Niños presos en Palestina: realidad indignante que une infancia y rejas

Foto: Niño palestino tras las rejas, de la serie de dibujos de los niños de la Franja de Gaza, recopilados por MECA para exponer en EE.UU, donde la exposición fue censurada. https://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=34626.

Por Gilma de los Ríos Tobón

23 de julio de 2021

Unas pequeñas y bellas manos, colmadas de significados y posibilidades, que inspiran ternura. Unas pequeñas manos que uno quisiera llevar entre las propias, como expresión de protección y amor. Unas pequeñas manos que unidas con muchas otras, contagian su inocente alegría, al celebrar la amistad, el juego, el deporte, la danza. Unas pequeñas manos que deberían tener un lápiz en ellas, con muchos sueños y anhelos de aprender y poder aportar algo a su gente y al mundo.

Unas pequeñas manos amarradas con esposas en la espalda, cuando un niño es arrastrado salvajemente por cuatro o seis hombres fornidos, armados y con uniformes,  que se burlan de él mientras lo maltratan. Unas manos que deberían estar extendidas hacia la esperanza de construir realidades mejores, ahora se aferran a unas rejas que les quitan la poca libertad que han tenido, desde que su tierra fue ocupada, encerrada como una inmensa cárcel y oprimida a diario. Unos ojos de dolor e impotencia, colmados de preguntas hacia esa realidad injusta y  cruda que prematuramente los envuelve y violenta. Quizás es el mismo niño que hace unos instantes tuvo el valor de defender a otro amiguito, que el poderoso ejército agredía, sin consideración alguna.

Escucho en el video de Obaida, de Mathew Cassel, quien da voz a  las experiencias de estos niños, a un adolescente de 15 años que ya ha sido dos veces encarcelado. Cuenta que vive como miles de palestinos, refugiado en su propia tierra. Recuerda cuando era llevado con todo el uso de la fuerza con sus manos esposadas en la espalda y sus ojos vendados. Como no podía ver, le decían que había escalas para que al intentar subirlas se cayera, lo que era celebrado como un chiste por sus captores. Lo tuvieron varios meses, en los que se preocupaba a diario de cómo se atrasaba en sus estudios y si podría continuar estudiando cuando estuviera fuera de prisión. Cuenta que cuando al fin salió, después de vivir esta pesadilla, le tocó dejar su colegio, pues ya era imposible poder continuar. Mas no se da por vencido. Ingresa a una escuela de agricultura y aprende a recobrar la sonrisa con las semillas y los sembríos que germinan.

En mi infancia se le decía “aprovechados”, de manera peyorativa,  a los grandes, así fueran jóvenes, que maltrataban a un niño. Esto, se decía y lo sabemos, es ante todo cobardía.  Pero en esta lucha que siempre ha sido desigual, se vuelve natural que el ejército israelí, no tenga compasión alguna con los niños palestinos. Y mientras el mundo reconoce el valor inmenso de los niños, y muchas constituciones colocan sus derechos como preferentes frente a los demás, pareciera que para los ocupantes los niños se volvieran cosas, con las que pueden maltratar aún más a los palestinos mayores, que rodean esta tragedia. Padres agredidos en lo más sagrado, en lo que da sentido a sus inciertas vidas, en sus niños, sus hijos.

Desde la ocupación de Palestina en 1967, hasta 2020,  hay cifras que hablan de más de un millón de palestinos presos, de los cuales 50.000 son niños. En Israel hay más de 220 niños tras las rejas en el 2021. Y muchos  niños han sido asesinados en embates bélicos. El pasado mes de mayo, en medio de las bombas que llegaban a Gaza,  67 niños murieron, además de otros cientos de muertos y heridos. Víctimas recordemos  no solo son los que reciben directamente la muerte o las heridas. Víctimas son los que sobreviven a este horror y cargan más dolor todos los días, mientras caminan por calles colmadas de destrucción o frente a un muro que llegó a su entorno y paisaje y les rompió la vida. Niños que la UNICEF reclama que necesitan asistencia urgente, si no se quieren consecuencias nefastas para ellos.

Que los niños sean las víctimas de hoy y de mañana, es algo que debería tocar y avergonzar a toda la humanidad. Los niños son el futuro, lo oímos a diario. ¿De qué futuro hablamos? Me pregunto cómo se impacta el cerebro de estos niños, ávidos de aprender y colmarse de todo lo que invita a celebrar la belleza de la naturaleza y el milagro de estar vivos, cuando el mundo los deja inmersos en un dolor continuo e imborrable, colmado de muertos amados y las huellas del terror y la destrucción han quedado en un paisaje gris de escombros, donde deambulan con los sueños perdidos.

Por eso no es de extrañar que algún día un niño, viendo alguna agresión tome una piedra y la lance contra los tanques o corazas de quienes los invaden. Pero no solo los detienen por algún incidente específico. La sola sospecha les da derecho a actuar. En Cisjordania sucede algo impensable: los niños son juzgados por tribunales militares. Leo los testimonios de algunos de estos niños.   “Me llevaron a un campo militar en Jerusalén y allí me obligaron a firmar un papel en hebreo aunque no quería ni entendía.  Me tuvieron el primer día sin comida ni agua. Me interrogaron varias veces sin que tuviera un abogado”.  Generalmente, una simple sospecha de los ocupantes, o una  palabra, un gesto de valor al enfrentarlos o cualquier protesta frente a un hecho injusto, son razones para detenerlos. Pero en Israel tienen la figura de “prisión administrativa”,  la cual les permite  arrestar palestinos sin cargos.

A Hussan un niño de 14 años lo detuvieron así, sin razones, y lo confinaron aislado y en soledad total en un espacio que él denomina “asqueroso”. “Era un baño, afirma. Sobre el piso ponía la cobija”. Pensó que serían pocos días, pues asegura no había hecho nada, pero según los israelíes, detectaron su intención de generar un ataque, lo que en 14 meses detenido no pudieron demostrar. ¿Detectaron su intención? ¿Cómo se detecta una intención de la que no hay prueba alguna? ¿Tienen acaso el poder de leer la mente?

Niño en su casa invadida por un militar ocupante, y que bien podría ser llevado preso sacándolo de su hogar. Dibujo de un niño de la Franja de Gaza, de la serie de MECA.

Algunos niños son sacados de sus casas para encarcelarlos, en las redadas que hacen los ocupantes, muchas veces después de la media  noche, generando un gran dolor familiar y la conciencia de un amanecer oscuro que se repetirá todos los días, sin saber hasta cuándo. Los niños de Gaza y Cisjordania ocupadas, han nacido y crecido en cárceles. Los muros las separan y la fragmentación y ocupación de su territorio, las dejó aisladas.

Inmersos en cientos de estas historias aparecen los padres de estos niños, que a su vez deben sufrir, las pocas ocasiones que les permiten  visitar a sus hijos, otra pesadilla para lograrlo. Palestina ocupada está colmada de puestos de control donde son maltratados y les enredan hasta donde sea posible su ansiada movilización para ir a verlos. A muchos padres también les han dado en la Corte  documentos en hebreo que no pueden entender.

Pero, ¿qué dice Israel?  “Que los menores que detiene son amenaza para la seguridad nacional”.  Y se niega a escuchar los múltiples llamados de las organizaciones de Derechos Humanos y de los Derechos y protección de los niños. Y quizás para poderlos pronto maltratar aún más como adultos, para Israel los niños de Palestina son mayores de edad a los 16, a diferencia de los niños israelíes que como la mayoría en el mundo llegan a ser mayores a los 18. La Convención del Niño en su artículo primero también define al niño como todo ser humano menor de 18 años.

Algunos pedían con la llegada y el incremento de la pandemia, como algo humanitario y necesario, liberar a los niños por defensa de sus derechos. En ese país, calificado como de los más exitosos con sus planes de vacunación, parecen no ver que en Palestina, el país que ocupan, se continúa la lucha por el acceso a las vacunas de sus pobladores, y esta petición como todas, no fue escuchada.

Con relación a la privación de la libertad de los niños la normatividad internacional sostiene, en el artículo 37 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, que ninguno de ellos puede ser privado de su libertad ilegal o arbitrariamente. Que el arresto, la detención o encarcelamiento de un niño se hará de conformidad con la ley y se utilizará únicamente como medida de último recurso y durante un período de tiempo breve, y que debe existir un  trato humano y digno. Ese último recurso de que se habla, es en el caso de los israelíes el primer recurso.

Los niños son tratados como “un proyecto de saboteadores” y sujetos además a vejámenes de todo tipo con torturas físicas y sicológicas. Pero no solo es el arresto. A este se suman altas multas de dinero muy difíciles de pagar en las condiciones que viven sus familias y que facilitan redes de chantaje y extorsión.

La Convención del Niño en el artículo 16 dice: “No se podrá hacer interferencia arbitraria o ilegal a un niño en su vida privada, su familia, su hogar o su correspondencia, ni ningún ataque ilegal a su honor y reputación». Y agrega que el niño debe ser protegido por la ley de tal exposición o daño. Sin embargo, en esta realidad no solo los arrestan a diario, sino que también se vulneran  sus derechos más básicos, como los de: conocer el motivo del arresto, tener un abogado,  que su familia tenga toda la información, el de comparecer ante un juez, el de oponerse y recusar la acusación, el tener contacto con el mundo exterior y el tener un trato digno, los que les son negados.

Pero Israel no cree que estas disposiciones le competan, y parece sentirse al margen de todas las leyes internacionales. Ya desde 2013 el Relator de la ONU condenó el trato de niños palestinos en las cárceles israelíes. «En ningún otro país los niños son sistemáticamente tratados por cortes militares para jóvenes que, por definición, no otorgan las garantías necesarias para asegurar el respeto a sus derechos», afirmó.

Esto es lo que vivo en Gaza y así resisto, parece decir con su dibujo este niño. De la serie de MECA.

Como consecuencias de los bombardeos en Gaza, en 2014, 400 niños palestinos murieron y 2.500 quedaron heridos, mientras la Unicef declaraba que 370.000 niños necesitaban urgentemente ayuda sicológica, muchos sin sus familias, ni sus casas. Los invito a ver en internet el documental “Nacido en Gaza”, del director Hernán Zin, que retrata las huellas y la desesperanza que habita, con los sucesos espantosos que se vivieron, que se han vivido aún mucho antes, en la narración de 10 niños que lo padecieron. Niños que en sus cortas edades ya han padecido varios bombardeos. En medio de la tristeza que uno siente con esas imágenes y esos testimonios, se descubre que la inocencia de esos niños, aunque fuera ultrajada, no dejó  un odio que sería natural. Son niños que ya saben la historia que los llevó a vivir lo inhumano que viven, pero que esperan que la justicie impere al fin, y al menos volver a ser libres para reconstruir su historia propia y colectiva.

Y aunque el propósito siniestro es dejarlos sin dignidad, sin raíces y sin territorio, y convencerlos que su vida adulta será de dominación, la resistencia firme que los sostiene y la dignidad para sobrellevar esta terrible historia que les toca, abraza su corazón con el verde esperanza de sus olivos, los que aman y a los que no renuncian, así con sevicia muy a menudo se los quemen. Saben que algún día esto tiene que terminar, que el mundo mismo estará herido en la dignidad que da valor a lo humano, si ante él se sigue cometiendo esta atrocidad con indiferencia o con manifestaciones o resoluciones que no resuelven nada. Y que puede haber un regreso para los que han tenido que partir con el alma rota. Que esa tierra noble y milenaria puede con el amor reverdecer. Que a Palestina se le hará justicia, y se le reconocerá el derecho innegable a su territorio y a su libertad.

Niños que han hecho de la resistencia de su fuero interno, la victoria frente a quienes los agreden. La fuerza de sus raíces, el amor a su tierra y a los suyos, estén vivos o muertos, los sostiene en su aparente fragilidad frente a las agresiones despiadadas y continuas. Pero el silencio del mundo para elevar una voz y una acción contundente, nos debe avergonzar a todos.

El dolor cuando uno se aproxima a esta realidad, y escribe sobre ella, es muy grande. Entonces recuerdo al gran Giordano Bruno, astrónomo, filósofo, teólogo y poeta, nacido en los inicios del siglo XVI, en los oscuros tiempos de la Inquisición, y quien fuera encarcelado por sus ideas brillantes y avanzadas, de un universo colmado de mundosY semejante espacio lo llamamos infinito, porque no hay razón, capacidad, posibilidad, sentido o naturaleza que deba limitarlo”, decía Giordano. Fue combatido por sus colegas científicos, y torturado hasta que lo quemaron. Imagino que su fuerza para no renunciar a sus creencias y soportar tanto sufrimiento, era su consciencia de la posibilidad de volar con su mente desde su celda, hacia ese universo infinito que lo dejaba tan emocionado. Feliz por la grandeza del cosmos,  porque esa verdad indiscutible se le había revelado, y sabiendo   que esa era su victoria: La libertad de la imaginación y la del conocimiento y el pensamiento.

Como esta bella obra de Bansky, sé que los niños presos en cárceles, pueden romper con su mente las rejas y darse el derecho a los sueños para los que no hay límite ni prisión, como lo hacen los niños que también están presos tras los muros en su tierra.

Pero en nombre de lo humano que nos queda y nos une, no podemos soportar más esa crueldad, esta realidad indignante.

Mural creado por Bansky, sobre el muro del apartheid. Para la resistencia, como para la libertad de la mente, no hay muros

Recuerdo algunos fragmentos de la canción del argentino Armando Tejada, interpretada por la gran Mercedes Sosa, “Hay un niño en la calle”, que retrata esa dura existencia que viven muchos niños en nuestros países. Para esta realidad de los niños palestinos, solo habría que cambiar la palabra calle, por cárcel. “Es honra de los hombres proteger lo que crece…Evitar que naufrague su corazón de barco, su increíble aventura de pan y chocolate… No debe andar la vida recién nacida a  precio, la niñez arriesgada a una estrecha ganancia, porque entonces las manos son inútiles fardos y el corazón apenas, una mala palabra”.

( De:  “La Gaceta” No. 8. Proyecto editorial “Medio pan y un libro”. Círculo de estudiantes escritores.)

Fuente: https://www.eje21.com.co/2021/07/ninos-presos-en-palestina-realidad-indignante-que-une-infancia-y-rejas/

 

La presidencia del Estado de Palestina advierte sobre las peligrosas consecuencias de los planes de asentamiento israelí en Jerusalén

RAMALLAH, viernes 15 de octubre de 2021 (WAFA) – La oficina del presidente Mahmoud Abbas advirtió hoy de los peligros de los planes de Israel de construir cientos de unidades de vivienda para los colonos israelíes en varios asentamientos ilegales que rodean la capital ocupada de Jerusalén, diciendo que estos planes cortarán el ciudad de su entorno palestino.

“Tales proyectos son un desafío al derecho internacional y a la legitimidad internacional, los acuerdos firmados y los compromisos reiteradamente expresados ​​por la administración estadounidense, en los cuales afirmó que considera inaceptable la expansión de asentamientos y las medidas unilaterales”, dijo la Presidencia en un comunicado. .

El comunicado instó a la administración estadounidense a mantener sus posiciones e implementar lo que anunció el presidente Joe Biden durante su llamada con el presidente Mahmoud Abbas, en la que afirmó su rechazo a cualquier medida unilateral.

El plan de Israel «para establecer los nuevos asentamientos llevará las cosas a un punto sin retorno» y «empujará a la región a una mayor tensión y explosión», agregó la oficina del presidente.

La Presidencia destacó que la hoja de ruta anunciada por el presidente Mahmoud Abbas durante su reciente discurso ante Naciones Unidas es clara y representa una importante iniciativa en la que destacó que la situación ya no es sostenible.

“El camino hacia la paz es claro: establecer un estado palestino independiente en las fronteras de 1967 con Jerusalén Este como su capital”, concluyó el comunicado.

Progresismo imperialista.Estados Unidos aprueba millones para el Ejercito israelí con la complicidad de la «progresista» Ocasio Cortez

26 de septiembre de 2021

Por Tatiana Cozzarelli

Este jueves, con la ayuda de los representantes respaldados por la DSA, Jamaal Bowman y Alexandria Ocasio-Cortez, la Cámara de Representantes aprobó mil millones de dólares en nuevos fondos para la «Cúpula de Hierro» israel. 

Este jueves la Cámara de Representantes aprobó mil millones de dólares en nuevos fondos para los interceptores de misiles israelíes, un sistema llamado «Cúpula de Hierro» (Iron Dome). Se trata de mil millones de dólares más para el Ejército israelí que continúa asediando ciudades palestinas y asesinando niños.

La votación final en la Cámara fue 420 a favor y 9 en contra, con 2 personas votando como «presentes» (una suerte de abstención). Aunque parezca increible, Jamaal Bowman, un representante de Nueva York respaldado por los Socialistas Democráticos de América (DSA por sus siglas en inglés), votó «SI» a esta ayuda militar multimillonaria para Israel. Por su parte la congresista «progresista» Alexandria Ocasio-Cortez (AOC) cambió su voto de «no» a «presente».

Por la cantidad de votos a favor e incluso estas votaciones vergonzosas de parte de la «izquierda demócrata» está claro que el apoyo a apartheid israelí y la limpieza étnica de los palestinos es un asunto bipartidista, donde no hay grietas políticas.

La maniobra en el Congreso

Esta votación se produce después de que la Cámara de Representantes votara 316 a 113 por un proyecto de ley de defensa anual de $ 740 mil millones, que fue $ 24 mil millones más de lo que el presidente Biden incluso había solicitado.

Inicialmente, la financiación de Iron Dome parecía estar en peligro ya que los miembros del «ala progresista» del Partido Demócrata amenazaron con frenar el proyecto de ley de defensa en el que se incluía la financiación para el Ejército israelí. Sin embargo, tan solo un día después de que se retirara este apartado de ayuda militar a Israel del proyecto general, volvió a aparecer en el recinto como un proyecto de ley independiente. Más tarde se reveló que Yair Lapid, el ministro de Asuntos Exteriores de Israel, llamó al líder de la mayoría de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Steny Hoyer, para exigir que se aprobaran los fondos. Hoyer le explicó que la oposición de los progresistas al proyecto de ley fue simplemente un «retraso técnico».

Este nuevo fondo de financiación llega solo unos meses después de que Israel asesinara a más de 250 palestinos, incluidos al menos 63 niños. Las bombas de Israel destruyeron hogares, edificios y atacaron hospitales. Y los ataques no se han detenido.

Solo en el último mes, después de que 6 prisioneros políticos palestinos se abrieran paso heroicamente para salir de una prisión de máxima seguridad, hubo tres noches de ataques aéreos en Gaza en represalia. Hace solo dos semanas, un palestino fue asesinado y 15 personas más resultaron heridas en un puesto de control israelí.

Israel es un Estado apartheid que se dedica a la limpieza étnica de los palestinos. Su objetivo es nada menos que la erradicación de los palestinos de su tierra. El estado israelí organiza bloqueos para matar de hambre a los palestinos en Gaza y puestos de control para hacer que la vida y la movilidad sean casi imposibles en la Cosjordania ocupada. Los palestinos son aterrorizados a diario por soldados sionistas y bombas.

Por supuesto, esta campaña de asesinato y terror se ejecuta con el apoyo militar y político de Estados Unidos. No sería posible sin los miles de millones de dólares que el gobierno de Estados Unidos envía cada año a su aliado en el Medio Oriente. Estas políticas son verdaderamente bipartidistas. El proyecto Iron Dome fue creado por la administración Obama, que proporcionó $ 225 millones en 2014.

Progresistas en apoyo al sionismo

El representante del estado de Nueva York y miembro de la DSA, Jamaal Bowman, votó a favor de esta legislación para financiar el proyecto Iron Dome. Es el niño mimado del DSA, que encabezó el evento de la convención de este verano titulado «Jumpstart Socialism for A New Tomorrow» (Impulsar el socialismo para un nuevo mañana). Hasta ahora, Bowman no ha dicho nada sobre esta votación, pero no es la primera vez que vota a favor de la ayuda militar a Israel. En agosto, votó por 3.300 millones de dólares en ayuda militar.

Mientras que algunos miembros del llamado «Escuadrón» (Squad, se refiera a la bancada de la «izquierda demócrata»), como Rashida Tlaib e Ilhan Omar, votaron NO a la Cúpula de Hierro, Alexandria Ocasio Cortez rompió con el resto de sus compañeras, cambiando su voto en el último minuto de «NO» a «presente» (abstención). Fue filmada con lágrimas en los ojos cuando se negó a oponerse a enviar dinero a Israel para asesinar a palestinos.

AOC publicó una carta el viernes explicando que el proyecto de ley es en realidad peor de lo que pensamos porque agrega fondos adicionales a lo que ya estaba comprometido para el Iron Dome. Continúa justificando su decisión alegando que hubo un aumento de las tensiones y una votación apresurada, pero nunca explica por qué cambió su voto.

Pero está bastante claro lo que pasó.

La publicación Jezebel informa que “muchos reporteros especularon [que el cambio de voto] fue un movimiento estratégico necesario para posicionarse para postularse al Senado en Nueva York».

El significado de esto es claro: AOC no tiene ningún problema en «arrojar a los palestinos debajo del autobús» si eso significa avanzar en su carrera en el imperialista Partido Demócrata. En lugar de «empujar al Partido Demócrata a la izquierda», AOC y el DSA solo están siendo empujados hacia la derecha.

Pero ella no es el único miembro del llamado Escuadrón que tiene una posición contradictoria sobre el apartheid israelí.

Aunque votó «no» a la financiación de la Cúpula de Hierro, la Representante Ilhan Omar declaró más tarde: «Esto no se trata de un solo país. Si los derechos humanos han de guiar verdaderamente nuestra política exterior, debemos actuar así en todas partes. De lo contrario, nuestras palabras suenan huecas». De hecho en agosto de había unido a Jamaal Bowman para votar por más fondos para la maquinaria de guerra israelí .

Pero, ¿Cuándo fueron los derechos humanos una guía para la política exterior de Estados Unidos, que organiza golpes de estado en todo el mundo?

¿Qué pasa con el DSA?

La DSA se encuentra en medio de las contradicciones abiertas por las decisiones políticas de sus representantes. Por un lado, la DSA afirma apoyar a Palestina y la campaña BDS (Boicot, desinversión y sanciones a Israel); mientras que apoya y busca políticos que voten para enviar fondos militares a Israel. Esta no es la primera vez que los funcionarios electos de la DSA votaron por fondos para Israel.

El comité internacional del DSA emitió una tibia declaración en respuesta, afirmando: “Lo más decepcionante es que nuestros miembros de la DSA en el Congreso, como AOC y Jamaal Bowman, no votaron en contra de este gasto. Depende de nosotros, como socialistas, construir suficiente poder de la clase trabajadora para garantizar que votos como este nunca vuelvan a ocurrir ”.

La declaración también incluye un enlace a un tuit que dice: «Seguimos pidiendo a todos los funcionarios electos, especialmente a los respaldados por DSA, que apoyen el llamado palestino para retirar fondos de la limpieza étnica y boicotear por completo el apartheid».

Esta respuesta plantea más preguntas de las que responde. ¿Cómo se construirá tal movimiento? ¿Implicará romper con Bowman y AOC? ¿Implicará exigir que ningún candidato respaldado por el DSA vote fondos para Israel?

Por supuesto que no.

El plan de la DSA es «trabajar para construir un movimiento» en el que sus propios miembros y funcionarios electos sean responsables por los principios antiimperialistas más básicos, sin embargo los límites de esa táctica son muy claros. También muestra la contradicción adicional de centrar una estrategia para el socialismo en la política electoral dentro del Partido Demócrata. El Partido Demócrata siempre está del lado del imperialismo estadounidense. No están y nunca estarán del lado de las personas oprimidas en todo el mundo. Entonces, si bien es cierto que tenemos que construir un movimiento para protestar por el apoyo al régimen del apartheid de Israel, no es un movimiento para que el Partido Demócrata se vuelva más responsable: este partido imperialista solo es responsable ante la clase dominante. En cambio, necesitamos construir un movimiento independiente para luchar contra el Partido Demócrata y todo el régimen estadounidense que permite la violencia y la opresión imperialista en todo el mundo. No están de nuestro lado; ellos son contra los que tenemos que luchar.

La lucha internacional contra el sionismo y por una Palestina libre

El pueblo palestino, tanto en Palestina como en todo el mundo, ha estado al frente de la heroica lucha contra la ocupación israelí y por una Palestina libre. Desde la huelga general de mayo, hasta las constantes protestas y acciones contra nuevas invasiones en tierra palestina, están luchando contra Israel y sus aliados.

En mayo cientos de miles de personas salieron a las calles de todo el mundo en apoyo del pueblo palestino.

En Estados Unidos debemos construir un movimiento incondicionalmente antiimperialista y antisionista. Significa un movimiento que no buscará a alguien que vote «presente» y facilite la financiación del Estado asesino de Israel. Significa un movimiento que entienda que el apoyo al sionismo es bipartidista y que luche por una Palestina libre, lo que implica una lucha intransigente contra los partidos Demócrata y Republicano. Significa un movimiento que defiende el derecho al retorno de todos los refugiados palestinos, y el desmantelamiento del estado sionista israelí en favor de un estado único, laico y democrático donde puedan vivir en paz, con todos sus derechos, árabes y judíos. Esta perspectiva sólo es posible con una Palestina obrera y socialista.

Fuente: https://www.laizquierdadiario.com/Estados-Unidos-aprueba-millones-para-el-Ejercito-israeli-con-la-complicidad-de-la-progresista

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner