Israel derriba otra vivienda palestina en Cisjordania

Foto: Imagen de un lugar demolido, donde se encontraba una casa palestina, en el barrio de Sheikh Jarrah en Jerusalén el 17 de enero de 2022 [Mostafa Alkharouf / Agencia Anadolu] ( Mostafa Alkharouf – Agencia Anadolu ). 

31 de enero de 2022

Las fuerzas israelíes demolieron una nueva vivienda palestina el domingo, en la última oleada de demoliciones en la Cisjordania ocupada, según un funcionario local, informa Anadolu.

La casa se demolió en la aldea de Al-Aqaba, en la zona septentrional de Cisjordania de Al-Aghwar, en el valle del Jordán, dijo Moataz Bisharat, responsable de supervisar la actividad de construcción de asentamientos israelíes en Tubas.

Dijo que las fuerzas israelíes alegaron la falta de permiso de construcción en la zona C para la demolición.

Israel utiliza ampliamente el pretexto de la falta de permisos de construcción para demoler viviendas palestinas, especialmente en la zona C de Cisjordania ocupada, que constituye alrededor del 60% de su espacio.

En virtud de los Acuerdos de Oslo de 1995 entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Cisjordania, incluido Jerusalén Este, se dividió en tres partes: las zonas A, B y C.

La zona C está bajo el control administrativo y de seguridad de Israel hasta que se alcance un acuerdo sobre el estatuto definitivo con los palestinos.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com

Un rayo de esperanza: una librería bombardeada y destruida en Gaza reabrirá gracias a la ayuda global

29 de enero de 2022

La icónica librería fue bombardeada por el Ejército israelí en mayo de 2021, tal como lo hicieron con hospitales, clínicas, escuelas, universidades y edificios civiles.

Por Bianca Di Santi

Samir Mansour finalmente podrá reabrir las puertas de su icónica librería en Gaza el mes que viene, nueve meses después de que un bombardeo israelí redujera el lugar a escombros y a los 100 mil libros que contenía a trozos de papel.

La semana pasada, arribó al bloqueado enclave palestino el primer cargamento con 50 mil libros donados por ciudadanos y editoriales del Reino Unido y otros países como Estados Unidos, Francia y Grecia. Todavía faltan que lleguen a Gaza los demás envíos, pero Mansour ya celebra.

Mansour revisa los libros que llegaron.

“Estaba tan feliz cuando vi que el primer envío había llegado. Me sentí como un fénix renacido”, contó Mansour al medio británico The Guardian. “Nunca esperé todo este apoyo. Fue algo inimaginable y más que maravilloso”, agregó el librero de Gaza.

Los abogados de derechos humanos Mahvish Rukhsana y Clive Stafford Smith fueron quienes iniciaron la campaña para reconstruir la librería de Mansour y quienes coordinaron los esfuerzos.

Un hombre acomoda los libros en el nuevo local.

Sin embargo, se necesitaron múltiples voluntarios para clasificar, almacenar y luego enviar los libros al empobrecido enclave. Además, se recaudaron 250 mil dólares para reconstruir la librería.

Un derecho fundamental

El 18 de mayo de 2021, el edificio donde se encontraba la librería de Mansour fue atacado por un bombardeo del Ejército israelí. En ese momento, el local fundado hace 22 años dejó de existir.

Samir Mansour, el dueño de la icónica librería, frente a los escombros.

“Me senté a pensar por qué mi local había sido bombardeado. No publico, escribo ni ataco a ningún país ni a ninguna persona. No propagaba odio, sino cultura, ciencia y amor. No encontré respuestas a mis preguntas”, indicó en su momento a The Guardian.

A pesar de la desolación, Mansour se propuso reconstruir su librería —donde cualquiera podía sentarse, tomar té y leer gratuitamente los libros, además de comprarlos— y Rukhsana y Smith decidieron ayudar.

Un hombre lee uno de los libros de la librería de Mansour que quedaron bajo los escombros.

“Cuando los aviones de guerra israelíes bombardearon esta librería fue un ataque más al acceso de la comunidad al conocimiento. Esta campaña fue un gesto de solidaridad, un intento de recuperar la dignidad y el derecho fundamental a los libros”, sentenció Rukhsana.

Ahora, la librería reabrirá pronto a 100 metros de donde se emplazaba el local original y al lado también habrá una biblioteca donde los habitantes de Gaza podrán retirar libros sin costo. Este nuevo espacio buscará ser un núcleo cultural en la ciudad.

Fuente: www.minutoneuquen.com

¿Qué significa para Palestina la victoria de Gabriel Boric en Chile?

Foto: Gabriel Boric durante su discurso de victoria durante las elecciones presidenciales de 2021 (Foto: Fotografoencampana / Wikimedia).

24 de enero de 2022

El nuevo presidente de Chile, Gabriel Boric, apoya al BDS y ha prometido adoptar una postura agresiva en defensa de los derechos humanos de los palestinos. Pero, ¿será capaz de generar un cambio en la política exterior chilena?
Cuando Chile anunció los resultados de sus elecciones presidenciales, Israel y sus partidarios no quedaron nada satisfechos. Gabriel Boric, el candidato de izquierda, pro-palestino, a la presidencia de Chile, salió victorioso sobre el derechista y pro-israelí José Antonio Kast.

Boric, un ex líder estudiantil de 35 años, saltó a la fama durante las movilizaciones de 2011 en favor de una educación gratuita y de calidad en Chile. En 2013, Boric fue elegido diputado como candidato independiente en representación de la región de Magallanes. Compitiendo contra Kast en las elecciones presidenciales de 2021, su grito de guerra para enterrar el neoliberalismo reflejó el sentimiento detrás del levantamiento popular en todo el país contra el presidente saliente, Sebastián Piñera.

Boric también ha sido un crítico vociferante de Israel y apoya el Movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). En octubre de 2021, tras comprometerse a apoyar un proyecto de ley para sancionar la importación de los bienes producidos en los asentamientos israelíes, Boric se comprometió a adoptar una postura más firme en defensa de los derechos humanos de los palestinos.

Al final, Boric derrotó a Kast por 56 a 44 por ciento de los votos, lo que indica que los votantes chilenos están listos para romper con el pasado.

Chile y Palestina comparten similitudes en cuanto a su lucha contra la violencia neoliberal. Ambas poblaciones indígenas, los mapuche en Chile y los palestinos, enfrentan los horrores de las armas militares y la tecnología de vigilancia israelíes. Sin embargo, la pregunta en este punto es si Boric se alineará con el consenso internacional sobre el compromiso de dos estados o si mantendrá su apoyo a la liberación palestina.

Israel responde a Boric
En la prensa israelí, Boric está siendo descrito como antisemita por su activismo a favor de Palestina, incluidos los desafíos directos a la comunidad judía en Chile, que en gran medida apoya las políticas coloniales sionistas. Sus vínculos con Daniel Jadue, un chileno-palestino que también fue candidato a las elecciones presidenciales de 2021 y que es muy franco en contra del sionismo, también han sido señalados como objetables por los medios israelíes.

Emilio Dabed, un abogado palestino-chileno que también tiene un doctorado en ciencias políticas y que se especializa en asuntos constitucionales, derecho internacional y derechos humanos, habló con Mondoweiss sobre cómo la propaganda de Israel está manipulando la postura de Boric, y también arrojó luz sobre las complejidades de Chile y su política exterior hacia Israel y Palestina.

“Boric ha sido acusado de antisemitismo porque expresó la opinión que Israel debería retirarse del territorio palestino ocupado, y sus detractores insinuaron que pedir la aplicación del derecho internacional es injusto o podría equivaler a antisemitismo. Además, en una carta abierta a Boric de destacadas mujeres judías de Chile, el presidenta electo fue criticado por responsabilizar a los «judíos por las políticas de un gobierno en el poder en Israel». Sin embargo, la propaganda israelí y sus partidarios insisten en que Israel representa a todos los judíos, y que todos los palestinosson antisemitas por criticar las políticas del estado de Israel”, explicó Dabed.

“Más áun, el presidente de la comunidad judía de Chile también ha criticado a Boric por apoyar el BDS, una iniciativa no violenta basada en el derecho internacional para obligar a Israel a cumplir con sus obligaciones legales internacionales. Desde la perspectiva de Israel y sus partidarios, exigir el respeto del derecho internacional es casi un crimen, apoyar los derechos de los palestinos es antisemita y el establecimiento de una paz justa en Palestina es un peligro que los amenaza”.

Y, sin embargo, los titulares apocalípticos de los medios israelíes sobre la elección de un presidente favorable a Palestina en Chile casi pasan por alto el hecho de que Israel hubiera preferido que Kast ganara las elecciones, a pesar de que su padre, Michael Kast, nacido en Alemania, era militante nazi y cuya familia estuvo involucrada en la dictadura de Augusto Pinochet.

El autor y periodista de investigación chileno Javier Rebolledo, cuyas investigaciones sobre la dictadura de Pinochet sacaron a la luz pública muchos secretos previamente guardados, afirma en su libro “A La Sombra de Los Cuervos” que tanto el padre de Kast y uno de sus hermanos, Cristian Kast, estuvieron vinculados con la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA). Otro hermano de Kast, Miguel, era uno de los Chicago Boys, el grupo de economistas formado por Milton Friedman que se encargó del experimento neoliberal en Chile. También fue designado por Pinochet como Ministro de Trabajo y luego Presidente del Banco Central de Chile.

Durante la campaña presidencial de 2017 en Chile, Kast se destacó como el candidato del Pinochetismo: “Si Pinochet viviera, me votaría”, se jactó. También se pronunció en contra del cierre del penal de lujo de Punta Peuco, donde cumplen condena ex agentes DINA y torturadores. La campaña de Kast de 2017 fue financiada por simpatizantes de Pinochet, entre ellos la hija del ex agente de la DINA Marcelo Castro Mendoza.

Medios israelíes confirmaron que de 111 chilenos en Israel, 73 votaron por Kast. Hablando sobre el triunfo electoral de Boric, Gabriel Colodro, presidente de la comunidad chilena de Israel, afirmó: “Hay preocupación desde la comunidad judía [en Chile], pero le deseamos éxito”.

Una historia borrada
La respuesta de Israel a las elecciones chilenas refleja su propia empresa colonial y el apoyo diplomático internacional que está acostumbrado a recibir. Los vínculos de Israel con la dictadura de Pinochet, a la que vendió armas cuando EE.UU. decidió que era hora de distanciarse de los crímenes de lesa humanidad que había financiado en Chile, también son parte del legado entre ambos países que continúa hasta el día de hoy.

Tanto Israel como Chile desde la dictadura en adelante, al menos hasta la presidencia anterior de este último, prosperaron ignorando el pasado.

Dabed mapea el impacto de este borrado por parte de Israel y cómo se relaciona en términos de la elección de Kast por parte de la comunidad judía en las elecciones presidenciales de 2021 en Chile.

“Lo que revela la respuesta israelí a la elección de Boric, una vez más, es la naturaleza esquizofrénica de la política israelí y sus partidarios. Han creado una realidad paralela pretendiendo desear la paz pero continuando con la colonización de Palestina y la explotación y opresión de los palestinos. Por otro lado, su política es el reflejo de la ética negativa que han adoptado. Ética y política negativas en el sentido de que su objetivo es la negación de la existencia de los palestinos, la negación de sus derechos, el borrado y la negación de su historia, la negación de la naturaleza humana de los palestinos”.

Este borrado también lo demostró la comunidad chilena en Israel en su preferencia por Kast. “La misma política negativa opera dentro de una parte de la comunidad judía en Chile como lo demuestra su elección en las elecciones chilenas. En su mayoría votaron por Kast. La comunidad chilena en Israel, por ejemplo, votó casi un 70% por Kast, negando los crímenes de la dictadura de Pinochet que Kast apoyó y aún defiende, negando las torturas, los asesinatos, las desapariciones de disidentes políticos durante la dictadura, todo lo cual fue con la asistencia y entrenamiento del estado israelí a las fuerzas de seguridad de Pinochet”, explicó Dabed.

Qué esperar del gobierno de Boric
A pesar de que Israel intenta presentar a la nueva presidencia chilena como peligrosa en términos de sus relaciones diplomáticas, Boric navegará por viejos y nuevos terrenos políticos, tanto en términos de la propia historia turbulenta de Chile desde la dictadura y la transición a la democracia, como en su política exterior.

Chile es el hogar de la comunidad palestina más grande y mejor organizada de América Latina. Su activismo en términos de BDS sigue creciendo y ha influido en la política chilena. Por ejemplo, en noviembre de 2018, el congreso chileno aprobó una resolución que instaba al gobierno a revisar sus acuerdos con Israel y brindar a los chilenos información sobre la expansión colonial de Israel para tomar una decisión informada sobre hacer negocios con Israel o visitar el estado colonial.

Sin embargo, considerar el anterior activismo pro-Palestina de Boric como un cambio de juego para la política exterior de Chile es una visión simplista.

“Boric es un joven político de izquierda que será confrontado durante su gobierno por la derecha antidemocrática chilena; los mismos que ayudaron a derrocar al gobierno socialista de Salvador Allende hace casi 50 años, y que establecieron de la dictadura de Pinochet que defienden hasta el día de hoy. En estas circunstancias, sería muy peligroso para Boric alejarse por completo de la comunidad judía de Chile que, en general, es muy influyente, apoya la política de derecha y votó por Kast. Dados los cambios radicales que ha prometido Boric y el apoyo que necesitaría para lograrlos, no creo que se arriesgue a más confrontación”, explicó Dabed.

“No creo que haya cambios importantes en la política exterior chilena. Independientemente de las tendencias políticas, los gobiernos chilenos han mantenido la misma política exterior con respecto a Palestina/Israel. Repite el mantra establecido por la comunidad internacional sobre el hecho de que apoya una solución de dos estados para el conflicto. Lo hace, incluso cuando todos sabemos que esta estrategia ha llevado a los palestinos a ninguna parte. Las negociaciones para una solución de dos estados se han convertido en el nombre para mantener el statu quo colonial al que están sometidos los palestinos hasta el día de hoy. Este discurso ha permitido a Israel ignorar sus compromisos durante las negociaciones de Oslo en el sentido de cambiar tierra por paz, y le ha permitido alcanzar su objetivo de conquistar la tierra e imponer los términos de paz que consoliden su proyecto colonial”.

Sin embargo, el impacto de Boric en términos de activismo y política no debería ser descartado. Si bien la diplomacia de dos estados domina el discurso político, Chile ahora tiene un presidente que aparentemente está alineado con la causa palestina, y Chile está bien ubicado para influir en el debate político regional sobre la colonización israelí de Palestina.

Dabed concluye: “También creo que la llegada al poder de Boric representa un gran apoyo para los palestinos y la comunidad palestina en Chile. Aunque puede que no cambie la política exterior chilena a este respecto, él, su equipo y sus seguidores son conscientes de la condición colonial en Palestina, se oponen a ella y no son tímidos al expresar estos puntos de vista. No solo Boric, sino muchos otros en su círculo conocen las injusticias y los crímenes a los que el estado israelí somete a los palestinos, y están preparados, espero, para hacer al menos cambios discursivos en la forma en que se ve y se habla de Palestina/Israel, y esto no carece de importancia. Esto podría conducir a la creación de iniciativas a nivel internacional que podrían traer de vuelta a los palestinos al debate público, después de tantos años de silencio en los principales medios de comunicación y foros internacionales”.

Fuente: Ramona Wadi en Mondoweiss, What Gabriel Boric’s victory in Chile will mean for Palestine

Traducción: Felipe Alvarado Diaz para Comunidadpalestina.cl y Palestinalibre.org

Con el apoyo financiero de Estados Unidos: Una película estadounidense documenta el asesinato de 77 niños palestinos por parte de Israel en 2021

30 de enero de 2022

La película de dos minutos, publicada en las redes sociales y en la página web del grupo, transmite cuántos niños palestinos han sido asesinados por la ocupación israelí y cómo. Durante el año fiscal 2020, EE.UU. está proporcionando a Israel al menos 10,5 millones de dólares al día en ayuda militar.

Como parte de su campaña para detener el apoyo financiero de Estados Unidos a la ocupación israelí, If Americans Knew lanzó un cortometraje que documenta el asesinato israelí de 77 niños palestinos en 2021.

La película de dos minutos, publicada en las redes sociales y en la página web del grupo, transmite cuántos niños palestinos han sido asesinados por la ocupación israelí y cómo.

Si los estadounidenses supieran detalla en la película cuánto paga Estados Unidos a Israel y a los palestinos como ayuda financiera, militar y humanitaria.

La organización declaró: «Durante el año fiscal 2020, EE.UU. está proporcionando a Israel al menos 10,5 millones de dólares al día en ayuda militar y 0 en ayuda militar a los palestinos».

If Americans Knew ha hecho un llamamiento a los congresistas para que proyecten la película durante las reuniones de los diferentes comités del Congreso para educar a la gente sobre las continuas violaciones y crímenes israelíes contra los palestinos.

Mientras tanto, Defensa de los Niños Internacional ha publicado recientemente un informe detallado sobre las atrocidades israelíes contra los niños palestinos en 2021.

En él se afirma que la ocupación israelí ha matado a 77 niños palestinos en 2021, y que un niño más ha sido asesinado después de la publicación del informe.

El grupo también afirmaba que las autoridades de ocupación israelíes llevaban anualmente a entre 500 y 700 niños palestinos ante los tribunales militares.

Según el grupo, desde el año 2000, la ocupación israelí ha matado a unos 2.200 niños palestinos.

Entre octubre de 2015 y octubre de 2021, el grupo informó de que Israel mantuvo a 41 niños palestinos bajo detención administrativa, de los cuales cuatro siguen soportando la detención ilegal hasta hoy.

Según el Club de Prisioneros Palestinos, desde el año 2000, la ocupación israelí ha detenido a más de 19.000 niños palestinos.

Fuente: www.monitordeoriente.com

Amal Nakhleh, el joven palestino cuya vida corre peligro en una cárcel israelí

30 de enero de 2022

Fue detenido en noviembre de 2021 y se lo llevaron bajo la figura de ‘detención administrativa’.

Se llama Amal Nakhleh, es un menor palestino y su vida, ahora mismo corre peligro. «Tiene una enfermedad neuromuscular que le causa mucho dolor y a veces le impide hasta comer», explica la periodista Teresa Aranguren Amézola.

Por sus condiciones de salud, no puede ser vacunado contra la COVID-19 y necesita medicinas constantemente, pero, desde hace un año, su familia no sabe cómo está. «Tratamos de enviarle la medicina con la Cruz Roja, pero nos dijeron que no, dijeron que era su responsabilidad», indica su padre, Moammar Nakhlen.

En noviembre de 2021 lo detuvieron y se lo llevaron bajo la figura de ‘detención administrativa’. «Es la posibilidad de que te tengan encarcelado indefinidamente sin tener una sentencia, no hay penas, no hay cargos», añade Aranguren .

Es la pescadilla que se muerde la cola, un tribunal militar israelí decide que eres un peligro para su seguridad y todo está en unos informes, secretos, que no pueden desvelar y así pueden pasar años.

Unicef, UNRWA y otras organizaciones humanitarias piden clemencia. «La detención arbitraria de Amal va en contra del derecho internacional humanitario de la Convención sobre los Derechos del Niño, sin ninguna duda», denuncia desde Unicef Ildefonso González.

Pero Israel no parece darse por aludido, su práctica es más que habitual. «En 2020, las fuerzas israelíes detuvieron a 361 niños y niñas palestinos», lamenta González. Nadie sabe cómo está Amal. «Nos dice que quiere hacer huelga de hambre, estamos muy preocupados», sostiene su padre.

En la cárcel, Amal cumplió 18 años, algo que puede cubrir de sombras todavía más su futuro.

Fuente: La Sexta 

Cisjordania y Jerusalén Este ocupada registran nuevo récord de contagios por ómicron

31 de enero de 2022

En las últimas 24 horas, se detectaron 4.452 infecciones nuevas en territorio cisjordano y 2.860 en la parte oriental de Jerusalén, informó el Ministerio de Sanidad palestino en un comunicado.
Los territorios palestinos ocupados de Cisjordania y Jerusalén Este registraron hoy un nuevo récord diario de contagios desde el inicio de la pandemia, con más de 7.300 casos, mientras la expansión de la ómicron dispara las tasas de letalidad.

En las últimas 24 horas, se detectaron 4.452 infecciones nuevas en territorio cisjordano y 2.860 en la parte oriental de Jerusalén, informó el Ministerio de Sanidad palestino en un comunicado.

El tercer territorio palestino, la Franja de Gaza, diagnosticó 1.345 casos.

Esta cifra no supone un récord para el enclave, pero sí es un número elevado que evidencia que la ómicron se sigue propagando por todos los territorios palestinos, igual que lo ha hecho en Israel.

Según Sanidad, más de 231 infectados están actualmente ingresados, incluidos 24 pacientes intubados y 75 en salas de cuidado intensivo.

Ayer, la ministra de Sanidad palestina, Mai al Kaila, advirtió que la curva de contagios se encontraba «en fuerte aumento», y pidió a la población que tome las normas necesarias para prevenir la rápida propagación del virus.

Los territorios palestinos, bajos jurisdicciones distintas, fragmentados a nivel geográfico y con más de 5 millones de habitantes entre Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, no están sometidos actualmente a severas restricciones.

Esta semana, como viene haciendo desde el inicio de la pandemia, el presidente palestino, Mahmud Abás, extendió el estado de emergencia en las áreas de Cisjordania donde el Gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ejerce su control directo.

Fuente: Swiss Info

Fuerzas israelíes detienen a 27 palestinos de Cisjordania

Foto: Soldados israelíes obligan a un palestino a subir a un vehículo militar en Jericó 

RAMALA, lunes, 31 de enero de 2022 (WAFA) – Las fuerzas israelíes detuvieron este lunes durante la noche a 27 palestinos en redadas a gran escala en Cisjordania ocupada, según fuentes locales y de seguridad.

El director de la Oficina de la Sociedad de Prisioneros Palestinos (PPS) en Jericó, Eid Barahma, dijo que las fuerzas israelíes detuvieron a 10 palestinos y saquearon propiedades en múltiples incursiones en el distrito de Jericó.

Como parte de estas redadas, los soldados israelíes detuvieron a un palestino del campo de refugiados de Aqabat Jaber, al suroeste de la ciudad de Jericó.

También detuvieron a otros cuatro, incluido un ex preso, después de allanar y registrar las casas de sus familias en la ciudad.

Mientras estaba en la ciudad, soldados armados aparecieron en una casa y entraron a la fuerza para detener al hijo del dueño de la casa, lo que provocó enfrentamientos.

Los soldados lanzaron intensas bombas lacrimógenas en los alrededores de la casa, lo que provocó que el propietario de 65 años se asfixiara y requiriera hospitalización. También rompieron los parabrisas del vehículo de una mujer estacionado cerca.

Los otros cinco detenidos fueron identificados como tres del campo de refugiados de Ein as-Sultan, al oeste de la ciudad, y otros dos del pueblo de al-Jiftlik, al norte de la ciudad.

En el distrito de Ramallah, los soldados realizaron una redada antes del amanecer en el campo de refugiados de Jalazone, al norte de la ciudad, que resultó en la detención de otros dos.

También entraron por la fuerza en la aldea de Shuqba, al oeste de la ciudad, donde detuvieron a otros cuatro.

En el distrito de Jerusalén, las fuerzas especiales detuvieron a otros dos después de sacarlos de su vehículo y golpearlos brutalmente en la localidad de Qatanna, al noroeste de la ciudad.

Las fuentes agregaron que otro fue detenido en una redada similar en el pueblo cercano de Beit ‘Anan.

En el sur de Cisjordania, otros dos fueron detenidos en dos redadas separadas en la ciudad de Beit Fajjar y la aldea de Marah Rabah, al sur de Belén.

Los vehículos militares irrumpieron en la ciudad de Ad-Doha, al oeste de la ciudad, donde los soldados entraron por la fuerza en la casa de un residente y lo interrogaron antes de liberarlo.

En el distrito de Hebrón, los soldados entraron a la fuerza en la ciudad de Deir Sammit, al oeste de la ciudad del sur de Cisjordania, donde rodearon a otro y registraron su casa, volteándola.

En el norte de Cisjordania, una fuerza militar considerable detuvo a otros dos, ambos de 18 años, y registró minuciosamente varias casas en la localidad de Qarawat Bani Hassan, al noroeste de la ciudad.

Durante la redada, los soldados retuvieron brevemente a otros cuatro, pero los liberaron después de unas horas de interrogatorio.

También al amanecer, los soldados entraron por la fuerza y ​​saquearon el dormitorio de estudiantes de la Universidad Árabe Americana (AAUP) en la ciudad de Jenin, y detuvieron a tres estudiantes.

Uno de los estudiantes fue identificado como residente de la aldea de Anza, al sur de la ciudad del norte de Cisjordania, y otro como residente de la ciudad de Nazaret.

Las fuerzas israelíes asaltan con frecuencia casas palestinas casi a diario en Cisjordania con el pretexto de buscar palestinos «buscados», lo que desencadena enfrentamientos con los residentes.

Estas redadas, que tienen lugar también en áreas bajo el control total de la Autoridad Palestina, se llevan a cabo sin necesidad de una orden de registro, cuando y donde el ejército elija de acuerdo con sus amplios poderes arbitrarios.

Según la ley militar israelí, los comandantes del ejército tienen plena autoridad ejecutiva, legislativa y judicial sobre 3 millones de palestinos que viven en Cisjordania. Los palestinos no tienen voz en cómo se ejerce esta autoridad.

Israel bloquea donaciones de ropa de abrigo a los presos palestinos en celdas sin calefacción

28 de enero de 2022

Las autoridades israelíes bloquearon las donaciones de ropa de invierno, a los presos palestinos que se encuentran en las cárceles de ocupación sin calefacción que puedan protegerlos de las bajas temperaturas que se registran por estos días.

“Todos los detenidos sufren la escasez de ropa y mantas y la falta de medios de calefacción que puedan protegerlos del frío”, afirmó la Comisión Palestina para Asuntos de Detenidos y Ex Detenidos en un comunicado.

La comisión también afirmó que la política inhumana de Israel forma parte de un esfuerzo sistemático por erosionar la determinación y la resistencia de los presos palestinos.

La declaración exigía que las organizaciones internacionales de derechos humanos intervinieran para ayudar a los presos palestinos.

Hasta el pasado mes de diciembre, las ONG palestinas calculaban que había unos 4.600 detenidos palestinos en las cárceles israelíes, de los cuales al menos 600 padecían enfermedades, así como 160 menores y 34 mujeres reclusas.

Fuente: Palestine Chronicle

El terrorismo de los colonos no discrimina entre judíos y palestinos israelíes

Foto: coches quemados después de que los colonos israelíes los incendiaran en Cisjordania el 20 de diciembre de 2019 [Nedal Eshtayah/Anadolu Agency].

27 de enero de 2022

Por Ashraf Al-Ajrami

Colonos ilegales del asentamiento de Givat Ronen llevaron a cabo un ataque terrorista contra ciudadanos palestinos y activistas de Rabinos por los Derechos Humanos de Israel. El resultado fue que diez de los activistas israelíes resultaron heridos, uno de sus coches fue incendiado y otro resultó dañado. Aunque deplorable, el ataque puso de manifiesto la importancia de la acción conjunta palestino-israelí contra la ocupación y el proyecto de asentamientos que amenaza el legítimo derecho del pueblo palestino a la autodeterminación y a su propio Estado independiente en los territorios ocupados desde 1967, así como a una paz justa en la región que garantice la seguridad y la estabilidad para todos.

Esta agresión de los colonos provocó un gran revuelo en Israel, no sólo por el extremismo y el terrorismo de los colonos, que amenazan la seguridad en los territorios palestinos ocupados -con la posibilidad de una enérgica respuesta palestina-, sino también porque esta vez los colonos extremistas atacaron a judíos israelíes cuyo único «delito» fue ayudar a los palestinos a plantar árboles en la ciudad de Burin, al sur de Nablus. La condena israelí de la violencia de los colonos fue generalizada, por parte de políticos y otros.

«Esta espantosa violencia… debería ser una luz de alarma para todos nosotros», tuiteó el ministro de Asuntos Exteriores, Yair Lapid. El viceministro de Defensa, Alon Schuster, dijo que los autores están «socavando la seguridad del Estado, dañando la imagen moral de Israel y arruinando el buen nombre de los asentamientos judíos en Judea y Samaria [la Cisjordania ocupada]». Según el ministro de Defensa, Benny Gantz, «los recientes sucesos de delincuencia nacional en Judea y Samaria [sic] son graves, y tengo la intención de tratarlos con seriedad». Incluso el Consejo de Asentamientos de Cisjordania condenó el ataque, y personalidades y organizaciones de izquierda emitieron condenas más enérgicas. Escritores, periodistas y activistas calificaron lo ocurrido de terrorismo organizado que debe ser abordado y castigado sin demora.

El terrorismo de los colonos supone, en efecto, una grave amenaza, posiblemente la más grave, para la seguridad de Israel, y se pide que la agencia de seguridad interna Shin Bet desempeñe su papel en la eliminación de estos actos. El Instituto de Estudios de Seguridad Nacional (INSS) acaba de publicar su último informe sobre los retos estratégicos a los que se enfrenta la seguridad y la estabilidad futura de Israel en 2022; el terrorismo de los colonos ocupa el segundo lugar después de la amenaza nuclear iraní. El INSS se refiere a la frustración de las jóvenes generaciones palestinas y a su seria consideración de una solución de un solo estado que amenaza el futuro de Israel como estado «judío y democrático». El conflicto entre palestinos e israelíes afecta incluso al tercer reto relacionado con la unidad interna del Estado de ocupación, lo que ocurre entre sus ciudadanos judíos y palestinos.

Muchos israelíes sienten el peligro que supone para Israel el proyecto de asentamientos, y esto incluye la amenaza que supone el terrorismo de los colonos. Esto es motivo suficiente para que los palestinos piensen seriamente en una asociación con los israelíes para hacer frente al movimiento de los colonos y a su violencia. La acción conjunta en Burin es un modelo que debería desarrollarse, ya que la participación de activistas israelíes en las protestas populares pacíficas avergüenza a las autoridades israelíes y expone las divisiones de la sociedad israelí. Con el tiempo, esto puede conducir a los cambios políticos deseados. La experiencia de la primera intifada es quizá la mejor prueba de lo que esta lucha puede provocar en la sociedad israelí.

 

Afortunadamente, cuando los activistas palestinos abordaron el ataque a sus homólogos israelíes, no hablaron de normalización, bajo la cual se clasifica de forma general e inapropiada cualquier actividad conjunta palestino-israelí. Lo que está ocurriendo constituye posiblemente una invitación a todos los palestinos a reconsiderar el concepto de «normalización», y a distinguir entre la lucha común por los derechos del pueblo palestino, con la paz entre las dos partes sobre la base de la legitimidad internacional y los intereses comunes, y la normalización «oficial» con la potencia ocupante, como ha ocurrido con algunos países árabes e Israel sin vincular la normalización a la retirada de Israel de los territorios palestinos y árabes ocupados desde 1967.

La lucha en el frente interno israelí no es menos importante que la batalla diplomática en foros internacionales como el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y otras organizaciones de derechos humanos, así como la Corte Penal Internacional. El Israel oficial rechaza y combate el activismo conjunto palestino-israelí. Hay organizaciones israelíes respaldadas por el Estado, como NGO Monitor, que se oponen a las organizaciones e individuos israelíes que condenan la ocupación y sus crímenes contra el pueblo palestino, exponen sus violaciones y cooperan con los palestinos para poner fin a la ocupación y acordar un acuerdo de paz.

El terrorismo de los colonos no discrimina entre judíos israelíes y palestinos a la hora de atacar a quienes luchan por nuestros derechos, y nosotros tampoco deberíamos hacerlo. Debemos estar del lado de quienes se unen a nuestra lucha, aunque lo hagan para servir a sus propios intereses. No podemos permitirnos estar del lado de la ocupación y del extremismo, aunque utilicemos las consignas más revolucionarias y radicales.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

El Fondo Nacional Judío está limpiando étnicamente el Naqab palestino

28 de enero de 2022

El FNJ, recolectando fondos de todo el mundo para llevar a cabo esta operación de limpieza étnica, a través de la “Campaña del Diseño del Negev”, donde promociona falsamente una imagen del Naqab palestino como una tierra vacía y estéril que necesita revitalización y “arborización” para ser habitada por gente, principalmente judíos. La intención de este proyecto es reemplazar a los históricos dueños palestinos de la tierra del Naqab con 500. 000 nuevos colonos judíos, extranjeros acarreados de todos los rincones de la tierra
Fuentes: Campaña Popular Palestina contra el Muro de Apartheid

Hoy al amanecer, 12 de enero del 2022, las excavadoras israelíes y soldados preparados para combatir invadieron la aldea palestina de Al-Atrash en el desierto del Naqab al sur de la Palestina de 1948 [hoy Israel]. Por tercer día consecutivo las excavadoras israelíes han estado arrasando grandes fajas de tierra pertenecientes a los palestinos de la aldea.

La escalada de limpieza étnica de palestinos en Al-Atrash es parte de un esquema que está siendo aplicado conjuntamente por el Fondo Nacional Judío (JNF por sus siglas en inglés)) y la Autoridad de la Tierra Israelí.

Como respuesta a esto, los palestinos de Al-Atrash y de las zonas circundantes han estado manifestándose durante tres días en un intento de detener la incautación de su tierra.

Apenas sorprende que las fuerzas coloniales israelíes suprimieron brutalmente las protestas. Mientras escribimos este artículo, las fuerzas israelíes arrestaron a nueve manifestantes después de atacarlos violentamente.

Ayer, martes, 11 de enero, los palestinos residentes en Al-Atrash instalaron una sentada con una tienda en el lugar que Israel procura demoler y apoderarse. Además de esto, los palestinos llevaron a cabo una huelga en diferentes zonas del Naqab, incluidas las aldeas de Al-Atrash, Sa’wah, BeirHadaj, Al-Zarnouq, Al-Rwayyis y Khirbet Al-Watan.  

Para detener a los palestinos que intentan frustrar este esquema de limpieza étnica, los soldados israelíes asaltaron la tienda, la destrozaron y atacaron a los manifestantes. Dieciocho personas fueron arrestadas en el día de ayer. Otras resultaron heridas y los soldados lanzaron latas de gas lacrimógeno y granadas aturdidoras a los manifestantes.

Aún así, la brutalidad israelí intensificada solo alienta a los palestinos a manifestarse más. Los líderes de la comunidad y los organizadores en el Naqab están haciendo llamamientos por una protesta masiva y una huelga que tendrá lugar mañana.

La existencia palestina no reconocida en el Naqab

La aldea de Al-Atrash es una de las 35 aldeas no reconocidas en el Naqab por parte de las autoridades coloniales israelíes. Aproximadamente 100.000 palestinos con ciudadanía israelí de tercera viven en esas aldeas.

Al no reconocerlas, Israel le niega a los palestinos que viven allí los servicios básicos, como centros de salud, escuelas, agua, electricidad e infraestructuras de aguas residuales. Israel también niega a los residentes de las aldeas permisos de construcción, en lugares donde sus hogares son demolidos constantemente o están bajo la amenaza de demolición en cada momento.

Además de Al-Atrash, la aldea de Al-Araqeeb es otro ejemplo perfecto de las prácticas malévolas de Israel y sus políticas contra las llamadas aldeas no reconocidas. Hasta ahora, las autoridades israelíes han demolido Al-Araqeeb más de 190 veces.

Este ambiente coercitivo en el que los palestinos están obligados a vivir sirve a los planes israelíes para expandir los asentamientos judíos en el Naqab.

Sobre las ruinas de esas aldeas las autoridades israelíes, a través del FNJ (JNF por sus siglas en inglés), buscan plantar árboles de injusticia, apartheid y colonización. 45, 000 dunams de tierra limpiada étnicamente serán reforestados por el FNJ.

El FNJ llama a esta campaña de limpieza étnica el Disdeño del Negev. A través de la Campaña del Diseño del Negev, el FNJ promociona falsamente una imagen del Naqab como una tierra vacía y estéril que necesita revitalización para ser habitada por gente, principalmente judíos.

La intención de este proyecto es reemplazar a los dueños palestinos de la tierra del Naqab con 500. 000 nuevos colonos judíos y árboles del FNJ.

Los palestinos, independientemente del marco legal que los subyuga se están enfrentando actualmente a los mismos desplazamientos forzosos practicados por las autoridades de ocupación israelí en diferentes partes de la Palestina Histórica. Además del Naqab, la existencia de los palestinos está criminalizado y amenazado en el Sur de las Colinas de Hebron (SHH por sus siglas en inglés) y en el Valle del Jordán.

Hoy las excavadoras israelíes invadieron Al-Fakheet en el SHH y demolieron cinco tiendas residenciales, un pozo de agua y dos refugios para animales.

Ataque con demolición en Al-Fakheet, SHH

En la comunidad beduina de  Ibziq en el Valle del Jordán, más de 40 personas quedaron sin hogar ahora después de que las fuerzas de ocupación israelí demolieran sus hogares el 28 de diciembre.

Fuente: www.stopthewall.org

Fuente: https://rebelion.org

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner