EEUU reabrirá su consulado en Al-Quds pese a objeciones de Israel

Foto: fachada de la embajada de EE.UU. en Al-Quds (Jerusalén) antes de su inauguración, 13 de mayo de 2018.

09 de septiembre 2021

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, planea reabrir su consulado para palestinos en Al-Quds (Jerusalén) a pesar de las objeciones del régimen de Israel.

El pasado 27 de agosto, Biden se reunió, por primera vez, con el premier israelí, Naftali Bennett, en la Casa Blanca. En la referida cita, el mandatario norteamericano aseveró que su Administración seguiría buscando la reapertura del consulado estadounidense en el este de Jerusalén que fue cerrado por las órdenes de su antecesor, Donald Trump, en 2019, según recogió el miércoles el portal digital estadounidense de noticias Axios.

De igual modo, el demócrata enfatizó que el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, es el responsable de reabrirlo, quien dijo en mayo que la Administración de Biden cumpliría esa promesa.

La medida estadounidense causó las objeciones de Bennett por el impacto desestabilizador que la reapertura del consulado podría tener en su ya frágil coalición en el régimen de Israel. 

Ante tal situación, el primer ministro israelí ha propuesto celebrar debates políticos sobre el asunto entre funcionarios de ambos lados para llegar a un acuerdo común al respecto.

Antes de que fuera cerrado, este consulado tenía la responsabilidad de manejar las relaciones entre los estadounidenses y los palestinos durante 25 años.

A inicios de diciembre de 2017, el entonces presidente estadounidense Donald Trump declaró unilateralmente a Al-Quds como capital del régimen de Israel. Como consecuencia, EE.UU. trasladó en mayo de 2018 su embajada de Tel Aviv a la referida urbe palestina.

En reacción, la comunidad internacional, encabezada por los propios palestinos, condenó y rechazó dicha medida por considerarla una flagrante violación de los principios del derecho internacional.

Después del cierre del consulado en 2019, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) condenó la decisión polémica de Washington y lo consideró como el último clavo del ataúd al papel de EE.UU. en el llamado proceso de paz con el régimen de Israel.

Fuente: HispanTV

La otra batalla de Bannockburn, la realidad del Israel racista

Foto: una manifestante levanta su mano, pintada con los colores de la bandera palestina, durante una manifestación de activistas palestinos, israelíes y extranjeros contra la ocupación israelí y la actividad de asentamientos en los Territorios Palestinos y en Jerusalén Este, en el barrio palestino de Sheikh Jarrah de Jerusalén el 30 de julio de 2021. [AHMAD GHARABLI/AFP vía Getty Images].

Por

El lugar de la batalla más histórica de Escocia está en el centro de una guerra de palabras después de que el ensayo de una colegiala pusiera de manifiesto las injusticias a las que se enfrentan los palestinos en el siglo XXI. Sus palabras se utilizaron en una exposición llamada General Change: La participación de los jóvenes en la protesta, en la que escribió un ensayo sobre cómo Israel había «expulsado a las comunidades árabes de sus hogares por la fuerza» y acusó al Estado sionista de «discriminación institucionalizada» contra los palestinos que viven dentro de Israel. Ni refugiados ni desplazados, estos palestinos son ciudadanos israelíes. Y de hecho se enfrentan a una plétora de leyes discriminatorias promulgadas por el parlamento del país, la Knesset.

Los sionistas, incluido un miembro del Parlamento escocés (MSP), acusaron al Centro de Visitantes de Bannockburn, en Stirling, de exhibir contenido antisemita, lo que obligó al National Trust for Scotland (NTS) a retirar el ensayo y emitir una disculpa. La disputa ocupó los titulares de los medios de comunicación locales y de los periódicos de la comunidad judía. Sin embargo, los críticos de la NTS, entre los que se encuentran algunos de sus 300.000 miembros, respondieron señalando que la niña, de hecho, simplemente decía la verdad. La discriminación institucionalizada es la realidad del Israel racista, que ha sido descrito como un estado de apartheid por B’Tselem y Human Rights Watch.

La exposición se montó para ilustrar la participación de los jóvenes en los movimientos de protesta contemporáneos e incluía opiniones de apoyo a Black Lives Matter y a la campaña medioambiental global Extinction Rebellion. Sin embargo, sólo se eliminaron las palabras e imágenes relacionadas con la Palestina ocupada, lo que provocó acusaciones de censura de mano dura por parte de la organización benéfica, que se ocupa de las casas antiguas, los campos de batalla, los castillos, las costas, las islas y las cadenas montañosas de Escocia.

El Centro de Visitantes de Bannockburn, organizado por Young Scotland, una organización benéfica y un grupo de acción comunitaria para jóvenes de 11 a 26 años, fue elegido para albergar la exposición de los escolares, que examinó el tema de la protesta. Fue en Bannockburn, en 1314, donde la batalla más célebre de la historia de Escocia ayudó a establecer a Robert the Bruce como rey de facto de Escocia; desde entonces, se ha conmemorado durante siglos en libros, canciones, poesía y pinturas.

Mick Napier, cofundador de la Campaña Escocesa de Solidaridad con Palestina, dijo que él y su grupo estaban indignados por la decisión de la NTS. «No es exactamente la censura, estamos acostumbrados a ella. Es que una exposición en Bannockburn animó a los jóvenes a escribir sobre sus protestas en general. Algunos chicos escribieron sobre el cambio climático, otros sobre el racismo y la importancia de las vidas negras, que por supuesto tienen, y uno de ellos escribió sobre Palestina».

Napier señaló que la redacción en cuestión era «perfecta en cuanto a palabras», pero que, como resultado, había ofendido a los sionistas de Escocia «que sabemos que están vinculados a la Embajada de Israel». Dijo que los denunciantes instaron a la NTS a retirar el ensayo y las imágenes del conjunto de la exposición, lo que constituyó un acto de censura «inaceptable» y «vergonzoso».

«Emily escribió que los palestinos habían sido expulsados de sus hogares y de sus tierras en 1948 y que los palestinos que viven hoy en Israel sufren una discriminación institucional. Ambas descripciones son incontrovertibles e innegables».

El presidente del SPSC, Eurig Scandrett, escribió al profesor Philip Long, director ejecutivo de la NTS, exigiendo una explicación e instando a una revisión de la decisión de eliminar la sección palestina de la exposición. «Si los informes son correctos», escribió, «entonces parece que la NTS ha sucumbido a la presión, no sólo de los miembros de la comunidad judía, sino más bien de los grupos que buscan justificar los abusos de los derechos humanos del Estado israelí».

Scandrett dijo a la NTS que entre los miembros del SPSC había «críticos judíos de Israel y palestinos en Escocia, muchos de los cuales son refugiados de las bien documentadas expulsiones forzadas y la discriminación institucionalizada a las que aparentemente se hace referencia en la exposición». Añadió que los abusos de los derechos humanos del Estado de Israel contra los palestinos preocupan, con razón, a muchos jóvenes que han participado en protestas en Escocia. «Esto es especialmente así tras los recientes desalojos de familias palestinas en el Jerusalén Oriental ocupado y la violencia contra la población en la Franja de Gaza bajo un bloqueo ilegal [dirigido por Israel]».

La respuesta del profesor Long incluía la confirmación de que se habían recibido quejas de «miembros del público y de un MSP, todos los cuales expresaron su preocupación por el hecho de que la exhibición en cuestión proporcionada por los jóvenes implicados no ofrecía una perspectiva equilibrada». Sobre esta base, se decidió cerrar la exposición unos días antes de la fecha de finalización prevista, el 31 de agosto». El SPSC no está impresionado. Dice que está escribiendo otra carta al director general de la NTS.

La última batalla de Bannockburn está, pues, lejos de haber terminado. Setecientos años después de la batalla original, cuando Robert the Bruce derrotó a los opresivos ocupantes ingleses bajo el mando del rey Eduardo II en la primera guerra de la independencia escocesa, el lugar se encuentra en el centro de otra guerra por una ocupación y una tiranía brutales, esta vez en Palestina. El gobierno de Westminster, dominado por los ingleses, también desempeña un papel importante en este asunto.

La periodista y autora británica Yvonne Ridley ofrece análisis políticos sobre asuntos relacionados con el Oriente Medio, Asia y la Guerra Mundial contra el Terrorismo. Su trabajo ha aparecido en numerosas publicaciones de todo el mundo, de Oriente a Occidente, desde títulos tan diversos como The Washington Post hasta el Tehran Times y el Tripoli Post, obteniendo reconocimientos y premios en los Estados Unidos y el Reino Unido. Diez años trabajando para grandes títulos en Fleet Street amplió su ámbito de actuación a los medios electrónicos y de radiodifusión produciendo una serie de películas documentales sobre temas palestinos e internacionales desde Guantánamo a Libia y la Primavera Árabe.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español

Israel lanza un castigo colectivo a presos palestinos y familiares en venganza por la fuga

09 de septiembre de 2021

Israel ha lanzado un castigo colectivo contra los prisioneros palestinos tras la fuga de seis de ellos el pasado lunes. Además, ha reprimido con unidades militares las protestas de los presos por las restricciones, traslados y medidas de aislamiento. También varios familiares han sido detenidos.

Israel sigue sin encontrar a los seis palestinos fugados de una prisión de alta seguridad el pasado lunes, y ha dirigido su venganza a los presos y a los familiares de los huidos.

Palizas, registros, traslados han elevado la tensión en las cárceles. Las incursiones más violentas, en las que han intervenido unidades especiales del Ejército, se han producido en las prisiones de Negev y Rimon.

Israel ha empezado dispersar a unos 400 prisioneros de Yihad Islámica –a la que pertenecían cinco de los seis fugados– entre varias cárceles con el objetivo de  separarlos y que en cada celda no haya más de un preso del grupo.

Los presos internados se han opuesto a las medidas, que también incluyen limitaciones de horarios de salir a los patios, cierres de duchas y lavanderías, y se han enfrentado en algunos casos a las fuerzas israelíes, concretamente en la prisión de Ketziot, en el sur del país, donde han quemado varias celdas.

También han protestado en la cárcel de Ofer, en Cisjordania, donde, tras la intervención de las fuerzas israelíes, los presos han recibido nuevos castigos y han continuado los traslados. En ella han quedado aislados 34 prisioneros trasladados desde la prisión de Gilboa, donde se produjo la fuga.

200 dispersados

Según fuentes israelíes, se han dispersado así ya 200 presos y el resto serán trasladados al final de la semana.

Ante la situación, el Club de Prisioneros Palestinos ha alertado de que lo que está sucediendo dentro de las prisiones es una «verdadera guerra« librada por la administración israelí contra los prisioneros indefensos que pone en peligro sus vidas, como actos deliberados de venganza colectiva por la fuga de los seis prisioneros.

Además ha hecho un llamamiento urgente a la comunidad internacional para que intervenga y ponga fin a los ataques.

Policía, Ejército y cuerpos de inteligencia israelíes siguen la búsqueda de los fugados, la mayoría de los cuales cumplía cadena perpetua, con controles y drones en Cisjordania y las inmediaciones de Gaza, donde además ha desplegado más unidades de combate y observación aérea.

Los reos escaparon por un túnel de una de las prisiones de más alta seguridaddel país.

Detención de familiares

Pero la venganza israelí se ha dirigido también a sus familiares. De madrugada, las fuerzas de seguridad israelíes detuvieron a cinco de ellos en la provincia de Jenín e hicieron redadas en casas y tierras de aldeas de la zona.

Dos hermanos de Mahmoud Ardah, encarcelado desde 1996, y presentados por los medios locales como el arquitecto de la fuga, han sido arrestados por el Ejército israelí, según el Club de Prisioneros Palestinos.

El primo de Mahmoud Ardah, Mohammad, también huyó de la prisión de Gilboa. Dos de los hermanos de este último fueron detenidos, así como el médico Nidal Ardah, miembro de su familia.

El padre de Munadel Infeiat, otro fugitivo, también fue detenido, según esta fuente que ha añadido que es posible que otros familiares de los fugitivos hayan sido arrestados. Según Amani Sarahneh, portavoz del Club de Prisioneros Palestinos, algunos familiares habían sido interrogados y liberados.

Israel ha prohibido publicar información sobre la investigación.

Manifestaciones de apoyo

«Detener a alguien para obligar a un ser querido a hacer algo es el estilo de la mafia», ha tuiteado Omar Shakir, director de la ONG Human Rights Watch para Israel y los Territorios Palestinos.

«Todo prisionero tiene derecho a buscar una forma de lograr su libertad», afirmó el martes el primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, que dijo estar feliz por la fuga.

Manifestaciones en Nablus, Ramalah y Jenin han mostrado su apoyo de los fugitivos. En la Franja de Gaza y en Jenin, ciudad del norte de Cisjordania de donde proceden algunos fugitivos, muchas personas salieron a las calles el lunes para celebrar la fuga de los prisioneros, que se han convertido en héroes, pero también de los hombres más buscados por Israel.

Fuente: www.naiz.eus

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner