La Coordinadora de DD.HH del fútbol argentino busca donar 100 pelotas a Palestina

06 de julio de 2021

La Coordinadora de Derechos Humanos del fútbol argentino buscará aportes a través de la plataforma «cafecitos virtuales» para comprar 100 pelotas y enviarlas a Palestina.

“Esta hermosa campaña es un gesto de solidaridad muy valioso y significativo. Especialmente porque va dirigido a un sector de la población palestina que ha sufrido mucho en las últimas décadas”, dijo Husni Abdel Wahed, embajador del Estado de Palestina en Argentina y responsables de la Coordinadora de Derechos Humanos del Fútbol Argentino, en comunicación con Las Primeras Noticias.

Wahed explicó que la ocupación israelí privó a los niños palestinos «vivir plenamente sus infancia». En ese sentido, destacó que la campaña entra a los niños y niñas «un momento de felicidad recordarán para siempre». «Argentina siempre estuvo del lado correcto junto a los Pueblos que luchan por la libertad y la Justicia”, agregó el embajador.

El link por el que se puede aportar para la campaña, que también tendrá sorteos con premios para quienes se sumen, es cafecito.app/coordinadoraddhh.

Fuente: https://750.am/2021/07/06/la-coordinadora-de-dd-hh-del-futbol-argentino-busca-donar-100-pelotas-a-palestina/

Leyendas del apartheid

Por Violeta Peirats

Fuente: Virginia Bolten

El próximo 20 de julio se disputará un partido entre las glorias masculinas del FC Barcelona y el Real Madrid CF en Tel Aviv. El juego, que tendrá la presencia de destacadas figuras históricas de ambos equipos, se llevará a cabo en el Bloomfield Stadium, sede de tres equipos israelíes, que tiene una capacidad para 29.400 personas.

De manera casi inmediata, la comunidad internacional ha alzado la voz exigiendo la cancelación de un partido que se disputa, una vez más, dentro de un territorio bajo la autoridad de un Estado genocida que mantiene un régimen de apartheid hace ya 73 años. Esta opresión no escapa al ámbito del fútbol palestino, que sufre constante y cotidianamente los impedimentos y la persecución propias del régimen de ocupación israelí.

La campaña #campeonesnovayan apunta a visibilizar las estrategias a las que acude sistemáticamente el Estado de Israel a la hora de lavarle la cara al régimen de apartheid e intentar blanquear la ocupación militar de Palestina.

A estos objetivos enmarcados en un específico uso político de los espectáculos (que se da en otros tantos eventos como festivales de música, de cine, conciertos, etc.) se le suman otros que comparten las partes invitadas, en este caso importantes intereses económicos.

El partido en cuestión se dará en un contexto de endeudamiento feroz del FC Barcelona. El pasado mayo, tras una delicadísima situación en sus balances, su presidente, Joan Laporta, negoció un crédito por 500 millones de euros con Goldman Sachs. Para junio de 2020, la deuda neta del Barcelona ascendía a 488 millones y el pasivo total se elevaba a 820 millones. Entidades financieras, clubes deportivos, bonistas e incluso su propio plantel, están entre sus principales acreedores.

En la misma línea, el Real Madrid CF viene de concretar en abril de 2019 un préstamo con JP Morgan y Bank of America por 575 millones de euros, a devolver en un plazo de 30 años. Pero en las últimas semanas se ha dado a conocer la intención de su presidente, Florentino Pérez, de solicitar un nuevo préstamo por 150 millones de euros más, para completar las obras del “nuevo” Bernabeu.

El “gran” partido dejará abultados dividendos. Los intereses económicos del empresariado que está detrás de los clubes, de la organización del evento y de los derechos televisivos están a la vista, pero es importante recordar los objetivos que están detrás del fomento de este tipo de espectáculos por parte del Apartheid israelí.

Durante el mes de mayo, el ejército israelí bombardeó ferozmente la Franja de Gaza, provocando un saldo de 232 muertos (65 de ellxs niñxs y 39 mujeres) y 1.900 heridos. Además, más de 90.000 personas se quedaron sin casa por los bombardeos -teniéndose que refugiar en escuelas-, sin contar los daños en infraestructura y servicios.

Al mismo tiempo, en Cisjordania, la represión al pueblo palestino se recrudecía, con miles de detenciones y expulsiones de familias de los barrios de Jerusalén.

A pesar del alto el fuego, al día de hoy, Israel continúa bombardeando la Franja de Gaza, expulsando a las familias de sus casas, demoliendo sus hogares y deteniendo a miles de palestinxs.

Lamentablemente, esto ya no es noticia para los medios hegemónicos, que son parte de la naturalización y normalización del apartheid, pero sí lo es el partido “sensación” de las leyendas de dos de los clubes más importantes del fútbol europeo.

En definitiva, una gran y no casual ocasión para, con pomposidad, organización y mucho dinero, meter los crímenes de lesa humanidad debajo de la alfombra y mostrarse al mundo como la “civilizada democracia de medio oriente”.

Pero como en el caso de Israel siempre las cosas pueden ser peor, a este atroz escenario debemos sumarle otro acontecimiento en la misma línea. Para el 4 de agosto está organizado uno de los partidos amistosos de pretemporada del FC Barcelona, nada más y nada menos que contra el Beitar de Jerusalén (siempre en línea con los negociados económicos, ya que en un principio el partido iba a organizarse con el Villarreal CF). Se espera que el plantel del FC Barcelona llegue un día antes del partido, sea recibido por el presidente y haga un recorrido por los “lugares sagrados” de la ciudad.

Lo importante a destacar es que el Beitar cuenta con seguidores extremadamente xenófobos y violentos, que continuamente difunden mensajes de odio en los estadios y que han boicoteado hasta a su propio club por haber contratado en una oportunidad a jugadores musulmanes (para hacerse una idea de la magnitud del racismo del que estamos hablando les recomendamos ver el documental “Forever Pure”).

También deberíamos agregar que el partido de las leyendas coincidirá con la exposición “Barça, The Exhibition”, que se estrenará a nivel mundial en Tel Aviv en julio y se podrá visitar hasta agosto. Esta muestra ofrece un recorrido por la historia del club blaugrana con experiencias interactivas tales como vivir un día de partido en el Camp Nou gracias a la última tecnología inmersiva.

Todo esto nos habla no solo de una profundización de las relaciones entre el empresariado que está detrás de la gestión del Barcelona e Israel, sino también de los negocios particulares de sus propios jugadores.  El argentino Lionel Messi, por ejemplo, es el embajador de la marca SirinLabs, una compañía israelí de tecnología fundada por Moshe Hogeg quien, a su vez, es el dueño del Beitar.

Messi, además de ser la imagen promocional de Finney (un teléfono inteligente producido por SirinLabs que viene con una billetera para criptomonedas) es, gracias a Hogeg, miembro honorífico del club de fans del Beitar.

Fuente: http://virginiabolten.com.ar/

Nuevo impulso al BDS: el ayuntamiento de Lancaster se desvincula de las empresas israelíes

Foto: cajas de cereales Cinnamon Toast Crunch de la marca General Mills Inc. a la venta en una tienda en White Plains, Nueva York, Estados Unidos, el viernes 19 de marzo de 2021 [Tiffany Hagler-Geard/Bloomberg vía Getty ImageS].

Otra moción de apoyo a la campaña mundial de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel ha sido aprobada por un ayuntamiento del Reino Unido. Los concejales del Ayuntamiento de Lancaster aprobaron a finales del mes pasado una moción para «condenar las infracciones del derecho internacional por parte de Israel y la matanza de civiles palestinos» e instar a la adopción de políticas de desinversión en empresas israelíes activas en asentamientos ilegales.

La aprobación de la moción significará que el consejo escribirá al Fondo de Pensiones del Condado de Lancashire y a la Asociación Local de Pensiones -parte del Plan de Pensiones del Gobierno Local- «instando a que adopten políticas que les obliguen a desprenderse de todas las empresas activas en los asentamientos ilegales israelíes en Palestina y de todas las empresas armamentísticas que suministran armas a Israel».

Según se informa, el consejo del condado tiene actualmente unos 8 millones de libras (11 millones de dólares) invertidos en empresas israelíes vinculadas a asentamientos ilegales de judíos en la Cisjordania ocupada. Se dice que el Fondo de Pensiones del Condado de Lancashire ha realizado inversiones en tres empresas que realizan negocios en asentamientos ilegales israelíes en Palestina. Según una investigación de la Campaña de Solidaridad con Palestina, esas empresas son General Mills, Booking.com y Bank Hapoalim BM.

La concejala O’Dwyer-Henry presentó la moción tras el bombardeo de 11 días de Israel sobre Gaza, que mató a más de 250 palestinos, entre ellos mujeres y niños. «Los abusos de los derechos humanos [de Israel] y las violaciones del derecho internacional son atroces e innegables», dice O’Dwyer-Henry en el Jewish Chronicle mientras se dirige a la reunión del consejo. «Votando a favor de esta moción podemos desempeñar nuestro pequeño papel en un movimiento global de BDS en oposición a la muerte y la destrucción diarias desatadas en Palestina».

O’Dwyer-Henry también mencionó la necesidad de hacer frente a los esfuerzos del gobierno de los Tory del Reino Unido para prohibir que los ayuntamientos boicoteen los productos israelíes. «Votando a favor de esta moción estaremos enviando un mensaje al gobierno, que está planeando introducir nuevas leyes que prohíban a los ayuntamientos ejercer nuestros derechos democráticos para apoyar el BDS», dijo O’Dwyer-Henry.

Un segundo miembro del consejo que apoya la moción habló del «riesgo para la reputación» de invertir en empresas israelíes. «[El fondo tiene] opciones y uno de los propósitos de esto es decir que hay riesgos de reputación si seguimos invirtiendo en empresas que están operando en territorios palestinos ilegalmente ocupados», dijo la concejala de los Verdes Gina Dowding, añadiendo: «La gente… quiere saber que el dinero de sus pensiones no viene de ninguna empresa que esté abusando del sistema internacional y haciendo cosas ilegales».

El Ayuntamiento de Lancaster se convierte en la segunda institución de la autoridad local en menos de un mes que desinvierte de empresas israelíes. En junio, el Fondo de Pensiones de Lothian, en Edimburgo, desafió las presiones para unirse al boicot contra el Banco Hapoalim. El banco israelí es una de las nueve instituciones financieras que figuran en la base de datos de la ONU de empresas que ayudan a desarrollar, ampliar o mantener los asentamientos y sus actividades mediante la concesión de préstamos para viviendas y el desarrollo de negocios en esas zonas.

La moción se produce también tras la publicación de informes históricos que concluyen que Israel es culpable de crímenes contra la humanidad por imponer un régimen de apartheid en Palestina. En abril, Human Rights Watch (HRW) se unió a otros destacados grupos para declarar que el Estado de ocupación estaba cometiendo crímenes de apartheid y persecución. En enero, el grupo israelí de derechos humanos B’Tselem afirmó que Israel «promueve y perpetúa la supremacía judía entre el mar Mediterráneo y el río Jordán». Ambos se hicieron eco de las conclusiones del informe de la ONU de 2017, que concluyó que Israel sí practicaba el apartheid.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

La noche-muerte. Sobre los seres sin rostro que queman Gaza

05 de julio de 2021

Por Mauricio Amar

A la noche: Aunque te creas igualitaria 
–«toda tu eres para todos» –, apta para soñadores o guardianes
de sueños, nuestra luna está rota, nuestra sangre
no tiñe tu camisa, oh noche…

Mahmud Darwish, Estado de sitio.

Pocas cosas nos son tan inquietantes para la experiencia humana como la noche. Su oscuridad recuerda la muerte, el fin y el vacío en el que se monta toda existencia. La noche de cada día es huella de la muerte, tanto como la muerte es lo que buscamos diferir. De ahí la tremenda inquietud. El día acaba convirtiéndose en noche y ese proceso nos invita a revivir rápidamente aquello que creemos haber vivido en las horas pasadas, al ritmo soñoliento de nuestros miembros haciéndose flojos. La noche, además, es la primera puerta que abre el sueño, que se introduce a través de ella, pasando por los cuerpos, creando escenas y mezclas inverosímiles que serán realidades del cuerpo en su estado de entrega. En el sueño nos damos a los otros en confianza. “Descansamos en paz” sin espera del nuevo día. El Hades se nos entrega fugaz y confusamente. El cuerpo nos despierta luego, pero el sueño no existe para ser terminado. Es el mundo abierto de lo improbable que se vuelve incluso lógico. 

En el Islam, la noche tiene una significación especial. El Corán fue revelado al profeta Muhammad en una sola noche, que durante el Ramadán los creyentes conmemoran como Laylatu l-Qadr, la noche del destino. En ella, tal como ocurre en el sueño de todos los días, el tiempo se transforma, repliega valiendo más que mil meses (Corán 97:1-5). En esa noche tan especial, es la vigilia la que reemplaza al sueño. La noche se vive a través del rezo. Para los musulmanes, esta es una noche de paz, hasta la llegada del amanecer. Asimismo, fue en una noche que el profeta realizó su viaje más hermoso. Durante el ’Isrā’, primera etapa de un largo periplo de una sola noche, llegó volando a Jerusalén y oró. Allí en la noche que continuó con el Miʿrāj’, la segunda etapa, mantuvo encuentros con profetas y ángeles. La noche es entrada a lo fantástico, a la muerte que es renacimiento. Es encuentro con el destino y, por tanto, de revelación. Ambas noches coránicas anuncian lo inquietante de la finitud humana, pero lo hacen abriendo en el humano una puerta hacia lo infinito, al cosmos al que pertenece necesaria aunque insondablemente.

El Ramadán concluyó hace pocos días y en un lugar en particular en el mundo, en el que la gran mayoría de la población es musulmana, la muerte llegó de noche en su forma más violenta. La muerte puede llegar efectivamente como fuerza de la noche, rayo terrible que fulmina los cuerpos y los convierte en restos que ya no pueden soñar. Esta muerte entra de noche en la forma de un fantasma, un ser sin rostro, que en nada se parece al Buraq en el que iba sentado Muhammad. La noche-muerte es un ente sin alma, que despide fuego capaz de calcinar edificios. A veces las carnes son directamente destrozadas por este atroz visitante, otras actúa como un derribador de paredes y techos que caen sobre los cuerpos de niñas, niños, hombres, mujeres, viejos, jóvenes. En la noche, y de lo que hablo es de la noche en Gaza, Palestina, no importa que no hayas cumplido el ciclo de la vida, ni olvidarás sacar las cuentas para el día siguiente. La muerte se aparece como un fantasma que extermina todo. 

Los niños palestinos han aprendido esto. Igual que los de Yemen cuyos fantasmas se visten con los ropajes del propio profeta, en Gaza la noche-muerte llega de improviso. Los fantasmas aparecen de manera rápida e implacable. No dan tiempo a nada. Así fue en 2009, en 2014, en 2021. Los muertos por cientos o miles se esconden en los escombros. Deben ser sacados al pasar de los días. En sus ojos no está la paz del destino, sino la herida abierta de un golpe en el cráneo. La marca de una máquina de muerte no tripulada que hoy se llama Israel.

La noche-muerte más que una forma de designar una cosa, es el nombre de una epoché. Este es el mundo de la noche-muerte en que los niños son calcinados y su imagen se multiplica en dispositivos de los que serán borrados a los pocos días por sobrecarga de memoria. Vivimos la noche-muerte en la que gobiernan los militares y los policías. Por eso, en estas noches hay más muertos que sueños. Israel no es, en este sentido, una rareza, sino una imagen del ser sin rostro que azota el mundo. Un drone, que todos sabemos que está sobre nuestras cabezas listo para disparar. Un dispositivo de normalización, por cierto, que no se limita a vigilar Palestina, sino que se muestra como modo del poder en Colombia, Wallmapu, Sahara Occidental, Yemen. La época de la noche-muerte impone modos. Se mata así. Se tortura asá. No necesita credenciales. Dispara a los ojos en Santiago de Chile, revienta los cuerpos con misiles en Gaza. Esos modos en conjunto, en su infinitud de posibilidades de normalización, interrogación y asesinato definen el estado de excepción permanente en el que vivimos. 

Esto significa nada menos que la existencia de una estética de la muerte. A ella ha contribuido, por supuesto, el cine y la caricaturización de los cuerpos posibles de ser eliminados sin culpa. Pero nada ha sido tan efectivo como los videojuegos, que rompiendo la experiencia cinemática del montaje, sitúan al espectador como actor de un mundo que debe aprender a controlar. Allí la vida se implica unidireccionalmente, sin cortes. Nos preparamos para ser los asesinos de seres que no existen. En Gaza, seres que no existen son los que asesinan a los que habitan este mundo. Entre la presencia real y virtual, se traza una zona de indeterminación, en la que los humanos pueden devenir drones u objetivos. Devenir dron es hacerse indistinto de la noche muerte. Es ser parte de ella, intervenirla, al tiempo que someterse a su oscuridad. Vemos como los drones, en tiempo lineal, sin estereoscopía. Ellos nos determinan como presencia ausente del mundo. Y es de esa forma que creemos controlarlo. Siendo nosotros mismos el cuerpo del panoticismo.

Durante la noche de Gaza el misterio ha devenido catástrofe. Es la catástrofe de la civilización, de eso que Benjamin siempre acusó como convivencia del progresismo con el fascismo. Para ver y escuchar la catástrofe, deberíamos desarrollar nuevas membranas sensitivas, que nos permitieran ver y escuchar en la noche del mundo. Tal vez una arquitectura forense nos de algunas pistas de los espacios sobre los que podríamos mirar, los metales que escuchar, los cuerpos abiertos que tocar para volver a sentir el mundo. Para ver, también, si la noche se vuelve otra cosa. Un misterio, un lugar para las luces tenues, como las de las luciérnagas. Espacio y tiempo plegado por el que puede volver a pasar Muhammad sobre Buraq. Tal vez los habitantes de Gaza ya han comenzado este camino. Por eso, quizá, siguen sobreviviendo.

Mauricio Amar es Académico del Centro de Estudios Árabes Eugenio Chahuán de la Universidad de Chile. En 2018 publicó el libro Ética de la imaginación. Averroísmo, uso y orden de las cosas, Editorial Malamadre.
 
Fuente: http://carcaj.cl/la-noche-muerte-sobre-los-seres-sin-rostro-que-queman-gaza/

Manipulación y desinformación, las armas del imperio y el sionismo

Fuentes: Rebelión
 

El Líbano está viviendo un periodo de enormes dificultades. Esto no es ningún secreto y tratar de ocultarlo simplemente no sirve para el camino de la necesaria búsqueda de soluciones a esos problemas, que tienen como objetivo el mejoramiento de las condiciones de vida de su población.

Hablo de una ruta a transitar por los que aman a este país levantino, sean aquellos habitantes capaces de dar la vida por su tierra y tener muy en alto las banderas de la dignidad o aquellos, como el autor de esta crónica, que considera la necesidad del respeto a la integridad territorial de los pueblos y la no intervención en sus asuntos internos, cuando ello no tenga como objetivo paliar las dificultades y empujar el carro del progreso, el desarrollo y la paz. Cualquier otra intervención es simplemente hacerse parte de la labor de agresión y desestabilización que potencias occidentales, aupados por el sionismo y otros agentes locales, tratan de imponer a El Líbano.

Las interpretaciones que vienen, interesadamente, desde Estados Unidos, Francia y el régimen sionista, reflejadas en editoriales de los medios de información de estos regímenes. Artículos, reportajes y elucubraciones varias, nos quieren dar a entender que las dificultades económicas que vive El Líbano ponen en peligro la propia existencia del Movimiento de Resistencia islámica (Hezbolá). Una visión antojadísima y que muestra a las claras, que detrás de la actual situación de crisis e incertidumbre en el país levantino, no sólo está presente la mala política local, la corrupción, el mal manejo administrativo del país, que son responsabilidad de la sociedad libanesa, sus partidos políticos que suelen ser miopes frente al peligro real que hay detrás de las interpretaciones mencionadas.

El mensaje subliminal que la maquinaria mediática imperial (1) entrega es “El Líbano podría salir de sus problemas si abandonan la resistencia, si quitan todo apoyo a quienes defienden la soberanía del país”. Es el llamado a traicionar principios por un plato de lentejas, por un puñado de monedas. Cuando el eje del objetivo de esos medios se centra en Hezbolá se expresa, en toda su magnitud, que el deseo es que El Líbano se hunda, no importando el conjunto de sus 12 millones de habitantes, si con ello se librar (ya lo quisieran) de Hezbolá su positiva influencia en la defensa de El Líbano, en su participación en el frente de la resistencia, que es lo que ha mantenido, a las garras del sionismo, alejado de El Líbano, al menos en forma directa.

El otro mensaje que entrega el sionismo es que El Líbano con un Hezbolá poderoso significa entregarlo al poder de Irán. Es el típico argumento de generar temor, miedo, de satanizar a un país que si algo ha hecho en Asia Occidentales, precisamente, apoyar los esfuerzos de El Líbano, Siria, Irak, Yemen, por defender su soberanía, de apoyarlos política, diplomática y hasta en material de defensa si ello es necesario. Incluso la lejana Venezuela ha sentido y recibido esa solidaridad. El manejo comunicacional del sionismo es la copia fiel del manejo imperial, es la misma matriz y ella tiene como eje central la mentira, la manipulación, la desinformación. El maquillaje de regímenes como el israelí acusado de crímenes de guerra y lesa humanidad, ocupante y colonizador. Realidades que no puede desmentir y que más temprano que tarde lo llevarán a su extinción aunque use y abuse de la Hasbara como estrategia política y comunicacional.

Poner la mira en Hezbolá es generar un clima de antagonismo con un actor decisivo en la vida política de El Líbano. Cuando el sionismo habla de Hezbolá y se lee que es el responsable de la crisis en El Líbano al sostener que “siembra el caos político y exacerba la crisis económica para apoderarse de El Líbano” lo que refleja es precisamente cual es el interés de la triada conformada por el imperialismo, el sionismo y el wahabismo que tejen sus redes de conspiración y donde no ocultan sus ambiciones por el tema de la explotación de los inmensos yacimientos de gas frente a las costas sirias, que ha despertado el apetito insaciables de Washington y su hijo putativo en la región como es Israel. ¿Cuánto de esto explica la política de presión contra El Líbano y contra Siria y seguir ocupando y colonizando palestina? Mucho, bien sabemos el afán hegemónico del imperialismo que usa todas las herramientas a su mano por apoderarse de los recursos de los países y si para ello tiene un portaviones terrestre que se llama Israel, mejor aún. Por eso hay que desprestigiar a Hezbolá, por eso hay que agredir y tratar de fragmentar Siria e Irán, por ello la autodeterminación de Palestina duerme el sueño sin norte de despertar, mientras el sionismo no desaparezca.

Frente a los problemas de combustible que aqueja a la sociedad de El Líbano, impensable en una región rica en este recurso, Hezbolá ha señalado que se puede recibir combustible desde Irán, pero para ello debe existir voluntad del gobierno, tal como se hizo con la asediada Venezuela y ante lo cual Teherán envió cinco supertanqueros con combustible y repuestos para la industria petrolífera venezolana. Desde el gobierno el silencio se ha hecho sentir aunque suene contradictorio. Se puede hacer, pero no es sólo la decisión de Hezbolá, se requiere que todos los actores se suban al barco de buscar soluciones. Si no es así queda en evidencia que no es Hezbolá quien busca el “caos” sino aquellos corruptos, los aliados de los enemigos de El Líbano, los que responden, no a El Líbano, sino que a otros poderes, los que buscan desestabilizar el país y para ellos se valen de acusaciones contra un movimiento, que es pilar fundamental en la defensa del país.

Conocemos el trabajo de desinformación y manipulación que realiza el imperialismo y sus incondicionales, valiéndose para ello de la propiedad mayoritaria, que poseen de agencias de prensa, medios televisivos, radiales, gráficos, de la industria cinematográfica, de la compra de voluntades y conciencias, en procesos que llaman normalización, por ejemplo, que implica tener relaciones con gobiernos y monarquías corruptas del mundo árabe. Sabemos de las presiones y chantajes que Washington realiza contra aquellos que no se suman a sus órdenes, como califican a cualquiera que ose oponerse a su dominio como países, gobiernos, partidos, movimientos y líderes, calificándolos como terroristas.

El Estado libanés no puede seguir bajo las presiones y hegemonías de occidente, expresado en las intervenciones de Estados Unidos y su aliado francés. La voluntad política del gobierno libanés no tiene fuelle, no tiene visos de salirse de esa nefasta influencia, de depender económicamente de los mismos que lo engrillan con sus medidas de presión, sanciones y sabotaje. Y, en esa realidad es sólo Hezbolá quien se muestra como el muro donde se estrellan esos afanes de destruir El Líbano. Sólo Hezbolá muestra la voluntad de resistir y es por ello que la casta política sionista muestra sus dientes y publica sus cascadas de desinformación y manipulación, para desprestigiar a quien se le opone y quien lo ha derrotado dejándolo como lo que es: Una entidad que sólo es capaz de vencer a hombres, mujeres y niños desarmados.

Sostengo, habitualmente (2) que es fundamental dar la lucha contra la injusticia en todos los frentes. El combate contra la triada criminal se da en el campo militar, político, diplomático, económico, ideológico y comunicacional. Combate diversificado que requiere decisión, voluntad, firmeza y pleno convencimiento que nuestros pueblos deben tener como norte el triunfo sobre el imperialismo y sus hijos putativos como son el sionismo y el wahabismo. Ese triángulo abominable ha dado la orden de manipular, de desinformar, ha ordenado a sus diarios, revistas, programas televisivos, radiales. Ha ordenado que sus funcionarios que por cientos de miles generan opinión en las redes sociales, minimicen los ataques contra El Líbano, que lo presenten como acciones necesarias frente a la presencia de Hezbolá o para evitar la influencia de Irán. Acciones criminales que se llevan a cabo y que suelen tener su explicación rebuscada y falsa.

Hay que hacerse cargo de esa manipulación, de la desinformación, quien no se niega a ser utilizado, sabiéndolo, consciente de ello, es aval y cómplice del crimen, del terror. No es necesario que maneje un arma y dispare, es suficiente, que como un borrego sea conducido al matadero sin siquiera rebelarse ante estas conductas criminales. En esta situación que vive El Líbano, la solidaridad, el compromiso con su lucha por defender su soberanía debe ser un imperativo incluso contra sus propios enemigos internos.

Pablo Jofré Leal, Periodista y Analista Internacional

Articulo Cedido por Almayadeen.net

  1. Los efectos de la concentración de los medios en manos de unos pocos grupos, principalmente sionistas en el mundo, genera un discurso hegemónico, avasallador. Una conducta que consiste, básicamente, en el uso que hacen los medios de comunicación hegemónicos de los hechos, acontecimientos o procesos de una forma que sirva a sus intereses políticos, económicos, ideológicos y militares. Una pauta claramente visible en los poderes occidentales y sus aliados, a través del poder monopólico que poseen en materia de medios de información radiales, televisivos, agencias informativas, medios gráficos y aquellos que conforman las empresas que dominan las llamadas redes sociales. Por ejemplo, señala un  estudio de Media Pluralism Monitor, publicado en el diario https://www.publico.es/politica/controla-medios-no-quieren-sepas-hay-formas-rastrearlo.html, dos tercios de los estados europeos tienen el 80% de la propiedad de sus medios concentrada en menos de cuatro grupos. El flujo de información volcado en gran parte de los medios occidentales, repetidos al pie de la letra por sus símiles en las monarquías ribereñas del Golfo Pérsico, Israel e incluso en naciones tan lejanas como las de Latinoamérica minimizan las acciones de desestabilización de El Libano o magnifican las acciones de defensa del frente de la resistencia mostrándolo como acciones reñidas con la ley.
  2. https://radio.uchile.cl/2018/09/26/manipulacion-y-desinformacion-otra-forma-de-terrorismo-contra-iran/

Coca-Cola se enfrenta a una dura reacción por prohibir poner Palestina en sus botellas personalizadas

01 de julio de 2021

El gigante de las bebidas Coca-Cola está siendo criticado por una nueva herramienta que no permite a los clientes personalizar sus propias botellas de coca-cola con «Palestina» y «Black Lives Matter», mientras que permite frases ofensivas como «White pride», «fascism» y «Nazis rule».

Los clientes, preocupados, recurrieron a Twitter para compartir sus conclusiones tras descubrir que las restricciones estaban lejos de ser exhaustivas.

El usuario de Twitter Rami Ismail, desarrollador de videojuegos y fundador de GameDev, señaló que en la tienda estadounidense, la palabra «Palestina» está bloqueada, al igual que el nombre de Muhammad.

Ismail siguió con un tweet adicional: «Ah, y lo siento @osamadorias, no puedo compartir una Coca-Cola contigo. Osama está prohibido. Y Muhammad tampoco puede tomar una Coca-Cola, ya que estamos. Bien hecho, @CocaCola. Acaba de prohibir el nombre más común de la Tierra porque ustedes no consideran que los árabes o los musulmanes existen.»

«¡Ups! Parece que el nombre que has solicitado no es uno aprobado», dice un mensaje en la web. «Los nombres pueden no ser aprobados si son potencialmente ofensivos para otras personas, marcas registradas o nombres de celebridades. Nos hemos esforzado mucho para que esta lista sea correcta, pero a veces nos equivocamos».

La corporación ha lanzado anteriormente varias iniciativas comerciales «Comparte una Coca-Cola» para animar a los clientes a tomar Coca-Cola como su bebida preferida en verano. Este año, ha abierto su herramienta de personalización como parte de una nueva campaña que ha expuesto los ideales sociales de la empresa.

Otra usuaria de Twitter, Laura Kate Dale, señaló que el portal web «bloquea ‘Black Lives Matter’, pero permite ‘blue lives matter’ y ‘Nazis’. Lo he estado probando un poco».

«Seguí durante unos minutos, y hay muchas más ofensivas que se aprobaron sin problemas. Sin embargo, me alegro de que hayan incluido los nombres de Palestina y los nombres musulmanes comunes», escribió un usuario, que publicó capturas de pantalla de frases aprobadas, como «esclavitud».

«Estamos perfeccionando y mejorando continuamente nuestra herramienta de personalización Share A Coke para asegurar que se utiliza sólo para su propósito – para que los fans de Coca-Cola celebren entre sí y hagan conexiones», dijo la compañía en un comunicado a Newsweek.

«Añadimos términos y frases si creemos que son coherentes con esa intención».

Fuente: MEMO

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner