UE pide a Israel que detenga la construcción de asentamientos en Cisjordania ocupada

26 de octubre de 2021

Los asentamientos son ilegales bajo el derecho internacional y la UE no reconocerá ningún cambio a las fronteras previas a 1967 dice la Unión Europea, no obstante, nada hace para detener esta ilegalidad. ¡Los discursos nunca han sido suficientes para evitar las atrocidades!

La Unión Europea (UE) pidió este lunes al Gobierno de Israel que «detenga la construcción de asentamientos» en Cisjordania, después de que el ministro israelí de Vivienda, Zeev Elkin, anunciase ayer una nueva licitación para construir 1.355 casas.

«Los asentamientos son ilegales bajo el derecho internacional y un gran obstáculo para lograr una solución de dos Estados y una paz justa y duradera entre las partes», dijo en un comunicado un portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Añadió que la UE no reconocerá ningún cambio a las fronteras previas a 1967, cuando tras la Guerra de los Seis Días Israel comenzó la ocupación de los territorios palestinos, considerada ilegal bajo el mandato de la ONU.

Se prevé que el mayor número viviendas (729) se construyan en Ariel, en el norte de Cisjordania, seguido de 346 en Beit El.

Naftalí Benet, primer ministro del Ejecutivo de coalición -formado por partidos de derechas, de centro, de izquierda anti-ocupación y por primera vez de una formación árabe islamista- había adelantado estos polémicos planes, que recibieron el rechazo de los palestinos y ayer el ministro de Vivienda los justificó alegando «un largo período de estancamiento en la construcción».

Sin embargo, el diputado israelí Mossi Raz, del partido del Gobierno Meretz, criticó la medida al considerar que «construir en asentamientos fuera de Israel daña a Israel».

La condena de la Unión Europea contra estos nuevos asentamientos, los primeros desde que el nuevo Gobierno israelí asumió el poder en junio, se añadió a la que hicieron ayer el ministerio de Exteriores palestino y el enviado especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, Tor Wennesland.

La anterior Administración de EE.UU. de Donald Trump fue permisiva con el avance de asentamientos en Cisjordania ocupada, una política a la que se opone la comunidad internacional y no validada por anteriores ejecutivos estadounidenses, como el del actual de Joe Biden.

Fuente: Swiss Info

Liga Árabe condena plan israelí de erigir viviendas y pide acciones

26 de octubre de 2021

La Liga Árabe (LA) condena los planes del régimen israelí para construir nuevos asentamientos de viviendas ilegales en los territorios ocupados palestinos.

El domingo, el ministro de construcción de Israel, Zeev Elkin, anunció la decisión del régimen sionista de adelantar la construcción de más de 1300 nuevas unidades residenciales ilegales en sus asentamientos en la ocupada Cisjordania.

La Liga Árabe arremetió el lunes en los términos más enérgicos contra el anuncio de licitación del régimen israelí para la construcción de más viviendas en la Cisjordania ocupada, según recoge la agencia oficial palestina de noticias, WAFA.

En un comunicado, la entidad panárabe consideró que el “nuevo crimen”, anunciado por las autoridades israelíes, está en línea con la agresión continua y creciente del régimen sionista contra el pueblo palestino, especialmente, en la construcción sistemática de asentamientos ilegales.

ales planes, alertó la organización regional, tienen como objetivo judaizar los territorios palestinos ocupados, incluida Al-Quds (Jerusalén), para acabar y enterrar cualquier esperanza o posibilidad de la solución de dos Estados que expresa la elección y la voluntad de la comunidad internacional, tal como encarnan las resoluciones de legitimidad internacional.

La Liga Árabe en su nota hizo recordar que todos los asentamientos israelíes establecidos en el territorio palestino son ilegales de acuerdo con el derecho internacional y las resoluciones pertinentes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), especialmente la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad aprobada el 23 de diciembre de 2016.

El organismo hizo un llamado a la comunidad internacional y todas organizaciones a nivel global ​​a que asuman sus responsabilidades legales y morales, en vez de que solo condenen, denuncien y expresen preocupación por la gravedad de este nuevo crimen de asentamiento y sus repercusiones.

Fuente: HispanTV 

La comunidad internacional y los crímenes israelíes en Palestina

Foto: vista exterior de la Corte Penal Internacional (CPI) el 20 de julio de 2018 en La Haya, Países Bajos [Ant Palmer/Getty Images].

26 de octubre de 2021

Por Sari Al-Qudwa

Es importante basarse en las resoluciones de la ONU y apoyar las percepciones y los mecanismos de trabajo de la Corte Penal Internacional (CPI) para considerar la posibilidad de llevar a cabo una investigación penal formal sobre los crímenes cometidos por las autoridades de ocupación israelíes en Palestina. Se trata de un paso fundamental para garantizar la rendición de cuentas de Israel por las décadas de su ocupación. El Relator Especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados desde 1967 ha dicho que la rendición de cuentas sigue ausente, y lo ha estado desde el comienzo de la ocupación.

Dada su capacidad y alcance internacional, la ONU debería dar prioridad a la creación de una base de datos sobre los colonos y sus crímenes en los territorios palestinos ocupados, para llevar a todos los implicados ante la justicia y procesarlos como terroristas. Su terrorismo se lleva a cabo bajo la protección de las fuerzas de seguridad de la ocupación y patrocinado por el gobierno racista y colono-colonial. La justicia exige que no se permita que esto continúe sin control. Estos colonos terroristas atacan a los agricultores palestinos y a sus tierras, e intentan impedir que recojan la cosecha de aceitunas, pero no disuaden ni intimidan a los indígenas de esta bendita tierra. Ahora, los esfuerzos de solidaridad popular de diversos grupos palestinos, incluidos los estudiantes universitarios y las instituciones nacionales, para apoyar y proteger a los agricultores y ayudarles a recoger las cosechas deben unirse en su firmeza y apego a la tierra.

A lo largo de los años, la ONU ha aprobado decenas de resoluciones condenando diversos aspectos de la arraigada ocupación israelí de los territorios palestinos, pero nunca se han impuesto sanciones de ningún tipo para hacer cumplir la voluntad de la comunidad internacional. Las numerosas violaciones de Israel nunca han tenido consecuencias para el Estado del apartheid. Sin embargo, la posibilidad de rendir cuentas se vislumbra en el horizonte, lo que da a los palestinos cierta esperanza de que la impunidad de Israel termine y su gobierno extremista y sus colonos ilegales dejen de cometer sus actos terroristas en los territorios palestinos ocupados.

Sin embargo, hasta la fecha no parece haber ningún movimiento en sentido práctico para que Israel rinda cuentas. No hemos oído hablar mucho de la investigación preliminar de la CPI sobre la ofensiva israelí de 2014 contra los palestinos en la Franja de Gaza, la expansión de los asentamientos israelíes y, más recientemente, el asesinato y las heridas de manifestantes palestinos cerca de la valla fronteriza nominal en Gaza, la Jerusalén ocupada y Cisjordania. ¿Dónde están los investigadores que investigan las violaciones de los derechos humanos y los posibles crímenes de guerra y contra la humanidad?

Es hora de que se realicen investigaciones exhaustivas y se cree un centro de información de la ONU que cubra los crímenes cometidos diariamente en Palestina por las fuerzas de seguridad y los colonos israelíes. Dicho centro proporcionaría apoyo a los investigadores, así como a las víctimas de los abusos de los derechos humanos de Israel. El derecho internacional debe ser respetado; ese es todo el propósito de la propia ONU, por lo que es importante que la comunidad internacional respete y defienda las leyes y convenciones por las que se supone que todos los Estados deben conducir sus asuntos. Al fin y al cabo, la comunidad internacional redactó esas leyes, ratificó las convenciones y creó las instituciones para aplicarlas, por lo que hay que apoyarlas.

El Estado colono-colonial de Israel nunca ha declarado cuáles son sus fronteras. Está ampliando el territorio bajo su control a diario, erradicando de forma lenta pero segura la tierra supuestamente asignada para un Estado palestino independiente. Por eso hay que dar sin demora el pleno reconocimiento al Estado de Palestina y a sus instituciones.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Prisioneros bajo la barbarie

 

¿Cuando una entidad ilegal y que se denomina en su carta de definición como compuesta de una sola raza que desprecia a los restantes seres humanos puede detener a alguna persona?: Nunca. Las entidades ilegales son delincuenciales y deben ser desarmadas y disueltas para que sus miembros, empezando por los máximos responsables sean puestos a disposición de los Tribunales Internacionales.

Habría que ir a la carta fundacional de las Naciones Unidas y comprobar como, en contra de sus principios, la mayoría anglosajona aprobó dividir Palestina como Inglaterra había negociado con el mundo financiero sionazi, para después incentivar la ocupación de Palestina por colonos extraídos de los lugares más apartados del mundo, gentes sin ningún conocimiento ni vínculo con el país que asaltaban.

Pasados 73 años la Resistencia de la población de Palestina da ejemplo admirable de amor a su Patria y causa admiración entre los pueblos, tanto como miedo entre sus agresores, que, sabiendo de su falta de razón buscan por todos los medios de propaganda encubrir su acto general desde su instalación en 1948.

El ente ocupante creó de inmediato prisiones en las que enterrar a quienes, – si sobrevivían a sus expulsiones y crímenes -, capturaban pensando que con aquella Palestina o Palestino entre rejas, en jaulas colgadas al aire día y noche, en celdas de un metro y poco bajo tierra, en mazmorras infectadas de roedores, infestadas por las basuras y malolientes, sin luz y sin ventilación, estuviesen enfermos o enfermas, o con heridas que les habían causado en su secuestro o bajo las torturas más bárbaras, torturas que ellos, los sionazis, declaran ante el mundo que las aplican en cuarteles y prisiones, y como todo lo que se hace llamar Israel es letal para el Derecho Internacional, los Acuerdos de Ginebra y todos los Tratados Internacionales. Luego, si hoy persiste la ilegalidad por encima de los Derechos acordados que procuraban la paz tras la 2ª Guerra Mundial, es que los imperialistas se encubrieron con las declaraciones de entendimiento que burlan desde el primer día de su creación, como tenían acordado desde mucho antes para apropiarse de los bienes de Medio Oriente en alianza con un grupo ansioso de poder y supremacista, con semejante fórmula continúa siendo dominante el modelo imperial, la barbarie que durante todos los siglos de humanización los pueblos llevan intentando superar mediante el entendimiento, los derechos iguales, las independencias y la paz.

Como prueba de semejante barbarie imperante regida por la entidad sionazi, respaldada por sus promotores que hoy dirige EEUU, y ayudan a su sostenimiento regímenes como los europeos convirtiendo a la entidad racista y del apartheid en su mayor socio comercial, como prueba de semejante barbarie, decía, traigo aquí el ejemplo de los Prisioneros Palestinos que están realizando una huelga de hambre porque no tienen otro modo de defender su derecho a la libertad y a la vida. Hay que aclarar que ese mismo acto de autodefensa lo han realizado miles y miles de Prisioneros y Prisioneras, en muchas ocasiones dejándose la vida por reclamar lo más elemental ante semejante monstruo como es el sionazismo.

Los Prisioneros que hoy combaten con sus estómagos vacíos al ocupante extranjero de Palestina son:

Kayed Fasfous, de 36 años, lleva 87 días sin comer.

Miqdad Qawasmeh, de 24 años, lleva 80 días sin comer.

Alaa Al-Araj, de 34 años, lleva 62 días sin comer.

Hisham Abu Hawash, de 39 años, lleva 54 días sin comer.

Rayek Bisharat, de 44 años, lleva 49 días sin comer.

Shadi Abu Aker, de 37 años, lleva 46 días sin comer.

Los tres primeros han sido hospitalizados en estado grave, y otros dos prisioneros en huelga de hambre y por último de sed han caído en un estado de gravedad tal que los han trasladado a la clínica de la prisión. Todos ellos permanecen en prisión bajo lo que los sionazis llaman “detención administrativa”, es decir, sin acusación ni juicio, y su caso es revisable cada 6 meses por la “autoridad” militar.

Hay un caso que tiene que ver directamente con el estado español, es el de la cooperante en salud Juana Ruíz, lleva más de 6 meses en prisión por “detención administrativa”, lo que significa que no hay ni pruebas, ni causa contra la detenida, sometida a las torturas de los sionazis, y se encuentra en una celda en las condiciones ya descritas. El gobierno español. un punto de apoyo más del sionazismo, “impasible el ademán” da todas las señales de encontrarse conforme. Las organizaciones solidarias con Palestina desde el estado español manifiestan su solidaridad con Juana Ruíz y hacen públicos comunicados exigiendo su libertad, sin embargo la entidad ocupante la ha tomado como rehén tratando de que llegue a las organizaciones médicas que ayudan al Pueblo Palestino el mensaje amenazante. La persecución de las misiones humanitarias siempre ha sido una labor de los incivilizados que a lo largo de la Historia han existido, y si tenemos en cuenta la enseñanza nazi de la que han mamado los dirigentes de la entidad sionista, la que aplican renovada, queda claro que la lucha por la libertad de Juana va a ser una reclamación constante ante el régimen español y ante los organismos internacionales.

Otro caso de secuestro por los sionazis es el del profesor y escritor Ahmad Qatamesh. Fue sacado de su casa violentamente asaltada a las tres de la noche por las tropas ocupantes y arrastrado al convoy militar sin que su familia sepa que ha sido de él, ni en qué condiciones está ni dónde le han llevado. El profesor Ahmad Qtamesh, que ha sufrido prisión durante 6 años bajo “detención administrativa” y ha sufrido otras catorce capturas que le han tenido en las mazmorras sionazis durante otros 4 años, y después otro secuestro último en 2019 sin acusación ni juicio para encerrarlo en prisión durante otros 7 meses. Como el profesor hay a lo largo de la historia de los últimos 73 años de ocupación neocolonial cientos de miles de Palestinos y Palestinas, Niños y Niñas y adultos.

En el último comunicado de la Alianza en Defensa de los Detenidos Palestinos se solicita a la Cruz Roja y a la Organización Mundial de la Salud que envíen médicos y especialistas para atender a los Prisioneros y Prisioneras que se encuentran enfermos y heridos y no son atendidos por los neocolonialistas, para que además pueda saberse de sus necesidades y en qué fase de sus enfermedades y sus heridas se encuentran. Hay 700 enfermos en estado grave que necesitan una intervención inmediata, quirúrgica y medicinal, de cáncer, necesitados de tratamientos siquiátricos y sicológicos, que sufren grandes quemaduras y heridas, que tienen Covid-19, … ninguno/ninguna recibe tratamiento porque sus carceleros lo impiden.

Los hijos, las hijas de Palestina en prisión son lo más querido del Pueblo que tanto Resiste al ocupante neocolonial. Solidaridad con Palestina Prisionera.

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista e integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN

Fuente: Rebelión 

Los cristianos de la Palestina ocupada son una «comunidad amenazada», según un nuevo informe

Foto: una vista de la Iglesia de Todas las Naciones desde At-Tur (Monte de los Olivos) en Jerusalén el 12 de octubre de 2021 [Mustafa Alkharouf/Anadolu Agency].

26 de octubre de 2021

Los cristianos que viven en la Palestina ocupada son una comunidad con un futuro más vulnerable de lo necesario, cuestionado por la violencia, la migración y la falta de inversiones, según ha revelado un nuevo estudio. Los expertos de la Universidad de Birmingham han trabajado con sus homólogos de la Comunidad Internacional del Santo Sepulcro (ICoHS) y han publicado sus conclusiones en el informe «Defeating Minority Exclusion and Unlocking Potential: Christianity in the Holy Land».

Los investigadores descubrieron que la comunidad cristiana de Israel, Jordania y Palestina realiza una amplia contribución a la construcción de la sociedad civil, la creación de nuevas empresas, la excelencia en la educación y en la sanidad y otros sectores humanitarios. Sin embargo, también descubrieron la gran preocupación de que, especialmente en Israel, un sistema de visados injusto y la falta de beneficios pueden socavar el reclutamiento y la retención del clero que las iglesias necesitan para seguir construyendo las comunidades y la vida en la Palestina ocupada.

Los expertos constataron que los cristianos denuncian malos tratos por motivos religiosos y se sienten amenazados por comportamientos abusivos. La ausencia de datos adecuados para el seguimiento y tratamiento de la pobreza de los cristianos también está socavando a la comunidad en Israel y las afirmaciones del gobierno de estar mejorando en este ámbito. Las pruebas anecdóticas e informales del aumento de la pobreza sugieren su rápido incremento.

«El cristianismo en Tierra Santa tiene una importancia global y diplomática debido a su posición en el corazón de la región, pero su valor económico, social y cívico para la población de Tierra Santa ha sido subestimado masivamente», dijo el profesor Francis Davis del Centro Edward Cadbury de la Universidad de Birmingham. «Esta contribución es desproporcionada en relación con el tamaño de las comunidades cristianas, que, sin embargo, corren un grave riesgo a causa de la guerra, los conflictos interreligiosos y étnicos, las limitaciones a la inversión internacional y el temor a las restricciones económicas y legales provocadas por la migración. Su futuro es más vulnerable de lo necesario».

El informe formula una serie de recomendaciones, entre las que se incluyen la realización de nuevas investigaciones sobre la contribución cultural, económica y cívica de los cristianos palestinos; un nuevo programa de educación, información y divulgación para aumentar la comprensión y el compromiso con las comunidades cristianas; reuniones de organizaciones religiosas, gubernamentales y de la sociedad civil para estudiar cómo reducir los ataques a las comunidades cristianas; un control parlamentario internacional continuo; y estudiar con el gobierno israelí cómo puede publicar regularmente los datos de rendimiento de los departamentos relacionados con las comunidades cristianas.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Israel sigue arrasando tumbas palestinas en Jerusalén Este

26 de octubre de 2021

La autoridad de ocupación israelí reanudó hoy la destrucción del histórico cementerio musulmán de Al-Yusufiya, cerca de las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén, informó el Centro de Información Palestino.

El jefe del comité de cementerios islámicos, Mustafa Abu Zahra, dijo que una cuadrilla municipal israelí escoltada por fuerzas policiales irrumpió en el cementerio y comenzó a arrasar y excavar, destruyendo tumbas palestinas y árabes.

Añadió que varios residentes locales intervinieron, pero las fuerzas policiales los expulsaron del patio y les impidieron entrar en él para proteger las tumbas de sus familiares.

Esto se produce días después de que el municipio israelí demoliera parte del cementerio, dejando al descubierto restos humanos enterrados en una sección en la que estaban enterrados soldados árabes muertos durante la guerra de 1967.

El ayuntamiento pretende convertir el cementerio en un parque y caminos como parte de su plan de construir múltiples parques talmúdicos y senderos para colonos judíos y turistas alrededor de las murallas de la Ciudad Vieja.

En diciembre de 2020, el ayuntamiento demolió una escalera y una valla en el cementerio.

En 2014, impidió a los ciudadanos jerosolimitanos enterrar a sus familiares en la zona norte del cementerio y retiró 20 tumbas de soldados jordanos muertos en 1967.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner