Colonos judíos lanzan piedras a palestinos, hiriendo a 15, entre ellos un niño de 3 años

Fotos: colonos israelíes en el barrio palestino de Sheikh Jarrah reaccionan mientras activistas palestinos e israelíes corean consignas frente a su casa durante una manifestación contra la expulsión de familias palestinas de sus hogares en la Jerusalén oriental anexionada por Israel, el 16 de abril de 2021. [EMMANUEL DUNAND/AFP vía Getty Images]. 

29 de septiembre de 2021

Decenas de colonos judíos israelíes lanzaron ayer piedras contra palestinos en las colinas del sur de Hebrón, hiriendo a quince personas, entre ellas un niño de tres años, según han revelado fuentes locales.

Según testigos palestinos e israelíes, los colonos iban enmascarados. Personas, vehículos y viviendas fueron alcanzados en el ataque, cuyo vídeo se ha hecho viral en las redes sociales.

Los paramédicos palestinos dijeron que 15 personas resultaron heridas y recibieron tratamiento médico, entre ellas Mohammad Bakr Hussein, de tres años. El niño fue evacuado al centro médico israelí Soroka de Beersheba. Un portavoz describió su estado como «regular».

«Este ha sido el peor ataque que hemos visto en años», dijo Mahmoud Hussein, el abuelo del niño. «No hay una casa que no hayan destrozado».

El testigo Basil Al-Adra dijo que debía de haber «unos 100 colonos» que rompieron ventanas, pincharon neumáticos de coches e irrumpieron en las casas. «Hirieron a un niño cuando lanzaron piedras contra su casa. Ya ni siquiera nos sentimos seguros en nuestras propias casas».

La agencia de noticias Wafa informó de que los colonos, protegidos por soldados israelíes, entraron en varias comunidades de la zona de Masafer Yatta y atacaron a los palestinos y sus hogares, dañando varios vehículos y plantas de calefacción solar, destruyendo cultivos y arrancando decenas de árboles.

El coordinador local de los Comités Anti-Muro y de Asentamientos, Rateb Al-Jabour, dijo que los residentes repelieron el ataque de los colonos.

Las fuerzas israelíes no hicieron nada para detener a los colonos, dijeron los testigos. En cambio, los soldados se sumaron al ataque y dispararon botes de gas lacrimógeno y granadas de aturdimiento contra los residentes palestinos y sus casas. Decenas de personas resultaron afectadas por el gas.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Bennett sigue negando la liberación de los presos palestinos que cumplen largas condenas

Foto: El primer ministro israelí, Naftali Bennett, se dirige a la 76ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 27 de septiembre de 2021, en la sede de la ONU en Nueva York [JOHN MINCHILLO/POOL/AFP via Getty Images].

29 de septiembre de 2021

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, reiteró ayer que los presos palestinos que cumplen largas condenas no formarán parte de ningún intercambio de prisioneros con Hamás, informó la agencia de noticias Sama.

Bennett describió a los prisioneros palestinos como «terroristas que tienen las manos manchadas de sangre».

Cuando se le preguntó por qué Israel no utiliza más poder para obligar a Hamás a llevar a cabo un intercambio de prisioneros en los términos de Israel, Bennett dijo que esta cuestión se está poniendo sobre la mesa de los funcionarios políticos y militares para su discusión.

El primer ministro derechista dijo que discutió el intercambio de prisioneros con el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres.

«Le dije que Hadar Goldin fue secuestrado durante un alto el fuego declarado por la ONU», afirmó Bennett, «por lo tanto, es su deber como Secretario General de la ONU ejercer sus máximos esfuerzos para liberar a los soldados».

Haciendo caso omiso de los miles de civiles palestinos retenidos en las cárceles israelíes, Bennett dijo que le había dicho a Guterres que «la detención de civiles es una violación de los derechos humanos cometida por organizaciones terroristas», refiriéndose a los grupos de resistencia palestinos.

Los israelíes creen que los cuerpos de dos de sus soldados, el teniente Hadar Goldin y el sargento Oron Shaul, están retenidos en Gaza después de que murieran en combate durante el asalto al enclave en 2014. Esto se suma a dos supuestos civiles, Avera Mengistu y Hisham Al-Sayed, que según Hamás también son soldados y están retenidos como prisioneros de guerra.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

‘La política del agua refleja el apartheid israelí contra los palestinos’

28 de septiembre de 2021

Es la denuncia contenida en una carta abierta dirigida a la ONU y a las ONG internacionales, promovida por los activistas israelíes-palestinos de “Combatants for Peace». La situación es más crítica en la zona C de los Territorios, donde el costo del suministro de agua es ocho veces mayor que en otras áreas Los palestinos solo pueden utilizar el 15% de las reservas de agua.

El Estado de Israel «viola sus obligaciones internacionales» y «niega los derechos humanos básicos» a la población palestina, especialmente a las comunidades que viven en el Área C, a las que «se les impide el acceso al agua». Esto es lo que escriben los miembros de “Combatants for Peace” -una ONG israelí-palestina que lucha con métodos no violentos contra la ocupación israelí en los territorios palestinos- en una carta abierta dirigida a las instituciones y organismos internacionales más importantes, incluida la ONU. La misiva fue enviada a AsiaNews por Jeremy Milgrom, rabino israelí y miembro de la ONG Rabbis for Human Rights; en ella, los activistas anuncian una campaña de protesta de seis semanas contra las políticas discriminatorias de Israel, «similares al apartheid».

La carta va dirigida a la Oficina de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), al representante especial de la UE para el proceso de paz y a los dirigentes del “Cuarteto”. Pide que se ponga «fin» a la política «inmoral e ilegal» de acceso al agua para los palestinos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda al menos 100 litros de agua al día para uso personal y doméstico. Sin embargo, según los datos facilitados por B’Tselem, la cantidad reservada a los palestinos en Cisjordania es inferior a 90 y, en la zona C, se reduce a unos 20 litros. En cambio, en Israel, el consumo per cápita es de 300 litros.

Cisjordania se dividió en tres zonas en virtud de los acuerdos de Oslo II de septiembre de 1995, que complementan el acuerdo de paz firmado en la capital noruega el 13 de septiembre de 1993. La zona C es la más grande e incluye todos los asentamientos israelíes. En un principio, equivalía al 74% de Cisjordania y los acuerdos de Oslo II prevén la entrega gradual a los palestinos. Según datos de la ONU, actualmente comprende el 60% de Cisjordania y alberga a unos 325.000 colonos, divididos en 135 asentamientos y 100 puestos de avanzada. Los palestinos suman cerca de 150.000, repartidos en 542 comunidades. La zona C alberga la mayoría de los recursos naturales y espacios abiertos, pero su disfrute se ve obstaculizado por las barreras y los puestos de control.

Según la Oficina de Estadísticas palestina, las ciudades de Cisjordania sufren un déficit de reservas de agua: hasta 2018 ascendían a unos 58 millones de metros cúbicos, con situaciones muy críticas en Yenín, Tulkarem y Tubas. La situación se agravó con los años, e Israel se ha ido apoderando de las reservas. El agua producida por los depósitos subterráneos asciende a 750 millones de metros cúbicos al año. La parte palestina sólo puede utilizar 118 millones de metros cúbicos, apenas un 15% del total.

Los activistas de Combatants for Peace recuerdan que en muchas zonas del mundo la población sufre por la falta de agua debido a la crisis climática. En Cisjordania la situación es distinta: el problema radica en las «políticas» discriminatorias. «El gobierno israelí», continúan, «controla todos los recursos naturales desde 1967» y los utiliza para reforzar su control sobre la población palestina, favorecer los asentamientos y el cambio demográfico en la región. Los que más sufren son los «agricultores y pastores» del sur de las colinas de Hebrón y del valle del Jordán, que son excluidos de la red de agua y para los cuales resulta imposible recoger agua pluvial.

Por otro lado, el costo del agua en la zona C es ocho veces superior al precio promedio que pagan los palestinos en otras zonas de Cisjordania. Además, la poca agua que llega no es potable debido a las precarias condiciones sanitarias de las cisternas que se usan para transportarla. En muchos casos, «las familias tienen que elegir entre sus propias necesidades y las de sus animales o campos». «Hay que poner fin a esta política racista, ilegal e inmoral”, concluye. “El acceso al agua es un derecho humano fundamental, incluso cuando el ser humano en cuestión es palestino».

Fuente: http://asianews.it

Lucro con la ilegalidad: Cientos de bancos europeos financian negocios en los asentamientos israelíes en Cisjordania ocupada

Por Juan Carlos Sanz

Entre las 672 entidades de crédito analizadas por una coalición de 23 organizaciones figura casi toda la banca española. Las firmas ACS y CAF tienen proyectos en territorio palestino ocupado.

Después de que Airbnb diera marcha atrás en 2019 a la decisión de dejar de ofrecer en su plataforma digital alojamientos en los asentamientos de Cisjordania, el fabricante de helados Ben&Jerry, también estadounidense, anunció el pasado julio que a partir de 2022 excluirá de la venta de sus productos a las colonias judías. La economía ha abierto un nuevo frente en el conflicto palestino-israelí, marcado por más de medio siglo de ocupación. Una investigación hecha pública este miércoles por una coalición de 23 organizaciones árabes y europeas ha desvelado que 672 entidades de crédito europeas financian empresas con negocios en los asentamientos desde hace cerca de cuatro años. Entre los bancos examinados por sus relaciones con 50 empresas que operan en colonias que han sido declaradas ilegales por la ONU figuran los principales bancos españoles. El informe no detalla si la inversión de estas entidades se destina a los proyectos de infraestructuras en los territorios ocupados o si solo financian a empresas que operan en esos territorios.

La publicación en 2020 por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU de una base de datos o lista negra de 112 empresas que hacen negocios en los asentamientos –en su mayoría israelíes y estadounidenses– marcó un giro a la actividad empresarial en territorio palestino bajo ocupación israelí. Grandes fondos de pensiones como el noruego KLP (funcionarios locales) han retirado ya sus inversiones en compañías con vínculos en las colonias.

El analista y activista belga sobre Oriente Próximo Willem Staes es el coordinador de la campaña No inviertas en la ocupación (DBIO, por sus siglas en inglés), lanzada por 23 organizaciones árabes (palestinas y egipcias) y europeas (de Bélgica, Países Bajos, Francia, Irlanda, España, Noruega y Reino Unido), que ha elaborado la investigación desde finales de 2020. “Somos una coalición de grupos que promocionamos los valores de los derechos humanos para tener incidencia política”, explica desde Bruselas en una conversación a través de Zoom, “y que investigan las relaciones entre las empresas con intereses en los asentamientos israelíes, declarados ilegales por el Consejo de Seguridad de la ONU, y las instituciones financieras de la Unión Europea”.

“Para ello hemos elaborado unas recomendaciones enfocadas a qué pueden hacer los Estados europeos ante esta situación y hemos ampliado la base de datos de la ONU”. Además de las 112 empresas analizadas por el Consejo de Derechos Humanos, la coalición DBIO ha incluido otras 18 compañías europeas. “Para identificarlas utilizamos los mismos criterios utilizados por Naciones Unidas sobre actividades que suscitan preocupación en materia de derechos humanos”, aclara Staes.

Entre estas últimas incorporaciones figuran dos firmas españolas: Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) y el grupo Actividades de Construcción y Servicios (ACS). La primera participa en la ampliación del tren ligero de Jerusalén, en una línea de tranvía que penetra en Jerusalén Este y Cisjordania. La segunda, a través de su filial Sociedad Española de Montajes Industriales (SEMI), electrificó la línea férrea de alta velocidad Tel Aviv-Jerusalén, que rebasa la Línea Verde —la divisoria trazada entre Israel y Cisjordania tras el armisticio de 1949— y atraviesan el territorio ocupado por Israel desde 1967 en dos pequeños tramos en el valle de Latrún.

El relator de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Palestina, Michael Lynk, destaca que desde la promulgación en 2011 de los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de Naciones Unidas se ha elevado la exigencia sobre la implicación del mundo de los negocios. “Esas herramientas emergentes están abriendo puertas a campañas más efectivas para responsabilizar a las empresas a través de un mejor compromiso corporativo y de informes transparentes”, argumenta Lynk en el prefacio del informe. “Pero su aplicación efectiva sigue siendo el talón de Aquiles del derecho internacional humanitario”, reconoce el jurista canadiense.

Fuente: El País

Argentina: marcha a la embajada de Israel en solidaridad con los presos políticos palestinos

28 de septiembre de 2021

En el acto se denunció la sistemática represión sionista contra los y las palestinas, que se traduce en la detención y el encarcelamiento de miles de personas en los territorios ocupados por Israel. «No conozco a ningún palestino que no haya tenido un familiar o alguien preso. Esa es la cruel realidad» expresó Tilda Rabi, presidenta de la Federación de Entidades Argentino Palestinas en diálogo con Barricada Tv. La movilización buscó visibilizar además el caso de los 6 presos palestinos que el día 6 de septiembre lograron escapar de una cárcel de máxima seguridad israelí luego de cavar un túnel con una cuchara. «Desgraciadamente fueron capturados y torturados. Esto lo ha usado el sionismo como pretexto para hacer redadas e incursiones violentas en las casas, llevarse mas prisioneros. Es lo cotidiano que ejerce el sionismo en la Palestina ocupada», cerró.

Fuentes: Barricada TV y Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino

Cineasta palestino sobre ocupación israelí: No me acallarán

Foto: Muhamad Bakri, actor y director palestino

27 de septiembre de 2021

El cineasta palestino-hebreo Muhamad Bakri alerta que el veto de su documental sobre los ataques israelíes a los palestinos en 2002 busca acallar a los críticos.

Bakri asistió largo tiempo a audiencias judiciales, luego de una demanda contra su película ‘Jenín, Jenín (Yenín, Yenín)’, que retrata una de las ofensivas militares más duras del régimen de Israel en la Cisjordania ocupada durante la segunda Intifada. En enero, un tribunal israelí determinó que este filme no fuera emitido en los territorios ocupados; el artista ha apelado y espera la decisión.

El destacado director de 68 años dijo que la decisión judicial israelí es una forma de “persecución política” contra los que cuestionan sus medidas ilegales, como las que recoge en su obra“Salvajismo es lo que hicieron los israelíes en Yenín, lo vi con mis propios ojos”, recordó Bakri.

“Esta sentencia busca destruirme, hacerme callar la boca y alertar a otros para que no traten cuestiones como las del documental”, denunció Barki en una entrevista a la agencia española den noticias Efe, según ha publicado el medio este lunes.

El actor asegura que la emisión de ‘Jenín, Jenín’ en 2002 dio voz a los civiles palestinos del campo de refugiados —arrasado tras dos semanas de enfrentamientos que se saldaron con la muerte de más de 50 palestinos y más de 20 soldados israelíes—, aunque esta denuncia le costó que ya no pudiese acceder a la escena cultural israelí, indicó.

“Desde hace más de quince años no puedo aparecer ante la audiencia israelí porque estoy vetado. El cine y teatro oficiales me boicotean”, lamenta Bakri y señala que el poder y los círculos culturales más oficialistas del régimen israelí no quieren que lo que ocurrió en Yenín cuestione lo que ellos relatan sobre esos días. 

Palestina ya se ha levantado dos veces en movimientos conocidos como Intifadas (Levantamientos) ante las agresiones del régimen israelí. La situación empeora cada vez más para los palestinos al punto que en reciente pronunciamiento han dado un ultimátum a Israel.

El viernes, el presidente de Palestina, Mahmud Abás, en su discurso en el 76.º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), subrayó que “Israel, el poder ocupador, tiene un año para retirarse del territorio palestino que ocupó en 1967, incluido Jerusalén Este” (Al-Quds).

Fuente: HISPANTV 

La interminable guerra de Zakaria Zubeidi

Fuentes: Monitor de Oriente [Foto: Zakaria Zubeidi en una imagen de 2004. (Reuters)]

Zakaria Zubeidi es uno de los seis presos palestinos que, el 6 de septiembre, salieron por un túnel de Gilboa, una conocida prisión israelí de alta seguridad. Fue recapturado unos días después. Los grandes hematomas de su rostro relatan la desgarradora historia de una audaz fuga y una violenta detención. Sin embargo, su historia no empieza ni termina ahí.

Hace veinte años, tras lo que ha quedado grabado en la memoria colectiva palestina como la «Masacre de Yenín«, me presentaron a la familia Zubeidi en el campo de refugiados de Yenín, que fue exterminado casi por completo por el ejército israelí durante y después de los combates. A pesar de mis repetidos intentos, el ejército israelí me impidió llegar a Yenín, que permaneció sitiada por el ejército durante meses tras el episodio más violento de todo el Segundo Levantamiento Palestino (2000-2005).

No pude hablar directamente con Zakaria Zubeidi. A diferencia de su hermano, Taha, sobrevivió a la masacre de 2002 y posteriormente ascendió en las filas de las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa, el brazo armado del movimiento Fatah, hasta convertirse en su líder. Así, encabezó la lista de los palestinos más buscados por Israel.

La mayor parte de la comunicación fue con su hermana, Kauzar, que nos contó con detalle los acontecimientos que precedieron a aquel fatídico asedio militar. Ella sólo tenía 20 años en ese momento. A pesar de su dolor, hablaba con orgullo de su madre, asesinada por un francotirador israelí sólo unas semanas antes de la invasión del campo; y de su hermano, Taha, líder de las Brigadas Al-Quds, el brazo armado del movimiento de la Yihad Islámica en Yenín en aquella época; y de Zakaria, que ahora tenía la misión de vengar a su madre, a su hermano, a sus mejores amigos y a sus vecinos.

«Taha fue asesinado por un francotirador. Después de matarlo, [los israelíes] le dispararon proyectiles que quemaron completamente su cuerpo. Esto ocurrió en el barrio de Damaj», nos dijo Kauthar. «Los shebab [jóvenes] recogieron lo que quedaba de él y lo metieron en una casa. Desde ese día, la casa se conoce como ‘El hogar del héroe’».

Kauthar también me habló de su madre, Samira, de 51 años, «que se pasó la vida yendo de una cárcel a otra» para visitar a su marido y a sus hijos. Samira era querida y respetada por todos los combatientes del campo. Sus hijos eran los héroes que todos los jóvenes querían emular. Su muerte fue especialmente impactante.

«Recibió dos balas en el corazón», explicó Kauthar. «Una vez que se dio la vuelta, la hirieron por la espalda. La sangre le salía por la nariz y la boca. No sabía qué más hacer que gritar».

Zakaria pasó inmediatamente a la clandestinidad. El joven combatiente se sentía agraviado por lo que le había ocurrido a su querida Jenin, a su familia, a su madre y a su hermano, que tenían previsto casarse la semana siguiente a su muerte. Zakaria también se sentía traicionado por sus «hermanos» de Al Fatah que seguían colaborando abiertamente con Israel, a pesar de las crecientes tragedias en la Cisjordania ocupada; y por la izquierda israelí que abandonó a la familia Zubeidi a pesar de las promesas de solidaridad y camaradería.

«Cada semana, 20-30 israelíes venían [a Yenín] a hacer teatro», dijo Zakaria en una entrevista con la revista Times. Se refería al teatro «Arna’s House», en el que participaban Zakaria y otros jóvenes de Yenín, y que fue creado por Arna Mer-Khamis, una mujer israelí casada con un palestino. «Abrimos nuestra casa y la demolieron… Les dimos de comer. Y, después, ninguno de ellos cogió el teléfono. Fue entonces cuando vimos la verdadera cara de la izquierda en Israel».

De los cinco niños que participaron en el teatro, sólo Zakaria sobrevivió. El resto se unió a varios grupos armados para luchar contra la ocupación israelí y todos fueron asesinados.

Imagen: El inevitable fracaso de Israel: cómo lo derrotó una vieja cuchara oxidada – Caricatura [Sabaaneh/Monitor de Oriente].

Zakaria Zubeidi nació en 1976 bajo la ocupación israelí, por lo que nunca ha experimentado la vida como un hombre libre. A los 13 años, los soldados israelíes le dispararon por lanzar piedras. A los 14, fue detenido por primera vez. A los 17, se unió a las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina, creyendo, como muchos palestinos de la época, que el «ejército» de la AP se había creado para proteger a los palestinos y asegurar su libertad. Desilusionado, abandonó la AP menos de un año después.

No se comprometió con la lucha armada hasta 2001, como forma de conseguir la libertad de su pueblo, meses después del inicio de la Segunda Intifada. Uno de sus amigos de la infancia fue uno de los primeros en morir a manos de los soldados israelíes. En 2002, Zakaria se unió a las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa, más o menos cuando su madre, Samira, y su hermano, Taha, fueron asesinados.

El primer levantamiento de 2002, en particular, fue un año decisivo para el movimiento Al Fatah, que estaba dividido prácticamente, pero no oficialmente, en dos grupos: uno que creía que la lucha armada debía seguir siendo una estrategia de liberación; y otro que abogaba por el diálogo político y un proceso de paz. Muchos miembros del primer grupo fueron asesinados, detenidos o marginados, incluido el popular líder de Fatah, Marwan Barghouti, que fue detenido en abril de 2002 y sigue en una prisión israelí. Los miembros del segundo grupo se enriquecieron y corrompieron. Su «proceso de paz» no consiguió la ansiada libertad y se negaron a considerar otras estrategias, por miedo a perder sus privilegios.

Zakaria, al igual que miles de miembros y combatientes de Fatah, se vio atrapado en este dilema permanente. Quería seguir con la lucha como si la dirección del presidente de la AP, Mahmud Abbas, estuviera dispuesta a arriesgarlo todo por el bien de Palestina, mientras seguía comprometido con el movimiento Al Fatah, con la esperanza de que, tal vez, algún día recuperara el manto de la resistencia palestina.

La trayectoria de la vida de Zakaria Zubeidi ha sido un testimonio de esta confusión. No sólo fue encarcelado por los israelíes, sino también por la AP. A veces, hablaba bien de Abbas para luego renegar de todos los dirigentes palestinos traidores. Entregó su arma varias veces, sólo para recuperarla con la misma determinación que antes.

Aunque Zakaria ha vuelto a la cárcel, su historia y su guerra no han terminado. Decenas de jóvenes combatientes recorren ahora las calles del campo de refugiados de Yenín, jurando continuar con la lucha armada. Zakaria Zubeidi no es, por tanto, sólo un individuo, sino también el reflejo de toda una generación de palestinos en Cisjordania que tienen que elegir entre una lucha dolorosa, pero real, por la libertad, y los compromisos políticos. Estos últimos, en palabras del propio Zakaria, «no han conseguido nada».

Ramzy Baroud es periodista, autor y editor de Palestine Chronicle. Es autor de varios libros sobre la lucha palestina, entre ellos «La última tierra»: Una historia palestina’ (Pluto Press, Londres). Baroud tiene un doctorado en Estudios Palestinos de la Universidad de Exeter y es un académico no residente en el Centro Orfalea de Estudios Globales e Internacionales de la Universidad de California en Santa Bárbara. Su sitio web es www.ramzybaroud.net.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com/20210924-la-interminable-guerra-de-zakaria-zubeidi/

Khalida Jarrar ha sido liberada. Es hora de organizar la liberación palestina

Foto: Samidoun

Traducido para Rebelión por Loles Oliván

La Red de Solidaridad con los Presos y Presas Palestinas Samidoun saluda a Khalida Jarrar, a su familia y a sus seres queridos, a sus compañeros y al pueblo palestino con motivo de su liberación tras dos años de injusto encarcelamiento en las cárceles de la ocupación israelí. Su liberación constituye un motivo de alegría para todas las personas que apoyan alrededor del mundo la justa causa del pueblo palestino y su movimiento internacional por la liberación y la justicia. Hoy, su firmeza, su fuerza y su liderazgo deben darnos pie no sólo para celebrar su regreso a casa sino para redoblar los esfuerzos por la liberación y el retorno de los y las palestinas.

Como no puede ser de otro modo, nuestra celebración de hoy rinde honor y duelo por las cinco vidas palestinas que la ocupación israelí se ha cobrado hoy por resistir a los asesinatos y a las redadas: Ahmad Zahran, Mahmud Hmaidan, Osama Sobh, Mohammed Sobh y Zakaria Badwan. Estos mártires se resistieron al robo y a la colonización de la tierra y las vidas palestinas hasta su último aliento.

Jarrar, la líder política, feminista y parlamentaria palestina, fue detenida por las fuerzas de ocupación israelíes el 1 de noviembre de 2019, solo ocho meses después de haber sido liberada tras 20 meses de detención administrativa israelí –encarcelamiento sin cargos ni juicio– tras su última detención por las fuerzas de ocupación en 2017. Durante su detención de 2017 a 2019, más de 275 organizaciones firmaron un llamamiento internacional para su liberación. El ataque de las fuerzas de ocupación israelíes de 2019 tuvo lugar al mismo tiempo que Jarrar se preparaba para dar clases en la Universidad de Bir Zeit sobre Derecho Internacional y el movimiento palestino; la cancelación forzada de su clase fue seguida del ataque a las y los estudiantes por su actividad política y estudiantil en el campus.

En 2014 se resistió –y venció– a un intento israelí de desplazarla por la fuerza de su casa familiar de el Bireh a Jericó. Sólo nueve meses después, en abril de 2015, fue capturada por las fuerzas de ocupación israelíes y se le impuso la detención administrativa con encarcelamiento sin cargos ni juicio. Tras una protesta internacional, fue llevada ante los tribunales militares israelíes y se enfrentó a 12 cargos basados en su actividad política, desde dar discursos hasta asistir a actos en apoyo de las presas y presos palestinos. Cumplió 15 meses en la prisión israelí; posteriormente quedó en libertad sólo 13 meses antes de su detención en 2017.

Durante los 2 años de encarcelamiento de Khalida Jarrar, el pueblo palestino ha sido testigo del intento de imponer el llamado “acuerdo del siglo” a través de campañas de normalización dirigidas por Estados Unidos en colaboración con los regímenes árabes reaccionarios; los repetidos bombardeos y el asedio a Gaza; la pandemia del COVID-19 y sus efectos palestinos y mundiales; el levantamiento de los palestinos desde el río hasta el mar y dentro y fuera de Palestina en mayo de 2021 junto con la batalla de Seif al Quds; la autoliberación de seis prisioneros palestinos con las herramientas que pudieron fabricar a mano, dejando al descubierto el falso barniz de invencibilidad de la ocupación israelí. Durante todo este tiempo, Khalida ha permanecido encerrada tras las rejas israelíes, un intento de impedir que el pueblo palestino y al movimiento global acceda a su liderazgo, pensamiento y acción.

Por supuesto, Khalida Jarrar también ha sido apartada de su familia y sus seres queridos, incluso en medio de la tragedia personal. El 11 de julio de 2021, la querida hija de Khalida, Suha Ghassan Jarrar, comprometida defensora de los derechos humanos palestinos que trabajaba con Al Haq y hablaba por todo el mundo defendiendo los derechos y la liberación de los palestinos, murió repentinamente de un ataque al corazón a la edad de 30 años. Mientras cientos de palestinos se unían a su cortejo fúnebre en Ramala, a la madre de Suha se le negó la posibilidad de asistir a su funeral e incluso de ver el cuerpo de su hija antes de ser enterrada.

Miles de palestinos y simpatizantes de todo el mundo alzaron la voz, hicieron campaña en las redes sociales, firmaron peticiones, exigieron a sus gobiernos que tomaran medidas y expresaron su indignación por la denegación de este derecho humano básico y el consuelo de Khalida Jarrar y su familia por parte de la ocupación israelí. Khalida representa tanto a una palestina dirigente política y madre que sigue resistiendo a la ocupación israelí en medio de un dolor devastador.

Jarrar es miembro del comité palestino que se adhirió al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional y presentó pruebas ante el organismo internacional sobre los actuales crímenes israelíes. Las fuerzas de ocupación israelíes invadieron su casa justo cuando la fiscal jefe de la Corte Penal Internacional anunció que recomendaba a a este tribunal iniciar una investigación formal sobre los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad cometidos por Israel en Palestina. Fue condenada sólo unas semanas después de que la CPI afirmara su jurisdicción sobre la Palestina ocupada, a pesar de las objeciones de la ocupación israelí y de sus partidarios entre las potencias imperialistas. De hecho, su detención en 2015 se produjo literalmente un día después de la adhesión de Palestina a la CPI.

A pesar de todas las detenciones políticas, la persecución continua y los intentos de silenciar a Khalida Jarrar, la ocupación nunca pudo quebrar su voluntad ni su compromiso con la libertad de Palestina y su pueblo. En esta ocasión, instamos a todos los amigos y amigas de Palestina a que se unan a nosotras en la celebración –y en la indignación– a través de la acción: compartiendo las historias, las imágenes y las luchas de los presos políticos palestinos, construyendo el boicot a Israel y organizándose juntos para que llegue un día en el que los barrotes de las cárceles de Palestina y de todo el mundo sean derribados para liberar a todos los presos y presas de la injusticia, y en el que Palestina sea libre, desde el río hasta el mar.

Fuente: https://samidoun.net/2021/09/khalida-jarrar-is-free-time-to-organize-to-free-palestine/

Discurso del presidente Abbas en la ONU

Foto: el presidente palestino Mahmoud Abbas se dirige de forma remota a la 76ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en un mensaje pregrabado, el 24 de septiembre de 2021, en la sede de la ONU en Nueva York. Foto: ONU.

27 de septiembre de 2021

Texto completo del discurso del mandatario palestino ante la 76ª Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.

El presidente Mahmoud Abbas, pronunció el discurso de Palestina este viernes por la tarde, en el marco de la 76ª Sesión de la Asamblea General de la ONU. Compartimos a continuación el texto completo de su discurso. A su vez, incorporamos un subtitulado de temas generales para facilitar su lectura.

Discurso del Presidente Mahmoud Abbas ante la Asamblea General de la ONU (24/9/2021):
Sr. Abdullah Shahid, Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Excmo. Sr. António Guterres, Secretario General de las Excelencias Jefes de Delegación y Delegados de las Naciones Unidas,

Damas y caballeros,

Este año marca el 73 aniversario de la Nakba. Más de la mitad del pueblo palestino fue desarraigado de su tierra y privado de sus propiedades en ese momento. Yo, mi familia y muchos otros todavía poseemos las escrituras de nuestra tierra. Estos hechos se registran como parte de los registros de las Naciones Unidas.

Aquí está esa escritura, y muchos palestinos llevan la suya, ya que todavía conservan las llaves de sus casas hasta el día de hoy. No hemos podido recuperar nuestras propiedades debido a las leyes israelíes que ignoran el derecho internacional y violan las resoluciones de las Naciones Unidas, que afirman el derecho de los refugiados palestinos a regresar a su tierra natal y recuperar sus propiedades y recibir una compensación justa, especialmente según lo consagrado. en la resolución 194 (III) de la Asamblea General.

Ocupación israelí en Palestina

Contraviniendo esos derechos, Israel, la Potencia ocupante, promulga leyes y celebra audiencias judiciales para desplazar ilegal y por la fuerza a palestinos de Sheikh Jarrah y Silwan en Jerusalén, lo que solo puede caracterizarse en el derecho internacional como limpieza étnica, que es rechazada por nuestro pueblo y el comunidad internacional en su conjunto y constituye un crimen de derecho internacional.

Este año también marca el paso de 54 años desde la ocupación militar por Israel del resto del territorio palestino en la Ribera Occidental, incluidas Jerusalén Oriental y la Franja de Gaza en 1967.

Esta ocupación persiste a pesar de haber concluido un acuerdo de principios – conocido como el «Acuerdo de Oslo» – para lograr la paz y el reconocimiento mutuo con Israel en 1993. Si bien seguimos comprometidos con todos sus elementos hasta el día de hoy y acordamos cada llamado e iniciativa para lograr una solución política sobre la base de la legitimidad internacional, incluida la Iniciativa de Paz Árabe de 2002 y la Hoja de Ruta del Cuarteto de 2003, Israel no ha cumplido sus obligaciones en virtud de los acuerdos firmados y ha evadido participar en iniciativas de paz y, en cambio, ha seguido su empresa expansionista y colonial, destruyendo la perspectiva de un arreglo político basado en la solución de dos Estados.

A aquellos que afirman que no existe un socio palestino para la paz y que no “perdemos la oportunidad de perder una oportunidad”, los desafío a que demuestren que hemos rechazado incluso una vez una iniciativa genuina y seria para lograr la paz, y acepto la juicio del mundo a este respecto.

Crímenes contra el pueblo palestino

¿Cree la Potencia ocupante israelí que puede eludir su responsabilidad por el crimen de desarraigar a más de la mitad del pueblo palestino de su tierra y por cometer numerosas masacres, matando y mutilando a miles de palestinos en 1948, en Bald el-Sheikh, Deir Yassin, Abushusha, Tantoura, Ein Zaytoun, Kabia y otros y la posterior destrucción de más de 500 ciudades y pueblos palestinos?

¿Israel cree que puede simplemente ignorar los derechos legítimos, incluidos los derechos políticos, de millones de palestinos dentro y fuera de Palestina, los propietarios e hijos e hijas de esta tierra, en el corazón de Jerusalén? ¿Cree que puede continuar con sus políticas para robarles la tierra, asfixiar su economía y evitar que respiren el aire de la libertad?

¿Israel cree que puede promover sin cesar una narrativa falsa que ignora el derecho histórico y actual del pueblo palestino a su patria? Los crímenes y las políticas agresivas de la Potencia ocupante israelí contra nuestro pueblo, nuestra tierra y los lugares sagrados no frustrarán la lucha de nuestro pueblo por lograr su libertad e independencia en su tierra. Este régimen colonial que ha establecido en nuestra tierra desaparecerá, sin importar cuánto tiempo tarde. No permitiremos que se apropien de nuestras vidas y maten los sueños, esperanzas y aspiraciones de nuestro pueblo de realizar la libertad y la independencia.

Derechos innegables del pueblo palestino

Es lamentable que las políticas de la comunidad internacional y las decisiones de los órganos pertinentes de las Naciones Unidas con respecto a una solución a la cuestión de Palestina no se hayan respetado ni aplicado hasta ahora, lo que ha provocado que Israel no rinda cuentas ni lo sancione por sus violaciones. del derecho internacional, permitiendo a Israel, que afirma ser un Estado democrático, actuar como un Estado por encima de la ley.

Todavía hay algunos países que se niegan a reconocer la realidad de que Israel es una potencia ocupante que practica el apartheid y la depuración étnica. Estos países afirman con orgullo que han compartido valores con Israel, ¿a qué valores compartidos se refiere? Esto ha envalentonado a Israel, solo fomentando su arrogancia y permitiéndole rechazar y violar todas las resoluciones de la ONU.

Al mismo tiempo, hay quienes exigen al pueblo y las instituciones palestinas, que creen en la cultura de paz y el estado de derecho, que brinden explicaciones y justificaciones para demostrar que no incitan al odio y promueven la violencia. Por ejemplo, tenemos que explicar y justificar lo que aparece en nuestro plan de estudios, que refleja nuestra narrativa e identidad nacional, mientras que nadie exige revisar el plan de estudios y los medios israelíes, para que el mundo pueda ver la verdadera incitación de las instituciones israelíes. Rechazamos estos dobles raseros.

¿Por qué habría que aclarar y justificar la prestación de asistencia a las familias de los presos y mártires víctimas de la ocupación y sus políticas opresivas? No podemos abandonar a nuestro pueblo y seguiremos luchando por liberar a todos nuestros prisioneros. Y saludo aquí la posición heroica de los prisioneros. Si la ocupación termina, ya no habrá un problema de prisioneros. No puedo dejar de preguntarme, mientras me dirijo a la conciencia universal, ¿hay alguien en esta tierra que castigaría a los muertos y evitaría que sus familias los enterraran, excepto aquellos que están privados de moralidad y humanidad?

¿Hasta cuándo continuará esta injusticia histórica contra nuestro pueblo? ¿Los Estados que brindan apoyo financiero y militar a Israel, que utiliza para prolongar su ocupación y matar palestinos, o aquellos que permanecen en silencio ante sus políticas agresivas, que asedian y asfixian a los palestinos, creen estos Estados que están asegurando la paz? y seguridad para el pueblo israelí y estabilidad para la región? Lo digo alto y claro: no lo son.

¿Qué más quieres del pueblo palestino? Hemos cumplido con todas nuestras obligaciones en virtud de las resoluciones de las Naciones Unidas, hemos presionado a nuestro pueblo y a nosotros mismos para que soporten el sufrimiento que se nos impuso en la búsqueda de la esperanza, pero ¿todo para qué? Los acontecimientos históricos a lo largo de las décadas han demostrado que estas políticas internacionales hacia Israel están equivocadas.

Próximas elecciones legislativas y presidenciales

En cuanto a unificar nuestro frente interno, reiteramos que la Organización de Liberación de Palestina (OLP) es el representante legítimo y único del pueblo palestino, y que estamos comprometidos con la unidad de nuestro pueblo y tierra y con la celebración de elecciones legislativas y presidenciales y de el Consejo Nacional Palestino tan pronto como se celebren tales elecciones en Jerusalén está garantizado según los acuerdos firmados. Pedimos a la comunidad internacional que nos ayude a ejercer presión sobre la Potencia ocupante para garantizar que estas elecciones se celebren en Jerusalén, ya que no podemos seguir privados de elecciones.

Permítanme decir aquí que no cancelamos las elecciones, solo las pospusimos porque no pudimos celebrarlas en Jerusalén. Hasta que se aborde esta situación, continuaremos esforzándonos por crear las condiciones necesarias para la formación de un gobierno de unidad exitoso para que podamos ayudar a nuestro pueblo en todas partes e implementar planes de reconstrucción en la Franja de Gaza, lo que requiere un final completo de la agresión en todo el territorio del Estado de Palestina.

Me complace reafirmar que los próximos meses serán testigos de la celebración de elecciones municipales de acuerdo con la ley, y se están llevando a cabo elecciones para todos los sindicatos y universidades.

En cuanto a la construcción de instituciones estatales, destacamos que contamos con un Estado de pleno derecho con instituciones que actúan de acuerdo con el estado de derecho y los principios de rendición de cuentas y transparencia, democracia y pluralismo, respeto de los derechos humanos y empoderamiento de las mujeres y los jóvenes. Nos hemos adherido a 115 instrumentos legales y organizaciones internacionales, comprometidos con la defensa de los derechos de nuestro pueblo y el fortalecimiento de nuestra legislación y reglamentación, incluso en lo que se refiere a los derechos humanos. Continuaremos nuestros esfuerzos para unirnos a organizaciones internacionales.

Hemos tomado la iniciativa de trabajar en conjunto con organizaciones de derechos humanos y la sociedad civil para preservar estos logros nacionales y orientar y adaptar el trabajo de nuestras instituciones sobre la base del estado de derecho.

He emitido instrucciones para tomar las medidas necesarias para corregir cualquier irregularidad y seguir defendiendo el estado de derecho, la libertad de expresión y los derechos humanos como el camino que nuestro país insiste en seguir.

Reafirmo ante la comunidad internacional nuestro compromiso con la participación política y el diálogo como camino para lograr la paz, la resistencia popular pacífica y la lucha contra el terrorismo en todas sus formas y orígenes en nuestra región y en el mundo. Tenemos numerosos acuerdos con países de todo el mundo para combatir el terrorismo global.

Solución de dos Estados

Deseo referirme aquí al diálogo constructivo que se mantiene actualmente con la administración de los Estados Unidos para reanudar las relaciones palestino-estadounidenses y tomar medidas que aseguren que la Potencia ocupante cumpla los acuerdos firmados. Por nuestra parte, nos esforzaremos para tener éxito en este esfuerzo a fin de crear las condiciones propicias para avanzar rápidamente hacia un arreglo político final que ponga fin a la ocupación israelí de nuestro país.

Sin embargo, los gobiernos israelíes actuales y anteriores han persistido en eludir la solución de dos Estados basada en el derecho internacional y las resoluciones de la ONU, e insistieron en perseguir la ocupación y el control militar sobre el pueblo palestino al tiempo que presentan planes económicos y de seguridad ilusorios como alternativa. Estos planes unilaterales no lograrán seguridad y estabilidad para nadie, ya que socavan los esfuerzos por una paz genuina y prolongan la ocupación y afianzan la realidad de un estado de apartheid.

Rechazo israelí a la existencia de Palestina

Este es un momento de la verdad con la Potencia ocupante. Nos encontramos en una encrucijada. Ya hemos tenido suficiente. Esta situación no puede continuar y nuestro pueblo no puede soportarlo más.

He dedicado mi vida a lograr la paz y elegí el camino del trabajo pacífico, legal y diplomático en foros internacionales. Hemos extendido nuestras manos una y otra vez por la paz y todavía no podemos encontrar un socio en Israel que crea y acepte la solución de dos Estados.

Los líderes de Israel ya no sienten vergüenza al manifestar su tajante oposición a esta solución que cuenta con el apoyo del consenso mundial. Advierto que socavar la solución de dos Estados basada en el derecho internacional y las resoluciones de la ONU abrirá el camino a otras alternativas que nos imponga la situación sobre el terreno como resultado de la continuación de la ocupación israelí de nuestro Estado; la ausencia de una solución justa para la difícil situación de 7 millones de refugiados palestinos desarraigados de su tierra en 1948; el robo sistemático de tierras palestinas y los continuos crímenes de ocupación y demolición de viviendas como medio de castigo colectivo; los asesinatos, arrestos y detenciones por miles, incluidos mujeres, enfermos y niños, así como la imposición del bloqueo inhumano sobre la Franja de Gaza; y mide la anexión bajo numerosos pretextos y nombres, incluido el plan de asentamiento que ahora inventaron en la ciudad de Jerusalén y que rechazamos rotundamente, todo junto con el crimen de desplazar a los palestinos por la fuerza de su tierra, como parte de una política de discriminación racial y étnica, limpieza perseguida por la ocupación en ausencia de una respuesta internacional disuasoria.

Nuestro pueblo no se rendirá a la realidad de la ocupación y sus políticas y prácticas ilegales. Proseguirán su justa lucha para cumplir su derecho a la libre determinación, y hay opciones disponibles, incluido el regreso a una solución basada en el plan de partición de la resolución 181 (II) adoptada en 1947 que otorga al Estado de Palestina el 44% de la tierra. , el doble del espacio previsto en las fronteras de 1967. Recordamos a todos que Israel se apoderó por la fuerza militar de la mitad de la tierra dedicada al Estado de Palestina en 1948, lo que es una solución conforme a la legitimidad internacional.

Si las autoridades de ocupación israelíes continúan afianzando la realidad de un estado de apartheid como está sucediendo hoy, nuestro pueblo palestino y el mundo entero no tolerarán tal situación y las circunstancias sobre el terreno impondrán inevitablemente derechos políticos iguales y plenos para todos en la tierra. de la Palestina histórica, dentro de un Estado. En todos los casos, Israel tiene que elegir. Estas son las opciones y tiene que elegir.

Violaciones israelíes al derecho internacional

El derecho internacional estipula el derecho a una vida libre y digna, y llama a los Estados a tomar las medidas necesarias para proteger y asegurar este derecho, ya que la protección constituye un elemento indispensable y decisivo para el mantenimiento de la paz, la seguridad, la estabilidad y el desarrollo. En este sentido, pido al quinto Secretario General, António Gutteres, que trabaje sobre la base de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas sobre protección, incluida la resolución aprobada durante la sesión de emergencia de la Asamblea General celebrada en junio de 2018 bajo el título “Unidos por la paz” para tomar los pasos necesarios para desarrollar un mecanismo internacional de protección, como se prevé en su informe de agosto de 2018, y para activar este mecanismo en las fronteras del Estado de Palestina ocupado en 1967, incluida Jerusalén Oriental, para hacer uso de la protección internacional de nuestro pueblo.

Paralelamente, y de conformidad con la misma resolución, pido al Secretario General que convoque una conferencia de paz internacional, de conformidad con el mandato y las resoluciones de las Naciones Unidas reconocidos internacionalmente y con la Iniciativa de Paz Árabe, y bajo los auspicios exclusivos del Cuarteto internacional.

Para garantizar que nuestra iniciativa no sea indefinida, debemos afirmar que Israel, la Potencia ocupante, tiene un año para retirarse del territorio palestino que ocupó en 1967, incluida Jerusalén Oriental, y estamos dispuestos a trabajar durante todo este año en la delimitación de fronteras y resolviendo todas las cuestiones relativas al estatuto final bajo los auspicios del Cuarteto internacional y de conformidad con las resoluciones de las Naciones Unidas. Si esto no se logra, ¿por qué mantener el reconocimiento de Israel basado en las fronteras de 1967? ¿Por qué mantener este reconocimiento?

Además, en este sentido, acudiremos a la Corte Internacional de Justicia como órgano judicial internacional supremo, sobre el tema de la legalidad de la ocupación de la tierra del estado palestino y las obligaciones relevantes para las Naciones Unidas y los Estados en torno al mundo en este sentido y todos deberán respetar las conclusiones de la Corte. El colonialismo y el apartheid están prohibidos por el derecho internacional y son crímenes que hay que afrontar y un régimen que hay que desmantelar.

Lucha por la libertad de Palestina

¿Por qué un palestino debe seguir viviendo bajo la ocupación racista de Israel o como refugiado en países vecinos? ¿No hay otras alternativas, la libertad por ejemplo? El palestino en todas partes es un ser humano creativo y dinámico y el mundo entero puede dar testimonio de ello. Los palestinos merecen vivir libres en su tierra natal.

Desde este podio, hago un llamado a los hijos e hijas de Palestina en todo el mundo para que continúen con su lucha pacífica y popular que ha mostrado la verdadera imagen del valiente pueblo palestino que lucha por la libertad y la independencia resistiendo la ocupación y el apartheid.

Saludo a nuestro pueblo en todas partes y saludo a todas las naciones y países que se han solidarizado con nuestro pueblo durante el levantamiento de Jerusalén y el levantamiento de prisioneros y contra la agresión que mató a cientos, extendió la destrucción y desplazó a miles de nuestra gente en Cisjordania, Jerusalén y la Franja de Gaza

Les digo a los líderes de Israel: no opriman ni arrinconen al pueblo palestino y lo priven de su dignidad y su derecho a su tierra y su Estado, ya que lo destruirán todo. Nuestra paciencia y la paciencia de nuestra gente tienen límites. Reitero una vez más que el pueblo palestino defenderá su existencia e identidad y no se arrodillará ni se rendirá, no se irá y permanecerá en su tierra defendiéndola, defendiendo su destino y prosiguiendo su gran camino hacia el fin de la ocupación.

De la tierra del Estado de Palestina y su capital Jerusalén Este. Decimos una vez más: esta es nuestra tierra, nuestra Jerusalén, nuestra identidad palestina, y la defenderemos hasta que el ocupante se vaya, ya que el futuro nos pertenece y no pueden reclamar la paz y la seguridad para ustedes solos. Déjanos ser.

La paz sea con vosotros.

Fuente: http://www.diariosiriolibanes.com.ar/Actualidad/Palestina/Discurso-del-presidente-Abbas-en-la-ONU2

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado de Palestina da la bienvenida a los Laboristas británicos que reconocen los crímenes coloniales y de apartheid de Israel y piden fuertes sanciones contra Israel

RAMALLAH, lunes 27 de septiembre de 2021 (WAFA) – El estado de Palestina acogió con beneplácito la aprobación de una moción sobre Palestina en la Conferencia del Partido Laborista de 2021, reconociendo los crímenes coloniales y de apartheid de Israel y pidiendo fuertes sanciones contra Israel, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores y Expatriados en un comunicado.

La Misión Palestina en el Reino Unido también acogió con beneplácito la aprobación de una moción del Partido Laborista que pide una acción inmediata para frenar la «Nakba en curso» en Palestina.

Entre las medidas, los laboristas votaron por una política comercial ética y el fin del comercio de armas con Israel y «medidas efectivas» que incluyen sanciones para contrarrestar las violaciones israelíes del derecho internacional como la construcción de asentamientos y el bloqueo de Gaza.

La moción también pide el reconocimiento inmediato del Estado de Palestina en las fronteras de 1967 y pide a Israel que retire su muro en el territorio ocupado y respete el derecho al retorno del pueblo palestino.

Se trata de una moción histórica, dijo el jefe de la misión palestina ante el embajador del Reino Unido, Husam Zomlot, y que subraya el «compromiso del Partido Laborista con el derecho internacional y los derechos humanos», añadió.

«La votación se produce a pesar de una feroz campaña de años de los partidarios de Israel en el Reino Unido para sofocar el debate sobre Palestina y difamar y expulsar del Partido Laborista a los partidarios de los derechos palestinos». «Al aprobar la moción, los miembros del Partido Laborista han demostrado que no se dejarán intimidar y guardar silencio», agregó.

«Les agradecemos su apoyo y felicitamos al Partido Laborista por demostrar que tiene el coraje de sus convicciones». La conferencia también citó una resolución emitida por el Congreso de Sindicatos del Reino Unido en 2020, en la que describía la actividad de asentamientos de Israel como parte del crimen de apartheid cometido por Israel en los territorios ocupados, llamando a los sindicatos en Europa y en todo el mundo a «únete a la campaña internacional para detener la anexión de tierras y acabar con el régimen del apartheid».

A continuación se muestra el texto completo:

La conferencia condena la actual Nakba [catástrofe] en Palestina, la violencia militarizada de Israel que ataca la mezquita de Al Aqsa, los desplazamientos forzados de Sheikh Jarrah y el asalto mortal a Gaza.

Junto con la anexión de facto de tierras palestinas mediante la construcción acelerada de asentamientos y las declaraciones de la intención de Israel de proceder con la anexión, es cada vez más claro que Israel tiene la intención de eliminar cualquier perspectiva de autodeterminación palestina.

La conferencia toma nota de la moción del Congreso TUC 2020 que describe la construcción de asentamientos y la anexión como ‘otro paso significativo’ hacia el crimen de apartheid de la ONU, y pide al movimiento sindical europeo e internacional que se una a la campaña internacional para detener la anexión y poner fin al apartheid.

La conferencia también toma nota de los informes inequívocos de 2021 de B’Tselem y Human Rights Watch que concluyen inequívocamente que Israel está practicando el crimen de apartheid tal como lo define la ONU.

La conferencia acoge con satisfacción la decisión de la Corte Penal Internacional de realizar una investigación sobre los abusos cometidos en los Territorios Palestinos Ocupados desde 2014.

La conferencia resuelve que se necesitan acciones ahora debido a las continuas acciones ilegales de Israel y que los laboristas deben adherirse a una política ética en todo el comercio del Reino Unido con Israel, incluida la detención de cualquier comercio de armas utilizado para violar los derechos humanos palestinos y el comercio con los asentamientos israelíes ilegales.

La conferencia resuelve apoyar «medidas efectivas», incluidas sanciones, como lo pide la sociedad civil palestina, contra las acciones del gobierno israelí que son ilegales según el derecho internacional; en particular, para garantizar que Israel detenga la construcción de asentamientos, revoque cualquier anexión, ponga fin a la ocupación de Cisjordania, el bloqueo de Gaza, derribe el Muro y respete el derecho del pueblo palestino, consagrado en el derecho internacional, de regresar a sus hogares.

La Conferencia resuelve que el Partido Laborista debe situarse en el lado correcto de la historia y acatar estas resoluciones en su política, comunicaciones y estrategia política.

Fuente: WAFA 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner