#BoycottMissUniverse2021, llaman los defensores de Palestina, ya que se llevará a cabo en ‘Israel’

22 de julio de 2021

Los defensores de Palestina han llamado a boicotear la 70a competencia de Miss Universo, ya que se llevará a cabo este diciembre en Eilat, una ciudad palestina ocupada por Israel, como anunció el martes la Organización Miss Universo.

Eilat se construyó en 1952 en la ciudad palestina más meridional de Umm al-Rashrash.

En marzo de 1949, Ben Gurion, primer ministro israelí en ese momento, dio instrucciones a las fuerzas de ocupación israelíes para que convirtieran en un hecho que ‘Israel’ es el propietario legítimo del Negev (y, por supuesto, Umm Rash-Rash, que está situado en el El lugar más al norte de Negev).

La IOF inició la «Operación Uvda» (en hebreo, «Uvda» significa «Hecho»), dirigida por el entonces ministro de Relaciones Exteriores israelí, Yitzhak Rabin, comenzó su camino hacia la conquista de Umm Rash-Rash, destruyó las casas de los ciudadanos y levantó el Bandera israelí ante la comisaría de la ciudad.

Entonces, los defensores han criticado a la Organización Miss Universo por el anuncio, diciendo que tales eventos se utilizan para desviar la atención de los muchos abusos de derechos humanos de Israel contra los palestinos.

El régimen israelí de ocupación militar, colonialismo de colonos y apartheid de décadas de antigüedad necesita desesperadamente tales festivales y eventos de propaganda para lavar el arte de sus atroces crímenes contra el pueblo palestino.

Los defensores han dicho que Israel explota esos festivales para proyectarse como un crisol de culturas, religiones y antecedentes sociales, en lugar de como un régimen de apartheid y colonial que tiene más de 65 leyes racistas que discriminan a sus ciudadanos palestinos indígenas.

“#BoycottMissUniverse! ¿Realmente envían a estas mujeres a un país que continúa oprimiendo, matando y genocidiendo a otros? ¡No se atrevan a hacer preguntas sobre la paz mundial y la mierda! » escribió un usuario de Twitter mientras citaba el anuncio de la organización en Twitter.

Otro usuario de Twitter escribió: “¡¿Qué diablos ?!
Vergonzoso para una organización que aboga por los derechos humanos y la igualdad. #BoycottMissUniverse ”

“¡Es completamente irrespetuoso para tantas concursantes de Miss Universo que la organización @MissUniverse sea la anfitriona del concurso en Israel! ¿No pensaron que varios países se retirarían debido a esto? #boycottmissuniverse ”, escribió otro usuario de Twitter.

“@Official_MissSA Espero que no envíes a nuestra Reina, Miss Sudáfrica a competir en un estado de apartheid dada la historia de este país. Apoyamos a Palestina ”, tuiteó otro usuario.

Fuente: https://qudsnen.co/?p=27484

Parece que Biden tampoco puede liberar USA del servilismo que lo somete a Israel

21 de julio de 2021

Por Daniel Kupervaser

En estos días se cumplen los primeros 6 meses desde que Biden desalojó a Trump de la Casa Blanca y asumió el mandato como presidente de USA. Para muchos políticos y analistas vinculados a la problemática del conflicto palestino-israelí, este devenir pronosticaba un drástico cambio a la realidad de ese rincón del mundo que se configuró extremadamente en favor de Israel en los 4 años que precedieron a este acontecimiento. Se trataba nada menos que el fin de la función de Trump como marioneta manipulada por el expansionismo de Netanyahu, para dar lugar a una visión equilibrada en donde la Cancillería estadounidense pretendería liderar un proceso en donde el conflicto debería resolverse en base a la fórmula de dos estados garantizando un trato equilibrado a las partes involucradas. Las proclamas en la campaña electoral del candidato Biden fueron lo suficientemente precisas como para respaldar este pronóstico.

Las declaraciones oficiales, el posicionamiento de diversos sectores de la sociedad estadounidense y las primeras medidas de la nueva administración en este medio año transcurrido nos permiten evaluar esta nueva realidad. El objetivo es registrar la medida en que el gobierno de Biden supo ponerse firme en sus planes y testimoniar si la dinámica en el terreno responde al propósito de liberarse del servilismo hacia Israel que tradicionalmente somete a las administraciones estadounidenses para promover esa visión ecuánime.

PRESIDENTE BIDEN

Paralelamente a la toma de mando de Biden, distintos sectores de la sociedad estadounidense, entre ellos una parte importante de parlamentarios del partido demócrata de Biden, manifestaron públicamente su descontento por la conducta política de Israel y expresaron la necesidad de cambiar el rumbo del liderazgo de ese país. Una descripción se puede leer en mi nota “Se deshilacha la soga que sujeta el liderazgo estadounidense a Israel”, 1-6-21. Un significativo aporte a ese trasfondo creado con la asunción de Biden fue la fulminante nota de un distinguido miembro de la Universidad de Harvard. Para el profesor Stephen Walt, “Llegó el momento de poner fin a las relaciones especiales entre USA e Israel” ( https://foreignpolicy.com/2021/05/27/its-time-to-end-the-special-relationship-with-israel/).

El inicio de la cadencia de Biden fue muy prometedor. A pocos días de la toma de mando, su embajador en ONU detalló la visión del gobierno estadounidense ante el conflicto palestino-israelí. El diplomático acentuó que el nuevo gobierno apoyará toda solución de dos estados que sea aceptada por las dos partes. En contraposición con la administración de Trump, el gobierno de Biden se basará en consultas a las dos partes. “No se puede imponer la paz unilateralmente”, afirmó el embajador cuando reconoció que la situación es muy complicada. Biden se propone estimular a Israel y palestinos de manera que se pueda evitar la toma de decisiones unilaterales que dificultan la solución de dos estados como lo son la anexión, construcción en colonias y destrucción de viviendas palestinas. Posteriormente agrego: EE.UU. reabrirá las representaciones diplomáticas que se cerraron durante el gobierno de Trump, tales como las oficinas de la OLP en Washington y el Consulado Estadounidense en Jerusalén (“Biden administration lays out its policies on Israel-Palestine at the UN”, Axios, 26-1-2021).

El transcurso de este medio año parece ser suficiente tiempo como para impresionarse que, al mejor estilo levantino, las promesas de Biden fueron escritas sobre el hielo. Con el resplandeciente sol de Medio Oriente en muy corto tiempo desaparecen. Salvo un inesperado e insólito cambio de 180 grados en la dirección, Biden se desentiende de ese amplio trasfondo que demanda un drástico cambio respecto de Israel, para continuar en la senda que trazaron sus predecesores sometidos a intereses israelíes.

El caso de la colonia Eviatar demuestra que Israel continúa apropiándose y coloniza tierras palestinas bajo la presión de colonos extremistas y con el ejército a su servicio. Se trata de la vieja treta de usar al ejército para expropiar tierras palestinas “bajo el pretexto de seguridad” (la vieja mentira de las posiciones de avanzada de años atrás, Eajzuiot en hebreo), para posteriormente ser trasferidas a colonos judíos. No es más que retornar a los festejos de Pesaj de 1970 con la confabulación de la creación de Kiriat Arba ese año. Entonces, como hoy respecto de Eviatar, la administración estadounidense, y hoy con Biden a la cabeza, se tragan la lengua.

El mundo fue testigo de un destino muy similar a la exigencia estadounidense de no demoler viviendas palestinas en Cisjordania. Esta temática estuvo en foco en estos mismos días con la demolición de la vivienda de Muntasir Shalabi, que supuestamente llevó a cabo un ataque a tiros que mató a un adolescente israelí en mayo. Israel hizo caso omiso a la demanda del gobierno de Biden y demolió esa vivienda (“Estados Unidos presiona a Israel para que deje de demoler las casas de terroristas”, Israel Noticias, 8-7-2021). En Washington no abrieron la boca.

Cuando Biden afirmó que se propone reabrir el Consulado Estadounidense en Jerusalén, previamente cerrado por Trump, aparentemente imaginó que no habría problemas en obtener la necesaria autorización de Israel. No entendió quién tiene la sartén por el mango. El problema principal es su significado. Este consulado está destinado a funcionar, en la práctica, como embajada estadounidense ante la Autoridad Palestina. Por el momento, Israel no lo autoriza y Biden no tuvo otra alternativa más que agachar la cabeza cuando Bennet le “solicitó” que la apertura se postergue, por lo menos, por otros 3 meses (“Bennet solicita, Biden acepta”, Walla, 21-7-2021). También la reapertura de la oficina de la delegación palestina en Washington sorpresivamente no tiene fecha.

Las advertencias de Biden de no desalojar población palestina de sus viviendas en Cisjordania le entró al liderazgo de Israel por un oído y le salió por el otro. Las aplanadoras no se detienen. Días atrás el diario Haaretz tituló una nota “La administración civil del ejército de Israel desalojó decenas de familias de la aldea Humsa Al-Bqai’a del valle del Jordan” (Haaretz, 7-7-2021) y Washington ni chistó.

Nada sorprende de esta conducta sumisa a intereses israelíes por parte del presidente de turno de Estados Unidos de América, pese a ser la primera potencia del mundo con un descomunal poder de influencia. Si bien, solo transcurrió medio año de su primera cadencia de 4, con seguridad no escapa de sus planes que en los próximos meses comienzan los preparativos de las criticas elecciones legislativas de mitad de cadencia. Ante esta situación, la conducta de Biden insinúa que también él no podrá liberarse de esa ecuación que demuestra sólida estabilidad durante las últimas décadas en todo liderazgo estadounidense, tanto demócrata como republicano: masiva financiación de bolsillos judíos a campañas electorales, paralelamente a un apoyo incondicional a intereses israelíes por parte de la administración triunfante.

Parece que Biden tampoco puede liberar a Estados Unidos de América de ese servilismo que lo somete a Israel.

Ojalá me equivoque

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 28-7-2021

http://daniel.kupervaser.com/

kupervaser.daniel@gmail.com@KupervaserD

El número de teléfono del presidente francés entre la lista de objetivos del software espía israelí Pegasus

Foto: el presidente francés Emmanuel Macron en París, Francia, el 23 de marzo de 2021 [Julien Mattia/Anadolu Agency].

22 de julio de 2021

Los números de teléfono del presidente francés Emmanuel Macron estarían entre la lista de 50.000 nombres de la lista de objetivos Pegasus de la empresa israelí NSO, informó i24 News.

El diario francés Le Monde ha revelado que los números de Macron y los de varios miembros del gobierno francés aparecen en la lista de 50.000 objetivos obtenida por Amnistía Internacional y Forbidden News para el controvertido programa Pegasus de NSO.

Sin embargo, no hay forma de saber si el teléfono de Macron estaba infectado con Pegasus, sólo que estaba en una lista de objetivos solicitada por los clientes de NSO.

Un portavoz de la Presidencia francesa dijo: «Si la historia es cierta, es obviamente muy grave. Se arrojará toda la luz sobre estas revelaciones de la prensa».

Pegasus es un malware que infecta el smartphone, aprovechando las vulnerabilidades presentes en la tecnología.

El malware puede instalarse mediante un mensaje de texto en el que se hace clic en un enlace malicioso.

Pegasus -una vez instalado- es prácticamente indetectable, y puede acceder al teléfono, incluidos los registros de llamadas, los mensajes y los correos electrónicos. El software puede activar el micrófono y la cámara para grabar las conversaciones, convirtiendo básicamente el smartphone en un dispositivo de vigilancia ambulante.

Se dice que los servicios de localización pueden activarse y el paradero del propietario del teléfono puede rastrearse con una precisión milimétrica.

En 2020, NSO fue demandada por WhatsApp, propiedad de Facebook, por explotar supuestamente las vulnerabilidades de la popular aplicación para espiar a los usuarios, entre ellos 1.400 activistas y periodistas, a los que se informó de que estaban siendo espiados.

La vulnerabilidad fue finalmente corregida por WhatsApp. El Ministerio de Defensa israelí autoriza la exportación del software Pegasus a gobiernos extranjeros, pero no a entidades privadas.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Muere otro prisionero palestino por tortura en cárcel israelí

Foto: Abdo Youssef al-Khatib al-Tamimi, preso palestino fallecido en una cárcel israelí en la ocupada Palestina.

22 de julio de 2021

Muere un preso palestino de 43 años por la tortura y la electrocución en el centro de detención israelí de Al-Maskubieh en la ocupada Palestina.

La agencia palestina de noticias WAFA ha informado este jueves que Abdo Youssef al-Khatib al-Tamimi, que vivía en el campo de refugiados de Shuafat, en Al-Quds (Jerusalén), falleció el miércoles días después de que fuera arrestado por las fuerzas israelíes por una infracción de tráfico.

Los medios palestinos, citando a un familiar del prisionero, han anunciado que la familia Al-Tamimi recibió testimonios de prisioneros en el centro de Al-Maskubieh, quienes dijeron haber escuchado a una persona gritar mientras lo golpeaban en una de las celdas de interrogatorio. Además, uno de los testimonios afirmó que el palestino fue electrocutado momentos antes de morir.

Sin embargo, el servicio de prisiones israelí (IPS, por sus siglas en inglés) alega que el preso palestino murió por un infarto cardíaco en la cárcel.

No obstante, los familiares del preso palestino han negado que el preso sufriera alguna enfermedad, por lo tanto, han reclamado la presencia de un médico palestino en la autopsia de Al-Tamini.

Más de 7000 palestinos están en prisiones israelíes. Además, hay cientos que están en “detención administrativa”, una modalidad que permite encarcelar a los palestinos sin cargos ni juicio por periodos de hasta seis meses, prorrogables un número de veces ilimitado.

La Sociedad Palestina de Prisioneros (PPS, por sus siglas en inglés), una oenegé pro derechos humanos, denunció en marzo que Israel somete a las prisioneras palestinas a un trato inhumano, incluidas la negligencia médica y la tortura física y psicológica.

Fuente: HispanTV 

De Anís Sayegh a Ghassan Kanafani y Naji Al-Ali. El valiente intelectual árabe y el testimonio del enemigo

Fuentes: Palestina Libre [Imagen: Anís Sayegh]

Por Khaled Barakat | 22/07/2021 |

Importante lectura sobre los intelectuales árabes que fueron luz para sus pueblos oprimidos. Han sido perseguidos y asesinados por los enemigos de la libertad y entes terroristas tanto del sionismo como de los regímenes serviles y corruptos. Los eliminaron físicamente, pero nunca sus enseñanzas.

Anís Sayegh, un árabe refugiado de Tiberíades que marchó hacia Beirut, con pasión y pertenencia siria, creía en una idea simple: que “el testimonio de tu enemigo a veces, puede ser más importante y más claro que el testimonio de tu amigo”. Este intelectual árabe tranquilo, preciso y de firme convicción, siguió viendo al enemigo sionista como una entidad temporal y fugaz, y un proyecto capaz de ser derrotado. Consideró la ignorancia en nuestra patria árabe como un crimen, una catástrofe y un oponente feroz no menos peligroso que los ejércitos enemigos, por lo que no es de extrañar que sus primeros libros en los años 50 lleven títulos a modo de advertencia como “Líbano sectario”, “La ignorancia sobre la causa palestina”, “Los hachemitas y la causa palestina” o “Palestina y el nacionalismo árabe”, entre otros.

En 2006, Anís Sayegh el fundador de la “Enciclopedia Palestina” deseaba que la resistencia libanesa bombardeara su propia casa en Tiberíades, ya que su batalla, no es “por un inmueble”. Él, enamorado de Tiberíades, vivía con una firme convicción que encarnó en unas frases claras: “Sobre las ruinas de mi ciudad destruida y liberada, se levantará la moderna Tiberíades árabe y se levantará la Tiberíades del futuro”.

Cuando el consejero del primer ministro del gobierno enemigo para los asuntos árabes, Shmuel Toledano (nacido en Tiberíades en 1921 y compañero suyo de escuela) intentó contactar con Anís Sayegh e invitarlo a Tiberíades, se negó a reunirse con él y le dijo: «No regresaré a Tiberíades salvó si es montado en un tanque árabe».

Anís supo leer muy pronto la historia de los árabes y el movimiento sionista, desentrañó los misterios del conflicto y las condiciones de los pueblos árabes, y creía firmemente que el guerrillero consciente es el árabe armado con los conocimientos y las herramientas adecuadas. Y que el árabe moderno que respeta el tiempo, la razón, el trabajo y preserva los derechos de las personas, este árabe, podrá imponer su existencia y hacerse reconocer como oponente. No solo logrará superar a su enemigo, y se hará respetar, sino que también será digno de la liberación y la victoria.

En julio de 1972, el Mossad intentó asesinarlo en Beirut, lo que enfureció a Anís y lo hizo aùn más tenaz.

Ghassan Kanafani fue asesinado el 8 de julio de 1972. La primera ministra del enemigo, Golda Meir, dijo que había logrado una gran victoria cuando se deshizo de una «brigada militar armada», y no mentía. La entidad sionista, al igual que el reaccionario régimen árabe, vio en Kanafani un “gran problema” y un obstáculo que había que eliminar, y un talento cultural y artístico árabe que iluminaba el camino … y una llama que debía ser apagada y morir .

Kanafani era una persona valiente, educada e inquebrantable, un enemigo acérrimo del proyecto colonial sionista y un compañero y maestro de la guerrilla y de los nuevos talentos. Cuando hablaba en una conferencia de prensa o escribía un texto o un artículo, decía la verdad a las masas, puesto que la autocrítica revolucionaria tiene como objetivo corregir el camino de la resistencia y aclarar su perspectiva. Por eso molestaba al aparato de la entidad sionista y las fuerzas reaccionarias tradicionales, en sus cabezas despertaba los demonios de la angustia y los fantasmas de las pesadillas.

Ghassan Kanafani no dudó en transmitir la sabiduría de Umm Saad, la madre, la escuela y el pueblo, como él la llamó, una pobre refugiada que rechazó la derrota y le enseñó más de una lección, a él que era un «intelectual conocido». A veces encontró la verdad en un dicho sionista o encontró las preguntas correctas de la boca de un traidor o un cobarde, no hay diferencia. El escritor revolucionario ha estado buscando la verdad, la sabiduría y la patria juntos, porque la sabiduría, es la guía de la gente con convicciones que se toma donde se encuentra. En cambio, la verdad, si la encuentra, la declara a viva voz, incluso si es dolorosa y difícil.

Menos de dos semanas después del asesinato de Ghassan Kanafani, el «Mossad» sionista apuntó a su maestro, Anís Sayegh, en Beirut. La entidad terrorista y sus agentes querían deshacerse del director del Centro Palestino de Investigaciones, autor de decenas de libros y estudios, editor de distinguidas publicaciones periódicas culturales y científicas, y la persona a quien se le atribuye la creación de la “Enciclopedia Palestina” y que mantuvo de 1966 a 1993. El Mossad intentó liquidar a esta excepcional figura árabe más de una vez, sobre todo el 19 de julio de 1972, a través de un paquete bomba que le hizo perder parte del oído, la vista y la mano. El 14 de diciembre de 1974, dispararon tres misiles contra él pero fracasaron. Y la mente de Anís Sayegh seguía ardiendo y trabajando. ¡Sin embargo, ante la incapacidad del enemigo sionista para liquidarlo físicamente, la dirección tradicional palestina, deficiente y pequeña, lo asedió desde adentro y lo expulsó de las “instituciones de la revolución”! Era natural que Anís Sayegh enarbolara los mismos valores revolucionarios que Kanafani, Naji al-Ali y Wadih Haddad, mientras los líderes de las facciones palestinas tradicionales se encontraban aún en otra página de la historia.

Anís Sayegh colgaba en su oficina una frase del director de la Agencia Judía que dirigió a las organizaciones sionistas en diciembre de 1970 y les decía: “Si quieren servir a Israel, deben hacer lo que el Centro de Investigación Palestino está haciendo”. Así, el amante de Tiberíades encontró que el testimonio del enemigo sionista sobre la creatividad y el papel de una institución árabe era más veraz e importante que el elogio o el halago del político tradicional, no colgó sus certificados académicos, ni tampoco la foto de Yasser Arafat, «quien quería que el Centro de Investigación fuese una institución afiliada a él personalmente, usarla para librar sus guerras en contra de otros». Así, se conformó Anís con el testimonio del enemigo.

El colonizador se confunde si se encuentra en un momento frente a un valiente espíritu árabe que no acepta la sumisión y no comprende el lenguaje de los intermediarios, negociadores y los mercaderes. El sionista puede amenazar, mentir y bombardear, y puede tachar la resistencia en el Líbano y en Palestina de “terrorismo”. Desea que el mar se trague a Gaza, sin embargo, no le queda otra, que el reconocimiento de una clara verdad: esta resistencia seguirá siendo el único oponente árabe difícil, la única parte que el enemigo tendrá que tomar en cuenta y tomará sus palabras en serio.

El pueblo argelino sabe cómo los generales franceses se pararon frente a Larbi Ben M’hidi, perplejos antes de ofrecerle un saludo militar. Sí, Larbi fue martirizado, pero su biografía y sus posturas son inmortales y permanecerán en la conciencia del pueblo de Argelia. Su famosa imagen sonriendo de  camino a la ejecución seguirá siendo una energía revolucionaria que avivaría el fuego de la revolución argelina.

Los generales coloniales franceses no lograron extraer una confesión de Larbi que, con su firmeza, protegió los secretos y las células de la revolución argelina. Este fue también el caso del hijo de Palestina, el mártir Ibrahim al-Ra’i, la leyenda de la firmeza en los calabozos sionistas de torturas, y muchos otros: el colonizador lo mató, pero no lo eliminó. Luego descubrió su fracaso cuando los asesinados se convirtieron en una escuela y una guía.

Nos preguntamos: ¿La entidad sionista respeta a Mahmoud Abbas y a su equipo derrotado? ¿Teme el enemigo al poder de un servil? ¿Molesta al enemigo el ejército y el séquito del sultán árabe? ¿Le importa lo que digan y escriben los “intelectuales” del petróleo y de la normalización y los defensores de las soluciones liquidacioncitas? El enemigo sionista interactúa con el «liderazgo palestino» como una herramienta de opresión a sueldo que trabaja a su servicio, lo reprende y lo castiga en privado y en público, especialmente si este liderazgo le causa molestias. El enemigo conoce su esencia y realidad: una autoridad corrupta, débil y pequeña, su destino y su futuro están en su mano, ya que fue él mismo quien la estableció en los oscuros despachos de la vergüenza para realizar una función: ser un perro guardián de sus colonias y soldados.

Sí, el colonialismo es factible de ser derrotado y que fracase, y el testimonio del enemigo de su cabal oponente árabe significa su reconocimiento de la dificultad de la contienda que libra frente a un proyecto diferente que no se asemeja a regímenes serviles y no pertenece a las clases sumisas. El verdugo y el asesino también están confundidos y débiles ante un árabe que se aferra al sueño y al futuro, que se negó a aceptar la rendición y la humillación, por lo que se convirtió en un símbolo y en un rival … Se convirtió en una idea difícil de asesinar con balas.

Traducción: Jaldía Abubakra para PalestinaLibre.org 

Khaled Barakat, escritor y político palestino

Fuente: https://palestinalibre.org/articulo.php?a=77543

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner