Las cámaras de seguridad muestran los ataques de Israel a las instalaciones sanitarias de Gaza

27 de mayo de 2021

El Ministerio de Sanidad palestino ha hecho públicas las imágenes de seguridad que muestran el momento en que los aviones de guerra israelíes atacan una clínica en Gaza la semana pasada.

El Ministerio de Sanidad palestino hizo públicas ayer unas imágenes de vigilancia que muestran el momento en que los aviones de guerra israelíes atacan una clínica de Gaza la semana pasada.

Las imágenes de circuito cerrado de televisión, fechadas el 17 de mayo, muestran a personas corriendo por los pasillos de la clínica Al-Remal, el principal laboratorio COVID-19 de Gaza, mientras un ataque aéreo israelí alcanza los edificios adyacentes.

La Clínica Al-Remal resultó gravemente dañada después de que los ataques aéreos destruyeran por completo varios edificios que rodeaban el complejo, según declaró entonces a la prensa Yousef Abu Al-Reesh, director general del Ministerio de Sanidad en Gaza.

El médico palestino Majid Salha resultó herido en el ataque y permanece en cuidados intensivos.

Al menos 253 palestinos, entre ellos 69 niños y 39 mujeres, murieron durante los 11 días de bombardeos israelíes sobre el enclave asediado. Otros más de 1.900 resultaron heridos, según el Ministerio de Sanidad palestino.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

El ministro de Relaciones Exteriores insta al CDH a crear una comisión de investigación sobre los crímenes de guerra israelíes

RAMALLAH, jueves 27 de mayo de 2021 (WAFA) – El ministro de Relaciones Exteriores y Expatriados, Riad al-Malki, instó al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a crear una comisión de investigación sobre los crímenes de guerra israelíes contra el pueblo palestino.

Durante la sesión especial del consejo de 47 miembros, al-Malki instó al consejo a establecer una comisión internacional para investigar las violaciones israelíes contra los palestinos, examinar sus causas fundamentales y presentar recomendaciones para poner fin a la impunidad de Israel y garantizar que rinda cuentas.

Hizo hincapié en que no se podía hacer justicia sin reparar a las víctimas palestinas de los crímenes israelíes y sin responsabilizar al criminal de guerra israelí, al tiempo que reiteró que no se podía lograr la paz sin poner fin a la ocupación.

La causa fundamental del sufrimiento, los crímenes y la agresión es el colonialismo de colonos de Israel, afirmó.

Hizo hincapié en confrontar e imponer sanciones económicas y políticas al régimen de colonialismo de Israel, así como boicotear sus productos, prohibir las empresas que operan en asentamientos coloniales, colocar a los colonos en listas de terroristas y desmantelar este régimen, son requisitos previos para poner fin al sufrimiento del pueblo palestino.

Fuente: WAFA

Colonos israelíes se apoderan de un edificio para que sirva como núcleo de un puesto de avanzada colonial cerca de Belén

Foto de la aldea árabe de Ar-Rashayida.

BELÉN, miércoles 26 de mayo de 2021 (WAFA) – Los colonos israelíes tomaron hoy un antiguo edificio para servir como en la aldea árabe de Ar-Rashayida, al este de la ciudad ocupada de Belén en Cisjordania, según un funcionario local.

El alcalde de Arab Ar-Rashayida, Fawz Rashayida, dijo a WAFA que un grupo de colonos se apoderó de un antiguo edificio de 400 metros cuadrados, que antes servía como base para el ejército jordano antes de 1967, limpiándolo, conectándolo a la red eléctrica y al agua, redes de suministro, e instalación de iluminación y camas en el interior.

Señaló que esta zona, que está muy cerca de la aldea, es vital y se considera prohibida para los aldeanos y otros palestinos, ya que las autoridades de ocupación israelíes citan, como pretexto, la designación de la zona como reserva natural. 

Advirtió que la medida de los colonos está destinada a servir como preludio para apoderarse de cientos de donums de tierras palestinas y establecer un nuevo asentamiento colonial.

La aldea ha sido objetivo de los colonos israelíes y las fuerzas de ataques y hostigamientos, incluida la detención de la rehabilitación de la carretera que conduce a ella, la incautación de ganado, tiendas de campaña y vehículos pertenecientes a los aldeanos, así como la imposición de multas como medio para desplazarlos por la fuerza y dar lugar a la expansión de los asentamientos coloniales israelíes cercanos.

La designación de un área como reserva natural puede dar la impresión de que Israel desea protestar a favor del medio ambiente; sin embargo, en la práctica, Israel ha estado utilizando tales designaciones para promover la limpieza étnica de los palestinos.

Fuente: WAFA 

Juez federal de EE.UU. Rechaza la ley anti-BDS de Georgia después de la demanda de un periodista

26 de mayo de 2021

Un juez federal ha rechazado una ley pro-Israel en el estado de Georgia, citando violaciones de la primera enmienda a la constitución de Estados Unidos.

El juez del Tribunal de Distrito Mark Cohen denunció la ley de Georgia, que prohíbe al estado hacer negocios con cualquier persona que promueva el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones.

Los funcionarios de Georgia han intentado desestimar una demanda de Abby Martin, una periodista progresista y realizadora de documentales, que desafía la ley anti-Palestina.

BDS llama a embargar a Israel

El juez, que fue designado para el cargo por el ex presidente Barack Obama, emitió una decisión de 29 páginas, afirmando que la ley «prohíbe la conducta intrínsecamente expresiva protegida por la Primera Enmienda, grava el derecho de Martin a la libertad de expresión y no está estrictamente adaptada» para promover un interés estatal sustancial.

‘La simpatía por Palestina crece en América’

El movimiento BDS fue iniciado en 2005 por más de 170 organizaciones palestinas que impulsaban «varias formas de boicot contra Israel hasta que cumpla con sus obligaciones bajo el derecho internacional».

«Incluso asumiendo que el interés de Georgia en promover los objetivos de política exterior con respecto a las relaciones con Israel es un interés estatal sustancial, los acusados ​​no explican cómo la defensa de Martin de un boicot a Israel tiene alguna relación con la capacidad de Georgia para promover los objetivos de política exterior con Israel», dijo Cohen. 

El BDS antiisraelí dice que el trato israelí a los palestinos equivale al apartheid

Sus comentarios no significan necesariamente que la ley deba ser derogada ya que la demanda aún se encuentra en sus primeras etapas.

Martin acogió con satisfacción la decisión y señaló que la «simpatía» está creciendo en Estados Unidos hacia Palestina bajo la ocupación israelí.

«Mis derechos de la Primera Enmienda fueron restringidos en nombre de un gobierno extranjero, que contraviene los principios de libertad y democracia», dijo.

Martin, periodista independiente, no pudo hablar en la Universidad del Sur de Georgia en 2019 porque se negó a firmar un compromiso contra el movimiento BDS.

“Israel ha presionado a las legislaturas estatales para que promulguen estas leyes sólo porque saben que la simpatía y el apoyo a la población a la que brutalizan, ocupan, limpian étnicamente y someten al apartheid, finalmente está creciendo en la conciencia popular: quieren contener la marea de la justicia al restringir preventivamente el derecho de los ciudadanos estadounidenses a tomar una posición pacífica contra sus crímenes «.

Miles de voluntarios en todo el mundo se han unido al movimiento BDS, que pide a personas y grupos de todo el mundo que corten los lazos económicos, culturales y académicos con Tel Aviv, para ayudar a promover la causa palestina.

Leyes estatales estadounidenses similares a la de Georgia han sido impugnadas en los últimos años con decisiones judiciales favorables en algunos, como Arizona, Kansas y Texas.

La UE frente al ‘apartheid’ en Israel

26 de mayo de 2021

Foto: manifestación en favor de los palestinos, el pasado 15 de mayo en Nantes, Francia.LOIC VENANCE / AFP

Por Ahmad Tibi 

No hay nada en las reivindicaciones de los árabes israelíes que la Unión no pueda apoyar: fin de la ocupación y plena igualdad de derechos sin discriminación por religión. 

La provocación comenzó en Jerusalén, aunque se tratara solo de los síntomas de causas más profundas. Intentos de desalojar por la fuerza a familias de Sheikh Jarrah, ataques contra fieles palestinos en el recinto de la mezquita de Al Aqsa, e incluso contra palestinos cristianos impidiéndoles celebrar la Pascua en el Santo Sepulcro, sumado todo ello a una manifestación cargada de odio, en coordinación con la policía y apoyada por varios políticos israelíes, de centenares de sionistas religiosos cantando “muerte a los árabes”, crearon el contexto del que hoy somos testigos, incluso en lo que concierne a Gaza.


Pero, una vez más, no se equivoquen. No se trata solo de un alto el fuego en Gaza o de impedir el desalojo de familias palestinas. Se trata del pueblo palestino, de todo el pueblo palestino, de que finalmente sea capaz de satisfacer sus inalienables derechos: desde el de acabar con la ocupación que comenzó en 1967 hasta el de la igualdad de derechos para todos los ciudadanos del Estado de Israel, incluidos los ciudadanos palestinos que constituyen en torno al 20% de su población.

Hace unas pocas semanas, Human Rights Watch publicó un importante informe en el que se documentaba cómo Israel está implicado en el crimen contra la humanidad que es el apartheid. Esto había sido previamente denunciado por la organización B’Tselem, líder de Israel en derechos humanos, así como por varias organizaciones palestinas de derechos humanos. Lo más relevante es que se están refiriendo no solo al territorio palestino ocupado sino también al sistema de discriminación institucionalizada impuesta a los ciudadanos palestinos de Israel.

Durante las pasadas semanas los ciudadanos palestinos de Israel han padecido duros ataques de bandas de extrema derecha que, protegidos por la policía israelí, han entrado en barrios palestinos de ciudades como Jaffa, Haifa, Acre y Lydda, provocando y atacando violentamente a palestinos. Fue su respuesta a la hermosa participación de miles de ciudadanos palestinos en pacíficas manifestaciones de apoyo a nuestra gente de Jerusalén. La incitación al odio contra nosotros, tanto desde el Estado como incluso por parte de algunas personalidades mediáticas, ha contribuido a crear una situación en la que han tenido lugar ataques contra ciudadanos palestinos en lugares de trabajo, transportes públicos y universidades.

Mientras que la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, puso de manifiesto una clara postura con respecto a las obligaciones de Israel de tratar como iguales a los ciudadanos palestinos y de proteger a todos los ciudadanos y residentes en Israel con independencia de su origen religioso o nacional, la Unión Europea y sus estados miembros se han mantenido en gran medida silenciosos acerca de esta situación. Parece como si Israel fuera para los europeos un país democrático como los de ellos, cuyo único problema es el de la ocupación colonial de Palestina. Pero es que no se trata solamente de eso. Deberíamos ser tratados como ciudadanos de pleno derecho, en lugar de esta realidad actual en la que Israel es democrática para los judíos y judía para los árabes. Docenas de leyes israelíes solamente discriminan a los ciudadanos árabes, desde el derecho a la nacionalidad hasta la adquisición de propiedades. Cualquier intento por justificar esta realidad de la supremacía judía solo nos habla del profundo racismo que los abogados del Estado de Israel utilizan contra nuestro pueblo.

Hace ya mucho tiempo que Europa tiene que tomarse el asunto de los ciudadanos palestinos de Israel como una prioridad. El 18 de mayo emprendimos una exitosa huelga nacional con el nombre de “la dignidad”, y es eso lo que estamos buscando. La huelga comenzó con un mitin en Jaffa y pronto se extendió por todo el país. Teníamos a una sola nación, desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, reclamando sus derechos.

No hay nada en ello que Europa no pueda apoyar: se trata de poner en marcha los principios básicos de justicia, libertad e igualdad, que se traducen en finalizar la ocupación que comenzó en 1967 y en lograr la plena igualdad de derechos para todos los ciudadanos de Israel con independencia de su religión. Esa es la única base sólida para una paz justa y duradera. Aceptar el trato de Israel a sus ciudadanos palestinos es simplemente la aceptación de la discriminación racial.

Ahmad Tibi es miembro del parlamento israelí (Knesset) por la Lista Conjunta.

Traducción de Juan Ramón Azaola

Fuente: El País 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner