‘Subhumano’ es duro, pero ¿de qué otra manera se llamarían los crímenes de los colonos?

Foto: Colonos y manifestantes palestinos chocan en la aldea cisjordana de Asira al-Qibliya, en septiembre. Crédito: Majdi Mohammed / AP

8 de enero de 2022

Por Gideon Levy

Son la escoria de la tierra. Cualquiera que arrebata a un adolescente palestino, lo maltrata durante horas, lo golpea y patea, lo amarra debajo del capó del auto y finalmente lo cuelga de un árbol y le quema las plantas de los pies con un encendedor es infrahumano. ¿Cómo es posible decir lo contrario?

Cualquiera que expulse a los dueños legales de la tierra que robó amenazándolos con dispararles, destruya sus lápidas, pisotee sus cosechas en el polvo, destroce sus autos y prenda fuego a sus campos es infrahumano. ¿Qué más?.

Cualquiera que ataque a pastores ancianos con palos y piedras es infrahumano. Cualquiera que tala miles de olivos cada año es infrahumano. ¿Los nazis usaron ese término? Bueno, también llamaron a los tomates «tomates», pero todavía se nos permite usar esa palabra.

“Subhumano” es una palabra dura , pero no es infrecuente. Hace apenas siete años, el columnista de Haaretz, Yossi Verter, lo utilizó para describir a los partidarios del entonces primer ministro Benjamin Netanyahu. Sobre ellos, dicho sea de paso, está permitido decir cualquier cosa.

Pero el clamor de los colonos y sus cómplices por el uso del término por parte de Yair Golan también tiene un subtexto deliberado que no debe pasarse por alto. Si «subhumano» es una expresión nazi que se usó contra los judíos durante el Holocausto, entonces cuando alguien la usa contra los colonos, instantáneamente se convierten en víctimas involuntarias de otro Holocausto. Y si son víctimas, por supuesto que se les permite hacer cualquier cosa: abusar, robar y quemar.

Una vez más, los victimarios se han convertido en las víctimas, esta vez porque un viceministro dijo algo desagradable sobre ellos. Este es otro paso adelante en la mejora de su imagen. Primero, fueron pioneros; ahora también son víctimas. Es desgarrador lo sensibles que son a lo que otros dicen sobre ellos.

Lo que no fue menos desgarrador fue la forma en que los miembros del bloque de centro izquierda se distanciaron de la declaración de Golan como si huyeran de un incendio. No es agradable hablar de esa manera, Yair. El bloque que guardó silencio ante los ataques de los judíos que ocuparon el asentamiento evacuado de Homesh cobró vida solo cuando uno de sus propios miembros se enojó tanto como debería haberlo hecho todo el bloque y los llamó públicamente como se merecen ser llamados.

El profesor hipócrita del Partido Laborista, MK Efrat Rayten, exigió que Golan se disculpara. “Tales comentarios están fuera de lugar”, declaró pedagógicamente. ¿Por qué están fuera de lugar? En realidad, están completamente justificados, y algo más.

El ministro de cultura dijo, increíblemente, que los ocupantes ilegales de Homesh son «israelíes con una visión diferente», al igual que el capo del crimen organizado Yitzhak Abergil es un «israelí con una visión diferente». El ministro de Defensa dijo que son «personas morales que aman la tierra y el estado».

Así que los colonos Homesh ya se han vuelto morales, o al menos ciudadanos con diferentes puntos de vista. ¿Quién necesita la derecha cuando tenemos una centroizquierda así? Los colonos pueden confiar en esta izquierda, incluso más que en la derecha, para abstenerse de lastimarlos y siempre encubrir sus acciones.

No menos espantosa es la cultura política que se ha arraigado en Israel, en la que un comentario de un solo individuo es motivo de escándalo, con el resultado de que el escándalo sigue al escándalo, cada uno de los cuales dura aproximadamente la vida de una mariposa, uno o dos días, y luego se apaga tan rápido como estalló hasta que uno nuevo toma su lugar.

Estos escándalos generalmente giran en torno a alguien que dijo algo. O más exactamente, alguien sin importancia que dijo algo sin importancia. Y están destinados no solo a enardecer al público, sino también a desviar su atención.

Cuando Israel está alborotado por una sola palabra dicha por un viceministro, está eludiendo el problema principal. Golan dijo «infrahumano», y un minuto después, hubo consenso sobre Homesh. En lugar de hablar de los crímenes de sus residentes, la gente habla de Golan.

Hablar de los crímenes generaría división, mientras que denunciar a Golán es unificador. ¿Y qué anhelamos más que unificar palabras que nos unan y encubran todo?

La conclusión es deprimente. Una descripción enojada pero precisa de los colonos es un crimen que provocará una tormenta pública. En contraste, los crímenes cotidianos de los colonos son a lo sumo una actuación de israelíes con una visión ligeramente diferente.

A partir de ahora, dirán «Homesh, ahora y siempre», y lo mismo ocurre con el puesto avanzado de Evyatar. Después de todo, son solo comunidades de israelíes con puntos de vista ligeramente diferentes. Y quizás ni siquiera eso.

Fuente: https://www.haaretz.com

El dirigente de la iglesia de Jerusalén declara que los extremistas israelíes amenazan la presencia cristiana en la ciudad

Foto: el patriarca ortodoxo griego de Jerusalén Teófilo III (C), rodeado de clérigos, llega para celebrar una misa durante el Jueves Santo en el patio de la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén, el 29 de abril de 2021. [EMMANUEL DUNAND/AFP vía Getty Images]. 

10 de enero de 2022

El patriarca ortodoxo griego de Jerusalén ha acusado a grupos radicales israelíes de amenazar la presencia de los cristianos en la ciudad santa, en unas declaraciones que las autoridades israelíes rechazaron por considerarlas infundadas, informa Reuters.

En una columna publicada el sábado en el Times de Londres, Su Beatitud, Teófilo III, dijo que creía que el objetivo era expulsar a la comunidad cristiana de la Ciudad Vieja de Jerusalén, que tiene lugares sagrados para el judaísmo, el cristianismo y el islam.

Israel se apoderó de Jerusalén Este, incluida la Ciudad Vieja, junto con Cisjordania y la Franja de Gaza en la guerra de 1967. Después de la guerra, se anexionó Jerusalén Este en una medida que no ha obtenido el reconocimiento internacional.

«Nuestra presencia en Jerusalén está amenazada», escribió el patriarca en el artículo, publicado un día después de la celebración griega ortodoxa de la Navidad.

«Nuestras iglesias están amenazadas por grupos radicales israelíes. A manos de estos extremistas sionistas, la comunidad cristiana de Jerusalén está sufriendo mucho, dijo.

«Nuestros hermanos y hermanas son víctimas de crímenes de odio. Nuestras iglesias son profanadas y vandalizadas con regularidad. Nuestro clero es objeto de frecuentes intimidaciones».

Al señalar a los extremistas como israelíes, la crítica de Teófilo fue más personal y mordaz que la de una declaración colectiva emitida por los jefes de otras iglesias de Jerusalén antes de Navidad.

Su declaración hablaba de «ataques frecuentes y sostenidos por parte de grupos radicales marginales», pero no los identificaba como israelíes.

Un informe del Departamento de Estado de EE.UU. publicado el año pasado sobre la libertad religiosa en el mundo decía que el clero cristiano y los peregrinos seguían denunciando casos de judíos ultraortodoxos en Jerusalén que les acosaban o escupían.

Los grupos eclesiásticos llevan tiempo denunciando ataques de vandalismo en lugares religiosos de la ciudad. Theophilos no acusó a ningún grupo radical por su nombre ni citó incidentes concretos. No aportó pruebas de que fueran israelíes, ni de que su objetivo fuera expulsar a los cristianos de la ciudad.

El domingo, un funcionario israelí dijo que la realidad sobre el terreno para los cristianos era completamente diferente a la descrita por el patriarca, citando una declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores del 22 de diciembre que refutaba las anteriores afirmaciones de los líderes eclesiásticos.

«Desde el día en que se estableció, el Estado de Israel se ha comprometido con la libertad de religión y de culto para todas las religiones, así como a garantizar la libertad de acceso a los lugares sagrados», decía la declaración del ministerio.

«La declaración de los líderes de la Iglesia de Jerusalén es particularmente exasperante dado su silencio sobre la difícil situación de muchas comunidades cristianas en Oriente Medio que sufren discriminación y persecución».

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Israel lleva a cabo aceleradas campañas de demoliciones en Jerusalén ocupada

10 de enero de 2022

Unas 22 mil viviendas palestinas en la ocupada Jerusalén oriental están hoy bajo amenaza de demolición como parte de la estrategia israelí para cambiar la demografía de la zona.

En declaraciones a la agencia de noticias Safa, el asesor de la Oficina Presidencial para Asuntos de Jerusalén, Ahmed Al Ruwaidi precisó que solo en el barrio jerosolimitano de Silwan suman cinco mil 600 con el argumento de que carecen de permisos legales.

La pasada semana las fuerzas de Tel Aviv derribaron una clínica que atendía a 21 mil residentes del área de Jabal Mukaber, así como varias casas y negocios.

El objetivo de esta política es controlar la tierra y cambiar la demografía de la parte oriental de la urbe para impedir así cualquier posibilidad de declararla capital de un futuro Estado palestino, subrayó Al Ruwaidi. Ante esa situación, anunció que los habitantes del área acordaron intensificar sus acciones y denuncias para proteger sus hogares, ya sea mediante actos políticos, legales o manifestaciones.

Los colonos “están implementando un programa sobre el terreno para evitar la solución de dos Estados, e imponer un hecho consumado”, advirtió.

Las autoridades israelíes aprobaron el miércoles último cinco proyectos de construcción de tres mil 557 viviendas para judíos en esa región.

Para el experto Fakhri Abu Diab, investigador en asuntos de Jerusalén, afirmó que esas iniciativas forman parte de una estrategia más amplia para judaizar la zona y aislarla de Cisjordania El plan es más extenso, e incluye al norte la construcción de nueve mil viviendas en el antiguo aeropuerto de Qalandia (proyecto paralizado el pasado año ante las críticas internacionales) y de un barrio nuevo en el corredor oriental conocido como E1, resaltó.

Abu Diab denunció que las autoridades de ocupación trabajan para aumentar la cantidad de asentamientos y de colonos, mientras reducen el número de palestinos mediante la confiscación de terrenos y la demolición de viviendas para obligarlos a emigrar.

Fuente: Prensa Latina

Esto solo sucede bajo ocupación militar israelí: Amal, un adolescente palestino enfermo, encarcelado desde hace un año en Israel sin cargos ni juicio

Foto: el periodista palestino Moammar Nakhleh enseña la foto de su hijo Amal, de 17 años. (Abbas MOMANI | AFP)

09 de enero de 2022

Su nombre significa ‘esperanza’ en árabe y su familia intenta convencerse de ello. Amal Nakhleh, de 17 años, un adolescente que sufre una enfermedad autoinmune, lleva un año en prisión. Es uno de los adolescentes palestinos encarcelados sin cargos ni juicio por Israel.

En vísperas de una audiencia clave para el caso del adolescente palestino Amal Nakhleh, su padre, Moammar Nakhleh, teme que el juez vuelva a dictar la renovación de la ‘detención administrativa’ de su hijo, una controvertida medida que permite a Israel encarcelar a los sospechosos durante un período de seis meses, renovable indefinidamente sin cargos.

«Desde su arresto el año pasado, solo lo he visto dos veces. La última vez ha sido esta semana, en la cárcel, detrás del cristal y no pude tocarlo», explica este periodista de 50 años que vive con su familia en el campo de refugiados de Jalazoun, en la Cisjordania ocupada.

«Me ha dicho que quería iniciar una huelga de hambre pero me da mucho miedo porque está muy débil», explica Moammar Nakhleh sobre su hijo, quien sufre miastenia grave, una enfermedad neuromuscular autoinmune. A mediados de 2020 le operaron para extirparle un tumor canceroso de su caja torácica.

El martes pasado, el preso palestino Hicham Abu Hawash, también en situación de detención administrativa desde hace más de un año, puso fin a la huelga de hambre que mantenía desde hacía 141 días. Un caso emblemático que llevó al diario israelí ‘Haaretz’ a pedir que se pusiera fin a su encarcelación: «Si el Estado tenía pruebas contra Abu Hawash, debería de haberlo acusado ya. De lo contrario, tendría que ser puesto en libertad de inmediato», afirmó el diario en un editorial.

Y se añadía: «Es hora de que Israel abandone la práctica antidemocrática (…) de la detención administrativa ilimitada sin pruebas o acusación que refutar».

Esta práctica también ha sido criticada por organizaciones de derechos humanos y gobiernos extranjeros, que acusan a Israel de abusar de ella. Pero el Ministerio de Relaciones Exteriores israelí la defiende, y apela a la situación de «seguridad compleja y volátil en Cisjordania» para justificar que se emitan «órdenes de detención dirigidas a quienes planean, organizan, facilitan o contribuyen activamente a que tales ataques sean cometidos».

«El uso de las detenciones administrativas, que permiten que una persona sea privada de su libertad solo por un tiempo limitado, es una medida efectiva y legítima contra estos continuos ataques terroristas», añade el ministerio.

Más de 450 palestinos se encuentran actualmente recluidos en cárceles israelíes en virtud de las denominadas ‘detenciones administrativas’. Según la ONG israelí HaMoked, entre ellos se encuentran seis adolescentes.

¿Dónde están las pruebas?

Los detenidos lo han sido sin cargos, juicio ni acceso a las pruebas reunidas en su contra por los servicios de seguridad israelíes. Y Amal Nakhleh se encuentra en esta situación.

Este adolescente fue arrestado por primera vez por las autoridades israelíes en la Cisjordania ocupada en noviembre de 2020. Estaba ya recuperado de su operación de cáncer y se encontraba en compañía de sus amigos cuando fue arrestado bajo la acusación de arrojar piedras a los soldados israelíes, lo que su familia niega.

Al cabo de cuarenta días de detención, un juez israelí ordenó su liberación.

«Pero durante la vista, el representante de las fuerzas de seguridad dijo: ‘Tenemos un expediente de seguridad en su contra, vamos a solicitar su detención administrativa’. El juez preguntó: ‘¿Dónde está este expediente?, quiero verlo’», relata Moammar Nakhleh.

Como no presentaron el dossier, Amal Nakhleh quedó en libertad. Pero semanas después, una madrugada de enero de 2021, los soldados tocaron a la puerta del apartamento familiar para arrestarlo y ponerlo en detención administrativa.

Consultado por AFP, el servicio de seguridad israelí Shin Beth no se ha querido pronunciar, aunque ya había indicado a la prensa que Amal era «sospechoso de haber participado en actividades terroristas».

El caso de Amal ha sido elevado a las autoridades israelíes por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (Unrwa). «Hemos escrito muchas veces (a las autoridades israelíes), pero no hemos recibido información alguna sobre las razones de su arresto», explica a AFP Gwyn Lewis, directora de la Unrwa en Cisjordania.

«Exigimos su liberación inmediata, porque su estado de salud es terriblemente grave y es menor de edad ha añadido.

Fuente: www.naiz.eus

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Expatriados condena el asalto del ejército israelí a la Universidad de Birzeit y el ataque a sus estudiantes

RAMALLAH, lunes, 10 de enero de 2022 (WAFA) – El Ministerio de Relaciones Exteriores y Expatriados condenó el asalto de las fuerzas israelíes al campus de la Universidad de Birzeit y el ataque a sus estudiantes.

El ministerio consideró, en un comunicado emitido hoy, que este ataque es parte integral de la agresión de la ocupación y su continua guerra contra el pueblo palestino, sus derechos, tierras, lugares sagrados, propiedades e instituciones, y una flagrante violación de las normas y leyes internacionales que criminalizan tales incursiones. Pidió a la comunidad internacional y a las instituciones pertinentes de la ONU, en particular a la UNESCO, que condenen esta intrusión y los ataques y hostigamientos contra las instituciones educativas palestinas, y que tomen las medidas necesarias impuestas por el derecho internacional para brindar protección al pueblo palestino y sus instituciones educativas.

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner