Un ministro israelí promociona un aeropuerto israelí-palestino en Cisjordania

03 de diciembre de 2021

El ministro israelí de Cooperación Regional, Issawi Frej, está promoviendo la construcción de un aeropuerto israelí-palestino en terrenos situados cerca de la ciudad ocupada de Cisjordania, Ramala, según revelaron ayer los medios de comunicación israelíes.

Según Ynet News, el aeropuerto se convertiría en el primer aeródromo de la historia de propiedad conjunta israelí-palestina.

La zona, donde el ministro cree que podría construirse el aeropuerto, es la ubicación del antiguo aeropuerto de Qalandia, que se construyó durante el Mandato Británico de Palestina y permaneció operativo hasta la ocupación israelí de Palestina.

La semana pasada, el municipio israelí de Jerusalén avanzó un plan para construir un nuevo asentamiento en la zona, que Israel denomina Atarot.

«A medida que aumentan las necesidades de aviación de Israel, con el aeropuerto de Ben Gurion muy cerca de sus límites de capacidad, y mientras la decisión sobre la ubicación del próximo aeropuerto de Israel sigue siendo persistente, el recurso existente de aeródromos listos en Atarot debe ser utilizado y reabierto como un aeropuerto conjunto israelí-palestino», informó Ynet News diciendo Frej.

Y añadió: «La reconstrucción del aeródromo y su apertura responderán a la vez a las necesidades de aviación del área metropolitana de Jerusalén y a la necesidad de los residentes de la Autoridad Palestina de contar con una puerta de entrada y salida aérea».

Según el plan del ministro, dijo Ynet News, se reconstruirá el aeropuerto y se construirá una terminal palestina junto a él.

El portal web de noticias israelí informó de que el aeropuerto permitiría a los residentes de la Autoridad Palestina volar directamente desde Jerusalén a diversos destinos del mundo.

Frej cree que el aeropuerto podría dar servicio a hasta cinco millones de pasajeros al año y será una bendición para la economía israelí en su conjunto y la de Jerusalén en particular.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Federación palestina de fútbol lanza su propia selección para amputados

02 de diciembre de 2021

El alto número de palestinos asesinados, lesionados y amputados se debe a la brutal represión militar israelí, donde los soldados tienen la orden de disparar a matar o lesionar gravemente a los palestinos. Solo a modo de ejemplo, francotiradores israelíes en la frontera de Gaza han causado más de 200 muertes y 13.500 heridos incluidas 155 personas a las que se amputó algunas de sus extremidades.

La federación palestina de fútbol anunció este jueves la creación de una selección nacional compuesta por jugadores palestinos heridos a causa de disparos de israelíes, con el objetivo de participar en campeonatos en el extranjero.

Seleccionados de cinco clubes de Gaza, los 20 jugadores de este nuevo equipo nacional se enfrentaron en un entrenamiento bajo la supervisión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que patrocina el proyecto, la víspera del día mundial de las personas discapacitadas.

«Hoy esos jugadores escriben historia al formar el primer equipo nacional (palestino) para amputados», celebró Soheir Zaqout, portavoz del CICR en el enclave bajo bloqueo israelí.

Camiseta blanca adornada con la bandera palestina y el logo de la Cruz Roja, los jugadores se entrenaron con sus muletas en el estadio ‘Palestina’ de la ciudad de Gaza preparando el torneo de Asia en marzo de 2022 en Irán, explicó Fouad Abou Ghalioun, responsable de la federación palestina de fútbol para amputados.

En caso de clasificarse, podrán participar en el Mundial que tendrá lugar en Turquía en octubre de 2022.

La franja de Gaza cuenta con 80 futbolistas amputados, miembros de cinco clubes repartidos a través del enclave, precisó la portavoz Soheir Zaqout.

Hassan Abou Karim, de 38 años, perdió una pierna luego de haber sido herido durante una incursión israelí sobre Gaza en 2006.

En la selección nacional su objetivo es «disfrutar en el plano deportivo» pero también «representar a Palestina en el extranjero».

Algunos jugadores, como él, fueron amputados después de bombardeos del ejército israelí en Gaza, enclave gobernado por el islamista Hamás.

Israel y Hamás han mantenido cuatro conflictos armados desde la toma del poder del movimiento armado en 2007.

Dos millones de personas viven en Gaza, territorio minado por la pobreza y bloqueado entre Israel, Egipto y el Mar Mediterráneo. No hay equipo de amputados en la Cisjordania ocupada, otro territorio palestino separado de Gaza por suelo israelí.

Fuente: www.elfinancierocr.com

La AP advierte de una guerra religiosa por los crímenes de Israel

Foto: el observador de la Autoridad Palestina en la ONU, Riyadh Mansour [Wikipedia].

03 de diciembre de 2021

El enviado permanente de la Autoridad Palestina (AP) ante la ONU, Riyadh Mansour, advirtió ayer de una guerra religiosa en Oriente Medio debido a los «continuos crímenes israelíes contra los palestinos».

Durante una reunión celebrada en la sede de la Asamblea General de la ONU, Mansour dijo: «Ha llegado el momento de poner fin a los sufrimientos del pueblo palestino y acabar con la ocupación israelí».

«Los palestinos no buscan más de lo que les garantiza el derecho internacional, pero no aceptarán menos que eso. Ningún poder de la tierra podría impedirles alcanzar este objetivo».

Subrayó: «Los palestinos han experimentado las consecuencias de la opresión y las privaciones durante décadas; sin embargo, nunca han perdido la esperanza y la aspiración de vivir libremente en su tierra sin discriminación ni necesidad de nadie».

El enviado de la AP a la ONU advirtió de las consecuencias de la ausencia de soluciones políticas y de no hacer responsable a Israel de «los crímenes de guerra que comete cada día».

La insistencia de Israel en ignorar «el derecho al retorno de los refugiados palestinos, el aumento de sus hostilidades contra la Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina (UNRWA) y la persistencia en el mantenimiento de sus políticas de apartheid amenazan la paz y la seguridad internacionales».

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Organización israelí de derechos humanos acusa a Israel de ‘encubrir la verdad’ y proteger a los criminales

03 de diciembre de 2021

Según las ONG, las investigaciones de Israel no han sido «más que una cortina de humo» para «proteger a funcionarios responsables» ante el proceso de la Corte Penal Internacional (CPI), que este año abrió pesquisas para investigar supuestos crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos por el Ejército israelí…

Francotiradores israelíes en la frontera de Gaza han causado más de 200 muertes y 13.500 heridos incluidas 155 personas a las que se amputó algunas de sus extremidades. La investigación castrense israelí solo derivó en la condena de un soldado en relación al caso de la muerte de un joven palestino de 14 años, que fue declarado culpable por una falta disciplinaria menor y condenando a un mes de servicio militar comunitario, sin que se le culpara directamente de haber matado al menor. En Israel, los criminales gozan de la más absoluta impunidad.

Israel buscó «encubrir la verdad» y no tomó medidas contra cargos políticos y militares «responsables de la política ilegal de fuego abierto» que se saldó con la muerte de más de 200 palestinos en las protestas en la frontera con Gaza de 2018 y 2019, denunciaron hoy en un informe dos grupos pro derechos humanos.

Según la ONG israelí Btselem y el Centro Palestino de Derechos Humanos (CPDH), Ejército y autoridades israelíes no llevaron a cabo una investigación real y exhaustiva de los hechos, que engloban las acciones de las fuerzas militares en las protestas de la Gran Marcha del Retorno, cuando palestinos se manifestaron semanalmente ante la valla divisoria con Israel para pedir el fin del bloqueo de Gaza.

Más de dos centenares de manifestantes murieron en las protestas por disparos de soldados israelíes y casi 13.500 resultaron heridos, incluidas 155 personas a las que se amputó algunas de sus extremidades.

Según las ONG, las investigaciones de Israel ante lo sucedido no han sido «más que una cortina de humo» para «proteger a funcionarios responsables» ante el proceso de la Corte Penal Internacional (CPI), que este año abrió pesquisas para investigar supuestos crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos por el Ejército israelí como por Hamás y otros grupos armados palestinos desde junio de 2014.

Entre otros elementos, el expediente de la CPI incluye los sucesos de las protestas de la Gran Marcha del Retorno.

Inicialmente, «Israel se apresuró a anunciar que investigaba» las acciones tomadas ante las movilizaciones «debido al procedimiento en curso en la CPI», indica el informe, que denuncia no obstante que su pesquisa no ha sido efectiva ni cumplió los requisitos necesarios.

«Consistió íntegramente en que los militares se investigaran a sí mismos, sin examinar las normas ilegales de fuego abierto dictadas a las fuerzas de seguridad», señalan Btselem y CPDH.

A su vez, aseguran que las investigaciones solo «se centraron en los soldados de menor rango», sin poner el foco en el alto estamento político y militar, mientras que se investigó «exclusivamente los casos en que las fuerzas de seguridad mataron a palestinos», y «los miles de incidentes» en que hubo heridos «no se investigaron».

Efe consultó sobre el asunto al Ejército israelí, que declaró estar revisando las alegaciones expuestas en el informe.

Según datos aportados por las fuerzas armadas a Btselem, estas han revisado los casos de 134 palestinos muertos de un total de 234 fallecidos en las protestas, tras lo que el Cuerpo de la Abogacía General Militar ordenó investigar 36 casos.

Hasta ahora, la investigación castrense solo derivó en la condena de un soldado en relación al caso de la muerte de un joven palestino de 14 años, que fue declarado culpable por una falta disciplinaria menor y condenando a un mes de servicio militar comunitario, sin que se le culpara directamente de haber matado al menor.

Ante todo, «Israel no quiere ni puede investigar los abusos contra los derechos humanos» en las protestas de Gaza, por lo que «la responsabilidad de garantizar la rendición de cuentas por estas violaciones recae en la CPI», consideran Btselem y CPDH.

«Funcionarios gubernamentales, el fiscal general, los jueces de la Corte Suprema» y «altos cargos militares son los responsables de diseñar la política de fuego abierto y su aplicación», concluyen las dos ONG.

Fuente: Swiss Info

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner