de 2022

El pueblo palestino celebra las valientes posturas de atletas y equipos internacionales que se niegan a normalizar el apartheid israelí y denuncian la hipocresía de la acción selectiva de los organismos deportivos internacionales dominados por Occidente en casos de graves violaciones de los Derechos Humanos.

Los organismos deportivos que rigen el fútbol, el tenis, la natación, el judo, la esgrima, el rugby, el voleibol, el atletismo, el baloncesto, el ciclismo, el remo, el boxeo y la gimnasia, entre otros, promulgaron rápidas sanciones contra Rusia por su agresión ilegal contra Ucrania a las pocas semanas de su invasión ilegal de Ucrania. Atletas que han usado sus plataformas para solidarizar con el pueblo ucraniano han sido aplaudidos y celebrados por estos organismos. Sin embargo, muchos de estos mismos organismos, como la FIFA, la UEFA, o la UCI, no sólo han ignorado los crecientes llamados para que Israel se atenga a los mismos principios, sino que también han multado a los clubes de aficionados y han suspendido a atletas que han expresado su solidaridad con el pueblo palestino y que se han manifestado en contra de la agresión y el sistema de ocupación militar, colonialismo y apartheid que Israel lleva a cabo desde hace décadas.

Amnistía Internacional es sólo la última organización de Derechos Humanos que ha declarado a Israel culpable del crimen contra la humanidad que representa el ejercicio de un régimen de apartheid contra la población palestina. En su detallado informe, Amnistía concluye que Israel ha «introducido leyes, políticas y prácticas que discriminan sistemática y cruelmente al pueblo palestino» y pide a los organismos internacionales que cumplan con su deber de defender el derecho internacional.

Mientras los organismos deportivos internacionales no aplican normas moralmente coherentes al tratar las violaciones de los Derechos Humanos, incluso por parte de Estados Unidos y la OTAN, un número cada vez mayor de atletas está optando por hacer importantes sacrificios personales al negarse a limpiar con el deporte la imagen del apartheid israelí. Sólo desde principios de este año, los kuwaitíes Muhammad Al-Fadhli, Abdul-Razzaq Al-Baghli y Muhammad Al-Awadi, los jordanos Musa Al-Qutob, Muhammad Al-Saud, Mahmoud Al-Khatib, Ahmed Al-Borini Muhammad Farhan y Ahmad Al-Battoush, la libanesa Aquilina Al-Shayeb y el argelino Ibrahim Sarkama, y el equipo de hockey femenino iraní se han negado a competir contra representantes deportivos del apartheid israelí.

Tras su victoria en el Campeonato de Optasia de Wimbledon, el campeón de squash egipcio Ali Faraj lo explico muy bien:

«Nadie debería aceptar ninguna matanza en el mundo, ni la opresión, pero nunca se nos ha permitido hablar de política en el deporte, pero de repente ahora se permite. Y ahora que está permitido, espero que la gente también vea la opresión en todo el mundo. Los palestinos han pasado por eso durante los últimos 74 años, pero supongo que como no encaja en la narrativa de los medios de comunicación de Occidente, no podíamos hablar de ello. Así que ahora podemos hablar de Ucrania, podemos hablar de Palestina».

El futbolista español de la primera división, Héctor Bellerín, también comentó:

«Es muy duro ver cómo estamos tan consumidos sólo por esta guerra, pero hay muchas otras que hemos ignorado. No sé si es porque se parecen más a nosotros, o porque este conflicto podría afectarnos más directamente, económicamente o en términos de refugiados. Pero la guerra contra los palestinos ha sido completamente silenciada. Nadie habla de ella. De Yemen. De Irak. Ahora se excluirá a Rusia del Mundial, pero al fin y al cabo, otros países han estado haciendo lo mismo durante muchos años, y nosotros hicimos la vista gorda. Me parece insensible que sólo se dé importancia a ciertos casos, con una determinada narrativa repetida por la prensa. Para ser sincero, me parece muy racista y muy poco solidario, porque la gente está perdiendo la vida en muchos conflictos».

Durante la escalada de violencia de Israel contra la sociedad civil palestina en mayo de 2021, deportistas y equipos enteros expresaron valientemente su solidaridad con el pueblo palestino que vive bajo una brutal opresión del apartheid israelí sin precedentes.

El mundo del deporte se está pronunciando. Es hora de que los órganos de gobierno internacionales tomen medidas moralmente coherentes.

Pedimos a todos los organismos deportivos internacionales que pongan fin a su hipocresía y suspendan al apartheid israelí hasta que respete el derecho internacional y los Derechos Humanos palestinos.

Además, pedimos que se indemnice a todos los atletas, equipos y clubes de aficionados árabes e internacionales que han sido sancionados por defender los derechos de los palestinos en el deporte.

Fuente: Movimiento BDS

Naciones Unidas renueva su llamado a mantener el statu quo en los lugares sagrados de Jerusalén

NUEVA YORK, jueves, 05 de mayo de 2022 (WAFA) – Las Naciones Unidas renovaron ayer miércoles el llamado a mantener el statu quo en los lugares sagrados de la ciudad ocupada de Jerusalén.

En respuesta a una pregunta sobre qué hará la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con respecto a las intrusiones de colonos del jueves en el complejo de la Mezquita Al-Aqsa de Jerusalén, que podría provocar una posible respuesta por parte de las facciones palestinas, el portavoz del Secretario General, Stéphane Dujarric , dijo: “Nuestra posición sigue siendo la misma, es que queremos ver el statu quo tal como permanece en los lugares sagrados”.

Agregó que la ONU “instó a todas las partes a garantizar que no haya acciones de provocación, y ese sigue siendo nuestro mensaje”.

Los comentarios de Dujarric se produjeron un día antes de que la  policía israelí dispersara violentamente a los palestinos que protestaban por las nuevas intrusiones de los colonos en el sitio del punto crítico, deteniendo a más de 50 e hiriendo a unos 40.

Estallaron violentos enfrentamientos cuando la policía permitió que decenas de colonos irrumpieran en los patios del sitio desde la puerta de Marruecos, conocida en árabe como Bab al-Maghariba, en celebración de lo que llaman el «Día de la Independencia» de Israel, que vio la limpieza étnica de 750.000 a un millón de indígenas palestinos hace 74 años y convertirlos en refugiados para establecer un estado de mayoría judía en Palestina.

Los colonos ondearon la bandera israelí en la Puerta de Alqatanin, ubicada en el lado occidental del sitio, y cantaron el himno nacional de Israel.

Israelíes asaltan Al-Aqsa en 74.º aniversario de su ocupación

05 de mayo de 2022

En vísperas del 74.º aniversario de ocupación de tierras palestinas, las fuerzas israelíes han vuelto a agredir la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds (Jerusalén).

Cientos de colonos israelíes han irrumpido este jueves en la Mezquita sagrada de Al-Aqsa para luego realizar sus rituales racistas y talmúdicos, además de llevar a cabo “recorridos provocativos” en los patios de la mezquita donde también han izado la bandera de su régimen, según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

Los israelíes han impedido que los musulmanes palestinos estén en los patios de la Mezquita y hagan sus oraciones, ya que les han asaltado lanzando bombas de sonido y gas, así como balas de metal recubiertas de goma.

Esta nueva ronda de atrocidades israelíes en Al-Aqsa se ha producido luego de que un grupo de colonos israelíes pidiera la semana pasada a sus fuerzas usurpadoras que se dirigieran este jueves a la Mezquita de Al-Aqsa con motivo de conmemorar el aniversario de la expulsión de los palestinos de sus tierras, un hecho que tuvo lugar el 15 de mayo de 1948.

Al-Fatah palestino llama a “movilización general”
Mediante un comunicado emitido en esta misma jornada, el Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah) ha condenado las hostilidades israelíes en Al-Aqsa, al tiempo de llamar a todos los palestinos a reunirse en las calles cerca a esta Mezquita.

“Al-Fatah ha llamado a los palestinos a rezar en la Mezquita Al-Aqsa e izar la bandera palestina en sus patios, resistiendo así el ataque generalizado de los colonos”, se lee en la nota, citada por el diario Raialyoum.

Al subrayar la “unidad de la sangre y el destino palestinos”, Al-Fatah ha señalado la necesidad de contrarrestar todos los intentos israelíes para destruir esta unidad. “Jerusalén es el corazón de Palestina. La Cisjordania y Gaza son sus brazos”, ha concluido.

Fuente: tomado de HispanTV 

Legisladores estadounidenses denuncian que las acciones de los grupos radicales israelíes representan una amenaza para comunidad cristiana en Jerusalén

Foto: Heba Hreimat, el Patriarcado Ortodoxo Griego de Jerusalén

WASHINGTON, DC, miércoles, 4 de mayo de 2022 (WAFA) – Un grupo bipartidista de legisladores estadounidenses advirtió el viernes que la acción de grupos de colonos radicales representa una amenaza para la viabilidad a largo plazo de la presencia cristiana en Jerusalén.

Los legisladores, encabezados por el congresista demócrata Joaquín Castro y el republicano Gus Bilirakis, dijeron que los grupos de colonos israelíes radicales en Israel buscaban “expulsar” a los cristianos de la ciudad santa y “participar en ataques sostenidos contra el clero cristiano y la destrucción de las propiedades de la iglesia”.

“Escribimos hoy como un grupo bipartidista de miembros del Congreso profundamente preocupados por el aumento de los ataques contra la comunidad cristiana en Jerusalén”, dijeron los legisladores.

Jerusalén es una ciudad santa tanto para cristianos como para musulmanes y judíos. La ciudad tiene 95 iglesias y es el hogar del Patriarcado Ortodoxo Griego de Jerusalén, que sirve como custodio de muchos lugares sagrados en Jerusalén y sus alrededores, junto con un número considerable de greco-católicos melquitas, católicos romanos, siríacos y armenios.

El Patriarcado Ortodoxo Griego, encabezado por el Patriarca Teófilo III, es uno de los mayores propietarios individuales de Jerusalén y se ha visto envuelto en batallas legales con grupos de colonos, como Ateret Cohanim, por propiedades en la ciudad, con tensioneshace pocoalcanzando su punto máximo cuando los colonos irrumpieron en el Little Petra Hotel, propiedad de la iglesia y estratégicamente ubicado, que la policía israelí ayudó a un grupo de colonos a apoderarse parcialmente en marzo.

Los palestinos han sostenido durante mucho tiempo que la toma de posesión del hotel estratégicamente ubicado por parte de los colonos, junto con los ataques sostenidos de los colonos contra los cristianos y los «desalojos» forzados de familias palestinas de los barrios de Sheikh Jarrah y Silwan en Jerusalén tienen motivaciones políticas y forman parte de las acciones de Israel para limpiar étnicamente a los palestinos de Jerusalén, incluidos los cristianos.

La población cristiana de Jerusalén disminuyó del 25 por ciento hace un siglo a menos del 2 por ciento en la actualidad.

En su carta, los legisladores estadounidenses se refirieron a las recientes y terribles advertencias de los jerarcas de la iglesia sobre la presencia cristiana en la ciudad.

Citaron un ataque de diciembre de 2020 por parte de un hombre israelí, que intentó incendiar la Iglesia de Todas las Naciones, ubicada en el Monte de los Olivos en Jerusalén, junto con cuatro actos de vandalismo de colonos israelíes contra el Monasterio de la Iglesia Rumana en Jerusalén en solo un mes en 2021.

También llamaron la atención sobre los ataques contra el clero cristiano, incluido un ataque de mayo de 2021 contra un sacerdote armenio por parte de tres jóvenes israelíes.

Si bien señalaron la protección general declarada otorgada a las comunidades religiosas minoritarias por el gobierno israelí, dijeron que “las acciones de los grupos radicales representan una grave amenaza para la viabilidad a largo plazo de la presencia cristiana en Jerusalén”.

“Las acciones de los grupos radicales que pueden actuar con impunidad amenazan directamente la libertad religiosa de la comunidad cristiana en Jerusalén y socavan la rica historia de cooperación interreligiosa dentro de la ciudad”, decía la carta.

Los legisladores dijeron que una presencia cristiana cada vez menor en Jerusalén tendría ramificaciones humanitarias, ya que los programas ministeriales organizados bajo los auspicios de las iglesias cristianas en Jerusalén satisfacen las necesidades médicas, educativas y humanitarias de las personas, independientemente de su afiliación religiosa, en todo Israel, los territorios palestinos y Jordán.

“Si los grupos radicales logran expulsar a la comunidad cristiana, muchos de estos programas ya no podrán operar”.

Los legisladores pidieron al Departamento de Estado de EE. UU. que “colabore con el gobierno israelí para mantener su compromiso declarado” con la libertad de religión y culto y responsabilice a los grupos radicales por los ataques contra los cristianos y la destrucción de la propiedad de la iglesia.

Al redefinir el UNRWA, Washington destruye los cimientos de una paz justa en Palestina

Foto:  al redefinir el UNRWA, Washington destruye los cimientos de una paz justa en Palestina
Mayo 3, 2022 a las 2:15 PM | Publicado en: Artículos, Artículos de Opinión, Israel, Organizaciones Internacionales, Oriente Medio, Palestina, Región, Small Slides, UNRWA
Una mujer palestina pasa por delante de la sede cerrada del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados (OOPS) en la ciudad de Gaza el 29 de noviembre de 2021 [MOHAMMED ABED/AFP via Getty Images].

03 de mayo de 2022

Por Ramzy Baroud

Los palestinos están justificadamente preocupados porque el mandato otorgado a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, UNRWA, podría estar llegando a su fin. La misión de la UNRWA, en vigor desde 1949, ha hecho algo más que proporcionar ayuda y apoyo urgente a millones de refugiados. También ha sido una plataforma política que ha protegido y preservado los derechos de varias generaciones de palestinos.

Aunque el OOPS no se creó como una plataforma política o jurídica en sí misma, el contexto de su mandato fue en gran medida político, ya que los palestinos se convirtieron en refugiados como resultado de acontecimientos militares y políticos: la limpieza étnica del pueblo palestino por parte de Israel y la negativa de este último a respetar el Derecho al Retorno de los palestinos consagrado en la resolución 194 (III) de la ONU del 11 de diciembre de 1948.

«El OOPS tiene el mandato humanitario y de desarrollo de proporcionar asistencia y protección a los refugiados de Palestina hasta que se encuentre una solución justa y duradera a su situación», decía la Resolución 302 (IV) de la Asamblea General de la ONU del 8 de diciembre de 1949. Desgraciadamente, no se ha logrado ni una «solución duradera» a la difícil situación de los refugiados, ni siquiera un horizonte político. En lugar de aprovechar esta constatación para revisar el fracaso de la comunidad internacional a la hora de hacer justicia a Palestina y de responsabilizar a Israel y a sus benefactores estadounidenses, es la UNRWA y, por extensión, los refugiados los que están siendo castigados. En una severa advertencia el 24 de abril, el jefe del comité político del Consejo Nacional Palestino (PNC), Saleh Nasser, dijo que el mandato de la UNRWA podría estar llegando a su fin. Nasser se refirió a una reciente declaración del Comisario General del organismo de la ONU, Philippe Lazzarini, sobre el futuro de la organización.

La declaración de Lazzarini, publicada un día antes, dejaba lugar a algunas interpretaciones, aunque estaba claro que algo fundamental en relación con el estatus, el mandato y el trabajo de la UNRWA está a punto de cambiar. «Podemos admitir que la situación actual es insostenible y que inevitablemente tendrá como resultado la erosión de la calidad de los servicios de la UNRWA o, peor aún, su interrupción», dijo Lazzarini.

Comentando la declaración, Nasser dijo que esto «es el preludio de que los donantes dejen de financiar a la UNRWA».

El tema del futuro de la UNRWA es ahora una prioridad dentro del discurso político palestino, pero también árabe. Cualquier intento de cancelar o redefinir la misión de la UNRWA supondrá un reto serio, si no sin precedentes, para los palestinos. La UNRWA proporciona apoyo educativo, sanitario y de otro tipo a 5,6 millones de palestinos en Jordania, Líbano, Siria, la Franja de Gaza y Cisjordania, incluido Jerusalén Este. Con un presupuesto anual de 1.600 millones de dólares, este apoyo, y la enorme red que ha creado la organización, no pueden ser fácilmente sustituidos.

Igualmente importante es la naturaleza política de la organización. La propia existencia de la UNRWA significa que hay una cuestión política que debe abordarse en relación con la difícil situación y el futuro de los refugiados palestinos. De hecho, no es la mera falta de entusiasmo para financiar la organización lo que ha provocado la crisis actual. Es algo más grande, y mucho más siniestro.

En junio de 2018, Jared Kushner, yerno y asesor del expresidente estadounidense Donald Trump, visitó Amán (Jordania), donde, según la revista estadounidense Foreign Policy, intentó persuadir al rey Abdullah de Jordania para que retirara el estatus de refugiado a 2 millones de palestinos que viven actualmente en el país.

Este y otros intentos han fracasado. En septiembre de 2018, Washington, bajo la administración Trump, decidió cesar su apoyo financiero a la UNRWA. Como principal financiador de la organización, la decisión estadounidense fue devastadora, ya que alrededor del 30% del dinero de la UNRWA proviene solo de Estados Unidos. Sin embargo, la UNRWA siguió cojeando al aumentar su dependencia del sector privado y de las donaciones individuales.

La decisión de EE.UU. de recortar la financiación de la UNRWA – Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Aunque los dirigentes palestinos celebraron la decisión de la Administración Biden de reanudar la financiación de la UNRWA el 7 de abril de 2021, se mantuvo en secreto una pequeña salvedad en la medida de Washington. Washington sólo accedió a financiar a la UNRWA después de que ésta aceptara firmar un plan de dos años, conocido como Marco de Cooperación. En esencia, el plan convirtió efectivamente a la UNRWA en una plataforma para las políticas de Israel y Estados Unidos en Palestina, por lo que el organismo de la ONU consintió en las demandas de Estados Unidos -por lo tanto, de Israel- para garantizar que ninguna ayuda llegaría a ningún refugiado palestino que haya recibido entrenamiento militar «como miembro del llamado Ejército de Liberación de Palestina», de otras organizaciones o que «haya participado en cualquier acto de terrorismo». Además, el Marco espera que la UNRWA controle «el contenido de los planes de estudio palestinos».
Al firmar un acuerdo con el Departamento de Estado de Estados Unidos, «la UNRWA ha pasado de ser una agencia humanitaria que proporciona asistencia y ayuda a los refugiados palestinos a ser una agencia de seguridad que promueve la agenda política y de seguridad de Estados Unidos y, en última instancia, de Israel», señaló el Centro de Recursos de BADIL para los Derechos de los Refugiados Palestinos.

Las protestas palestinas, sin embargo, no cambiaron la nueva realidad, que alteró efectivamente todo el mandato otorgado a la UNRWA por la comunidad internacional hace casi 73 años. Peor aún, los países europeos siguieron su ejemplo cuando, el pasado mes de septiembre, el Parlamento Europeo presentó una enmienda que condicionaba el apoyo de la UE a la UNRWA a la edición y reescritura de los libros de texto escolares palestinos que, supuestamente, «incitan a la violencia» contra Israel.

En lugar de centrarse únicamente en el cierre inmediato de la UNRWA, Estados Unidos, Israel y sus partidarios están trabajando para cambiar la naturaleza de la misión de la organización y reescribir por completo su mandato original. La agencia que se creó para proteger los derechos de los refugiados, ahora se espera que proteja los intereses israelíes, estadounidenses y occidentales en Palestina.

Aunque la UNRWA nunca fue una organización ideal, sí que ha conseguido ayudar a millones de palestinos a lo largo de los años, preservando al mismo tiempo la naturaleza política de su situación.

Aunque la Autoridad Palestina, varias facciones políticas, gobiernos árabes y otros han protestado contra los designios israelíes-estadounidenses contra la UNRWA, es poco probable que esas protestas cambien mucho las cosas, teniendo en cuenta que la propia UNRWA se está rindiendo a las presiones externas. Mientras que los palestinos, los árabes y sus aliados deben seguir luchando por la misión original de la UNRWA, deben desarrollar urgentemente planes y plataformas alternativas que protejan a los refugiados palestinos y su Derecho al Retorno para que no se conviertan en algo marginal y, eventualmente, olvidado.

Si se elimina a los refugiados palestinos de la lista de prioridades políticas relativas al futuro de una paz justa en Palestina, no será posible alcanzar ni la justicia ni la paz.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner