Un 24 de noviembre de 1998 fue inaugurado el aeropuerto Yasser Arafat en la ciudad de Gaza

25 de noviembre de 2021

Japón, Egipto, Arabia Saudita, España, Alemania y Marruecos proveyeron dinero para la construcción del aeropuerto, que costó 86 millones de dólares y duró un año.

La inauguración del primer aeropuerto palestino, en la Franja de Gaza, en presencia del presidente estadounidense Bill Clinton, simbolizó en 1998 las esperanzas de independencia y de paz generadas por los Acuerdos de Oslo.

El terminal fue destruido por Israel en 2001, durante la Intifada de Al Aqsa. La estación de radar, la torre de control y la pista fueron destruidas.

Por esto, el aeropuerto ya no está en funcionamiento. España, ni los otros países, han reclamado nunca a Israel una reparación, a pesar de que diferentes asociaciones hayan pedido una indemnización y reversión de lo dañado por Israel.

Pero 25 años después de dichos acuerdos, el aeródromo no es más que ruinas, al igual que los sueños palestinos de aquel entonces.

El aeropuerto internacional Yasser Arafat o aeropuerto de Dahaniya es el recuerdo permanente del encierro de un territorio ubicado entre Israel, Egipto y el mar Mediterráneo y sometido a un bloqueo por aire, mar y tierra desde 2007, por parte de Israel.

En pie solo queda la estructura del hall de llegadas, con sus arcos abiertos a los cuatro vientos en medio de un terreno baldío. Alrededor se apilan los escombros, tras años de guerra y abandono.

Desde hace casi 20 años, ningún avión ha aterrizado o despegado de las pistas desiertas del aeropuerto internacional de Gaza, y hace tiempo que todos los equipos de valor, como los radares, desaparecieron.

Fuente: SwissInfo

Israel y Marruecos firman un acuerdo de defensa en el marco de la normalización de sus relaciones

Foto: el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz (derecha), y el ministro de Defensa marroquí, Abdellatif Loudiyi (izquierda), en Marruecos el 24 de noviembre de 2021 [@gantzbe/Twitter].

25 de noviembre de 2021

Israel y Marruecos firmaron un memorando de entendimiento (MoU) en materia de seguridad durante la visita del ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, al país norteafricano, según informó el miércoles el Ministerio de Defensa israelí.

En un comunicado, el ministerio dijo que el MoU fue firmado por Gantz y su homólogo marroquí, Abdellatif Loudiyi, describiendo el acuerdo como «pionero», informa la Agencia de Noticias Anadolu.

«El acuerdo proporciona un marco sólido que formaliza las relaciones de defensa entre los dos países, y establece una base que apoya cualquier cooperación futura», dice el comunicado.

También señaló que el acuerdo conseguirá que las instituciones de defensa de ambos países «disfruten de una mayor cooperación en los ámbitos de la inteligencia, la cooperación industrial, la formación militar y otros».

El Ministerio celebró el acuerdo como «un paso importante en la profundización de las relaciones entre Israel y el Reino de Marruecos, ya que los dos se benefician de una mayor cooperación económica, el turismo bilateral y las cálidas relaciones entre las personas».

Según el comunicado, los dos ministros «reiteraron la importancia de reforzar la cooperación bilateral».

Gantz subrayó «el importante papel del Reino de Marruecos en el mantenimiento de la paz y la estabilidad regionales, al tiempo que subrayó la necesidad de seguir ampliando la normalización y los acuerdos de paz con nuevos socios», dice el comunicado.

El periódico Times of Israel, citando a un funcionario israelí, describió el Memorando de Entendimiento como «el primer acuerdo de este tipo entre Israel y un Estado árabe de la historia».

El funcionario dijo que, a pesar de los estrechos lazos de seguridad de Israel con Jordania y Egipto, no existe ningún MoU con el dúo, lo que hace que el acuerdo de Tel Aviv con Rabat sea «sin precedentes».

El acuerdo «formalizó los lazos de defensa entre los dos países, permitiendo una cooperación más fluida entre sus establecimientos de defensa y facilitando la venta de armas por parte de Israel al reino norteafricano», dijo el periódico.

Gantz llegó a Marruecos a última hora del martes para una visita oficial de dos días, la primera de un ministro de Defensa israelí al país norteafricano.

La visita de Gantz, sin embargo, ha suscitado las condenas de las asociaciones de derechos humanos de Marruecos.

El 10 de diciembre de 2020, Israel y Marruecos anunciaron la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ellos después de que fueran suspendidas en 2002 tras la segunda Intifada palestina, lo que convirtió a Marruecos en el cuarto país árabe en normalizar las relaciones con Israel en 2020 después de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Sudán.

Desde entonces, se ha abierto una embajada israelí en Marruecos durante una visita del ministro de Asuntos Exteriores israelí, Yair Lapid, a Rabat el pasado agosto. También se reabrió la oficina de enlace marroquí en Tel Aviv y se puso en marcha un vuelo directo entre ambos países.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com

Gran Bretaña, cómplice del sionismo

Fuentes: SegundoPaso ConoSur
 

El gobierno británico muestra día a día, en forma incuestionable, que se encuentra sujeto a las presiones de Washington y la malsana influencia de los grupos de presión sionista en su territorio, que limitan su capacidad de tomar decisiones soberanas que la alejen de esta alianza, una de las más criminales de la historia.

Lo señalado queda en evidencia al darse a conocer que la ministra del interior británica, Priti Patel, mediante un anunció vía Twitter, anunció que su gobierno declararía organización terrorista al Movimiento de Resistencia islámica Hamas (Harakat al Muqáwama al Islamiya, en árabe) que ejerce su gobierno en la asediada y bloqueada Franja de Gaza en la Palestina histórica ocupada y colonizada por la entidad israelí. Idea concretada urbi et orbe en su discurso en la conferencia sobre seguridad celebrada en Washington, en la Fundación Heritage donde señaló: “Fue un honor dar un discurso de apertura sobre seguridad en Heritage en Washington DC hoy. Grupos como Hamas amenazan nuestras libertades con su antisemitismo. Como ministro del Interior, no toleraré este mal”.

Heritage se define como una fundación destinada a promover la difusión de los principios de libertad individualgobierno limitadolibre empresadefensa nacional y valores estadounidenses tradicionales. Su labor como grupo de presión influye fuertemente en la política interna de los Estados Unidos en diferentes temas de política pública. Heritage se ha convertido en parte activa de la política exterior intervencionista de las administraciones estadounidenses desde el año 1973 cuando se da origen a esta fundación.  Las palabras de Patel son la expresión de los acuerdos tomados en las conversaciones entre el primer ministro sionista Naftali Bennett y su homólogo británico Boris Johnson a principios de este mes de noviembre, en las bilaterales de la cumbre medioambiental celebrada en la ciudad de Glasgow, Escocia.

Las declaraciones de Patel ha sido una tarea que le ha sido encomendada no sólo por Johnson, sino que principalmente por aquellos que han financiado su vida política: el sionismo. Recordemos que en julio del año 2016 esta política, de origen indio, miembro del partido conservador fue nombrada secretaria de Estado para el desarrollo internacional (bajo la administración de la ex primera ministra Theresa May). Cargo del cual tuvo que dimitir en noviembre del año 2017, tras recibir severas críticas y censura por sus reuniones (14 en total) de carácter informal y secretas, prohibidas por la legislación inglesa, con ministros, empresarios y miembros de grupos de presión sionistas, incluyendo en ellas al ex primer ministro Benjamín Netanyahu durante sus vacaciones en agosto del año 2017, en que realizó un viaje no autorizado a la Palestina ocupada por el régimen israelí.

Tras su regreso a Gran Bretaña, la influencia de sus reuniones con políticos sionistas se expresó en toda su magnitud. La entonces ministra Patel pidió al ministerio de Exteriores que apoyara las operaciones “humanitarias” del ejército ocupante israelí en los Altos del Golán  -que las denuncias internacionales señalaban como operaciones destinadas a atender en hospitales militares sionistas a miembros heridos del grupo terrorista Daesh que operaban en Siria. La petición de Patel fue considerada “inapropiada” según señaló en su oportunidad la BBC de Londres, ya que Gran Bretaña considera a los Altos del Golán un territorio ocupado. Los gravísimos hechos marcaron la renuncia de Pattel, quien en su carta de renuncia pidió disculpas, señalando que sus acciones «quedaron por debajo de los estándares de transparencia y franqueza». Sin embargo, al cabo de sólo cuatro años ha recibido el premio que otorga la política británica a los testaferros del sionismo consolidando su posición, primero, como diputada conservadora desde 2010 por la región de Witham (sur de Inglaterra), miembro de la agrupación parlamentaria Amigos Conservadores de Israel, que le ha allanado el camino político que la tiene hoy como miembro del círculo de hierro de la administración del primer ministro Boris Johnson, considerado un incondicional de Israel.

Por ello, no es extraño que Patel cumpla los compromisos asumidos con el régimen ocupante israelí sobre Palestina y que implican, por ejemplo, atacar a sus movimientos de resistencia. Una Pattel, que el pasado 18 de noviembre señaló exultante: «Hamas tiene una importante capacidad terrorista, incluido el acceso a un amplio y sofisticado armamento, así como a instalaciones de entrenamiento terrorista. Por eso he actuado para proscribir a Hamas en su totalidad». Con esta declaración el gobierno británico presentará una norma que proscribe a HAMAS y castigará acciones tales como: enarbolar su bandera, organizar reuniones en su nombre e incluso, castigar estas acciones con penas de prisión, acusando además a HAMAS de ser una organización fundamentalista y antisemita.

La pregunta que surge es: ¿Qué objetivos hay detrás de esta norma contra un movimiento de resistencia como es HAMAS? En forma indudable, los de siempre e incrementados ante la labor realizada por esta socia británica del sionismo, que se ha comportado como una relacionadora pública de este régimen, la política, conservadora y actual ministra del interior británica, Priti Patel. En primer lugar, es una maniobra que este aliado de Israel ejecuta para ocultar su responsabilidad en el apoyo al extremismo sionista enquistado en Palestina bajo su mandato entre los años 1922 a 1948, su responsabilidad en el Acuerdo Sykes-Picot de 1916 y sobre todo la llamada declaración Balfour del año 1917, que concretó la alianza entre el imperialismo británico y el sionismo europeo para instalar, en tierras palestinas, colonos europeos impregnados de esta ideología racista, que sirviera a sus intereses hegemónicos. Por ello, poner en el blanco de las críticas y sanciones a un movimiento como HAMAS, que persigue la autodeterminación de Palestina, permite a Gran Bretaña desviar la atención y no cumplir la exigencia para que pida perdón al pueblo palestino por ayudar al verdadero terrorista en Asia Occidental como es el sionismo, a contagiar la región con la peor de las enfermedades, peor que el Covid 19, me refiero a este virus llamado Sion 48.

En segundo lugar, encontramos el objetivo de estigmatizar a los movimientos de resistencia del pueblo palestino, negando la legalidad que les asiste en la lucha que llevan a cabo contra el nacionalsionismo. Igualmente, encontramos el propósito de apoyar a la entidad israelí, en su limpieza de imagen, presentándose como víctima de la resistencia, ocultando su papel de victimario del pueblo palestino desde el año 1948 cuando nace a la vida internacional esta entelequia que llamaron Israel. Como también, sostengo que otro de los objetivos es dar sustento a la tesis occidental, respecto a que los movimientos de resistencia, que combaten las agresiones del imperialismo estadounidense, apoyado por Gran Bretaña junto a sus socios en la zona – Israel y Arabia saudí – son movimientos terroristas y con ello se pretende chantajear a los gobiernos del mundo y los organismos internacionales, para presionar en orden a no apoyar la lucha contra el sionismo y la opresión.

La ministra del Interior británica, Priti Patel, con su anuncio que está tomando medidas para clasificar como «terrorista» al movimiento HAMAS expresa la orden emanada, desde Estados Unidos, en base a argumentos hipócritas, falsos. La falsedad de las expresiones de Pattel, de inculpar a un movimiento que lucha por la libertad de Palestina como fundamentalista y antisemita, son evidentes. Los fundamentalistas son precisamente aquellos grupos terroristas, extremistas, organizaciones y movimientos como Al Qaeda, Daesh, Ahrar al Shan, Fath al Sham, Boko Haram, Ansar al Dine, todos ellos organizados, financiados y armados por la triada conformada por el imperialismo estadounidense y con ello su socio británico, el sionismo y la casa al saud. Cómo Pattel va a inculpar a Hamas de ser un movimiento antisemita, si en esta agresión contra Palestina por parte del sionismo los únicos semitas son los palestinos.

El papel cómplice de la Sra. Patel es evidente o acaso podríamos creer que Naftalí Bennett, primer ministro sionista de origen estadounidense es semita o Avigdor Liberman, ministro de agricultura de origen moldavo puede ser considerado semita o Benny Gantz general acusado de crímenes de guerra de origen húngaro es semita o los fallecidos Golda Meier (de apellido original Mabovitch de origen ucraniano) o Begin nacido en Bielorrusia, que todos ellos son semitas. Han inventado una historia en base a mitos que día se desmorona y por ello necesitan políticos como Pattel, para tratar de revivir el mito sionista, de qué antisemitismo habla la Sra. Pattel, simplemente es parte de su cuento y argumentos falsos, de sus mitos fundacionales. Los verdaderos antisemitas son los sionistas.

La Sra. Patel sostiene que Gran Bretaña está comprometida con estas medidas “con la lucha contra el extremismo y el terrorismo dondequiera que se produzca». Bueno Sra. Patel, si es así, declare entonces a Israel un régimen terrorista, como también a Arabia saudí, a los partidos de colonos sionistas que armados atacan al pueblo palestino. Declare a su propio país un régimen terrorista, que ha generado millones de muertos allí donde se ha hecho presente con sus otros socios terroristas occidentales: Libia, Irak, Siria, Afganistán.  Hamas rechazó con fuerza la decisión británica expresando “En lugar de disculparse y corregir su pecado histórico contra el pueblo palestino, Reino Unido apoya a los agresores a expensas de las víctimas. La resistencia a la ocupación, por todos los medios disponibles, incluida la resistencia armada, es un derecho garantizado por el derecho internacional a las personas bajo ocupación”. Así es como lo expresa este valiente movimiento de resistencia, lo que demuestra que Palestina no cederá en su lucha, por más que hipócritas como Patel declaren a los movimientos de resistencia de Palestina, como es el caso de HAMAS, como un movimiento terrorista. Patel se ha demostrado como lo que: una política británica al servicio del sionismo.  

 

Escritores, poetas y dramaturgos internacionales apoyan el boicot a Israel de Sally Rooney

Foto: Sally Rooney asiste a los Costa Book Awards 2019 celebrados en Quaglino’s el 29 de enero de 2019 en Londres, Inglaterra [Tristan Fewings/Getty Images].

25 de noviembre de 2021

Setenta destacados escritores, poetas y dramaturgos de varios continentes han firmado una carta en la que apoyan el boicot de Sally Rooney a Israel, describiéndolo como «una respuesta ejemplar a las crecientes injusticias infligidas a los palestinos».

Entre los firmantes de la carta se encuentran importantes autores, como los galardonados irlandeses Niamh Campbell y Kevin Barry; los estadounidenses Rachel Kushner, Eileen Myles y Eliot Weinburger; y los británicos Monica Ali, Caryl Churchill, Pankaj Mishra, China Miéville y Kamila Shamsie.

«La negativa de Sally Rooney a firmar un contrato con una editorial israelí convencional -que comercializa la obra del Ministerio de Defensa israelí- es, por tanto, una respuesta ejemplar a las crecientes injusticias infligidas a los palestinos», dice la carta, que continúa destacando el llamamiento de los artistas palestinos a sus colegas internacionales «para que pongan fin a la complicidad con las violaciones de sus derechos humanos por parte de Israel».

El mes pasado, la galardonada novelista irlandesa rechazó una oferta de una editorial israelí para traducir su libro al hebreo. Su decisión provocó un acalorado debate en torno al boicot a Israel. Los grupos pro-israelíes acusaron a Roony de antisemitismo. Pintaron falsamente el boicot a Israel de esta mujer de 30 años como un boicot al hebreo. Sin embargo, este no era el caso. Rooney instó a los editores no israelíes a traducir su obra al hebreo.

Al rechazar la oferta, Rooney declaró el mes pasado que apoyaba el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), que trabaja para «poner fin al apoyo internacional a la opresión de los palestinos por parte de Israel y presionar a este país para que cumpla con el derecho internacional», y que no le parecía correcto colaborar con una empresa israelí «que no se distancie públicamente del apartheid y apoye los derechos del pueblo palestino estipulados por la ONU».

Al describir el contexto del boicot de Rooney a Israel, la carta señalaba el histórico informe de abril de Human Rights Watch, que acusaba al Estado de ocupación de practicar el apartheid, y el ataque de 11 días de Israel a la asediada Franja de Gaza. «Hace menos de un año que Human Rights Watch concluyó que Israel había «desposeído, confinado, separado por la fuerza y subyugado a los palestinos», lo que equivale a los «crímenes contra la humanidad del apartheid y la persecución»», decía la carta. «Sólo han pasado unos meses desde el último bombardeo de Gaza, desde la última incursión en la mezquita de Al-Aqsa y la nueva ronda de órdenes de expulsión en el Jerusalén Oriental ocupado».

«Este es el contexto de la decisión de Sally Rooney», explicaba la carta, y añadía que «al tomarla, no está sola». Los firmantes mencionaron que en mayo, Rooney fue uno de los más de 16.000 artistas que condenaron los crímenes de Israel en lo que describieron como «Una carta contra el apartheid». El apartheid israelí, decían, está «sostenido por la complicidad internacional; es nuestra responsabilidad colectiva reparar este daño».

«Al apoyar a Sally Rooney, reafirmamos esa responsabilidad», decía la carta. «Al igual que ella, seguiremos respondiendo al llamamiento palestino a la solidaridad efectiva, al igual que millones de personas apoyaron la campaña contra el apartheid en Sudáfrica. Seguiremos apoyando la lucha no violenta de los palestinos por la libertad, la justicia y la igualdad».

Una novelista irlandesa premiada se niega a que un editor israelí traduzca su obra al hebreo - Caricatura [Sabaaneh/Middle East Monitor].
Una novelista irlandesa premiada se niega a que un editor israelí traduzca su obra al hebreo – Caricatura [Sabaaneh/Middle East Monitor].

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Jerusalén avanza en un nuevo barrio judío en un área destinada a los palestinos

Foto: aeropuerto Atarot abandonado. Crédito: Emil Salman

24 de noviembre de 2021

Por Nir Hasson 

Si se establece, sería el primer gran barrio judío en Jerusalén Este desde la década de 1990.

El comité de planificación del municipio de Jerusalén aprobó el miércoles la construcción de un nuevo vecindario más allá de las fronteras de Israel anteriores a 1967. Si se establece, sería el primer gran vecindario judío en el este de Jerusalén desde Har Homa en la década de 1990.

Esta área del aeropuerto abandonado de Atarot , ubicado entre Jerusalén y Ramallah, originalmente estaba destinada a ser transferida a los palestinos como se acordó en conversaciones de paz anteriores, y descansa sobre los terrenos de un aeropuerto regional desaparecido en la parte norte de Jerusalén, que fue anexado por Israel en junio de 1967.

El plan para el vecindario incluye 9,000 unidades residenciales en un área de 1,243 dunams. Se cree que el nuevo barrio estará destinado a la comunidad ultraortodoxa de Jerusalén.


Aeropuerto Atarot abandonado.  Se espera que el plan provoque protestas de la Autoridad Palestina y la comunidad internacional. Crédito: Emil Salman.

El plan fue iniciado por el Ministerio de Vivienda y elaborado por el arquitecto Yuval Kadmon. Ahora debe pasar por una serie de pasos adicionales antes de la aprobación final.

Israel originalmente esperaba convertir el aeropuerto de Atarot en el aeropuerto internacional de Jerusalén, pero ningún avión internacional estaba dispuesto a despegar o aterrizar allí. Se utilizó para vuelos nacionales hasta 2000, pero se cerró después de que estalló la segunda intifada y ha estado abandonada desde entonces.

Según el plan aprobado por el Comité de Urbanismo y Planificación Local el miércoles, se preservará y reconstruirá el histórico edificio de la terminal del aeropuerto, y se crearán una serie de caminos y espacios públicos a su alrededor.

El comunicado del municipio dijo que el plan utilizaría la última reserva de tierra disponible en la ciudad que se puede desarrollar sin dañar las áreas silvestres y se utilizará para responder a las necesidades de vivienda de los residentes.

Laura Wharton, representante del partido Meretz en el ayuntamiento, se opone a la propuesta y dijo que la tierra debería usarse para un vecindario palestino. «Durante más de 50 años, no se ha construido ningún barrio nuevo para los palestinos, que constituyen el 38 por ciento de los residentes de la ciudad», dijo.

Además, esta es un área que, por supuesto, el derecho internacional y la comunidad internacional ven como territorio ocupado y, por lo tanto, los ciudadanos israelíes no deberían establecerse en él. Además, el área tiene problemas de contaminación del suelo, contaminación del aire y seguridad problema derivado de la proximidad del lugar a la valla [fronteriza] y los barrios palestinos, para quienes la construcción es una clara provocación. Es obvio que el plan es un intento de satisfacer a la dirección ultraortodoxa «.

En los últimos meses, el gobierno ha estado promoviendo una serie de controvertidos planes de construcción que se estancaron bajo el gobierno anterior. Por ejemplo, ha comenzado el trabajo de infraestructura en Givat Hamatos, en el sur de Jerusalén, y se prevé un nuevo asentamiento en el Área A-1.

Fuente: https://www.haaretz.com

Los cierres y otras medidas de la ocupación israelí en Cisjordania desde 2000 representan un peaje de 58.000 millones de dólares.

Foto: una sección del muro de la barrera de Cisjordania. 

24 de noviembre de 2021
Cisjordania ha sufrido dos décadas de desarrollo y pobreza detenidos.

El costo económico acumulado de la política de cierre israelí más estricta, las restricciones y las operaciones militares en Cisjordania desde 2000 se estima en $ 57.7 mil millones, según el último informe de la UNCTAD a la Asamblea General de la ONU. Israel impuso la política de cierre y las restricciones después del estallido de la segunda Intifada palestina (levantamiento) en septiembre de 2000.

El informe, titulado “ Costos económicos de la ocupación israelí para el pueblo palestino: pobreza en Cisjordania 2000-2019 ”, estima que el costo es equivalente a tres veces y media el PIB del territorio palestino ocupado en 2019.

Indica que el costo mínimo de eliminar la pobreza en Cisjordania se multiplicó por seis entre 1998 y 2007; de $ 73 millones (US $ constantes de 2015) a $ 428 millones. La pobreza y la desigualdad aumentaron dramáticamente después de la segunda Intifada solo para volver a su nivel anterior a la segunda Intifada casi dos décadas después.

El informe señala que el efecto inmediato de las restricciones israelíes más estrictas impuestas a Cisjordania después de la segunda Intifada fue una caída drástica en los niveles de vida y que los segmentos más pobres de la población fueron los más afectados.

Las proyecciones del informe indican que sin los cierres, restricciones y operaciones militares israelíes en Cisjordania tras la segunda Intifada, la tasa de pobreza en Cisjordania en 2004 habría sido del 12%, un tercio del 35% observado. El PIB per cápita de Cisjordania en 2019 habría sido un 44% más alto que su valor real ($ 4,823) para llegar a $ 6,964 (dólares estadounidenses constantes de 2015).

Dos décadas de crecimiento del desempleo en Cisjordania

El impacto de las restricciones israelíes más estrictas y las operaciones militares en Cisjordania fue una contracción de un tercio de su tamaño entre 2000 y 2002. Además, estas restricciones tuvieron un impacto negativo duradero que afectó a todos los sectores económicos durante al menos 20 años.

Aunque la economía regional en Cisjordania creció un 6,2% anual desde 2007, el crecimiento fue volátil, oscilando entre el 13,1% en 2008 y el 1,6% en 2019. Esta volatilidad suele estar asociada con una débil capacidad de generación de empleo. De hecho, la tasa de desempleo en Cisjordania era alta, rondando el 18% entre 2007 y 2019.

La incapacidad de la constreñida economía regional de Cisjordania para generar puestos de trabajo obliga a muchos palestinos a buscar empleo en Israel y sus asentamientos.

La siguiente figura muestra la fuerte correlación negativa entre la tasa de desempleo y la proporción de palestinos que trabajan en Israel y los asentamientos, en el empleo total de Cisjordania. Esto refleja la dependencia dañina de la economía regional de Cisjordania de Israel y sus asentamientos para el empleo.


Cisjordania: Tasas de desempleo, porcentaje de empleo en Israel y asentamientos – Porcentaje

Calcular mostrando las tasas de desempleo en Cisjordania

Fuente : Oficina Central de Estadística de Palestina, cálculos de la UNCTAD


Sin los puestos de trabajo en Israel y sus asentamientos, el desempleo en Cisjordania habría sido mucho más alto y casi habría alcanzado las tasas extremadamente altas en la Franja de Gaza sitiada, que promedió el 39,8% entre 2007 y 2019.

Incluso con el empleo en Israel, la economía regional de Cisjordania no ha podido reducir o estabilizar su tasa de desempleo desde 1999. En otras palabras, Cisjordania ha atravesado dos décadas de crecimiento sin empleo y desarrollo detenido.

El informe pide el levantamiento de todas las restricciones de movilidad en el territorio palestino ocupado y el restablecimiento de la contigüidad del territorio mediante la reconexión entre Jerusalén Oriental, todas las ciudades y pueblos de Cisjordania y la Franja de Gaza.

También pide que los sectores público y privado palestinos puedan establecer y operar empresas agrícolas, industriales, comerciales y mineras en el Área C (más del 60% del área de Cisjordania). Hasta que termine la ocupación, estas ramificaciones continuarán deteniendo el desarrollo económico palestino al tiempo que se suman al costo acumulado de la ocupación israelí para el pueblo palestino.

El informe se suma a investigaciones anteriores sobre el costo económico de la ocupación, realizadas en respuesta a siete resoluciones de la Asamblea General de la ONU adoptadas entre 2014 y 2020, que solicitaban a la UNCTAD que evaluara e informara sobre el costo económico de la ocupación israelí para el pueblo palestino.

La ONU mantiene su posición de larga data de que la paz duradera y completa solo se puede lograr a través de una solución negociada de dos estados. Continuará trabajando hacia el establecimiento de un estado palestino soberano, democrático, contiguo y viable, que viva en paz con un Israel seguro.

La UNCTAD ayuda a los países en desarrollo a acceder a los beneficios de una economía globalizada de manera más justa y eficaz y los prepara para hacer frente a los posibles inconvenientes de una mayor integración económica.

Proporciona análisis, facilita la creación de consenso y ofrece asistencia técnica. Esto ayuda a los países a utilizar el comercio, la inversión, las finanzas y la tecnología como vehículos para un desarrollo inclusivo y sostenible.

Fuente: ttps://unctad.org/news/closures-and-other-measures-israeli-occupation-west-bank-2000-exact-58-billion-toll

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner