Seguridad humana: ¿Por qué cultura?, ¿Por qué en Palestina?

Por Luz Gómez García 

A la entrada del campo de refugiados al-Dahicha, un enorme grafiti con el rostro y una frase del escritor Gasán Kanafani da la bienvenida: «No cejaré hasta que siembre en la tierra mi paraíso», Si se pregunta por su significado a Muhámmad Mustafa Fararya, un joven nacido en este campamento de las afueras de Belén y recién licenciado en Económicas por la Universidad de al-Quds, asevera que leer a Kanafani es una obligación ineludible para quien se considere parte de al-Dahicha, En la otra entrada -o salida- del campamento, el Centro Cultural Ibdá («Creatividad») y un torniquete, ahora en desuso, recuerdan la historia de al-Dahicha.

2008_Seguridad_Humana_Por_que_cultura_P

Prisionero palestino muere en cárceles israelíes por negligencia médica

RAMALLAH, jueves 18 de noviembre de 2021 (WAFA) – El prisionero palestino Sami al-Amour murió el jueves por la mañana en cárceles israelíes debido a negligencia médica deliberada, según la Sociedad Palestina de Prisioneros (PPS).

PPS dijo en un comunicado de prensa que al-Amour, de 39 años, residente de la ciudad de Deir al-Balah en la Franja de Gaza, murió en su celda esta mañana como resultado de negligencia médica intencional sistemática en el momento en que estaba bajo custodia.

Añadió que al-Amour fue detenido en 2008 y condenado a 19 años de prisión, durante los cuales se le negaron las visitas familiares. Sufría una enfermedad cardíaca congénita, pero la negligencia médica deliberada de Israel y las duras condiciones de detención causaron un grave deterioro de su salud.

Fue trasladado hace varios días de la prisión de Nafha a la prisión de Asqalan, antes de ser trasladado al Centro Médico Soroka, donde fue sometido a dos cirugías antes de ser declarado muerto.

El PPS responsabilizó plenamente a las autoridades de ocupación israelíes por la muerte de al-Amour, ya que el Servicio de Prisiones de Israel (ISP) mantiene una política sistemática de negligencia médica contra los prisioneros palestinos, la misma política que causó la muerte de otros prisioneros, sobre todo Hussein Masalma y el prisionero enfermo de cáncer Kamal Abu Wa’er.

Instó a los grupos jurídicos y de derechos humanos a tomar medidas serias e inmediatas para garantizar la liberación de todos los palestinos enfermos de las cárceles israelíes y garantizar que se ofrezca a los presos un tratamiento médico adecuado.

La muerte de Al-Amour eleva el número total de prisioneros que murieron en el encarcelamiento israelí desde el comienzo de la ocupación israelí de Cisjordania y Gaza en junio de 1967 a 227, incluidos 72 prisioneros que murieron debido a negligencia médica. El Servicio de Prisiones de Israel continuó reteniendo los cuerpos de siete presos palestinos

Según cifras palestinas, aproximadamente 4.650 palestinos, incluidas 34 mujeres y unos 160 menores, languidecen actualmente en los centros de detención israelíes.

Fuente: WAFA

JCB, empresa del Reino Unido señalada por su falta de respeto de los DDHH

Fuentes: Comité de Solidaridad con la Causa Árabe
 

Con respecto a JCB, eso es lo que se desprende del Informe del Punto Nacional de Contacto del Reino Unido en la mediación entre la asociación Abogados por los Derechos Humanos Palestinos (Lawyers for Palestinian Human Rights ) y la empresa JCB, de maquinaria pesada de construcción y demolición, por el uso de sus excavadoras y otras maquinarias en los Territorios ocupados Palestinos. JCB es una de las empresas mencionadas en la Base de Datos de las Naciones Unidas, junto a otras 112 empresas, por lucrarse con la ocupación israelí en los Territorios Ocupados Palestinos..  

Las empresas CAF, GMV y TYPSA, y su socio Shapir, que construyen y amplían líneas de tren ligero entre la ciudad ocupada de Jerusalén y las colonias próximas, según el CSCA no respetan los derechos humanos y su supuesta debida diligencia es mera literatura no confrontada con sus hechos. 

En estos momentos, las empresas CAF y GMV han sido llevadas al Punto Nacional de Contacto de España y Shapir al PNC de Israel y se está a la espera de sus mediaciones. Shapir es otra de las 112 empresas mencionadas en la Base de Datos de las Naciones Unidas, junto a los clientes y proveedores de CAF, Egged y Banco Hapoalim. 31 organizaciones de DDHH han pedido al Consejo de Derechos Humanos de las NNUU que incluyan a CAF en la Base de Datos. 

El Punto Nacional de Contacto tanto del Reino Unido, como el de España o Israel, son organismos ministeriales que deben velar en el cumplimiento de las Líneas Directrices para Multinacionales de la OCDE, que recogen el respeto a los derechos humanos, económicos y sociales. En los Territorios Ocupados Palestinos donde se practica la colonización y el supremacismo israelí, con las expropiaciones y expulsiones de sus originarios habitantes palestinos y donde se esquilma su economía, las empresas que se lucran con la ocupación, al servicio de la potencia ocupante, no respetan las Líneas Directrices. 

El comunicado de Lawyers for Palestinian Human Rights (LPHR) tras el Informe Final del Punto Nacional de Reino Unido se puede ver aquí

El Informe final del Punto Nacional de Contacto del Reino Unido se puede ver aquí

Fuente: Rebelión 

La diputada palestina liberada Khalida Jarrar relata su dolorosa experiencia en las cárceles israelíes

Foto: La legisladora palestina Khalida Jarrar en Ramallah, Cisjordania, el 26 de septiembre de 2021 [Issam Rimawi/Anadolu Agency].

18 de noviembre de 2021

La legisladora palestina y miembro del Buró Político del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), Khalida Jarrar, ha relatado su dolorosa experiencia como prisionera en las cárceles israelíes, incluida la muerte de dos de sus familiares mientras estaba detenida.

En declaraciones a Quds Press, Jarrar dijo que la experiencia más dolorosa fue la muerte de su propia hija, Suha, sólo dos meses antes de su liberación. Israel le prohibió asistir al funeral de su hija.

«Durante mi última detención, mi hija murió, y en la anterior murió mi padre», dijo.

Jarrar explicó que durante su última detención, de la que fue liberada hace sólo dos meses, la Autoridad Penitenciaria israelí la trasladó deliberadamente, durante todo un mes, a diario, bien para ser investigada en la prisión de Al-Maskobiya, bien para ser juzgada en la prisión de Ofer.

Explicó que la Autoridad Penitenciaria israelí aprovechó la pandemia de coronavirus para privar a los presos de sus derechos de visita durante más de nueve meses.

Hablando de las condiciones de la prisión, señaló que la Autoridad Penitenciaria restringe deliberadamente a las presas colocando cámaras de vigilancia en el patio exterior para limitar su intimidad, y añadió que «la cantidad de aire que entra en las celdas de detención es insuficiente».

«La zona de duchas está situada fuera de las habitaciones, por lo que si la administración penitenciaria prohíbe a las presas salir de sus celdas, pueden pasar días sin ducharse», dijo.

Jarrar, de 58 años, fue detenida en su casa de la ciudad de Ramala el 31 de octubre de 2019 y acusada de pertenecer al FPLP, un grupo prohibido por Israel.

Había sido liberada de las cárceles israelíes meses antes, en febrero, tras pasar 20 meses en detención administrativa.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

UNRWA: ocho países prometen 614 millones de dólares durante la Conferencia de Oslo

18 de noviembre de 2021

Foto: e Comisionado General del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA) Philippe Lazzarini (Izq) ofrece una conferencia de prensa en la ciudad de Gaza, el 14 de enero de 2021 [Ali Jadallah/Anadolu Agency].

El Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA) dijo ayer que ocho países prometieron 614 millones de dólares durante una conferencia ministerial internacional organizada por Jordania y Suecia.

Durante la conferencia, titulada «Mantener los derechos y el desarrollo humano de los refugiados palestinos», el Comisionado General de la UNRWA, Philippe Lazzarini, dijo: «La conferencia de hoy demuestra una vez más el reconocimiento de la comunidad internacional del papel vital y salvador de vidas que desempeña UNRWA en todo Oriente Medio».

«Estos compromisos llegan en un momento vital en el que la Agencia se enfrenta a un aumento de los ataques políticos que amenazan nuestra capacidad de proporcionar ayuda humanitaria y servicios de desarrollo humano a millones de refugiados de Palestina.»

«Es inaceptable que el bienestar de estos refugiados siga amenazado en ausencia de una solución política y duradera a su difícil situación.»

En una declaración conjunta, el Ministro de Asuntos Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, y la Ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Anne Linde, dijeron: «La UNRWA sigue enfrentándose a repetidos y catastróficos déficits de financiación que dejan a su personal y a los millones de personas a las que sirve muy vulnerables a perder sus necesidades básicas.»

Añadieron: «Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que reforme el modelo de financiación estructural que tan a menudo ha fallado a esta vital Agencia de la ONU, comprometiéndose a una financiación plurianual, ampliando la base de donantes y desarrollando mecanismos de financiación innovadores.»

Por su parte, el Secretario General de la ONU, António Guterres, dijo: «Tenemos que encontrar colectivamente un camino hacia una financiación más predecible, suficiente y sostenible para la Agencia, incluso mediante compromisos plurianuales».

En su declaración, la agencia de la ONU encargada de prestar servicios a los refugiados palestinos dijo: «La UNRWA gestiona servicios críticos de salud, educación, protección social y otros en Cisjordania, incluyendo Jerusalén Este, Gaza, Jordania, Siria y Líbano con un presupuesto anual de unos 800 millones de dólares».

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

Israel: el ex jefe de policía es condenado por conducta sexual indebida

Foto: Nissan Shaham (C), ex jefe del servicio de policía israelí en Jerusalén [@JComm_BlogFeeds/Twitter]

El ex jefe del servicio de policía israelí en Jerusalén ha sido condenado por conducta sexual inapropiada, informó el martes Israel Hayom. Nissan Shaham también fue acusado de fraude y abuso de confianza, y aparentemente cumplirá solo 10 meses de prisión, a partir del 30 de diciembre.

Shaham fue condenado en abril de 2019 por conducta indebida que involucró a varias oficiales bajo su mando, informó el periódico. También señaló que la sentencia anuló un veredicto del año anterior, que solo lo condenó por el cargo menor de llevar a cabo un acto indecente.

Según el diario israelí, el Tribunal Supremo rechazó el lunes un recurso contra la sentencia de prisión de Shaham. Se espera que sus abogados presenten una solicitud para una nueva audiencia en base a un desacuerdo entre los jueces sobre la condena por abuso de confianza.

Además de 10 meses de prisión, Shaham estará en libertad condicional durante cinco meses y deberá pagar una multa de 2.400 dólares. También se le ordenó indemnizar a dos de las víctimas con una cantidad de 480 dólares, y a una tercera víctima con 160 dólares.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com/20211118-israel-el-ex-jefe-de-policia-es-condenado-por-conducta-sexual-indebida/

Carta abierta contra la designación israelí de “terroristas” a las ONG palestinas

17 de noviembre de 2021

Carta abierta contra la designación israelí de “terroristas” a las ONG palestinas

Por Redacción Diario Sirio Libanés

Más de 100 actores, músicos y escritores de Hollywood firmaron una carta en la que critican la designación del régimen ocupante a varios grupos palestinos de derechos humanos como “organizaciones terroristas”.

Más de 100 celebridades han firmado una carta abierta criticando la decisión de Israel de designar a seis importantes organizaciones benéficas palestinas como organizaciones terroristas.

Los firmantes incluyen a las estrellas de Hollywood como Richard Gere, Claire Foy, Tilda Swinton y Susan Sarandon; el director Ken Loach, el músico Jarvis Cocker, la banda Massive Attack y los destacados escritores Philip Pullman, Colm Tobin e Irvine Welsh.

La carta conjunta describe la reciente medida como «un ataque general y sin precedentes contra los defensores de los derechos humanos palestinos». “Las designaciones se dirigen a seis de los defensores de los derechos humanos palestinos más eminentes que participan en una labor crítica de derechos humanos y abarcan todos los aspectos de la sociedad civil en el territorio palestino ocupado», agrega el documento.

Los grupos son Addameer, al-Haq, Defence for Children Palestine, la Unión de Comités de Trabajo Agrícola, el Centro Bisan de Investigación y Desarrollo y los Comités de la Unión de Mujeres Palestinas. Las seis organizaciones benéficas brindan asistencia legal a los palestinos y documentan presuntos abusos de los derechos humanos por parte de Israel, además de promover los derechos de las mujeres, los trabajadores agrícolas y los niños.

La designación israelí autoriza a las autoridades a cerrar las oficinas de los grupos, confiscar sus activos y arrestar a su personal en Cisjordania, según informaron los organismos de control Human Rights Watch y Amnistía Internacional en un comunicado conjunto el mes pasado.

Las Naciones Unidas han criticado la medida como «el último desarrollo de una larga campaña de estigmatización contra estas y otras organizaciones, que daña su capacidad para cumplir con su trabajo crucial».

La Coordinadora Residente y Humanitaria de la ONU para los Territorios Palestinos Ocupados, Lynn Hastings, dijo que «estas acusaciones se toman muy en serio». Sin embargo, según informó, ninguna de las agencias de la ONU han recibido documentación escrita que pueda servir de base para estas acusaciones.

Fuente: http://www.diariosiriolibanes.com.ar

La Unión Europea rechaza las acusaciones de Israel contra las asociaciones de derechos humanos de Palestina

Foto: el representante de Israel en la ONU rompe el Informe presentado por el Consejo de Derechos Humanos que condena a su gobierno por los crímenes cometidos contra la población palestina. 

Por Rosario Granado

16 de noviembre de 2021

En el mes de mayo de 2010 Ameer Makhoul, coordinador de la Plataforma de ONGs palestinas en Israel ITTIJAH, fue detenido de madrugada en su casa por el ejército israelí. Sin ninguna acusación, incomunicado y sin derecho a abogado fue sometido durante semanas a durísimos interrogatorios. Ameer estaba trabajando en proyectos subvencionados por la Agencia de Cooperación Internacional española.

El régimen israelí había anunciado previamente su deseo de terminar con los movimientos sociales de defensa de los derechos humanos por considerar que perjudicaban su imagen en el exterior. Años antes Ameer había estado en Andalucía invitado por los grupos de Solidaridad con Palestina. Estaban aún recientes las detenciones de Mohammad Otman, portavoz de la asociación «Stop the wall» (Paremos el muro) y de Eva Burnatt, dirigente del movimiento de Resistencia popular no violenta de Bil’in, asociaciones que también desarrollaban programas con Europa.

Tras seis meses de calvario por las cárceles israelíes la fiscalía propuso al abogado de Ameer Makhoul llegar a un acuerdo antes del juicio. Tenía dos opciones, reconocer la acusación de “contactar con militantes de la resistencia libanesa” aún sin pruebas (si las hubiera habido no hubieran negociado nada) y así conseguir una pena más corta de 9 años de cárcel, o no reconocer la acusación y entonces sería acusado de delitos mayores y condenado a cadena perpetua. La decisión de declararse culpable fue muy difícil para Ameer Makhoul, para su familia y para el equipo de la defensa, pero el abogado Hatim Kanaaneh consideró que era la única opción posible dentro de un régimen de apartheid como el israelí donde las condenas a los palestinos no dependen de acusaciones basadas en pruebas sino de decisiones políticas.

Se trata jurídicamente de una aberración. En un Estado de derecho el fiscal está obligado a fundamentar su acusación aportando las pruebas necesarias. En cualquier otro país sería absolutamente aberrante obligar a los acusados a reconocerse culpables con este tipo de chantajes y amenazas. Sin embargo en Israel es una práctica generalizada, tanto con la población palestina israelí (llamada del 48), como era el caso de Ameer, como con los palestinos de los territorios ocupados.

Un caso similar es el de Juana Ruiz Sánchez, detenida en su casa el 13 de Abril de 2021, de madrugada, sin acusación alguna, incomunicada e interrogada durante varios días, siendo torturada física y sicológicamente. No hay pruebas contra ella. La organización para la que trabaja, los Comités de Trabajo para la Salud, (HWC) que presta atención sanitaria a casi cuatrocientas mil personas gracias a las subvenciones recibidas de España y de otros países europeos, fue declarada ilegal por Israel. La diferencia con el caso de Ameer es que ella está bajo jurisdicción castrense como todos los palestinos de los territorios ocupados y que es ciudadana española por lo que el gobierno español tiene la obligación de intervenir, aunque no lo haya hecho hasta ahora.

Después de siete meses de cárcel, el día 10 de Noviembre, la fiscalía militar llegaba a un acuerdo con Avigdor Fieldman, abogado de Juana, por el que ella aceptó dos de los cinco cargos de la acusación, haber trabajado para la organización HWC y haber transferido dinero a un territorio ocupado; esto a cambio de reducir la cárcel a 13 meses y a una multa de 14.000 euros. Según su abogado en ningún caso Juana ha reconocido haber financiado al FPLP. Como se podrá comprobar leyendo el documento firmado, las declaraciones a la prensa del ministro israelí de Defensa, Benny Ganz, y de Exteriores, Yair Lapid, diciendo que Juana había confesado y que se declaraba culpable de financiar al FPLP son totalmente falsas. Estas declaraciones a la prensa se enmarcan dentro de la campaña de propaganda contra las organizaciones palestinas y sus trabajadores con el objetivo de criminalizarlas, desmantelar los servicios que prestan e impedir la existencia de organizaciones y movimientos sociales palestinos.

Dos años antes, en 2019, Gilad Erdan, ministro israelí de Asuntos Estratégicos, estuvo en el Parlamento Europeo apoyado por un emisario de Estados Unidos, para acusar al movimiento BDS de antisemitismo e intentar que fuera ilegalizado, pero no tuvo éxito porque el informe presentado carecía de pruebas concretas. Los países europeos llevan ya más de una década sufriendo presiones de Israel para terminar con el apoyo financiero a la cooperación con Palestina, pero estas presiones hasta el momento han sido un fracaso y Europa sigue financiando a las ONGs palestinas.

Ante este fracaso Israel da un paso más allá, y toma la decisión de declarar ilegal a los Comités de Trabajo para la Salud, (HWC), allanando y cerrando sus oficinas y deteniendo a Juana Ruiz Sánchez. Días después detiene a su presidenta y a varios trabajadores más. Y poco después en este mismo contexto, el 22 de octubre, Israel declara a seis importantes grupos palestinos de derechos humanos como «organizaciones terroristas» vinculadas al FPLP, allanando y cerrando también todas sus oficinas. La acusación se basa en un informe de 74 páginas elaborado por el Shin Bet (policía política israelí), en el que se recogen las declaraciones de dos contables palestinos que habían trabajado para los Comités de Trabajo para la Salud (HWC) de donde fueron despedidos por malas prácticas, y que según sus abogados sufrieron interrogatorios con métodos de tortura hasta que testificaron sobre estas seis organizaciones con las que no tenían ninguna relación y de las que ellos no sabían nada. El abogado de uno de ellos, Labib Habib, dice que “lo amenazaron con detener a su mujer y a su familia, presionaron a sus familiares, algunos días fue interrogado durante 22 horas seguidas”. También dijo que se desmayó varias veces durante el interrogatorio, tras lo cual los interrogadores del Shin Bet le echaron agua y continuaron el interrogatorio. Habib también afirmó que durante todo el interrogatorio su defendido tenía las manos atadas a la espalda y las piernas atadas (lo que se conoce como la posición «shabah»), lo que le causaba un fuerte dolor. En muy pocas ocasiones se le permitió reunirse con su abogado. Según los documentos fue interrogado 32 veces.

Para fundamentar sus acusaciones Israel envió este informe en el mes de mayo de 2021 a representantes de los países europeos que trabajan con estas ONGs, con la esperanza una vez más de persuadirles de que dejaran de financiarlas. A pesar de la fuerte presión a la que los donantes fueron sometidos, al no ser nada convincente por no aportar ni una sola prueba concreta, decidieron seguir apoyándolas. El informe menciona a Suiza, Alemania, Países Bajos, Reino Unido, Bélgica, Suecia, España y la Unión Europea, como países y organismos que apoyan financieramente a las seis ONGs. Ante este fracaso Israel decidió declarar a estas organizaciones como “terroristas”.

Estas seis organizaciones son:

Addameer, que da apoyo a los prisioneros palestinos y a sus familiares, casi 5.000 en estos momentos, hombres, mujeres y niños, en condiciones inhumanas, muchos de ellos enfermos que no reciben atención médica. De ellos, unos 500 están en detención administrativa, es decir, sin ninguna acusación. Algunos están en estos momentos en huelga de hambre. También han denunciado las ejecuciones “extrajudiciales”.

Al-Haq Law, una de las organizaciones que ha llevado a la Corte Penal Internacional la acusación a Israel de crímenes de guerra y de lesa humanidad, lo que se está investigando en estos momentos, bajo fuertes presiones.

Bisan Center, que trabaja en áreas rurales y marginales, con jóvenes y mujeres, en la defensa de los derechos socioeconómicos y en actividades socioculturales.

Defense for Children, que denuncia en sus informes el trato cruel que da Israel a los niños detenidos y encarcelados. Cada año pasan por las cárceles israelíes de 500 a 700 niños. Muchos permanecen allí largos años, saliendo ya como adultos.

Los Comités de Agricultores, que defienden a la población campesina que está siendo expulsada de sus tierras y a la que Israel le roba la tierra y el agua, especialmente en el Valle del Jordán.

Los Comités de Mujeres, que están fortaleciendo la participación de las mujeres en actividades económicas y socioculturales, estrechan lazos y reafirman su cultura y su identidad.

Y a estas seis organizaciones hay que añadir la HWC para la que trabaja Juana Ruiz, ilegalizada anteriormente. El ataque a estas organizaciones, que es un ataque político bajo el disfraz de seguridad, ha sido rechazado de plano por ONGs de prestigio como Amnistía Internacional y Human Rights Watch. También la ONG israelí defensora de los derechos humanos B’Tselem ha rechazado el ataque y sostiene en un documento titulado “Esto es apartheid” que La Ley del Estado Nación Judío aprobada en 2018 y la propuesta de anexión parcial de Cisjordania, han sido las últimas vueltas de tuerca de una política supremacista judía sobre la población árabe palestina; que existe un apartheid de facto que se perpetúa para millones de palestinos desde 1967.

Desde Bruselas crece la inquietud ante estas medidas y el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, ha anunciado que “examinará muy de cerca” una decisión de Israel dirigida contra organizaciones que “promueven el derecho internacional, los derechos humanos y los valores democráticos”.

¿Qué hará Europa ante este nuevo chantaje? Probablemente todo se quedará como siempre en declaraciones justificativas sin ninguna medida concreta. Israel actúa por hechos consumados, impuestos unilateralmente con el poder que le da la impunidad de la que goza gracias al apoyo de Estados Unidos y a la aceptación en la práctica de Europa, con la que mantiene relaciones preferentes. Pero ante este nuevo giro de tuerca urge tomar medidas concretas que obliguen a Israel a respetar los derechos humanos de la población palestina y a abandonar sus métodos mafiosos. Está en juego la misma democracia y las normas de relaciones internacionales tan duramente conquistadas.

Hace unos días el representante de Israel rompía en pedazos ante la Asamblea General de Naciones Unidas el Informe del Consejo de Derechos Humanos que condena a su gobierno por los crímenes cometidos y por declarar “terroristas” a las asociaciones de derechos humanos palestinas. ¿Habrá algún tipo de respuesta de las Naciones Unidas ante este desafío y ante esta actitud chulesca?. 

Fuente: http://vientodejustocambio.blogspot.com/2021/11/la-union-europea-rechaza-las.html

Cien pelotas para Palestina

18 de noviembre de 2021

Foto: las pelotas que viajarán desde la Argentina a Palestina.

La Coordinadora de Derechos Humanos del Fútbol Argentino realizará este jueves en la Embajada del Estado de Palestina, en la calle Riobamba 981, CABA, desde las 19 horas, una entrega de 100 pelotas de fútbol, obtenidas mediante una campaña solidaria, destinadas a niñas y niños de Palestina.

La iniciativa surgió en el mes de mayo, en un contexto de profundización de los ataques y bombardeos contra la población palestina. La Coordinadora de Derechos Humanos del Fútbol Argentino se entrevistó con Cristian Pirovano uno de los directores de ¡Yallah! Yallah!, película que, tomando al fútbol como hilo conductor, pone de manifiesto la cotidianidad de un pueblo que vive bajo ocupación militar.

Según lo difundió la Coordinadora en un comunicado de prensa, Pirivano, en 2014 un grupo de niños y niñas que jugaban fútbol en el pueblo de Kafr Sur, perdieron su pelota cuando pasó por encima del muro y cayó en una franja de tierra palestina ocupada. Si bien reclamaron la pelota a los soldados que patrullaban la valla, no obtuvieron respuesta. Al verse imposibilitados de recuperarla para seguir jugando, resolvieron dirigirse a la ONU, para reclamar que el ejército de ocupación impide, entre otras cosas, el ejercicio del derecho al juego de las infancias palestinas.

A partir de esta historia, la Coordinadora decidió salir a la cancha con la idea de «mandar pelotas a Palestina». De la jornada (que será transmitada por facebook) participarán entre otros, Vicente Zito Lema y la banda El Violinista del Amor y los pibes que miraban, que aportarán algunas de sus obras. Además, participarán organismos de Derechos Humanos, Nora Cortiñas, Delia Giovanola, Subcomisiones de DDHH, colectivos y agrupaciones de los clubes que conforman la Coordinadora.

Página 12 y Radio Cut 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner