Dos palestinos más muertos en los ataques aéreos israelíes en Gaza, elevando el total a 26

Foto: edificio dañado en el ataque israelí a Gaza.

GAZA, martes 11 de mayo de 2021 (WAFA) – Dos palestinos más murieron esta mañana en los ataques aéreos israelíes en curso en la Franja de Gaza, lo que eleva el total de muertos en dos días de ataques a 26, incluidos nueve niños, y las lesiones de más de 100, incluidos siete críticos.

Fuentes en Gaza dijeron que aviones de combate israelíes atacaron un edificio de apartamentos en el vecindario Rimal de la ciudad de Gaza en el norte de la Franja de Gaza matando a dos hombres jóvenes e hiriendo a otros ocho, la mayoría de ellos niños.

Los ataques aéreos comenzaron ayer con el primer ataque que mató a 20 personas, incluidos nueve niños y una mujer. Durante otras protestas mataron a más personas.

Fuente: WAFA 

Israel y sus colonos ilegales demuestran la realidad y la brutalidad de la ocupación

Foto: las fuerzas israelíes detienen a una mujer palestina durante una manifestación en el barrio de Sheikh Jarrah tras el plan del gobierno israelí de obligar a algunas familias palestinas a abandonar sus hogares en Jerusalén Este el 05 de mayo de 2021 [Mostafa Alkharouf/Anadolu Agency].

Por

11 de mayo de 2021

La violencia se ha convertido en una característica permanente del Ramadán para el pueblo de la Palestina ocupada. El primer día del mes de ayuno de este año comenzó con el ejército israelí rompiendo candados y cortando los cables de los altavoces de la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén para silenciar las llamadas a la oración de la noche. En otra medida provocadora, Israel sólo permitió la entrada de 10.000 palestinos a Jerusalén desde Cisjordania.

El primer viernes del mes, solo 70.000 musulmanes pudieron rezar en la mezquita de Al-Aqsa. No era una cifra usual en comparación con los 200.000 fieles que solían reunirse años anteriores un viernes de ramadán en el Noble Santuario.

Los colonos extremistas israelíes siguen incitando a los palestinos en Jerusalén – Caricatura [Sabaaneh/MonitordeOriente].

Echando más leña al fuego, los soldados israelíes impusieron más restricciones al erigir barreras metálicas para sellar la Puerta de Damasco en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Se trata de una de las principales rutas que atraviesan la ciudad ocupada para llegar al Noble Santuario de Al-Aqsa. Se organizó una protesta pacífica; como era de esperar, el ejército israelí respondió -sin previo aviso, según testigos presenciales- atacando a los palestinos con gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento.

Un anciano discapacitado se encontraba entre los agredidos, y las fuerzas de ocupación detuvieron al menos a tres personas. Un agente de policía fue filmado abofeteando a un palestino en la cara antes de detenerlo.

Durante el Ramadán, la Puerta de Damasco es un lugar popular para que los palestinos se reúnan por la noche después del ayuno. El pretexto de Israel para las barreras es evitar la masificación. Sin embargo, dada su larga experiencia de ocupación, los palestinos comprendieron que las barreras eran otra medida «temporal» que rápidamente se convertiría en permanente, dificultando aún más su acceso a la Ciudad Vieja y a sus lugares sagrados.

Mientras tanto, se intenficaron los ataques nocturnos de cientos de colonos judíos extremistas contra los palestinos. Los colonos marcharon hacia la Ciudad Vieja con la protección de soldados israelíes, coreando «¡Muerte a los árabes!» y atacando a los transeúntes con piedras y gases lacrimógenos. Encabezada por Lehava, un grupo de extrema derecha, la marcha se organizó como un llamamiento para «restaurar la dignidad judía» en Jerusalén. En un vídeo publicado en Twitter, se grabó a jóvenes israelíes lanzando tubos y otros objetos duros contra las casas de los residentes palestinos de la Ciudad Vieja. Más de 100 palestinos resultaron heridos y cincuenta fueron detenidos.

El gobierno israelí y los colonos ilegales que fomenta sólo pueden hacer esto porque saben que la comunidad internacional no les exigirá responsabilidades ni hará nada para proteger a los palestinos. Los políticos occidentales siguen dando rienda suelta a Israel para que haga lo que quiera, mientras que unos medios de comunicación dominantes y complacientes informan de la situación como «enfrentamientos» en un conflicto entre iguales y no como la guerra asimétrica contra civiles desarmados que realmente es.

El detallado informe de Human Right Watch concluye que los Estados occidentales, al hacer la vista gorda ante los prolongados abusos de Israel contra los palestinos y centrarse en cambio en un proceso de paz inexistente, han permitido que «el apartheid haga metástasis y se consolide».

Con el final del Ramadán esta semana, miles de millones de musulmanes de todo el mundo se preparan para celebrar el Eid al Fitr. Mientras tanto, las familias palestinas del barrio de Sheikh Jarrah, en la Jerusalén ocupada, se enfrentan al desalojo forzoso de sus hogares, en los que sus familias han vivido durante generaciones.

El tribunal de distrito israelí de Jerusalén Este aprobó la decisión de desalojar a seis familias palestinas de sus hogares en mayo para permitir el traslado de colonos israelíes. Es un crimen de guerra que un Estado de ocupación traslade a sus ciudadanos a un territorio ocupado por la guerra. Sin embargo, el mismo tribunal dictaminó que otras siete familias de Sheikh Jarrah tienen que abandonar sus hogares antes de agosto. Esta es la continua limpieza étnica a la que se enfrentan los palestinos a diario, y que llevan haciendo desde 1948.

Sheikh Jarrah, una zona residencial a menos de un kilómetro de las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén, ha sido codiciada durante mucho tiempo por los colonos israelíes. Desde que Israel se apoderó de Jerusalén Este en la Guerra de los Seis Días de 1967, las organizaciones de colonos israelíes han reclamado la propiedad de los terrenos de Sheikh Jarrah y han presentado múltiples demandas para desalojar a los palestinos del barrio.

Tras la última orden judicial, los palestinos han protestado para proteger a la población autóctona de Sheikh Jarrah. Entre los detenidos se encuentran Tala Obeid, Omar Al-Khatib y Mahmoud Nabil Al-Kurd, cuyas familias se enfrentan al desplazamiento.

Un adolescente recibió un disparo en la pierna y un hombre resultó herido después de que los colonos lo apuñalaran y le rociaran con gas pimienta cuando regresaba del trabajo. Además, los colonos israelíes agredieron a los palestinos que rompían el ayuno en el barrio en solidaridad con los 40 palestinos, entre ellos diez niños, que se enfrentan a la amenaza inminente de quedarse sin hogar para dejar paso a los colonos ilegales. Los colonos matones lanzaron piedras, botellas de vidrio y otros objetos a los palestinos. Cuando éstos respondieron a la agresión, estalló una pelea entre los dos grupos.

Este tipo de violencia por parte de los colonos y las fuerzas de ocupación israelíes es ya previsible durante el mes de Ramadán. También ocurre en la Franja de Gaza. En 2014, cuando el Ramadán cayó más tarde en el año, Israel lanzó otra ofensiva militar masiva, matando a más de 2.200 palestinos -500 de ellos niños- e hiriendo a decenas de miles más. Los palestinos siguen intentando recuperarse.

La realidad es que Israel sigue tratando el derecho internacional con desprecio, y la comunidad internacional le permite actuar con impunidad. Los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad se cometen ante los medios de comunicación mundiales; no se requiere ninguna «investigación» para determinar quién es el responsable. Estos crímenes incluyen impedir a los palestinos el acceso a los lugares sagrados durante el Ramadán y durante todo el año. Esta es la realidad del apartheid israelí y su brutal ocupación militar.

Fuente: Monitor Medio Oriente 

Autoridad Palestina: Israel está presionando para que haya un conflicto religioso en Jerusalén

Foto: se ve a las fuerzas de seguridad israelíes entrando en la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén, deteniendo a los fieles musulmanes con granadas aturdidoras durante la oración el 7 de mayo de 2021 [Mostafa Alkharouf/Anadolu Agency].

11 de mayo de 2021

La Autoridad Palestina (AP) ha advertido que Israel está impulsando una guerra religiosa en la región con sus ataques al barrio de Sheikh Jarrah en Jerusalén y a la mezquita de Al-Aqsa.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Expatriación dijo que las actividades de la organización israelí Ateret Cohanim, conocida por sus actividades de asentamiento que tienen como objetivo despojar a los palestinos de sus propiedades, está llamando a asaltos masivos a la mezquita de Al-Aqsa hoy.

El gobierno de ocupación israelí, añadió el ministerio, está ofreciendo protección a los miembros de la organización de colonos y a sus actividades contra los palestinos, y como resultado, está impulsando una guerra religiosa abierta en la región.

Para concluir la declaración, la AP dijo que el gobierno de ocupación israelí es plenamente responsable de las consecuencias de la creciente agresión y violencia en Jerusalén.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

ONU: Israel no puede imponer sus propias leyes para desalojar a los palestinos

Foto: las fuerzas israelíes allanan la casa de una familia palestina llevándose a 2 palestinos bajo custodia mientras los palestinos se reúnen para organizar una manifestación en el barrio de Sheikh Jarrah tras el plan del gobierno israelí de obligar a algunas familias palestinas a abandonar sus hogares en Jerusalén Este el 06 de mayo de 2021 [Mostafa Alkharouf/Anadolu Agency].

11 de mayo de 2021

El portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, declaró el viernes que los desalojos de Sheikh Jarrah, si se ordenan y ejecutan, violarían las obligaciones de Israel en virtud del derecho internacional.

En un comunicado de prensa publicado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Colville subrayó que Jerusalén Este sigue formando parte del territorio palestino ocupado, en el que se aplica el Derecho Internacional Humanitario, ante las «inquietantes» escenas de Sheikh Jarrah.

Según un estudio realizado por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) en 2020, al menos 218 hogares palestinos de la Jerusalén Oriental ocupada, incluidas las familias de Silwan y Sheikh Jarrah, tienen causas de desalojo abiertas, la mayoría iniciadas por organizaciones de colonos, lo que pone a 970 personas, entre ellas 424 niños, en riesgo de desplazamiento.

La potencia ocupante debe respetar y no puede confiscar la propiedad privada en el territorio ocupado, y debe respetar, a menos que lo impida absolutamente, las leyes vigentes en el país. Esto significa que Israel no puede imponer su propio conjunto de leyes en el territorio ocupado, incluido Jerusalén Oriental, para desalojar a los palestinos de sus hogares

dijo Colville.

Colville subrayó que el traslado de parte de la población civil de una potencia ocupante al territorio que ocupa está prohibido por el derecho internacional humanitario y puede constituir un crimen de guerra.

El portavoz del Alto Comisionado pidió a Israel que detenga inmediatamente todos los desalojos forzosos, incluidos los de Sheikh Jarrah, y que respete la libertad de expresión y de reunión, incluso de quienes protestan contra los desalojos.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

20 palestinos, entre ellos 9 niños, han muerto en Gaza

Foto: un hombre palestino lleva a una niña herida en un hospital del norte de la Franja de Gaza en medio de un recrudecimiento de la violencia entre israelíes y palestinos, el 10 de mayo de 2021. – Nueve personas murieron en medio de los ataques aéreos en la Franja de Gaza [MOHAMMED ABED/AFP via Getty Images].

11 de mayo de 2021

Veinte palestinos, entre ellos nueve niños, murieron el lunes en la Franja de Gaza, según el Ministerio de Sanidad palestino, informa la Agencia Anadolu.

«Los cuerpos de veinte mártires, entre ellos nueve niños, y varias otras personas heridas han sido llevados al hospital de Beit Hanoun, en el norte de la Franja de Gaza», dijo Ashraf al-Qudra, portavoz del ministerio, en un comunicado.

Aunque el funcionario no dio detalles sobre la forma en que murieron o resultaron heridas las personas, circularon informes sobre ataques israelíes contra palestinos en la Franja de Gaza.

A primera hora del día, grupos palestinos dispararon cohetes contra localidades israelíes en respuesta a las continuas agresiones israelíes en la mezquita de Al-Aqsa y al desalojo de familias palestinas del barrio de Sheikh Jarrah, en la Jerusalén Oriental ocupada.

Según la Media Luna Roja Palestina, al menos 305 personas resultaron heridas el lunes cuando las fuerzas israelíes dispararon balas recubiertas de goma, gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento contra los palestinos que estaban de guardia para evitar posibles incursiones de judíos extremistas.

El ejército israelí informó de que se habían disparado siete cohetes desde Gaza hacia Jerusalén.

Las tensiones se han disparado en la zona de Sheikh Jarrah desde la semana pasada, cuando los colonos israelíes entraron en tropel después de que un tribunal israelí ordenara el desalojo de familias palestinas.

Los palestinos que protestan en solidaridad con los residentes de Sheikh Jarrah han sido blanco de las fuerzas israelíes. Cientos de manifestantes han resultado heridos en el proceso.

Israel ocupó Jerusalén Este durante la guerra árabe-israelí de 1967 y se anexionó toda la ciudad en 1980, una medida que nunca ha sido reconocida por la comunidad internacional.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

El Comité de Derechos de los Palestinos de la ONU, alarmado por el deterioro de la situación en los territorios ocupados

NUEVA YORK, martes 11 de mayo de 2021 (WAFA) – La Mesa, en nombre del Comité de las Naciones Unidas para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino, expresó ayer su profunda alarma por el dramático deterioro de la situación en los Territorios Ocupados palestinos, que incluye la escalada de violencia y actos de provocación e incitación, particularmente por parte de extremistas israelíes en la Jerusalén Oriental ocupada.

El Comité dijo en un comunicado que está muy preocupado por la violencia de ayer en el complejo de la mezquita de Al-Aqsa, donde más de 200 fieles palestinos resultaron heridos por las fuerzas israelíes, que dispararon balas recubiertas de goma, granadas paralizantes y gases lacrimógenos contra civiles desarmados. Condenó esos actos contra los fieles y todos los actos de provocación, incitación y retórica incendiaria.

El Comité dijo que estaba muy alarmado por la escalada de Israel en la Franja de Gaza, donde los ataques con misiles hasta ahora han matado al menos a 27 palestinos, entre ellos nueve niños. «No hay justificación para la muerte de inocentes. Todos los ataques indiscriminados contra civiles deben cesar», dijo el Comité, y agregó que está profundamente preocupado por las perspectivas de una mayor desestabilización y pidió esfuerzos inmediatos para reducir esta peligrosa situación con el objetivo de poner fin a la violencia, proteger las vidas de civiles inocentes y restablecer la calma.

Video: docenas de palestinos heridos cuando las fuerzas de ocupación israelíes asaltaron el complejo de la mezquita de Al Aqsa

«El Consejo de Seguridad (de las Naciones Unidas) tiene responsabilidades particulares a este respecto. El Consejo debe actuar de inmediato para hacer cumplir sus resoluciones sobre la cuestión de Palestina y cumplir con sus deberes en la Carta. No puede permanecer paralizado en esta situación, que constituye una amenaza para la paz internacional y seguridad «, afirmó.

El Comité también expresó su profunda preocupación por los inminentes desalojos de familias palestinas de sus hogares en los barrios Sheikh Jarrah y Silwan de la Jerusalén oriental ocupada. En Sheikh Jarrah, 169 personas, incluidos 46 niños, se enfrentan a la amenaza inmediata de desalojo de las casas en las que han vivido durante generaciones y se quedan sin hogar. Estas acciones, que constituyen violaciones flagrantes de las obligaciones de Israel como Potencia ocupante en virtud del derecho internacional y podrían dar lugar a un riesgo de traslado forzoso, ha advertido el Alto Comisionado para los Derechos Humanos y deben cesar.

Video del bombardeo israelí en la Franja de Gaza (10 de mayo de 2021)

Es urgente una acción colectiva responsable para reducir la escalada y garantizar la rendición de cuentas necesaria por las violaciones del derecho internacional, incluidas las normas humanitarias y de derechos humanos, perpetradas por Israel durante demasiado tiempo en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental. A este respecto, el Comité reitera sus llamamientos para que se detengan todas las políticas y prácticas israelíes ilegales, incluidas todas las actividades de asentamiento, demoliciones de viviendas, desalojos y todos los demás actos de castigo colectivo contra la población civil palestina «.

El Comité se hizo eco del claro llamamiento del Secretario General de la ONU para que «Israel cese las demoliciones y los desalojos de conformidad con sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos», así como su llamamiento al statu quo en los lugares sagrados de Jerusalén, para ser mantenido y respetado. «Esto debe incluir el respeto por el status quo histórico y legal en el complejo de la Mezquita Al-Aqsa y el respeto por la santidad de este lugar sagrado y por el derecho de los musulmanes a orar pacíficamente allí sin amenazas, intimidación y violencia», dijo.

El Comité exhortó al Secretario General a que continúe utilizando sus buenos oficios y capacidades de mediación, así como a todas las partes con influencia, para actuar con urgencia para aliviar esta inestable situación.

Además, instó al Consejo de Seguridad y al Cuarteto del Oriente Medio a revitalizar el proceso de paz estancado con miras a reanudar negociaciones significativas hacia el logro de una paz justa. «La comunidad internacional tiene una responsabilidad permanente con respecto a la cuestión de Palestina hasta que se resuelva en todos los aspectos, de acuerdo con el derecho internacional y las resoluciones pertinentes de la ONU, y debe actuar sin demora para salvar las perspectivas de una solución justa para el conflicto israelí-palestino, y paz y seguridad duraderas «.

Fuente: WAFA 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner