Hoy aniversario: Recordando al gran literato palestino Ghassan Kanafani, a 49 de su brutal asesinato

08 de julio de 2021

Ghassan Kanafani, el más grande de los literatos palestinos, multifacético, fue historiados, pintor, diseñador, escritor y destacado periodista. Solo logró vivir 36 años, a pesar que nunca utilizó armas de fuego en la defensa de su pueblo, su mejor arma, su pluma, fue más eficaz, algo que el fascismo no soporta, ¡simplemente lo mataron!.

A través de la historia los bárbaros salvajes quemaron bibliotecas (Alejandría, Babilonia, Bagdad, Chile, Palestina), Cortaron los dedos de los canta autores (Víctor Jara) y asesinaron a Ghassan Kanafani, pero olvidaron una vez más, que las personas podrán morir pero “la idea” “el pensamiento” “la esperanza” crecen, se fortalecen y se multiplican y son el pan de donde la humanidad y los amantes de la libertad se alimentan.

Ghassan Kanafani uno de los más destacados valores de la literatura palestina contemporánea. Si Mahmud Darwish representa la poesía, Kanafani representa la narrativa, y específicamente la narrativa del exilio.

Kanafani, como la casi totalidad de los escritores palestinos, es un intelectual profundamente comprometido con la causa de su pueblo. Desde los 15 años ha estado involucrado activamente en la Resistencia, afiliándose primero, en 1953, al Movimiento de los Nacionalistas Árabes, y a partir de 1967, al Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP). En 1956 emigró a Kuwait y en 1960 se trasladó a Beirut en donde se destacó como un combativo periodista, llegando a ser redactor jefe del diario “Al-Muharrir” y fundador del semanario “Al-Hadaf”, órgano oficial del  FPLP. El 8 de julio de 1972, a los 36 años de edad, fue asesinado junto a su pequeña sobrina, por los servicios secretos israelíes, ya que, ”su Pluma era más eficaz que las armas”

Aparte de su intensa actividad periodística, Kanafani dejó una considerable obra narrativa (cuentos y novelas) que tienen como tema central el sufrimiento y el exilio del pueblo palestino. Esta obra fue dada a conocer plenamente a lo largo de los años 60 y 70 y constituyen un impresionante testimonio, tanto por su crudo realismo y su justa descripción de situaciones y personajes, como por la indiscutible calidad literaria que ha merecido el reconocimiento de la crítica especializada. A esta dimensión creadora hay que agregar sus ensayos literarios (La literatura de la resistencia en la Palestina ocupada, la Literatura sionista) y sus trabajos sobre la problemática política que revelan a un temperamento preocupado por las definiciones ideológicas y por el destino de su pueblo.

En 1988 la Editorial Arte y Literatura de Cuba, especializada en traducciones de literatura extranjera, publicó una de las obras más importantes de Kanafani, la que probablemente le ha dado más prestigio: Hombre en el sol, aparecida en Beirut (tradicional refugio de la inteligencia palestina) en 1963, con ilustraciones de Muna Al Saudi. Esta noveleta o novela corta trata directamente el problema del exilio, la necesidad imperativa de emigrar que tienen los palestinos pobres, oprimidos y humillados, la historia gira alrededor de tres palestinos pertenecientes a tres generaciones que luchan desesperadamente por llegar a Kuwait, espejismo de la “tierra prometida”, país que supuestamente les ofrecerá bienestar y les hará olvidar sus incontables penas.

A lo largo de una serie de episodios y estampas que definen la estructura de la obra, Kanafani logra poseer la atención del lector introduciéndolo de lleno en la tragedia de un pueblo cuya sobrevivencia constituye un reto para la humanidad entera, sin distingos de partidos, credos o naciones. Siguiendo la trayectoria del camino a Kuwait, Kanafani va delineando cuidadosamente la psicología de sus personajes populares: Abu Kais, el anciano que representa a la generación vencida; Assad y Marwan, representantes de las nuevas generaciones: personajes acosados por la miseria material y social que tienen como recuerdo común la experiencia en los campos de refugio; hombres de la Palestina eterna que huyen de sí mismos, de su sombra, de su pasado, pero que son incapaces todo por su individualismo extremo, de avizorar la alternativa liberadora. La muerte de los tres personajes en un camión cisterna es símbolo de esa impotencia.

Es notoria en la narrativa de Kanafani la presencia de elementos líricos que funcionan en la historia como recursos de intensificación emotiva o dramática/ La misma dispersión de la escritura, estructuración a base de episodios, escenas, instantáneas, recuerdos, propicia un clima eminentemente poético, a la descarnada temática realista y a la inocultable problemática política. “Los ojos se le llenaron de lágrimas. Las sentía brotar, ardientes, como un manantial que desde las entrañas le fluyera hasta anegarle en llanto. Hubiera querido decir algo, pero no podía. Se volvió y salió a la calle. A su alrededor todo flotaba tras un velo de lágrimas contenidas.

Otra vez el presente: el río que fundía con el cielo allá en el horizonte. Fragmento como éste nos da una idea del temperamento estético de Kanafani su capacidad de transmitir en imágenes la realidad.

Sus obras:

A pesar de haber muerto a la edad de 36 años, Kanafani fue un autor prolífico. Escribió cuatro novelas completas (y tres inacabadas), cincuenta y siete relatos breves (recogidos en cuatro recopilaciones) tres obras de teatro completas (y una incompleta) tres ensayos literarios y una multitud de artículos periodísticos. La temática de la obra de Kanafani plantea (e intenta dar respuestas) a cuestiones como la identidad palestina, la patria (y la tierra) perdida, la situación de los refugiados o la toma de conciencia individual y colectiva. Sin embargo, la obra de Kanafani excede los límites de la situación palestina planteando temas universales como la felicidad pasada, el drama de la inmigración o la relación entre tiempo y memoria.

Pero si un tema destaca entre todos los demás, éste es la construcción de la nación Palestina a través de la narración. La obra de Kanafani no sólo es una crónica de su tiempo o una forma de denunciar la situación del pueblo palestino. La obra de Kanafani responde a la necesidad de construir (textualmente) una nación que, hasta el desastre de 1948, no había tenido la necesidad de hacerlo. En su obra, la nación palestina es una narración que se construye mediante diferentes herramientas textuales (la idea nación-narración se define ampliamente en la obra de K. Bhabha Nation and Narration4 ).Kanafani utiliza diferentes recursos estilísticos como el simbolismo, el diálogo interior, el recuerdo o las impresiones sensoriales para, tal y como Yahya Hassan y Noritah Omar sugieren, crear una tierra, una nación y crearse un espacio para él y su gente.

Novelas:

Hombres en el sol. Beirut, 1963.

Lo que nos queda. Beirut, 1966.

Umm sa’d. Beirut, 1969.

Retorno a Haifa. Beirut, 1970.

Novelas en español:

Kanafani, Ghassan.Hombres en el sol; Lo que os queda; Un Saad.Madariaga, M. Rosa de (trad). Ediciones Libertarias-Prodhufi, 1988. 176 p. ISBN: 84-404-2758-1

Kanafani, Ghassan. Un mundo que no es nuestro. Prieto González, María Luisa (trad). Huerga y Fierro Editores, 1995. 224 p. ISBN: 84-88564-66-X

Kanafani, Ghassan. Umm sa’d. Abdallah El-Geadi, Mohamed (trad). Elgeadi Abdallah-Brahim, Mohamed, 1998. 96 p. ISBN: 84-404-2758-1

Obras de teatro:

La puerta. Beirut, 1964.

Un Mundo que no es nuestro. Beirut, 1965.

El sombrero y el profeta. Beirut, 1973. Incompleta

Puente hacia la eternidad. 1978.

Recopilaciones de relatos

Muerte en una cama nº 12. Beirut, 1961.

La tierra de las naranjas tristes. Beirut, 1963

Sobre hombres y rifles. Beirut, 1968.

La camisa robada y otras historias. 1982

Ensayos:

Literatura de Resistencia en Palestina Ocupada  1948-1966.

Sobre la Literatura Sionista. 1967.

Literatura Palestina de Resistencia bajo la ocupación 1948-1968). 1968

Descargar:

 

Descargar archivos editables (Word): 

 

Fuente: Palestinalibre.org 

Israel destruye la casa de un preso dejando a su mujer y a sus tres hijos sin hogar

Foto: las fuerzas israelíes asaltan la casa de dos plantas del prisionero palestino Muntasır Shelbi, de 44 años, donde vivía su familia, en la ciudad de Turmusaya de Ramala, Cisjordania, el 8 de julio de 2021. [Issam Rimawi – Agencia Anadolu]. 

08 de julio de 2021

Las fuerzas de ocupación israelíes han destruido esta mañana la casa del preso palestino Muntaser Shalaby, en el pueblo de Turmus Ayya, al noroeste de Ramala.

Testigos presenciales afirmaron que un gran número de tropas de ocupación israelíes asaltaron la aldea por la noche y que una unidad de ingeniería del ejército israelí colocó explosivos en la casa.

Tras la demolición, decenas de palestinos protestaron contra la presencia y las acciones de las fuerzas de ocupación en el pueblo.

Hace dos semanas, el Tribunal Supremo israelí confirmó la decisión de destruir la casa del preso tras rechazar una petición presentada por su esposa, que vivía en la casa junto con sus tres hijos.

Shalaby fue acusado por Israel de llevar a cabo un tiroteo en Cisjordania ocupada el 2 de mayo, matando e hiriendo a dos israelíes antes de ser detenido.

El detenido, su mujer y sus hijos son ciudadanos estadounidenses. Su esposa ha declarado a AP que vivía en la casa sola con sus hijos mientras su marido vivía en Nuevo México.

HaMoked, un grupo de derechos israelí que la representa, dijo que su marido tenía un historial de enfermedad mental.

Estados Unidos ya ha pedido a Israel que ponga fin a esta medida punitiva, que los grupos de derechos califican de forma de castigo colectivo.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Argentina anuncia sanciones a empresa israelí que explota hidrocarburos en territorios ocupados

08 de julio de 2021

Altos funcionarios de Buenos Aires dijeron que el proceso alcanza a Navitas Petrolum LP con sede en Israel y a otras dos firmas petroleras británicas que operan en aguas de las islas Malvinas. 

El Gobierno de Argentina anunció “el inicio de un proceso de sanción” por la explotación de hidrocarburos en la plataforma continental argentina sin su autorización, en aguas de las islas Malvinas, archipiélago bajo dominación británica y cuya soberanía reclama el país suramericano.

En una rueda de prensa conjunta entre los secretarios de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, y de Energía, Darío Martínez, se indicó que la decisión se tomó porque dos leyes argentinas, la 26.659 y la 26.915, determinan que “nadie puede explotar hidrocarburos en la plataforma continental argentina sin autorización del gobierno”.

El proceso de sanción alcanza a las empresas petroleras “Chrysaor Holdings Limited” y “Harbour Energy PLC.”, con sede en Reino Unido, y “Navitas Petroleum LP”, con sede en Israel, según dijo Filmus.

Según las autoridades argentinas, las compañías se encuentran trabajando en la zona norte de las Islas Malvinas.

Por el dominio de las Malvinas, Argentina y el Reino Unido se enfrentaron en 1982 en una guerra que duró 74 días y en la que murieron 649 argentinos y 272 británicos.

La zona donde estas empresas están operando sin autorización de Argentina es parte de la propuesta del nuevo límite exterior de la plataforma continental argentina que el país hizo a Naciones Unidas y que el organismo aprobó por unanimidad, aunque sobre la parte correspondiente a las Islas Malvinas la ONU aún no se expidió por la controversia de soberanía entre Argentina y el Reino Unido, indicó Filmus.

EMPRESAS

Según dijo Martínez, “las empresas no están habilitadas para operar, ni para hacer sísmica ni para explorar», tampoco “han pedido ningún tipo de autorización” y por eso se inició “este proceso, que tiene que ver con la notificación y luego con las sanciones” que habilita la normativa.

Además, indicó que “dispara” un proceso de evaluación y cuantificación del perjuicio para Argentina.

Filmus agregó que “todas estas empresas fueron anoticiadas de esta situación el año pasado”, ya que la Cancillería “les envió notas de desaliento” y se han realizado entrevistas con algunas de ellas “para notificar que están incurriendo en delito” para la Argentina.

“Han avanzado y por eso nosotros hemos avanzado en las acciones”, indicó.

A su vez, estas tres empresas se suman a ocho compañías que ya fueron sancionadas en el período 2011 a 2015, “algunas con denuncia administrativa, con lo cual no pueden operar en Argentina, y otras con denuncia penal y pedido de embargo”, dijo Filmus.

SANCIONES

Según indicó la directora Nacional de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Sandra Pitta, el proceso consiste en una etapa inicial de notificación.

Luego, explicó que se abren 20 días para que las empresas ejerzan su derecho de defensa, una investigación y, si no existe una acción atendible, se concluye en una inhabilitación de participar en procesos licitatorios para la explotación de hidrocarburos en la plataforma continental y en territorio nacional y se abre un proceso de multas.

Según indicó Filmus, la sanción “tiene que ver con la prohibición de poder trabajar en Argentina por cinco a 20 años” y “cuando se inicien las acciones penales” previstas en la ley 26.915, avanzar para que se hagan los embargos respectivos. EFE

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner