Hoy: 90 heridos por represión militar de la ocupación israelí en Beita y Beit Dajan en Cisjordania ocupada

Parte de las manifestaciones de hoy. Foto Arab48.com

01 de octubre de 2021

Fuerte represión militar en contra de las manifestaciones palestinas que exigen libertad, el término de la ocupación militar, el fin de los asentamientos ilegales en territorios ocupados y la usurpación de tierras palestinas. 

Decenas de civiles resultaron heridos y asfixiados como resultado de la violenta represión militar del ejército israelí de ocupación en el monte denominado Jabal Sbeih y en la aldea de Beit Dajan, al este de Nablus.

Fuentes sanitarias palestinas informaron que a lo menos 90 ciudadanos resultaron heridos durante los enfrentamientos con la ocupación en las localidades de Beita y Beit Dajan, 13 de ellos fueron heridas por balas de goma en Beita y otros 13 en Beit Dajan.

Un niño resultó herido por balas israelíes y otros asfixiados en Kafr Qaddoum

En la localidad de Kafr Qaddoum, un niño de 11 años resultó herido por balas de metal en las pierna y decenas de personas resultaron asfixiadas durante la represión por parte del ejército de ocupación de la marcha semanal contra los asentamientos y la usurpación de tierras palestinas.

La marcha fue convocada por los aldeanos para denunciar los continuos crímenes de la ocupación contra de los campesinos y los continuos robos de las tierras de Kafr Qaddoum y las aldeas vecinas. Cientos de pobladores marcharon y corearon consignas en favor de la libertad y el término de la ocupación militar.

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada

Un palestino conductor de ambulancia malherido por el ejercito de ocupación israelí es ahora un inspirador campeón de halterofilia

01 de octubre de 2021

El palestino Nidal Al-Da’our es un inspirador campeón de halterofilia. Resultó herido después de que su ambulancia fuera alcanzada por la artillería israelí mientras conducía para evacuar a una familia durante la gran ofensiva militar israelí de 2008/.

El club de halterofilia situado en el corazón de la ciudad de Jabalia, al norte de Gaza, es uno de los centros deportivos más conocidos y concurridos del enclave costero asediado. Sorprendentemente, está dirigido por un antiguo conductor de ambulancia que sufrió graves heridas cuando su ambulancia fue alcanzada por la artillería israelí mientras conducía para evacuar a una familia durante la gran ofensiva militar israelí de 2008/9. Nidal Al-Da’our, que ahora tiene 37 años, sufrió heridas de metralla en todo el cuerpo. Y lo que es más grave, le volaron la mano izquierda.

«Recibí una nota del oficial de comunicación de emergencias que decía que había una familia en el barrio de Abed Rabbu, al este de Yabalia, que estaba siendo bombardeada por las fuerzas de ocupación israelíes», recordó. «Me puse el chaleco y preparé todo el botiquín necesario para los primeros auxilios, me subí a la ambulancia y corrí hacia la dirección que me había dado mi colega».

Ser conductor de ambulancia y paramédico es estresante en los mejores momentos. Cuando los proyectiles caen por todas partes -y tu ambulancia es el objetivo de quienes los disparan- es aún peor. Sin embargo, según sus amigos y colegas, Al-Da’our era hábil y valiente; el «más adecuado» para ese trabajo en circunstancias extremadamente difíciles.

Lo único que recuerda de la explosión es que se dirigía a ayudar a la familia en cuestión cuando vio un gran destello de luz y la ambulancia saltó lo que, según él, le pareció diez metros en el aire. «Luego caí inconsciente».

Se despertó al día siguiente en el hospital Al Shifa de la ciudad de Gaza. «Todo mi cuerpo estaba cubierto de vendas y me dolía, pero no podía sentir mi mano izquierda. Había desaparecido». Decidió inmediatamente que no iba a dejar que esta pérdida afectara a su vida. «No me iba a rendir a esta nueva realidad», me dijo.

Al no poder seguir conduciendo, perdió su trabajo. El desempleo no fue un problema para él, porque sus amigos y familiares se unieron para ayudarle.

«El principal problema no fue la falta de trabajo, sino el hecho de que empecé a sufrir una atrofia muscular en el lado izquierdo de mi cuerpo. Los médicos me aconsejaron fisioterapia, pero me resultaba difícil con una sola mano». Sin embargo, empezó y las cosas se hicieron más fáciles.

Las mejoras que esto supuso para su cuerpo y su salud le hicieron pensar en formas de superar el hecho de que su mano izquierda desapareciera para siempre. Su fisioterapia se convirtió en un entrenamiento con pesas, y tuvo que inventar formas de manejar los aparatos del gimnasio.

«Empecé a entrenar culturismo sin equipo», dijo. «Cuando comprobé que me ayudaba, decidí ir un paso más allá, utilizando equipos de halterofilia. Funcionó. Poco a poco, la atrofia muscular se detuvo, mi cuerpo se recuperó y empecé a retomar una vida normal».

Las modificaciones que hizo en el equipo le permitieron entrenar como si tuviera dos manos. No ha tenido ayuda de nadie para hacerlo. «La necesidad es la madre de la invención. Y lo resuelvo todo por mi cuenta». Siguieron ocho años de entrenamiento intensivo con pesas.

Al-Da’our se convirtió en un modelo a seguir en Gaza, no sólo para los que tienen lesiones y discapacidades similares. «Decidí abrir un club de halterofilia por dos razones. Necesito un lugar para entrenarme de forma continua, y puedo ayudar y entrenar a otros».

Contó con el apoyo de amigos y familiares, principalmente de su mujer, que le animaron a abrir el club. «Fue una idea brillante. Conseguí el dinero y compré material, alquilé una sala y empecé los entrenamientos».

¿Qué le espera a este antiguo conductor de ambulancias? Le gustaría representar a Palestina en los Juegos Paralímpicos y en otros torneos internacionales. «Espero demostrar al mundo entero que la agresión de Israel contra los palestinos no siempre acaba con nuestras vidas; que también puede impulsar nuestra resistencia y persistencia bajo una ocupación brutal».

Sin embargo, hay algo que echa de menos, a pesar de ser campeón de halterofilia. «No puedo levantar a mis hijos y jugar con ellos como hacen otros. Ahí es cuando realmente echo de menos tener dos manos».

Se me llenan los ojos de lágrimas cuando me despido de él. Sé lo que es ser herido por los israelíes -me disparó un francotirador en 2018-, pero no fue una lesión que me cambiara la vida, y he podido seguir como antes. Nidal Al-Da’our es verdaderamente inspirador. Le saludo.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Colonos israelíes atacan aldea palestina, hay un niño herido

30 de septiembre de 2021

El grupo israelí por los derechos humanos B’Tselem publicó un video del ataque y proporcionó un relato similar. Dijo que soldados israelíes lanzaron gas lacrimógeno a residentes palestinos y que arrestaron a por lo menos uno. Se puede ver a un soldado israelí lanzándole una granada de gas lacrimógeno al palestino que grabó el ataque y luego empujándolo.
Decenas de colonos israelíes atacaron una localidad de palestinos en Cisjordania, lanzando piedras a automóviles y viviendas y dejando a varias personas heridas, incluido un infante palestino, dijeron activistas el miércoles.

Un video del ataque del martes, que fue publicado por un grupo israelí de defensa de los derechos humanos, mostraba a varios colonos sin camisa con pañuelos envueltos alrededor de la cara lanzando piedras a casas y vehículos. Había soldados israelíes entre los colonos, pero no parecían tomar medidas para detenerlos.

El Ejército israelí rechazó comentar al respecto. La policía de Israel dijo que lo ocurrido fue un “incidente de fricción”, y señaló que dos palestinos y un colono fueron arrestados. Añadió que había heridos en ambas partes y que seguía investigando lo ocurrido luego de que se presentaron denuncias el miércoles.

Posteriormente, la policía dijo el jueves que tres personas habían sido detenidas, una de ellas menor de edad, bajo sospecha de agresión y daños a la propiedad en relación con el incidente.

Sami Hureini, un activista palestino local, dijo que un grupo de colonos israelíes atacaron a un pastor palestino cerca de la localidad de Mufaqara y mataron a cuatro de sus ovejas. Posteriormente, comentó, irrumpieron en el poblado, agrediendo a los residentes con palos y piedras.

Un niño de 4 años, Mohammed Bakr, fue hospitalizado con una lesión en la cabeza, añadió.

El grupo israelí por los derechos humanos B’Tselem publicó un video del ataque y proporcionó un relato similar. Dijo que soldados israelíes lanzaron gas lacrimógeno a residentes palestinos y que arrestaron a por lo menos uno. Se puede ver a un soldado israelí lanzándole una granada de gas lacrimógeno al palestino que grabó el ataque y luego empujándolo.

Cerca de 500.000 colonos judíos viven en Cisjordania, la cual fue capturada por Israel en la Guerra de los Seis Días en 1967. En el territorio también radican más de 2,5 millones de palestinos, quienes quieren que constituya la parte principal de su futuro Estado.

Fuente: Agencia AP y Twitter de BTselem

Debemos actuar por Palestina, pero sin esperar los resultados

Foto: palestinos vistos en la marcha de aniversario de la «Gran Marcha del Retorno» y las protestas del «Día de la Tierra Palestina» en la frontera entre Israel y Gaza el 30 de marzo de 2019 [Mohammad Asad / Middle East Monitor].

01 de octubre de 2021

Por Mohammad Ayesh

Es importante que los que trabajan por Palestina, ya sea dentro o fuera de Palestina, recuerden que están trabajando por una causa central importante, y que esto significa que el progreso se logra lentamente y depende de una lucha acumulativa a la que todos contribuyen, y no se basa en el trabajo individual o intermitente. Por lo tanto, no hay que esperar los resultados porque muchos de los que trabajan por Palestina no se dan cuenta ni sienten ningún resultado.

Puede que una o dos generaciones de luchadores por Palestina no vean resultados y no liberen ni un solo centímetro de tierra palestina, pero esto no significa que los logros se hayan detenido o que estas generaciones vivan, luchen y mueran en vano. Más bien, lo que se ha conseguido no se habría logrado sin los sacrificios de las generaciones pasadas y su lucha por la misma causa.

El proyecto nacional palestino es como un gran edificio, y todos los que luchan por él ponen un ladrillo o una piedra más en este edificio, pero muchos constructores pueden morir antes de que el edificio esté completo y antes de que consigan saborear la vida por la que trabajaron. Este es el círculo de la vida que no cambia, ya que los padres trabajan para que sus hijos sean felices, luego los hijos siguen sus pasos hasta que la bandera se entrega a las siguientes generaciones, y así sucesivamente. En una cuestión tan importante como la de Palestina, no es importante fijarse en los resultados; ni siquiera deberíamos esperarlos, ya que puede que no se consigan en nuestra vida, porque es una cuestión más grande que todos los que trabajan en ella. Además, esperar los resultados y apresurarse a conseguirlos nos llevará a la desesperación y al retroceso, y no es la forma de conseguir resultados.

En una cuestión como la de Palestina, sólo es necesario verificar la corrección de las vías, no esperar y precipitar los resultados, es decir, asegurarse de que se adopta el camino correcto. No es importante saber cuándo llegaremos al final. Esta importante teoría se aplica a la operación del «túnel de la libertad», que ocupó las mentes de algunos desesperados y frustrados, mientras discutían si era un logro o no, especialmente después de que las fuerzas de ocupación volvieran a detener a los seis prisioneros que se liberaron de la prisión de Gilboa a través del túnel en una operación que asombró al mundo. La realidad de la situación es que en un principio no se esperaba que esta operación terminara en la consecución de la libertad de los seis prisioneros o de otros, ya que se esperaba que fueran detenidos de nuevo o asesinados porque toda Palestina está bajo ocupación, lo que significa que están en una gran prisión sin escapatoria. Esto confirma, en última instancia, que fueron los primeros en darse cuenta de que el túnel que tardó un año en cavarse, no era su camino hacia la libertad, sino que era un acto de lucha que se sumaba a las demás luchas del movimiento de presos.

En el concepto de lucha, los presos lograron lo que querían, al cavar el túnel y escapar de la prisión israelí. Dieron un paso adelante en su proyecto de lucha, y eso es suficiente para ellos. En el mismo concepto, todos los que trabajan por Palestina y creen que es una cuestión central y principal y que deben hacer lo que puedan en su camino sin pensar en los resultados ni en la pregunta: ¿Cuándo llegaremos? Algunos de los pequeños trabajadores de la causa palestina y de otras causas no pueden sentir su impacto y, en muchos casos, lo que hacen se desperdicia. A pesar de ello, lo que hacen tiene una finalidad, que es la de sentir que han cumplido con su deber y que han hecho lo que debía hacerse.

La conclusión más importante aquí es que aquellos que trabajan por Palestina no deben esperar los resultados o las victorias y no deben esperar que Palestina tenga una cita con la libertad el próximo año. No deben esperar que la ocupación termine en 2022 porque, aunque todo esto puede suceder, nadie puede predecir cuándo y, por lo tanto, esperar los resultados y apresurarse es el camino hacia la desesperación y la frustración, no hacia los logros y el trabajo. Lo que se exige a todos los trabajadores es que continúen su lucha hasta que se entregue la bandera a los que vienen después, y nada más.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

México considera ante el Consejo de Seguridad de la ONU que se debe levantar el bloqueo en la franja de Gaza

30 de septiembre de 2021

México expresa su preocupación por la transferencia de colonos, el decomiso de tierras, la demolición de viviendas y el consecuente desplazamiento de población palestina son todos actos contrarios al derecho internacional y representan un obstáculo a cualquier iniciativa de paz. (…) México urge a que, en cumplimiento con la resolución 23-34, se ponga fin a los asentamientos de Israel en los territorios palestinos ocupados…


Juan Ramón de la Fuente, representante permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), señaló ante el Consejo de Seguridad que nuestro país considera que el bloqueo en contra de Palestina en la franja de Gaza debe de ser completamente levantado.

«Mi delegación externa su preocupación por los nulos avances en el proceso de paz en Medio Oriente. La transferencia de colonos, el decomiso de tierras, la demolición de más de 670 estructuras y el consecuente desplazamiento de población palestina son todos actos contrarios al derecho internacional y representan un obstáculo a cualquier iniciativa de paz. (…) México urge a que, en cumplimiento con la resolución 23-34, se ponga fin a los asentamientos de Israel en los territorios palestinos ocupados y aquellas acciones que limitan el acceso de la población palestina al agua potable, lo cual constituye una violación flagrante al derecho internacional humanitario», comentó Juan Ramón de la Fuente durante su participación en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Asimismo, el embajador De la Fuente aseveró que también existe consternación por incidentes que atentan contra organizaciones y defensores de los derechos humanos, en donde se les ha limitado las libertades de expresión y de asociación por parte de las autoridades de Israel y Palestina.

Fuente: https://politico.mx

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner